Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 9

Capítulo 1: El Rey Demonio Decide Ir A Una Expedición

Parte 2

 

 

— ¿…te refieres a Acies? Ella está aquí. Maou apuntó a su propia sien con irritación.

La propietaria de la voz que había comenzado a hacer mucho ruido hace poco, quería que Maou le diera un poco de helado Gari-Gari-kun sabor a puré de patata del que actualmente él estaba comiendo.

— ¡Aquí te refieres a… Maou-san!

— ¡N-no tengo elección, pues el principio parece ser así! Honestamente, aunque ella es muy ruidosa ahora, si la dejo salir, ella realmente hará lo que quiera, y eso es frustrante.

La expresión de Chiho cambió a una obviamente de descontento, y aunque Maou intentó encontrar excusas para no tomarlo en serio…

— ¡Cuando le expliques a Suzuki-san, necesitas hacerlo, mencionar a Acies-chan! ¡Por favor, déjala salir!

Chiho aun airada tomó la parte frontal de la camiseta de Maou y sacudió a este de acuerdo al ritmo que llevaba al hablar.

— ¡Gyaaa, Chi-chan, no me sacudas, la paleta de helado se va a caer! ¡Ya lo entendí, lo sé, deja de sacudirme! ¡No estoy acostumbrado aun, no puedo concentrarme así!

Luego de distanciarse de Chiho, quien estaba muy enojada incluso cuando nada había pasado, Maou sostuvo su cabeza, la cual se sentía un poco mareada, y estiró su mano hacia un espacio vacío.

— Hm… ¡sal, Acies!

Al mismo tiempo que él dijo eso, el cuerpo de Maou instantáneamente brilló de color purpura.

Aunque Rika, viendo esto a corta distancia, estaba sorprendida, desafortunadamente fue solo en ese momento que Chiho no tuvo la libertad de preocuparse por Rika.

— Maou, dame un poco del helado también.

El tenue brillo purpura emitido del cuerpo de Maou no fue en la dirección en la que Maou tenía su mano estirada, sino que se solidificó en su espalda.

La otra parte era ligeramente más joven que Maou.

Una jovencita que tenía un hermoso cabello plateado y un flequillo purpura al frente, el cual definitivamente no podría encontrarse en una persona japonesa, de repente apareció en el espacio vacío.

El problema era que desde el instante en el que apareció estaba montada en la espalda de Maou con sus cuatro extremidades.

No solo eso, en esa posición, ella directamente mordió la paleta de helado junto a la boca de Maou desde atrás, Chiho, quien sentía atracción por Maou, no pudo ignorar eso en lo absoluto.

— A-A-Acies-chan, ¿Qué le estás haciendo a Maou-san?

— Hm~ ¿haciendo contacto físico con mi compañero?

— ¡A-Acies, ¿Qué haces?! ¡Déjame ir!

Maou, quien invocó a Acies, también se sorprendió.

Aunque hasta ahora, Acies nunca había aparecido de la forma que Maou imaginaba, ella no necesitaba salir especialmente de esa forma.

— ¡Hm~ Maou se pone muy nervioso con facilidad!

— ¡Ese no es el problema! ¡Ni siquiera estoy dándote una mordida del helado! ¡¿No te comiste ya mis aperitivos sin preguntarme?!

— ¡Esto y eso están contenidos en estómagos diferentes!

— ¡No hables el japonés tan fluido solo cuando es ventajoso para ti! ¡Definitivamente no te daré nada!

Justo cuando el Rey de los Demonios y la misteriosa chica debatían fuertemente sobre el helado, y estaban discutiendo de una forma horrible…

— ¡Detengan, esto, justo, ahora!




— ¡Ugoh!

— ¡Wahh!

Chiho interrumpió forzadamente y empujó a Acies lejos de Maou.

— ¡Chiho-chan, ¿qué estás haciendo?!

— ¡Yo incluso compre un para ti, Acies-chan, por eso no puedes comerte el helado de Maou-san!

— Eh~ pero las cosas que son tomadas de otras personas tienen mejor sabor…

— ¡Aun así, no puedes hacerlo!

— Uuuuu… entiendo.




Quizá porque ella tenía miedo del vigor de Chiho, Acies honestamente se calmó y buscó la misma cosa que Maou estaba comiendo dentro de la bolsa que Chiho había traído consigo.

— Oooh, Acies en realidad escuchó… Chi-chan, eres asombrosa… Maou miró la espalda de Chiho y dijo eso con admiración.

—….Maou-san.

— ¿S-sí?

Aunque Chiho no regañaría a Maou por lo que acababa de decir, luego de detectar algo similar a un aura asesina por la expresión que mostraba mientras se volvía hacia él, Maou no pudo evitar erguir su postura.

— Si molestas mucho a Acies-chan, cuando Alas=Ramus-chan regrese, ella podría dejar de quererte por los celos, ¿sabes?




Hataraku Maou-Sama Volumen 9 Capítulo 1 Parte 2 Novela Ligera

 

— ¿O-oh?




— ¡Y, y eso no es para nada bueno! ¡Aunque podría haber muchas razones complicadas, Acies-chan aún sigue siendo una niña!

— Uh, aunque decir eso es un poco deshonesto, Acies realmente no me escucha…

— ¡Ese no es el problema!

— ¿Uoh?

Incluso si Maou intentaba defenderse fuertemente, él profundamente sintió que él no estaba a la misma frecuencia que la sonrojada Chiho, quien lo miraba fijamente.

— ¡E-en realidad, pa-participar en tales contactos fi-físicos vigorosos con una niña a plena luz del día, e-eso no es para nada bueno!

— ¿Chi-Chi-chan? Oye, estás malinterpretando algo, yo no…

— No se puede evitar. ¡Después de todo, ya me he fusionado con Maou en mente y cuerpo!

— ¡Uh~~!

— ¡Chi-Chi-chan! ¡Cal-cálmate un poco, deberías saber que esto solo es un problema de expresión! ¡Acies, tu también, aunque parcialmente sabes japonés, ¿por qué tienes tanto conocimiento cuando se trata de este tipo de cosas?!

Aunque Acies sonaba como si estuviese provocando a Chiho, ignorando la parte mental, el que ambos cuerpos estuviesen fusionados era un hecho.

Un trozo de cabello purpura estaba mezclado en el cabello plateado de Acies.

Esta era la característica especial de los niños nacidos del Sephira – los orbes que crearon el mundo de Ente Isla, y alrededor de Maou y Chiho, había otra persona con características similares.

Esa era la pequeña niña que se fusionó con la ‘Evolutiva Espada Sagrada, Better Half’ blandida por la Héroe Emilia, quien amaba al Rey Demonio y a la Héroe Emilia como sus padres, Alas=Ramus.

Aunque realmente era increíble para ambos sus ratios de crecimiento, era dicho que Acies era equivalente a la hermana menor de Alas=Ramus.

Como hermanas, Acies y Alas=Ramus parecían ser existencias equivalentes, no solo ella se había fusionado exitosamente con Maou en contraste con la relación de Emi y Alas=Ramus, ella incluso ayudó a resolver cierto incidente de hacía tres días.

Solo con el resultado, luego de eso, Acies aún seguía fusionada con Maou, y como era de esperar, al igual que Emi y Alas=Ramus, una vez que ella aparecía en el exterior, no podía alejarse mucho de su dependiente Maou.

Por eso Acies, quien originalmente no le temía a los extraños, de repente cambió notablemente su actitud tras fusionarse con Maou.

Incluso Chiho, quien normalmente no mostraba emociones obvias de celos cuando otras féminas se acercaban a Maou, no era capaz de mantener la calma, eso era por lo cercana que estaba Acies de Maou.

Debió haber sido así…

— ¿Te llamas Rika cierto? ¿Quieres comer un helado?

Pero ella inmediatamente perdió el interés en el incómodo Maou y Chiho quien estaba temblando de ira y le entregó una paleta de helado a Rika, quien miraba a las tres personas y no sabía qué hacer.

— N-no necesito uno, gracias.

Y cuando ella lo rechazó, se tornó incluso un poco más deprimida.

— Maou-san.

— ¡S-sí!

Bajo la fría mirada de Chiho, Maou inconscientemente enderezó su postura.

— ¡Seria bueno si Yusa-san y Ashiya-san pudiesen volver pronto!

— ¡Tienes razón!

Maou respondió con un tono respetuoso por reflejo.

Desde un lado, Rika miraba la relación de poder extraña entre las tres personas.

—….realmente no lo entiendo mucho.




Justo cuando ella inclinó su cabeza y murmuró…

— Oh, es un mensaje de Suzuno. Parece que volverán pronto. El celular anticuado de Maou recibió un mensaje.

Era un mensaje de Kamazuki Suzuno que estaba fuera de casa, diciendo que ella regresaría al apartamento en treinta minutos.

— Oh, grandioso. En la mañana, le pedí a Amane que comprara paletas de helado~

— ¿Cuántas paletas quieres comer? No me importara que te de un dolor de estómago.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios