Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 11

Capítulo 1: El Rey Demonio Y La Héroe No Tienen Nada En Común

Parte 2

 

 

— Oh… Maou-san…

Nord agradeció a Maou cuando reconoció el rostro de Maou, Emi, quien no sabía cómo actuar hacia Maou, lo dejó entrar en la habitación primero.




— Emilia, deberías saber que negocios he buscado para ti, ¿no? ¿Eh?

Aunque Emi no entendía por qué Maou actuaba diferente de lo usual, como si montara un espectáculo…

— ¿…cuál es?

Ella, quien sabía que le debía un gran favor, era incapaz de tratar a Maou fríamente, y solo pudo responderle directamente.

— No es mucho, solo quiero pedirte que me devuelvas el favor que me debes tan pronto como sea posible.




Tras decir eso, Maou sacó un pedazo de papel rasgado de un cuaderno y lo colocó frente a Emi.

Estaba cubierto por números manuscritos.

Emi aceptó la nota con una expresión aturdida y la leyó rápidamente, luego Suzuno notó que su expresión se tornó pálida de inmediato.

— ¿Qué es esto?

La voz de Emi estaba temblando ligeramente, Suzuno miró desde un lado, y descubrió el papel con tres grandes palabras escritas en él con bolígrafo: «Nota de Deuda», además de los costos de Maou por la licencia de conducir en la primera entrada, luego entradas detalladas del dinero que Maou gastó por el bien de Emi desde que ella desapareció en Ente Isla.

De todas maneras, Maou parecía querer que Emi usara los yenes para devolverle las pérdidas financieras debido a su ida a Ente Isla.

Ignorando su animosidad anterior, Emi ya estaba al tanto que necesitaba devolver los favores que debía esta vez, pero la razón de su voz temblorosa fue por la cantidad de dinero escrita en la parte superior.

— Considerando que tienes otros gastos para luego, y tienes que encontrar un nuevo trabajo, no te pediré que me devuelvas el dinero de inmediato. Pero como una profesional viviendo en Japón, debería saberlo, ¿no? Este mundo tiene algo llamado «intereses».

— Ehh…

— Rey Demonio… ¿no estás siendo demasiado…?

Viendo a Emi mostrar una expresión tensa, Suzuno también frunció el ceño, pero Maou no se preocupó en lo absoluto por ello.

— ¿Eh? ¿Tienes alguna queda? Mis cálculos ya fueron considerados por tratarse de ti, ¿sabías? Como soy un Rey Demonio razonable, he excluido las partes de las que yo debo responsabilizarme. Y el resultado es esta cantidad de dinero.

La cantidad propuesta por Maou, tras convertirlo a moneda japonesa, era de 500.000 yenes en total.

Para Emi, quien actualmente carecía de un trabajo, esta no era una cantidad de dinero que pudiese pagar fácilmente.

En cuanto a los objetos en los gastos, lo primero era el salario que Maou debería haber recibido por trabajar de acuerdo a sus turnos si la conmoción no hubiese ocurrido.

Luego, estaba la compensación por ser incapaz de obtener su licencia de conducir, y las cuotas de su siguiente examen.

Las cuotas por todo el equipo de campamento, incluyendo la comida y el agua, que se compró para le expedición de Ente Isla.

Los gastos por el cambio de modelo de teléfono, de ese teléfono que se mojó tanto que la gente se sorprendería cada vez si era capaz de encender.

Luego el objeto con la cantidad más grande dentro de la lista sería el costo para comprar la motocicleta. Suzuno, quien revisó todos esos objetos con el ceño fruncido en su rostro, de repente comprendió una cosa.

— Rey Demonio, ¿Qué significa «si es demasiado para ti, aun puedo cargarte 350.1 yenes»?

— Ah, es cierto, Suzuno. También tengo planeado hablar de eso contigo, la motocicleta de uso industrial que compraste la última vez, ¿podrías vendérmela?

— ¿Qué dijiste?

— ¿No dijiste que 500.000 yenes por las dos? Realmente me gusta esa motocicleta, por lo que quiero cómpratela por la mitad de ese precio, es decir, 250.000 yenes.

La Honda GYRO ROOF que Suzuno compro tenía varias característica que una motocicleta normal no tenia, tales como tres ruedas, los caballos de fuerzas diseñados para uso industrial, y un tejado, si se compraba una nueva, costaría un par de veces más comparado a una motocicleta normal.




Aunque Suzuno compró dos de segunda mano, ambas aun costaron 500.000 yenes.

Una de ellas fue llamada por «Dullahan III Motorizada», y viajó con él por Ente Isla, pero debido a que Maou fue muy descuidado, las dos GYRO fueron dejadas atrás en Ente Isla.

Aunque Emeralda y Alberto reunirían todos los objetos, y los enviarían de vuelta a Japón…

— De los 500.000 yenes, los 250.000 es para la motocicleta. Pero ya que no estas dispuesta a vendérmela, entonces solo puedo elegir una que yo quiero de otros modelos. El precio de la GYRO es considerado de nivel superior entre las motocicletas. Si los requerimientos no son tan altos, 100.000 yenes serían suficientes para comprar una motocicleta bastante buena de 50cc, por lo que como Suzuno esta indispuesta a venderme la GYRO, la cantidad total sería de unos 350.000 yenes.

—…me rehúso. Soy la propietaria de las dos GYRO. Tú las usaste descuidadamente sin mi permiso, y cuando tomes la responsabilidad y las reparaste, intentare vendérselas a un vendedor y comprarme una nueva. Siempre y cuando uses tu magia demoniaca, deberías ser capaz de regresarlas a su estado original, ¿no?

Suzuno sacudió su cabeza como si lo encontrara irritante, pero Maou parecía haber esperado que Suzuno respondiera de esa forma.

— Bueno, no se puede evitar, así que esta es la cantidad que estoy pidiendo de Emi, 350.000 yenes.

— Espera, Rey Demonio. Actualmente, la solicitud en sí es irrazonable…

Justo cuando Suzuno quería refutarle de forma agitada, Maou levantó una mano para detenerla.

— Cálmate, Suzuno. Ya que no estas dispuesta a venderme la GYRO, entonces no tienes derecho a meterte en esto. El dinero que usé en cosas sin relación para Emi y la comida de Acies no estaban incluidas. Si no estás contenta con nada, aún tengo todas las facturas del conjunto de acampado. Puedo explicar todo desde el principio también, ¿sabes?

—…

Emi silenciosamente sujetó el registro de deudas, al ver eso, Suzuno rápidamente apuntó una contradicción en las palabras de Maou.

— Espera, Rey Demonio. Ya fuese que deseases comprar mi GYRO u otra motocicleta nueva, no hay razones para que Emi pague por eso. La situación esta vez es diferente a cuando yo pagué la compra de tu bicicleta. Estaría bien si tuvieses originalmente una motocicleta y fuese sido dañada durante el viaje, pero comprar una nueva motocicleta es solo tu deseo personal, ¿no?

— ¿Eh? ¿De qué hablas?

Sin embargo, Maou refutó fríamente la protesta razonable de Suzuno.

— En realidad, yo podría ser capaz de solicitar mi «recompensa» de otras formas, ¿sabes?

— ¿Recompensa?

— Exacto. Para mí, mientras Ashiya y Alas=Ramus estén a salvo, está bien si yo abandonaba a Emi. Aunque al final, necesité tolerar una gran responsabilidad por los campos de su padre, ignoré ese punto, no tengo necesidad de ayudar a la «Héroe Emilia» a cortar sus ataduras del Continente Oriental y de Ente Isla.

— Eh, pero acerca de eso…

— Como Emi y Alas=Ramus están fusionadas, el salvar a Alas=Ramus era lo mismo que salvar a Emi, este tipo de razón no funcionaría en mí. Después de todo, para mí, Alas=Ramus es mi hija, pero Emi es mi enemiga de parte y parte.

— ……

Las razones de Maou, las cuales no podían ser descritas como extrañas, hicieron que Emi y Suzuno quedaran en Silencio.

— La recompensa por salvar a un enemigo es solo una motocicleta que vale unos 10.000 yenes. Deberías estar agradecida por mi generosidad, no hay razones para quejarte, ¿cierto?

En ambos significados, ninguna tuvo algo que decir ante eso.

Desde el punto de vista de Suzuno, incluso si Maou se quejó mucho superficialmente antes de ir a Ente Isla, aún estaba preocupado por Emi.

Después que el grupo volviera a Japón, él incluso mostró ese tipo de lado y no molestó a Emi antes que Nord despertara.

Claro, tal como Maou lo dijo, Emi y él no se reconciliarían por ese incidente.

Es solo que él no quería necesitar elegir mencionar esas cosas cuando aún Nord estaba cerca, hacer eso realmente carecía de algo de consideración.

— Pero…

—…bien, bien, lo entiendo.

Aunque Suzuno lo encontró difícil de aceptar, Emi, quien había estado en silencio hasta ahora, asintió y respondió tras suspirar pesadamente.

— Solo tengo que completar todo eso, ¿no?

— ¿E-Emilia?

Emi ignoró a la conmocionada Suzuno y continuó mirando fijamente a Maou.

— Si… si esto es suficiente para aclarar todo, entonces se puede considerar algo barato.

Emi dijo eso con voz firme, y Suzuno no comprendió lo que ella planeaba al decir eso.

Sin embargo, por razones desconocidas, Maou también abrió sus ojos por la sorpresa tal cual como lo hizo Suzuno. Aunque esta respuesta reconociendo todas las solicitudes de Maou era lo que él había querido.

— ¿O-oh? E-eres muy astuta, ¿no? Emi, déjame decir esto, esos son 350.000 yenes, ¿sabes eso, no? 350.000 yenes significan que estoy pidiéndote 350.000 yenes, ¿lo sabes? Se refiere a 350.000 yenes japoneses que están distribuidos por los bancos japoneses o en el Japan Mint, ¿bien?

Aunque esas cosas no necesitaban ser explicadas por Maou, aun así enfatizó intencionalmente que se trataban de 350.000 yenes.

— Lo sé, ¿y qué?

Sin embargo, Emi asintió una vez más en lo que parecía una forma calmada.

— E-entonces, eh, ¿puedes desembolsarlo?

Al contrario, parecía que era Maou el que había perdido completamente la calma.

— ¿Qué? ¿No viniste cobrando tu deuda? Sé que te debo un favor. Por eso te pagaré por ello.

— O-oh… ¿e-en serio?

— Pero sobre eso, ven y búscame de nuevo cuando hayas confirmado esto.

— ¿Q-qué? ¿Confirmar? ¿Confirmar qué?

Emi señaló la «recompensa» discutida en el registro de deudas, también conocida como motocicleta.

— Esta cantidad es un numero cualquiera, ¿no? Cuando hayas investigado el precio de la motocicleta que quieres, y hayas confirmado el seguro y otras cuotas, escribe otra carta de estas.

— S-si… si…

Maou asintió continuamente y delicadamente tomó la carta de deudas otra vez.

— ¿Ya terminaste?

— S-si… eh, bueno…

Maou asintió torpemente por razones desconocidas.

— Bueno, discúlpame, ¿te puedes ir ya? Aun tengo que comprar unas cosas.

— L-lo entiendo. Permiso.

Comparado a Emi, quien había estado hablando calmadamente de principio a fin, con una actitud completamente distinta de cuando él visitó por primera vez, Maou se volvió de forma deprimida y dejó la habitación 101.

— Rey Demonio…

Suzuno quiso iniciar una conversación con esa espalda…

—….

Pero luego que ella notara el objeto que parecía como una revista que fue enrollada y guardada en el bolsillo trasero de los pantalones de Maou, arrugada por estar sentado, ella quedó sin habla.




— En serio… como él le da muchas vueltas al asunto cuando hace las cosas, este es el resultado.

Suzuno abordó el tren que entró a la estación Eifuku, y sin preocuparse si el obi de su kimono se arrugaría, se sentó profundamente en la silla con un suspiro profundo.

Una semana después de eso.

Aunque la motocicleta discutida fue dejada en espera porque Maou no se decidía cual comprar, Emi ya había pagado el celular nuevo, la cuota del examen de los dos intentos anteriores, todo el equipo de acampado, así como también la mitad del salario de una de las semanas de trabajo.

Aunque la mitad del salario y la motocicleta fueron dejadas, de acuerdo a lo que Nord sabia, los ahorros de Emi ya habían tocado fondo.

Sin importar cuan altas fueran las deudas que Maou estaba solicitando, no debería ser fácil reducir los ahorros actuales de Emi, sin embargo, además de Maou, Emi parecía haber decidido fuertemente por su cuenta pagarle los favores a Emeralda.




Eso debería corresponder a las cuotas de viaje que Emi le solicitó prestadas a Emeralda cuando regresó a Ente Isla; Emi era tan insistente que desde que prometió pagarle eso a Emeralda, ella definitivamente lo haría.

Emeralda definitivamente no estaría detrás de la deuda como lo hizo Maou, ella incluso dijo que estaba bien si no le pagaba, e incluso si Emi tenía que pagar, no le era puesto un límite, pero Emi lo decía cada vez…

— Si no devuelvo nada, no sería capaz de seguir avanzando.

Con el tambaleo del tren, Suzuno miró al expresión problemática Nord con un corazón dolido.

Actualmente, Nord ya sabía que Maou era el Rey Demonio Satán que planeó conquistar Ente Isla.

Pero antes que Emi y Suzuno supiesen la verdad, Nord ya estaba involucrado en el incidente que rodeaba a los fragmentos del «Yesod», por lo que él no contuvo sentimientos unilaterales de animosidad hacia el Rey Demonio.

El actual Nord simplemente estaba lamentando el hecho que su hija hubiese conseguido un acreedor con una mala personalidad.

Además, parte de la razón no fue originada de él, su hija incluso había rechazado su ayuda, todas estas cosas hicieron que este padre se sintiese mortificado.

— El futuro que Chiho-dono desea está tan cerca, y a la vez lejos.

Una forma de conquistar el mundo en el que el Rey Demonio y la Héroe sean capaces de vivir en armonía.

Pareciera como si el deseo de una colegiala, quien amaba tanto al Rey Demonio como a la Héroe, nunca se cumpliría.

Con la llegada a la estación Meidaimae en la Línea Keio – Inokashira, Suzuno terminó su corta introspección, se bajó del tren y se preparó para cambiar líneas.

— Nord-dono, para comenzar, acomodemos el equipaje para la mudanza.

— Oh…

Ya que no se sabía lo que sucedería en un futuro distante, ellos solo podrían encargarse de las tareas que tenían en frente.

Con el fin de dirigirse al antiguo hogar de Nord, los dos caminaron hacia otra plataforma para esperar el tren que se dirigía en dirección Keio – Hachioji.

***

 

 

Esa tarde.

Tras llegar a su destino siguiendo el mapa plasmado en su Slimphone, Rika levantó la vista con sorpresa al edificio que era considerado un condominio de clase alta.

— Wah~ vivir realmente en tal lugar tan bonito.

El condominio frente a ella era un poco mejor que la suite que ella rentó en Takadanobaba, y su destino hoy era la habitación 505 del Urban Height Eifuku.

— ¡¿No me digas que existe algo llamado «Sky Suite» en la cima?! ¡Wah! ¿Por qué está viviendo en un apartamento que parece tan caro?

Luego que Rika quedara tan sorprendida por un momento debido a la apariencia del condominio, quedó atónita debido al gran vestíbulo que solo podía verse en los condominios de clase alta.

— Parece que seré capaz de experimentar muchas cosas interesantes hoy.

Rika guardó su Slimphone en su cartera, ajustó su agarre a la caja de los petisúes que eran un regalo y caminó hacia la entrada con una expresión de emoción en su rostro.

Claro, Rika llegó a este Urban Heights Eifuku con el fin de ver a Emi.

Su propósito de ir el día de hoy era para escuchar a Emi explicarle acerca de ese mundo foráneo increíble llamado Ente Isla, así como también de su pasado.

Además de que una semana había pasado desde que Emi regresó de Ente Isla. Rika, quien había escuchado que las cosas hubieron terminado y aceptó la invitación de Emi para ir allí, descubrió una figura en la entrada.

Una mujer que no parecía como una residente estaba de pie allí, ella estaba usando una boina en su cabeza y estaba cargando una gran bolsa que obviamente no encajaba con su contextura.

Aunque Rika no prestó real atención, la mujer de repente se volvió hacia ella y le preguntó a Rika quien había avanzado hacia las puertas automáticas.

— Disculpa~~ quiero preguntar algo~~

— ¿O-oh?

Rika, quien no esperaba que le hablara, quedó en shock momentáneo.

— Tengo algunos negocios con una residente de este apartamento~~ por lo que quiero entrar~~ pero lo problemático es~~ que las puertas de este lado no se abren para nada~~

— Eh…

Las puertas automáticas de cristal llevaban a los apartamentos, opuestos al que Rika se estaba dirigiendo, la dama que habló con una pronunciación extraña estaba apuntando hacia ese lugar con una expresión que no parecía para nada problemática.

— Aunque en la parte superior dice puerta automática~~ no se abre por medio automático o manual~~ ¿Qué debo hacer~~?

Eso era natural. Las puertas a los apartamentos estaban bloqueadas automáticamente y solo se activarían al llamar a los residentes mediante el intercomunicador o cuando el residente saliese.

— Eh… mientras manipules ese panel, y llames a la habitación…

— ¿Llamar~~ a la habitación~~?
Frente a la explicación simple y de fácil comprensión de Rika, esta pequeña damita frunció el ceño de una forma preocupada por razones desconocidas y miró confundida.

— Eh, bueno, solo tienes que presionar el número de la habitación en este teclado, luego presionar el botón de llamada, y pedirle a la persona que hay dentro que te abra la puerta.




— Oh~~ ya veo~~

Tras escuchar la explicación de Rika, la pequeña dama miró el panel y a Rika una y otra vez, sorprendida.

— Pensé que tenía que pedir algún tipo de contraseña de los residentes de aquí~~

— Eh, está bien mientras lo entiendas. Bueno, por favor, adelante, presiona tu primero.

Aunque ella sentía que la otra parte era una persona desconocida, Rika aun así decidió que la dama usara el intercomunicador primero.

— Eh~~ disculpa~~— ¿Eh?

— Solo hay números del 0 al 9 aquí~~ ¿Qué debo hacer si el número que quiero presionar excede el numero 9~~?

— ¿…eh?
Rika, quien momentáneamente no entendía que le preguntaban, respondió con sorpresa.

— Ehh~~ la habitación a la que quiero ir es la 505~~ pero el número «505» no está aquí~~

Eso no podía ser. Realmente había una persona moderna que no sabía cómo usar un teclado, antes de sentirse confundida por eso, Rika miró el rostro de la dama con sorpresa.

— ¿Q-que sucede~~?

— ¿Dijiste habitación 505?

— Sí~~

Rika rápidamente estudió el atuendo de esta mujer calmada.

Las sensaciones que esta mujer aportaba obviamente eran distintas de una persona normal. Aunque era difícil de explicar, Rika notó esto porque el atuendo usado y la bolsa cargada por la pequeña dama ante ella eran de una calidad mucho mayor a la que venía de los círculos culturales de las afueras de Japón.

Rika tampoco sabía por qué solo lo notaba ahora, pero el cabello de la dama que era mostrado bajo la boina y los ojos que estaban mirando a Rika era de color verde, los cuales definitivamente no pertenecían a ningún japonés.

Esas características hicieron que Rika recordara a cierta persona en su memoria.

— ¿Tu eres…Emeralda-san?

— ¿E-eh~~?

La pequeña dama que usaba una boina dio un paso atrás por la sorpresa.

— ¿Q-quien eres~~? ¿Nos hemos conocido antes~~? E-eres japonesa, ¿cierto~~?

— S-sí, eh, nunca nos hemos conocido…

Rika observó objetivamente a la otra persona con sumo cuidado una vez más.

— Escuché de una chica que conozco mencionar esto antes, de entre los antiguos amigos de Emi, hay una chica de cabello verde que hablar con una pronunciación bastante fuera de tono, recuerdo que esa persona es llamada Emeralda… eh… ¿Qué era lo que venía? Emeralda Etu…

— Es Emeralda Etuva… que sorpresa~~ Emi, es el nombre japonés de Emilia, ¿no~~? Eso significa que, ¿tú eres Rika Suzuki-san~~?

La pequeña dama que se llamó a sí misma Emeralda Etuva miró a Rika con sorpresa.

— Si, es correcto. ¿Emi te habló de mí?

— En ocasiones Emilia mencionaba cosas sobre ti por teléfono~~

— Solo hemos escuchado rumores de cada una antes, se siente algo interesante. Rika mostró una sonrisa, y presionó «505» en el panel del intercomunicador.

— Por otro lado~~ la chica que conoces, debe ser~~

— ¿Sasaki Chiho… o Suzuno Kamazuki-san~~?

Si, así es. Huh, es algo embarazoso… Rika mostró una sonrisa torcida y dijo:

— Debido a varias razones, solo conozco recientemente la situación general. La razón por la que vine hoy, era para escuchar a Emi… Emilia hablar sobre las cosas de Ente Isla desde el comienzo. Nunca pensé que podría ser capaz de conocer a un invitado de allá. ¿Emi decidió este día porque sabía que tu vendrías, Emeralda- san?

Hataraku Maou-Sama Volumen 11 Capítulo 1 Parte 2 Novela Ligera

 

— No~~ no creo que sea eso~~ la razón por la que vine hoy…




— ¡Bienvenida, Rika! ¡Ya te abro la puerta, cuando subas… ¿eh ?!

En ese momento, la voz alegre de Emi fue escuchada por el intercomunicador, sin embargo, pareció haber notado la situación desde la cámara en el intercomunicador.

— ¿E-Em? ¿La otra persona allí, es Em?

— Sip~~ lamento haber venido de repente~~

Emeralda, de pie junto a Rika, miró hacia el lente de la cámara apuntada por Rika y saludó con una sonrisa.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios