Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 9

Capítulo 4: Rey Demonio, Historias Del Presente Y Pasado

Parte 1

 

 

Hataraku Maou-Sama Volumen 9 Capítulo 4 Parte 1 Novela Ligera

 




Emi tuvo un sueño.

Ella se despertó desesperada en el sueño. El reloj mostraba las ocho de la mañana. Se había quedado dormida más de la cuenta.

Aunque Emi saltó frenéticamente de la cama con el fin de estar lista para trabajar, ella accidentalmente pateó la alarma colocada en la cama, un dolor pesado se sintió en la punta de su pie, haciendo que ella se encogiera a causa del dolor.

— Emi, ¿Qué sucede?

Ella levantó la mirada, y descubrió que Rika, sentada junto a ella, estaba mirando la mesa de Emi.




Emi, quien apareció debajo de la mesa estaba vistiendo su uniforme, sonrió avergonzada.

— Mi pluma se cayó entre el piso y el separador, realmente no logro alcanzarlo.

— Ya veo. Por cierto, ayer encontré una buena tienda de ramen, ¿iremos juntas en la tarde?

— Está bien. No hemos comido juntas desde hace un tiempo… ah, lo siento, Rika, mi teléfono está sonando… ¿hola?

— ¡Hola, Yusa-san!

La persona al otro extremo de la línea telefónica era Chiho. Emi, vistiendo ropa casual se sentó en el sofá de su casa y escuchó a Chiho hablar.

Ella tenía llamadas con Chiho un par de veces cada semana, recibiendo información de la situación laboral de Maou mientras aprovechaban la oportunidad para conversar.

Aunque se trataba de una impresión jugada por una chica enamorada, gracias a Chiho, el tiempo que Emi necesitaba para monitorear en secreto a Maou, era reducido un poco.

Con el pretexto de conocer la situación de Emi, Chiho interactuaba con ella como una amiga.

— Yusa-san, lo siento, mañana tengo que organizar algunas cosas en el club como sea, no seré capaz de ir a la casa de Maou-san para la cena.

— Ah, es eso. Aunque es lamentable, no se puede evitar ya que son asuntos escolares. Pero si a tu mamá no le importa, está bien si llegas un tarde, ¿no? Si, házmelo saber de nuevo si vendrás. E-está bien… Bell, Chiho-chan dijo que ella no podría ser capaz de venir hoy.

Emi quien terminó la conversación telefónica, de repente se encontraba en la habitación 202 del Villa Rosa Sasazuka y hablaba con Suzuno, quien estaba trabajando fuerte en la cocina.

— ¿Ah sí? Que lamentable. Preparé el omellete de arroz que Chiho-dono me enseñó y quería que ella lo probara.

Suzuno respondió con algo de tristeza y abrió el refrigerador.

— ¿…oh cielos?

— ¿Qué pasa?

— Que descuidada soy… en realidad olvidé comprar la salsa de tomate.

— Si solo es eso, entonces podría ayudarte a comprarla, ¿no? Uh, recuerdo que la salsa de tomate…

Emi miró hacia arriba y a su alrededor, caminó dentro del Supermercado Seiyu frente a la estación Sasazuka, buscando las cosas para ayudar a Suzuno a comprar.

—…Alsiel, Lucifer, ¿por qué están cargando tantos huevos?

Y justamente se encontró a Ashiya y Urushihara en el supermercado.

— Quiero intentar hacer el quiche que Sasaki-san me enseñó antes.

— Como había una venta, incluso yo fui atraído… ah~ que problemático. De nuevo, ¿Qué están haciendo ustedes aquí?

— Bell me pidió que comprara algo. Oh sí, Chiho-chan dijo que no podría ser capaz de venir hoy.

— ¿En serio? ¡Ugh… ¿entonces a quién le pido que juzgue esto…?!

— Sasaki Chiho no viene, ¿eh~? Entonces no habrá kaarage hoy. Tsk.

Los demonios recibieron un golpe cuando supieron que Chiho no asistiría, y Emi camino fuera del supermercado junto a ellos mientras…

— Pero está bien. Porque a Alas=Ramus también le gustan los huevos. Oye, Alas=Ramus.

Mientras le hablaba a Alas=Ramus quien estaba sacudiendo sus pies de un lado a otro alegremente.

— ¡Mamá, quiero ver a papá de una vez!

— Bien, bien, estamos cerca de allí.

Cuando recuperó sus sentidos, el grupo ya había alcanzado las escaleras del Villa Rosa Sasazuka, Emi tomó a Alas=Ramus y subió las escaleras que aun daban una experiencia estresante aun después de su renovación, y luego de abrir la puerta del pasillo común, ella rápidamente llegó a la entrada de la Fortaleza Demoniaca.

El letrero de madera con ‘MAOU’ escrito en él con un marcador, había sido reemplazado por una platina, Emi pensó en el motivo por el que ellos hubiesen cambiado eso.

— Rey Demonio, estás en casa, ¿no? Voy a entrar.

Todo esto era normal.

Justo cuando Emi presionó el timbre como era siempre y abrió la puerta principal…




— ¿Eh?

Ella descubrió que no había nadie en la habitación.

No solo eso, todos los aparatos electrónicos y muebles habían desaparecido, y no había señales de que alguien viviese allí.

— Alsiel, Lucifer, ¿Dónde está el Rey Demonio… Alsiel, Lucifer?

Las dos personas que habían estado junto a ella hasta ahora, no podían ser vistas.

¿Se había separado durante el camino?

Emi rápidamente corrió y tocó la puerta de la siguiente habitación.

— ¿Bell? ¿Oye, Bell? El Rey Demonio desapareció, ¿sabes hacia donde fue…?

Sin embargo, la habitación 202, donde Suzuno había estado cocinando hace poco, estaba completamente vacía también.

— ¿Eh, q-qué está pasando? E-espera…

Emi frenéticamente sacó su celular y llamó a Chiho.

La escuela ya debería haber terminado, sin embargo…

— El número que ha marcado es inválido, por favor, verifíquelo e intente de nuevo…

La llamada no se realizó. Y no solo eso, incluso el número usado para llamar a Chiho había desaparecido.

Incluso si ella lo cambiaba para llamar a Rika, Suzuno o incluso el computador de Urushihara, nadie contestaba.

Emi, quien de repente se sintió decepcionada, corrió de nuevo hacia la Fortaleza Demoniaca e intentó abrir la puerta.

Pero la puerta no podía ser abierta.

Aunque la había abierto con facilidad hace poco, sin embargo, sin importar cuando Emi tirara o empujara, era incapaz de abrir la puerta de la habitación 201.

— Rey Demonio, estás en casa, ¿cierto? ¡Abre la puerta!

Emi gritó mientras golpeaba la puerta de la habitación 201, pero no había reacción alguna desde el interior.

— ¡¿Qué se supone que significa?! ¡Apresúrate y obedientemente abre la puerta! ¡Oye, ¿Qué pasa?! ¿Estás bien?




Los niveles de ansiedad incrementaban continuamente contra la voluntad de Emi.

¿Qué estaba pasando? Chiho, Rika, Ashiya y Urushihara habían desaparecido.

¿Podrida ser que a Maou también le había pasado algo?

— Todos desaparecieron, ¿sabes que sucede? Por favor, abre la puerta. ¿Qué pasa? Has vuelto, ¿cierto? ¡Esto es malo, escúchame! ¡Rey Demonio!

En ese momento, la puerta que no se movía para nada, de repente se movió hacia atrás, y Emi cayó en la habitación pues alguien había abierto la puerta desde dentro.

Luego de levantar la mirada con desespero, Emi contuvo su aliento.

— ¿?

Era la Fortaleza Demoniaca.

El castillo donde los demonios vivían en el Continente Central de Ente Isla.

Esa era incluso el salón donde la batalla entre Emi y el Rey Demonio habían luchado, donde estuvo solo a un paso de perforar el corazón del Rey Demonio con la espada sagrada.

Cierta sombra enorme cuya apariencia enorme no podía ser vista, bloqueaba su camino.

La gran sombra negra sostenía una espada cuya apariencia era igual a la espada sagrada de Emi y ligeramente se acercó a ese lugar.




Emi inconscientemente quiso asumir una pose de batalla con su espada sagrada. Sin embargo, por razones desconocidas, Alas=Ramus, quien había estado en sus brazos hasta ahora, había desaparecido.

Y la ‘Evolutiva Espada Sagrada, Better Half’ no aparecía. Emi comenzó a desesperarse.

La sombra negra definitivamente era el Rey Demonio. Era el Rey Demonio a quien ella tenía que matar.

Incluso así, por razones desconocidas, Emi soltó un genuino suspiro de alivio.

— Eso es bueno… así que estabas aquí. Ya que estás aquí… entonces responde algo.

Incluso si ella temía a la inmedible aura asesina emanada de la sombra negra, Emi continuó hablando.

— No puedo llamar al número de Chiho-chan… y tampoco al de Bell, aunque ella me pidió comprar unas cosas, no sé hacia donde fue, además Alsiel y Lucifer estuvieron conmigo durante el camino de regreso, pero desaparecieron de repente… ¿crees que sean realmente groseros?

La sombra negra calmadamente sacó la espada sagrada y lentamente la acercó hacia Emi.

— Alas=Ramus también desapareció luego que me descuidé un poco… si tu desapareces también… no sabría qué hacer, ¿a dónde fueron todos?

La inestable sombra negra caminó hacia Emi y bajó su mirada para ver la expresión de ella.

Incluso si la distancia era muy corta, ella aun no lograba ver el rostro de la otra parte.

— Oye, aunque Chiho-chan dijo que no podría venir hoy… Bell y Alsiel parecen extrañamente motivados, ¿por qué no esperamos a Chiho-chan juntos? Y-yo estoy bien con todo, es solo que si hacemos eso, Alas=Ramus se sentirá más feliz…

La sombra negra comenzó a dejar caer la espada sagrada.

La trayectoria de la luz purpura dibujada por la hoja de la espada sagrada, se reflejó contra la luz roja que entraba por la ventana, haciendo que el rostro de la sombra apareciera en la oscuridad.

— Entonces…

La expresión de Maou Sadao apareciendo en la oscuridad, por razones desconocidas, tenía una sonrisa cálida.

— Todos… deberíamos comer juntos de nuevo…

— ¡Ugh!

Emi se despertó conmocionada por su propia voz y saltó de la cama.

Incluso si ella estaba cubierta en sudor, no podía evitar tocarse primero el centro de su pecho.

— ¿…qué… fue eso?

Los latidos de su corazón eran fuertes, y su respiración se había tornado errática.

Emi se despertó en el instante en que su pecho había sido perforado por la espada sagrada que brillaba purpura que tenía la sombra negra con el rostro de Maou.

El sueño de apariencia realista era terrible y mantenía un tipo de dolor único en los sueños. Incluso así, ese sueño incluso le trajo un tipo de paz que mejoraba todo.

Su sueño, el Rika, Chiho, Suzuno, Ashiya, Urushihara, Alas=Ramus, y…

Incluso si era ruidoso, caliente y problemático, las veces en las que ella no necesitaba ocultar sus verdaderas emociones, se sentía como si en el sueño, de hecho existía la ‘vida normal’ de Emi.




—…parece que… soy realmente una completa idiota, y la situación tampoco era muy mala.

Emi murmuró, burlándose de ella misma.

Aunque ella cuando estaba en Japón siempre tenía sueños de su pacifica Ente Isla y su padre, cuando ella recuperó sus sentidos, descubrió que esos días, ella había estado soñando con Japón.




— Siempre estoy persiguiendo las cosas que no tengo.

El sonido de las olas golpeando el puerto Fangan, la armadura y la espada colocadas por el traidor en la esquina de la habitación y su corazón vacío hacían que ella no actuara como la Emi de siempre.

— Uu, pu, mu, pu… pwah.

Luego que Emi ligeramente acariciara el cabello de Alas=Ramus, quien era una bebe que hablaba dormida, se acostó de nuevo en la cama.

A partir de mañana, ella continuaría con su desgraciada vida de prisionera. Ahora, ella no podía reducir su tiempo de sueño debido a su asombro por sus sueños sin sentido.

Sin embargo, por razones desconocidas, Emi no sintió que debía secarse las lágrimas que cayeron luego de despertarse.

Esas eran lágrimas que cayeron del momento de alivio de ver la figura del Rey Demonio.

A la mañana siguiente.

— ¿…entonces, que es lo que todos planean?

En ese momento, Emi tenía preguntas antes de sentir odio.

Las personas que aparecieron junto a Olba, eran soldados de las Tropas de Caballeros conocidos como las ‘Tropas de Caballeros Hakin del Imperio Afsahan’, y todos eran oficiales de alto rango.

Con el primer grupo siendo la Tropa de Caballeros Seisokin, quienes estuvieron a cargo de custodiar el palacio real y eran los guardias imperiales del Unificante Emperador Azure, la Tropa de Caballeros Hakin también estaba dividida en Josokin, Seisuikin, Josuikin, Seitokin, Jotokin, Seikokin y Jokokin, ocho Tropas de Caballeros en total, y los asuntos gubernamentales, áreas y equipamiento era completamente distinto.

Aunque no todos lo que formaban parte de la Tropa de Caballeros eran guerreros, y había cargos como policía o profesores, esas personas que estaban visitando ahora a Emi junto a Olba, eran segundos líderes o comandantes en jefe, calificados para saludar y recibir a visitantes extranjeros.

— ¿No te gusta ese conjunto de armadura?




Emi no respondió la pregunta de Olba, y se volvió hacia la armadura y la espada intactas.

— Ya tengo la Armadura Repelente del Mal. Aunque me siento mal porque hayas preparado una armadura tan costosa, no soy tan estúpida para usar algo que quizá hayas manipulado.

— Oh, ya veo.

Olba mostró una sonrisa más que desinteresada, y una vez más, dijo algo que era difícil de descifrar.

— Pero lo siento, Emilia, si te permitimos usar mucho poder en este momento, estaríamos en problema también. Esto es considerado por tu propio bien, ¿sería mucho pedir que usaras esta armadura?

— Ugh…

Emi apretó sus dientes con lamentos hasta que su expresión se distorsionó. En otras palabras, a ella no se le permitía rechazarlo.

Aunque Emi no comprendía las intenciones de Olba, este último, definitivamente no tenía piensos de explicarlas.

Olba, asumiendo que Emi había aceptado la solicitud, asintió satisfecho.

— Bueno, pídele a la dama que venga y te ayude a colocarte el equipamiento. Luego de eso, tu y yo, así como también la elite de la Tropa de Caballeros Hakin viajaremos desde Fangan hasta el Azure Sky Canopy en el este. Vamos, Emilia. Y en cuanto a la Espada Sagrada…

Olba de repente desvió su mirada de Emilia, asintió satisfecho tras mirar a su alrededor y dijo:

— Parece que la estas protegiendo muy bien. Qué bueno.

— Ugh…

Al no ver a Alas=Ramus, significaba que ella ahora se encontraba fusionada con Emi.

Emi era incapaz de ir contra Olba.

Incluso si ella miraba la espalda de Olba, todo lo que podía hacer era dejar esa habitación bajo la influencia de la Tropa de Caballeros Hakin con el fin de cambiarse de ropa.

— Mamá…

La preocupada voz de Alas=Ramus se escuchó en su mente.

—…no te preocupes, no pasará nada.

Emi murmuró suavemente sin persuasión alguna en su voz.

Diez minutos después de eso, incluso si ella sentía que esa armadura brillante, la espada en su cintura y el casco llevado a la altura de su cintura, tenían un peso peligroso, Emi caminó humillada a lo largo de los pasillos de la base del puerto militar de Fangan acompañada por Olba y la Tropa de Caballeros Hakin.

Aunque esa cantidad de peso no era nada para Emi, se sentía como si el peso en su corazón incrementaba en la misma cantidad.

— ¿Hm?

El corazón de Emi de repente desarrolló una sensación extraña y sorprendente.

— Esto es…

Aunque era débil, se sentía como si su cuerpo se llenara con poder.

Por supuesto, durante esas dos semanas desde que regresó a Ente Isla, la magia sagrada de Emi se había recuperado a unos niveles que iban más allá de lo poderoso, pero parecía que además de eso, algo mas cálido estaba fluyendo en su cuerpo.

— ¿Q-qué es esto?

— ¿Lo has descubierto?

Olba, quien caminaba al frente, dijo sin siquiera volverse.

— ¿No escuchas esas voces llenas de esperanza?

— ¿…?

Había una puerta al final del pasillo donde el pueblo no llegaba desde el campo de la base militar. Olba parecía dirigirse a ese lugar.

— Debería tratarse del área de la ciudad después de esto.

— Cierto.

— Escucho, voces…

Era el sonido de un gran grupo de personas haciendo ruido. Emi, quien tenía un mal presentimiento, frunció el ceño.

Una vez que caminaron fuera del patio, podía ser visto que un gran grupo de personas con armaduras de la Tropa de Caballeros Hakin y carruajes llenos de provisiones, estaba esperando por ello.

Entre esos, Emi descubrió un único caballo fuerte, hermoso y elegante esperando que su propietario lo montara.

— Emilia, este es tu caballo. Aun debes recordar como montarlo, ¿no?

Con una mirada, Emi pudo ver que era un buen caballo que estaba bien cuidado.

Al menos no era un caballo asignado a los soldados comunes, pero a una montura de nivel general, básicamente durante su viaje para luchar contra el Rey Demonio, Emi nunca había montado un caballo tan fino.

— Emilia, colócate tu yelmo, deja que todos vean tu rostro.

Aunque no podía compararse con la montura de Emi, luego que Olba habló, él montó un hermoso caballo con una cola castaña. Primero dijo un par de palabras a la Tropa de Caballeros Hakin…

— Muy bien, vamos.

Luego dijo eso con una leve sonrisa en su rostro.

— Comenzamos la segunda batalla de la Héroe Emilia por la recuperación del Azure Sky Canopy.

— ¿D-dijiste recuperación…eh?

Antes de preguntar el significado detrás de las palabras de Olba, la puerta principal de la base militar comenzó a abrirse.

Acompañado con la señal de la puerta abriéndose, saludos alegres y obvios eran oídos desde fuera.

— ¿Q-qué está pasando?

La ruta corta hacia el pueblo estaba llena con personas que miraban en esa dirección con sus ojos llenos de esperanza.

El grupo comenzó a avanzar bajo las instrucciones de los jinetes delanteros, y las personas presentes agradecían fuertemente.

— ¡Ooh, esa es la Héroe de la Espada Sagrada!

— ¡Así que las noticias de que estaba viva eran ciertas!

— ¡Es verdad! ¡Yo la vi cuando visitó Fangan! Emi era incapaz de suprimir sus latidos vigorosos.

Los ciudadanos de Fangan sabían que ella era la Héroe Emilia. Como sabían, ellos colgaban sus esperanzas en ella.

— ¡Después de todo Dios no nos ha abandonado!

— ¡La Héroe ha descendido en el Continente Oriental, y está actuando para salvar Afsahan!

En ese momento, Emilia descubrió algo extraño.

De acuerdo a la información que Emilia había oído, aunque ella no sabía si Afsahan había fue voluntaria o la conquistaron porque se había resistido, ¿esta no estaba actualmente controlada por la facción de Barbariccia y declarándole la guerra a los otros cuatro continentes debido a la ‘Evolutiva Espada Sagrada, Better Half’?

Aunque ella no sabía la escala de la facción de Barbariccia, de acuerdo al número de soldados llevados a Choshi por Barbariccia, si la escala no era diez veces mayor a esa, entonces eran incapaces de formar un ejército.

Fangan era considerado la base militar más grande en Afsahan, y era una ciudad importante con muchos consulados y negocios extranjeros.

Sin embargo, luego de venir a esta ciudad, Emi no había visto señal alguna de los Malebranches, y no sintió siquiera magia demoniaca.

— Olba… ¿puedo preguntar algo?

— ¿Qué sucede?

— Sin considerar el proceso, ¿Afsahan no está trabajando junto con Barbariccia… digo, los Malebranches? Es por eso que ellos le declararon la guerra al mundo, ¿no?

—……

— Todo esto es porque tu estas moviendo las cuerdas detrás de todo, ¿cierto? Entonces los Malebranches… o mejor dicho, Barbariccia, debe conocer sobre esto, ¿no? ¿Qué significado tiene hacerlo?

El inquisidor de más alto rango de la Iglesia – parte de los seis arzobispos, Olba Meyer, se volvió para responder la pregunta de Emi con una expresión similar a la de un padre.

— Emilia. Su tono…

— La historia misma se repite.

Dentro del área del puerto de Fangan llena con esperanza y magia sagrada, había una notable maldad oscura.

— Esta frase no está mal. ‘No mantengas la esperanza, muévete hacia adelante, solo los pioneros pueden sobrevivir’. ¿Ves? Esos inútiles creyentes de Fangan solo pueden confiar en la esperanza….

Olba miró hacia el cielo.

En el pálido cielo azul del día, una luna roja podía verse ligeramente.

— tal como los Malebranches ese día… así como esos estúpidos capitanes Malebranches que creyeron profundamente que podrían vengarse por el Rey Demonio Satán y los Generales Demonio.

— ¡…Ugh!

— Emilia, deberías ser capaz de escuchar esos agradecimientos. Esos patéticos ciudadanos que cuelgan sus esperanzas en ti y esperan ser salvados sin siquiera actuar.

— Olba… tú…

La voz de Emi estaba llena de maldiciones, hasta el punto de que preocuparse de que la ira, tristeza y odio que había en su corazón, pudiese entrar en Alas=Ramus que estaba en su interior.

— Ya que has mostrado tu rostro frente a esos ciudadanos y encendido sus esperanzas, entonces solo hay un camino que debes tomar. Héroe Emilia, ‘salvarás la bandera de Afsahan que ha sido conquistada y controlada por el Ejercito Demoniaco’. No te preocupes, no te dejaré hacer nada que vaya en contra de la moral humana. Tu y yo vamos a…

Esa frase representando desesperación y vacío, era como el sonido que Emi escucho en su aldea natal, esas eran las palabras de la oscuridad.

—…matar a esos terribles demonios que han destruido Afsahan.

***

 

 

— Oye, Suzuno.

Maou le habló a Suzuno con una mirada que daba la impresión de haber visto algo increíble.

— ¿Qué pasa?

— ¿No tienes algunas preguntas acerca de tu ropa actual?

— ¿Qué intentas decir?

—…nada, olvídalo. Pero tómalo como una petición de mi parte. Por favor, no camines frente a mí vestida de esa forma.

— ¡Que grosero, ¿de qué estás tan insatisfecho?!

— Esto no se trata de estar satisfecho o no… sino, solo olvídalo. Maou se sentó en el pasto y tomó una profunda bocanada de aire.

Este era el primer día de campamento de ambos en Afsahan en el Continente Oriental de Ente Isla.

Suzuno, Maou y Acies pasaron a través del ‘portal’ completamente seguros, y llegaron a Afsahan en el Continente Oriental de Ente Isla.

De acuerdo a esas dos lunas, el sol y el paisaje, el lugar al que habían llegado era el área del bosque sureño de la capital Imperial, Azure Sky Canopy, a la orilla de un gran rio que comenzaba en el área central de continente, pasaba a través de la Capital Imperial, Azure Sky Canopy y continuaba haca el mar sureño.

La salida abierta en la orilla del rio era una ocurrencia afortunada. No solo había que ellos no tuviesen que preocuparse por tomar agua, las posibilidades de perderse disminuían. Además, estaba densamente poblada a los largo de las orillas, por lo que si ellos querían reunir información, sería muy fácil hacerlo.

De acuerdo a la explicación de Suzuno, como la ‘Puerta del Infierno’ no estaba originalmente hecha para ser un amplificador de hechizos, el ‘portal’ abierto con eso como amplificador sería incapaz de establecer el punto de destino, por lo que el hecho de que hayan aparecido en un lugar sin personas, podría decirse que fue ‘pura suerte’.

Sin saber si había diferencia de tiempo entre la tierra y Ente Isla, aunque Maou y los demás partieron de noche, ahí era el atardecer del Continente Oriental.

Luego que Suzuno esperara que aparecieran las estrellas, ella comenzó a usar la posición de las estrellas polares y las dos lunas para determinar su propia ubicación.

Luego ella sugirió moverse unos diez kilómetros hacia el sur desde la salida del ‘portal’, y establecer su tienda por primera vez.

Incluso si fue así…

— Oye, ¿no es muy pronto para estar vestido así ahora?

Aunque él se había dado por vencido una vez más, cuando Maou vio a Suzuno clavar los bordes de la tienda en el piso con estacas, él dio su opinión nuevamente.

— Es mi propia decisión, ¿no? Sin embargo, Suzuno lo ignoró.

— Necesito aprovechar la oportunidad de acostumbrarme a andar con esta ropa mientras aun es seguro. Esto es considerado práctica.

—….aun así…

— ¡Oye~ Maou, mira, mira!




— ¿Hm~? ¡¿Qué pasa, Aci-pwah?!

Antes de ser llamado por Acies desde atrás, Maou, que originalmente tenía una mirada de descontento en su rostro, de repente sonrió exageradamente.

— ¡Es igual que Suzuno!

— P-por eso dije…

Maou estaba incomodado.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios