Re:Zero Kara Hajimeru Isekai Seikatsu

Volumen 8

Capítulo 3: El Significado De Haber Vuelto

Parte 5

 

 

La forma despreocupada en que Subaru hizo el comentario hizo que incluso Julius pareciera aprensivo. Su reacción hizo que Subaru desviara la mirada, una expresión de culpa en su rostro mientras continuaba:

— Mira, he sido salvado dos veces con mi vida en juego, así que entiendo que eres un mago espiritual, me guste o no.




— Preferiría que me llamaras por el título apropiado, caballero espiritual. Utilizo hechizos espirituales, por supuesto, pero no recuerdo haber escatimado en mi entrenamiento de espada.

Al dar esa respuesta, Julius miró la cara de Subaru con la mayor seriedad.

— … Estás inesperadamente tranquilo. Estaba completamente convencido de que encontrarías que ser un usuario espiritual es desagradable.

— Incluso me puedo dar cuenta del tiempo, el lugar, las circunstancias y la persona de vez en cuando. Sin embargo, hay momentos en que no lo he hecho.

Subaru, con los ojos aún desviados, hizo una sonrisa dolorida mientras señalaba el brazo derecho de Julius. Surgieron los espíritus menores que Subaru había visto durante el ataque de Ram, aparentemente orbitando el brazo. Los espíritus parpadeantes sumaban seis en total, cada uno amorosamente acurrucado cerca del brazo de Julius.




Sin importar que tan hermosos y volubles parezcan, ellos eran seres imbuidos con un poder sobrenatural.

— Como suponías, estas chicas son espíritus, conocidas como espíritus menores, con las que he formado un pacto. Ellas son compañeras que aún no florecen en distintas categorías de espíritus. Pido prestada su fuerza a través de mi oración y me vuelvo un caballero digno de las hermosas flores que se convertirán.

— ¿Así que hiciste que la roja me vigilara?

Uno de los espíritus menores que descansaba sobre la palma de Julius era el rojo que había saltado del cabello de Subaru durante la ilusión. Cuando pensó de nuevo, era ese mismo espíritu menor escarlata que había aparecido cuando había sido capturado por la mujer enloquecida.

Todo fue obra de Julius. Dos veces, Subaru había sido salvado por él en su momento de necesidad.

— Es doloroso escuchar que lo llamas vigilándote. Ella te estaba protegiendo desde las sombras.

— … Por cierto, ¿qué fue lo que usaste cuando rompiste la ilusión?

Julius había usado algún tipo de magia para compartir el método de romper la ilusión con cada miembro del grupo. Como resultado, el cerebro de Subaru había sido exprimido por los múltiples pensamientos que lo atravesaban.

— Ese fue el lanzamiento de magia al tomar prestado el poder de In y Nes, combinar Oscuridad con Luz… ese es Nekt, un hechizo mágico avanzado. Vincula las Puertas de todos los seres humanos dentro del alcance, permitiendo que los pensamientos pasen entre ellas. Aunque parece haber sido demasiado efectivo para ti.

— Sí. Pensé que ya no iba a ser yo.

— De hecho, no hay duda de que es un hechizo difícil de usar. Después de todo, es un ritual para reducir los límites entre tú y la mente de otros. Si se profundizara en exceso, no solo pensamientos sino también los cinco sentidos pueden ser compartidos. Estoy seguro de que has sentido el miedo de ser consumido por otros hasta cierto punto.

Re Zero Kara Hajimeru Isekai Volumen 8 Capítulo 3 Parte 5 Novela Ligera

 

— ¡Eso si que es peligroso!

Subaru estaba horrorizado al aprender demasiado tarde que había cruzado un puente más peligroso de lo que había imaginado.

Julius lo miró con una mirada de profundo interés y dijo—: Pero es raro que mis compañeros cometan un error al sintonizarlo. Quizás posees una afinidad para los espíritus inusualmente alta… ¿Crees tener idea de algo parecido?

— Lo siento, el único espíritu con el que me llevo bien es un gato de color gris.

Encima de eso, en ese momento, no tenía confianza de que podría acercarse al gato de la misma manera que antes.




— Si tienes la oportunidad, deberías intentar aprender las bases del espiritualismo de Lady Emilia. Si ella se resiste a enseñarte, estaría dispuesto a ayudarte yo mismo.

— No estoy seguro de que trajo este repentino derramamiento de amistad, pero no suena como un procedimiento instantáneo, así que pasaré por ahora.

No negó la sugerencia que atraía su atención, pero Subaru reflexivamente declinó la oferta. Su reacción hizo que Julius retrocediera, viéndose decepcionado, cuando Subaru al mismo tiempo recordó algo.

Ferris se lo había dicho. Subaru aún estaba inconscientemente albergando enemistad contra Julius, justo como lo había hecho en ese momento.

— ¿No puedo hacer nada acerca de eso?

La primera vez, Ram lo había interrumpido, ¿pero no era el momento indicado para aclarar los malos sentimientos entre ellos?

Con esos pensamientos en la mente de Subaru, su mirada causó que Julius inclinara la cabeza. Subaru entrecerró sus ojos ante el hermoso hombre que hablaba con fluidez, angustiado en el intento de alguna forma escupir palabras por si mismo. Pero…

— … Entiendo que no quieres poner todas tus cartas en la mesa, pero ahora mismo tienes que aguantarlo. Habrá problemas con nuestro trabajo en equipo si no conocemos lo que el otro puede hacer, ¿verdad?

— … Mmm, entiendo. Si es posible, me gustaría poner a Ia sobre ti de nuevo. Por favor, dame tu consentimiento.

Al final, la duda tapó la garganta de Subaru, y todo lo que pudo hacer era mantener su declaración inofensiva.

Mientras los pensamientos de Subaru estaban en otro lado, el espíritu rojo menor llamado Ia circuló encima de su cabeza. Procedió a posarse sobre la coronilla de la cabeza de Subaru, afirmando su existencia con una débil emisión de calor.

— Hey, esto no me dejará calvo, ¿no? Te diré que estoy intentando pasar toda mi vida sin volverme calvo o estar con sobrepeso…




— Ella ha estado acurrucada contra ti hasta ahora sin que te des cuenta,

¿no? Es especialmente así para aquellos con alta afinidad para los espíritus. Tu Puerta se acostumbrará rápidamente, y dejarás de notarla.

De acuerdo a lo que había dicho, Subaru inmediatamente paró de sentir el calor en su cabeza. Los principios no estaban claros para él, pero aparentemente ella se había metido dentro de Subaru. El débil calor era la única cosa que podía sentir.

— ¿Qué debería hacer para llamarla?

— Ella responde al nombre de Ia. Como ella no puede responder a comandos que son demasiado complicados o más allá de su poder, por favor no olvides ser considerado cuando te acercas a una dama.

Aparentemente, en otras palabras, lee el ambiente, el cual no era el fuerte de Subaru.

— Muy bien, Barusu, ¿finalmente pondrás tu cobardía a un lado?




Ram, viéndose cansada de esperar, se entrometió en la conversación del par. Ella estaba apoyándose en una valla, y su mandíbula era firme mientras indicaba el camino que iba de la villa a la mansión.

— ¿O pretendes dejar a una chica indefensa, con todo su maná usado, caminar un camino de montaña tan peligroso sola?

— Más como que te quedaste sin gas después de hacer fuego, amigo.

Para ser honesto, no sabía que tenías eso en ti…

Él estaba genuinamente sorprendido por su habilidad de combate. Ella incluso podía enfrentarse a Wilhelm, aunque por solo un corto tiempo. Sin embargo, no pudo borrar su decepción, incluyendo como una escena crucial se había perdido en el humo.

— Si el Maestro Wilhelm hubiera estado en plena fuerza, no hubiera durado diez segundos. Después de todo, mi poder a decaído dos pasos… no, cuatro pasos desde su pico.

— ¿Por qué quieres doblar al de Wilhelm? ¿Terquedad?

— Orgullo.

Era un comentario excepcionalmente típico de Ram, y por eso, era probablemente la verdad literal. Subaru no podía ni siquiera imaginar cuan asombrosa era Ram antes de que perdiera su cuerno.

— Eso explica probablemente por qué Rem se aferró tanto a eso…

— ¿Dijiste algo, Barusu?

— Para nada, “hermana”. Si hablo demasiado, serán más personas las que tendremos que enfrentarnos.

— ¿…?

Ram sospechaba de su comportamiento, pero Subaru evitó decir mas en ese punto. Él estaba dudando acerca de Rem, su hermana menor, y todos los sentimientos que Subaru tenía hacia ella. Más que nadie, era gracias a Rem que Subaru había superado sus obstáculos en la capital real y estaba parado aquí.

En ese momento, la importancia de la existencia de Rem, rivalizaba con la de Emilia dentro de Subaru. Pero, considerando el tiempo y el lugar, explicar esas emociones difíciles de explicar a su hermana mayor no iba a suceder ahí y entonces.

Él podía enfrentar eso, y todas las demás preocupaciones, después de que haya superado el estado actual de las cosas.

— Tenemos que explicar la alianza también, así que debemos agarrar a Ferris y dirigirnos a la mansión, ¿huh?

Alguien de la facción de Crusch era necesario para limpiar suavemente el malentendido del accidente la carta de buena voluntad. Habían dejado mayor parte de la fuerza de expedición para cuidar a los aldeanos, con varias personas insignia uniéndosele en su camino a la mansión.

— Así que, acerca de Ferris… ¿Qué está haciendo de todas formas?

Subaru, buscando cualquier pista del caballero con orejas de gato en la aldea, finalmente lo vio en la esquina del centro de la aldea. Ahí descansaban los carruajes dragones de los mercaderes en fila; Ferris estaba rodeado por los propietarios, metido en algún tipo de discusión.

— Es debido a que las circunstancias con el Culto de la Bruja han salido a la luz. Puede que estén expresando su frustración acerca de ello.

— Geh… Bueno, supongo que lo harían. Lo siento, iré a mediar un poco.

Frunciendo el ceño ante la suposición de Julius, Subaru se dirigió hacia ellos. Ram parecía fuera de sí mientras lo veía irse. Ferris estaba claramente aliviado cuando Subaru se metió en medio de la conversación.

— Ah, Subaru…

— ¡De acuerdo, es suficiente! ¿Alguien puede explicarme acerca de qué trata este problema?

— ¡Ellos siguen diciendo “Ese no era el trato”! A pesar que les dije una y otra vez que Ferris no representa al grupo…

— Es verdad, amigo. ¡Eres tú con el quién queríamos hablar!

Esta vez, en lugar de Ferris, de quienes mejillas estaban hinchadas haciendo un resoplido, las voces molestas cayeron sobre Subaru. Respirando furiosamente por su nariz, el representante de los mercaderes, un individuo llamado Kety, clavó su dedo en Subaru.

— El trato… Bueno, ¿supongo que no?

— ¡Por supuesto que no! No hay error de que nos dijiste: “Ayúdanos a evacuar a las personas mientras exterminamos a las bestias demoniacas”. ¡Y cuando abrimos la tapa, ¿qué hay adentro?!

Kety, con su cara roja llena de furia, presionó fuertemente contra el pecho de Subaru y dijo—: ¡Resulta ser un problema con el Culto de las Brujas! Esto es un gran fraude, ¿sabes? ¡¿Qué demonios estás planeando, soltando una mentira tan grande a nuestros pies?!

Abordado de una manera tan amenazante, Subaru, por supuesto, se sorprendió por la fuerza de la misma.

Ellos tenían el derecho de estar enojados acerca de las circunstancias que no correspondían a la explicación que habían recibido antes. Dicho eso, Subaru no sabía cómo disculparse con Kety, quien estaba enojado al punto de la incoherencia. Entonces…

— Si ese es el caso, ¿qué hay de hacer una disculpa más tangible levantando la recompensa, meow?




— ¿… Qu…? Te has vuelto más sensible que antes de la nada.

La sonrisa hacia Ferris, escondiéndose detrás de la espalda de Subaru mientras hacía la propuesta, se profundizó. Por dentro, dio un suspiro con alivio gracias a que su demanda era tan directa. Si se hubieran retirado, Subaru estaría de vuelta en el punto de partida. Un pequeño daño extra a los cofres de Roswaal no era una gran preocupación.

— La condición original era decir nuestro precio. ¿podemos esperar el doble de eso?

— Debido a que eres codicioso, meow… ¿Dónde está tu registro?

Revisaré los contenidos con Subaru.

— ¡Hey! ¿Tenemos que hace esto…? ¿La vida humana no viene primero? —Los ojos de Subaru se abrieron cuando Ferris llevaba la conversación más y más allá.

Kety, habiendo entregado el registro a Ferris, le dio una mirada mezquina a Subaru y dijo—: Este es un gran problema relacionado a las vidas que estaremos llevando mañana. Pero si no quieres, no hay problema.

— … Solo estoy diciendo.

Acobardado por la mirada de Kety, Subaru subió a regañadientes dentro del vagón de su carruaje dragón. Hasta donde sabía, el registro listaba todos los carruajes contratados, al igual que los accesorios personales y joyería y demás, de una manera inesperadamente meticulosa.

— ¿A pesar que el propietario es tan violento, meow?

— Tenía el mismo pensamiento, ¿pero, por qué estamos haciendo esto juntos? Ve hacia allá o algo.

— Esto será hecho más rápido si dos personas están revisando, ¿no? Y no es que le importe, meow.

Ferris se acurrucó contra Subaru mientras revisaban la carga en el vagón con cortinas. Subaru levantó sus cejas ante el comportamiento agresivo de Ferris cuando este estrechó sus ojos y dijo—: Más importante…¿reconciliarse con Julius? ¿Lo hiciste?




— … Acerca de ese problema, después de mucha consideración y estudio, deseo acercarme al asunto con positividad y discreción.

— Lo pensé, meow. Pensé: “Es Subaru, él lo arruinará de seguro”. Y después de que dijiste todas esas cosas geniales en frente de los aldeanos, también…

Ferris puso una mano sobre su boca y se rio, sin mostrar signos de parar su mirada provocadora. Subaru, sintiéndose quemándose por las burlas de los eventos anteriores y su persistente resentimiento hacia Julius, continuó la inspección, comparando la carga con el registro.

— Bueno, ¿no fue un mal intento, meow? Todo lo que tienes que hacer es disculparte con Julius con la misma intensidad…

— ¡Tú, maldito…!

— Hey, espera, no empieces una pelea de amantes dentro del carruaje dragón de alguien más. Empieza a trabajar de una vez.

Cuando le respondió a Ferris por no tomarse en serio la situación, Kety dejó muy claro su desaprobación con ambos. Cuando su alta figura entró, estaba incluso más molesto por la falta de concentración de Subaru y Ferris.

— Puedo gritarles más, saben. Si no quieren que eso pase, pónganse en serio.

— S-Sí, lo siento. Lo haremos bien…

— Uh-oh, está enojado contigo, Subaru. Cielos, en serio eres inútil, meow.

Aprovechando la ira de Kety, Ferris saltó fuera del lado de Subaru.

Subaru ya había tenido suficiente de sus bromas. Pero antes de que pudiera hacer una voz de queja.

— … Qué descuidado de tu parte.

— ¡¿Guh…?!

Cuando Ferris murmuró, estrechando sus ojos amarillos, tocó el brazo expuesto de Kety. En el siguiente momento, el alto hombre dejó salir un grito angustiado, sus ojos rodaron hacia arriba mientras se caía de lado.

— ¿Huh…?

— Subaru, no te quedes mirando. Párate afuera para que nadie se dé cuenta.

Todo rastro de ligereza desapareció, Ferris le dio instrucciones precisas a Subaru, quien estaba sorprendido por la repentina serie de eventos. Pero Subaru estaba clavado en el lugar, incapaz de comprender lo que acabada de suceder. Viendo esto, Ferris suspiró y explicó.

— Esta persona es del Culto de la Bruja. Lo toqué para revisar antes cuando todas esas personas estaban a mi alrededor; tiene el mismo extraño ritual incrustado dentro de él que el dedo del Arzobispo de los Siete Pecados tenía antes.

— ¡¿…?! ¡¿Él es un Cultista de la Bruja?! ¡¿Y una Pereza encima de eso?!

— La posibilidad es alta. Es por eso que pensé en meterme en su carruaje dragón para bajar su guardia.

Mientras Ferris respondía al Subaru de ojos abiertos, revisaba el cuerpo caído de Kety y encontró algo. Cuando él levantó su mano, estaba sosteniendo una espada con forma de cruz usada por el Culto de la Bruja.

— Esa es una de las espadas de los Cultistas de la Bruja… ¿Ellos realmente se infiltraron en los comerciantes ambulantes…?

— Pero capturamos a este vivo. En el instante que lo toqué, hice que el agua en su cuerpo hirviera y lo noqueara. Aunque si he afectado directamente a alguien incluso una vez, puedo hacer lo mismo sin ni siquiera tocarlos, meow.




— … Lo que significa que puedes hacerme lo mismo. Me da un poco de escalofríos escuchar eso…

A regañadientes, Subaru hizo lo que Ferris le había ordenado y revisó las cosas más allá de la cortina. Afortunadamente, nadie fuera del carruaje parecía haber notado la escaramuza dentro. Nadie más parecía estar subiendo.

— Pero si uno de ellos fuera del Culto de la Bruja, eso cambia todo.

— No podemos estar seguros de que tengan otros entres los mercaderes… pero podemos revisar eso de ahora en adelante, ¿verdad?




Subaru estaba mortificado de que el plan fuera en su contra, pero Ferris sacudió su cabeza como si no fuera gran cosa. Después de eso, le dio al inmóvil Kety un golpe en la mejilla, luego presionó una palma, que brillaba con una luz pálida, en su cara y dijo—: Ahora, escupe todo lo que estás planeando, ¿podrías? La mano de Ferris es la más amable del mundo… pero puede hacer cosas terribles, ¿meow?

— …

El cuerpo de Subaru tembló cuando recordó la frase “Aquellos que saben cómo curar a las personas también saben cómo romperlas”.

La petición de Ferris hizo que Kety abriera los párpados, mirando a Ferris con ojos desenfocados. Sus labios lucharon frenéticamente por moverse, pero el poder de Ferris era supremo. Aparentemente no se podía mover para nada.

— Ferris, ten cuidado. Si es una Pereza, incluso si no puede mover sus extremidades…

— Aún puede usar su poder, ¿no? Es por eso que te tengo a ti observando, Subaru.

Solo porque la carne no podía moverse no significaba que las Manos Invisibles no podían ser puestas en movimiento. De acuerdo a la petición de Ferris, Subaru enderezó sus hombros y mantuvo el ojo más cercano posible a lo que Kety estaba haciendo.

Con ambos, Subaru y Ferris, rodeándolo, Kety suspiró, aparentemente rendido. Entonces…

— …

— ¿Qué?

Cuando Kety murmuró algo, Ferris estrechó sus ojos, demandando que repitiera lo que dijo. Subaru no había sido capaz de entender la declaración. Kety abrió su boca una vez más.

— SÍ.

— ¡…! ¡Ia! ¡¡Protégelo!!

Ferris pareció saltar sobre sus pies en el instante en que el susurro llegó a sus tímpanos, gritándole a Subaru, en la entrada del vagón… no, al espíritu menor atado a él.

La gravedad de Ferris, normalmente impensable de él, hizo que Subaru se quedara quieto por un segundo, preguntándose qué había pasado, cuando…




— ¿Ah?

Con una explosión de calor, el espíritu menor salió, desplegando una pared carmesí de luz brillante alrededor de todo su cuerpo. Envolvió a Subaru, aislándolo completamente de sus alrededores.

— ¡¡Ahora viene el iniciiiiio… del final!!

Congelado en el lugar, Subaru escuchó una escalofriante voz diciendo justo frente a él.

En el siguiente momento, Subaru fue engullido por las llamas del carruaje dragón explotando, perdiendo todo el sentido de la gravedad.

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios