Re:Zero Kara Hajimeru Isekai Seikatsu

Volumen 7

Capítulo 6: El Camino Al Territorio Mathers

Parte 1

 

 

Un clamor exaltado se expandió sobre de las llanuras iluminadas por la luz de la luna.

La luz de la luna se reflejó en las espadas que los caballeros levantaron en alto, con el brillo de esa luz creando una hermosa escena.

El enorme cuerpo de la Ballena Blanca descansaba de lado bajo el Gran Árbol Flugel mientras una multitud entusiasta se apresuró a rodearla. Todos exaltaron en victoria, con lágrimas de gratitud fluyendo ante el hecho que su anhelado deseo había sido cumplido.

Y como para verter agua sobre su alegría…

–¡¡—!!

…dos poderosos rugidos hicieron temblar el aire sobre la Carretera Liphas, como para pisotear el placer de todos.

Separadas de la Ballena Blanca que había sido vencía, había dos vástagos de la Ballena Blanca que habían perdido el cuerpo principal.




Reconociendo la muerte del cuerpo principal, los vástagos se retorcieron sobre el suelo, y su inmensidad y solidez comenzaron a disminuir.

Con su suministro de mana del cuerpo principal cortados, fueron incapaces de mantener su carne. Se veían patéticas; dejados a su suerte, seguramente se disiparían en unos minutos.

–Cruel.

Con esa palabra despectiva señalándolas, un brazo se movió, dejando salir una hoja invisible.

Acompañada por un vendaval, el viento cortante entro a una ballena por su cabeza, cortante la piel exterior de la Ballena Blanca con facilidad—y con su gigante cuerpo perfectamente dividido en derecha e izquierda, el ser se disipo literalmente.

Con un único golpe del canon mágico de la fuerza de expedición, la ballena restante desapareció de la niebla de donde vino, con su mana mezclándose con el viento, donde su enorme cuerpo desapareció completamente.

Eso le dijo, en un verdadero sentido, que la batalla para subyugar a la Ballena Blanca había llegado a su fin.

Sin embargo—

–No podemos simplemente exultarnos en esto.

Poniendo una mano en su pecho, Crusch estaba consciente del júbilo dentro de ella, pero ella sacudió su cabeza, negándose a dejar que las profundas emociones se mostraran en su rostro.

Con la cooperación de todos, derrotaron a la malvada bestia demoniaca, y todos vivieron felices por siempre, fin.

En realidad, esa historia no terminaría tan fácilmente.

Tal final solo era permitido en los cuentos de hadas. La realidad continuaba después del final de la historia, con un sinfín de cosas que tenían que hacerse.

Tenían que proporcionar alivio a los supervivientes heridos, y entierros cortésmente a los muertos, que no dejaron cadáveres detrás.

Y cuando Crusch pensó en ese seguimiento, se dio cuenta…

En un lugar algo cerca de la Ballena Blanca, un hombre que había servido distintivamente estaba desesperadamente levantando su voz.

***

 

 

 

–¡Rem! Rem, abre los ojos…!

Subaru levanto a la chica en sus brazos, tenía una cara pálida mientras la llamaba desesperadamente.

El dragón terrestre llego hasta ellos, acariciándolos con su nariz en un acto de preocupación. Pero en ese momento, Subaru albergaba un sentimiento de nerviosismo tan grande que no respondió ni siquiera a la consideración del dragón terrestre.

—El plan de Subaru de hacer que la Ballena Blanca persiguiera su aroma y aplastarla bajo el Gran Árbol fue un espléndido éxito.

Algunos levantaron su voz en objeción, en contra de cortar un árbol histórico. Pero los hombres-bestia mercenarios fueron racionales sin tales funciones, e incluso cuando Crusch lo considero necesario, la opinión fácilmente cambio a su favor.

En consecuencia, Subaru, redactor del plan, se encargó de la operación, asumiendo un pequeño riesgo en el proceso, lo que resultó en un logro en la batalla que uno podría considerar insuperable

Pero si este era el precio que debía pagar…




–Esto…no debe ser… ¡Por favor, Rem…si…no estás aquí…!

Ante sus ojos, Rem descansaba calmadamente con sus ojos cerrados, sin responder a la voz de Subaru.

No había señal de que la voluntad consiente fuera transmitida a sus miembros suelos, y la voz llorosa llamando su nombre parecía pasar a través de sus oídos, un grito en el espacio vacío.

—Bajo la feroz persecución de la Ballena Blanca, ellos corrieron mientras el tronco caído del Gran Árbol se acercaba.

El enorme peso del Gran Árbol golpeó directamente a la bestia demoniaca, con un fuerte golpe a tierra y una onda de choque que voló indiscriminadamente por toda el área—y en medio de eso estaban Subaru y Rem, corriendo justo al lado.

Ellos fueron engullidos por la onda de choque, perdiendo la noción del espacio, y Subaru recordaba que fue protegido por una sensación cálida durante ese momento. El instante que se dio cuenta de esa sensación, hubo un sonido rugiente del increíble impacto cuando él, y la sensación, cayeron al suelo.

Deslizándose por la vaga conciencia de Subaru estaba la realización de que estaba echado en el suelo. Y levantando su cabeza, se dio cuenta de quien lo había abrazado—y fue el cuerpo de ella quien abrazó el suyo hasta el final.

–…Suba…ru…

–¡¿Rem—?!

Con una contracción, sus parpados temblaron, y Subaru reflejado en el tenue brillo debajo de ellos.

Reflejado en sus ojos, se veía muy débil, casi como si el estuviera inconscientemente reconociendo la realidad que se estaba mostrando frente a sus ojos, cuando dijo, “Estoy tan c…Si, soy yo. Tú sabes, Subaru. Rem, tu cuerpo…”

–Subaru…estoy tan contenta…que este bien…

Su garganta se atoró. Para Rem, ver a Subaru incapaz de emitir las llorosas palabras de preocupación por ella como él quería, estaba sonriéndole en un alivio visible—como si no le tomara importancia a sus propias heridas, feliz siempre que Subaru estuviera a salvo.

–¿Que le paso a…la bestia demoniaca…?

–¡…Cayó. Lo logramos. Funcionó. Todo salió bien! Yo…tampoco estoy herido…todo…gracias a ti…

–¿Es…así? Entonces, el Maestro Roswaal y…Lady Emilia…deberán…seguramente estar bien…

–Saldrá bien. Déjamelo a mí. Así que, Rem, no tienes que decir nada ahora mismo, solo descansa… No, no…cierres tus ojos… Aw, maldición, ¿Qué debo hacer…?

Ella no necesitaba forzarse a hablar. Pero si Rem no decía nada, él no podía borrar su propia inquietud. Subaru estaba nervioso, casi como si el implacable poder del Destino pudiera arrebatar su vida de sus manos.

No sabía que debía hacer. No sabía que era lo mejor que podía hacer.

Sin saber qué hacer, Subaru no pudo hacer más que sostener su mano y abrazarla con su otro brazo lo más fuerte que podía.

–Eso…duele, Subaru…

–Lo siento, me equivoque. Pero si no hago esto, te iras lej…

–No iré…a ninguna parte… Me quedare a…tu lado, Subaru…

Rem le mostró a Subaru una pequeña sonrisa, como el de una madre consolando a un irrazonable niño en lágrimas, cuando la fuerza repentinamente dejó su cuerpo.

La garganta de Subaru se congelo en lágrimas mientras sentía su cuerpo soltarse en sus brazos.

Dentro de sus oídos, escucho los sonidos de sangre drenándose, de cualquier cosa y todo dejándolo detrás.

–¿Rem…? ¡Rem¡ Por favor, Rem…abre…tus ojos…

–De alguna manera, tengo mucho…sueño…lo siento. Déjame descansar un poco, y cuando despierte…pronto, por tu bien, yo seré…

–¡Olvida todo eso! No necesitas hacer nada. Está bien si solo estás conmigo…así que por favor, Rem…!

A pesar que ella estaba justo en sus brazos, Subaru levanto su voz, desesperadamente intentando sostenerla rápidamente mientras ella empezaba a alejarse. Y sin embargo, a pesar que Rem estaba justo enfrente de sus ojos, su voz no la alcanzó.

–¿Puedo decir algo…egoísta?




–¡—! ¡Dilo, di cualquier cosa! Escuchare cualquier cosa, hare cualquier cosa, así que…!

En una voz rota, en un tono frágil, Rem miró a Subaru y murmuro débilmente.

–Quiero que me digas…que…me amas.

Las lágrimas que brotaron forzaron a Subaru a abrir sus ojos cuando sacudió su cabeza de lado a lado. Luego, acercó su cara a la de ella y le dijo:

–Te amo.

–…….

–Realmente te amo. Por supuesto que lo hago…No puedo…hacer nada sin ti.

Esas eran palabras sacadas desde el fondo de su corazón

Subaru vertió todos sus verdaderos sentimientos sin cambiar nada en las palabras que dijo en ese instante.

–Ah…estoy tan feliz…

Recibiendo la confesión de Subaru, lagrimas brotaron de sus ojos cerrados.

Las mejillas de Rem se enrojecieron repentinamente mientras recibía felizmente las palabras que se le fueron dichas. Con eso, Subaru sintió que la última de sus fuerzas la dejo.

–Espera…

–Te amo Subaru.

–No bromees— ¡quédate conmigo! ¡¿Voy a tener…nada más que arrepentimientos otra vez?!

Él no podía soportar un futuro que no la tuviera a ella.

Él entendió eso mucho antes, y ahora, que su existencia se extendía mucho, mucho más allá. Por eso…

–¡No quiero…reír y hablar sobre un futuro sin ti…!

–Es ese futuro, ¿puedo estar a tu lado?

–…Por supuesto. No te dejare estar en ningún otro lugar.

Cerrando sus ojos, Subaru se seco las lagrimas que empezaban a salir antes de mirar directamente a Rem.

Y entonces, declaro firmemente, “Tú eres mía. No te…entregare a nadie más.”

–…Tomare eso…como un compromiso.

–¿Huh?

Abruptamente, Subaru dejo salir una voz como la de un idiota ante la respuesta altamente intelectual.

Mientras lo hizo, Rem lentamente abrió los ojos que había mantenido cerrados todo el tiempo, procediendo a sentarse dentro de sus brazos. Luego, con Subaru estupefacto, incapaz de comprender la situación, inclino su cabeza y le sonrió.

–Has prometido que estaré a tu lado, Subaru…No puedes retractarte ahora.

¿Dónde se fue la vista de ella muriendo?

De una manera provocadora y juguetona, Rem cerró un ojo y suavemente tocó los labios de Subaru.

Cabizbajo, la fuerza de Subaru escapo de sus hombros mientras se hundía en el suelo.

–¡Por qué tu…tu, tu…tuuuu!

–Sí, soy la Rem de Subaru. En nombre y hecho.

Escuchando su típica frase, ahora incluso más poderosa, Subaru no pudo responder sus palabras.

Aun así, incluso si por derecho era una escena donde debía estar temblando de ira, el hecho que la chica ante sus ojos estaba a salvo tomó precedencia, dejándolo demasiado feliz para hacerlo.

–Ahora ambos hemos expresado nuestros verdaderos sentimientos, así que es un éxito…

–Las chicas son fuertes cuando se vuelven honestas sobre el amor, Subaru.

Subaru estaba nervioso por como Rem ya no tenía intenciones de esconder su amor por él. Más avergonzado que otra cosa, las cara de Subaru se enrojeció cuando dejo salir un pequeño suspiro y confesó:




–…Si hubieras muerto, yo también estaría por morir.

–Soy una mujer afortunada que pienses tanto en mí.

–Tampoco estoy bromeando.

Rem respondió con una pequeña sonrisa, pero Subaru había respondido con sus verdaderos y sinceros sentimientos.

Si Subaru hubiera perdido a Rem, seguramente intentaría hacerlo todo de nuevo. Incluso si la oportunidad de hacer todo de nuevo no estaba asegurada, no había duda que él hubiera intentado de igual manera.

Era así que tan larga la existencia de Rem ocupaba ahora en el corazón de Subaru.

–Absolutamente no debo morir entonces.

–Muy cierto. No dejare que mueras, incluso si eso me mata.

Subaru acerco su cara a la de ella, y sus frentes se tocaron mientras se miraban uno al otro desde muy cerca.

Rem miró con adoración al gesto de Subaru, y fue difícil para Subaru solo quedarse ahí con ella lo suficientemente cerca para que sus alientos se tocara. Naturalmente, su mirada fue atraída por sus rosados labios, y sintió el latir de su corazón acelerarse un poco—

–¿…Podrían ustedes dos terminar de una vez, meow?

Ferris, viéndose exasperado por haber visto a distancia mientras los dos coqueteaban, interrumpió para romper las cosas en el momento más importante. Aparentemente, había estado mirando todo el tiempo.

Subaru estaba seguro que lo había hecho a propósito.

***

 

 

 

–Eres tan lindo, Subaru, llamándola tan desesperadamente, meow… ¡No puedo…vivir sin ti…!

–¡Cállate, eres molesto! Deberías reflexionar en tu mal gusto de mirar tanto!

–En primer lugar, si lo hubieras pensado calmadamente lo hubieras entendido, meow. Ferri tiene que andar tratando a los heridos inmediatamente por lo que las heridas de Rem no era potencialmente mortales, meow.

–¡Como su pudiera pensarlo calmadamente! Una chica importante…que me dijo que me amaba…estaba herida e inconsciente. Por supuesto que no podía pensar claramente.

–Los chicos son tan puros de corazón, incapaces de decir ciertas cosas excepto en algunos momentos, meow.

Mientras Subaru soltaba gritos molestos, Ferris sonrió con ligereza mientras volvía su mano hacia Rem, y un brillo azul salía de ahí. Incluso cuando la expresión de la cara de Ferris golpeo a Subaru con un molestia insaciable, no pudo ocultar su alivio al ver como la expresión de Rem se suavizaba gradualmente.

Hubo muchas cosas en lo que Ferris dijo que no podía simplemente salir y estar de acuerdo, pero la parte sobre la clasificación, priorizar la curación de las personas más gravemente heridas, era sin duda la dura verdad. Dándole un mal trato a Rem, parte de la fuerza de combate de otro partido, y a Subaru, ambos jugadores clave para derribar a la Ballena Blanca, no era algo que su maestro jamás permitiría.

Cuando los pensamientos de Subaru llegaron a esa conclusión, el mimo maestro—Crusch—apareció, caminando calmadamente sobre el pasto.

–¿Estas bien, Subaru Natsuki?

Incluso manchada por sangre el barro, la vista de Crusch caminando recta con su espalda alta era hermosa.

Naturalmente, la elegancia que no había perdido flotaba a su alrededor, y así, también, los vestigios de la batalla; La hermosa mujer parecía la viva encarnación de la palabra Valquiria.

–De alguna manera u otra, sí. Tú también pareces estarlo.

–Lo estoy. Pero la fuerza de expedición se ha reducido en gran medida, tampoco aquellos vencidos por la Ballena Blanca volverán.

Cuando Subaru respondido saludándola, Crusch estiro su mentón, moviendo la cabeza pensativamente. Su vista se desvió hacia el cuerpo de la Ballena Blanca, aun aplastado bajo el Gran Árbol.

Por ahí, los sobrevivientes de la fuerza de expedición menos heridos se habían reunido. Aparentemente su primera orden era sacar el gran árbol de encima de la Ballena Blanca.

–¿Qué están haciendo ahí?

–Debemos transportar el cuerpo de la Ballena Blanca. Con incluso el Gran Árbol Flugel sacrificado por la operación, algún tipo de evidencia es requerida. Es lo que viene después de la batalla lo que me preocupa.

–¿Transportar…ese enorme cuerpo?

Subaru quería asegurarse que no había escuchado mal, pero el comportamiento de Crusch no cambio. Subaru apresuradamente devolvió su mirada a la Ballena Blanca, observando el cuerpo gigante mayor a 50 metros de longitud mientras señalaba, “No parece factible, ¿verdad?”

–El fallo no es una opción. La criatura era una amenaza que nado por los cielos durante cuatrocientos años. En el peor de los casos, tendremos que volver solo con la cabeza.

Las palabras de Crusch parecían una exageración, pero Subaru lo pensó y se dio cuenta que su juicio estaba correcto. Para empezar, desde el punto de vista de Crusch, la subyugación de la Ballena Blanca era un triunfo que quería que todos vieran para poder avanzar en la selección real.

Naturalmente, Crusch no era el tipo de persona que priorizaría logros sobre todo lo demás, algo que la batalla había demostrado ampliamente. Pero el logro era simplemente grandioso.

Ella era ya la más influencia de los candidatos reales, con gran apoyo dentro de la populación, y si esto le daba el favor de la facción mercante, el cual había sido su último obstáculo, la posición de Crusch se establecería aún más—

–Espera, ¿acabo de empujarnos a una mala situación…?

El grado de apoyo que había proporcionado a un oponente finalmente cayó en Subaru. No había vuelta atrás tampoco. Había hecho todo lo posible para volver a la facción de Emilia, pero se preguntó si quizás había hecho demasiado.




Temiendo tanto, Subaru se arrepentido demasiado tarde.

–Tu cara se ha vuelto algo oscura—no se ve como la cara del héroe que hizo caer a la Ballena Blanca.

–Me arrastraran sobre las brasas como el mayor traidor de Emilia-tan… Er, Espera… ¿Qué acabas de decir?

–El héroe que hizo caer a la Ballena Blanca—No deseo ser tan desvergonzada para reclamar tus hazañas como las de mi propia casa.

Devolviendo su mirada del cuerpo de la Ballena Blanca, la expresión de Crusch parecía empalar a Subaru como una espada.

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios