OreSuki (NL)

Volumen 2

Capítulo 2: El Resultado De Mi Arduo Trabajo

Parte 2

 

 

Después de terminar con aquel recado en la tienda, me fui directamente a la azotea donde me esperaba Himawari. “Ha llegado el momento de la verdad”. Me pare con firmeza, mientras el viento sopla contra mí, anunciando el inevitable choque que estaba por suceder. No importa si esto parece imposible, no pienso retroceder porque ese es mi camino…

— Joro, ¿Por qué cruzas tus brazos y esperas de esa forma? –


— Cuando esperas por la llegada de alguien, debes estar bien preparado y lleno de determinación. –

— Eso no tiene ningún sentido. Aun así, ¿Crees que Sun-chan vendrá? –

— Definitivamente vendrá. Estoy más que seguro que lo hará. –

“Himawari parece estar algo ansiosa, pero ahora lo más importante es estar enfocados en lo que haremos si él se aparece”. Luego de pensar en eso, la perilla de la puerta comenzó a girarse y la puerta se abrió poco a poco. Cuando se abrió completamente, pudimos ver la figura de un hombre de 1,80 m. de altura, con un corte de pelo deportivo, y con un cuerpo muy masculino y bien entrenado.

— ¿En verdad él vino hasta aquí? ¡No lo puedo creer! –

Publicidad M-M1

— ¿Lo ves? Todo está saliendo como lo planeé. –

Pero esto recién está comenzando. No debo de relajarme ahora, ya que aun no lo tengo en la palma de mi mano. Sin embargo, hay una cosa a la cual no se pueden resistir las personas obstinadas, que le gustan las cosas claras y odian perder. Tal cosa es…

— Como me pediste en esta carta de desafío, aquí estoy. La verdad que es algo intrigante que trates de desafiarme, Joro. –

Sí, yo fui quien colocó esa carta de desafío en su casillero de zapatos. Por eso me dirigí a la tienda: fui comprar un sobre y le escribí una nota que puse dentro del mismo. La nota decía: “Te estaré esperando en el techo. Espero que estés listo.” Por supuesto que el contenido de la carta no especificaba el tipo de desafío que tendríamos, pero sabes muy bien que, siendo el as del club de beisbol, yo no podría jamás vencerlo en una pelea porque no soy rival para alguien tan fuerte como él.

Como ese es el caso, debo desafiarlo con alguna actividad donde no pueda salir lastimado.

— Así que, ¿En que me vas a desafiar? ¿En beisbol? ¿Softball? ¿Cricket? No creo que podamos hacer ninguna de esas actividades en la azotea. Mejor vayamos abajo al campo de beisbol. –

— No es necesario, ya que no te estoy desafiando a alguna de esas actividades. Yo te estoy desafiando a aprobar los exámenes de mitad de semestre. ¡Así es! ¡Este es un desafío de estudio! –

— ¡¿Qué?! –

Apenas le dije que era un desafío de estudio, me miro de una forma aplastante y fiera.

“Oh no, esto es malo. Es posible que mi plan termine siendo un fracaso”.

— Pero que estupidez. No pienso aceptar este tipo de desafío… ahora mismo me regreso al salón de clases. –

Cuando Sun-chan estaba a punto de marcharse de la azotea, mi linda amiga de la infancia se movió ágilmente para pararse frente a él con los brazos extendidos y cerrarle el paso. “¡Cielos, no por nada ella es el as del club de tenis!” Sin embargo, no es muy buena idea impedirle el paso al as del club de beisbol que 1,80 m. y la mira con cierto desprecio… no, lo más probable es que este más asustado. Es solo cuestión de tiempo para que trate de marcharse nuevamente.

— ¡No! ¡No te vayas! –

— Fuera de mi camino, Himawari. –

— ¡No lo hare! ¡No te dejare ir! –

— Deja de hacer estas tonterías. Ya me disculpé contigo y con todos a los que causé problemas. Pero el asunto con Joro es algo diferente: yo odio a las personas que le mienten a los demás sin pensarlo dos veces, justo como él hace. Por esa razón es que no quiero volver a ver su cara nunca más. –

…Así es, todo lo que dijo es verdad. Es un hecho innegable que he estado fingiendo ser alguien quien no soy en realidad, engañando a todos los que me rodean. Sin lugar a duda, Sun-chan es el tipo de persona que me odiaría por ser de ese modo.

— ¡Sun-chan, tonto! Al menos deberías escuchar lo que Joro tiene para decir. –

— No tengo la intención de escuchar nada de su parte. Además… no tengo tampoco la intención de reconciliarme con él para que volvamos a ser amigos. –

¿Qué fue lo que acaba de decir? No recuerdo haber mencionado la palabra reconciliación en ninguna parte de mi carta. Tampoco la he mencionado en ningún momento que hable. Eso significa que…

— ¿Qué estas tratando de hacer? ¿Acaso intentas huir? –

Me atreví a hablarle a Sun-chan con un tono desafiante. “No te asustes Himawari, estaré bien. Ahora que sé claramente que él quiere hacer las paces conmigo.”

— ¿Qué fue lo que dijiste? ¿Huir? ¿A qué te refieres con eso? –

Se voltea hacia mí por primera vez y comienza a acercarse muy enojado.

— ¡Ah! ¡Joro detent…! –

Alzo la mano esperando que mi amiga de la infancia se detenga y mantenga la compostura. “Está bien Himawari, no te preocupes. Yo me encargue del resto”.

— Primero déjame explicarte sobre los detalles de mi reto de estudio. Yo seré tu tutor para el siguiente examen de mitad de año. Si logras obtener una buena puntuación, tú ganas. Pero si fallas aun con mi ayuda, entonces tu pierdes. ¿Lo entiendes? –

Le dije esto de inmediato y sin apartar mi vista de él, mientras éste se acercaba a mí.

— No voy a aprender nada de nadie porque no tengo la más mínima intención de participar en este tipo de juego. ¿Te queda claro? –

La voz con la que me dijo sus palabras, no era la misma que usaba cuando le hervía la sangre, sino una voz más seca. Como si tuviera la sangre fría por estar cerca de mí.

Pero eso no me afecta, ya que tuve más miedo aquel día en que perdí los estribos contra Pansy. Por eso, esto no te va a funcionar.

— Ahora estoy mucho más seguro que estas tratando de huir. –

— ¿Qué? Por supuesto que no. –

— Pero así es. Tú sabes muy bien que, si tus notas son bajas, no podrás participar en las actividades de tu club y estarás obligado a tomar clases de apoyo. Por eso estaba dispuesto a ayudarte, ya que siempre pensé que tu mayor prioridad era el beisbol sobre cualquier otra cosa. Jamás me hubiera podido imaginar que eras de esas personas que antepone su orgullo, antes que nada. Pero gracias por avisarme para no tener que malgastar mí tiempo contigo, Sun-chan. –

— ¡Cállate! ¡Tal vez no soy muy listo, pero siempre doy lo mejor de mí! ¡¡Así que, deja de decir estupideces ya que el beisbol es la cosa más importante para mí!! –

Mientras decía estas palabras, se acerco furioso y me tomó del cuello del uniforme.

“Esto se está poniendo algo intenso, pero debo seguir insistiendo”.

— Entonces, con más razón deberías aceptar mi desafío ¿O acaso estas buscando una excusa cuando vayas a fallar? Tal vez estas rechazando mi oferta para luego poder decir cosas como “Ojalá alguien me hubiera ayudado” ¿No es así? Me queda claro que solo estas tratando de huir de tus propios problemas porque estas asustado. Si no fuera así, ya hubieras aceptado mi oferta de enseñar… –

…creo que ya fue suficiente de este reto inventado. Es verdad que si apoyo a Sun-chan en sus estudios, tendremos más oportunidades para hablar y apuesto que nuestra relación mejoraría a partir de ese momento… pero no creo que funcione. Aun no me he rendido, ya que no ideamos un plan con Himawari en vano. Sin embargo, si queremos hacer las cosas bien y recuperar aquel lazo que perdimos, supongo que lo mejor es hacer exactamente lo que esa chica de trenza con gafas me dijo que hiciera.

Publicidad M-M3

— No, ya basta… olvida el desafío. –

— ¿Eh? –

— Lamento el haberte traído aquí al aprovecharme de tu personalidad. Pero, para ser sincero, el desafío de estudio no era más que un mero pretexto. Lo que yo quiero… –

Hago una pequeña pausa y tragó saliva por lo nervioso que estoy. Por otro lado, Sun- chan se me quedo viendo en silencio y esperando por saber lo que tenía para decir.

— Quiero que volvamos a ser amigos, Sun-chan. Quiero volver a ser tu amigo. –

— ¡Así es! ¡Yo también quiero eso! ¡Quiero que los tres volvamos a ser amigos como antes y nos volvamos a divertir juntos! –

“Es algo maravilloso que estés a mi lado para acompañarme, Himawari. Ahora, es solo cuestión de esperar lo mejor”. Mientras pensaba esto, Sun-chan se quedo sin palabras en aquel momento. Supongo que no se imaginaba esta situación… y la verdad que yo tampoco.

— La verdad que no me esperaba que me lanzaras una bola tan fuerte y directa como esta. –

— Tal vez porque alguien me lanzo una bola curva primero. Supongo que las cosas deben cambiar un poco luego de eso. –

“Estoy seguro de que encontraras la forma de que todo salga bien”

— Ya veo… ¡De acuerdo! ¡Entonces aceptare tu desafío! –

Este es el Sun-chan que conozco con su voz apasionada y graciosa. “Ha vuelto… ¡El viejo Sun-chan ha vuelto!” Himawari y yo nos tomamos de las manos que teníamos alzadas a la altura de nuestras narices.

— ¡Volvamos a estar todos juntos y que Joro nos dé un par de lecciones! Además, estoy seguro que nos reiremos mucho. –

Cuando Sun-chan dijo estas palabras, Himawari y yo pusimos una expresión que irradiaba destellos.

— ¡Oye Joro! ¡Déjame hacerte saber que soy bueno estudiando cuando mi mejor amigo me enseña! –

— Fufu, Veamos quien es tan bueno para ganar este reto. –

— Oye, oye, relájate. Ahora no voy a ponerte un dedo encima. –

Debo admitir que me alegra que sonrías como siempre de una forma apasionada, pero esto no es algo por lo que deberías sentirte orgulloso ¿Sabes? En fin, ahora ambos comenzamos a acerca nuestros brazos. Llegó el momento de aceptar el reto y sellar nuestra reconciliación con un apretón de manos como buenos amigos.

— ¡Cuento contigo, hipócrita y pedazo de basura, Kisaragi Amatsuyu! –

— ¡Lo mismo digo, maldito traicionero y hombre lleno de celos, Oga Taiyo! –

En ese momento, Himawari salto llena de emoción hacia nosotros y nos abrazo casi llorando de la alegría. Ahhhh, esta fue la ocasión en que nuestra conexión fue tan real que los tres dijimos lo mismo al mismo tiempo.

— Es un placer que volvamos a ser amigos. –

Fue algo embarazoso hacer esto en la azotea, pero la alegría fue inmensa. Luego de esto, los tres volvimos a estar juntos, charlando como verdaderos amigos mientras nos dirigíamos al aula.

***

 

 

Bueno, ya estamos en la hora del almuerzo. Sun-chan se fue a la cafetería a comer algo, mientras que Himawari se dirigió a la azotea porque había prometido verse con un estudiante de último año. Ahora que todo ha mejorado, deje el salón de clases para ir solo a la biblioteca. Como estaba tan alegre, me dirigí allí dando pequeños saltos. “¡Sí! ¡Lo hice! ¡Me reconcilie con Himawari y Sun-chan!”. Ella tenía razón, debía ser honesto y dar lo mejor de mí para que esto pase. Bueno, ahora debo ir a agradecerle porque su consejo fue excelente.

Cuando llegue a la biblioteca, abrí la puerta y salude con mucha alegría a la chica de trenzas en la recepción.

— ¡Hola Pansy! –

Al escucharme, ella me devuelve el saludo con una sonrisa. Tal parece que hoy el buen humor nos domina a ambos, y si ese es el caso, este es la mejor atmosfera para que vayamos al espacio de lectura y comamos ahora mismo.

Luego de disfrutar nuestra comida, le comenté a Pansy todo lo que sucedió.

— Es algo bueno que hayas podido reconciliarte con Oga-kun y Hinata-san. –

— Sí, es genial y todo, pero fue gracias al consejo que me diste anoche. Gracias a este, encontré la forma de que todo salga bien y ahora somos amigos de nuevo. En verdad que te estoy muy agradecido. Ohh, por cierto, ¡Las galletas que preparaste hoy están muy deliciosas! –

— Ahh sí… –

Hmmm, pero que extraño. Esta jugando con su coleta y mirando hacia otro lado algo distraída, ¿Qué estará pasando por su cabeza?

— Es un poco diferente de lo que esperaba. –

— ¿Eh? ¿Qué estabas esperando? –

— No es nada, no te preocupes. –

Luego de decir eso, tomó su taza y bebió el té de forma natural y tranquila, como si nada hubiera pasado. “¿pero qué demonios estaba esperando? Ahora la curiosidad por saberlo me está matando”.

Publicidad G-M3



En fin, antes que nada, quiero hacerle una pregunta.

— ¡Oh, cierto! Pansy, hay algo de lo que me gustaría hablar contigo. –

— ¿Sobre qué quieres hablar? –

— ¿Qué piensas sobre Himawari y Sun-chan? –

Estoy muy feliz por haberme podido reconciliar con ellos, pero no sé lo que siente Pansy. Por eso, trato de ser considerado al preguntárselo sin mostrar algún tipo de sentimiento que pueda incomodarla, pero hacerle esta pregunta es algo necesario ya que ella también se vio involucrada en aquel incidente. Tomando en cuenta lo que quiero hacer luego de esto, es importante saber que tipo de sentimientos alberga por esos dos.

— Hinata-san es tu amiga de la infancia y Oga-kun tu mejor amigo. Debo decir que estoy celosa de ellos porque tienen un vínculo muy fuerte y afectivo por ser buenos amigos, y ese vínculo es algo que no tengo contigo. –

— Ya veo, pero no los odias, ¿Verdad? –

— Correcto. Ellos son buenas personas, sinceras y muy alegras. –

¡Wow! ¿En serio piensas eso? Estoy algo sorprendido, pero Pansy tiene un gran corazón.

— Comprendo. Pues mira, la última vez que vi a Himawari y a Sun-chan, estaban en una situación problemática y me pone triste verlos de esa forma. Por eso, esperaba que hoy después de la escuela… –

— Estoy fuera. –

… ¿Eh? Pero…

— Sé muy bien lo que pretendes al hablarme de esto. Lo que quieres es que te ayude a enseñarles para su examen ¿no? Sabes muy bien que soy capaz de ver a través de ti y conocer tus retorcidas intenciones. Así que, no cuentes conmigo. –

¡Oye, oye! ¡Estás respondiendo demasiado rápido! Ni siquiera me diste tiempo de decir una sola palabra para explicarte. Para colmo, se dio cuenta totalmente de mis intenciones y se negó de inmediato.

— Pero… ¿Pero por qué no? No hay nada de malo en esto ¿No te parece? Además, eres la número uno cuando se trata de materias de lenguaje y yo necesito algo de ayuda para enseñarles sobre eso. –

— ¿Crees que tengo tiempo para perder? Yo sola apenas puedo manejar las cosas por aquí. No tengo tiempo para preocuparme por los asuntos de los demás. –

— Bueno… tal vez si reduces el tiempo que te la pasas leyendo aquí, podrías tener algo de tiempo para enseñarles. –

— No pienso seguirte el juego a ti, ni a tus retorcidas ideas, estúpido retrasado. –

Yo estaba sin palabras ya que ella estaba leyendo mi mente a la perfección. Bueno, si las cosas siguen así, deberé sacar mi as bajo la manga. Si la uso, ella no podrá…

— Suponiendo que vas a estudiar en la biblioteca, por supuesto que eres bienvenido. Hay menos gente en este lugar y es mucho más tranquilo para estudiar mejor. Por eso, siéntete libre de usarla. En cambio, yo me voy para mi casa. –

\"\"

¡Oye, vamos! Déjame decir, aunque sea una palabra. ¿Cómo se supone que use mi carta del triunfo si no me vas dejar hablar? ¡De todas formas, haré que te quedes en la biblioteca! ¡Maldita Lilith con trenzas!

— No quería decir nada con respecto a esto, pero…–

— ¿Eh? –

Esta es la primavera vez que escucho decir a Pansy decir “¿Eh?” con algo de desconcierto. Sin lugar a duda, ella se adelanto a todos los movimientos que tenía pensado, incluso podría decir que ya está preparada para el siguiente. Pero déjame mostrarte que no eres la única que puede hacer eso.

— A pesar de que tienes el hábito de decir que quieres consentir mis deseos, ahora te estás negando. ¿Acaso ya no me quieres consentir? –

— Claro que sí, pero consentirte no tiene nada que ver con ayudarte con tus estudios. Por eso, te digo que no. Además, no tengo ninguna razón para enseñarles. –

— ¿Estás segura de decir eso? Vaya, tal parece que no te has dado cuenta, ¿Verdad? –

— ¿…? –

Pero que larga pausa ha hecho. Tal parece que ya es consciente de que se puede estar olvidándo de un detalle importante.

— Si no aceptas enseñarles, tendrás que cumplir con lo que me dijiste ayer y vas a tener que mostrarme esa mirada y mucho más. ¿No es así? ¿O acaso estas dispuesta a romper la promesa que me hiciste? –

Estas palabras se las dije mientras ponía una sonrisa de chico malo. Tal vez no estés muy contenta de que sea yo mismo y te recuerde que quiero verte sin tus gafas y trenzas, aunque también me gustaría ver que liberes tus pechos. En fin, lo importante aquí es que, si puedo llevarla a este punto de incomodidad, puedo ganar esta contienda y lograr que acepte ayudarme.

— Vaya, y yo que pensé que Pansy-chan era el tipo de persona que mantiene su palabra… ¡Oh cielos, estoy tan decepcionado! —

¡Fufufu gané! ¡Sí, estoy seguro que gane ya que jamás había arremetido contra Pansy de esta forma con mis palabras!

— Sé exactamente lo que estas tratando de hacer. Así que, ¿Qué vas a hacer si te respondo que “Aun así, ¿no quiero hacerlo”? –

¡Aaaahhh, pero que injusta! ¡No es justo! ¡No es justo! Pero si actuó de la misma forma como me sient… ¡Eso es! ¡Me voy a enojar! Y me voy a enfadar mucho porque estoy muy, pero muy enojado. Si no tuviera el valor de decirte nada, las cosas terminarían así en la biblioteca debido a tu indiferencia habitual, pero no dejare ir esta oportunidad. Así que, ¡Prepárate!

— De todas formas, vas a venir conmigo y me ayudaras con la enseñanza de Himawari y Sun-chan, ¿Te queda claro? –

— Te das cuenta de lo que estás diciendo, ¿Verdad? Al final me estas cargando toda la responsabilidad a mí. Eso sí que es egoísta de tu parte. –

Publicidad M-M2

— Hmmm, ¡Por favor, ayúdeme! ¿Sí? ¿Dime que lo harás? –

— …Supongo que no tengo opción. De acuerdo, solo por hoy lo haré, ¿Está bien? A partir de mañana, no cuentes con mi ayuda. –

— ¡Eh! ¡¿En serio?! ¡Gracias Pansy! ¡Te aseguro que me estás dando una gran ayuda!–

— De… de acuerdo, pero no te olvides que es solo por hoy. –


“¡Sí! ¡Dijo que sí! ¡Pansy acepto! Vaya, esto fue más difícil que reconciliarme con Himawari y Sun-chan, ¡Pero todo salió bien!” Estaba tan emocionado por esto, que tomé de la mano a Pansy y la agité de abajo a arriba, pero solo una vez. Al parecer, mi acción hizo que se ponga algo nerviosa y se sonrojo un poco.

— Supongo que eres algo tímida, ¿No? –

— No es eso. Es solo que… es solo cuestión de tiempo para que llegue el momento en que nos tomemos de la mano nuevamente. –

¿Eh…? La verdad es que no estoy seguro de lo que significa esto.

— Por cierto, ¿No le pediste a nadie más que venga a estudiar? –

— De ningún modo podría pedirle esto a otra persona. –

— Ya veo. –

¿Pero qué le pasa a esta chica? Parece que mi respuesta la decepciono. ¿Acaso dije algo malo?

— En fin, te veré luego. Trataremos de hacer lo posible para que todo salga bien. –

— Está bien. Solo te advierto que, si lo has olvidado, estarás en graves problemas sino lo recuerdas antes que sea tarde. Pero vendrá, definitivamente vendrá. –

— ¿Qué? ¿Pero de qué estás hablando? –

— Piensa por ti mismo, tonto Joro-kun. –

Eso me dijo Pansy con un tono algo alegre, mientras se alejaba lentamente. “Sería bueno que no me dejaras siendo el único sin saber”. En fin, estoy seguro que no iba a encontrar mucha gente dispuesta a ayudarnos a estudiar. Por eso, incline mi cabeza en señal de gratitud antes de salir de la biblioteca.

***

Publicidad G-M2



 

 

Hmm, lo que Pansy dijo que me olvide de hacer, ¿A que se referirá…? “Bien, entonces repasemos. Primero, hice las paces con Himawari y Sun-chan. Segundo, logré que Pansy accediera a ayudarme en el repaso de eso dos. Creó que ya hice todo a la perfección. ¿Qué podría estarme olvidando de hacer?”. Bueno, no debe ser nada importante

— Oh, quien lo diría, Joro en un lugar como este. –

Mientras me estaba dirigiendo al salón de clases, me topé con una chica que tenia una cola de caballo que se balanceaba de un lado al otro.

— Oh, Asunaro. ¿Qué te trae por aquí? –

— ¡Uff, me alegro que preguntes! ¡Como miembro del club de periodismo, estoy cubriendo una nota que habla de las diferentes actividades que planean realizar cada clase que participe en el Festival de las flores, una vez que terminen los exámenes intermedios! –

Mientras dice esto, Asunaro sostiene orgullosamente un bolígrafo rojo en su mano izquierda, y una cámara en la derecha.

— Bueno, no tengo una idea clara de que se trata el festival de las flores, pero recuerdo que la escuela exhibió un video de este el primer día de clase. Según dijeron, este baile es famoso por su leyenda y por ser un evento peculiar, en el cual tres chicas se turnan para bailar con un chico. Por eso, el número de participantes es bastante limitado. –

— Vaya, parece que no tuve nada que explicarte. –

Creo que no era necesario que le diera esta explicación, pero se la termine dando de todas formas, jeje.

— ¡Pero así es! ¡Estás en lo correcto! Eh, por cierto, Joro, ¿Puedo hacerte una pregunta? –

— ¿Hmmm? –

¿Qué le sucede a Asunaro? Sus cejas se arrugaron cuando miro detrás de mí.

— Bueno, quería preguntarte, ¿conoces a esa chica que está escondida por allá? Porque creo que te ha estado espiando hace un buen rato. –

— ¿Qué? ¿A mí? –

Fue tan solo cuestión de tiempo para que recordara aquello que me había olvidado. Ante mí, se muestra una imagen bastante atroz de una chica con su flequillo colgando y que parece haber salido de un video maldito. Debe estar tan desesperada que quizás aquella aura que emana de su cuerpo, es por la desesperación que siente. La verdad… es que me había olvidado completamente de ella.

Cuando nuestras miradas se encontraron, dejo salir una risa de desesperación antes de salir huyendo por el pasillo.

— ¡Discúlpame Asunaro! ¡Te veré más tarde! –

— ¡De…acuerdo! –

Apenas me despedí de Asunaro, me lancé a perseguir a la otra chica lo más rápido que pude para evitar que se alejara mucho más de mí. “Oh no. Esto no es bueno, esto no es bueno, esto no es bueno, esto no bueno”.

— ¡Espera! ¡Por favor, espera un poco! –

Afortunadamente, la chica no parecía tener la fuerza para correr y la pude alcanzar con facilidad. Cuando estuve a unos pasos de ella, traté de tomarla de los hombros y hacer que se diera vuelta para verla de frente y comprobar su expresión facial. Por cierto, aquello que estaba queriendo recordar hace rato… sí, así es. Me había olvidado de esta persona, la última con la que había tenido complicaciones en nuestra relación después de aquel incidente.

— Hola… Joro-kun… ha pasado tiempo… –

— S…sí. Ha pasado tiempo. –

— Veo que te has reconciliado con Himawari-san y Sun-chan… pero no viniste a hacerlo conmigo… –

Publicidad M-AB

La persona con la voz entrecortada se llama Sakura Akino. Ella es la presidenta del consejo estudiantil de la escuela y su apodo deriva del uso de un kanji en su nombre, “Kosumosu”. Por eso, ella es conocida como…

— ¡Cosmos, no es lo que piensas! –

— Pero no importa, después de todo yo…–

— ¡No, no es lo que parece! ¡las cosas no son así! ¡Cosmos! ¡Cosmos! ¡Vuelve en ti!–

Sé que pude resolver muchas cosas, pero ahora, ¿Qué hago…?

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios