Kumo Desu Ga Nani Ka?

Volumen 10

Capítulo Especial 1: El Elfo se Carcajea

 

 

Desde aquel día, he sido un hombre muy ocupado.

Pero he estado ocupado de un modo que encontré profundamente satisfactorio.

Mi plan de involucrarme en un lugar de hostigamiento enviando elfos para apoyar a los demonios rebeldes ha terminado siendo un fracaso espectacular.

Ariel, de alguna forma, se enteró de los movimientos del ejército rebelde antes de tiempo y desafortunadamente los atacó antes de que pudiéramos terminar los preparativos.

No puedo culpar al líder rebelde por esto, ya que ni siquiera yo habría imaginado que seríamos detectados tan rápida y repentinamente, y atacados en muy poco tiempo.

Peor aún, e incluso más embarazoso, mi propia puerta de teletransporte fue usada contra mí para un ataque sorpresa.

Perdí no menos que a veintisiete de las Glorias humanoides que había estado preparando.

Recientemente, gracias a la irritante presencia del pontífice de la Palabra de Dios y el Héroe, ha sido más difícil adquirir las partes primarias necesarias para crear estos súper soldados.

Perder a tantos de ellos ahora ha sido un golpe bastante significativo.

Además de eso, como la puerta de teletransporte fue destruida, he sido obligado a abandonar a Oka en las tierras demoniacas por el momento.

La opción de renunciar a ella se cruzó por mi mente, pero sería todavía más problemático si ella quisiera contactar con Ariel y, en el peor de los casos, comenzara a conspirar con ella.

Dejarla morir en una zanja en algún lugar estaría bien, pero ella sabe la ubicación del la puerta de teletransporte escondida que dirige directamente a la aldea de los elfos, y por supuesto no puedo permitir que tal información llegue a manos de Ariel.

Estoy dispuesto a matarla yo mismo si es necesario, pero si puedo recuperarla viva, sería preferible.

Formé un equipo de rescate liderado por elfos que pueden usar Teletransporte Rápido.

Intenté enviarlos al territorio demonio, pero acabó siendo una pérdida de tiempo, aunque no en el mal sentido.

Con la ayuda de Agner, Oka y los otros supervivientes pudieron escapar del territorio demonio al territorio humano por su cuenta.

Esto significa que ahora tengo una deuda con Agner, pero eso no es un problema particularmente importante.

He recibido información de que algunos de los subordinados del Señor Demonio—en otras palabras, los peones de Ariel—han estado causando estragos en la frontera entre el territorio demonio y humano.

Esto me preocupa un poco, pero como pude recuperar a Oka, supongo que puedo dejarlo pasar.

Mientras rescataban a Oka, fui a inspeccionar los restos de la puerta de teletransporte del reino humano que conectaba con el reino demonio.

Había sido destruida sin dejar rastro, pero excavé cuidadosamente la zona.

Lo tenía que ver con mis propios ojos.

Y entonces encontré algo.

“Bueno, ahora que lo has hecho. Muchas gracias.”

La voz de Ariel me habló, sonando más baja de lo habitual.

A veces puedo escucharla a través de la cabeza del cuerpo que usé durante el incidente de la Flota-G, que ella se había llevado.

La mayoría de sus funciones ya habían sido desactivadas, pero dejé las funciones de grabación de video y audio activadas cuando ella se la llevó.

Sin embargo, parecía que Ariel sabía eso, por lo que cuando ella estaba en la sala donde guardaba la cabeza, permitía que registrara solo información que no me fuera de utilidad. A veces incluso le añadía información falsa con la esperanza de engañarme.

Si mordía el anzuelo, estaba bien.

Y si no, tampoco perdía nada.

Supongo que la chica ha aprendido a usar el cerebro al menos un poco.

Pero ahora, sin duda, me está hablando directamente.

“No creas que esto significa que has ganado.”

Con eso, el audio y el video se cortan.

Debe haber aplastado la cabeza con la que estaba hablando.

“Je-je.”

Una pequeña risita se escapa de mis labios.

“Je-je… ¡Mua-ja-ja-ja-ja!”

De hecho me estoy riendo en voz alta, aunque no tan alta.

¿Cuánto tiempo ha pasado desde la última vez que me reí así?

¿Cuánto tiempo ha pasado desde que mi ánimo subió tanto como ahora?

Las amargas palabras de derrota de Ariel suenan agradablemente en mis oídos.

Contemplé felizmente la cosa que había encontrado en las ruinas de la puerta de teletransporte.

“Finalmente lo hice.”

Apenas estaba de una pieza, pero indudablemente era el cadáver de Blanca.

¿Veintisiete Glorias humanoides?

¿El tiempo y el esfuerzo dedicados para recuperar a Oka?

Todo eso fue un pequeño precio a pagar.

Con mucho gusto hubiera dado eso y más para destruir a esta criatura que me ha estado atormentando estos últimos años.

A decir verdad, estaba planeando enviar diez veces ese número de Gloria humanoides para ayudar al ejército rebelde.

Estaba incluso preparado para perderlas todas en el proceso.

Todo sin saber cuáles podrían ser los resultados de la batalla.

Comparado con eso, ahora obtuve una gran victoria a un costo mínimo.

Esto es un gran golpe a las fuerzas de Ariel.

Sus subordinados restantes siguen siendo un problema, pero no son nada que no pueda manejar.

Y la propia Ariel no es mi enemiga.




¿Los demonios? Poco más que basura.

Sin duda, es seguro el disminuir mi vigilancia para Ariel y los de su calaña.

Lo que significa que con lo que tengo que lidiar ahora son con los movimientos del pontífice de la Palabra de Dios.




Ha estado usando al Héroe para destruir las ramas de mi organización.

Pero incluso eso apenas importa ahora.

He matado a Blanca.

No necesito apresurarme en recolectar más piezas nunca más.

Además, ya he conseguido a la mayoría de esas preciosas reencarnaciones. Lo que significa que hay poca necesidad de seguir usando a la organización para secuestrar niños como una tapadera de mis objetivos.

Probablemente pueda reducir la escala de sus esfuerzos ya.




Mi momento de brillar ha llegado al fin.

Me irrita que el pontífice se haya entrometido con mis cosas tan persistentemente, pero eso tiene poca importancia ahora.




Si tuviera que ir y matar al Héroe que le sirve, también me causaría problemas.

Ahora que el elemento caótico conocido como Blanca está fuera de escena, no tengo nada que temer del rebaño de Ariel.

Pero sería una tontería destruir al Héroe—el peón más adecuado para destruir al Señor Demonio.

Especialmente ya que el Héroe sigue siendo joven. Tan pronto como el Héroe muere, el ser humano que mejor se adapte al papel en términos generales de fuerza y personalidad automáticamente se convierte en el nuevo.

Dado que se eligió a un humano joven con habilidades y fortalezas aún en desarrollo como el Héroe, eso significa que no hay ser humano más mayor que el héroe actual más adecuado para el papel.

Por lo que si el héroe muere, el siguiente podría ser un humano aún más joven.

Este ya es demasiado joven como para enfrentarse a Ariel, por lo que uno todavía más joven sería aún más inútil.




Por lo tanto, no puedo poner una mano sobre el héroe actual, ni siquiera si me irrita actuar como indudablemente ha predicho el pontífice.

Tengo muchas otras tareas entre manos, por lo que una vez haya conseguido a las reencarnaciones restantes, restiraré mis fuerzas allí.

Pero tal vez pueda encontrar otra vía a través de la cual intentar aplastar la religión de la Palabra de Dios.

En cualquier caso, la destrucción de Blanca, una de las mayores espinas en mi costado, es un gran alivio.

Cuando me levanto de mi silla para pasar a mi siguiente acción, mis pasos se sienten mucho más ligeros de lo habitual.

5 44 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
36 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios