Re:Zero Kara Hajimeru Isekai Seikatsu

Volumen 7

Capítulo 6: El Camino Al Territorio Mathers

Parte 4

 

 

Mientras tanto, al lado del perplejo Subaru, Ferris intervino.

–¡Hey, espera! No lo malentiendas, la subyugación de la Ballena Blanca fue dirigida por la Duquesa de Karsten—así que es el logro de Lady Crusch, meow. Más importante, el Viejo Wil es quien la mató.




–Entiendo muy bien que no hay poder dentro suyo para directamente vencer a la Ballena Blanca, habiéndolo aplastado—habiendo escuchado de Julius, quien cruzo espadas con él personalmente.

Julius mostro todos los signos de apegarse a la idea que él era el mercenario Juli hasta el final.

But having recognized Ferris’s statement, he continued his words.

–Sin embargo, no hay error que su existencia fue un gran impulso para la subyugación de la Ballena Blanca. Ferris, ¿no es verdad que tu también reconoces esto?

–¡¡Meow!! Eso es… Bueno, puede ser así, meow




Cuando eso se le fue señalado, Ferris intento no responder apropiadamente. Habiendo puesto esas orejas de gato en su lugar, Julius volvió su mirada hacia Subaru una vez más.

–Gracias a ti, las personas pueden olvidas los días en los que temieron a la niebla—Lady Anastasia seguramente también estará encantada.

–A pesar que puedo aceptar la primera mitad fácilmente, es mucho más difícil la segunda mitad tal como es.




–Y mi amigo puede…comenzar a dejar atrás sus arrepentimientos de muchos años.

Subaru entendió que por “amigo,” él probablemente se refería a cierto héroe pelirrojo, pero Subaru no conocía los detalles exactos de que arrepentimientos ese súper humano había mantenido por años.

¿Alguien como él realmente tenía un pasado del que necesitaba arrepentirse…?

De cualquier forma, Subaru no tenía intenciones de jugar con esas palabras. Estaba bien estar feliz por Wilhelm habiendo conseguido su anhelado deseado, y al menos, reconoció que su propia cooperación había sido útil hasta el final.

Pero incluso así, Subaru se sintió extremadamente en conflicto cuando Julius lo elogió.

–…….

Puso un frente fuerte, pero no pudo borrar su debilidad, estremeciéndose y retrocediendo del apuesto hombre.

Incluso si hubiera superado su propia debilidad, todo lo que le esperaba era la imagen antiestética de un niño rebelde con una rabieta. A pesar que genuinamente se sintió agradecido por los refuerzos, el hecho de que fuera Julius estaba endureciendo el corazón de Subaru, tanto que en lo profundo, quería darle a su superior, Anastasia, parte de sus pensamientos.

Tratando de no dejar que tales emociones negativas salieran a su cara, Subaru exhalo por completo.

–Así que al final, ¿Qué estás haciendo aquí? ¿Para qué viniste?

–…Realmente lo lograste, ¿no es verdad?

–¿Ah?

Julius no respondió a la pregunta de Subaru, pero de alguna manera, el murmura de Julius sonó como su estuviera profundamente movido. Cuando Subaru le pregunto, comentó, “Nada,” y sacudió su cabeza antes de decir, “Deseaba preguntarse si comprendes que el contrato con Lady Anastasia le presta a los Colmillos de Hierro a Lady Cru—Más bien, a ti, solo durante la subyugación de la Ballena Blanca?”

–¿Huh? ¿Cuál es el problema? Pero estoy segura que la señorita dijo…

–Hermana, por favor mantente en silencio.

Escuchando la declaración de Julius, Mimi intento intervenir, pero un pequeño hombre bestia felino con cara familiar sentado a su lado la detuvo. Ese era probablemente el talentoso hermano menor.

Viendo de reojo el intercambio, Subaru hizo una mueca ante las palabras de Julius.

–¿Qué estas tratando de decir exactamente?

–Es algo simple. Habiendo sucedido en subyugar a la Ballena Blanca, ya no tenemos ninguna razón para cooperar contigo. El trabajo está hecho—aun así aquí estas, ¿intentando llevártelos a algún lugar en este mismo momento?

–¡Ah-ha-ha-ha-ha! ¡Julius, eres tan olvidadizo! ¡La señorita esto y aquello antes que partiéramos y todo! ¡Aunque Mimi se olvidó que era!

–Guarda silencio.

Aunque la interacción entre los hermanos atrajo su mente, Subaru finalmente comprendió lo que Julius estaba tratando de decir. En otras palabras, iba así:




–Quieres que escoja, aquí y ahora, ya sea dejar que los Colmillos de Hierro se retiren o permanezcan como refuerzos.

–Estoy bajo instrucciones de vender nuestros servicios a un precio alto, sabes. ¿O quizás nuestra fuerza no es necesaria en esta ocasión?

Julius señalo a los otros mirando desde atrás de él, presionando a Subaru a decidir.

A pesar de sí mismo, Subaru no podía permitir que irritación influyera en la decisión. Seria simple ceder a la ira y dejarlos ir, pero esa la decisión de un idiota, disminuir su fuerza de batalla mientras la pared más alta se alzaba delante de él.

Dicho esto, aceptar fácilmente el “precio alto” que Julius había mencionado traía sus propios problemas. Era un mal movimiento en negociaciones hacer promesas que no puedes mantener, y además, la decisión de Subaru tenía varias vidas, y el futuro de una chica en particular, colgando de ella.

–…….

Con Subaru en silencio, Wilhelm y los otros a su lado lo observaron sin decir una palabra. Incluso su Subaru hubiera pedido su apoyo en esa situación, convertiría la negociación en los Colmillos de Hierro entrando al empleo de la facción de Crusch. Pero eso solo serviría para crear una obligación para satisfacer otra.

Al presente, Crusch estaba prestándole apoyo a Subaru desde una posición igualitaria entre ellos; puesto simple, él no quería alterar ese equilibrio.




–…….

Cuando a continuación miro a la banda de mercenarios  bajo las ordenes de Ricardo, Ricardo está cruzando sus brazos, manteniendo su silencio. A su lado, Mimi copió a su capitán, cruzando sus brazos mientras movía sus orejas.

Cuando recordó la anterior demostración de voluntad de Ricardo de luchar contra el Culto de la Bruja, todo se unió. Él estaba ganando el favor de Subaru en anticipación de esta negociación con Julius.

–Eso es sucio. Ustedes, los Kararagi juegan sucio…

–Eso es algo duro para decirle a alguien, sabes. Por cierto, no estoy realmente en esto de “tomar” ventaja de la debilidad de las personas. Solo me gusta más el dinero, así que…

–¡Eres tan superficial que es deprimente! ¡Aunque no es que esperara más para empezar!

Incluso si era el jefe solo en nombre, aún no tenía intención de buscar ayuda de Ricardo, parte de la facción enemiga.

De todos modos, era desagradablemente obvio que la negoción no le dejo a Subaru otra opción que decir sí. A diferencia de la facción de Crusch, prestándole ayuda para que pudieran estar a mano, Anastasia estaba creando una deuda unilateral. Era una decisión dolorosa, pero no había manera de salvarla excepto aceptar la situación a regañadientes.

Declinar refuerzos sería una decisión aún más estúpida.

Si solo hubiera una manera magia de hacer que los Colmillos de Hierro pelearan contra el Culto de la Bruja bajo el contrato existente—

–Magia, ¿magia…? Niebla, Ballena Blanca…y el contrato por la carretera…

Subaru, buscando alguna tipo de medio conveniente, repentinamente alineó lado a lado lo que habían sido meras palabras en su mente. Tras examinarlas, parecían términos sin conexión, pero ese pequeño empuje hizo que sus pensamientos ardieran al rojo vivo.

Poco a poco, una vaga imagen empezó a tomar forma en la mente de Subaru, convirtiéndose en una respuesta coherente,

Y entonces—

–…Que tal esto: La subyugación de la Ballena Blanca…aún no termina.

–…Esa es…una declaración interesante

Julius entrecerró sus ojos mientras respondía a las desesperadas palabras de Subaru.

La declaración de Subaru no solo perturbó a los Colmillos de Hierro detrás de él, sino también a la fuerza de expedición. Entre ellos, la mirada de Wilhelm con los ojos abiertos tiro especialmente fuerte de la conciencia de Subaru.

Pero en un significado diferente de Wilhelm cumpliendo su anhelado deseo, fue su idea abordar un problema que no podía ser dejado de lado.

–Es posible que la Ballena Blanca es una bestia demoniaca actuando para el Culto de la Bruja. Estoy…consiente de que las personas en el Culto de la Bruja dijeron algo como eso.

—En su tercera vuelta, en otras palabras, la escena final antes que el mundo llegara a su fin.

Enfrentándose contra Petelgeuse en el bosque, perdió contra las Manos Invisibles del loco. Después de eso, Subaru pensó que las patadas de Petelgeuse al cuerpo de Emilia era como si tuviera la intención de forzar a Subaru a sentirse impotente.

En el momento, la sucia boca del loco reprendió a Subaru, él definitivamente dejo salir el efecto de…

¡…La carretera esta sellada por la niebla, así que no hay nadie que interfiera con mi amor!

¿Cómo sabia eso?

¿Por qué hablo de eso como si fuera su acción?

Y después de eso estaba una palabra pronunciada más tarde por la Bestia del Fin, congelando el mundo con su aliento.

–Alguien que conocía a la Ballena Blanca la llamó ‘Gula.’ Si no me equivoco al pensar eso significa algo para el Culto de la Bruja, la causa de la aparición de la bestia demoniaca es a donde me estoy dirigiendo.

Si Petelgeuse había llamado a la Ballena Blanca a la carretera, obstruyendo la entrada y salido del territorio Mathers, su objetivo solo podía ser promover sus locos fines.

En otras palabras, cubrir la carretera con la niebla de la Ballena Blanca era una preparación para el ataque a la mansión—y a Emilia.

–El Culto de la Bruja tiene un chip en su hombro, así que tenemos que quitarlo. Con esto, eso serán cuatro siglos de fallos enderezados. Cuando hayamos hecho eso, entonces podemos decir que hemos termino de acabar con la Ballena Blanca.

–…….

Subaru miro hacia Julius mientras continuaba con una fuerte declaración, “El trabajo del empleador es dar órdenes y entregar recompensas. No me canceles a mitad del camino, mercenario. ¿O pagaras la compensación por cancelar y correr?

La base de su declaración era tal delgada que, por dentro, incluso él estaba asombrado. Pero Subaru ahora era capaz de mantener un exterior audaz y sonriente mientras decía tal cosa.

Había reunido pequeños pedazos de información de cada repetición, apilándolos juntos para arriesgar una suposición. Había tenido esa experiencia varias veces antes, pero esta vez, la suposición estaba en un terreno espectacularmente delgado. Después de todo, el núcleo de la información se obtuvo de cosas que había escuchado mientras su mente estaba nublada.

Incluso uniéndolas en una especie de coherencia, no tenía idea si eso los convencería. Si no podía, al menos podría ser el hilo conductor para nuevas negociaciones—

–Mm, Creo que te concederé una nota aprobatoria.

–¿Huh?

–Pudiste hacer que sonara mejor para nuestros oídos, pero en general, tu reclamo se aprueba. Tampoco Lady Anastasia perderá credibilidad.

–¡E-espera un minuto!

Subaru levanto su voz rápidamente ante la respuesta sabelotodo de Julius. En respuesta, Julius miró casualmente al agitado Subaru.

–¿Qué sucede? No necesitas preocuparte; los Colmillos de Hierro continuarán con su ayuda de acuerdo con la garantía que ya ha sido pagada a Lady Anastasia. No hay problema, ¿verdad?

–¿Así de fácil…? Quiero decir, ¡qué pasa con todo eso! ¡Por qué, tú…!

Cuando Subaru empezó a decir las palabras que seguían, se dio cuentas de una parte muy desagradable de sí mismo.

Julius había considerado las circunstancias de Subaru, cooperando tomando la suposición de Subaru al pie de la letra. Subaru solo no quería ver su benevolencia.

Subaru quería que Julius fuera una persona odiosa con la que no podía verse a los ojos.

—Se dio cuenta de la vulgaridad de sus propios sentimientos al desear que fuese así.

–Bueno, no es como si estuviéramos haciendo esto gratis. Un ladrón tonto solo te roba una vez, pero uno inteligente consigue tantas oportunidades de aprovecharse de ti como quiera.

–No cambia que al final, estas siendo robado, huh…

Ricardo se metió en la conversación, y afortunadamente, estaba del lado de Subaru. Y haciéndolo, el camino fácil se volvió aún más fácil, y Subaru se odio a si mismo por huir de ella.




Cuando el auto desprecio de Subaru se combina con el auto desprecio de otros, las cosas solo empeoran. Pero incluso Subaru sabia eso. Lo había aprendido hace mucho tiempo.

–Yo…estoy en el equivocado… Mierda, lo siento. Aw, maldición, eso ni siquiera es lo que quiero decir. Incluso antes, sabía que estaba…

Poniendo una mano en su frene, Subaru finalmente dijo las respuesta lógica a la que había agonizado. Sin embargo, aunque lo entendió en su cabeza, era difícil encontrar las palabras para eso.

Aquí es donde debía estar agradeciendo a Julius por traer refuerzos y disponerse a pelear. Ahora que podía mirarlo con calma, pudo entender quien había estado equivocado, y que la anterior enemistad entre ellos era resultado del mal genio de Subaru.

O quizás incluso la razón por la que Julius había hecho eso en el momento era—

–…….

Julius simplemente espero, sin decir nada a las difíciles palabras de Subaru

Él seguramente entendía lo que Subaru quería decir. Si Subaru no podía decirlo, y él quería salir al frente y decir algo, seguramente podía.

Pero no lo hizo, y Subaru no pudo no odiarlo por no hacerlo. Hubiese sido mucho mejor si él pudiera simplemente continuar odiando a ese hombre.

–Yo…estaba equivocado. Me dis…culpo.

Para Subaru, eran abominables memoria que recordad, pero tenía que enfrentarlas tarde o temprano, y ese era el lugar, en frente del hombre con el que tendría que arreglar las cosas algún día.




Julius cerró sus ojos ante la disculpa de Subaru, lentamente bajando su barbilla.

–Permíteme disculparme por mi propia rudeza. No retiro todo lo que dije e hice en ese lugar, pero incluso así, retiro mi menosprecio hacia ti, desde el fondo de mi corazón.

Esas fueron las palabras con las cuales Julius respondió a la disculpa de Subaru.

La sinceridad fluyó por las palabras de Julius, y Subaru sabía que los sentimientos de odio y resentimiento dentro de él se habían derretido con facilidad.

Entendiendo esto, desmontó, parándose al mismo suelo que el caballero ante él, de frente a él en un campo de juego nivelado.

Fue reflejado en los ojos amarillos del otro, y los propios ojos negros de Subaru se reflejaron en los del caballero mientras Subaru admitía, “Estaba equivocado. Pero…”

–Mm.

–Realmente te odio—Pienso mal de ti, y ahora mismo estoy agradecido que vinieras, pero realmente te odio. ¡Yo verdaderamente, desde el fondo de mi corazón, odio…tus…agallas!

La última oración de su grosera declaración fue separada, con movimientos de su cabeza de izquierda a derecha para más énfasis. Y golpeado en la cara con toda esa hostilidad, Julius pareció desconcertado.

Entonces, su expression abrutamente colapso.

–Eso está bien. Después de todo, tampoco tengo muchas ganas de convertirme en tu amigo.

Con eso, Julius peinó su cabello presuntuosamente hacia arriba y rio.

***

 

 

 

–Ahh, para ser honesto, este tipo de cosas no es de mi agrado. Es como, tener un montón de personas mirándome con esas miradas serias me hará sonrojar…

Con el grupo de cincuenta sentado en un círculo, Subaru se paró al centro, avergonzado, mientras dejaba escapar esas palabras.

El lugar era la Carretera Liphas; la hora era antes del amanecer, y los participantes eran todos en la fuerza de expedición.

Al grupo que había perseverado en la batalla con la Ballena Blanca se unieron refuerzos, los Colmillos de Hierro bajo las órdenes de Julius, haciéndola una reunión bastante grande, pero el momento había llegado cuando era necesario compartir el objetivo y la información que concernía a todos.

Por esa razón, Subaru había propuesto compartir toda su información sentados, pero—

–Aunque no pensé que estaría parado en medio de todas estas

Rodeado por soldados veteranos, comenzando con personajes como Julius, Ferris, Ricardo, y Wilhelm, Subaru no podía evitar estremecerse.

En primer lugar, a menudo se angustiaba sobre sus pobres habilidades interpersonales desde antes en su antiguo mundo. Estaba muy consiente que no tenía experiencia en pararse frente a personas de esa manera, y mucho menos ser el personaje que sobresalta sobre los demás.

Pero incluso si Subaru era tímido cuando lo miraban con cierto nivel de confianza en sus ojos, no le importaba en absoluto. Simplemente lo ponia en apuros.

–De todas formas, aclaremos esto. Ahh, de ahora en adelante, nos dirigimos al territorio Mathers…o más bien, Roswaal Manor. Ahí, el Culto de la Bruja probablemente—no—definitivamente aparecerá.

–El Culto de la Bruja, dices…

Cuando menciono el nombre del Culto de la Bruja, emociones conflictivas surgieron de las expresiones de varias personas. Dada las conversaciones hasta ese punto, seguramente había varios entre ellos que sabían a donde iban, pero incluso así, era un sentimiento diferente saber por seguro a quien se enfrentarían.

Aunque, Subaru no sabía exactamente que este mundo entendía del Culto de la Bruja o como actuarían sobre la información.

–Sin embargo, a lo que a mí respecta, ellos son lo peor de lo peor.

Basado en las reacciones de todos, parecía compartir esa opinión.

Cuando Subaru se consolé en ellos, Julius se dirigió a él casualmente.

–Subaru. ¿Cómo te diste cuenta que la Ballena Blanca y el Culto de la Bruja está conectados?

Desde que Subaru expresó sus sentimientos reales acerca de su riña, el comportamiento de Julius se había suavizado considerablemente. Para ser franco, esa transformación lo dejo en conflicto consigo mismo, pero en el momento, responder la pregunta tenía más importancia.

“Me duele decirlo, pero tuve un encuentro con los discípulos del Culto de la Bruja. No salí ileso y tengo un montón de malas memorias de eso…pero hubo un tipo que abrió su boca demasiado,” explico Subaru.

–Ya veo… parece que las suposiciones de los caballeros no estaban equivocadas.

–Supongo que no, meow. La investigación que el Viejo Wil reunió parecía llegar a la misma conclusión.

–Esperen, ¿lo sabían?

Julius aceptó las palabras de Subaru, y Ferris asintió y coincidió. Su comportamiento sorprendió a Subaru, pero Wilhelm suavemente movió su cabeza y dijo, “Fue una simple coincidencia que note la conexión. Pensé que no era natural que tan seguido la distribución de las apariciones de la Ballena Blanca coincidían con los registros de las actividades del Culto de la Bruja—no era lo suficiente firme para llamarlo evidencia concreta, pero…”

–Para el Viejo Wil, la Ballena Blanca era el plato principal, y el Culto de la Bruja como un postre, meow. Ferri no estaba seguro si creerlo o no cuando lo escucho la primera vez tampoco…

–Ha habido una charla similar entre los caballeros. Aunque para ser preciso, nunca fueron considerados más que cuentos de viejas, cuentos para divertirse unos con otros.

Mientras Julius encogía sus hombros, Wilhelm respondió, “Eso es una sorpresa,” y exhaló.

Escuchando su conversación, Subaru rascó su cabeza con fuerza y dijo, “Para empezar, es una suerte para mí que haya una base para que ustedes crean lo que digo. De cualquier manera, si creemos lo que el chico del Culto de la Bruja estaba diciendo… Er, eso no podría ser muy confiable, pero creo que es casi seguro que están conectados con la Ballena Blanca. La Bruja creó a la Ballena Blanca para empezar, ¿verdad?

–Así se dice. La existencia y origen de las bestias demoniacas son un misterio para nosotros. Algunos se propagan de la misma manera que criaturas vivientes normales, pero otros aparecen repentinamente de la nada como la Ballena Blanca. Aunque, hablando apropiadamente, las únicas excepciones a la par con la Ballena Blanca son la Serpiente Negra y la Gran Liebre.

–Siento como que algunas palabras no deberían ser dejadas de lado, pero me asustan, ¿así que estaba bien si seguimos adelante?

Todos asintieron como para decir no hay problema. Viendo esto, Subaru aclaró su garganta y continúo con la conversación.

Ahora que todos sabían que se estarían enfrentando al Culto de la Bruja, había cosas que tenían que saberse por todos.

–El objetivo del Culto de la Bruja es Emilia. Pretenden quemar la mansión, el pueblo cercano, y todos dentro. Es por eso que tenemos que atraer a esos bastardos a otro lugar-

–¿Atraerlos? Subawu, estás diciendo algo muy ingenuo, meow.

Ferris estrechó sus ojos coquetos; hubo una sugerente  inflexión en sus palabras mientras miraba a Subaru. Era un gesto sensual que envió un escalofrió por la columna de Subaru. Sin embargo, aun venia de un chico.

–¿Qué quieres decir con ingenuo?

–¿No deberías cortar hasta el último de un grupo como ese? Dado lo que han hecho hasta ahora, ¿no es esa la manera apropiada y justa de acabar con ellos?

–…….

Escuchando a Ferris proponer la masacre de todos ellos sin pestañear, Subaru abrió su boca en sorpresa.

No era la declaración extrema lo que lo sorprendió sino la declaración que el mismo era ingenuo. Él, quien había pensado una y otra vez que merecían morir y tenían que ser masacrados, estaba sorprendido ante el cambio en su mentalidad que lo había hecho usar palabras tan suaves.

Eso era probablemente debido a que orden de lo importaba más había cambiado dentro de él.

–Ahora mismo, con proteger a las personas en la mansión y el pueblo, es suficiente. Ya sea atraer al Culto de la Bruja, ahuyentarlos, aplastarlos, golpearlos hasta la muerte, arrancar sus cabezas, convertirlos en carne picada, quemarlos, dejarlos hecho pedazos…

–¡E-entiendo. Veo que estas muy enojado con ellos, así que…!

–¡—Er! Maldición. ¡No estas equivocado. No fui a pelear por ira y odio. ¡Es injusto decir que me acerque a Emilia-tan solo por eso!

–¡Nadie dijo nada de eso, meow!

La ira de Subaru fue gradualmente reavivada mientras hablaba, con Julius y Ferris tranquilizándolo al final. Sin embargo, él también dedujo que era innecesario suavizar esas cosas. Durante la anterior vuelta, las personas tendían a desconfiar de Subaru, pero aparentemente, esta vez las personas no tenían ni una pizca de sospecha sobre él. Eso está mal de alguna manera, pensó Subaru, envolviendo su cabeza alrededor de eso, pero…

–Después de vencer a la Ballena Blanca con tanto riesgo para ti mismo, nadie dice nada injusto como eso, ¿meow? Subawu, eres sorprendentemente desconfiado.

–No estoy siendo desconfiado…

De hecho, él había experimentado a Ferris y a Crusch dudando de él en esas palabras. Pero él no había sonreído frívolamente ni actuado para ocultar sus dudas. Quizás esa transformación, también, reflejo un cambio en la manera de pensar y actuar de Subaru.

–En todo caso, seguramente no hay duda que el Culto de la Bruja se está moviendo. Dado su fe y sus actividades anteriores, fue anticipado dado el hecho que Lady Emilia se ha declarado públicamente como candidata para la selección real.

Separado de los pensamientos internos de Subaru, todos parecía coincidir con Julius.  Su reacción hizo que Subaru finalmente expresara una pregunta que no había podido hacer en oportunidades anteriores

–He querido preguntar esto por un rato. ¿Cómo fuiste del nombre de Emilia haciéndose público a aceptar que el Culto de la Bruja está moviéndose? Es un poco raro para mí como todos lo aceptaron tan fácilmente… Pensé que el Culto de la Bruja era casi un misterio para todos.

–¿Estás diciendo eso cuando  sabes a donde se está moviendo el Culto de la Bruja

Subaru había anticipado que se reirían por su ignorancia así que no le tomó importancia.

–Bueno, no hay tiempo, así que sigamos con eso. ¿Cómo llegaste a eso?

“¿No es raro que alguien no lo piense así…? …Bueno, sabes que para el Culto de la Bruja la Bruja de los Celos, Satella, es más importante que la vida misma. ¿Sabes eso, verdad?” dijo Ricardo

–Más o menos. Para ser honesto. No sé mucho. Lo leí en un libro ilustrado, y eso es todo.

“Bueno, por supuesto, no es como si quede alguien que la haya visto. Yo también solo he escuchado de ella. Bueno, si sabes que los discípulos del Culto de la Bruja rinden culto a Satella, está todo bien. ¿Así que sabes que esa bruja Satella es media-elfa, verdad?

–Eso también a medias.

La información no había sido escrita en el libro ilustrado, pero lo había escuchado cuando Beatrice le explicó sobre la Bruja de los Celos. Además de eso, incluso en la capital real, el problema de la apariencia de Emilia comparada con la de la Bruja de los Celos había aparecido una y otra vez.

Cada vez, Subaru había insistido indignado que no era una razón para evitarla, pero…

–¿La apariencia exterior de Emilia es parecida a la de la Bruja, verdad? Así que devuelta al Culto de la Bruja… Es simple para ellos—una medio-elfa está en el camino, sabes.

–¿Qué?

Subaru, fuera de sí, dejó que su voz saliera de su garganta sin darse cuenta. Pero de las reacciones de aquellos a su alrededor, nadie más pensó nada especial de la actitud de Ricardo. En otras palabras, parecía ser una opinión compartida.

–¿Por qué eso? Pensando normalmente… no es como si estuviera seguro que ellos pensaran normalmente… Pero normalmente, ¿por qué perseguirías a alguien que es medio-elfo, lo mismo que tu amada y preciada Bruja…?

–Es por que la adoran y piensan que no hay nada mejor que ella, que no pueden permitir que alguien más sea raza. Que es más o menos la misma pero no—una impostora.

Esa voz era extremadamente fría, impregnada con sed de sangre hasta su gélido núcleo.

Subaru parpadeó fuertemente e instantáneamente miró hacia el individuo que dejo salir esa voz. Mientras lo hacía, ese individuo se volteó hacia Subaru también, y los dos terminaron viéndose a los ojos.

Subaru se estremeció por esa mirada, como si pudiera ver todo dentro de él, y el individuo dijo, “Bueno esa es la suposición que Ferri quería probar y ver, meow.”

La expresión se desmorono fácilmente cuando él saco su lengua, actuando como si la atmosfera de ese momento nunca hubiera existido.

Subaru no pudo formar las palabras para seguir esa comportamiento, pero con él tan sacudido, Ferris puso una mirada inocente y se inclinó hacia adelante cuando dijo, “En primer lugar, los chicos del Culto de la Bruja estando mal de la cabeza no es algo reciente, entonces ¿es un gran problema, miau? Con el Culto después de Lady Emilia, el verdadero problema es quién los dirige.

–Un Arzobispo de los Siete Pecados Capitales, creo.

–¡¿—?! Espera, ¿sabes ese nombre…?

Cuando Ferris cambio el tema, Ricardo estuvo de acuerdo, y Subaru mordió el término que salió.

Arzobispo de los Siete Pecados Capitales—esa era la posición que Petelgeuse había clamado tener, aunque también había balbuceado acerca de ser acusado de Pereza encima de eso…

–Los Arzobispos de los Siete Pecados Capitales del Culto de la Bruja, ¿son muy famosos?

–Bueno, al menos suficientes personas creen que existen. Además, mucho antes que la Bruja de los Celos se enfureciera, los títulos pertenecían a otras brujas aparte de Satella.

–Soberbia. Ira. Pereza. Codicia. Gula. Lujuria. Seis brujas llevaban los nombres de esos pecdos capitals, parece ser. De cualquier forma, se dice que una vez que Satella reclamo el manto de los Celos, ella se tragó a todas ellas.

En otras palabras, “Bruja” significaba Satella, Bruja de los Celos, y las otras brujas de los pecados capitales ya no existían en ese mundo.

–Pero—y no sé si es la manera adecuada de decirlo—he escuchado que aquellos en el Culto de la Bruja actuando como líderes han tomado esos nombres de esos pecados capitales en lugar de las brujas perdidas. Satella es el símbolo de los Celos, la cual adoran. En otras palabras, además de eso, hay seis—seis Arzobispos del Pecado.

–Seis…

Escuchando la explicación de Julius, el aliento de Subaru se quedó atrapado ante cuan poco sabia sobre el culto al cual se enfrentaban.

Dado que Petelgeuse había proclamado ser Pereza, esperaba que hubiera otras con diferentes pecados capitales. Para Subaru, eran asombrosas y familiares palabras directamente sacadas de la rica subcultura de la escuela secundaria. (nota:chunnibyo supongo?) Dicho eso,  lo que impidió al término de hacer su corazón aletear era su impresión de que pereza era demasiado horrible.

—¿Había realmente cinco personas más así?

–Pero derribamos a la Ballena Blanca que era supuestamente Gula, así que los otros Arzobispos de los Siete Pecados Capitales deberían mostrar sus caras en la tierra Mathers a donde nos dirigimos. Es nuestra oportunidad de acabar con todos ellos de una vez

–¡Whoa, que fuewte~! Pero Ferri coincide con que esta es nuestra oportunidad para aplastar a esos raros del Culto de la Bruja. Realmente han subestimado a Lugunica, ¿huh?

–Como la Ballena Blanca, han infringido daño a todo el mundo. Los caballeros también han sufrido por mucho tiempo en sus manos. Muchos otros caballeros están agradecidos como yo por esta oportunidad.




Ferris y Julius coincidieron con la vista de Subaru, y Ricardo hizo una agresiva sonrisa también. Wilhelm respondió con solo un solemne asentimiento.

Siendo ese el caso, lo que Subaru tenía que hacer era dar buen uso a su información del futuro para trazar a un plan usando la fuerza de batalla que tenía a mano—aunque realmente, el plan mismo era extremadamente simple, ya que todas las piezas estaban ya en el tablero.

–En el peor de los casos, tendría que haber llevado a cabo este plan con la mitad de personas que tenemos ahora, pero con Julius y ellos uniéndose, no más preocupaciones de estar cortos de personal. Creo que podemos hacerlo.

–Debo corregirte en una cosa. Mi nombre es Juli. Ciertamente, conozco al hermano mayor de la familia Juukulius, pero preferiría prestaras atención a  DEL VOLeso.

–¡En un entorno privado, eso solo molesta, sabes! ¡Está retrasando la conversación!

–La clave para no cometer errores en un momento crítico es prestar atención incluso durante tiempos normales.

–¡Si quieres advertir a la gente de lo normal, no vengas vestido como un Caballero de la Guardia Real! ¡Estas fuera del personaje!

Después de gritar a Julius por su delgado compromiso a la artimaña, Subaru respiro furiosamente mientras miraba a las caras de todos. Luego, aclaró su garganta.

–Muy bien, empecemos—La Caza del Culto de la Bruja hecho simple, para que incluso un mono lo pueda hacer.

–Con un sonrisa en su boca y una risa villana, Subaru explico su plan.

La luz de la luna disminuyo, y se podía empezar a ver el amanecer sobre las llanuras Liphas.

Era un tranquilo amanecer para la mañana del último día de ese bucle.




 

-FIN DEL VOLUMEN 7-

 

Re Zero Kara Hajimeru Isekai Volumen 7 Capítulo 6 Parte 4 Novela Ligera

Re Zero Kara Hajimeru Isekai Volumen 7 Capítulo 6 Parte 4 Novela Ligera

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios