Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 9

Capítulo 4: Rey Demonio, Historias Del Presente Y Pasado

Parte 6

 

 

— ¡Maldición, ¿por qué?! ¿Por qué las cosas terminaron así? Una voz aguda sacudió el Azure Sky Canopy.

— ¡¿Hacia dónde fue Olba?! ¡¿Por qué aún no ha regresado?!




Incluso si su altura solo era ligeramente superior a la de un hombre adulto normal, la capa sobre el cuerpo del hablante no podía ocultar completamente la prueba de ser un Malebranche – conocida como la delgada, una garra con forma de guadaña en sus ambas manos.

El propietario de esa hermosa garra con forma de guadaña con una longitud que sobrepasaba a la de un Malebranche normal y tan fuerte como la guadaña bien definida, era el actual Capitán principal del Clan Malebranches, Barbariccia.

— Cálmese, Barbariccia-sama, incluso si hace mucho ruido, la situación no cambiará.

— ¡Cállate, Farfar! ¡¿Cómo puedo calmarme?!

El Malebranche conocido como Barbariccia, se levantó con la fuerza suficiente para volcar la silla y sacudir su garra hacia abajo para liberar su ansiedad.




El otro Malebranche, era el que comandó a la personificación del ‘Geburah’, Iron; el joven Capitán que enfrentó a Maou y a los otros en Japón, Farfarello.

Él intentó persuadir al jefe del clan, Barbariccia, mientras miraba la mesa de reuniones que había sido brutalmente destruida, y suspiró ligeramente.

— ¡Raguel! ¿No estabas con él? ¡¿Hacia dónde desapareció Olba?!

Barbariccia ignoró la actitud obvia de Farfarello y miró al hombre de cabello afro, quien estaba sentado al lado opuesto de la mesa, de una manera ruda.

—….tampoco lo sé.

— ¡Deja de jugar! ¡¿Cómo puedes no saberlo?!




— Incluso si dices eso, no cambia el hecho de que no lo sé. Por cierto, ¿la situación actual no es muy mala? Ya sea que Olba esté cerca o no, esto no cambia tu situación desventajosa, ¿cierto?

— Ughhhh.




Barbariccia, quien se volvió el líder general de los Malebranches luego de la muerte del General Demonio Maracoda, miró el mapa de todo el imperio de Afsahan, que se había deslizado de la mesa de reuniones que él destruyó.

— ¿Qué es exactamente lo que está pasando en Fangan y Gwenvan? Barbariccia golpeó el mapa del imperio con sus dientes apretados.

— Huh, al menos se puede confirmar que es realmente algo malo.

Raguel mantuvo su postura de una pierna cruzada sobre la otra y miró el mapa del imperio, que Barbariccia había golpeado, si siquiera moverse.

— Entonces, ¿Qué piensas hacer? Basado en los reportes de las Tropas de Caballeros Hakin que se encuentran en la Capital Real, para los Capitanes Malebranches, a excepción de Libicocco, que está detrás del Azure Sky Canopy recuperándose ya que fue herido gravemente en el mundo extranjero Japón, solo quedan ustedes dos, ¿saben?

La voz de Raguel no contenía ninguna ansiedad.

Pero esa frase aun convocó un velo de sombra sobre las expresiones de Barbariccia y Farfarello.

— Ayúdanos en este tipo de emergencia, ¿no es ese tu trabajo?

Esta vez, incluso el tono de Farfarello comenzó a tornarse crudo, pero el ángel de cabello afro respondió con frialdad.

— Nuestra interpretación de emergencia es un poco distinta. Primero, ¿no acordamos que con respecto a la invasión de Ente Isla, todo quedaría a cargo de ustedes? Si no, estarían defraudando al Rey Demonio Satán. Además, aunque dijimos que los ayudaríamos a acordar su re-invasión, nunca dijimos que trabajaríamos tan duro para preocuparnos de ustedes hasta este límite.

— T-tú…

— Y ya hemos hecho lo que debíamos. No solo permitimos que el General Demonio Alsiel, quien merecía ser su comandante, regresara aquí, incluso trajimos de vuelta al propietario de la espada sagrada que ustedes querían, el padre de la Héroe Emilia.

¿No me digan que incluso si hicimos todo esto, van a decir que no pueden hacer nada por ustedes mismos?

Aunque el nombre de Alsiel hizo que la expresión de Barbariccia mostrara un poco de alivio, al contrario de este, la expresión de Farfarello se tornó sombría.

— Debimos haber seguido las instrucciones de Maō-sama en ese tiempo…

— ¡Farfar, ¿Qué has dicho?!

—….nada.

— ¡De todas maneras, lo más urgente e ahora es determinar si Draghignazzo y Scarmiglione están a salvo, así como también investigar la verdadera identidad del ejército que partió de Fangan y que están atacando el Azure Sky Canopy! Farfar, vuela hasta la escena y determina la situación…

En el momento que Barbariccia dio esas instrucciones que no habían sido pensadas profundamente, las pesadas puertas del salón de reuniones se abrieron, y en el momento que un hombre apareció, Barbariccia y Farfarello inconscientemente enderezaron sus posturas.

Aunque Raguel no se movió, siguió mirando la puerta abierta con una expresión tensa.

— A….

— L-Lord Alsiel*…

— Explíquenme la situación de una forma muy simple.

Luego que Alsiel dijese con simpleza y con un tono bajo, movió un poco su dedo, la mesa que Barbariccia había destruido y el arrugado mapa inmediatamente recuperaron sus estados originales.

(NOTA: A partir de aquí, estoy de acuerdo con lo expresado por el traductor chino-ingles. Al ser esto Ente Isla, los honoríficos como –dono o –sama, no se utilizan para dirigirse a las personas de Ente Isla, a pesar que en el RAW del volumen 9 aparece el kanji 様 [sama], la traducción quedará como ‘LORD’. Claro, sucede lo contrario con Suzuno y Maou que utilizaron los honoríficos con Chiho, pero fue porque ellos ya viven en Japón y por ende ya están acostumbrados a usarlos).

— L-Lord Alsiel, ya he escuchado acerca de los detalles del mundo extranjero por parte de Farfar, aunque creo que probablemente usted esté muy enojado en este momento, el clan Malebranche definitivamente no traicionó al Rey Demonio…

— He dicho que quiero que me expliquen la situación de la forma más simple.

Sacudido por el aura del General Demonio, el comandante del nuevo Ejercito Demoniaco, Barbariccia, frenéticamente justificó sus acciones a Alsiel de una forma reverente y respetuosa, pero la frase del Alsiel recortó todo de inmediato.

— Lord Alsiel, déjeme explicarlo.

Reemplazando a Barbariccia, quien no podía decir nada, el joven Farfarello se puso de pie frente a la restaurada mesa de encuentro.

Luego de mirar la expresión completamente agotada de Farfarello, Alsiel asintió y dijo:

—….tu eres quien comandó a Iron…

— Si, el que fue rudo con el Rey Demonio Satán y la nueva Mgron Ald Ballista Chiho, fue el humilde yo. El humilde yo está dispuesto a aceptar lo que Lord Alsiel tenga que hacer conmigo luego, pero por favor, permítale a este humilde responder su pregunta, Lord Alsiel.

Luego que Farfarello se inclinara una vez más, él apuntó su larga y delgada garra hacia el mapa del imperio.

— Los Malebranches, Olba y Lord Raguel, el emisario del Cielo, atacaron juntos Afsahan, ocuparon este lugar, y suprimieron las ciudades principales de Afsahan luego de eso. Después, con el fin de darle la bienvenida al Rey Demonio Satán en el futuro, decidimos recuperar la Fortaleza Demoniaca de Lord Satán en el Continente Central. También para separar la Alianza de Caballeros de los Cinco Continentes que estaban planeando la restauración del Continente Central, nosotros fortalecimos especialmente el poder militar de la Tropa de Caballeros Hakin en Afsahan y los dejamos declararle la guerra al mundo.

— Hm.

— La estrategia después de todo vino en efecto, la tropa de caballeros humanos regresaron a sus continentes natales para comenzar los preparativos, y el Continente Central quedó sin defensas. Con la acusación de la Iglesia en el Continente Occidental por ocultar la espada sagrada de la Héroe Emilia, exitosamente sacudimos la balanza militar de varios continentes y pusimos nuestro esfuerzo en sembrar la discordia, haciendo que los poderes en el mundo humano fuesen incapaces de unirse como antes.

— ¿Entonces por qué todos ustedes ahora están enfrentando problemas?

Alsiel rápidamente miró a Raguel que estaba observando con una expresión burlona e inmediatamente hizo una pregunta.

Farfarello usó su garra para apuntar un par de ubicaciones en el mapa, y dijo fluidamente al mismo tiempo:

— Las diversas ciudades custodiadas por los diversos Capitanes, la Tropa de Malebranches bajo ello, y la Tropa de Caballeros Hakin controlada por nosotros, estuvieron perdiendo consecutivamente durante estos días.

— Oh.

Aunque Alsiel hubo asentido seriamente, su mirada ya no estuvo más en el mapa, sino que miraba seriamente a Raguel, quien observaba el desarrollo de la situación.

— En estos dos puntos entre el Azure Sky Canopy y Fangan, ubicamos a los Capitanes Draghignazzo y Scarmiglione, pero luego que esos dos perdieran contacto, me temo que el área controlada por Libicocco, quien fue herido de gravedad en el extranjero Japón y ahora está recibiendo tratamiento en el Azure Sky Canopy, podría ser solo cuestión de tiempo….

— Ya veo.

Alsiel asintió sin emoción alguna, miró a Raguel y cruzó sus brazos.

— En resumen, todos ustedes fueron lo suficientemente estúpidos para ser engañados por las dulces palabras de Olba y las ratas del Cielo, y perder mi antigua tierra conquistada, y al final, sin importarle la reconquista de la Fortaleza Demoniaca, sacrificaron innecesariamente a los ciudadanos del Rey Demonio Satán.

—….el humilde yo no tiene nada que decir.

— ¡E-etto, pero, Lord Alsiel…!

Aunque Farfarello asintió obedientemente, Barbariccia parecía querer contradecirlo…

— ¡Tu ni te muevas, Barbariccia! ¡Imbécil!

Y lo que tuvo a cambio fue el fuerte y airado regaño de Alsiel.

— Con las cosas como están ahora, no pienso reprenderlos por desplegar las tropas sin permiso. Después de todo, al final, somos los culpables por ser demasiado inútiles para que todos ustedes sintieran la indignación. ¡Pero! ¡¿Por qué no siguieron fielmente las órdenes del Rey Demonio Satán quiso que Farfarello comunicara?! ¡Lord Satán debió haberle ordenado a todos ustedes que regresaran al Mundo Demoniaco!

—….




— El humilde yo está realmente… apenado con Lord Satán.

— No se enoje. Ellos tampoco podían retroceder fácilmente de lo que habían hecho. Y las cosas fueron muy calmadas por un tiempo.

— Eso es lo que ustedes querían, ustedes, Ratas del Cielo que actúan sigilosamente en la oscuridad.

Incluso si él estaba enfrentando a Raguel, que hablaba a favor de los Malebranches, Alsiel seguían siendo despiadado.

— Decir que soy una rata es demasiado cruel. De hecho, esta vez estamos de tu lado. E incluso los ayudamos con muchos de los preparativos, ¿sabes?

— Ya estoy completamente cansado de ustedes los ángeles. ¡Aunque no sé lo que ustedes desean al usarnos, no creo que yo, Alsiel, les siga el juego de forma obediente!

Actuando más rápido de lo que las palabras pudiesen describirlo, Alsiel desapareció como la niebla y apareció detrás de Raguel en ese mismo instante, sacudiendo su garra y apuntando con facilidad la cabeza usando la fuerza necesaria para destrozar el cráneo.




— ¿Hm?

Pero su brazo fue detenido por alguien desde atrás. Y no fue solo eso.

Quien agarró con gran fuerza la muñeca de Alsiel, quien tenía el cuerpo más duro en el Mundo Demoniaco, en realidad era el brazo de un niño.

— T-tu eres…

Luego que Alsiel se volviera y viera que la persona, que presionaba su brazo desde detrás era un niño de piel oscura, gritó sorprendido.

En el flequillo negro, había un mechón de cabello rojo.

— Tú eres, Iron… e-etto… pensé que tú escuchabas las órdenes de Farfarello…

Alsiel no pudo evitar sospechar que el joven Capitán Malebranche los había traicionado.

— Oh, sobre él, nuestro lado solo se lo prestó antes, eso no significa que ese chico los haya traicionado, así que relájate.

— ¿Prestado…? ¿Uhm?

El jovencito nacido del Sephira ‘Geburah’, no solo hizo rebotar la hoja de la ‘Evolutiva Espada Sagrada, Better Half’ que se había fusionado con Alas=Ramus anteriormente, él incluso hizo que Suzuno, quien estuvo usando todo su potencial, volase; ahora parecía que incluso el General Demonio Alsiel, quien había recuperado su magia demoniaca, era incapaz de luchar contra la sorprendente fuerza de su brazo.

Iron, golpeó a Alsiel con un terrible poder con una expresión vacía, y lo lanzó directamente hacia el muro trasero.

— ¡Ugh!

Incluso si él se la arregló para evadir el fuerte impacto, Alsiel estaba aturdido por el inmenso poder del fuerte brazo del jovencito.

— Huh, quizá porque le prestamos este tipo de chico, ellos pueden malinterpretar muchas cosas, no los culpes mucho.

Raguel miró indirectamente al sorprendido Alsiel y vagamente se levantó.

Luego de apuntar el cabello de Iron, él se acercó a Alsiel, luego el cabeza de afro estilo punk sonrió de una forma malina y oscura.

— Después de todo, el Mundo Demoniaco no tiene futuro.

— ¿Qué…?

— Oh cielos, si mejoras lo suficiente en la batalla que viene, los resultados podrían ser diferentes. Pero…

El momento en el que Raguel terminó de susurrarle a Alsiel, los cuerpos de Raguel e Iron fueron rodeados por un brillo tenue, y desaparecieron sin dejar rastro.




— Los demonios morirán. Esto es por el bien de nuestro futuro. Huh, haz lo mejor.

Alsiel, Farfarello y Barbariccia solo pudieron quedarse allí y observar con el ángel maligno desaparecía.

— ¿Q-qué está pasando? ¡Ese Raguel! ¡Si esto continua, olvidándose de recuperar la Fortaleza Demoniaca, tendríamos que incluso abandonar Afsahan!

—….en primer lugar, tus Malebranches solo tienen ese abundante poder. Alsiel flexionó la muñeca con la que Iron lo lanzó, y suspiró al mismo tiempo.

— Aunque no sé cuántos ángeles son además de Raguel, en el peor de los casos, es probable que incluso si yo trabajo con todos ustedes, no podamos ser capaz de ganarle a alguno de ellos. Parece que estamos completamente a su merced.

Por el tono de Gabriel, el Cielo quiere usar a Alsiel y a Barbariccia para hacer algo, y básicamente incluso el nuevo Ejercito Demoniaco agrupado por Barbariccia estaba para guiarlos hacia esa meta.

Cada Capitán Malebranche que sobrevivió, no podía igualarse al difunto Maracoda en términos de fuerza, podía decirse desde el tiempo que estuviesen siendo

controlados desde atrás por el poder abrumador de los ángeles, los destinos de Barbariccia y los demás estaban sellados.

— P-pero Lord Alsiel, conocemos muy bien el poder de los ángeles. Mientras tengamos la espada sagrada, no nos encontraríamos más a su merced, ese maldito Raguel, en realidad traer por casualidad a un hombre desconocido y decir que es el padre de la Héroe Emilia, quien tiene la espada sagrada…

Barbariccia no parecía entender su propia estupidez y le dijo eso a Alsiel con agitación.

Pero ante los ojos de Alsiel, para los demonios, el obtener la espada sagrada era algo imposible.

— Imbécil. La ‘Evolutiva Espada Sagrada, Better Half’ que Emilia tiene no es una simple arma. Es una existencia sagrada creada usando al Sephira ‘Yesod’ como su núcleo, una joya que creo el mundo nacida del Árbol de la Vida. Nosotros los demonios, sin ninguna magia sagrada, incluso si obtenemos esa espada, no podríamos ejecutar ningún poder…




— ¿Eh? N-no, Lord Alsiel, no es eso.

— ¿…Qué?

Barbariccia buscó entre sus ropas frenéticamente.

— Pensé que lo sabría cuando Farfar usó a ese Iron…

Una vez que Alsiel vió ‘eso’ que Barbariccia sacó, debido al shock sus ojos se ampliaron.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios