Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 9

Capítulo 1: El Rey Demonio Decide Ir A Una Expedición

Parte 1

 

 

Hataraku Maou-Sama Volumen 9 Capítulo 1 Parte 1 Novela Ligera

 




El teléfono celular presionado contra su oreja produjo un sonido de haber sido descolgado en el cuarto tono.

— Hola, ¿Ogawa? ¿Tienes algún inconveniente en hablar ahora? Uh, etto, lo siento, aunque es un poco repentino, ¿puedes intercambiar turnos conmigo pasado mañana? ¡Está bien, hm, no todo el turno, si solo es medio día está bien! Día o noche está bien. Ooh, ¿en serio? ¡Gracias! Te lo repondré apropiadamente cuando tenga la oportunidad… ¿eh? No, no, no, para ese tipo de cosas, pregúntale a la persona tú mismo, incluso si se trata de mi… s-sí, bueno, cuento contigo, muchas gracias, e-está bien…

Luego de colgar la llamada, el hablante escribió ‘OK’ en la tabla de turnos laborales en el kotatsu.

— Bien, ¿Quién queda? Ya le pedí a Kao-chan por dos días, Kota, Aki y Ken han estado ocupados con las preparaciones para los exámenes recientemente… no debería ser posible…

Un trozo de papel de la ‘Lista de Contactos de los Empleados’ estaba ubicada junto al horario de turnos, y al igual que este último, los símbolos que solo el escritor podía entender eran usados para categorizar los nombres.




— El siguiente es… tener un turno el domingo por la noche en este periodo… Juu- san había dicho que los fines de semana definitivamente no eran posibles para él, y los turnos de Yoko-san y Mi-chan son en su mayoría similares también.

El hablante murmuró mientras rechaza una oportunidad tras otra, y miró el horario de turnos y la Lista de Contactos de los Empleados a la vez.

—….después de ver esto otra vez, es realmente sorprendente que el Café pueda funcionar en esta situación… ¿de qué forma irán las cosas cuando los servicios de a domicilio comiencen luego?

Tras desviarse del tema por un instante, el hablante inmediatamente sacudió su cabeza y miró el horario de turnos una vez más.

— ¡Asi todo ha sido establecido dentro de una semana! Ugh, Ryuta no puede tomarlo en la noche…

Junto a la oreja del joven preocupado…

— Parece que estás teniendo un momento duro~

La risa de una jovencita, que sonaba como que no parecía enfatizar en lo absoluto, se escuchó.

Pero el joven estaba solo en la habitación. Entonces, ¿dónde estaba la persona que produjo esa risa?

— ¡En realidad si es completamente difícil! ¡Ya que durante las veces que la gerente no está cerca tengo que quedarme en la tienda, una vez que tome un descanso, no quedará gerente alguno en la tienda!

— ¿Es algo malo si ese tal gerente no está cerca?

— Si.

El joven de cabello negro, Maou Sadao, con descontento gritó a la voz invisible que había estado burlándose desde hace poco.

— ¡Ya que es malo cuando no está cerca, es la razón por la que ese llama ‘gerente’!¡Ahora estoy ocupado, quédate quieta!

— Meanie~

— ¡Ugaahhh!

Aunque él sabía era inútil resistirse, Maou se rascó la cabeza y gritó, tratando de callar esa voz.

— Maou, le causarás problemas a tus vecinos así.

Pero la voz aun con indiferencia soltó una risa alegre.

— ¡…mientras piense en una manera de establecer los cambios para esos dos días y medio, seré capaz de confirmar el itinerario!




— Para ese tipo de cosas, todo está bien~ Maou, apresúrate y encuentra a mi hermana mayor…

— ¡Realizaré otro ataque de llamadas tras calmarme un poco! ¡Alguien que por favor cambie turnos conmigo!

— ¡Pensé que el Rey Demonio era una existencias más imponente, pero inesperadamente, eres demasiado suave!

Mientras él más se preocupara, la otra persona pensaría más que eso es interesante. Maou decidió no refutar esos comentarios hirientes ya que él no sabía si eran intencionales o sin querer y expresiones completamente más elegidas.

Maou, quien decidió tomarse un corto descanso, se levantó y estiró su espalda tensa y luego abrió la puerta del refrigerador en la cocina.

— ¿Eh? La paleta de helado de puré de patata Gari-Gari-kun que compré antes…

— Ah, lo siento, me la comí.

— ¡¿Por qué, tuuuuuuu?! Eso es algo que no se puede comprar cada vez debido a que su fabricación no puede mantenerse con su popularidad, ¡Maldicioooon!

Cinco segundos después de decidir ignorar a la otra parte, el Rey de los Demonios comenzó a gritar airadamente, algo que él raramente hacía, ya que la paleta de helado que había comprado temprano ya había sido comida.

— ¿Maou-san? ¡¿Maou-san, estás bien?! ¿Qué pasa?

Maou, quien estaba tan desordenado mentalmente que planeó golpear su cabeza contra un pilar, de repente recuperó sus sentidos porque escuchó una frenética voz desde el exterior de la habitación.

— ¿E-eres tú, Chi-chan?

— Si, etto. Hace un momento escuché unos sonidos realmente locos, uh, ¿e-está, está todo bien?

La voz que vino desde el exterior, pertenecía a una estudiante de secundaria que era la aprendiz laboral de Maou, y al mismo tiempo, alguien que frecuentemente veía la verdadera forma de éste, existencia del mundo extranjero, y el misterio de la tierra – la voz de Sasaki Chiho.

— E-estoy bien. N-no, no es como si todo estuviese bien, pero no es nada grave, Chi-chan, voy a abrir la puerta…

— Alguien está junto a Chiho.

— ¿Huh?

Maou, quien se acercaba a la entrada para quitar el seguro, aunque notó que la voz en su mente, la cual era irritante, tenía un tono serio, él inconscientemente respondió bruscamente debido al conflicto de hace poco.

— Eh, etto, Maou-san, si no hay problema ahora, puedo volver luego…

— ¿Eh? ¡Ah, no es eso, lo siento Chi-chan, realmente no es nada, el inconveniente no es contigo, d-de todas formas, entra primero!

Quizá porque ella escuchó la voz descontenta de Maou, Chiho pareció sentirse algo tímida, Maou abrió la puerta mientras la calmaba.

— ¿R-realmente todo está bien?

Luego de ver a Chiho, quien miró dentro de la habitación muy cautelosamente…

— H… hola…

Y la figura de Suzuki Rika estando junto a Chiho, quien estaba mirado en su dirección con una expresión dudosa.

— Oh, eres tú. ¿Etto, ya tu cuerpo está bien?

— S-sí. Aunque le causé unos cuantos problemas a Chiho-chan.

Rika miró a los ojos de Maou y Chiho y claramente respondió la pregunta de Maou, en cuanto a Chiho, ella se sonrojó avergonzada.

Maou estaba profundamente sorprendido.

Después de todo, el incidente que Rika experimento cuando visitó la Fortaleza Demoniaca hace tres días, solo podía describirse como un desastre.

Rika, quien no estaba acostumbrada a ver batallas o situaciones sobrenaturales como Chiho (aunque era de esperarse), después de verse involucrada en los asuntos de Ente Isla, era incapaz de recuperarse del todo, y descansó en su casa por tres días.

Durante esos tres días, Chiho llamó y envió mensajes, e incluso ocasionalmente visitó el apartamento de Rika para ayudarla a recuperar su espíritu…

— La fabricación no puede mantenerse con su popularidad, ¿Qué significa? ¿El Gari-Gari-kun que compraste fue comido por alguien?

— Oh….

Siendo preguntado directamente, Maou quedó sin habla por reflejo.

— ¿Eh? ¿Qué pasa con Gari-Gari-kun?

— ¿No lo sabes, Chiho-chan? Gari-Gari-kun tiene un sabor similar a la patata y no como el sabor de una paleta de helado, parece que ya que es muy popular, ellos no pueden mantener la demanda, ¿no?

— ¡Ya veo!

Rika, como parte de la población trabajadora, parecía ser muy sensible a las marcas de la sociedad, pero Chiho no tenía claro esa área de información.

La tristeza de que su paleta de helado haya sido comida, la vergüenza de que otras personas escucharan sus gritos, y que dos chicas discutieran grandemente sobre Gari-Gari-kun frente a él, hizo que Maou se sintiera como si no tuviese más lugar donde ocultarse.

— D-de todas formas, ustedes han venido aquí por una razón, ¿no? Aunque no tengo nada que servirles, por favor entren.

Bajo la propuesta de Maou, Chiho entró primero a la Fortaleza Demoniaca.

— Discúlpanos. Ah, Maou-san, si no te importa, por favor acepta esto.

Como ella estaba preocupada por Rika detrás de ella, Chiho intencionalmente habló con un tono alegre y caminó dentro de la Fortaleza Demoniaca, luego pasó la bolsa de compras a las manos de Maou.

— Esto es algo que compré en el camino, si no te importa…

— Oh, ¿gracias…? ¡Ga-Gari-Gari-kun! ¡Y es de sabor de puré de patata!

— ¿Eh? ¿En serio?

Maou dejó escapar un llanto de sorpresa al mirar dentro de la bosa, y reconocer la paleta de helado legendaria que había perdido hace un momento, y Rika incluso miró hacia el paquete de la paleta de helado en las manos de Maou por sorpresa.

— Pero cuando compré esto, no sabía que estaba en un negocio tan pequeño. Chiho apuntó al nombre de la tienda que estaba impreso en la bolsa plástica.

— Solo lo compré porque la licorería cerca de mi casa parece recibir existencias.

— ¡Seriamente! ¡Esta cosa recientemente se ha vuelto muy popular y no puedo comprarla en muchos lugares! ¡Gracias, Chi-chan!

— Ya veo. ¡Pero es grandioso que te guste!

Rika miró a la sonriente Chiho, y a Maou, quien inmediatamente rasgó el empaque y comenzó a comerse la paleta de helado alegremente, sin hablar.

— Eh, etto, Maou-san.

Rika inició una conversación con Maou quien se había distraído por la paleta de helado.




— O-ooh, lo siento, bien, por favor, entren primero.

Maou, quien descubrió que había ignorado a las visitantes, le propuso a Rika entrar al apartamento, pero esta última lo miró nuevamente con una expresión seria y le dijo:

— Emi y Ashiya… después de todo no están aquí, ¿Cierto?

—….si, eso es cierto.

Maou cuidadosamente sostuvo su paleta y asintió con una expresión seria.

Era cierto, el hombre que normalmente no le permitiría a la paleta de Maou desaparecer por su cuenta, y controlar la cocina y el refrigerador, ya no se encontraba cerca.

Desde que Maou comenzó su gran plan de unificar el Mundo Demoniaco, esta era la primera vez que Ashiya Shiro – el General Demonio Alsiel, no estaba a su lado.

El enemigo común de Emi y Maou, el arcángel Gabriel de Ente Isla secuestró a Ashiya.

Ashiya era el sujeto leal que siempre estaba al lado de Maou, incluso cuando éste fallo en su conquista de Ente Isla y fue arrastrado hasta el mundo extranjero conocido como Japón. Su desaparición hizo que Maou sintiera que había perdido ambos brazos.

Además de eso, de acuerdo a lo que Gabriel había dicho, el archienemigo de Maou, quienes planeaban detener sus planes de conquistar Ente Isla lo persiguieron todo el camino hasta Japón, la Héroe Emilia, también conocida como Yusa Emi, también estaba aprisionada en algún lugar de Ente Isla.

— Al final, no obtuve mucha información del padre de Emi o de Ashiya-san y las cosas se volvieron inconvenientes después de eso… por lo que le pedí a Chiho- chan que viniese aquí conmigo para escuchar la verdad.

— ¿La verdad?

— Suzuno, Urushihara-san, Ashiya-san, y tu… todos sus asuntos y lo más importante, los asuntos de Emi. Escuché de Chiho-chan, que planeas ir a algún lugar a buscar a Emi.

¿Qué tanto le había dicho Chiho a Rika?

Maou miró indirectamente a Chiho y la chica sacudió su cabeza en respuesta.

— Fui testigo de que Urushihara-san y Suzuno salieron en la lluvia y usaron algún tipo de habilidad de salto sobrehumana, incluso vi que volaste y luego desapareciste en el cielo. Luego de eso, escuché a Ashiya-san decir que Emi no era una persona de la tierra, y luego él fue capturado por un grupo de extrañas personas y desapareció.

Desde este incidente, se podía ver ni Maou ni la inquisidora de Ente Isla que vivía junto a la Fortaleza Demoniaca, la habitación 202 del Villa Rosa Sasazuka, Crestia Bell – Kamazuki Suzuno, habían hecho alguna manipulación de los recuerdos de Rika.




Pero eso, Rika llegó allí con Chiho dirigiendo el camino.




En ese apartamento que estaba ubicado en una esquina de Tokio, había reunido una gran cantidad de residentes sorprendentes.

— Si sabes algo de Emi, algo de mi amiga, dímelo por favor.

Rika quería saber la verdad detrás de su importante amiga, Yusa Emi.

Maou miró al muro que estaba en dirección de la habitación 202 debido a las palabras de Rika y suspiró ligeramente.

— Eh, no hay necesidad de estar tan ansiosa. Si quieres escuchar, te lo diré apropiadamente. Pero tendrás que esperar un poco. Suzuno y Amane-san… la dama que te salvó, vendrán luego.

Sería más fácil explicarlo apropiadamente así.

—….comprendo. Bueno, esperaré aquí primero.

Rika respondió con resolución. Parecía que ella había superado el shock con el que se encontró antes.

Luego de escuchar lo que Maou tenía que decir, ella asintió con franqueza y caminó dentro de la habitación. Luego ella lentamente se sentó junto al kotatsu.

— Tienes algunas agallas.

— Esto era ya suficiente para provocar algunos traumas. No piense que luzco bien ahora. Estuve tendida en cama por dos días y con fiebre.

Rika sonrió amargamente.

Incluso si esa sonrisa parecía un poco forzada, Maou no fue tan ingenuo para apuntarlo.

— ¿Suzuno-san salió?

Sin embargo, luego que Rika se calmó, fue el turno de Chiho de inquietarse.

— ¿Hm? Si, ella parece haber ido a algún lugar con Amane-san esta mañana.

— ¿E-está en el hospital?

— ¿Hm? Ah.

Luego que Maou sintiera la razón de la preocupación de Chiho, él sacudió su cabeza y respondió:

— No, sus heridas parecen haber sanado la mayoría, esta mañana ella incluso parecía muy energética, ¿Sabes?

— ¿Ehhhh?

Chiho gritó fuertemente al no creerlo.

Esto no era inesperado, después de todo, Kamazuki Suzuno, que vivía junto a la Fortaleza Demoniaca, durante el incidente de hace tres días donde Rika estuvo involucrada, con el fin de proteger a Chiho en esa intensa batalla, ella había obtenido heridas graves desde su hombro hasta su pecho por la garra del demonio.

Incluso si Suzuno era una Inquisidora que usaba hechizos en el mundo extranjero de Ente Isla, basado en el sentido común de Chiho, ese tipo de heridas definitivamente serían capaces de curarse por completo en tres días.

— Huh, sobre eso, Amane-san es quien daba una sensación extraña. Pero esa persona no hablaría cosas sin importancias en lo absoluto.

—….si.

Chiho asintió.

El nombre completo de Amane, a quien ellos se estaban refiriendo, era Ooguro Amane, Maou, Chiho y los demás habían trabajado en la casa playera en la prefectura de Chiba, en cuidad Choshi, ‘Ooguro-ya’, no solo Amane era la gerente allí, ella incluso era la sobrina de Shiba Miki, la propietaria del Villa Rosa Sasazuka donde el apartamento de la Fortaleza Demoniaca estaba ubicada.

Aunque la propietaria Shiba y su sobrina Amane eran japonesas, o para ser más específicas, eran terrestres, misteriosamente, ella ya sabían las verdaderas identidades de Maou y los demás, especialmente Amane, ella incluso exhibió poderes fuertes un par de veces que incluso Maou, como el Rey Demonio, encontraba increíbles.




— Amane-san… ¿realmente regresará al apartamento?

— Si, pues su equipaje está dentro de la habitación de Suzuno.

Esos tres días, Amane se había hospedado en la habitación de Suzuno.

Lo que a Chiho le preocupaba era que Amane, al igual que sucedió en Choshi, pudiese desaparecer luego de mostrar un poder misterioso.

Hasta ahora, Amane no explicaba las razones por las que había llegado a Sasazuka e incluso su identidad real era desconocida, por eso Maou y Chiho eran incapaces de confiar en ella completamente.




— Ellas dijeron que regresarían en la tarde, por eso esperemos un poco más.

— C-comprendo… ah, de nuevo, lo olvidé porque estaba preocupada por Suzuno- san. Maou-san.

— ¿Sí?

— ¿En estos momentos, donde está la niña?

Había un rastro de ira en el tono de Chiho, y no era probablemente la imaginación de Maou.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios