Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 11

Capítulo 3: El Rey Demonio Y La Héroe Cumplen La Última Promesa

Parte 1

 

 

Hataraku Maou-Sama Volumen 11 Capítulo 3 Parte 1 Novela Ligera

 

Mañana podrían llover lanzas.

Al ver la apariencia de Maou, Ashiya pensaba eso en su interior.

Aunque era la hora en la que Maou llegaría tarde si no se iba ahora, él seguía inmóvil en el porche.

— Maō-sama, si no se va pronto al trabajo, llegará bastante tarde.

—……

Aunque Ashiya dijo eso, Maou seguía sin moverse.

— Incluso si actúa así, la realidad no va a cambiar para nada, creo que solo puede rendirse.

—……




— ¡Por favor, Maō-sama, haga un esfuerzo! Si se comporta así en el primer dia, lo que venga después será muy serio.

—….Ashiya.

— Si, ¿Qué sucede?

Maou, de espaldas a Ashiya, dijo con voz temblorosa.

— Esta es la primera vez que me siento así.

— Si.

Luego se volvió con el rostro pálido.

— ¡No quiero ir a trabajar~!

Hataraku Maou-Sama Volumen 11 Capítulo 3 Parte 1 Novela Ligera

 

A continuación, sin decir una palabra, Ashiya pateó a Maou fuera de la habitación.

— ¡Por favor, no deambule por el camino, vaya directo al trabajo!

Desde la cima de las escaleras compartidas, Ashiya le gritó eso a Maou, quien montaba torpemente a Dullahan II, este último levantó la mano indolentemente.




Maou, quien normalmente hasta soñaba con el trabajo, desde ayer, como si fuese sido infectado por Urushihara, murmuró que no quería ir a trabajar, ¿qué hay de tomar un permiso y cosas similares?
Si fuese el Ashiya de siempre, él estaría extremadamente preocupado por el gran cambio de su maestro, pero considerando las razones en esta oportunidad, él era incapaz de condolerse de Maou, y solo podía fortalecer su corazón y enviar a su maestro al exterior.

— ¿Ya el Rey Demonio se fue?

— Si.

Ashiya, quien observaba a Maou irse hasta no poder ver más la bicicleta, le respondió cansadamente a Suzuno, quien inició una conversación con él, desde atrás.

— Aunque escuché la mayoría de esto, ¿el Rey Demonio no tiene muchas ganas de ir a trabajar?

— Realmente no quiero ver a ese tipo de Maō-sama…

— Es cierto. No creo que nadie en este mundo quiera ver a un Rey Demonio que agarre una rabieta y no quiera ir a trabajar. No es como si él fuese Lucifer.

Aunque ese no era el origen del problema, Suzuno pareció compadecerse un poco de Ashiya.

— Hoy es el primer día de trabajo de Emilia, ¿no?

— Si.

Ashiya suspiró profundamente.

— Quizá como el pago por hora es más bajo que el de su antiguo trabajo, Emilia tenga organizado muchos turnos desde el comienzo, parece que no hay ningún día donde ella no se cruce con el Rey Demonio.

Por lo que al final…

— ¿El Rey Demonio estará a cargo de los entrenamientos de ingreso de Emilia?




— Escuché que existe un 50-50 de probabilidades. Ya que Maō-sama es la única persona, además de la gerente Kisaki, que puede manejar por si solo el café en el segundo piso, es posible que un empleado a cargo del mostrador normal se responsabilice del entrenamiento.

Aunque Maou había dicho eso la noche anterior, todo ello era simplemente su propia deducción optimista.

— Entonces, ¿Qué hay de Chiho-dono? Ella parece haber acumulado una cantidad de experiencia significante en la tienda, ¿no?

— Aunque Sasaki-san es capaz, ella solo es una estudiante de secundaria, y en realidad, solamente tiene medio año de experiencia. Ella será incapaz de estar a cargo de los entrenamientos de novatos sin importar qué. Además de ello, la decisión recae enteramente en las manos de la gerente Kisaki.

Ya han transcurrido tres días desde que, inesperadamente, Emi aceptara la entrevista de trabajo en el MgRonald en frente de la estación Hatagaya.

Oficialmente, Emi comenzaría su labor esta tarde.

Esos tres días, Maou estuvo pensado si había un método para evadir el trabajo del día presente, pero todos sus intentos fallaron debido a la interferencia de Ashiya.

Desde el punto de vista de Ashiya, él realmente no quería ver a Maou evadir a Emi, y en realidad no había necesidad de hacer tal cosa, él siguió persuadiendo a Maou diciéndole que era una buena oportunidad para poder darle órdenes a Emi como su kouhai o subordinada en el lugar de trabajo, pero Maou, sin saber a lo que le temía, no escuchó a Ashiya, en lo absoluto.

Lo desafortunado era que Maou ya le había entregado su celular a Ashiya, todo por seguridad.

Al final, la preocupación de que Urushihara, cuyo paradero era desconocido, hiciera mal uso de la tarjeta de crédito de Maou, infundado. Pero como Ashiya determinó el no permitirle a Maou hacer la lamentable acción de llamar a la tienda para cambiar sus turnos, él no le devolvió el celular a su maestro.

Al final, arrimado en una esquina, Maou también sugirió usar el suministro de magia demoniaca para cambiar el tablón de turnos o enfermarse, haciendo que Ashiya llegara a sus límites por primera vez en años, y reprendiera fuertemente a Maou.

Como el Rey Demonio, en realidad querer usar magia demoniaca para tan lamentable acción, era algo realmente intolerable, y la causa de todo, fue en los pocos minutos que Ashiya y el resto no vieron nada.

Como Maou fue tras Emi, quien dejó la Fortaleza Demoniaca tras agradecer, hasta que él cayese de las escaleras, lo que había sucedido en esos minutos, fue lo que hizo que Maou terminara así.

Maou tomó la determinación de no hablar de ello, e incluso si él se lo pedía a Chiho o Suzuno, ambas tampoco tenían mucho conocimiento.

No, para ser más precisos, Suzuno parecía sentir vagamente la razón detrás de ello, pero era incapaz de dar una conclusión.

— Espero que no cometa errores en el trabajo.

— Sobre eso, podemos esperar el apoyo de Chiho-dono… es verdad… hoy es el primer día de trabajo de Emilia.

Una vez que Ashiya se preocupó por el trabajo de su maestro, él se tornó extremadamente negativo, Suzuno le habló como si estuviese consolándolo.

— Ashiya, ¿tienes tiempo hoy? Tengo algo que discutir contigo y con Nord-dono más tarde.

— ¿Por qué de forma repentina?

Era raro que Suzuno buscara activamente a Ashiya para discutir sobre cosas, y ella incluso dijo de una forma bastante alegre:

— No es nada grave. Ya que es la extraña ocasión del primer día de trabajo de Emilia, siento que es una buena oportunidad para cumplir ese plan que he estado posponiendo por un largo tiempo.

— ¿Ese plan?

Ashiya no entendía, Suzuno sacó su teléfono y comenzó a hacer una llamada.

— Por favor, espera un momento. Quiero comunicarme también con Rika-dono, y Emeralda-dono debería estar aquí. En cuanto a Chiho-dono, sería mejor comunicarle luego que termine sus clases.

Ashiya no entendía lo que Suzuno estaba diciendo, y solo pudo mirarla, confundido.

Para Maou, de una forma distinta, el MgRonald en frente de la estación Hatagaya era un lugar que lo hacía sentirse tan seguro como en la habitación 201 del Villa Rosa Sasazuka.

Un ambiente que lo hacía mantenerse alerta y trabajar, le recordaba el pasado donde corrió en los campos de batalla con el fin de conquistar el mundo, solo por trabajar, él era capaz de ganar la valentía de volver a sus bases.

Sin embargo, solo con un humano más, sucedían cambios.

Se sentía que estaba constantemente vigilado, y que no podía calmarse en lo absoluto.

Mientras le hablaran, sentiría como temblores.

Debido a ella, no solo su compañero Kawada, con quien era cercano, incluso otros empleados masculinos lo miraban penetrantemente, haciéndolo miserable.

— Maou-san, ¿esta es la forma de cambiar el sirope de jugo de naranja?

— S-sí…

— Maou-san, las bolsas de papel para llevar parecen haberse agotado, ¿puedo reponerlas?

— S-sí…

— Maou-san, dos trozos de paño se han usado para limpiar las mesas y las sillas están desgastadas, ¿puedo descartarlas y sacar unas nuevas?

—………………………………………………………………SIIIII.

De pie junto a Maou, con su cabello atado en forma de coleta alta, al igual que Kisaki, y trabajando eficientemente con un aura como un trabajador de temporada en su primer día, estaba Emi.

Como Kisaki descubrió que ambos ya se conocían el uno al otro, Maou fue incapaz de escapar del destino de estar a cargo del entrenamiento de novato de Emi.

Además de Kisaki, habían otros empleados que también tenían una impresión de Emi, y añadido el hecho de que Emi era considerada una dama muy bonita en apariencia, los empleados masculinos, con Kawada a la cabeza, naturalmente protestaron fuertemente en contra de que Maou estuviera a cargo de ello, e incluso seriamente se reunieron para darle problemas.

Kawada, quien honestamente le había dicho a Maou que estaba buscando una esposa…

— Es mejor que vivas muy bien, y te mueras.

Despiadadamente le dijo eso a Maou cuando estaban en la habitación de empleados. Para el Rey del Mundo Demoniaco, eso era realmente lamentable.

Aunque otra damita además de Emi había sido contratada, y Kawada estaba a cargo de guiarla, debería decirse que era algo normal, pues esa damita estaba casada.

Aunque Maou no deseó guiar a Emi, él tuvo que admitir era una novata extremadamente destacada.

Después de todo, una vez que se le enseñaba algo, era definitivo que no lo olvidaría.

Olvidándose de la técnica básica de dialogo, incluso los implementos de negocio, tales como papel de bandeja, servilletas, o salsa de tomate, mostaza, sirope, leche y otros ingredientes acompañantes, sus nombres, ubicación y hora para reponerlos, fuero aprendidos a la perfección.

Quizá porque ella tenía experiencia en el manejo de clientes mediante línea telefónica, donde el rostro de la otra parte no podía ser visto, Emi estaba más vivida y alegre saludando a los clientes cuando estaban frente a frente, haciendo que Kisaki inmediatamente le hiciera cumplidos por su entonación.

De hacía poco, ella solo le preguntaba a Maou algunas cosas sobre los hábitos y estándares dentro dela tienda, y una vez que estaba clara en todo ello, Emi era capaz de completar esos procesos independientemente.

El desarrollo del trabajo de Emi y su memoria era bastante extraordinaria.

— Maa-kun.

—…sí.

Viendo a Emi, Kisaki le habló a Maou al oído.

— Pídele a Yusa-san que coma todos los productos en el menú tan pronto como sea posible.

Parecía que Emi aún no estaba en el punto donde Kisaki le diera un seudónimo en su primer día, pero incluso así, Maou sabía muy bien que Kisaki quería que Emi experimentara todos esos productos dentro de la tienda porque Kisaki reconocía su habilidad.

— Me pregunto si su entrenamiento será capaz de terminarse pronto… huh.

Maou miró a Emi sacar dos trozos nuevos de paños del almacén, de forma deprimida.

— ¿Qué sucede? ¿Pasa algo extraño, Maou-san?

— ¿Eh? Ah, no, no es nada.

— ¿Ah, sí?

Emi de repente se volvió y miró a Maou.

Ella probablemente descubrió que Maou estaba mirándola desde atrás.

Maou no hizo nada sospechoso, por lo que incluso si era descubierto, no había nada que lo hiciera ponerse frenético, pero, Emi apenas llevaba unas horas de haber comenzado a trabajar, y el espíritu de Maou y había alcanzado su límite.

Después de todo, esa boca que lo había insultado como un «demonio sediento de sangre más inferior que un goblin», en realidad, actualmente se dirigía a él como «Maou-san».

Parecía demasiado frívolo si él se mantenía diciéndole que lo llamara por su nombre, y por razones desconocidas como ser incapaz de establecer un ejemplo a los clientes o empleados, Maou finalmente fue capaz de aceptar el destino de ser tratado como «Sadao-senpai».

Sin embargo, como una kouhai en términos de posición, Emi no podía llamarlo «Maou» directamente delante de los demás empleados, por lo que decidió tratarlo como «Maou-san» tal como lo había hecho hace un rato.

Aunque Maou no sentía nada cuando era tratado así por Chiho y los demás, sin razón alguna, su cabello se erizaba solamente cuando escuchaba ese trato de parte de Emi.

Luego de usar los paños para limpiar la colección de bandejas, Emi intencionalmente caminó hacia Maou cuando devolvió las bandejas a su sitio, y le dijo suavemente.

— Oye, Rey Demonio.




— ¿Q-qué sucede…?

— Sé que no quieres trabajar junto a mí, pero la sensación que le das a la gente actualmente es bastante mala, ¿podría eso causar problemas a la tienda?

— ¡…………..!

Emi dijo eso tan suavemente, Maou abrió sus ojos de par en par, sorprendido, y luego…

— U, ughhh…

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios