Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 9

Capítulo 4: Rey Demonio, Historias Del Presente Y Pasado

Parte 4

 

 

El conflicto en la tienda electrónica de Shinjuku surgió nuevamente en la memora de Suzuno.

Maou dijo eso claramente en ese tiempo.

— Realmente eres el ‘rey’ que lidera a los ‘ciudadanos’ del Mundo Demoniaco.

—…si, después de todo soy el ‘Rey Demonio’, ¿y qué?

Maou aún seguía dándole la espalda a Suzuno en descontento.

— ¿Qué se puede hacer con hablar del pasado en este momento? Justo ahora, voy a salvar a Emi y Ashiya junto a ti, y luego volveremos con todos a Japón, ¿no estaría bien?

— No.




— ¡¿Por qué?!

— Es simple, es porque se siente extraño. Quizá seré atacada mientras duermo, y justo ahora, no puedo garantizar que tú y Alsiel no me traicionaran juntos, luego de llegar al Azure Sky Canopy y luego irse a comenzar con las actividades del nuevo Ejercito Demoniaco.

— Cielos, desde antes hasta ahora, lo que has dicho no es para nada creíble.

— He estado haciendo un trabajo que requiere que yo sospeche de la gente por un largo periodo de tiempo.

— ¿Cómo puede un clérigo sospechar de la gente?

Maou frunció el ceño con su espalda enfrentando a Suzuno, y esta última mostró una sonrisa cálida y entonces…

— Es cierto, aunque solía ser una inquisidora, aún sigo siendo un clérigo sin importar cuanto haya caído, yo… bien.

— ¡Uwah!

El pequeño impacto de su espalda, hizo que Maou se volviera en sorpresa.

En un lugar a una cabeza más corto que él, Maou vio la iluminada parte posterior de la cabeza de Suzuno y descubrió que ella en realidad estaba sentada espalda a espalda con él.

— ¡¿P-por qué de repente haces eso?!

Suzuno de repente avanzó un poco mas cerca, haciendo difícil que Maou ocultara su confusión.

— Los clérigos nunca dejan escapar secretos a través de las confesiones.

Al contrario, Suzuno habló con una voz calmada que pasó a través de sus espaldas presionadas:

— Así, no deberías ver mi rostro. Rey de los Demonios, dime si no te importa. ¿por qué invadiste Ente Isla?

— En serio, ¿Qué tipo de acto es este…?

Maou golpeó su rostro con ambas manos y suspiró profundamente.

— Déjame decir esto primero, hasta ahora, nunca se lo he dicho a nadie más, y no es porque exista algún secreto enorme detrás de todo esto. Es porque nadie había preguntado  especialmente eso, por eso es que nunca lo dije.

Maou primero dijo algunas observaciones de apertura con una voz suave.

Hataraku Maou-Sama Volumen 9 Capítulo 4 Parte 4 Novela Ligera

 

— Para todos ustedes (los humanos), esto debería ser algo realmente aburrido y que se puede ver en cualquier parte, e incluso si no lo puedes aceptarlo tras escucharlo todo, no me importaría en lo absoluto. No creo que sea justo llamarlo una confesión.

— Lo entiendo, lo tendré en mente.

Mientras sentía la calidez de la espalda de Suzuno…

— Huh… en serio, ¿Qué tipo de situación es esta…?

Maou miró el bosque nocturno una vez más y suspiró ligeramente.

— ¿Por dónde comienzo?

Entonces él comenzó a hablar con un tono natural, como si recordara lo que había sucedido el día anterior.

— Aunque no recuerdo si te mencioné esto antes, de todas formas, el Mundo Demoniaco en el que nací era un mundo completamente desesperanzado, gobernado por la violencia. Los demonios fuertes torturaban y herían a los más débiles de la forma que querían, y solo se preocupaban por seguir viviendo, el Mundo Demoniaco en ese tiempo era ese tipo de lugar. Yo fundé un ejército con el fin de cambiar ese mundo, y con la ayuda de Kameo y Alsiel, cumplí mi meta de conquistarlo con éxito, y una nación civilizada nunca antes vista, nació bajo mi gobierno. Hasta ahora, era considerado algo bueno.

— Si.

— Gracias a eso, la mayoría de los demonios débiles no murieron más a causa de la violencia irracional. La magia, luego de la sistematización, se hizo más y más eficiente, y ese poder se incrementó gradualmente. Incluso así, hasta ese tiempo, Kameo, Alsiel y yo no notamos ese problema.

Desde su espalda, Suzuno sintió que la respiración de Maou aumentó ligeramente.

— Tal y como sabes, los demonios son capaces de obtener la magia demoniaca a través de las emociones de miedo y desesperación y reponer la energía que necesitan para sobrevivir.

Aunque mi unificación trajo ‘orden’ y ‘paz’ al Mundo Demoniaco, el ‘miedo’ y la ‘desesperación’ gradualmente desapareció en respuesta a eso. Y como resultado, la cantidad de magia demoniaca del Mundo Demoniaco disminuyó a un ritmo extremadamente rápido. Pero debido a la unificación, la población siguió creciendo. Puedes imaginarlo, ¿no? La razón por la que el Mundo Demoniaco ha estado lleno de magia demoniaca hasta ahora. Al final, hice que esa razón desapareciera. Así, la magia demoniaca acumulada se consumiría a una velocidad increíble. Cuando lo supe, no duró más de 500 años, por lo que realmente tuve un enorme dolor de cabeza.

—…entonces, ¿esa es toda la razón por la que invadiste Ente Isla? Qué razón tan escandalosamente ordinaria.

Maou no podía ver la expresión de Suzuno. Pero como él podía decir fácilmente que por su voz que ella escuchaba atentamente, él decidió continuar:

— Luego de invadir las naciones, resolví la fuente de agotamiento mediante el robo y la colonización. Como un motivo de guerra, fue algo genial, ¿no? Pero no tuve la libertad de reírme de eso. ¿Cómo podía permitir que esos ciudadanos que me creían y me seguían, y esos del Mundo Demoniaco, quienes ya no se preocupaban por la violencia de su propio pueblo, murieran de hambre debido a mis errores de cálculo? Por eso es que vine aquí.




— ¿Con el fin de ‘conquistar’ Ente Isla?

Suzuno intencionalmente enfatizó el término ‘conquistar’.

— Aunque todos pensamos que ustedes planeaban exterminar a los humanos porque ustedes eran diferentes y tenían poderes abrumadores, ¿nunca tuviste tales planes?

— Si dijo que sí, ¿los humanos me perdonarían?

— Quien sabe. Sin embargo, justo ahora soy un clérigo que escucha las confesiones. Por lo que no sospecharé lo que dices.

Se sentía que Suzuno sonreía un poco.




— Si dejamos que los humanos se extingan, volverá a suceder lo mismo. Después de todo, he escuchado que el tiempo de vida de los humanos es mucho más corto comparado con nosotros. El día que los humanos sean exterminados, solo se estaría conduciendo al incremento de los demonios en un lugar sin nada. Esa es la razón por la que quiero crear una situación donde los humanos generes cantidades justas de miedo y conquistarlos. Con eso, estrictamente ordené a los Cuatro Reyes asesinar a todo el que se resistiera, pero ellos aceptaron que los humanos se rindieran. Huh, aun así, el tipo de implementación difiere basado en un demonio.

— Ya veo. Por eso que toda la realeza hasta ahora sigue viviendo a salvo.

Antes que Suzuno fuese a Japón, ella solo había anotado las acciones violentas hechas por los Generales Demonio hasta cierto límite, hubo una gran diferencia entre los continentes oriental, occidental, sureño y norteño.

En ese tiempo, basado en las estadísticas reunidas, excluyendo al Continente Central donde aparecía la Fortaleza Demoniaca, el número de humanos que habían muerto se concentraban principalmente en los continentes del sur y del oeste, y las victimas en los continente del este y del norte era mucho menores.

— Después de eso, seria tal como lo conoces. Que Emi liberó varios continentes en orden y al final, me convertí en el comandante de un ejército que perdió y fue arrastrado a Japón. Oye, es sorprendentemente aburrido, ¿cierto?

Suzuno, que sentía que Maou era divertido por enfatizar su lo aburrido que fue levantar sus defensas, dio una pequeña sonrisa mientras se cuidaba de no ser descubierta.

— No es aburrido. El saber que no eres diferente a un ‘rey’ humano es algo que me ayuda bastante. Pero, aun hay una cosa que no entiendo.

— ¿Huh?

Cuando Maou se volvió, descubrió que Suzuno había hecho lo mismo, haciendo que ambas miradas se encontraran.

— Luego de venir a Ente Isla, ¿Qué estuviste haciendo?

— ¿…yo?

Maou respondió con una pregunta, sorprendido. Era como si el no esperara ese tipo de pregunta.

No esperaba eso, en otras palabras, significaba que la gente alrededor de Maou nunca lo había cuestionado por eso.

— Si, exacto. Luego que la capital de Continente Central Isla Kentourm fuese destruida, hasta la batalla final con Emilia, nadie escuchó el nombre del ‘Rey Demonio Satán’. Los únicos a cargo de atacar los continentes del norte, sur, este y oeste fueron los ejércitos invasores de los Generales Demonios, ¿cierto? Quiero saber, luego de entregar todo el trabajo de la invasión a ‘Ejercito Demoniaco’, ¿Qué estuvo haciendo el ‘Rey Demonio’?

Los ojos de Suzuno reflejaron la ondeante luz de la fogata.

Solo ahora Maou descubrió que él ya había cruzado miradas con ella durante un bueno tiempo y frenéticamente desvió su vista.

— Si te ríes, aunque sea un poco, no seguiré diciendo más nada.

— En realidad eres inesperadamente cobarde. ¿Desconfías tanto de lo que hiciste antes?

— Ya que estoy hablando de mis errores del pasado, ¿Cómo podría tener algún tipo de confianza?

Lo primero que Maou dijo fue esa frase con descontento…

— Estaba buscando ‘humanos’.

Y luego dijo con un tono muy bajo.

— Aunque no es tan exagerado como los demonios, esas personas, que son completamente diferentes en términos de especie, lenguaje y apariencia, en realidad pueden construir una sociedad después de la guerra, y mantienen un estilo de vida cooperativo, esto me hizo pensar que los humanos son realmente especies misteriosas.

—…..

— Cuando ven a alguien herido en la carretera, los únicos que podrían pisotearlo serían los demonios de nuestro Mundo Demoniaco, y los únicos que podrían sanar y ayudar a esa persona, serían los humanos. ¿De dónde viene la diferencia?

— No todos los humanos son santos ni caballerosos.

— Aun así, no todos son sucios como los demonios. Maou suspiró ligeramente y miró hacia el cielo.

— Yo hice muchas cosas lamentable. Tal como renovar mi habitación de la Fortaleza Demoniaca al estilo de un conquistador humano. Ya que sería la habitación del gobernante absoluto sobre el mundo humano, un día la realiza de todo el mundo llegaría y me declararía lealtad a mí, incluso pensé varias veces en esas cosas tan aburridas.

— Oh, de repente siento que lo veo.

— Ya déjame, no voy a mostrarle mi habitación a la gente que conozco. Además, acerca de cosas como el lenguaje humano, la sociedad humana y así, reuní incontable información de los pueblos destruidos en lo que busqué. Por supuesto, una de las razones era para investigar quien los había conquistado con éxito a todos ustedes.

— ¿Y aprendiste algo de lo que investigaste?

— Ya que no lo hice, eso se convirtió en la razón por la que terminé trabajando en Japón.

Maou se encogió de hombros.

— Pero las cosas dejaron de funcionar al final. Desde el tiempo que decidí conquistar Ente Isla, hasta el tiempo que fui derrotado por Emi y arrastrado hasta a Japón, no pude pensar en la diferencia entre los humanos y nosotros, pero inesperadamente, tres días después de llegar a Japón, lo entendí.

— ¿Qué es?

— En realidad es algo muy simple. Ahora que lo pienso, era tan natural que daba risa.

Maou dijo eso, miró a Acies, quien estaba durmiendo a un lado con una expresión alegre en su rostro.

— Seria en que necesitemos comer o no, es todo.

Esa respuesta, hizo que Suzuno levantara su cabeza y mirara a Maou.

— ¿Te refieres a alimentarte?

— Si.

Maou asintió ligeramente.

Luego de caer en Japón, Maou había sido enviado al hospital en una ambulancia debido a la ‘deshidratación’ y ‘malnutrición’, por lo que él nunca olvidó el techo del hospital que vio cuando se despertó luego de dormir por tres días y tres noches.

— Nosotros los demonios no necesitamos hacer nada especial para obtener la magia demoniaca que usamos para sobrevivir solos. Aunque algunos de ellos se podrían comer a los que han asesinado por interés, al final termina siendo por interés y definitivamente no por la razón de poder morir por no alimentarnos. Pero los humanos son distintos. Sin importar que tan rica sea la persona, los humanos son incapaces de sobrevivir solos.

Luego que Maou dijera eso con determinación, intencionalmente se volvió hacia Suzuno.




— Esto no es psicología. Después de todo, incluso una persona rica no podría ser capaz de vivir por comer dinero. Ellos primero deben usar el dinero para cambiar por comida y luego comer esa comida. Mientras una persona tenga dinero, podría ser capaz de comer alimentos deliciosos hechos por alguien o cosas buenas para sus cuerpos, como la gente puede comer y quiere comer lo que desean, estas trabajarían y ganarían dinero. La sociedad humana está formada así. Comenzado por los factores que forman la sociedad, ya es algo diferente a nosotros los demonios… y en ese momento, ni siquiera supe algo tan simple.

— ¿…Rey Demonio?

— Como no lo supe… hice que mis ciudadanos, los que creían en mí, murieran. Y creí profundamente que los humanos podían ser conquistados solo con poder y magia demoniaca.
Temblores se podían sentir de la parte de la espalda de Maou en contacto con la de Suzuno.

— Oye, ¿Estas…?

Suzuno, quien no podía evitar querer voltearse, amablemente fue empujada hacia atrás por el cuerpo de Maou.

— No estoy llorando, ¿bien? Los únicos que realmente querrían llorar deberían ser el Ejercito Demoniaco que siguieron a un idiota como yo, o esos que fueron asesinados por un idiota como yo, o gente como Emi que pasó por experiencias trágicas. Me equivoqué, aunque soy un rey, cometí un error.

Maou, quien se dobló un poco, parecía muy pequeño.

Durante la batalla en la Secundaria Sasahata, Maou apareció con el fin de rescatar a Suzuno, Chiho y Urushihara, y mostró un poder suficiente para abrumar a los ángeles y demonios con el aura de un rey, pero en ese momento, esas cosas no podían sentirse provenir de él.

—….incluso así, aun tienes que tomar acción, ¿no? Porque eres el rey. Suzuno dijo suavemente a esa espalda, y esa espalda se sacudió.

— Tienes que poner al mundo humano y las vidas de tus ciudadanos en una escala y compararlos, ¿no? Rey Demonio…

Suzuno levantó su cabeza, y le preguntó al Rey Demonio Satán detrás de ella, con una expresión que no podía verse:

— El pecado que causó el dolor a tu corazón, ¿Cuál es?

— Mí pecado…

— ¿Es asesinar a los humanos e invadir Ente Isla?

— No.

Maou claramente negó eso.

Incluso así, Suzuno fue intimidada y continuó preguntando calmadamente:

— ¿Entonces cuál es?

— Es traicionar a la gente que confiaba en mí, forzarlos a ir hacia el camino de la muerte… y como un rey, en realidad elegí el camino equivocado…

— Si te lamentas de eso, entonces, ¿Qué deberías hacer?

—…..

Maou permitió que las palabras de Suzuno se sumergieran frase por frase hasta el fondo de su corazón, y al mismo tiempo, abrió su boca y dijo:

— Incluso así, no importa lo que suceda, continuaré viviendo como un rey, hasta el instante en el que ya no pueda continuar siéndolo.

— Exacto.

Suzuno mostró una sonrisa, lentamente se levantó y dejó la espalda de Maou, ella no miró la expresión del hombre que confesó su pecado y miró hacia el cielo lleno de estrellas.

— ¿No lo dijiste antes? Con el fin de liderar a la gente que sigue hacia la dirección correcta, tienes que continuar viendo a la dirección que crees es buena y vivir. Hasta que un nuevo rey te derroque, tienes que continuar llevando a la gente detrás de ti. Quieres convertirte en un rey que pueda conquistar a los humanos y demonios al mismo tiempo, ¿no?




—…por otra parte, ¿eso es considerado una confesión?

Maou respondió con una expresión que parecía como si estuviese llorando o sonriendo, como si fuese a desplomarse pronto.

— Los dioses en tu lado, ¿estarían dispuestos a perdonar los pecados de los demonios?

— Huh, normalmente, ellos no lo harían, después de todo es el pecado del rey de los demonios.

— Oye, el dejarte hablar hasta ese límite, ¿no es demasiado?

Maou refutó con todas sus fuerzas la respuesta sin vacilar de Suzuno, pero esta última sacudió su cabeza con una sonrisa serena y dijo:

— Pero, te perdono.

— ¿Suzuno?

Maou no pudo evitar girarse.

Lo primero que vio fue la espalda de la túnica usada por los clérigos, y en el rostro de Suzuno que giraba lentamente hacia él, había una sonrisa cálida que Maou nunca había visto.

— Satán, Rey de los Demonios. La ‘soledad’ y el ‘pecado’ como un rey, los he escuchado claramente. He juzgado que lo que dices es cierto, y en el nombre del Crestia Bell, perdono tus pecados. Incluso si dios, o alguien en este mundo no lo hace, esto quedará así… lo has hecho bien.

Maou miró el rostro de Suzuno con sorpresa, pero luego de recuperar sus sentidos poco tiempo después, él frunció el ceño y dijo:

— ¿Q-qué pasa contigo? ¿No me digas que algo extraño fue puesto en la tarta que tuvimos en el día?

— Quizá, incluso siento que estoy loca.

El rostro de Suzuno pareció sonrojarse un poco bajo la iluminación de la fogata.

— Esto es algo simple. He sido salvada por ti un par de veces. Incluso si no planeas hacerlo, aun creo que debería devolverte el favor, y me temo que…

— ¿Q-que pasa?

—…no, olvídalo.

Suzuno sacudió su cabeza ligeramente, y dejó el área frente a Maou como si estuviese liberando su tensión, se sentó en el extremo opuesto de la fogata y sonrió irónicamente.




— Si continuo hablando, simplemente seria a modo de quejas. Seria colocar la montura antes que el caballo si hago que el confesor se sienta incomodo, además, si lo expreso claramente, podría llegar a la ira de Chiho-dono.

— ¿A-ahora por qué estás hablando de Chi-chan?

—….ahora, finalmente entiendo que tan fuerte es para Chiho-dono.

Aunque ella había hablado como si no lo soportara, el rostro de Suzuno, iluminado por el fuego, aun contenía una sonrisa.

— Recientemente, soy una creyente de Chiho-dono. Huh, solo trátalo de esa forma. Yo… no tengo el tipo de creencia que Chiho-dono tiene, y no tengo su tipo de coraje.

— Huh….

Aunque Maou evitó por completo el punto importante y se las arregló para pasar a través de ello, incapaz de continuar quejándose, solo pudo permanecer en silencio.

—….Rey Demonio.

— ¿Ahora qué?

Podría haber sido la imaginación de Maou, pero la expresión de Suzuno en ese momento, por alguna razón, mostraba algo de tristeza.

— No importa lo que creas, apostaré en el orgullo de un clérigo para aceptar esas palabras, por lo que no diré nada más. Sin embargo… si eres tan cruel para hacerlo algún día, entonces dile a Emilia…

— Me niego.

— todas esas cosas…. ¿eh?

— Solo Emi, definitivamente no se lo diré.

El tono exageradamente decisivo de Maou, hizo que Suzuno quedara atónita por el shock.

— Pues, ¿eso no sería injusto?

Maou sacudió su cabeza con un tono tan serio como su expresión.

— ¿Injusto?

— Mientras interactuaba con ella hace unos meses, realmente supe que aunque ella siempre es ruidosa acerca de ser una Héroe aquí y allá, mentalmente, ella igual que un tofú. Le toma mucho esfuerzo comportarse, si al final termina siendo preocupada como antes, ¿no sentirías que sería realmente problemático?

Luego de decir eso rápidamente, Maou inclinó su cabeza y murmuró:

— Para Emi, soy el rey de los invasores que destruyó su vida. Eso sería suficiente.

— Pero, eso…

— Incluso si su padre aún vive, el hecho de que robé parte de su vida es indiscutible, pero puse la vida de un gran número de humanos, incluyéndola, y las vidas de mi nación y sus ciudadanos en una escala, los comparé, y al final elegí mi propia nación y ciudadanos.

Maou dijo tan lentamente como si estuviese masticando sus propias palabras.

— No me importa lo que le hice, y tampoco espero que me perdone, y tampoco estoy en posición de aceptar su perdón. Si le digo todas esas cosas, solo haré que pierda su punto de vista. Además, con solo esto, ya ella nos ha causado muchos problemas.

—….Rey Demonio, tú…

— Esta vez, también hemos metido en problemas a Ashiya, Alas=Ramus, Acies y Nord, porque el único que nombró a Emi como General Demonio fui yo, ya que la dejé tomar esta responsabilidad, debo responsabilizarme en ayudarla. Esto es algo muy diferente a un Héroe o Rey Demonio, por eso…

Maou miró a Suzuno ligeramente.

— Incluso si salvamos con éxito a Emi, no le diremos nada innecesario. Esta vez, tu siendo una clérigo, dijiste que esto era una confesión, por eso fue que hice una excepción y te lo dije. Que Emi se vuelva débil ahora, no es simplemente porque ella siente que tiene una responsabilidad, tu podrías decirle de mis asuntos y ver como ella se preocupa por ello. Ella definitivamente se preocuparía de una forma muy abrumadora. Eso…

Maou lentamente se levantó, volvió su espalda hacia Suzuno, y caminó hacia su tienda.

— Seria mejor si ella dice una o dos frases sarcásticas cada vez que me vea. Si no, incluso mi ritmo sería un desastre.

— Rey Demonio…

—…Ah, oye, esas frases de ahora también están incluidas en mi confesión, definitivamente no puedes decirle esto a nadie más, ¿bien?

— Maou dobló su cintura, se volvió y apuntó a Suzuno, y luego que terminara su frase, caminó hacia la tienda sin siquiera esperar una respuesta.

—…..

Suzuno no pudo evitar encoger su propio cuerpo, el cual sintió la temperatura de Maou hasta hace poco.

— Realmente era un hombre cruel… y metódicamente amable.

Luego de mostrar una sonrisa burlona, Suzuno levantó la vista hacia las lunas roja y azul que flotaban en el cielo nocturno y murmuró suavemente.

— Emilia… ¿Cómo piensas vivir ‘a partir de ahora’?

— Fwah… melón, ham… uhm.

La única humana que sostuvo parte de la verdad que era suficiente para cambiar la guerra mundial – Crestia Bell, sintió que no podía ver qué tipo de futuro podía mostrar esa verdad.




— Bollos de camarones a la brasa, huevo frito entre tostado…

— Asi, ¿no estás combinando incluso la comida que nunca has probado?

Y así la avariciosa conversación soñolienta de la chica inocente convertida en una oruga de saquito, era realmente refrescante para la Suzuno que ahora albergaba pensamientos complejos.

— ¿Y mi ‘a partir de ahora’… cómo será?

Suzuno se abrazó a sí misma con fuerza, y una vez que recordó el incremento de sus latidos dentro de su cuerpo, suspiró una vez más.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios