Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 11

Capítulo 2: El Rey Demonio Y La Héroe Se Apegan Fuertemente A Sus Puntos De Vista

Parte 4

 

 

Poco después de reunirse con Emi, el periodo de tiempo cuando Chiho aun no conocía las verdaderas identidades de Maou y compañía, Emi, quien cayó de las escaleras del Villa Rosa Sasazuka, con sollozos le anunció a Maou lo siguiente:

— ¡Tu robaste por completo toda mi pacifica vida, definitivamente eso no te lo perdonaré!




Para Maou, quien comenzaba a entender a la humanidad, ese era el hecho que debería aceptar, y una condenación que estaba dispuesto a cargar.

Después de eso, aunque siempre estaba al tanto de todo ello, al mismo tiempo, tuvo pensamientos arrogantes de que esa decisión e invadir Ente Isla no fue algo erróneo.

Tal como Maou se lo había dicho antes a Suzuno, si él colocaba tanto su tragedia como la de la otra persona en una balanza y las comparaba, él se colocaría primero.

Por eso, como existía tal verdad tan cruel…

— ¿…que tiene esto que ver con lo sucedido antes?




Emi era la Héroe Emilia Justina, una enemiga de los demonios sin importar a donde fuera.

Maou era el Rey Demonio Satán, un enemigo de Emi y la gente de Ente Isla, no importa a donde fuese.

En la actualidad, la vida en Japón no era solo una lucha fuera del campo donde se encontraba el sitio de competencias. Lo que se suponía ser una lucha fuera del campo, después que un poco de cosas estuviesen involucradas, se había convertido en una relación amistosa fuera de ese campo.

Aunque admitir esto provocaba sensaciones extrañas de incomodidad, todos ya estaban mentalmente preparados. Esta era una situación frágil que se podía romper mientras existiese un punto giro enorme.

Incluso si el incidente esta vez se podría convertir en ese punto de giro, no había nada extraño en ello.

— Esta también es una solicitud presentada por mí como un General del «Nuevo Ejército Demoniaco».

— ¿No la nombraste tú mismo, Maou-san?

— ¡Ahhh, suficiente!

— Te mostraré un mundo nuevo.

— ¿Qué quiero hacer, y que debería hacer?

— Maou-san, ¿por qué haces tanto ruido?

— ¡Uwah!

Maou, quien se sentía confundido debido a las voces pasadas que circulaban por su mente, luego de escuchar la voz sin alegría de Chiho desde un lado, no pudo evitar saltar.

— ¿Chi…Chi-chan? ¿Q-q-qué pasa?

— No, yo soy la que quiere saber qué sucede contigo, Maou-san. Parecías estar murmurando algo, ¿no?

— Uh, bueno…

¿Podría haber estado diciendo sus pensamientos en voz alta?

Maou, que de repente se puso alerta, estudió los alrededores, desde cómo los clientes del café no prestaban especial atención hasta donde se encontraba él, su voz no debería haber sido tan alta.

— N-nada. Entonces, ¿sucede algo?

— Eh… solo vine para darte un mensaje. Un cliente llegó preguntando por ti.

Aunque Chiho parecía no haber creído la respuesta de Maou, ella dejó el asunto a un lado y apuntó en dirección a las escaleras.

— Cliente…

Maou siguió la mirada de Chiho y observó, luego notó a una persona inesperada.

— Lamento molestarlo mientras se encuentra trabajando, Maō-sama.

Aunque afuera estaba bastante frio, sosteniendo un sobre color marrón, Ashiya aún estaba empapado en sudor y estaba allí de pie, sin aliento.

— Quedé en shock, casi pensaba que venias por una entrevista. Maou dijo mientras buscaba sus cosas en la habitación de empleados.

— Lo siento muchísimo, pero era una emergencia y no se podía permitir un retraso. Me disculparé más tarde con la gerente Kisaki…

— Ah, no te preocupes por eso, eso déjamelo a mí. Oh, lo encontré. Aquí está. Maou sacó un nuevo celular de su bolso y se lo entregó a Ashiya.

Como el viejo teléfono Thu-ka de Maou fue completamente dañado durante el viaje a Ente Isla, este celular con un diseño plateado moderno fue comprado por Maou con el dinero de Emi junto con un cambio de plan, un nuevo celular que usara servicios y sistemas modernos.

Pensado en lo que sucedió en ese tiempo y haciendo conexión con Emi y lo que Chiho acababa de decir, la expresión de Maou comenzó a oscurecerse lentamente.

Aunque no sabía cómo Ashiya podría interpretar esa expresión, al final, él aceptó el celular con una inclinación de su cabeza y una expresión de culpa.

En esa carpeta marro que Ashiya llevaba, estaba el contrato de la tarjeta de crédito que fue abierto bajo el nombre de Maou.

La razón por la que él había ido allí, era para explicar que Urushihara, aislado en un lugar desconocido, actualmente estaba en una situación peligrosa donde tenía la laptop e internet, y le pidió a Maou que iniciara los procedimientos para cancelar la tarjeta.

— Si pierdo tiempo llamando a la compañía de la tarjeta de crédito para llevar a cabo los procedimientos, me regañaran. Toma el teléfono y usa el internet para confirmar el uso, y si es realmente malo, entonces lleva a cabo los procedimientos. Aunque no es realmente bueno hacer eso, recuerdo que el internet del móvil puede ser usado para detener temporalmente la tarjeta, si sientes que hay peligro alguno, te doy el permiso de hacerlo.

— Muchas gracias. Usaré su celular con cuidado.

— Sabes cómo usarlo, ¿no?

Ashiya normalmente no tenía muchas oportunidades para entrar en contacto con los electrodomésticos actuales, por eso, Maou estaba un poco preocupado de si el realmente sería capaz de completar los procesos de la tarjeta de crédito por internet.

— Leeré las instrucciones y haré un esfuerzo. Si realmente sucede algo, le pediré a Bell o a Suzuki-san un poco de ayuda.

— Suzuno debería ser incapaz de ayudar. En cuanto a Suzuki Rika… como mi teléfono no es Docodemo sino AE, no estoy seguro si afectará en algo. Y pienso que ella debería estar trabajando ahora.

— Básicamente haré un esfuerzo por mi cuenta, pero este mundo aún sigue siendo mejor que yo, no soy bueno con los electrodomésticos, solo los uso aleatoriamente.

— Huh, solo podemos esperar que Urushihara no sea tan idiota.

— Con respecto a eso, soy incapaz de confiar plenamente en él.

Ashiya honestamente habló de su confianza hacia Urushihara, y Maou no pudo evitar reír.




— Huh, aun así, no podemos usar frenéticamente la magia demoniaca por cosas tan pequeñas como esta.

— Tiene razón. Como hemos restaurado nuestra magia demoniaca, somos capaces de comprender esto, vivir en este tipo de país, aunque tengamos magia demoniaca, es inútil usarla.

Maou estuvo completamente de acuerdo con las palabras de Ashiya.

Cuando llegaron por primera vez a Japón, cuando iniciaron su actual vida sin siquiera un centavo, Maou y Ashiya habían suspirado incontables veces, si ellos pudiesen usar la magia demoniaca para encender la estufa, no necesitaría pagar los impuestos de gas, si tuviesen agua, no necesitarían pagarla, si pudiesen hacer que los electrodomésticos se moviesen, no necesitarían pagar el servicio eléctrico.

Sin embargo, tal como están las cosas ahora, incluso si ellos llevaron la magia demoniaca de vuelta a Japón, no podían usarla en nada.

Mientras giraran el grifo, tendrían agua, mientras usaran sus dedos para hacer ajustes, podrían crear fuego justo para cocinar, o controlar libremente la temperatura. Los electrodomésticos de telecomunicación convenientes y domésticos serían capaces de funcionar apropiadamente mientras estuviesen conectados.

En la situación actual donde estaban satisfechos con comida, ropa, hogar y transporte, no había nada que pudiese hacerlos querer utilizar especialmente la magia demoniaca, la energía vital importante.
Una vez que regresaron de Ente Isla, Maou inmediatamente fue a trabajar felizmente, y Ashiya lo veía irse, tal como antes.

Viendo como Maou actuaba mientras estaba en el trabajo, Suzuno había dicho con una sonrisa torcida.

— Pensé que sería algo así.

Ya fuese Suzuno, Chiho o Emi, todos los que conocían la verdadera identidad de Maou no pensaron que él o Ashiya usaran su magia demoniaca para poner en peligro la seguridad de Japón o la tierra.

Por supuesto, ninguno planeaba hacer eso.

No era porque estuviesen asustado por Shiba o Amane, sino porque no solo en Maou, incluso dentro del corazón de Ashiya, sus visiones de «conquistar el mundo» habían cambiado grandemente.

Como resultado, aunque ellos finalmente fueron capaces de obtener la cantidad de magia demoniaca que tenían cuando eran muy poderosos, Maou y Ashiya solo condensaron dicha magia en una forma sólida y luego de cubrirla en film plástico y periódico, ellos la colocaron en un sitio cool dentro de la Fortaleza Demoniaca, también conocida como el armario, para almacenarla.

Ellos originalmente consideraron usar el método en el que ellos tuvieron la magia demoniaca de Farfarello, colocándola en el refrigerador, pero la cantidad demoniaca esta vez era mucho mayor, y Chiho y Alas=Ramus probablemente se la comerían si la veían dentro, por lo que esta propuesta fue rechazada.

Como la magia demoniaca de Maou y Ashiya se había vuelto enorme tras solidificarse, el segundo nivel del armario estaba completamente ocupado, y solo por ese resultado, el espacio privado de Urushihara había desaparecido sin que la persona en cuestión lo supiese, pero eso era un asunto para otro día.

Ashiya colocó el celular dentro del bolsillo de su pantalón, se enderezó e hizo una reverencia.

— Entonces, me iré. Por favor, haga su mayor esfuerzo aquí en el trabajo.

— Oh.

Justo cuando Ashiya estaba por salir de la habitación de empleados, él se volvió como si de repente pensara en algo y dijo:

— Ah, por cierto, Maō-sama.

— ¿Hm?

Ashiya, como siempre, le dijo a Maou, quien estaba volviéndose mientras guardaba su bolso en el casillero.

— Aunque no se lo que sucede, por favor solucione las cosas con Sasaki-san lo más pronto posible.

— ¿Eh?

Maou inconscientemente soltó su bolso en el casillero.

— ¿C-como te ent…?

— Es demasiado obvio. Sasaki-san puede decirse que es la línea vital de nuestra vida en Japón, y su estado emocional en grandemente tomado de las acciones de usted, Maō-sama. Ya es tiempo de estar consciente de ello. Ahora sí, me voy.

—…….

Maou ni siquiera tuvo tiempo de responder antes que Ashiya le dirigiera una mirada y se fuera.

— Ah… lo siento… durante un rato…

Al otro lado de la puerta, la intermitente voz de Ashiya fue escuchada disculpándose con Kisaki u otra persona.

Hasta que la voz desapareció, Maou finalmente tomó nuevamente su bolso.

— Huh~~~

Maou agarró su cabeza, frustrado, y se agachó en el sitio.

— Huh… inútil. Realmente soy un inútil. Mantente unido.

Maou golpeó su cabeza con su puño, y ajustó su respiración irregular.

— ¿Qué rayos estoy haciendo?

— ¿Qué estás haciendo?

— ¿Eh?

Justo cuando Maou reflexionaba en la porción que no sabía si era inmadura, ingenua o arrogante debido a lo que su mano derecha había dicho, Kisaki, quien caminó hacia la habitación de empleados, lo miró sospechosamente.

— ¿Es serio el problema en casa?

— Ah, no, no es eso…

En cierto sentido, era algo muy serio.

— Bueno, es hora de que regreses al trabajo. Los clientes en el segundo piso están comenzando a incrementar. Dejé a Chi-chan allí, y a partir de ahora, se encargaran ambos. ¿Comprendido?

— ¿Eh?

Luego que Kisaki dijera eso, ella cerró la puerta sin esperar que Maou respondiera.

Poco después que Maou estuviese un momento conmocionado…

— ¡….hmph!

Él inmediatamente usó sus palmas para golpease ambas mejillas, y se motivó una vez más.

— ¡Primero, debo encargarme del trabajo que tengo al frente!

Luego que Maou se dirigiera al segundo piso, descubrió que un número de personas ya estaban en fila frente al mostrador.

— Lamento mucho dejarte esperando mucho tiempo.

— ¡Si!

Aunque Chiho apenas era capaz de completar las órdenes, ella no podía encargarse de todo el trabajo a tiempo, y hasta que Maou se uniera, la multitud en la fila comenzaba a moverse lentamente.

— Sasaki-san, el sirope de avellanas se ha agotado. ¿te molestaría aprovechar la oportunidad de traer uno?

— Comprendido.

Luego de completar la última orden de ese grupo de clientes, Maou le dio a Chiho unas instrucciones, y entregó tres órdenes al mismo tiempo.

Chiho aprovechó la oportunidad para ir al almacén en el primer piso, y regresó con el repuesto de sirope de café.

Al acercarse el mediodía, la multitud comenzó a inundar completamente la tienda, Maou y Chiho demostraron una actitud como si no hubiesen discutido cuando acababan de llegar al trabajo, y atendieron perfectamente a los clientes del MdCafé.




Aunque la gente creía con frecuencia que las horas ajetreadas del MdCafé eran el almuerzo y la hora del té por la tarde, los clientes que querían evitar la multitud del mostrador normal del primer piso, o los clientes, que en su mayoría eran femeninos y planeaban depender de comida ligera para el almuerzo, sus números eran grandes, por lo que las tortas, bollos y otros postres sencillos naturalmente quedaban agotados, incluso los perros calientes y emparedados eran productos muy populares.

Desde antes, no solo en los días de trabajo, sino que también en los fines de semana como hoy, y las fiestas nacionales, la tienda frente a la estación Hatagaya estaría llena de clase obrera que trabajaba durante las festividades, y clientes con su familia.

Luego que el MdCafé iniciara su operatividad, había más clientes los fines de semana, la multitud del día de hoy solo comenzó a disiparse justo a las 3pm, la hora del té.




Maou y Chiho, quienes finalmente pudieron respirar, inconscientemente se miraron entre si detrás del mostrador.

— Hay muchísima gente.

— Si. Pero la semana pasada, cuando no estuviste cerca, hubo casi la misma cantidad de gente. Yo estuve ocupada con Kisaki-san durante el periodo de almuerzo esa semana, fue muy difícil.

— Fue difícil con Kisaki-san cerca, ¿eh?, parece que fue realmente malo.

Ante los ojos de Maou, Kisaki durante la hora pico era como la descendiente del Ashura de seis brazos y tres cabezas, no solo podía encargarse de varias tareas a la vez, ella incluso monitoreaba la situación de toda la tienda con más precisión que las cámaras de vigilancia.

— Si comenzamos los servicios a domicilio en esta situación, esto sería realmente miserable.

— Si… Maou-san.

Como si intentara escapar de la mirada de Chiho mientras ella miraba en su dirección, Maou desvió la vista, ajustando intencionalmente el ángulo del borde de su gorra.

— Por eso… uh, bueno, ¿cómo debería decirlo? Aunque podría ya ser demasiado tarde… cuando nos encontremos la próxima vez, hablaré con Emi de forma apropiada.

— ¡!

— Pero, no esperes mucho. Básicamente su pago por hora la última vez fue de 1.700 yenes, o ella ya habrá encontrado un trabajo con mejores beneficios, y con lo que dije antes, ella podría correrme directamente…




— ¡Si!

La expresión cansada de Chiho de haber pasado a través de la hora pico, cambió instantáneamente a una expresión enérgica.

— Bueno, honestamente, tampoco ser como cambiará, a futuro, la relación entre Emi y nosotros.

— ¡Si!

— Justo ahora, solo puedo concentrarme en llevar a cabo las cosas frente a mí. Recientemente, se siente como si mi habilidad para pensar en el futuro se ha debilitado un poco.

— Es porque muchas cosas han pasado.

— Si… por eso, huh, ya que nada se puede concluir por pensar en cosas que sucederán en un futuro, también podríamos pensar en cómo superar las dificultades el día de mañana.

— ¡……!

Chiho pareció recordar algo debido a la frase de Maou, enarcó sus cejas y abrió completamente los ojos.

— ¿Q-qué sucede?

— Ah, no, nada… jejeje.

— P-pero déjame decirte eso, realmente no esperes mucho, ¿bien? ¡Después de todo, no creo que Emi vaya a aceptar mi invitación!

— Sobre eso, podría se así como dices. Sin embargo…

Chiho mostró una sonrisa alegre, y dijo con una voz suave y natural.

— El futuro está formado por el hoy y el mañana.

— ¿Hm?

— No, nada.

Si ella continuaba, podría hacer que Maou pensara en cosas innecesarias, y dependiendo de la situación, podría incluso entristecerlo.

Por esa razón, Chiho no pensó continuar con el tema. Incluso así, Chiho aun suspiró. Siempre y cuando Maou y Emi continuaran acercándose cada día, un mundo donde el Rey Demonio y la Héroe no se asesinarán entre sí, llegaría.

— Pero, espero realmente que Yusa-san venga a la tienda. Se siente que sería algo bastante alegre.

— No… huh, probablemente sea muy ruidoso.

Maou era incapaz de destruir los pensamientos inocentes de Chiho, y solo respondió vagamente.

— Ah, pero si termina de esa forma, el entrenamiento del nuevo personal seria realizado por ti, ¿no?

Esa pregunta hizo que Maou quedara sorprendido.

— ¿Eh? ¿Por qué? Además de mí, hay mucha gente que puede hacerlo, ¿no?

Una vez que el entrenamiento del nuevo personal fuese aceptado, esa persona tendría que quedarse cerca del empleado nuevo.

Incluyendo a Chiho, Maou ya había instruido a muchos recién llegados, pero una vez que pensaba en tener que enseñarle todo a Emi, se sentía como si tuviese que cargar un enorme estrés a futuro.

— Maou-san, no deberías ser capaz de escapar, ¿cierto? Eres el gerente de turno, y tienes el número de cambios más amplio, además, Kisaki-san sabe que ambos se conocen. Yusa-san ha venido un par de veces como cliente, creo que aún hay algunos que la recuerdan, ¿no? Sin importar como lo pienses, tu serás al que señalen como responsable de ello.

El análisis certero y calmado de Chiho, hizo que Maou comenzara a sudar y sacudir su cabeza.

— No, no, no, olvídalo. Olvidé considerar el entrenamiento. El solo llevar a cabo un entrenamiento de nuevo ingreso con ella se tragará todo mi espíritu. En fin, olvida todo eso. Está bien si ella no viene. Ella encaja mejor en otros trabajos, si.

— ¡Shhh! ¡Maou-san!

— Oye, hablando de SI, ¿bien? Si Emi realmente a nuestra tienda, por favor, Chi- chan, toma mi lugar y ayúdame a guiarle en su entrenamiento. Comparado a ser enseñada por mí, el tenerte enseñándola será menos estresante y más eficiente.

— ¿Cómo podría ser capaz de tomar la tarea de enseñar a los nuevos ingresos?

Calma. Si algo sucede, evitaré apropiadamente cualquier discusión.

— ¡Ya estas convencida que discutiremos!

— En fin, Maou-san, ¡es una promesa! Dejando de lado que Yusa-san acepte o no, tienes que explicarle la razón apropiadamente y presentarle el trabajo.

— ¡Ah~~ no debí haber sido generoso sin haberlo pensado! Quizá sería mejor pedírselo a Suzuno o Nord.

— ¡En serio!

Incluso si los demonios terminan teniendo este tipo de corazón, si ellos fuesen pensado en ser amables y benevolentes, ellos podrían airarse. Justo cuando ambos estaban hablando de esas cosas, Kisaki de repente subió las escaleras.

— Maa-kun, ¿tienes un momento?

— Ah, sí.

Maou asintió y salió de detrás del mostrador.

— Parece que el humor de Chiho ha mejorado. ¿Hm?

— P-por favor deje de mencionar eso.

Viendo a Chiho cambiar a una expresión completamente alegre, Kisaki intencionalmente le mostró a Maou una sonrisa traviesa.




— Olvídalo. En la mañana, mencioné que hay una entrevista en la tarde, una de ellas ya ha llegado, por lo que no puedo estar a cargo a partir de ahora. Pídele a Chiho que baje las escaleras a ayudar. También, habrá pocos empleados durante el periodo de cena, por lo que al final de las entrevistas, vendré acá arriba. Espero que puedas tomar tu descanso antes. Por la noche no habrá ningún momento de descanso.

— Entiendo. ¡Sasaki-san, Kisaki-san te pide que regreses abajo!

— ¡Ah, bien! ¡Entendido!

Una vez que Chiho fue llamada, ella respondió, enérgicamente.

— Bien, Maou-san, ya casi es tu hora de descanso, ¿no?

— ¿Eh? Si.

— Ya he colocado en la habitación de empleados, los apuntes que he tomado durante el entrenamiento de entregas en el que participé antes, si no te importa, revísalos luego.

— ¿Eh? ¡¿Puedo?!

La mirada de Maou se llenó de motivación debido a la sugerencia de Chiho.

— Si, esos fueron apuntes que hice originalmente para que leyeras.

Durante la semana que Maou, Suzuno y Acies estuvieron en su viaje a Ente Isla, Chiho formó parte de dos sesiones de entrenamientos de entregas de MgRonald.

Claro, aunque parte de ello era por su propio bien laboral, la razón principal detrás de ello era para ayudar a Maou, quien quería participar en esos entrenamientos, por lo que para Maou, esta era una sugerencia muy atractiva.

— ¡Gracias! ¡Lo leeré mientras me siento agradecido!

— Si, bueno, me iré.

Chiho bajó las escaleras con satisfacción, Maou también regresó al mostrador del café con mucho espíritu.

— Su relación aun es difícil de entender…

Viendo las espaldas de esos dos, Kisaki, por su cuenta, frunció el ceño y se cruzó de brazos, confundida.

Aunque era una hora extraña de las 4pm, luego que Maou comiese lo que se suponía que fuese su cena, comenzó a leer las notas de Chiho, las cuales había escrito con caligrafía ordenada.

— ¡Gracias!

Aunque la persona en sí no estaba cerca, Maou juntó sus palmas y oró a la libreta, y luego de confinar que sus manos no estaban sucias, comenzó a pasar las páginas.

Desde la primera página, Maou estaba impresionado por las paginas ordenadas escritas por Chiho con colores distintos y apropiados.

Al leer esas palabras que mostraban signos de la personalidad seria de Chiho, se podía ver que esas notas, donde los puntos importantes estaban remarcados con resaltadores, y bolígrafos rojo y verde, eran muy fáciles de leer.

Las ilustraciones que se podían ver a través de las notas, como si tomaran referencia de la apariencia de Chiho, ella usó la cabeza de una jovencita con dos coletas y burbujas de diálogos para anotar sus propios pensamientos.

Chiho, quien no posea una licencia de motocicleta y era incapaz de aplicar el subsidio de la licencia de conducir, aunque ella tomó parte en el entrenamiento, en relación al contenido principal, más que hablar sobre las entregas, todo se relacionaba a la operatividad dentro de la tienda.

Las bases de atender las llamadas telefónicas, el empaque especial para las entregas, las formas de usar y manejar el pago de tarjetas de crédito, así como también el tiempo necesario para preparar frescamente esos productos de entregas, todo eso fue grabado con detalle en la libreta.

Sobre todo la parte de atender las llamadas telefónicas, eso tomaba una cantidad de espacio considerable.

Además de haber escuchado cuidadosamente el apellido, dirección, número de teléfono y otra información básica del cliente, incluso la posesión de un cupón de promoción, la explicación de los diferentes horarios de entrega debió a la variación de los niveles de trabajo de las tiendas, las técnicas de explicación del negocio para productos de eventos también fueron enseñadas a detalle.

En la ubicación de entrenamientos, los ejercicios orales fueron conducidos basándose en esa explicación.

— Sin embargo, se siente como si no pudiésemos simplemente memorizar ese contenido.

La versión chibi de Chiho describía sus propios pensamientos.

— Como no podemos ver el rostro del cliente, si usamos accidentalmente un tono de voz fuerte mientras hablamos, eso realmente dará una mala impresión al cliente.

— Eso tiene sentido.




Como si estuviese hablando con Chiho, quien no estaba presentes, Maou asintió.

Atender un cliente mediante llamada telefónica y ante el mostrador, poseía una diferencia enorme, la cual definitivamente seria la incapacidad de ver el rostro del cliente.

En otras palabras, el cliente también sería incapaz de ver el rostro de este lado.

Así, si la respuesta era hecha leyendo un escrito, esta podría dar una impresión fría, como si se estuviesen llevando a cabo asuntos civiles.

— A la redacción se le debe prestar más atención de lo normal. Además, el que responda las llamadas debe ser alguien diferente del personal de entregas.

Incluso si la persona respondiendo las llamadas tenía una actitud amistosa, si el personal de entrega tenía una voz y una expresión seria al llegar a la casa del cliente, eso disminuiría más la impresión de la tienda y sus productos, y viceversa.

Todos los empleados tendrían que estar más pendientes que antes, además que esta operación de entregas podría resultar una trampa inesperada.

Para Maou y Chiho, esto se hacía sin decirlo y sin ningún recordatorio especial, los antiguos empleados cultivados por Kisaki eran talentosos y capaces de pensar en colocar todo en práctica, pero enfrentarse a esta situación donde personal nuevo era contratado a una tasa nunca antes vista, no dejaba saber cómo los nuevos ingresos pudiesen entender esto.

— Ah, Maa-kun.

— Oh, Kawa-cchi.

En ese momento, un compañero de Maou entró en la habitación de personal. Esa persona sostenía una bolsa de papel de la librería en la calle contraria.

— ¿Tiempo de descanso?

— Si, Salí a comprar libros.

El hombre que fue tratado como «Kawa-cchi», su verdadero nombre era Kawada Takefumi.

Él era una persona de gran contextura, sisero y honesto, pero que hablaba poco. Aunque su forma de hablar era un poco peculiar, era un empleado equilibrado como Maou, quien podía encargarse de trabajos en la cocina y en el mostrador, era muy hábil en la preparación de hamburguesas, y sin importar cuan ajetreada sea la hora pico de los periodos de almuerzo y cena, «las hamburguesas hechas por Kawa-cchi eran tan hermosas como si acabasen de salir de un comercial», era ampliamente alagado por Maou y los demás.

Quizá la persona en sí tenía sus propias visones de estética, sin considerar si eso fuese algo bueno o malo, incluso durante las hora pico, el ritmo de su preparación de hamburguesas no cambiaría, por lo que la gente en ocasiones pensaría que él hace las cosas un poco lento, pero incluso después, solo limitándose a ser comparado con Maou y Kisaki, esta última tenía una gran admiración por el alto nivel de precisión y perfección del trabajo de Kawada.

Aunque aún era un estudiante universitario, sin saber si era porque siempre mantenía excelentes resultados, no solo sus cambios afectaban sus cronogramas de exámenes, también tenía una licencia normal de motocicletas, y era visto como una de las fuerzas principales de las operaciones de entrega.

— ¿Qué estas leyendo?

— Hm, eso debería considerarse uno de los puntos principales del entrenamiento de entregas… o algo así.

Aunque Kawada estaba confundido por la respuesta con rodeos de Maou, tras ver las palabras en la portada de la libreta, él frunció profundamente el ceño.

— Hmmm… ya veo. No me sorprende porque Chi-chan parecía especialmente atenta mientras participaba en los entrenamientos anteriores.

— ¿Q-qué? Ah, por otro lado, tu normalmente conduces una motocicleta, por lo que participaste en el entrenamiento donde se usaron motocicletas, ¿no? ¿Puedes decirme lo que hicieron?

—…..

Kawada torció sus labios y consideró silenciosamente la solicitud de Maou.

— Me siento un poco irritado, por lo que no te lo diré.

— ¿Eh?

— Seria mejor si explotaras unas dos o tres veces.

— ¿C-como que explote?

Aunque Maou, como Rey Demonio, había aguantado los insultos de muchos humanos con Emi al frente sin preocuparse, él nunca había escuchado que sus compañeros le dijesen que explotara.

Maou no podía entender la frase de Kawada, y le preguntó mientras se inclinaba hacia adelante.

— Está bien, ¿Maa-kun, has escuchado acerca de Kota? Kawada cambió el tema con una expresión seria.

— ¿Eh? Bueno, nunca he escuchado de ello. ¿Qué sucede con Kota?

Kota se refería a un estudiante universitario que se unió mucho después de Maou y Kawada, Nakayama Kotaro.

Aunque es un novato en términos de entendimiento, él tenía la misma edad de Kawada. Kota era un joven con un cuerpo delgado y una situación laboral normal. Básicamente tenían una personalidad audaz y sincera, y su apariencia era lo suficiente apuesta como para parecerse una celebridad, y mientras estuviese cerca, la atmosfera en la tienda se tornaba alegre, y recibía buenos comentarios entre los clientes de género femenino.

— Parece que dejará de trabajar hasta diciembre.

— ¿Eh? ¿En serio? ¿Por qué?

La noticia que Kawada dijo, hizo que Maou se inclinara hacia adelante…

— Este año entra al tercer año de la universidad.

Pero inmediatamente se echó hacia atrás debido a la sorpresa de la frase.

— Ugh… buscar un trabajo, ¿eh?

Maou presionó su mano contra su frente y graznó, luego se tornó pálido porque descubrió algo.

— ¿Hm? ¿Eh? ¿Entonces qué hay de ti? ¿No estás en el mismo año que Kota? No solo era Kota, si Kawa-cchi se iba, los turnos se desbaratarían grandemente.

Para el actual Maou, «la búsqueda de trabajo» lo hacía temer más que la Héroe Emilia, y era un enemigo que no se podía evadir.

— Oh, no necesito buscar empleo.

— ¿Ah, sí?

— Si, después de graduarme de la universidad, voy a regresar a mi pueblo natal para encargarme del negocio de mi familia. Aunque se trata de mi hogar natal, también se encuentra en Kanto.

— ¿Negocio familia? ¿Tu familia maneja un negocio?

— Así es. Es un restaurante pequeño. Probablemente me apunte para ser el chef principal.

— ¿Eh? ¿Entonces estas estudiando algo relacionado a eso en la universidad?¿Hm? Pero cocinar se aprende en escuelas vocacionales, ¿no?

La situación familiar inesperada de su compañero sorprendió a Maou, tanto que ubicó esta situación familiar de lado y comenzó a mostrar interés.

— Huh, aunque tendré la licencia de chef tarde o temprano, en la universidad estoy estudiando gestión de negocios. Aunque no es una universidad sorprendente, su especialidad recae en negocios regionales. Espero poder ser capaz de simular el desarrollo de la economía local usando el poder de mi propia tienda en un futuro. Aunque mi hogar queda en Kanto, se encuentra algo alejado del centro de la ciudad, y el número de jóvenes también disminuye lentamente.

— Oh… asombroso.

Aunque Maou era incapaz de establecer una conexión entre «negocio regional» y «chef principal», Kawada no era el tipo de persona que hablara descuidadamente o de forma exagerada, en su corazón, esos dos conceptos deberían tener una conexión clara.

— Kota originalmente estaba envidioso de que yo fuese capaz de decidir mi camino a futuro sin hacer especialmente nada. Pero encargarse del negocio familiar requiere mucha determinación, y considerar las futuras adversidades, como un todo, esto debería ser lo mismo que buscar trabajo. Luego que dije esto, él lo aceptó.

— Ya veo. Así, Kota solo sería capaz de quedarse por un año más como mucho.

— Debería ser así. Esto me preocupa mucho.

— ¿Hm? ¿Preocupa sobre qué?

En esa conversación, no debería haber nada que preocupara a Kawada, pero una vez que Maou preguntó eso, Kawada de repente frunció el ceño, y miró la libreta en la mano de Maou.

— Eso.

— ¿Hm? ¿Esto? ¿Qué sucede con esta libreta?

— ¡No eso! ¡Estoy hablando de una novia!

— ¿Novia…..huh?

Maou miró la portada de la libreta, pensó un poco en el significado de las palabras de Kawada, y le dijo a este con una expresión seria en su rostro.

— ¿Haaah? ¡E-espera, Kawa-cchi! ¿No estas malinterpretando algo? La relación entre Chi-chan y yo no es de ese tipo…

— Lo sé. ¡Pero, siento rabia de algunas cosas tras saber sobre ello!

— ¿Huh?

Con una ligera mirada de ira, Kawada observó a Maou, quien de repente gritó.

— La mayoría de la gente no cree que tú y Chi-chan no estén saliendo. Porque, ¿Chi-chan en ocasiones no cuida de una niña que está familiarizada contigo? Si no estuviesen saliendo, eso no debería ser algo posible de hacer.

— Oh…

Kawada debió estar refiriéndose a cargar a Alas=Ramus, quien apenas acababa de llegar a Japón, en la tienda.

Además de eso, los empleados de MgRonald no deberían haber visto alguna escena de Maou, Chiho y Alas=Ramus apareciendo juntos, pero ese incidente habría dejado un gran impacto en los empleados de la tienda frente a la estación Hatagaya.

E-es-espera un momento, Kawa-cchi. Dejando esto de lado, deberíamos estar discutiendo la razón por la que sientes ansiedad, ¿no?

— Maa-kun, ya que vives demasiado despreocupado, probablemente no lo puedas entender.

— Por favor, no lo digas de una forma que en lugar de contener palabras, tiene son espinas, ¡si, parece que en vez de palabras solo hay espinas!

— Pero para mi, este es un problema importante en la vida. Hasta ahora, no he tenido una novia.

— ¿E-eso provocará algo…?

— Maa-kun, ¿tu crees que trabajar en un restaurante donde los empleados son tus familiares, abrirá alguna oportunidad de conocer chicas? ¡Si no encuentro una novia durante mi época de estudiante, es probable que nunca me pueda casar!

Kawada golpeó la mesa usando el libro que compró, el cual no había sido desenvuelto.

— S-sí, tiene sentido. P-pero, ¿justo ahora no existen actividades interactivas?

—…Maa-kun, deberías entender cuán difícil es manejar una tienda, ¿no?

— S-sí.

Maou creía que podría saber cuán difícil es manejar una empresa más que nadie.

Después de todo, él es un rey que estableció una nación multi-clanes.

— Aunque es un poco extraño para mí, quien anunció que quería encontrar una esposa, decir esto, pero creo que el matrimonio, más que ser un punto de cierre, es un punto de apertura, ¿no?

— Ah, sí tiene sentido. Después de todo, ambos a partir de ahora tendrán una vida que vivir, juntos.

— Correcto. Pero una vez que participe en ese tipo de actividad, se siente como que no tendré ninguna libertad para explorar si la otra persona es capaz de ir a través del futuro junto a ti. No creo que pueda ser capaz de dirigir una empresa junto a alguien que investiga las cualidades e informaciones de los demás.

El análisis de Kawada, el cual podría ser descrito como frio y detallado, hizo que Maou suspirara y dijera.

— A-así que este problema es tan denso que tienes que pensar demasiado. Aunque solo te conozco por cómo eres aquí en la tienda, deberías tener otras amigas, ¿no? La relación entre tú y las demás empleadas es tan buena, ¿no?

— Lo encuentro extraño también.

Kawada mostró una sonrisa bastante masoquista.

— Parezco ser bastante popular con las chicas que tienen novios.

— Ohh…

Maou no sabía que seguir diciendo.




— Ya sea que esté en las lecciones, clubes o aquí, hay unas cuantas chicas que tienen una buena relación conmigo. Ellas frecuentemente usan la razón: «gracias por hablar de mi novio conmigo» para darme golosinas. Incluso consideré seriamente convertirme en consejero, hasta el punto de comprar libros relacionados.

— P-pero, eso significa que eres una persona en la cual las chicas quieren depender, ¿no? ¡Creo que entre ellas definitivamente habrá una chica que note tus buenos puntos a futuro!

— Aunque digas eso, no tiene ningún efecto reconfortante, en lo absoluto, pero de todas formas déjame agradecerte. Huh~ realmente odio a mis compañeros que son queridos por una estudiante de segundaria hermosa y pechugona.

— ¡OYE! ¡¿Qué estás diciendo?!

Aunque no era la primera vez que Maou participaba en una conversación irresponsable sobre chicas cuando solo había personal masculino, en las conversaciones entre el normalmente serio Kawada y el no humano Maou, para que el término «pechugona» apareciera, era una excepción realmente extrema.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios