Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 9

Capítulo 2: La Héroe, Perpleja De Su Lugar De Procedencia

Parte 5

 

 

— Huuuh… no hay absolutamente nada…

Emi, cuya concentración se rompió, se sentó agotada en el lugar que solía ser la cocina.

Justo ahora era la tarde del tercer día que ella buscaba en su antigua casa.

El primer día cuando descubrió que los campos de trigo de su padre inesperadamente estaban intactos – Emi se sintió tan emocionada que lloró – ella vio eso como una buena señal, y creyó que definitivamente encontraría pistas que traspasarían la situación de los mundos que actualmente enfrentaba, sin embargo, desde el tiempo que ella se motivó lo suficiente y se trasladó al antiguo hogar que ella perdió para encontrar un punto inicial, en realidad habían pasado tres días.

Hasta hoy, no había ningún resultado.

El hogar de los Justina era una granja normal, no tenía una tierra especialmente grande o una mansión lujosa.

Aunque había signos de daño como en las otras casas, ésta apenas mantenía un estado cercano a los recuerdos de Emi.




La cocina donde ella cocinaba para su padre. El comedor donde ella comía con su padre.

La sala de estar donde veían juntos la llama de la estufa y la apagaban para dormir.

Cuando ella vio la cama de cuando era joven, sintió lagrimas cálidas en sus ojos por la nostalgia extrema.

Además que esta casa era el hogar de Emi y su padre Nord, incluso era el hogar de su madre, quien ocultó sus movimientos e involucró a la gente de Ente Isla y la tierra– el hogar de Lailah.

Aunque ella no sabía muchas cosas de cuando era joven, esas cosas que no se permitía tocar o lugares a los que no se permitía entrar podrían ocultar algunas pistas.

Pero luego que la Héroe que salvó el mundo buscara la casa con todas sus fuerzas, lo único que sabía era que su padre era un simple y enérgico granjero por donde lo vieran.

En primer lugar, su hogar no tenía muchos armarios o librerías o muebles que pudiesen guardar cosas.

Aunque ese lugar podría haber sido visitado por los bandidos luego de volverse una aldea abandonada, sin considerar los pequeños objetos valiosos, ningún bandido intencionalmente robaría grandes muebles tales como los armarios.

Pensando que las cosas podrían estar ocultas en lugares como el ático o el sótano, Emi comenzó a buscar en esos lugares, pero al final, dentro del ático, solo pudo entontar muebles preparados para la temporada, cubetas vacías y contenedores, así como también diversos objetos tales como clavos y tornillos.




En cuanto al sótano, en primer lugar, el hogar de Emi no tenía uno.

— Durante este momento, debería existir por casualidad un sótano secreto o algo así…

Pero incluso si ella se quejaba, no tenía sentido.

Luego de eso, Emi buscó en el cobertizo de herramientas de la granja, detrás de la estufa, así como también detrás y dentro del horno, lugares a los que ella no podía ir cuando era joven, pero además de que su rostro y cabeza quedaran cubierto de hollín y suciedad, ella no encontró nada, y finalmente, solo cuando comía la cena…

— Mamá, estás muy sucia.

Alas=Ramus había señalado eso sin piedad, haciendo que ella se sintiera muy deprimida.

— Bueno, si cosas importantes estaban ocultas detrás de la estufa o dentro del horno, entonces las personas ya no podrán ser capaces de sacarlo, ¿cierto?

Asi, la una forma que quedaba era ocultarlo en los árboles o dentro del bosque.

Durante el segundo día, Emi decidió buscar en la pequeña cantidad de libros y documentos que quedaron en la estantería.

Los libros de papel en Ente Isla eran productos de primera calidad, por lo que incluso si la madera, papel de piel de oveja o papiro, cosas que no podía llamarse totalmente hechas de papel, eran usadas para producir documentos importantes, no era nada completamente extraño.

Como no había una gran cantidad de libros o documentos dejados allí, Emi pensó en no gastar mucho tiempo en terminar de leer todo…

— Q…qué tedioso…

Aunque ella comenzó a investigar desde la mañana, incluso luego de la puesta del sol, ella no podia terminar de leer todo.

Al principio, Emi se emocionó tanto que lloró cuando vio la conocida caligrafía de su padre, pero ella nunca esperó que su metódico padre en realidad usara blocks de notas costosos para dejar un diario detallado.

Aunque la mayoría del contenido tenía que ver con el crecimiento del trigo y el trabajo, ya que él dejó tan cuidadosos escritos allí, como Emi sospechaba que alguna pista estaba oculta dentro, ella aun fue incapaz de buscar casualmente a través de ellos.

Como Emi ya se estaba cansando de leer un diario de agricultura, y planeó verificar los documentos de madera o papel de piel de oveja, ella descubrió que la mayoría de estos eran certificados de pagos de impuesto de los últimos veinte años, y además del trigo, una gran cantidad de certificados de ganados y aplicaciones estaban mezclados en estos.

—….ah, el sello del inspector ha cambiado.

El primer cambio notable que ella encontró luego de pasar dos horas allí, era que la marca en la madera había cambiado, Emi temporalmente dejó de leer y comenzó a preparar la comida.

— Oye, Alas=Ramus.

— ¿Ah?




Alas=Ramus ahora se encontraba tomando su sopa enlatada instantánea disuelta en agua caliente de forma alegre, y Emi le preguntó manteniendo una actitud de intentar algo:

— ¿Sientes alguna señal de un fragmento de ‘Yesod’ por aquí?

— ¡No!

La pequeña respondió sin dudarlo, haciendo que Emi inclinara su cabeza, desanimada.

Aunque ella solo estaba un poco seria, sintió que una vez más se vio forzada a enfrentar una cruel realidad.

Pero eso era de esperarse, si realmente hubiese ese tipo de reacción cerca, entonces Alas=Ramus podría haberlo descubierto cuando entraron a la aldea.

Al final, incluso si los datos restantes no eran muchos, Emi era incapaz de leerlos todos hoy, hasta ese día, el tercer día, ella estuvo leyendo y organizando la información por periodos.

— Hmm… aquí tampoco hay resultados.

Emi, quien cambió de los documentos de comercio agricultor a documentos de inspección de autoridad de tierras, se sentó en la antigua silla detrás de ella, y cruzó una pierna sobre la otra.
— ¿O es que… ellos han sido secuestrados por Olba o Gabriel, quien tuvo las misma ideas?

Emi movió los documentos de límites de tierras hacia la pila de documentos que ya había leído, y tomó otro cuaderno.

— Un diario normal no puede ser de esta forma, ¿o sí?

Esa libreta podría ser la única ganancia, se trataba del diario de Nord.

Comparado con el diario de agricultura, la densidad en este no era considerada enorme.

Comparado con el diario de agricultura, el cual era utilizado a diario, no importaba que tan frecuente era este, solo había un registro a la semana. Además de llamarlo un diario, era más similar a un reporte semanal.

Contrastado con esto, aunque las actividades diarias y los registros de Emi cuando ella era joven estaban grabado en él, su madre, el nombre de Lailah, no era mencionado en lo absoluto, y la fecha de la última página se detenía un par de años antes de la invasión del Ejercito Demoniaco.

— Basado en la línea de tiempo, este realmente es un diario que no está aquí o allá.

Aunque era un miembro familiar, este pensamiento luego de leer el diario de alguien sin permiso no era normal en lo absoluto.

Aunque los recuerdos de su padre eran muy preciados, considerando la línea de tiempo escrita dentro, la información que Emi necesitaba obviamente no estaba registrada allí.

— Todavía quedan dos días hasta que Em venga por mí.

Su búsqueda llegó a un atasco, haciendo que Emi suspirara débilmente.

— Certificado de reorganización de la zonificación de territorio, esta es la certificación de los límites de la granja, esta es una aplicación para deducciones inusuales de impuestos de tierras…
Emi, quien seguía organizado los documentos, luego de leerlos los categorizaba en los estantes de madera uno por uno.




— Certificación de pago por depósito de la reorganización de la vía, ¿Qué es esto, La nueva tarjeta de felicitación de Año Nuevo del Jefe de la Aldea ahora se encuentra mezclada en este tipo de lugar? El papel de piel de oveja está ubicado aquí, entonces… luego de esto están los permisos y derechos.

Al igual que clases de trabajos por épocas, Emi continuó organizando los documentos con movimientos prácticos.

— Derechos de los cortes de madera de la regularidad de bosques comunes, ¿todos los permisos para las hachas? Ellos incluso poseen tal cosa. Lo siguiente es…

Emi navegó a través de los documentos posteriores mientras procesaba los diversos permisos y derechos de los que nunca había oído antes…

— El permiso del jefe cuando construía una casa, permiso para renovación, permiso para construcciones adicionales, todos esos son documentos relacionados a la casa. Permiso para construir un refugio de las herramientas de la granja, este es un permiso para abrir una granja nueva… ¿eh?

Y finalmente se detuvo cuando encontró un pedazo de papel de piel de oveja.

— Recuerdo que todos los documentos relacionados con la tierra estaban aquí.

¿Estaba puesto en el lugar equivocado? ¿Acaso su padre cometió un error mientras los organizaba?

Mirando cuidadosamente, ese era un documento creado durante un periodo similar cuando esta casa estaba construida.

Quizá como la propia organización no estaba hecha en ese tiempo, podría haber sido olvidado con el paso del tiempo.

Justo cuando Emi pensaba eso, y planeaba colocar el permiso para abrir una nueva granja en la categoría relacionada con las tierras…

— ¿….qué es esto?

Emi contuvo la respiración, y miró las palabras en la piel de oveja.

— ¿Dónde es esto?




El permiso para abrir una nueva granja, así como lo decía, era un documento aplicado cuando una persona deseaba establecer una nueva granja, emitido por el jefe de la aldea y el gobernante del área donde el solicitante directo se basa en la situación de impuestos actual y la cantidad de la cosecha.

Aunque la apertura de la tierra es hecha por la persona misma, el punto bueno era que la persona es capaz de obtener la tierra por un precio económico, pero debido a las tarifas o impuestos basados en el área de la parcela, independientemente de la fertilidad de la misma, podría terminar incrementando la carga fiscal también.

Por eso, al menos que sea una granja con una gran cantidad de dinero extra, ellos no harían ese tipo de aplicación.

Además…

— ¿Por qué eligieron un lugar tan lejano?

La tierra indicada al inicio era en las montañas orientales de la aldea, y era una distancia muy alejada de las otras tierras manejadas por la familia Justina.

Luego de referenciarlo en el mapa obtenido de Emeralda, Emi descubrió que incluso al paso de un adulto, tomaría medio día desde la aldea hasta ese lugar.

— ¿Hmmmm?

Emi frenéticamente miró nuevamente el documento que ella leyó antes.

Y en la pila de documentos sobre los derechos para usar instalaciones de riego, ella encontró otro permiso de construcción de otra cabaña de herramientas de granja, la cual parecía que estaba siendo ocultado dentro.

La ubicación registrada en este era la misma del permiso para la apertura de un nuevo terreno.

— En realidad hay un lugar así… nunca había escuchado de él.

Al menos en los recuerdos de Emi, las granjas de la familia Justina estaban ubicadas a poco más de diez minutos andando desde su casa, incluso si caminaba al paso de un niño.

Lógicamente, además del trigo, su padre solo tenía otra cabaña en la casa para cuidado de gallinas, y obtenía huevos para vender.

¿Entonces qué pasaba con esa granja completamente independiente de la aldea? ¿Y qué propósitos tenía su padre para construir esa cabaña?

Emi saltó y rápidamente rebuscó en el diario de granjero que ella ya había leído, entonces en la fecha indicada en esos dos documentos misteriosos, ella encontró un registró en las operaciones de la granja cercana.

Ella leyó las palabras escritas en voz alta con un a expresión de ansiedad en su rostro.

— No hay cosechas, y nada fue plantado. Pero…

En la página de la fecha de tres días después de la emisión del permiso para construir la cabaña de herramientas, una pequeña palabras que fue omitida durante la primera lectura estaba escrita.

— 9…es el numero 9…

Al principio, ella pensó que era un error o una simple nota, y no se fijó en el significado que ese número representaba, pero ahora, esa importante pieza de información estaba presionando a Emi.

Era difícil pensar que eso era una coincidencia. Pero el Sephira ‘Yesod’, el cual era el centro de la ‘Evolutiva Espada Sagrada, Better Half’ y Alas=Ramus, era el Sephira numero ‘9’ del Árbol de la Vida.

Emi no pudo suprimir sus latidos agitados, y presionó su mano contra su pecho.

— Alas=Ramus…

—…Uh, um.

Parecía que Alas=Ramus estaba tomando una siesta dentro del cuerpo de Emi.

Pero ella necesitaba confirmar rápidamente el significado detrás de esa pieza de información.

Emi elevó, por reflejo, la mirada al cielo cubierto de rojo por el atardecer.

Emeralda vendría por ella dos días después. Pero ese lugar estaba ubicado a medio día de viaje utilizando el paso de un adulto. Si era una situación donde ella condujera una amplia búsqueda, y se dirigía allí, ella no podría estar a tiempo para la fecha pautada con Emeralda.

Incluso así, si ella esperaba a Emeralda y la dejaba allí, podría causarle problemas, pues ella necesitaba viajar alrededor y encargarse de la información al mismo tiempo.

—….parece que solo puedo volar allí.

Si fuese solo volar, si ella no volara tan rápido, Emi podría no ser detectada por sus ‘enemigos’.

— Básicamente, este lugar no es Japón, hay personas en todo el mundo que podrían usar magia sagrada.

Los hechizos para encender las lámparas usadas por las noches en grandes ciudades, e incluyendo la elaboración de herramientas mágicas asi como tambien la producción de productos alimenticios bendecidos como los que Suzuno llevó a la Fortaleza Demoniaca en Sasazuka hacía tiempo atrás, es eso y en muchas áreas era usada la magia sagrada.

Especialmente en el Continente Occidental donde la cultura hechicera era más avanzada en comparación con los otros continentes, su consumo de magia sagrada cada año era 30% mayor al de los demás continentes.

Considerante el tiempo restante y el punto de vista de Emeralda, además de las emociones de preocupación de que la magia sagrada se usase, el problema provocado por extender el tiempo de investigación era mayor.

— Y… ya se lo he prometido a Chiho-chan.

Tras decir eso, Emi miró el reloj en su mano izquierda.

Hasta ahora, ella intencionalmente usaba el reloj Riakkuma que a ella le gustaba. Esto era para comparar el paso del sol entre la tierra y Ente Isla.

Aunque había diferencia del tiempo entre los dos lugares, la longitud de un día terrestre y uno en Ente Isla era casi el mismo, esto solo podía describirse como un milagro.

Para el 12 de septiembre en la tierra, todos planearon celebrar una fiesta de cumpleaños para Chiho y Emi.

— Tengo que mantener mi promesa.

Emi sostuvo ambas piezas de información, y guardó el equipo de acampar dentro de su bolso con el fin de dejar su nostálgico hogar.

— Cuando regrese, tomaré un desvió.

Cruzando la entrada y mirando el patio que aún mantenía su apariencia de un lugar pacifico, Emi presionó sus labios.

Debido al arreglo para ver con Emeralda en esa aldea, ella debería pedirle que abriera el portal en el cielo sobre su casa durante su viaje de retorno.

Mientras Emi pensaba esas cosas…

— Me voy.

Ella lentamente flotó en el aire, y fue solo hasta que la aldea se hacía más y más pequeña en su visión que ella se dirigió hacia el cielo del este, donde su nuevo destino estaba.

Representado en el mapa, el lugar de destino era una enorme montaña con una gran cantidad de árboles.

Emi había pensado que era una porción de tierra que no había sido habilitada, pero durante las épocas específicas, parecía ser usada para la caza.

Había un sitio establecido al pie de la montaña, parecía un sitio de descanso de pequeña escala para procesar las presas cazadas.

Como el trabajo de restauración no se había expandido hasta ese lugar, hacía que el mismo estuviese inhabitado, pero frente a cierta casa abandonada, ella descubrió un mapa indicando el camino de la montaña.

Emi había ido allí con gran motivación, pensando que era una tierra secreta, pero del registro de escalada que quedó atrás, ella podía decir que un gran grupo de cazadores entraba a la montaña durante estaciones específicas, haciendo que Emi se preocupara si su padre había invertido en negocios de caza durante las épocas pacificas de la granja.

Normalmente, algunas cabañas de cazadores estaban dispersas alrededor del área de casa, mientras una persona se convirtiese en encargado de allí, él podría obtener una gran cantidad de dinero por parte de la asociación de cazadores.

— No me digas que padre inesperadamente es capaz de hacer tales negocios…

Como ella era capaz de entender ese tipo de cosas a medida que crecía, inesperadamente ver los cuidadosos y meticulosos cálculos de su padre hizo que Emi tuviese emociones complejas.

— Pero debido a esos permisos para la cabaña de herramientas y habilitación de tierras, podría estar fuera de relación con la caza…

Para ser capaz de encontrar, tras mucha dificultad, información que pudiese denominarse como una pista, ella tenía que escalar primero la montaña hasta el lugar donde lo confirmaría.

Lo que Emi, quien entró a la montaña con esos pensamientos, enfrentó, fue un camino de fieras conocido como una vía montañosa.

Aunque ella nunca esperó un camino cuesta arriba estupendo como las turísticas montañas de Japón, Emi no pensaba que podría ir a través de un bosque donde los novatos no supiesen que estuviesen ascendiendo o descendiendo una montaña antes de que el sol se ocultara.

Aunque todavía había luz solar, el área montañosa que estaba cubierta por arboles de hojas anchas de los bosques primitivos, aún estaba muy oscuro y lleno de mucha vitalidad.

Quizá porque ningún cazador había entrado al lugar luego de la invasión del Ejercito Demoniaco, Emi se encontró con plantas que crecían en el camino de fieras que bloqueaba su vía o grandes animales que nunca había tenido la oportunidad de ver en Japón que aparecían frente a ella, haciendo que su progreso cuesta arriba disminuyese significativamente.




Incluso si los animales salvajes no estaban a la par con Emi, ya que ella era considerada una invasora allí, Emi esperaba evitar las luchas con animales salvajes tanto como fuese posible.

— Quizá la vista sería mejor desde el aire… parece que eso no sería bueno.

Emi secó su sudor y miró hacia arriba, luego inmediatamente rechazó sus pensamientos.

Las ramas frondosas y las hojas de los árboles de hoja ancha cubrían el cielo, y todo estaba oscuro aunque alrededor fuese de tarde aún.

Incluso si ella volaba, Emi no pensaba que fuese capaz de ver la situación en el suelo que estaba cubierto por árboles.

— ¿Seré capaz, de encontrarlo hoy?

Emi, quien se sentía ansiosa, comenzó a cruzar la línea de referencia entre el enorme mapa que obtuvo de Emeralda y el mapa grabado en el camino montañoso.




Primeramente, la montaña era realmente grande.

Además, lo que era más problemático era que el escrito solo usaba palabras para registra la ubicación de la tierra, con el mapa que tenía ahora, ella no era capaz de apuntar esa ubicación.
Cuando el sol se escondiese, ella sería incapaz de continuar buscando.

Como era imposible acampar en medio de la montaña llena de animales salvajes, ella solo podía regresar al punto de encuentro al pie de la montaña.

— El centro de la montaña en la ladera sur… el lado sur es enorme, y el camino montañoso no ha sido limpiado, quien sabe dónde se pueda encontrar el punto central de la montaña… siento que he subido más de eso.

Aunque Emi había entrado por el lado oeste, no existía nada en la montaña que pudiese hacerle entender el límite entre las áreas este, oeste, norte y sur.

Y entonces…

— ¿Hm? ¿Qué pasa? ¿Por qué tan repentino? ¿Eh, quieres salir? Alas=Ramus dentro de su cabeza de repente tenía algo que quería decir.

— L-lo entiendo, espera un poco… ¡hah!

Aunque ella estaba confundida, Emi se vio obligada y dejó que Alas=Ramus se solidificara.

 

 

 

Emi originalmente quería levantarla…

— Mamá, por aquí.

Pero inesperadamente, Alas=Ramus se soltó de las manos de Emi, y luego de caer al piso, comenzó a correr con sus pequeñas piernas.

— E-espera, ¿Alas=Ramus?

— ¡Mamá, rápido! ¡Por aquí!

Incluso si ella estaba impacientemente volviéndose para apurar a Emi, Alas=Ramus, corriendo por el camino de fieras, no se detuvo.

Aunque ella no necesitaba preocuparse de ser separada de Alas=Ramus sin importar lo que sucediera, Emi aún estaba asustada.

— ¡Espera, Alas=Ramus! ¡¿Hacia dónde vas?! ¡A-al menos aplícate un poco de repelente de insectos…!

Emi, sosteniendo el repelente de insectos para niños, comenzó a perseguir a Alas=Ramus con todas sus fuerzas.

Aun sí Alas=Ramus usaba camisetas manga larga y pantalones, Emi seguía preocupada de que ella fuese mordida por los mosquitos, o si ella fuese arañada por sus pañales por correr tan rápido, ese tipo de cosas mínimas.

El camino por el que Alas=Ramus corría, y su mirada no tenían dudas.

La pequeña corría por la vía que no parecía tener señalizaciones, al menos por lo que Emi veía, y ambas corrieron así, alrededor de cincuenta minutos.

Al final, Alas=Ramus se detuvo bajo a un gran árbol a un lado del camino de fieras.

— ¿Q-que está pasando…?

Emi, quien apenas podía mantenerse, levantó la mirada para ver al gran árbol junto al que Alas=Ramus estaba.

Aunque era enorme, además de la vía de fieras, esa montaña no era diferente de un bosque primitivo.

Por lo que este arbolo no parecía especialmente diferente, y no era totalmente grande, o parte de alguna especie rara. Lo único que era obviamente distinto a los demás arboles cercanos era…

— Ya está marchito.

Cuando ella levantó la mirada, ella pudo decir que no había hojas en las ramas de los árboles, y el musgo y las vides creciendo en el tronco de árbol básicamente no crecían en los arboles vivos.

— ¿Qué sucede con éste árbol? Alas=Ramus.

Alas=Ramus, de pie junto a Emi y mirando al árbol marchito, asintió para dar respuesta a la pregunta de su madre.

— ¡Por aquí!

Luego de decir eso, ella caminó en línea recta hacia la corteza.

— ¿….Eh?

Emi tardo un poco para entender el fenómeno que sucedió ante ella.

El pequeño cuerpo de Alas=Ramus, tal como la penetración mágica, fue absorbido hacia el tronco del árbol con un débil brillo.

— ¿A-Alas=Ramus? ¡E-espera un momento, vuelve!

Emi disolvió la forma física de Alas=Ramus debido al pánico…

— ¿…Alas=Ramus? Eh… Pero la pequeña no volvió.

En su cuerpo, ella no pudo sentir a la Evolutiva Plata Celestial de la que estaba hecha la Espada Sagrada.

Sin importar cuanto gritara, ella no podía escuchar la respuesta de Alas=Ramus.

— ¡¿N-no puede ser?! ¿Q-que está pasando? Alas…

Justo cuando Emi estaba más que frustrada debido a esa situación inesperada…

— Mamá, ¿aún no estás lista?

Alas=Ramus sacó su cabeza del tronco del árbol marchito con una expresión indiferente en su rostro.

El cuerpo de Alas=Ramus y el tronco del árbol estaban emitiendo una niebla como un brillo blanco, la frente de la pequeña emitía un tenue brillo purpura.

— ¡Alas=Ramus!

— Mamá, por aquí. También eres capaz de entrar. Rápido.

Pero la pequeña inmediatamente metió su rostro en el tronco del árbol marchito.

— ¿A-a que se refiere con ser capaz de entrar…?

Emi, quien confirmó la seguridad de Alas=Ramus, pudo sentirse aturdida, pero aun así intentó tocar la corteza del árbol marchito.

— S-solo se trata del tronco de un árbol normal.

La sensación de tocar el árbol era la misma que tocar madera marchita normal, e incluso si ella aplicaba una ligera presión, se sentía que era incapaz de pasar a través de él como Alas=Ramus.

— ¡A-Alas=Ramus, regresa aquí! ¡No puedo entrar!

Esta vez, no importaba cuanto gritara, la pequeña no mostraba señal alguna de volver.

— ¿Q-qué sucede, qué es esto…?

Emi se inclinó hacia el fondo de la madera marchita, tocando el lugar donde Alas=Ramus desapareció.

Como era de esperar, esa porción también se sentía como madera marchita normal, y en ese momento, Emi de repente pensó en algo.

Cuando Alas=Ramus sacó su cabeza hace poco, su frente estaba emitiendo un brillo purpura.

En otras palabras, el fragmento de ‘Yesod’ y Alas=Ramus ya habían entrado al árbol marchito.

— S-si es así…

La ‘Evolutiva Espada Sagrada, Better Half’ y Alas=Ramus ya habían entrado al árbol marchito.

Asi, solo habían dos fragmentos que Emi podía usar ahora.

Esos serian el de la Armadura Repelente del Mal y el fragmento incrustado en la funda de la espada que pertenecía al Ministro Demoniaco Kameo.

Emi tomó la pequeña botella que contenía el fragmento que ella hizo usando los materiales de las manos de Tokio, y medio confiada y medio dudosa, le inyectó magia sagrada.

Entonces…

— ¡Wah!

Incluso si Emi, preocupada de que la facción del Cielo pudiese detectar el poder del fragmento, solo liberó un poco de poder, el fragmento ubicado en la botella de cristal disparó una luz purpura en el centro del tronco del árbol marchito.

— ¿E-es suficiente?

Emi trago su saliva con nervios y presionó su mano contra el lugar donde la luz purpura brillaba.

— ¡Wahhh!

Esta vez, su mano que debió estar tocando la superficie de la madera marchita, en realidad entró en el tronco del árbol sin resistencia alguna, y al mismo tiempo, Emi incluso fue atraída por un enorme poder, y fue tragada hacia el interior del tronco del árbol marchito, desapareciendo sin dejar rastro.

— Eso dueleeee…

Incluso si ella estaba cargando el equipaje, ella inesperadamente no sintió resistencia alguna, y como estaba sorprendida, Emi cayó de una forma que no encajaba con al nombre de la persona más poderosa del mundo, la Héroe.

Emi, quien detectó el olor de la suciedad luego de caer, lentamente se levantó con el ceño fruncido.

Luego contuvo el aliento tras ver la escena frente a ella. Había una carretera frente al brillo del árbol marchito.

Era definitivamente un camino de fieras.

Pero los arboles junto a ese camino, que eran similares a los caminos de árboles en las calles de Tokio, se alineaban de forma estupenda siguiendo el camino.

Obviamente no habían crecido naturalmente.

— ¡Mamá, rápido, ven por aquí!

Alas=Ramus estaba saludando a Emi con todas sus fuerzas en un lugar no muy alejado.

Aunque Emi dio un suspiro de alivio tras confirmar que Alas=Ramus estaba a salvo, ella inmediatamente controló su expresión y comenzó a seguir a la pequeña.

Luego que Alas=Ramus confirmara que Emi estaba siguiéndola, ella dirigió el camino, y caminó en línea recta por el camino de fieras.

Ese camino debía ser una pista que conectara con su padre y madre.

El hecho que debía ser guiado por Alas=Ramus y el fragmento de ‘Yesod’ confirmaron ese punto.

El tiempo en ese camino pareció pasar al igual que el brillo del árbol marchito, es decir, Emi levantó el fragmento de ‘Yesod’ frente a ella como si lo usara como una luz de reemplazo para iluminar la oscuridad y siguió avanzando.

Emi caminó derecho por el camino silencioso, donde ningún chillido de insectos o aves podía escucharse y no podía sentirse la presencia de animales salvajes, por alrededor de cinco minutos.

Frente a ella, donde su rango de visión se amplió, una pequeña cabaña apareció.

La tierra junto a la cabaña mostró signos de ser arada. No había bosques cercas y solo un par de árboles que podían proveer frutas comestibles fueron plantados.

Ninguna presencia humana se podía sentir, y aunque este lugar parecía como si llevase abandonado algo de tiempo, era la primera vez que el corazón de Emi latía con tanta fuerza desde que ella había vuelto a Ente Isla.

El sol ahora estaba desapareciendo en el lado más alejado del horizonte.

Lo que lo reemplazó fueron dos rayos de luz de luna y el brillo de las estrellas comenzó a aparecer en el crepúsculo, formando la misma luz que el exterior, desde la posición de esos cuerpos celestiales, Emi podía confirmar que era la ladera sur en la cual su padre había obtenido el permiso.

— Mamá.

Alas=Ramus estaba esperando a Emi frente a la cabaña.

Emi guardó el fragmento de ‘Yesod’ en su bolsillo, y caminó hacia Alas=Ramus.

— Alas=Ramus… ¿Qué este este lugar?

Cuando recuperó sus sentidos, Emi naturalmente realizó esa pregunta.

Cuando Alas=Ramus corrió hacia el camino montañoso fuera del árbol marchito, ella obviamente apuntó ese lugar.

Sin embargo, Alas=Ramus dio una respuesta inesperada.

— ¿Este no es el hogar de mamá? La pequeña volvió a preguntar.

— ¿…por qué piensas eso?

Emi se sintió incomoda con su débil estado mental que la había hecho incapaz de responder la pregunta apropiadamente.

Ella siempre había estado preocupada por eso.

La razón por la que Alas=Ramus la llamaba ‘Mamá’.

Alas=Ramus, quien se asumió que su nacimiento provino de la Fortaleza Demoniaca que Maou construyó en el Continente Central, llamó a Emi, quien lógicamente no tenía otra conexión con ella además del hecho de que era la propietaria de los fragmentos de ‘Yesod’, ‘mamá’.

Emi no pensaba que ella se vió repentinamente forzada a enfrentar esa respuesta.

— Porque tiene el olor mamá.

La respuesta de Alas=Ramus fue muy cruel para la actual Emi.

— El olor de mamá…

El cielo era claro, y el escenario visto desde la ladera era vasto. Sin embargo…

El corazón de Emi en ese momento, al igual que el día que ella fue separada de su amado padre, se sacudió un poco.

—….Oye, Alas=Ramus.

— ¿Si?

— Tu… ‘mamá’, ¿Cómo se llama?

— ¿El nombre de mamá?

Alas=Ramus abrió su boca luego de sentirse un poco confundida.

— Lailah.

Alas=Ramus, quien de repente apareció en Villa Rosa Sasazuka de una vez dijo que su ‘papá’ era ‘Satán’.

Sin embargo, cuando le preguntaron quién era su mamá, Alas=Ramus usó su dedo para apuntar a Emi.

Emi pensó en esos pocos meses que ella había pasado junto a Alas=Ramus.

Aunque Alas=Ramus llamaba a Emi ‘mamá’, ella nunca la había llamado por su nombre.

Por supuesto que para la Alas=Ramus de ahora, la ‘mamá’ que amaba actualmente, era definitivamente Emi.

Pero desde que llegó a Japón, Alas=Ramus siembre estuvo viendo a ‘Lailah’ detrás de Emi.

Y si Alas=Ramus pensó que su ‘padre’ era Maou, el Rey Demonio Satán, y su ‘madre’ es Lailah, la madre de Emi, entonces…

— Fue mamá… la que salvó a ese chico (el Rey Demonio) cuando él era joven… En la noria del Tokyo Dome City, Emi había escuchado el pasado de Maou Sadao.

Aunque ya Emi tenía sospechas en ese tiempo, una vez surgió así como esta frente a ella, sus dos piernas se estremecieron hasta el punto de que ella apenas podía mantenerse en pie.

— Ese… Rey Demonio idiota… ¿Qué querrías decir con ‘alguien que no conozco’…?

Emi regaño a Maou, quien no estaba presente, con una voz temblorosa.

Cuando Emi preguntó quién había sido el ángel que lo había salvado, Maou solo respondió, ‘es alguien que no conoces’.

Era cierto que Emi no comprendía a ‘su madre’, y tampoco conocía al ‘ángel conocido como Lailah’.

Pero incluso así, al menos ella sabía que ‘el ángel llamado Lailah era su madre’.

Para que yo… esté tan nerviosa, no parece que haya visto todo, y provocado que ese chico se preocupara…

Sin importar cuanto ella se quejara con rabia, todo lo que Emi había visto antes, apuntaba a una sola verdad.

Su madre salvó la vida del joven Rey Demonio Satán, y cuando Satán creció, él invadió Ente Isla y destruyó su vida con su padre y las fortunas y existencias de muchos humanos.

— Yo…

Emi no fue tan estúpida que quiso tomar toda la responsabilidad de las acciones de su madre que no tenían nada que ver con ella.

Independiente de la actual Emi, o el Maou que actualmente estaba en la tierra, ellos no sabían el propósito detrás de las acciones de Lailah, sin embargo, ellos no pensaron que ella actuase son pensarlo.

Entonces, ¿Qué tipo de motivo tuvo su madre cuando salvó al joven Satán?

—……

— ¿Mami, que pasa? Emi miró a Alas=Ramus.

Desde este punto, quizá era posible pensar que Lailah ayudó a Maou con el fin de que Alas=Ramus naciese en este mundo, sin embargo, Maou se enteró de la existencia de Alas=Ramus hace poco, e incluso había olvidado el fragmento.

— Pero…

Emi volvió a pensar en la época que ella atacó la Fortaleza Demoniaca en el Continente Central con Emeralda, Alberto y Olba.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios