Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 10

Capítulo 1: El Rey Demonio Decide Ir A Una Expedición

Parte 5

 

 

Luego el soldado mensajero…

— ¿Eh? N-no, ¿El Rey Demonio Satán? No recibimos reportes de él… ¿y el Rey Demonio Satán no fue derrotado por usted, Lady Emilia?




Respondió de esa forma.

Cuando ella partió de Fangan, Emi había descubierto que la información con respecto al ‘destino de la Héroe Emilia’, tenía versiones diferentes en cada área, pero solo el hecho de que el Rey Demonio Satán había sido derrotado por la Héroe Emilia fue ampliamente esparcido como verdad.

Por eso el soldado mensajero debió haberse sentido preocupado porque el nombre del Rey Demonio Satán había aparecido esta vez.

—…e-es cierto. Solo Alsiel está allí, ya veo… Emi frunció el ceño y murmuró.

Aunque Emi no podía pensar en la razón de la aparición de Ashiya en el Azure Sky Canopy completamente solo, debido a que Ashiya nunca había expresado gusto acerca de las acciones de los Malebranches, al menos se podía confirmar que la situación actual no era lo que él quería.




Si es así, ¿entonces quien lo llevó al Azure Sky Canopy, y con qué propósito?

— No importa que…

— Ugh….

— Ah, L-Lord Olba…

Olba, quien llegó detrás de Emilia sin ser notado, habló sin siquiera dar tiempo de pensar:

— Ya que se trata solo de Alsiel, él no se iguala a la actual Emilia. Lo que debemos hacer no cambia. No hay nada de qué preocuparse.

— T-tiene razón. Y en la gran batalla de antes, incluso Alsiel se retiró del Continente Central porque tenía miedo de Lady Emilia…

La complexión pálida del soldado mensajero lentamente recuperó su color tras oír las palabras de Olba.

Emi, quien observaba esa escena con una mirada de soslayo, comenzó a mostrar una expresión sombría.

En otras palabras…

— ¿…este es el papel que me ha sido asignado?

Dentro de la Milicia, la gente que podía luchar directamente con el General Demonio Alsiel o incluso derrotarlo, solo eran Emilia y Olba.

Olba planeaba usar a Alsiel y los Malebranches para que la situación de la ‘Héroe Emilia salvando el Continente Oriental’ renaciera.

Aunque la actual Emilia era incapaz de captar sus verdaderas intenciones, lo único que se podía confirmar era que si ella no cumplía la tarea que Olba le había dado, sus sueños serian destruidos.

— Bueno, comencemos el encuentro militar para desarrollar la estrategia de batalla para conquistar el Área Central y rescatar al Unificante Emperador Azure.

Olba entró primero en la tienda, y luego de algo de dudas, incluso Emi lo siguió. La tienda era tan tenue como el sombrío corazón de Emi, y en ese momento…

— ¿Alsiel vino?

Una voz débil sonó en la mente de Emi.

— Si Alsiel vino…

La voz de Alas=Ramus emitió una luz que era completamente diferente al corazón de Emi.

— ¿…significa que papá vino también?

—…..cuando dices papá… te refieres al… Rey Demonio, ¿cierto…? Emi se congeló en el acto y dejó de caminar.

— ¿Hm? ¿Qué sucede, Emilia?

Olba preguntó tras ver a Emi detenerse de repente, pero incluso así, ella era incapaz de moverse.

—….Ah. ¿En que estaba pensando?

Las palabras de Alas=Ramus, me hicieron pensar en algo.

— Yo…

Es imposible para mí pensar de esa forma.

No puedo pensar así.

Este tipo de cosas, definitivamente no sucederán.

— Lo siento, no asistiré a este encuentro militar. No me siento bien. No importa quién sea el oponente, está bien mientras pueda luchar con el más fuerte, ¿bien?

Luego que Emi dijese eso rápidamente, ella salió corriendo de la tienda sin esperar respuesta de alguien.

— ¿L-Lady Emilia?

Incluso si la voz del soldado mensajero de ahora fue oída detrás de ella, Emi siguió corriendo hacia la tienda donde ella se alojaba y se acostó en la cama simple.

Era difícil respirar.

Su corazón estaba latiendo con fuerza.

— ¿…qué…está pasándome… ¡tks!?

Emi golpeó la cama como si estuviese a punto de romperla.

— ¡No importa lo que pase… no importa lo que pase! ¡Ese tipo! ¡Para mí y para mi padre es…!

— Te mostraré un nuevo mundo.

Emi claramente recordó esa sonrisa que hablaba de sueños idiotas en una noche en Shinjuku.

—…..se supone…………que ese chico es el enemigo……

Aunque no era poderoso, cada vez que Emi estaba en problemas, él vagamente aparecía con una expresión arrogante, y al final, todos los problemas eran resueltos mientras decía palabras estúpidas.

— ¿P….por qué…..?

— ¡Mamá, papá definitivamente vendrá a encontrarnos! Por lo que estaré bien, ¿sí?

Ella casi estaba en su límite.

— ¿……estás….segura… que él vendrá…… a encontrarnos…? Emi no planeaba usar su débil estado mental como una excusa. Pero ella ya no podía seguir siendo capaz de engañar a nadie más.

En algún lugar dentro del corazón de Emi, ella siempre tenía la esperanza de que ‘Maou Sadao’, quien usualmente decía bromas aburridas y se quejaba, y al final disolvía los peligros para Emi y la gente importante para Emi de una forma tan vaga, apareciera.

Ella no quería reconocer eso.

Y ella seriamente pensaba que era imposible.

Después de todo, hasta ahora, incluso Emeralda y Alberto, los compañeros de Emi en Ente Isla, no habían mostrado signos de actuar.

Ellos probablemente no eran tan ingenuos para no sentir la situación anormal de Emi, ya que esas dos personas no actuaban, Maou y los demás, quienes estaban en un mundo extranjero, no tenían razón para actuar.

Ella no transmitió información importante cuando usó el Idea Link con Rika, asi que incluso si Rika realmente se comunicaba con Maou y Suzuno, ellos no serian capaces de captar la situación de Emi.

Ya que Ashiya estaba en Ente Isla, Maou debería estar buscando su paradero con todas sus fuerzas, cuando ella pensó eso, la parte más profunda del corazón de Emi que no estaba reforzada, comenzó a gritar. Si Maou llegaba a Ente Isla para ir tras Ashiya ¿no descubriría que estaba en apuros y convenientemente la salvaría también?

Ese tipo de pensamiento poco honrado estaba totalmente expuesto. Sin embargo, era realmente ridículo.

Si él quería resolver la situación en la que Emi estaba, con solo protegerla a ella y a Alas=Ramus y llevarlas de nuevo a Japón no era suficiente.

Ubicado en lo más lejano del Continente Occidental, los campos de trigo que el papá de Emi dejó restringían el corazón de Emi, y como ella no podía abandonar eso, Emi se vio forzada a participar en esta guerra contra su voluntad.

Incluso si Maou recuperaba su abrumadora forma de Rey Demonio y llegaba allí, sería difícil para él derrotar a Olba y a Raguel al mismo tiempo.

Mientras una persona descubra que Maou estaba tomando acciones para proteger a Emi y darles órdenes a los subordinados de Olba en el Continente Occidental, los campos de trigo terminarían en un estado irreversible.

A menos que todos que conozca la situación de Emi desapareciera del mundo, o que toda Ente Isla no se preocupe más por la ‘Héroe Emilia’, incluso si ella volvía a Japón, Emi nunca tendría paz.

Las noticias de que la Héroe Emilia aún vivía ya habían comenzado a esparcirse en el Continente Oriental, y tarde o temprano, las Tropas de Caballeros Hakin y Olba anunciarían las noticias al resto del mundo en nombre de la nación.

En ese momento, no importa al lugar que Emi fuera, esas personas quisieran usar la identidad y el nombre de la ‘Héroe Emilia de la Espada Sagrada’ en Ente Isla, definitivamente enviarían tropas.

Sin embargo, si Emi abandonaba los campos de trigo de su padre y los sueños de su pueblo y escapaba a Japón, existirían personas como Lucifer, Suzuno y Sariel hicieron en el pasado, o Ciriatto, Farfarello y Olba que fueron hacia Japón para encontrar a Emi sin preocuparse de los peligros que podrían causar solo con el fin de cumplir sus propios propósitos.

De esa forma, con el fin de deshacerse de esos perseguidores, Emi se forzaría a blandir su espada por la gente de Ente Isla, gente que ella debería proteger.

Toda la situación solo mostraba desesperación.

Sin importar que, era imposible salvar por completo a la actual Emi. Incluso así….

— Maldición… ¿por qué…? ¡¿Por qué tienes que entrar en mi corazón de esa forma?! ¡Detén esta estupidez!

La voz de Emi hizo eco.

Ella no creía que Ashiya había regresado para conquistar ni Afsahan ni Ente Isla. Pues Emi sabía que Maou definitivamente no permitiría que tal cosa sucediera.

Y ella también sabía que mientras Maou no estuviese de acuerdo, Ashiya definitivamente no iría contra la voluntad de su maestro.

Todo el tiempo que Emi pasó con Maou fue tanto que ella creía firmemente eso desde el fondo de su corazón.

— ¡….Rey Demonio…Rey…Demonio…!

Emi recordó el rostro que gradualmente aparecía en una zona profunda de su corazón – ese joven trabajador que vivía en Sasazuka y era muy querido por todos a su alrededor.

—….Salva….sálvame….

Sus lágrimas no se detenían.

El miedo, lamento, dolor y un débil y extraño sentimiento de seguridad, Emi, quien no podía sujetar la situación de su estado mental, solo pudo seguir llorando.

En ese instante, Emi sintió claramente que la ira y la sensación de justicia que había apoyado hasta ahora y el reconocimiento de una ‘Héroe’ que salva el mundo y a los humanos ya había desaparecido sin dejar rastro.

La razón de ese obstáculo en el corazón de Emi no era porque la gente de Ente Isla, con Olba como líder, había hecho cosas despiadadas a la ‘Héroe’.

Sino porque ella nunca había sido ese tipo de ser humano con ideales y espíritu noble.

—….Em, Al… lo siento, lo siento… papá… lo siento, no puedo más, ya no puedo luchar sola…

— Mamá.

No importaba que tuvo de nacimiento o sangre tuviese Emilia Justina la Héroe, hasta hace unos años, ella había estado viviendo una vida normal como la única hija de un granjero, y solo era una niña normal como las que se veían en cualquier parte.

La voluntad de la Héroe nacida del odio de una jovencita menor de 18 años de edad había sido destruida en este momento.

— No sé, que debería hacer… padre, Em, Rey Demonio… alguien venga, por favor…

— Mamá.

En ese momento.

Aunque no había sido llamada, Alas=Ramus apareció en la cama como una deidad para sanar el corazón herido de Emi.

En la frente de la pequeña había un brillo con la forma de una luna creciente igual al que aparecía cuando la espada sagrada se activaba o cuando estaba llamando a otros fragmentos del ‘Yesod’.

Alas=Ramus con unas manos tan calidad y suaves como el algodón, sostuvo el rostro cubierto de lágrimas de Emi y sonrió.

La luz purpura cálida y la sonrisa eran tan sorprendentes, Emi se acurrucó en esas manos, como si estas fueran capaces de iluminar la oscuridad en su corazón.

—…Ahh, lo siento, Alas=Ramus… pero, creo que caer… Eso fue tan patético.

Aunque ella estaba herido porque sabía que la ‘verdadera madre’ de Alas=Ramus era Lailah, ella actualmente estaba llorando frente a la ‘hija’ que debería estar protegiendo.

Pero incluso si era este tipo de Emi, Alas=Ramus con un estado mental tan puro como su suave piel dijo:

— En el pasado, siempre había estado sola.

— ¿….?

— Pero, ahora estoy contigo, mamá.

— ¿Alas=Ramus…?

— Mamá, siempre has estado con papá. Chi-nee-chan, Suzu-nee-chan, Lucifer, Em-nee-chan, todos están contigo.

Luego que Alas=Ramus girara su cabeza, desvió su mirada de Emi hacia una dirección lejana y dijo suavemente:

— Acies también de estarlo.

— ¿Alas=Ramus…?

— Por eso no te preocupes. ¿Bien? Todos, una vez más estarán juntos.

— Todos… juntos…

Emi secó sus ojos rojos hinchados y suspiró temblorosamente.

—…sí, tienes razón, todos siempre han estado juntos… Emi apenas descubría esto.

Era cierto que Maou y los demás habían sido enemigos.

Pero el grupo en Japón ya había superado los límites de la enemistad, los humanos y demonios, y continuaban viviendo sus vidas juntos.

No importa que tan seria fuese ese ‘error’.

— Pero, ya es muy tarde. He descubierto esto muy tarde. A este punto, incluso si abandono los campos de trigo de papá, ya no podré estar con el Rey Demonio y los demás…

— ¿Por qué?

— Pues…

Emi miró su mano derecha.

— Con el fin de no perder mis sueños, escuché a Olba… e incluso asesiné a esos del Mundo Demoniaco, los ciudadanos del Rey Demonio.

Esa no era una batalla que Emi quería, y el oponente no era completamente inocente.

Sin embargo, ella sentía que sus propias acciones no eran diferentes de esas que hizo contra el Ejercito Demoniaco que ella juzgaba como maligno.

Aun así, ella sabía que los demonios no eran monstruos que solamente sabían cómo matar y con los que no podían comunicarse.

Pero debido a sus propios deseos, Emi fue incapaz de evitar que la Milicia de Fangan, quien usaba su nombre y sin saber cuántos crímenes había cometido la otra parte, asesinara a los Capitanes Malebranches.

Si ella insistía que eso era para proteger sus propios sueños y personalmente blandía su espada para luchar, los resultados podrían ser distintos.

Por debido a los resultados, Emi no se resistió y no hizo nada más que observar como todo se desarrollaba.

La Héroe que exorcizó a los demonios, como la comandante de la Milicia, ensució las manos de otros.

— El Rey Demonio odia la mayoría de las cosas irrazonables. No importa que razón sea, él no olvidará mis acciones descuidadas. Alsiel debería ser igual. Por eso…

Justo cuando Emi dijo eso agitadamente.

— ¿….?

Había una conmoción fuera de la tienda.

Los soldados de mayor rango deberían haber asistido a la reunión militar, pero cuando Emi lo notó, había un gran disturbio como si acabase de ocurrir un ataque.

Grandes grupo de soldados estaban caminando alrededor y parecían estar discutiendo sobre algo…

— L-Lady Emilia, lamento molestarla.

En ese momento, la voz preocupada del soldado mensajero de hace un rato se escuchó en la entrada de la tienda.

— E-etto, ¿está bien? Escuché que no se sentía muy bien…

—…lo siento, ya estoy bien.

Emi estuvo llorando tan fuerte que no sería extraño si alguien más la hubiese escuchado.

Con las cosas como estaban ahora, Emi no tenía la energía para ocultarlo, por lo que ella ligeramente se secó las esquinas de sus ojos, se levantó y apareció.

El brillo en la frente de Alas=Ramus había desaparecido junto con la atmosfera misteriosa de hace poco sin dejar rastro que alguna persona notara, y cuando la atención de Emi se centró en el soldado mensajero, la niña había saltado en la cama y comenzaba a girar alrededor sin sentido.

— E-etto, lo siento por molestarla cuando se encontraba ocupada…

Aunque el soldado mensajero estaba un poco sorprendido tras ver el rostro de Emi después de llorar, él le transmitió la orden de que esperaban que Emi regresara pronto a la tienda de operaciones donde la reunión militar ya había comenzado.

— Tenemos una carta del General Demonio Alsiel, enviada desde el Azure Sky Canopy.

— ¿Una carta de Alsiel?

— Correcto. Y él la remitió para usted, Lady Emilia, por lo que Lord Olba espera que rápidamente se dirija hacia allá….




Luego que Emi inhalara y exhalara fuertemente, ella asintió y salió de la tienda. De todas formas, la situación se sentía un poco extraña.

¿Cómo Ashiya…Alsiel sabía que Emi estaba en este ejército?

Luego que Emi se fusionara una vez más con Alas=Ramus, ella caminó rápidamente hacia la tienda principal de operaciones.

Un Olba con mirada de descontento, y unos oficiales con apariencia nerviosa estaban esperando allí a Emi.

— Has venido, Emilia.

Había papel de piel de cabra esparcido frente a Olba, parecía ser la carta que Alsiel envió.

— Escuché de la carta que me enviaron… ¿puedo mirarla?

— No se puede evitar.

Había una razón por la que Olba usó ese tono tan reacio.

Pues sabía que Alsiel había cruzado los limites separándolo a él y ellos, el enemigo, y estaba interactuando con Emi como ‘Ashiya Shiro’, su identidad japonesa. Como Olba no estaba sorprendido que Alsiel apareciera, él debía haber sabido de antemano que este regresaría a Ente Isla.

Sin embargo, este arzobispo ahora estaba mostrando una expresión seria, por lo que podía verse que esa carta era realmente una situación inesperada para él.

Aunque Olba parecía incapaz de destruir la carta enviada por el comandante del ejército enemigo dirigida a la Héroe al frente de las Tropas de Caballeros Hakin de la Milicia, sin importar qué, él probablemente no esperaba que Ashiya estableciera contacto.

De la impresión de Emi, aunque ellos se habían reunido al pie de la montaña en el Continente Occidental, Olba no mostraba signos de haber ido a Japón. Eso significaba que Alsiel fue traído de vuelta por cómplices de Olba (o quizá Olba era el cómplice).

Sin considerar a ‘Ashiya Shiro’, ya que Olba creía que sería capaz de restringir las acciones de ‘Alsiel’, se podía deducir razonablemente que Olba estaba siendo apoyado por una poderosa figura desde las sombras.

Considerando que Raguel estaba actuando junto con Olba, existía una gran probabilidad de que la otra parte fuese un ángel del Cielo, por lo que incluso si esta ‘carta de Alsiel’ era escrita por el mismo Alsiel, lógicamente no llegaría a Emi.

— ¿Qué está pasando…?

Emi frunció el ceño porque sintió que había otra persona involucrada además de Olba y la poderosa persona apoyándolo.

— Lady Emilia, por favor tenga cuidado. Esta carta está escrita en caracteres que no podemos leer, quizá hay una maldición demoniaca en ella.

Sin saber cómo los caballeros Hakin interpretaron la expresión de Emi, sus apariencias de miedo obviamente superaron el sentido común, pero de todas formas, Emi tenía que leer la carta antes de juzgarla.

Emi aceptó el papel piel de cabra de Olba, y comenzó a inspeccionar el contenido luego de tragar su saliva.

La firma del General Demonio Alsiel, y el nombre de Emilia estaban escritos en el Lenguaje del Comercio Central en la parte superior, y luego…

— ¿………………………..Hm?

Luego de confirmar el contendido, ella dejó escapar un sonido de confusión.

— ¿Qué tiene escrito?

Incluso la voz ansiosa de Olba era incapaz de causar alguna infelicidad a Emi en ese momento.

—Uh… de todas maneras no hay palabras del Mundo Demoniaco o una maldición, ¿O-Olba? ¿No puedes leer esta carta?

Olba respondió la pregunta de Emi con descontento:

— ¡Sé que esas son palabras de ese mundo! Incluso puedo usar un ‘Idea Link’ para intentar comprender el lenguaje de allá, pero el tiempo que pasé allí no es el suficiente para que logre comprender todas esas palabras.

Olba señaló la esquina del papel piel de cabra.

— Además de los fonogramas en hiragana, esta palabra significa ‘un estado frio’, esta es ‘equipaje’. En cuando al texto detrás, solo sé que es comúnmente usado para expresar el deseo de venganza.

—…S-sí, es así….

Emi asintió con una expresión compleja en su rostro, y miró la carta una vez más. Esta era una carta de Alsiel escrita para transmitir un mensaje a Emi.

Y Emi vagamente sabía que Alsiel no deseaba convertirse activamente en su enemigo.

Sin embargo, ella aún era incapaz lo que Alsiel quería transmitir.

— ¡Lo que está escrito en ella! ¿No me digas que Alsiel quiere decirles a los demás que no te envíen equipaje, Emilia?

— Uh… no, no creo que eso sea lo que signifique…

Emi respondió mientras pensaba con todas sus fuerzas.

Para que Ashiya escogiera esas palabras, debía haber una razón específica para eso.

¿Qué mensaje estaba tratando Ashiya de transmitirle?

— ¡¿Qué es exactamente lo que está escrito en ella?!

— Uh… espera un momento, realmente no sé lo que significa. ¿Por qué están escritas estas cosas?

No era extraño para Olba estar muy agitado y Emi confundida. En la carta del General Demonio Alsiel…

— Algún día, definitivamente me vengaré del tofú y el jengibre encurtido.3

El solo escribió esa frase tan simple con una caligrafía ordenada.

— ¿Qué significa esa frase?

— Uh, ¿Cómo debería decirlo?

Aunque Emi estaba preocupada, ella honestamente respondió la solicitud de Olba:

— Esta palabra es llamada ‘tofú’, cuando se combina con esto significa, tofú frio.

3 Los que no recuerden, les invito a leer el capítulo 1 del volumen 8 que es cuando Emi dice que se va a Ente Isla.

Pero ese contenido hizo que Emi sintiera que su explicación sombría realmente no encajara en la actual atmosfera completamente tensa.

— ¿Tofú? ¿Qué es tofú?

Aunque Emi casi responde por reflejo ‘es delicioso cuando se le agrega sopa de miso’, ella intentó contenerse.

— Uh, ¿Cómo debería describirlo en nuestros términos? Se trata de un alimento blanco y suave del mismo tamaño de un ladrillo pequeño, tiene alto contenido de agua e incluso es suave… pero en realidad no tiene mucho sabor.

— ¿No, no tiene sabor? ¿Los ciudadanos del mundo extranjero normalmente comen ese tipo de cosas extrañas?

Los oficiales de los caballeros Hakin se miraron mutuamente y susurraron, y cuando Emi estuvo explicando, ella también sintió que algo estaba fuera de lugar.

— E-extraño… si, podría ser correcto decirlo así. Emi aun recordaba esa combinación.

Y un significado que ella solo sabía estaba oculto dentro. En un hecho actual, ¿En qué tipo de situación estaba ella cuando comía eso?

Incluso si ella sentía una frustración como si no pudiese recordar lo que comió hace dos días, Emi seguía hablando:

— Y luego esto es leído como ‘jengibre encurtido’, la apariencia de esta cosa parece como tubos rojos purpura, y es una planta que emite un amargo sabor en tu cavidad nasal una vez que lo masticas…

— S-solo de escucharlo, suena como un ingrediente demoniaco terrible.

— Nunca había pensado que la cultura culinaria de los ciudadanos del mundo extranjero seria tan extraña.

Aunque esas comidas eran para darle completamente la espalda, había algo extraño con la explicación de Emi.

Era, por supuesto, principalmente porque Emi no sabía que tipos de comidas habían en Ente Isla que pudiesen usarse para hacer una comparación.

—…y cortas eso y lo colocas en el… tofú frio…

Con el fin de explicar este platillo a las personas del Continente Oriental, quienes no sabían lo que era un tofú o jengibre encurtido, Emi inconscientemente actuó para demostrar silenciosamente el corte del jengibre encurtido con un cuchillo y ubicarlo encima del tofú invisible…

—…..Ah.

En ese instante, el corazón de Emi y su cuerpo regresaron a ese momento.

Era lo que había estado buscando con todas sus fuerzas en sus sueños, aunque era viejo y ruidoso, estaba lleno con una extraña atmosfera pacifica – la escena de comer en ese apartamento.

Lo que apareció frente a Emi en ese momento, fue el ceño fruncido de Maou y la gran cantidad de jengibre encurtido que incluía la parte de Emi, siendo forzado en la parte superior del tofú frio.

— ¿Qué sucede, Emilia?

—…Ugh.

Emi recuperó sus sentidos debido a la voz de Olba. Aunque los oficiales miraron a Emi con expresiones preocupadas, su situación era más seria.

Dentro del corazón de Emi, una ola de frustración diferente de lo que ella sintió cuando lloró en la tienda surgió.

Su rostro estaba rojo, y su abdomen y los bordes de sus ojos gradualmente se sentían cálidos.

Emi finalmente comprendió lo que Alsiel estaba tratando de transmitirle.

Y en el momento que lo entendió, una increíble ola de alivio y felicidad se expandió en el corazón de Emi, haciendo que se sorprendiera mientras se emocionaba más.

Esa cosa imposible por la que ella rezaba hace unos minutos, y la desesperación que ella sintió cuando decía que no estaría satisfecha, se convirtió en esperanza nuevamente y se posó delante de Emi.

— O-Olba.

Aun así, ella apenas suprimió las emociones que casi se escapaban y comenzó a pensar con todas sus fuerzas.

— ¿Q-que sucede?

El tono urgente de Emi hizo que Olba respondiera de forma tensa.

— Vayamos de inmediato al Azure Sky Canopy, no podemos retrasarnos.

— ¿Qué has dicho?

— Tenemos que actuar de inmediato, dejando a un lado tu voluntad o la mía, Ente Isla está por ser cubierta por la oscuridad de nuevo. Alsiel descubrió un secreto que puede oponerse directamente ante la poderosa persona que soy ahora, y usó el japonés para escribir un código y pedirme que me retire si valoro vivir.

Debido a eso, Emi era incapaz de decir continuamente una línea completa de palabras falsas.

— N-no estas balbuceando, ¿o sí?

De una forma determinada, Emi se volvió a Olba, quien no podía hablar tan severamente frente a los caballeros Hakin de la Milicia, dijo con un tono serio:

— Lo que dije es cierto. Mientras él usa ese ‘tofú frio’ y ‘jengibre encurtido’, el General Demonio Alsiel sería capaz de obtener un poder que trasciende al General Demonio Lucifer, o incluso al Rey Demonio Satán.

— ¿Q-que dijiste?

Emi no estaba mintiendo del todo.

Ella miró alrededor al aturdido salón de reuniones y le susurró a Olba:

— Alsiel ya revirtió una vez el poder relacionado entre él y el Rey Demonio Satán frente a mí usando el ‘tofú frio’ y el ‘jengibre encurtido’. Yo también estuve a punto de perder. Deberías saber lo que eso significa, ¿no?

—…Uh… p-podría ser…

— La razón por la que de repente regresé aquí desde Japón fue principalmente por esto. Si Satán no resistía el ‘jengibre encurtido’ en mi lugar, realmente yo no sabría cómo terminarían las cosas.

— E-ese país conocido como Japón, ¿Cómo puede tener un poder tan increíble…?

— ¿No obtuviste magia demoniaca junto a Lucifer cuando estuviste en Japón? ¡Ese mundo también posee un poder que no conocemos bien, y Alsiel, quien originalmente no se iguala del todo al Rey Demonio, obtuvo una fuerza más poderosa que la magia demoniaca, sobrepasando totalmente al Rey Demonio… mediante el ‘tofú frio’ y el ‘jengibre encurtido’!

Emi intencionalmente le dijo eso a Olba usando el ‘japonés’, un lenguaje que los caballeros Hakin no conocían.

Con el fin de transmitirle sus verdaderas intenciones solo a Olba. Con el fin de transmitir parte de la verdad sin mentir.

— ¿Cómo es posible…?

— Aunque no sé lo que estas planeando, si no actuamos pronto, las cosas realmente serán irreversibles. Si menosprecias el poder actual de Alsiel, incluso yo no sería capaz de salir ilesa.

— Ugh… bueno, n-no hay otra opción.

Olba se volvió y les dio órdenes a los oficiales.

Olba originalmente planeaba usar a Emi para luchar con Alsiel y los demás en el Azure Sky Canopy.

Sin embargo, la situación de la carta de Alsiel que solo Emi pudo leer lo hizo sentirse inseguro. Olba, como un táctico, debería saber claramente que solo las posibilidades de un factor incierto podían distorsionar la conclusión hasta un límite desconocido.

Observando la espalda de Olba, Emi frenéticamente se secó las lágrimas que ya no podía contener, y continuó hablando:

— Él no es solo un hombre que desea repetidamente comprar huevos que están limitados una caja por persona.

Aunque ella no sabía cómo Ashiya envió la carta a la Milicia, solo ese método y pensamiento que el poseía, el cual podría cambiar la situación de Emi con solo una carta, hizo que ella honestamente se sintiera sorprendida de él.

Había solo una persona en el mundo que podía encontrar la forma de ‘vengarse’ de Emi por el ‘tofú frio y el jengibre’ que Ashiya mencionó.

— El Rey Demonio… viene.

¿Quién podía ser el único que ‘cobrara venganza por el tofú frio y el jengibre?

La persona que podría encontrar a Emi para vengarse porque grandes cantidades de jengibre fueron colocadas en el tofú frio definitivamente era Maou.

Emi, incapaz de ocultar esa sonrisa que inconscientemente apareció, frenéticamente se presionó el pecho.

Las cosas no se resolverían por eso.

Incluso si Maou recuperaba su forma demoniaca y estaba dispuesto a ayudarla, los campos de trigo de su padre aun estarían bajo el control de Olba y Raguel, y se encontrarían en una situación peligrosa.

Incluso así, podría ser solo su imaginación, pero Emi sentía que su visión, la cual estaba oscura por una desesperación sombría, de repente veía la luz.

Emi no creía que Maou la abandonaría y solo salvaría a Ashiya.

Aunque tener tales pensamientos era ser un poco tenaz, incluso si ella siempre andaba quejándose, Maou nunca había hecho algo similar; incluso si a él no le agradaba Emi, su amor por Alas=Ramus era real.

Mas importante era, que si Maou planeaba abandonar a Emi, Ashiya no le enviaría justamente esa carta con la pista de que él vendría.

Mientras Maou apareciera en Ente Isla, él definitivamente actuaria con el fin de llevar a Ashiya, Emi y Alas=Ramus de vuelta a Japón.

‘Maou Sadao’, a quien Emi vio esos últimos meses, era ese tipo de persona. Por supuesto, la situación no era tan optimista.

Ta como se dijo anteriormente, incluso si Maou recuperaba su forma demoniaca y ayudaba a Emi, él sería incapaz de llevársela a ella, a Alas=Ramus y a Ashiya de vuelta a Japón así como así.

Además, por la forma que Ashiya usó ese ‘algún día’ en su carta, él no podía confirmar cuando Maou llegaría.

Incluso así…

— El Rey Demonio… está dispuesto a venir. El corazón de Emi solo pensaba en eso.

Mientras Maou apareciera, no importa la dirección en la que hablara, la situación se desarrollaría enormemente. Sin embargo, Emi no estaba segura sobre qué tipo de resultados ocurrirían luego de ese desarrollo.

Aunque ella estaba insegura, por razones desconocidas, ella solo podía suponer con facilidad lo que Maou podría pensar tras descubrir la situación en la que Ashiya y Emi fueron arrastrados.
Maou definitivamente no aceptaría esa situación.

Ya fuese Olba, la gente detrás de él planeando esto, o incluso el sueño de Emi, Maou definitivamente actuaria con el fin de romper todos los componentes de esta farsa de una vez por todas.
Emi no sabía cómo las cosas terminarían después de eso.

Aunque ella claramente no estaba pendiente de eso, en ese instante, incluyendo los campos de trigo de su padre y la pacifica vida en Japón, en algún límite, Emi ya se había dado por vencida de todo.

Emi desistió de pensar en lo que pasaría luego que Maou apareciera.

Desistió de pensar acerca de sus sueños, el futuro de los campos de trigo de su padre, y el futuro entero de ‘Yusa Emi’ que quedaba atrás en Japón.

Emi no sabía cuándo llegaría Maou, no sabía cuándo entraría en acción, y ni sabía lo que planeaba.




Incluso si lo desconocía, ella al menos sabía que tenía que llevar a cabo intencionalmente la parte que le fue encomendada por Olba y la gente que planeaba todo desde las sombras.

Incluso si esas mentes maestras en las sombras planeaban actuar personalmente luego de cansarse de eso, ella no podía dejar de actuar.

Hasta el momento en el que el verdadero ‘personaje principal’ inesperado por la ‘audiencia’ apareciera, para crear el mejor clímax, ella tenía que continuar trabajando duro.

— Lo único que una idiota como yo puede hacer es esto. Inesperadamente, esa frase no fue una auto-burla.

Esas eran las verdaderas palabras de la actual Emi.

Como ella no se forzó a si misma, esta frase sonó especialmente clara y brillante, y quizá porque descubrió eso, Alas=Ramus, en su estado de fusión, dijo alegremente:

— ¿Mamá? ¿Estás un poco alegre?

Hataraku Maou-Sama Volumen 10 Capítulo 1 Parte 5 Novela Ligera




 

—…sí, siento que me vuelto un poco más alegre. Emi incluso sintió que era realista y determinada.

Por eso si todo iba con calma al final y ella podía ver una vez al maestro de esa cálida mesa…

— Aunque podría no perdonarme, y volverse realmente mi enemigo esta vez, incluso así…

Emi planeó dejar los eventos del pasado a un lado y honestamente disculparse por lo sucedido en las últimas dos semanas.
Ella resolvió eso en su mente.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios