Kumo Desu Ga Nani Ka?

Volumen 10

O: Haré lo que Pueda

Parte 1

 

 

Desde el primer momento en que abrí los ojos por primera vez en el reino de los demonios, mi vida ha sido muy pacífica.

Todavía no he experimentado ningún inconveniente, en parte porque he me estoy quedando en la mansión particularmente opulenta del duque.

En la aldea goblin, todo lo que podíamos hacer era sobrevivir día a día mientras los guerreros ponían sus vidas en peligro para traernos comida al resto.

Comparado con aquello, tener fácil acceso a la comida o a los suministros que pueda necesitar en cualquier momento se siente increíblemente lujoso.

Pero no puedo seguir viviendo de su generosidad para siempre.

Después de dejar que la Ira me controlara y luchar prácticamente hasta la muerte, soy afortunado de haber recuperado los sentidos y el control sobre mi vida.

Así que quiero usar la vida que me han dado para hacer todo lo que pueda, lo mejor que pueda.

Me alisté en el ejército con la ayuda de la Señorita Ariel, el Señor Demonio, para poner en práctica mi poder.




Parecía el método más fácil para empezar a ganarme la vida, y como mi fuerza de combate es todo lo que tengo a mi favor en este momento, es el trabajo ideal.

Y así dejé atrás mi estilo de vida libre de cargas en la mansión y me uní al ejército.

Sin duda sigo siendo lo suficientemente fuerte como para ser útil. Incluso después de que la Señorita Sophia sellara mi habilidad Ira, mis estadísticas base todavía son aparentemente altas. Además de eso, tengo la ventaja de las espadas mágicas que puedo crear con mi habilidad de Creación de Armas.

Y parece que le agrado al comandante del ejército, el General Bloe, por lo que he podido encajar en el ejército bastante bien.

Pero todavía queda un desafío que debo afrontar.

“Gran magia. Bloquear, larga-distancia, lanzar.”




“Gran magia. Bloquear, larga-distancia, lanzar.”

Uno de mis compañeros soldados dice esas palabras lentamente, y las repito de la misma manera.

¿Qué estoy haciendo? Aprendiendo el idioma.

Todavía estoy muy lejos de dominar el lenguaje de los demonios, que es lo que todos hablan aquí.

Nací en una aldea goblin.

Así que, naturalmente, hablo el idioma goblin.

Mientras estaba cautivo de Buirimus, aprendí el idioma humano, también, pero el idioma de los demonios es distinto a cualquiera de esos.

Y es difícil servir en el ejército cuando apenas puedo mantener una conversación.

Hay algunos demonios que también pueden hablar humano, por lo que me puedo comunicar con ellos, pero realmente debería aprender el idioma local.

Durante el tiempo que estuve en la mansión del duque, el amable personal me enseñó el lenguaje demoniaco, así que he alcanzado el punto donde al menos puedo seguir una conversación básica.

Pero sigo sin haber aprendido toda la jerga militar.

Como estoy en el ejército, necesito aprender los nombres más comunes de las formaciones de batalla estrategias y cosas como esas.

Algunos soldados amistosos me han estado enseñando términos militares en el idioma demoniaco cuando tenemos tiempo libre.

Nunca pensé que sería tan fácil memorizarlos, pero pensé que por algún lado tendría que empezar.

A fin de cuentas, en realidad me ha sorprendido gratamente.

“Eso debería de bastar por hoy. Parece que has aprendido la mayoría de las ordenes más comunes ya, ¿no?”

“Eso creo.”

Mi compañero se dirige a mí en el idioma demoniaco, y respondo del mismo modo.

Mi pronunciación todavía necesita trabajo, y sufro con las oraciones largas mucho más que con las respuestas sencillas.

Pero en lo que respecta a mi comprensión auditiva, puedo entender más o menos lo que la gente dice, incluso cuando hay involucrados algunos términos militares básicos.

Me sorprende la velocidad de mi propio aprendizaje. Eso también sucedió la primera vez que entendí algunas palabras en conversaciones.

Hay algunos factores que me han ayudado a aprender el lenguaje de los demonios en tan poco tiempo.

Uno de ellos es mi habilidad de Memoria.




Como su nombre implica, es una habilidad sencilla pero útil que mejora las capacidades de memorización de uno, lo cual es increíblemente útil para aprender. Si puedes memorizar lo que otra persona está diciendo palabra por palabra, ya estás por buen camino para familiarizarte más con el idioma.

Mi capacidad para recordar cosas me sorprende incluso a mí.

Si mi memoria hubiera sido tan buena en mi anterior vida, no puedo evitar pensar que aquellos exámenes y clase habrían sido mucho más fáciles.

Solo podía hablar inglés en la medida que nos enseñaron en la escuela, pero ahora soy multilingüe, aumentando rápidamente mi fluidez en múltiples idiomas.

Supongo que nunca sabes lo que te depara la vida.

Pero aquellos recuerdos de mi vida anterior también son en parte la razón por la que he podido aprender el idioma demoniaco con tanta fluidez.

Conocer diferentes idiomas, como el japonés y el inglés, resulta útil incluso en este mundo de fantasía.

Dado que aprendimos conceptos como “sujetos” y “predicados” en las clases de japonés, y luego los aplicábamos a un idioma gramaticalmente diferente como el inglés, puedo usar esa experiencia para aprender estos idiomas de otro mundo también.

Abordar un idioma sin clases formales realmente me hace apreciar lo avanzado que estaba el sistema educacional japonés.

Y las similitudes entre los idiomas demoníaco y humano son probablemente otra buena razón.

Tienen una gramática similar, y ciertas palabras del vocabulario también se superponen.

¿Coincidencia? No lo creo.

Teniendo en cuenta los orígenes de demonios y humanos, apostaría a que solían compartir un solo idioma que finalmente se ramificó.

O tal vez algunos idiomas diferentes se mezclaron y finalmente se unificaron en los que existen hoy.

Ahora que lo pienso, el idioma demoníaco probablemente tenga una historia larga y completa.




“Eso me recuerda que escuché que Lord Bloe ha estado estudiando el lenguaje humano en serio últimamente. Aunque me han dicho que no llegará muy lejos.”

Mientras estaba ocupado meditando sobre la historia de los idiomas, el soldado recuperó mi atención con un comentario casual.

No puedo evitar sonreír, ya que tengo la sensación de que sé por lo que podría tratarse.

El General Bloe debe haber odiado mucho el tener que pedir a la Señorita Sophia que le tradujera.




Sin embargo, no le voy a contar eso a nadie más, ya que es una cuestión de orgullo del general.




Además, esa situación fue mi culpa en primer lugar, y sigo sintiéndome algo culpable.

“Oh, nos estamos acercando.”

Mi compañero señala hacia delante.

Siguiendo su mirada, veo una especie de muralla en la distancia.

“Han levantado una maldita muralla. Imagino que nuestros enemigos esperan superar el asedio.”

Nuestro ejército está actualmente de camino.




Marchamos hacia un pueblo en el norte, donde creemos que se esconde un ejército rebelde.

Y ahora, hay un muro alrededor de la ciudad que nunca antes había existido. Eso confirma los rumores.

“Parece que será una batalla difícil.”

El soldado parece nervioso.

En realidad yo también estoy un poco nervioso, ya que es mi primera batalla como parte del ejército del Señor Demonio y mi primera vez desde que mi habilidad de Ira fue sellada.

5 14 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
5 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios