Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 9

Capítulo 4: Rey Demonio, Historias Del Presente Y Pasado

Parte 5

 

 

La ciudad mercante Gwenvan iba a ser invadida.

Con la segunda llegada de la Héroe Emilia bajo la bandera, la Tropa de Caballeros Hakin que partió de Fangan y se llamaban a sí mismos ‘Milicia de Fangan’, comenzaron a batallar desde el área oeste de la Capital Real, Azure Sky Canopy, planeando liberar varias ciudades ocupadas por los ejércitos liderados por los Capitanes de los Malebranches.




La Milicia consecutivamente recapturó las ciudades controladas por los miembros del nuevo Ejercito del Rey Demonio – los Capitanes Malebranches, y al final, ellos finalmente llegaron a la gran ciudad que esta después del Azure Sky Canopy, Gwenvan.

El sitio de batalla comenzó con la ventaja abrumadora de la Milicia.

Como Gwenvan era una ciudad mercante, no tenía muros resistentes o estructuras defensivas, las amplias carreteras eran fácilmente ocupadas por grandes ejércitos de la Milicia, eliminando a los Malebranches frente a ellos en un abrir y cerrar de ojos.

El Capitán Malebranche ocupando Gwenvan, Scarmiglione, se vio forzado a hacer algo.

— ¡Reporte! ¡La tropa delantera Jokokin ha hecho contacto con el capitán enemigo!¡Ellos están comenzando una batalla ahora!




Con el soldado mensajero corriendo hacia la tienda de operaciones del Campamento de la Milicia y reportando la información, Emi se levantó lentamente.

— Déjame ir. La fuerza de esos capitanes es completamente diferente a la de los Malebranches normales, con un poder de batalla insuficiente, no se podrá ganar nada.

Emi no usó la espada sagrada, sino que tomó la espada que Olba preparó para ella y se dispuso a dejar la tienda, pero fue detenida por una voz:

— No, no hay necesidad de hacerlo.

Emi se volvió y miró al consejero de la Milicia, Olba, quien estaba de pie en un extremo y a la espera.

— ¿Olba, quieres que las Tropas Hakin mueran innecesariamente? Si voy, todo terminará en un instante.

— Aunque tengas razón, incluso así, el General no debería entrar en el campo de batalla tan fácilmente. Sería mejor si ellos tienen una batalla difícil, pero si el General aparece cuando el ejército está en ventaja, entonces dañaría la moral de mi ejército.

— ¡Pero…!

La mano de Emi que sostenía el mango de la espada temblaba.

— Emilia, eres el General simbólico de esta Milicia. Por favor, no actúes tan indiscretamente. Solo tu valentía sería suficiente para dar coraje a los presentes.

— Ugh…

Emi miró a los oficiales Hakin que habían estado a la espera en la tienda desde que dejaron Fangan.

Todos ellos no entendían las verdaderas intenciones de Emi, y sus rostros mostraron esperanza y coraje.

— Bueno, entonces al menos déjame sugerir algo. Ya que nuestra victoria está asegurada, entonces no hay necesidad de crear más sacrificios. Da una advertencia de rendición al ejército de los Malebranches. Nuestro propósito es liberar Gwenvan, no una masacre unilateral…

Emi dio el consejo con una expresión cercana a la súplica, pero Olba en realidad dijo con una genuina sorpresa.

— Emilia, ¿Me estás diciendo que dejemos ir a los demonios?

— Eso es…

Todas las miradas en la tienda se centraron en Emi.

Emi era incapaz de responder de inmediato la respuesta de Olba.

Emi era incapaz de organizar su corazón que no podía dar una respuesta por razones desconocidas cuando otro soldado mensajero llegó corriendo a la tienda.

— ¡Un Idea Link de las tropas de la línea delantera! ¡Mensaje Urgente! ¡Es un mensaje urgente!

Aunque no habían pasado más de cinco minutos desde la última transmisión, había una ligera felicidad en el rostro del soldado, al ver esto, Emi contuvo la respiración en desespero.

— ¡Un mensaje urgente de las tropas en la línea delantera! ¡Hicieron contacto con el Capitán Malebranche enemigo, luego derrotaron a la otra parte tras una batalla viciosa! ¡Se ha confirmado que el capitán enemigo ha muerto! ¡Hemos liberado a Gwenvan con éxito!

— ¡¡¡Uooohhh!!!

La tienda se sacudió con gritos de alegría, incluso si Emi mostró obviamente una mirada pétrea, ningún oficial en la escena lo notó.

Las noticias que el soldado mensajero había llevado con alegría, era lo que Emi más temía.

— Era… solo un demonio, solo el enemigo de los humanos desapareciendo…

Cuando todos estaban inmersos en la victoria de la liberación de Gwenvan, dentro de la Milicia, solo Emi estaba abrazando sus piernas, encogida en la tienda de operaciones vacía.

— Es cierto, esta es la retribución. Ellos quisieron conquistar Ente Isla luego del Ejercito Demoniaco, los restos del Mundo Demoniaco… ellos solo son demonios terribles que los humanos deberían derrotar… y solo es uno menos.

La voz de Emi mientras se murmuraba no contenía emoción, era como si estuviese enlistando por completo los hechos sin ningún sentimiento.

— Los demonios, son enemigos. Ellos son enemigos de Ente Isla y yo, mientras los asesinemos a todos, el mundo recuperará la paz…




— ¿Exactamente…qué son los ‘Demonios’?

— Ugh.

Temiendo a la voz en lo más profundo de su corazón, Emi se abrazó a sí misma con fuerza como si quisiera encogerse más y hacerse más pequeña.

— E-enemigos. Los demonios, son enemigos de los humanos. Terribles enemigos que amenazan a los humanos…

— ¿son como los Malebranches de ese día…? ¿Tal como esos estúpidos capitanes Malebranches que creían profundamente que podían tomar venganza por el Rey Demonio Satán y los Generales Demonio?

— ¡Ughh!

Emi se agarró la cabeza y graznó. Ella debería haber sabido eso.

Durante ese periodo de más de un año, ella debió haber visto un lado completamente diferente en ese mundo, los humanos y los demonios.

— ¿Por qué… aunque los únicos que murieron fueron los demonios, aun soy…?

Ella no planeaba decir que esos enemigos incluso también tenían sus propios problemas.

Aunque ella tenía dudas en su corazón, incluso si ella enfrentaba a Maou y a los demonios, ella aun confiaba en verlos como enemigos.

Sin embargo, aunque un Capitán Malebranche que ella nunca había visto antes había muerto, ¿por qué ella se detenía por ese sentido de culpa?

Si los Malebranches no eran derrotados allí, Gwenvan continuaría siendo conquistada por los demonios.

Con el fin de liberar a la gente de Gwenvan, batallar sería la única opción correcta.

—….mamá.

Ahora, Emi estaba ardiendo mentalmente y ni siquiera podía oír el llamado de Alas=Ramus desde su interior.

Emi se levantó débilmente, y sin ser capaz de organizar los fuertes sentimientos desordenados en su mente, regresó a su tienda privada, y colapsó en su capa sin siquiera quitarse su armadura.

Emi tendida en la cama débilmente, entró a sus sueños en un estado similar a la muerte.

—….Ugh.

Emi durmió con el ceño fruncido en su rostro, Alas=Ramus apareció junto a ella y usó sus pequeñas manos para tocar las mejillas de su ‘mamá’ quien ya estaba exhausta.




En ese momento.

— ¿Uu?

Alas=Ramus miró al techo como si descubriese algo.

— ¿Qué es eso?

Aunque ella momentáneamente sintió una presencia nostálgica, al igual que una pequeña piedra en el desierto, inmediatamente desapareció dentro de las presencias del mundo.
Incluso así, Alas=Ramus aun colocó su mano contra su frente y miró a la oscuridad por un largo rato.

— Ah~ que desastre.

—…..

— ¿Lo has oído también? Los detuve antes, ¿Bien?

—…..

— Oye~ vamos a comunicarnos un poco, no es como si no nos conociéramos el uno al otro.

— ¿….qué estas planeando?

— Oh, finalmente estás dispuesto a hablar.

Este era el trono de la cima del castillo Azure Sky Canopy. En el salón del trono, donde el Unificante Emperador Azure que gobernaba el Imperio de Afsahan, debía estar, el grupo de personas estaba tirados en el suelo.

Los que estaban tendidos en el piso eran todos, personas fuertes de las Tropas de Caballeros Hakin.

El único que hizo que ellos estuviesen tendidos en el piso del salón del trono era…

— ¿Cómo estás, Ashiya-kun, no, General Demonio Alsiel? ¿Cómo se siente el trono del Azure Sky Canopy, tras sentarte en el luego de un largo tiempo?

—….es repugnante.

La articulación como dos colas se movía impacientemente, desde el trono, Alsiel miró a Gabriel, quien estaba apoyado contra el pilar junto a la entrada y miraba allí alegremente.

Incluso si la ropa desgarrada de UNIxLO, que no podía soportar el cambio de tamaño, aún estaba pegada a su cuerpo, la presencia era genuina.

— ¿Arcángel Gabriel, qué estas planeando?

— No planeo nada. Nosotros los ángeles no ayudamos especialmente a los humanos, y este lugar no es Japón, tienes eso claro, ¿no? Oye, alégrate. Finalmente estas de vuelta en la Ente Isla que extrañabas. Tu magia demoniaca ha sido regenerada por completo, no tienes que usar una escalera de mano cuando vayas al supermercado en un futuro, y no necesitas mirar la etiqueta de precios de los productos de limpieza, nunca más.

Hataraku Maou-Sama Volumen 9 Capítulo 4 Parte 5 Novela Ligera

 

Gabriel extendió sus brazos, y mostró una postura sospechosa.

— Huh, sé que esto se siente como una mentira. Lo siento, lo siento.

Como Alsiel no reaccionaba en lo absoluto, Gabriel solo pudo terminar el solo la conversación.

— ¿…esto realmente es el Azure Sky Canopy?

— Si. ¿Quieres verlo?

— Hmph.

Alsiel emitió un sonido de disconformidad, descendió del trono, y se acercó a Gabriel.

— Ugh… ughh…

Como si ellos estuviesen persiguiendo la espalda del demonio, los caballeros tendidos en el suelo gimieron.

— Que feo~ ellos aún son conocidos como la élite de Afsahan, la Tropa de Caballeros Hakin, ¿por qué todo el mundo es tan duro de tratar? Aunque les dije que definitivamente serían incapaces de golpearte y que no actuaran descuidadamente, todos se asustaron por tu transformación, por eso no pude detenerlos a tiempo. Gracias por no matarlos.

—…no vale la pena matarlos, hacerlo no tiene sentido.

Luego de salir al balcón en la cima del castillo, Alsiel murmuró eso.

Cuando Ashiya nuevamente obtuvo su forma de Alsiel, la Tropa de Caballeros Hakin que estaban a cargo de vigilarlo, entraron momentáneamente en pánico.

Ellos en realidad querían amarrar a Alsiel, quien parecía que no planeaba hace nada, en el trono; pero al final, como resultado ellos quedaron así al final.

Incluso si el vea el escenario de la capital Afsahan frente a él, la expresión de Alsiel no cambió y miró de nuevo a Gabriel, quien tenía una sonrisa frívola en su rostro.

— ¿Qué tipo de trabajo piensas colocarme?

— Oh, ¿lo sabes?

— El padre de Emilia apareció en ese apartamento por pura casualidad. Si algún problema le sucede a la escuela de Sasaki Chiho, Bell naturalmente actuaria. Por eso, tu objetivo debí haber sido yo.

— ¿No podría ser Lucifer o Satán?




— Si es así, deberías haber llegado cuando ellos estaban en casa. No eres el tipo de persona que atacaría sin confirmar su objetivo.

— Jajaja, es cierto, si es de esa forma. Tu trabajo es simple. Solo debes sentarte en ese trono de una forma exagerada. Lo que suceda después se desarrollará por si solo.

—……

Luego que Alsiel se volviera y mirara la expresión frívola de Gabriel, él cerró sus ojos para pensar.

— Que extraño.

— ¿Eh?

— Si es así, ¿por qué me dejas ver el exterior?

— ¿Uh? ¿Hay algún problema?

— Si realmente piensas dejarme sentar en ese trono, entonces Gabriel, definitivamente no me dejarías confirmar la situación en el exterior. Confirmar la situación de la Capital Real, Azure Sky Canopy, donde no hay Malebranches que puedan ser vistos.

—….ooh.

Aunque el tono de Gabriel era ligero, su expresión inesperadamente estaba mostrando un asombro sincero.

— De hecho, tú no deberías aparecer ante mí. El trabajo de secuestrarme, originalmente debió ser hecho por los Malebranches y los humanos, ¿no?

— ¿Puedo saber por qué piensas de esa forma?

— Es simple. Porque incluso si todos los Capitanes de los Malebranches te atacaran juntos, ellos no podrían igualarte. Y todos ustedes no son existencias nobles como esas adoradas por los humanos a través de la biblia. Si es así, sería más simple pensar que todo esto es debido a las acciones del Cielo. Olba Meyer y Barbariccia los engañaron a todos ustedes con palabras bonitas, por esa razón es que tú te encuentras aquí ahora.

—….

— Una vez alguien vea las figuras de los ángeles, ellos serían capaces de deducir que ya fuese que los Malebranches están construyendo un nuevo Ejercito Demoniaco, o que Afsahan está declarándole la guerra a los otros estados mientras está siendo controlado por los Malebranches, son solo cosas que surgen superficialmente. Tu meta es ocultarte tras todo esto. Lógicamente, no deberías aparecer ante mí.

— Hm… esto podría ser problemático.

Gabriel se rascó el estómago de una forma ruda y mostró una postura de derrota.

— Es como lo has deducido. No debería ser quien aparezca ante ti. Quien debería aparecer ante ti que acabas de despertar, debería ser Barbariccia. Esto es por el bien de…

— generar la impresión de que ‘Alsiel ha regresado’, ¿cierto? Alsiel interrumpió a Gabriel y dijo:

— Se siente como un gran héroe del universo.

— Ya que entre los Cuatro Generales, solo yo no tengo el registro de luchar contra Emilia.

— Realmente no lo contradices en lo absoluto… ¿hm? Para la situación actual, ¿yo debería ser el que contradice?

— Escuché que algunas personas están esparciendo falsos rumores sobre la batalla que ocurrió en la Fortaleza Demoniaca en el Continente Central. Si la situación se pasa al General Alsiel regresando a Afsahan, el cual está siendo controlado por los Malebranches, todos deberían sentir que el Ejercito Demoniaco está atacando de nuevo.

— Siii, ¿y?

— Entonces… las personas de Ente Isla, esperaran que la Héroe pueda regresar y erradicar al Ejercito Demoniaco que apareció nuevamente. Con esto, todos usarían un método para hacer que Emilia se quedara aquí, ¿no?

— Ya que has dicho demasiado, entonces escucharé hasta el final.

—….la resurrección del Ejercito Demoniaco y de la Héroe. Las personas esperan que la Héroe gane, y de hecho, todos ustedes probablemente planean que Barbariccia y yo seamos derrotados juntos por Emilia. La Héroe Emilia revivida, erradicaría al malvado Ejercito Demoniaco que planeaba conquistar Afsahan de nuevo, trayendo la luz a Ente Isla una vez más. Un escrito realmente fácil de entender.

— Siento que esto en realidad no es fácil de entender… huh, ya que eres uno de los involucrados, es fácil de deducirlo.

— Pero en este momento, hay dos preguntas. ¿Por qué revelar la existencia de Emilia justo ahora? ¿Por qué ustedes los ángeles están controlando todo desde las sombras? En cuanto a la razón por la que se revela la existencia de Emilia, quien originalmente se suponía debía ser borrada, puede deducirse que es por el bien de hacer que la Iglesia admita los planes ocultos de Olba Meyer para el efecto de auto- purificación. En cuanto a la razón de las acciones de todos ustedes en las sombras, no puedo verlo aun.

— Claro, porque nunca te lo dejamos ver.

Luego que Alsiel ignorara a Gabriel, quien mantenía esa frivolidad y continuaba con sus deducciones, el arcángel comenzó a hablar.

— Pero no importa que, aun somos ángeles. Quizá queremos debilitar el poder de los demonios en el Mundo Demoniaco con el fin de proteger la paz futura de Ente Isla, hicimos que los demonios saliesen, dándole la esperanza a la gente…

— Todos ustedes, quienes no actuaron cuando el Ejercito Demoniaco tenía un 80% de las tierras de Ente Isla en nuestras manos, ¿se atreven a decir tales cosas?

—…es cierto.

— Todos ustedes definitivamente no actuarían en las sombras con el fin de eliminar a unos simples Capitanes Malebranches. Además, todos ustedes enterrarían en secreto al Rey Demonio y a mí cuando estábamos en Japón… Gabriel, ¿Cuáles son tus objetivos?

— ¿Hm? ¿Qué quieres decir?

— Mientras continuemos perdiendo el tiempo, Emilia aparecerá rápidamente en este lugar, luchará conmigo y con los Malebranches, y así, al menos se reduciría notablemente el número de demonios con poder, y completando el objetivo de permitirle a los humanos de Ente Isla encontrar de nuevo la esperanza. Pero… no planeas dejar que las cosas se desarrollen así.

— ¿Por qué piensas eso?

— Hay muchas razones. Tal como dejarme ver el exterior, el tiempo y el material para sostener la situación y cosas así. Con esta información, se puede deducir que deseas usarnos a Emilia y a mí para ayudarte a hacer algo. Y esto es para otros propósitos además de ‘el propósito original del Cielo’.

—…Wow, veo que realmente no eres solo un hombre que se preocupa acerca del tamaño de los huevos en el supermercado.

—….tu… ¿Dónde escondiste a ese espía, rata mugrosa?

Alsiel, quien había estado hablando con una actitud firme todo este tiempo, fue sacudido por primera vez debido a eso.

Gabriel mostró una sonrisa irónica, se sentó en el borde del balcón y miró a los pueblos distantes debajo del Azure Sky Canopy.

— Lo siento, no estoy colocando esperanzas en ti o Emilia. Tal como lo piensas, la meta superficial de esta farsa es dejarte a ti y los Malebranches ser derrotados por Emilia. Fue afortunado que incluso encontráramos a Nord Justina. Intentas dejar que la Héroe derrote al General Demonio enemigo, salvar nuevamente Ente Isla, y organizar todo para que ella tenga un encuentro destinado con el padre del que fue separada durante muchos años. Eso definitivamente completamente conmovedor y merecedor de un premio Oscar.

— …….

— Por otro lado, solo estoy casado de este tipo de farsa.

— ¿….?

— Estoy muy asustado. El ‘Yesod’ o el ‘Geburah’ se suponen que son existencias con las que no podemos interferir. Cuando te secuestramos en Japón y te trajimos aquí, ya me había encontrado con la sangre completamente ‘Negra’. Ella realmente es muy temible en raras ocasiones, realmente pensé que moriría.

— ¿Completamente negra…?

— Yo, quiero salvar el Cielo.

— ¿Qué estás diciendo?

Alsiel volvió a preguntar con un tono de voz bajo.

— ¿El Cielo no ha sido invadido por alguien?

— Es cierto.

Gabriel sonrió irónicamente.

— El Cielo está planeando cometer el mismo error. Ellos llamaron a la única oportunidad que encontraron en el pasado ‘El Gran Desastre’ y actuaron como si nada hubiese pasado. Todo con el fin de disfrutar esta vaga paz que hay ahora. Pero lo que es triste, es que no puedo hacer nada por mí mismo. Aunque realmente soy una persona de aspecto fuerte, aun no puedo hacer nada contra la tiranía de la mayoría.




—…..

— Esta era una oportunidad para refutarlo. Pero, incluso si ellos son personas desesperanzadas, para mí, ellos son camaradas que no puedo abandonar. No importa que tan idiotas, vagos y arrogantes sean, aun son camaradas con los que he pasado 10.000 años.

— 10.000 años es algo exagerado. Incluso para los demonios, nadie ha vivido mas allá de los 4.000 años.

—….realmente no te la llevas bien con las bromas.

Gabriel sonrió desde su corazón, luego saltó desde el borde del balcón y tensó sus músculos.

— Solo quiero pedirte una cosa. Cuando Emilia llegue, espero que puedas mantener una batalla con ella tanto como sea posible. Considerando el tiempo límite, espero que puedas mantenerte batallando con ella por al menos dos días o más.

—…..




Luego que Gabriel palmeara el hombro de Alsiel, se fue lentamente. Alsiel siguió su espalda con la mirada.

— Cuando nos encontramos por primera vez, realmente no esperé nada de él. Era porque él planeaba sacrificar su vida tan fácilmente. Pero… durante el tiempo que ha vivido en ‘ese mundo’, él probablemente piense en muchas cosas a su manera.

— ¿A qué te refieres?

— Luego de esperar dos mil años, un nuevo ‘Gran Rey Demonio’ finalmente ha nacido. Esta vez podría ser realmente nuestra última oportunidad.

El tono normalmente relajado de Gabriel golpeó el viento que soplaba a través del piso superior y no llegó a los oídos de Alsiel.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios