OreSuki (NL)

Volumen 2

Capítulo 2: El Resultado De Mi Arduo Trabajo

Parte 3

 

 

Debimos haber ido directamente a la biblioteca después de clase, pero por desgracia eso no sucedió y ahora estamos en el salón del consejo estudiantil. Debido a los exámenes, las actividades del consejo están temporalmente suspendidas. Aunque estoy contento por volver a entrar en este lugar, no puedo darme el lujo de sentirme así en mi situación actual. Por un lado, Himawari se encuentra sentada con el ceño fruncido y al lado de Sad Cosmos. Por otro lado, Sun-chan y yo estamos frente a ellas sudando frío. Sin lugar a duda, esta situación es mala.

— Himawari-san me conto… que ya se reconciliaron. –

Publicidad M-AR

— ¡Sí, lo hicimos! –

¿Por qué te ves tan feliz al decir eso? ¡Eres una tonta! ¡Una grandísima tonta! Tendrías que leer la atmosfera para darte cuenta que no es el momento apropiado para actuar feliz frente a esta persona.

— Que bueno, me da mucho gusto… sabes, yo despedí a Joro como secretario del consejo estudiantil. Además, estamos en diferentes grados, por eso es normal que ya no se quiera relacionar conmigo … –

Muy bien, esto no es bueno. Tengo que hacer algo y lo debo hacer con la mayor destreza posible… claro, es más fácil decirlo que hacerlo.

— Esto… Cosmos… no te quise dejar de lado. En serio. –

Publicidad G-M1



No lo hice bien. Siendo Cosmos una persona mayor, debí haber usado el lenguaje honorífico adecuado. Por otro lado, una mujer que esta al borde de la locura, no creo que necesite escuchar un discurso con palabras honoríficas. Ahora mismo, es tan frágil como el cristal o alguna otra cosa similar… “Hmm, creo que recuperar mi tranquila vida, es algo que no va a suceder.”

— Veras Cosmos… estaba planeando… –

— ¿Acaso no soy tu superior, tu presidenta…? ¿Cómo podría reclamarte algo así…? No te preocupes ya que no soy digna de tan amables palabras. Después de todo, tan solo soy una chica tonta… –

Es algo increíble, pero empezó a decir cosas que no dije. Y ahora, ¿Qué hago?

— Oye, oye, Kosumosu-san. –

— ¿Qué sucede… Himawari-san? –

Entonces Himawari se dirigió a Cosmos con una gran sonrisa.

— No creo que Joro ni Sun-chan te hayan dejado de lado. ¡Lo que quiero decir es que están aquí! ¿No? Entonces, ¡Lo más seguro es que estuvieran planeando la forma en cómo reconciliarse contigo! –

¡Bien hecho Himawari! Bueno, en realidad no tenía ningún plan, pero hagamos de cuenta que si. Además, los ojos de Cosmos se iluminaron ligeramente. ¡Estoy agradecido por tu apoyo, mi maravillosa amiga de la infancia!

— ¿En verdad querían hacer eso? –

— ¡Así es! ¡Joro me dijo que hace tiempo quería que hagamos las paces! ¡Por eso, definitivamente no pudo haberse olvidado de ti porque le importas! –

¡Excelente Himawari! Estas en lo correcto. Claro que ella me importa, solo que me había olvidado de ella por todas las cosas que han ocurrido. Lo juro, también quería reconciliarme con ella y ahora puedo compensar mi falta de una forma más apropiada.

¡Sigue así Himawari! Tan solo dame otro empujón más para hablar.

— ¿En serio? –

— ¡Sí, en serio! ¡Incluso antes de que hiciéramos las paces con Sun-chan, él estaba desesperado por hallar la forma de cómo reconciliarnos contigo! ¡Por supuesto que yo también estaba pensando mucho en Kosumosu-san! –

— ¿Eso es cierto… Joro-kun? –

¡Maravilloso! ¡Simplemente maravilloso! ¡Himawari, en verdad que eres la chica más malditamente asombrosa de todas! Muchas gracias por toda tu ayuda, pero, por otro lado, también siento la culpa acumulándose por no haber recordado a Cosmos… ¡No!

¡No es el momento de ponerse así! ¡Y más ahora que los ojos de Cosmos han vuelto a recuperar su vigor habitual! ¡Es la hora de que le dé un descanso a Himawari y tomé la palabra!

— ¡Así es, presidenta Cosmos! ¡En verdad quería disculparme de una forma apropiada con usted y agradecerle por haber hecho lo posible para ayudarme! –

— Me alegro… –

¡Estamos a un paso de reconciliarnos con esta chica! Si ese es el caso, necesitamos hacer un último rescate.

— Por supuesto que Sun-chan también quería hacerlo, ¿Verdad? –

“No voy a ser capaz de reconciliarme con ella sin su ayuda”. Entonces, Sun-chan se volteo a verme y le respondí alzando la mano de la forma en que lo hace la defensora lunar, a la vez que le guiño el ojo queriendo decirle:

“Vamos a hacerlo por Cosmos. ¿Puedo contar contigo?”

Al parecer, entendió todo y me devuelve el mismo gesto, como si quisiera decirme

“Puedes contar conmigo, hombre. Te seguiré hasta el fin del mundo si me lo pides”

Excelente, ese es mi mejor amigo. Ahora Cosmos, prepárate para este ataque combinado de doble aprecio.

— ¡Claro que sí! ¡Estoy inmensamente agradecido con la presidenta Cosmos también! ¡Además, siento que no he podido disculparme lo suficiente con usted! ¡Ni tampoco agradecerte todo lo que debería! –

— ¿Agradecerme? No creo que deban agradecerme por nada chicos… –

— ¡Claro que debemos! Cuando me encontraba en una mala situación, fueron Himawari y la presidenta Cosmos quienes me ayudaron, ¿Verdad? Estaba tan feliz por esto que quería verlas para agradecerles. –

— ¡Jeje, no fue nada! Pero fue Kosumosu-san quién dijo “Vamos a salvar a Joro con nuestras propias fuerzas” –


— ¿En serio? ¡Vaya! ¡Sabia que teníamos a la presidenta más asombrosa de todas! –

— Es… algo embarazoso si lo dices de esa forma. Yo solo quería cuidar a Joro-kun. –

— ¡Para mí, ella es una persona asombrosa a la hora del almuerzo! ¡El platillo que me preparo aquella vez, era deliciosa! –

— ¡Wow! Una persona tan admirable, ¿¡Que también sabe cocinar!? No hay duda que sería una novia maravillosa. –

— ¿De verdad crees eso? –

¡Increíble! Nuestro trabajo en equipo es impecable.

Publicidad M-M2

— ¡Quiero reconciliarme contigo también! ¡Quiero que volvamos a hablar y pasar buenos tiempos juntos como antes! –

— ¡Quiero reconciliarme contigo también! ¡Quiero que volvamos a hablar y pasar buenos tiempos juntos como antes! –

Al decir ambos estas palabras e inclinarnos con tanto fervor, Sun-chan y yo logramos que la presidenta Cosmos tomara su cuaderno para cubrirse la cara por la vergüenza que sentía. “¡Vamos! ¡Ya casi lo logramos! Solo debemos decir algo como “Sakura- chan, ¿Podemos reconciliarnos?” y seguro que ella aceptara. Sin embargo, no sé si sea capaz de decírselo yo mismo. Cuando dejé de pensar un poco, di un pequeño vistazo a sus iluminados ojos y me di cuenta que su deslumbrante mirada estaba dirigida hacia mí.

— Entonces… ¿Es cierto lo que dicen? –

Hice una pequeña pausa, ya que la luz que irradiaba su mirada me dejo sin aliento. Sin embargo, ahora no es el momento para callar, sino para demostrarle que tan agradecido estoy por lo que ha hecho.

— ¡Claro que sí! ¡Una vida escolar sin poder llevarse bien con la presidenta Cosmos, es como querer hacer un examen escrito sin nada con que escribir! ¡Y eso es porque usted es alguien indispensable para mí! –

— ¡Yo opino igual! ¡Una vida escolar sin usted es como lanzar desde el montículo sin un Catcher que reciba la pelota o te indique como lanzarla! ¡Sería imposible ganar el partido! –

Al decir nuestras palabras con tal devoción, poco a poco Cosmos comenzó a alegrarse tanto, que hizo su aparición Neko Cosmos con su carita de gato:

— ¡Bueno, es algo que no se puede evitar! Si dicen cosas así, no hay más opción que reconciliarnos. Estoy muy feliz que podamos hacerlo, pero no sé qué decir. La verdad es que te he echado de tanto de menos. ¡Eh…digo! Los he echado tanto de menos que deseaba hacer las paces de inmediato con ustedes dos porque fuimos buenos amigos y yo quería seguir siendo amiga suya. –

— Sé que eres feliz Kosumosu-san y es algo inevitable, pero si no te molesta…
podrías dejar de clavarme tu lápiz en mi brazo. –

— No hay problema Himawari-san. Pero ahora que todo quedo aclarado, quisiera preguntarte joro-kun… –

— ¿Qué sucede presidenta Cosmos? –

Parece que la presidenta del consejo estudiantil pasó de su modo de doncella animada al modo de doncella tímida. Lo más seguro es que quiera hacer alguna petición.

— Van a ir más tarde a estudiar a la biblioteca, ¿Verdad? Si no les importa, me gustaría unirme a ustedes. –

— Eh… ¿Quieres unirte a nosotros? –

— Sí, jeje… Como soy una estudiante de último año, pensé que podría ayudarles en sus estudios… –

Publicidad M-M1

— Cosmos-san, ¿Vas a ayudarnos a estudiar? ¡Sí! ¡Por favor, hazlo, hazlo! –

— ¿En serio Cosmos-san? ¿Muchas gracias, será de gran ayuda! –

Estos chicos actuando sin pensar lo que hacen, aunque sus reacciones no son exageradas. Después de todo, Cosmos es la estudiante más talentosa de tercer año y eso hace que esta propuesta sea maravillosa y única a la vez. Además, por cómo están fluyendo las cosas, no creo que pueda ser capaz de decir que no, pero tampoco tenía pesando decirle que no a ella. La verdad es que estoy contento por no ser el único interesado en ayudarlos a estudiar. Conociendo a la presidenta Cosmos, lo más probable es que sea el tipo de persona que se alegra cuando piden su ayuda.

Por lo que veo, solo es cuestión de tiempo antes de que todos volvamos a ser muy unidos. Me alegro que esta vez las personas actuaran exactamente como quería.
Después de haber pasado por todo esto, no queda nada más por hacer al respecto más que estudiar.

***

 

 

— ¡Hola Pansy-chan, me alegra verte hoy! –

— Hola señorita Pansy! ¡Hoy voy a unirme a ustedes! –

— Hola Hinata-san y Akino-senpai. Sí, sé que se quiere unir presidenta y es más que bienvenida. –

Ya paso el tiempo y todos nos reunimos en la biblioteca para comenzar nuestra sesión de estudios. Estoy seguro que juntos podremos aprovechar este tiempo al máximo.
Pero no es que me importe, pero…


— Pansy, ¿No eras tú la que se negaba a estudiar con nosotros? –

— Bueno, ya sabes, es normal que la mayoría de las chicas se molesten cuando el chico que les gusta es amable con otras chicas. Por eso, cuando te veo siendo amable con otras chicas, eso me enoja mucho. –

— Hmm… como sea, creo que sería feliz si pudieras mantener eso de que te gusto en secreto. –

Bueno, después de todo, Sun-chan esta aquí.

— Juro por Nomo que no diré nada. –

— ¿Qué se supone que es el Nomo por el que juras? –

— Cualquier cosa que venga de parte de Joro-kun, puede ser Nomo. –

Hmm, pero que chica más problemática. Sin embargo, es bueno que la persona que pide un favor, responda por igual. Entonces, saqué un borrador que tenía y le escribí “borrador Nomo”.

— Toma, espero te guste. –

Esta chica me gusta lo suficiente como para hacer algo como esto. Así que, espero que puedas sacarle el máximo provecho a este artículo. En fin, es solo cuestión de tiempo para que arranquemos a estudiar.

Un momento después, nos dirigimos al espacio de lectura.

— Les enseñare a Sun-chan y Himawari-san. Si les parece también, me gustaría ver como Joro-kun y Pansy-san estudian. –

— ¡Oh, eso sería de gran ayuda! –

— Gracias presidenta Cosmos. –

— ¡Déjenmelo a mí! ¡Incluso me he preparado del modo más adecuado para hacer esto! –

El hecho de que se halla preparado para esto, significa que estaba lista para venir aquí desde el principio. Por ahora, parece estar haciéndolo bien al mostrar iniciativa y luciendo su distintivo cuaderno rosa.

Cuando llegamos al espacio de lectura, los cinco tomamos asiento. Por cierto, el orden en que nos sentamos fue el siguiente: Pansy y Sun-chan se sentaron al lado mío, mientras que Himawari y Cosmos se sentaron enfrente. La chica con trenzas preparó té para todos y sacó unas galletas que guardaba en una bolsa de tela atada con un cordón, y las colocó sobre un plato en el centro de la mesa. Es bueno saber que tienes suficientes tazas para todos, pero no voy a dejar que “accidentalmente” mi taza se junte con la taza de Pansy para armar un corazón.

— ¡De acuerdo! ¡Empecemos con algunos consejos y trucos a la hora de estudiar! Primero, arranquemos con matemáticas. –

Cuando todos estaban escuchando y listo para arrancar, Cosmos se puso alegremente de pie, se colocó un par de lentes y se paró en el costado de la mesa para que todos la podamos atender. De esta forma, ella toma la iniciativa como lo haría nuestra senpai de tercer grado.

— La memorización es un aspecto clave en el estudio de las matemáticas ya que todo se trata de recordar las formulas y patrones para cada problema. Cuando tienes ciertos problemas, tan solo debes de aplicar la formula correcta y podrás resolverlo. Por eso, lo mejor sería resolver muchos problemas e ir recordando formulas y patrones al mismo tiempo. –

¡Oh, pero que asombrosa! ¡Tengo el presentimiento de que, con el apoyo de esta chica, no podemos fallar!

— ¡Así que, me tomé la libertad de preparar cinco mil problemas de matemática con patrones particulares! ¡A primera vista, puede que piensen que no podremos acabar de resolverlos todos hoy, pero les puedo asegurar que ese no será el caso! ¡Lo único que hay que hacer es resolver los problemas en un intervalo de dos segundos! ¡Tal vez no tengamos tiempo para parpadear, pero, a cambio, podremos resolver todo en tres horas! –

No puedo creer lo que ha dicho. ¿Cómo pudo preparar un plan de tal magnitud, capaz de destruir la mente y los ojos de las personas? No sé que paso por la mente de Pansy porque luce igual de indiferente que siempre, pero… ¡Mira a Sun-chan y a Himawari! ¡Ambos están inmóviles en un estado de confusión y sus rostros reflejan el miedo en sus miradas!

— Creo que sería buena idea que recuerdes la hora en que estamos. Son las 16:20 hs. –

— Lo sé Joro-kun y entiendo tu preocupación. Pero como la presidenta del consejo estudiantil, ya obtuve el permiso de los profesores para usar la biblioteca toda la noche. –

¿Obtuvo el permiso de los profesores para quedarnos a estudiar toda la noche en la biblioteca? ¿Vamos a usar todo este tiempo para eso?

— Entonces, vayamos directo al grano y comencemos… –

— Por favor, aguarde un segundo presidenta Kosumosu, tengo una pregunta. –

— ¿Sí? ¿Qué sucede? –

— Quisiera preguntarle, ¿Tiene alguna experiencia enseñando? –

— Pero que preguntas haces Joro-kun…¡Quita esa mirada engreída de tu rostro ahora mismo!—

— ¡Claro que sí! ¡Y un ejemplo es que le he enseñado a todos mis compañeros de clase de la misma forma! ¡En aquella ocasión, pedí prestado el salón de clases para enseñarles durante toda una semana sin dormir! –

— Entonces… ¿Cómo terminó?

— ¡Fue un éxito! Todos los chicos me agradecieron por mis enseñanzas diciendo que continuarían estudiando por su cuenta. Parecía que su motivación se había renovado y por algún tiempo, no sé por qué, fui conocida como “La señorita majestuosa”. Estaba un poco avergonzada, pero alagada a la vez. –

— Oh, no te avergüences. “La señorita más penosa” es un apodo que te queda muy bien. –

— Oh, detente. Estas haciendo que me sonroje. –

Bueno, al parecer no presto mucha atención a mis palabras. Pero antes que la presidenta pudiera continuar, Pansy tomó la palabra.

— Akino-senpai, creo que es mejor separar las artes liberales y las ciencias exactas para estudiarlas por separado. Así que, le enseñare a Hinata-san algunos temas de idioma. ¿Te parece bien Hinata-san? –

— ¡Sí! ¡Soy muy mala en las clases de japonés! ¡Así que, con gusto recibiré las clases de Pansy-chan! –

— Oh, ¿En serio? –

— Bueno, pensé que podría empezar por los temas en donde más problemas tengo. –

— Ya veo… ¡Pues bien! ¡Los demás estaremos resolviendo los problemas! –

¡Hum, malditas bastardas! ¡Dejen esas tonterías y vuelvan aquí! Mmm, ¿Cómo vamos a lidiar con esto ahora? ¡Vamos, piensa, piensa! Debo encontrar una manera de escapar esta situación… eso quisiera decir. Pero también sé muy bien que todo esto es para ayudarnos, y es por eso que voy a hacerlo, ¿De acuerdo? Sin embargo, eso no quita que será difícil resolver esto en tan poco tiempo para nosotros cuatro. Además, no sé por qué intenta que estudiemos de esa manera, mirándonos con desprecio y diciendo cosas como…

— ¡No es así! ¿Acaso no puedes predecir el resultado de este problema? ¿Acaso no puedes anticipar la formula que tienes que usar? ¡Vamos, esmérate! –

Wow, se nota inspirada. Confiaba en que Dios estaría de mi lado y estoy seguro de que lo está, pero creo que esto es demasiado.

— ¡Sí, presidenta Cosmos! ¡Muestre como predecir estos problemas y alcanzar las respuestas correctas! ¡Por favor! –

Bueno, al menos los estudios de Sun-chan van a avanzar. Aunque aguantar este ritmo es algo…

— Presidenta Cosmos, tal vez deberíamos modificar un poco el plan para que descansemos un poco y recuperemos algo de energía. –

— No te preocupes por eso. He preparado unos veinte tipos de bebidas energizantes para que lo disfruten y se revitalicen. Así que, deja que yo me ocupe de eso por ti.—

¡Maldición! Esta mujer es tan perfecta que construyo una prisión igual que la de Abashiri. Todas las posibles salidas han sido bloqueadas con un muro perfecto e impenetrable… pero esto es algo necesario si queremos hacerlo bien.

— ¡De acuerdo! ¡Se lo dejo a usted! ¡Vaya que la presidenta Cosmos es impresionante! El poder contar contigo, me hace sentir más seguro. –

— ¿Ah, sí…? Es un poco vergonzoso cuando me felicitas así… –

Fufufu, actuar como un lindo Kouhai puede ayudar a que se me reduzcan la cantidad de problemas que debo resolver. Pero no me malinterpretes, confió en Cosmos, aunque también estoy seguro que ella tiene un demonio en su interior. Un malvado demonio que la convierte en una malvada chica pelirrosa con lentes y trenzas… y aun así, se ve linda cuando se avergüenza de esa forma.

— Joro-kun, eres muy amable. ¡Muy bien! ¡Deja que eche un vistazo a algunos problemas de nivel académico y te ayudaré a alcanzar ese nivel! —

Sí, Cosmos es una chica muy inteligente. Pero desde otro punto de vista… es una idiota.

***

 

 

Ya llevamos estudiando durante una hora y en este momento estoy observando como estudian Himawari y Pansy.

— ¡Las galletas están deliciosas! –

— ¡Gracias! –

Dijo felizmente Himawari, mientras sostiene su bolígrafo Shapi con su mano derecha y una galleta con la izquierda.

— Pansy-chan, ¿Puedes enseñarme como hacerlas la próxima vez? –

— Sí, esta bien. Pero solo si respondes bien la siguiente pregunta. –

— Haré mi mejor esfuerzo. –

— Bien, esa es la actitud. –

“Vaya, si que esta siendo bien entrenada por la comida.”

— Oga-kun, tú también puedes comer si gustas. –

— Gracias, pero soy un chico que prefiere las brochetas a las galletas. –

Estoy seguro que Sun-chan aun tiene bien presente lo que hizo. Además, se nota que quiere probar esas galletas, pero no puedo hacer nada al respecto. Sin embargo, me alegra que sea un buen tipo. Por cierto, antes de venir a la biblioteca, le pregunte en secreto por sus sentimientos hacia Pansy y firmemente me respondió: “tengo muchas cosas que hacer. Así que, eso no es mi prioridad”. Es una gran idea que tengamos una buena relación, pero si quiero que todos actúen como buenos amigos, tengo que asegurarme de que no haya ningún motivo por el que preocuparme.

— ¡Últimamente me ha estado gustando el Jazz! –

— Que bueno. ¿Qué es lo que andas escuchando? –

— ¡Aerosmith! –

— Eso no es jazz, es rock and roll, ¿o me equivoco? –

— ¿En serio? ¿Por qué pensé que Aerosmith tocaba jazz? –

Tal parece que están llevándose bien porque lucen muy felices charlando entre ellos.

— Oye Joro-kun, ¿Esta todo bien? ¿Tienes alguna pregunta? –

De pronto, Cosmos se acerca para preguntarme si tenía alguna duda. De hecho, si tenía una pregunta que hacerle antes que ella lo hiciera primero.

— Sí, tengo una duda con respecto a la última pregunta…

Revisando la lista de problemas que recibí de la presidenta, la última pregunta decia…

— ¿Qué es lo mejor de Akino Sakura? –

La pregunta estaba en la lista, pero no tenía nada que ver con el test que estábamos trabajando.

— ¡Ehh…! ¡Oh, vamos! ¿No podemos divertirnos un poco con una pequeña broma? Pero bueno, no tienes que responderlo… sino quieres. –

La pregunta no tenía ningún sentido, pero decidí no quejarme por eso.

***

 

 

El tiempo se paso en un abrir y cerrar de ojos antes que no diéramos cuenta. Lo último que recuerdo es que estábamos armando nuestras mochilas y dejando la escuela.

— Maldición… y yo que pensé que podríamos usar la biblioteca toda la noche. –

La presidenta del consejo estudiantil se quejaba, mientras que todos los demás habíamos decidido no pasar toda la noche en el lugar. Puede que Cosmos se sienta decepcionada por esto, pero los demás se notaban animados por las palabras que decían.

— Todo fue un gran éxito Sun-chan. –

— ¡Oh, sí! Gracias a esto, el examen será pan comido. –

Sun-chan y Himawari estaban contentos por lo aprendido en este período que estuvimos juntos. Estoy seguro que todos los demás estamos alegres… excepto por Pansy. En realidad, no sé que este pasando por su mente, pero, desde que salimos del colegio, ella luce algo tímida.

— Pansy-chan, ¿Vas a hacerme más dulces mañana? –

Al hacer esta pregunta, Himawari se da la vuelta y le sonríe a Pansy. La emoción que refleja es fácilmente perceptible.

— Fue solo por hoy. A partir de mañana, no participare en su grupo de estudio. –

— ¿¡Quéee!? Esto es malo. Ahora, ¿Quién me va a enseñar? –

Me pregunto que te decepciona más. ¿Qué Pansy no venga mañana a enseñarte? ¿O que no habrá dulces? ¿O ambas? Más allá de eso, estoy seguro que ella le gusto pasar el día con Pansy, al igual que haber tenido la oportunidad de probar sus dulces.

— No necesitas que este allí, ya que Joro-kun y Akino-senpai pueden enseñarte, ¿Verdad? –

— Es cierto, ¡Pero quisiera que Pansy-chan estuviera con nosotros también! ¡Pansy es muy buena para enseñarme! Vamos, hagámoslo de nuevo mañana. –

— Estoy de acuerdo con Himawari. Estoy segura que eres muy inteligente y mucho mejor para mantener tu temperamento bajo control a diferencia de Joro-kun. En resumen, estás más calificada para enseñar que yo. –

Oye, ¿Qué quisiste decir con eso? No es algo bueno decir cosas malas de los demás mientras lo haces con una sonrisa en tu rostro.

— No te preocupes Joro. A mí me encanta la forma en que enseñas. –

¡Ese es mi mejor amigo! Después de todo, Sun-chan es la persona en quien más puedo confiar. Sin embargo, no es tiempo para esto, sino para no dejar ir esta oportunidad.

— Eres la mejor con los temas de idiomas y siempre alcanzas los mejores lugares de toda la clase. Aun así, parece que no puedes con una simple sesión de estudios. Que pena me da la pobre Pansy. –

Muy bien, con esto debería poder convencerla. Ahora, Cosmos y Himawari, terminen el trabajo.

— ¡Joro, eso fue muy cruel! ¿No te parece? –

— ¡Joro-kun, deberías medir tus palabras antes de decir cosas como esas.! –

— ¿¡Qué!? –

Oigan, pensé que estábamos del mismo lado, tratando de convencer a Pansy. ¿Por qué se enojan conmigo?

Publicidad G-M2



— Sí, te pasaste Joro. Que malo de tu parte. – Maldición, ¿Mi mejor amigo también…?

— ¿Y qué te parece a ti, Pansy-chan? ¿Me encantaría que estuvieras allí con nosotros?–

— A mí también me encantaría que estuvieras con nosotros y poderte conocer mejor.–

A pesar de su habitual expresión indiferente, Pansy parecía algo desconcertada por las palabras de Himawari y Cosmos. Al principio, yo era el que quería que esta chica se sumara a nuestro grupo.

Sin embargo, ahora no voy a ayudar a que tomé esa decisión.

— Joro-kun. –

Publicidad G-M1



— ¿Sí? –

Después de un momento, Pansy comenzó a hablarme tranquilamente.

— ¿Qué quieres comer mañana? ¿Qué clase de dulces te gustaría que prepare mañana?–

¿Dulces? Bueno, supongo que hoy había hecho aquellas galletas para mí. Sin embargo, esta vez quiere que yo le diga lo que me gustaría probar. No es como si su comida no fuera deliciosa, porque lo es. ¿Pero no sería mejor si lo preguntaras a todos lo que les gustaría probar también?

— Oye pansy-chan, eso significa… –

— ¡Vas a volver mañana! ¿No es así? –

— Así es. Hinata-san y Akino-senpai, ustedes han sido muy amables, a diferencia de otros. –

Adelante, di que soy ese otro. Dilo ahora que estoy tratando de ser amable para que te unas a nuestro grupo. Pero no me importa lo que digas, ya que soy más amable que cierta persona. Además…

— Entonces Joro-kun, ¿Puedes decirme que te gustaría probar? –

Cierto, los dulces que mencionó Pansy.

— Diría que cualquier cosa. Pero sí pudiera elegir… diría macarones. –

— Oh, el tipo de dulce que cierta persona dijo que sabian tan bien, que desearía poderse casar con la persona quien los preparo. –

— ¿¡Qué…!? –

Publicidad G-AB



¡Cállate, no digas esas cosas!

— De acuerdo. Haré de esos mañana. –

— ¡Genial, que bueno que nos vayas a acompañar mañana! –

— Sí, también me alegra mucho escuchar eso. Espero con ansias verlos a todos mañana. –

Sigue siendo algo molesto cuando dice estas cosas innecesarias mientras dibuja una sonrisa. Sin embargo, se lo perdonaré debido a toda la ayuda que me ha brindado el día de hoy. Ha sido un trabajo duro, pero el resultado final del día muestra que he logrado alcanzar lo que tanto quería.

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios