Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 8

Capítulo 3: El Rey Demonio, Llega Tarde

Parte 4

 

 

— ¿Cómo puede ser…?

El primer encuentro del General Demonio Alsiel, el de rango más alto de los Cuatro Reyes de confianza del Rey Demonio.




— Asi que todos ustedes en realidad son… no, así que ese Maou-san… es en realidad ‘la persona elegida’ que mi esposa mencionó.

— ¿Persona elegida…?

— Mi esposa me dijo antes ‘cuando la persona elegida haya ganado la determinación de revelar la verdad al mundo, entrégale Tsubasa a nuestra hija’. Cuando Maou-san diga el nombre de Emilia, pienso que podría ser así.

La ‘esposa’ que el hombre mencionaba, en esta situación, debería referirse a la madre de Emi, el Arcángel Laila.

Pero incluso si los ángeles tenían poderes anormales, su existencia era realmente muy normal, ellos no eran como los describían las leyendas o la biblia, quienes míticamente sellaban palabras con solo un par de frases, tenían la habilidad de controlar el destino.




Básicamente, solo un arcángel en realidad se atrevía a declarar al gran Rey Demonio Satán como el ‘elegido’, incluso la arrogancia debería tener un límite.

— Oye.

Al final, ¿Cuál era la verdad del mundo?

Aunque sonaba exagerado, pero la ‘verdad’ de la palabra ‘mundo’ – difícil de comprender -, era incluso más increíble que el precio de una joya o las revisiones de un programa de cocina.

— Déjenme interrumpir un poco.

Nuevamente, si un humano y un ángel podrían decir exageradamente ‘esta es la verdad del mundo’, ¿no estaría mal? Para nosotros los demonios, si el valor de la verdad puede ser explicado por compararlo a algo, eso ni siquiera nos pondría a nivel de la piedra a un lado de la vía.

— ¡Escúchenme!

— ¿Si?

Ashiya quedó en shock porque alguien de repente gritó en su oído.

Cubrió su oído en sorpresa y miró a un lado, y descubrió que Rika estaba mostrando una expresión más demoniaca que la de un demonio.

— ¡Aunque no sé lo que ustedes están aclarando por su propia cuenta, al menos explíquenmelo también!

— Si…

— E-esta jovencita da miedo, eh.

Parecía que Nord incluso sabía que Rika actualmente se sentía enojada porque era dejada a un lado.

Aunque intentó tranquilizar a Rika con un tono estable, esta última miró a Nord con una mirada tan fuerte que podría hacer que un General Demonio retrocediera.

— Tío, si desean continuar viviendo sanamente en Japón, es mejor que aprendas a hablar de una forma más decente, ¿bien?

— Bien…

— Bueno, ¿Ashiya-san?

— S-si…

— ¿Cuándo vas a decirme quien es este tío, y por qué Maou-san, Urushihara-san y Suzuno son capaces de realizar esas cosas?

Como él sabía que incluso si respondía ‘no preguntes ese tipo de cosas’ o ‘has hecho muchas preguntas a la vez’ podría terminar todo en un baño de sangre, Ashiya no refutó, después de todo, ya él había tomado su decisión justo antes que Maou regresara.

— Su-Suzuki-san, relájate, te lo explicaré, pero primero siéntate, por favor… Ashiya ubicó sus manos en los hombros de Rika e intentó calmarla.

— N-no seré dejada a un lado así como así.

— ¿Eh?

Sin embargo, Rika, quien originalmente tenía un aura asesina como que podría saltar sobre ellos en cualquier segundo, de repente se tornó rosa como si estuviese ardiendo, y obedientemente se sentó en el tatami, su aura se disipó por completo.

— ¿Entonces? ¿Q-qué está pasando?

Rika miró a Ashiya con su rostro sonrojado y preguntó.

— Uh, etto…

Ashiya, que no sabía por dónde comenzar a explicar, finalmente señaló a Nord y dijo:

— Este caballero.

— S-sí.

— Parece ser el padre de Yusa.

— Si…… ¿Eh?

Rika, quien casi asentía e ignoraba esa información, miró hacia Nord con sus ojos bien abiertos.

— ¿El padre… de Emi?

— Si, pienso que eso es algo así.

— ¿Eh? ¿Eh? Ah, etto…




Rika, quien recordó que acaba de decir algo extraño, no pudo evitar hablar con su rostro pálido.

— H-haberle dicho esas cosas tan rudas hace un momento, lo siento mucho.

— Aunque no estoy muy seguro, no hay problema.

¿Realmente estaba bien? Aunque Ashiya estaba preocupado por la habilidad japonesa de Nord como alguien que no usa hechizos, era problemático continuar en conflicto, por lo que siguiéndolos, dijo:

— Esta señorita es amiga de Emilia en este país. Su nombre es Rika Suzuki.

En ese momento, Ashiya presentó a Rika ante Nord.

— Rika-san.

— S-sí.

— Normalmente cuidas de Emilia.

Aunque Nord lo hizo sonar como si Emi fuese incapaz de dejarse cuidar por Rika, aunque ella sabía lo que la otra parte quería decir, ella no lo refutó en lo absoluto.

— Ah, soy yo la que está a su cuidado… eh, etto, Ashiya-san.

— Si.

En la forma clásica japonesa, Rika repetidamente dijo cumplidos sin sentido e inconscientemente miró hacia Ashiya y preguntó:

— Ambos han estado mencionando ‘Emilia’ desde el principio, y el padre de Emi acaba de usar ese nombre directamente, ¿Qué es…?

Si él respondía la respuesta de Rika, sería equivalente a llevarla a ella al mismo lugar que Chiho.

Aunque Chiho lo aceptó poco después, ¿Qué había de Rika?

Dependiendo de la situación, quizá él necesitaría la ayuda de Suzuno para manipularle los recuerdos, como Ashiya pensaba eso, él abrió su boca y dijo las palabras suficientes para cambiar el mundo de Rika.

— Eso se refiere a Yusa.

— Uh… ¿eso se refiere a una persona japonesa adoptando apodos de estilo extranjero luego de cruzar el mundo o recibir un nombre de bautismo o segundo nombre debido a razones religiosas?

— No.

Ashiya habló lentamente como si estuviese a la par con el ratio de entendimiento mental de Rika.

— Ese es el verdadero nombre de la ‘Yusa Emi’ que conocemos. Su verdadero nombre es Emilia Justina.

—…Realmente no lo entiendo.




Una obvia confusión se notaba en el rostro de Rika.

— ¿Has mencionado…Emilia J-Justina? ¿Ese es el nombre actual de Emi?

— Correcto.

— ¿Emi no es japonesa?




— Correcto.

—…Ah, ya veo, como el padre de Emi es extranjero, de todas formas, aunque ella nació en tierra extranjera, al igual que los jugadores de futbol reciben nombres japoneses cuando se unen a los equipos de Japón…

Rika dio una analogía forzosa, pero estaba dentro de las expectativas de Ashiya.

Con el fin de calmar a Rika, Ashiya sacudió su cabeza, miró directamente los ojos de Rika, nivelándose a su estatura, y habló:

— No, no es así. El hogar natal de Yusa… Emilia, no está en la tierra.

— ¿Qué quieres decir…?

— Antes de continuar explicando… Suzuki-san, ¿normalmente tienes el hábito de ver películas o jugar en computadores?

La pregunta que Ashiya hizo de la nada, hizo que Rika desarrollara sospechas.

— ¿P-por qué de repente preguntas eso? Aunque dejé de interactuar con juegos luego de la primaria, con frecuencia veo películas.

— Entonces, deberías ser capaz de entenderlo si te digo esto. Yusa Emi, o Emilia Justina no es terrícola.

— ¿…Terrícola?




— Aunque no es lo correcto expresarlo de esa forma, para colocarlo de una forma fácil de entender, se diría que Yusa es una alienígena. Ella no viene de ningún lugar de la tierra, sino que es una persona de un planeta muy lejano.

— ¿…Piensas que soy una idiota? La reacción de Rika era muy normal.
Incluso esa respuesta airada estaba dentro de las expectativas de Ashiya – esa era una reacción natural para la mayoría de la gente.

— Si no estás dispuesta a creerlo, entonces no sería capaz de explicar el fenómeno que viste hace un momento.

— ¿Lo que vi… eh?

Rika de repente miró hacia la ventana de la habitación.

El fuerte viento y la lluvia estaban golpeando esa ventana por la que Suzuno y Urushihara habían saltado.

Y no hace mucho, Maou, quien había aparecido fuera, también se fue volando.

— ¡Está al menos a 10 metros de aquí hasta el tejado opuesto! ¡¿Cómo es posible para alguien saltar hasta allí sin siquiera comenzar a correr?! – Al menos en este mundo, esta tierra, no debería existir nadie, ¿no?

—………….

Rika repetidamente miró el rostro de Ashiya y la ventana.

Como era de esperar, incluso si esas situaciones misteriosas eran explicadas a Rika, su mente podría no adaptarse a la situación.

Si Rika de repente era capaz de ver una fuerte verdad así como Chiho, quizá el resultado sería diferente.

Pero antes de hoy, Rika no sabía nada, y nunca había visto la ‘verdad’.

— Suzuki-san.

— ¡Uh!

El grito de Ashiya hizo que Rika temblara de miedo.

— Ah…ah…ah…

Comparado con su poderoso frente hasta ahora, el cuerpo de Rika estaba obviamente congelado del miedo por esas ‘situaciones desconocidas’. Lo más probable es que ella podría encontrar muy difícil el poder hablar.

— ¿P-pero, como es posible…? Porque, Urushihara…Suzuno… Maou… Rika pronunció los nombres.
Mientras reflejaba las escenas que vio una y otra vez.

— ¿No es así? ¿Esto es una broma? ¿Es algún truco?

Incluso así, el corazón fuerte de Rika, estaba apenas protegiendo su barrera de sentido común.

— ¿C-cómo puedo creer esto? ¡Si dices que Suzuno y los demás son magos y psíquicos, sería más convincente! Hay muchos tipos de personas así alrededor del mundo…

— Es cierto, si yo estuviese en tu posición, probablemente diría eso también.

— ¡M-muéstrame una prueba! Ya que dices que ustedes son alienígenas, ¿no es extraño depender de un trabajo para vivir una vida decadente?

—…Realmente no tengo nada que decir.

Incluso se era ese tipo de situación, Ashiya permaneció mostrando una sonrisa irónica.

— Pero incluso los alienígenas tienen que trabajar por sus tres comidas diarias.

Pero si ese tipo de cosas no ocurrían, Rika no descubriría sus verdaderas identidades.

Sin embargo, ello seguían siendo personas de mundos diferentes, y en primer lugar, era personas que no deberían haberse conocido.

Aunque Ashiya pudiese recuperar su forma demoniaca en ese instante, y tratarlo como evidencia concreta, lamentablemente el actual Ashiya no podía hacer tal cosa.

— En estos momentos no puedo mostrarte una evidencia apropiada… así que, cuando Kamazuki regrese, le pediré que tome la responsabilidad de probártelo. La condición es que estés dispuesta a escuchar esas palabras extrañas al final.

—……..

Rika no respondió, y le mostró a Ashiya una mirada sospechosa.

— No es extraño que ella no lo crea. Si escuchara cosas similares en Ente Isla, yo probablemente me reiría hasta más no poder. Nunca había pensado que los mundos extranjeros tuviesen países con civilizaciones tan avanzadas.

Ashiya concordó con la opinión de Nord.

El mundo humano, el país humano, civilizaciones humanas.

Aunque los demonios son biológicamente superiores comparados con los humanos, para ellos, todo en Japón era una situación que estaba lejos en el futuro, algo que nunca podría ser alcanzado.

— ¿Maou te dijo nuestras identidades reales?

—….No. pero vagamente puedo suponer que ustedes no son humano.

Pensándolo bien, Ashiya no le había dicho su nombre a Nord.

La desaparición de Emi y la aparición de Nord, eran señales de que la vida diaria normal que Ashiya y los demás habitantes de Fortaleza Demoniaca sentían que no era tan mala aunque era erróneo pensar así, estaba comenzando a derrumbarse.

— Aunque es considerado buena suerte para mí… parece que las presentaciones apropiadas tendrán que esperar.

— ¿Hm?

Nord, que originalmente estaba observando la conversación de Ashiya y Rika, de repente se levantó con una mirada seria.

Nord estaba vistiendo el obsequio gratuito que Ashiya ganó en un sorteo de la calle comercial, una camisa de mangas cortas con ‘Saludos a la gente de Sasazuka’ impreso en ella, y se movió hacia la ventana sin hacer ruido.

Sin embargo, aunque los pasos sonaban suprimidos, el pido aun hizo ruido y Ashiya miró hacia la ventana debido a las acciones de Nord.

— ¡!

La escena que Ashiya vio hizo que él se tensara en un instante.

En esa tormenta que no era diferente a un tifón, lógicamente no debería haber nadie fuera.

Sin embargo…

— Estamos completamente rodeados. Nunca los había visto antes, ¿sabes a que facción pertenecen esas personas?

Ashiya fue incapaz de responder la pregunta de Nord.

Pero para Ashiya, esa respuesta era completamente increíble. Hasta ahora, ese mundo nunca había hecho algo tan violento.
—….Esa es la armadura de caballero de segundo rango de las tropas de caballeros de segundo rango del Continente Oriental Afsahan, la tropa de caballeros Josokin.

¿Qué está pasando?

En lugar de Ashiya respondiéndole a Nord, era más como si se respondiera su propia pregunta.

El apartamento realmente estaba rodeado por completo por caballeros que vestían trajes extraños.

¿Cuándo habían aparecido y de dónde venían?

¿Eran asesinos enviados por Barbariccia, al igual que sucedió con Ciriatto? No.

Los caballeros con trajes extraños fuera, eran todos humanos. Ashiya no podía sentir nada de magia demoniaca provenir de ellos.

Aunque la razón era desconocida, la única cosa que podía confirmarse era que sus objetivos eran Ashiya y los demás.

— ¿Q-qué pasa con ustedes?

Ashiya instantáneamente recuperó sus sentidos. Es cierto.




Dependiendo de la situación, Ashiya, Maou, Urushihara, Nord o incluso Suzuno, no era imposible para ellos ser objetivos de los humanos de Ente Isla.

Pero Rika era diferente.

Ella no tenía nada que ver con los asuntos de Ente Isla, y simplemente era una persona normal de Japón.

Además de no permitirle involucrarse, más aun, ellos no podían implicarla.

— Este incidente no tiene nada que ver con Rika-san, y ella tiene que ser protegida, ¿bien?

— Si.

Ashiya asintió y afirmó la opinión de Nord.

— Soy su objetivo… no, no debería serlo. Si no me hubiese encontrado con Maou- san, no hubiese aparecido aquí. ¿Asi para ustedes?

— Parece ser el caso. Incluso es posible que es nuestra vecina, pero sin importar que, solo nosotros tres quedamos en este edificio.

Aunque el grupo de caballeros con una atmosfera extraña no había actuado, con ese número, una vez que corrieran, el actual Ashiya no sería capaz de ganar.

— ¿Puedes pelear?

— Si fuese en el pasado, ese número no significara nada… pero ahora…

Para Ashiya, esa respuesta le provocó mucho pesar.

—….Ya que nunca he tenido alguna formación normal, estoy igual que tu… al menos si Tsubasa… Acies regresara, podría haber un pequeño camino…

Como Tsubasa y Acies se refiere a la misma persona, ¿De quién Nord estaba hablando debería tratarse de la chica con la que Maou se fue?

Aunque él no sabía toda la historia, esa chica probablemente estaba rescatando a Chiho junto a Maou.

En ese momento, Ashiya finalmente recordó algo.

Si el grupo de personas afuera fuesen humanos del Continente Oriental, entonces el que estaba moviendo las cuerdas detrás de todo debería ser Olba Meyers.

Y justo ahora, con la escuela de Chiho siendo atacada por alguien, y con Emi desaparecida, los únicos que estaban a la cabeza para ayudar debían ser Suzuno y Maou, cuyo potencial era inmensurable en momentos claves.

En nuestro lado, solo los movimientos de Urushihara no pueden predecirse, y ocasionalmente él podría usar hechizos para manejar poder de fuentes ajenas a la magia demoniaca. Sin importar que, justo ahora en Japón, solo hay una persona que no puede ser considerada como parte de la fuerza de batalla.

— ¿El Continente Oriental… eh?

Ashiya apretó sus dientes por lamento e ira. La una en peligro no eran Emi y Suzuno.

La conmoción ocurrida en la escuela de Chiho solo era un engaño.

La meta de sus enemigos… Olba y Barbariccia, era el General Demonio Alsiel.

***

 

 

— Wahhh… que lluvia tan fuerte… no había sido así desde que llegué.

Una dama que se había bajado en la estación Sasazuka, miró la violenta lluvia de forma depresiva.

— Llamaré un taxi. Pero recuerdo que eso no está muy lejos de la estación, parece que hacerlo sería una pérdida de tiempo.

La dama de pie frente al mapa de la estación, colocó su cartera sobre el equipaje con ruedas y comenzó a preocuparse por cómo debería irse luego de salir de la estación.

Pero la cosa que ella sostenía en su mano para referenciar la dirección, no era un mapa, un cuaderno o un teléfono celular.

Era un currículo.

— ¡Bien! ¡Tomaré un taxi! No quiero mojarme.

Luego de casualmente ubicar el currículo de nuevo en su cartera, la dama caminó a través del pasillo fuera de la puerta de boletos, cruzó el puente y miró a la izquierda y a la derecha con el fin de detener un taxi en la carretera.

— ¡Wah-pu!

En ese momento, la dirección del viento cambió. La nariz de la dama se movió ligeramente.

— ¿…Que olor es este?

Luego de decir eso en confusión, la dama ubicó su mano contra su frente como si estuviese pensando y se volvió hacia ‘ese olor’.

— Ah…

Luego de un momento, ella pareció sentir algo, asintió y mostró una expresión obvia de odio.

— No seré capaz de tomar un taxi así. Maldición, recuerdo que ese lugar no tiene un baño.




Luego de murmurar con una expresión profundamente irritada, esa dama regresó al interior de la estación.

Ubicó todos u equipaje dentro del casillero operado con monedas…

— ¡Uwahhhhhhhhhh!

Luego cuando gritó, ella corrió hacia Sasazuka donde estaba lloviendo fuerte sin un paraguas.

La coleta de atada de la dama y la saludable piel color trigo instantáneamente se mojó con la lluvia, luego su figura desapareció en la misma.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios