Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 8

Capítulo 2: Rey Demonio, Encuentro

Parte 5

 

 

— Como un olor fragante está interfiriendo, realmente no lo comprendo.

— ¿Huh?




— Maou, su mano, tiene un olor fragante.

¿De qué estaba hablando esa persona?

Dada las características de su profesión, Maou que normalmente prestaba especial atención al lavado de sus manos, hoy, él solo usó un jabón sin espuma que compró en una farmacia cercana por 80 yenes esa mañana tras usar el lavabo y antes de desayunar.

Durante el tiempo que ambos estuvieron hablando, el bus finalmente se detuvo frente a la parada que estaba en dirección contraria al Centro de Examinación de Licencias de Conducir Fuchu.
— B-bueno, me iré primero.

Aunque él estaba preocupado por las acciones difíciles de comprender de Tsubasa, Maou, que quería alejarse rápidamente de la pareja padre e hija, rápidamente se levantó y pasó a través de la chica y se dirigió hacia la puerta del bus como si estuviese corriendo, luego se bajó.




Ya que había una carretera entre la parada de autobuses públicos y el centro de examinación, con el fin de terminar su papeleo antes que el padre y su hija se bajaran del bus, él rápidamente se dirigió hacia el puente elevado frente a él y corrió hacia la parte frontal del centro de examinación.

Al otro lado, el Padre Satoh y su hija, con el fin de convertir 1000 yenes en los 220 yenes de la tarifa del bus por el viaje desde la entrada sureste de Chofu hasta allí, ellos quedaron al final de la fila cuando se bajaron.

—….Tsubasa, no te alejes demasiado…

Tsubasa reaccionó al vago recordatorio de Hiroshi de una forma despreocupada.

— Ese Onii-san definitivamente está ocultando algo. Él tiene cierto olor en su mano.

— ¿Olor? ¡Cof!

Hiroshi accidentalmente inhaló algo exhausto cuando el bus se alejó y tosió ligeramente.




— Si.




— ¿Qué olor?

— Hm… ¿hacia dónde corrió Maou?

Si saber si ella estaba escuchando las palabras de Hiroshi, Tsubasa miró a su alrededor desde la parada de autobús, buscando señales de Maou.

—…De todas formas, vamos a realizar primero el examen, debo pasarlo hoy.

— Haz lo mejor.

Tsubasa no parecía tomar en serio la débil determinación de Hiroshi en lo absoluto.

Luego de un tiempo, Tsubasa se dio por vencida de buscar a Maou y caminó hacia el puente elevado con Hiroshi.

— Y también, con respecto al olor en la mano de Maou.

—…Siempre saltas los temas que hablas, sorprendiéndome cada vez.

Hiroshi se volvió hacia Tsubasa de una manera impaciente.

Pero Tsubasa aun siguió hablando como si realmente no le importara.

— La mano de Maou…

En ese momento, desde el puente elevado, las dos personas pudieron ver un autobús público acercarse desde otro lugar y se detuvo en el lado de la vía mas cerca al centro de examinación, e inmediatamente, un gran grupo de candidatos descendió del mismo.

Parecía que Hiroshi tendría que esperar un poco para terminar su papeleo.

Hiroshi suspiró sin cambiar la expresión que mostraba en su rostro, y Tsubasa continuó hablando.

— Tenía el olor de aceite, patatas y un olor nostálgico.

— ¿…un olor nostálgico?

Aunque Hiroshi parecía no comprender nada del aceite y las patatas, él aun miró nuevamente a Tsubasa como si sintiese algo.

Tsubasa de repente dejo de caminar y giró como una bailarina, finalmente se detuvo y cuidadosamente fijó su mirada en frente a la entrada del centro de examinación, susurrando con un tono serio:
— Ese olor nostálgico, es el mismo que el lugar cálido en el que estuve antes…

***




 

 

— Oye, ¿notaste un olor extraño?

Luego que Urushihara, sentado en la mesa del computador, investigara sus alrededores con el ceño fruncido, Ashiya, que estaba ocupado escribiendo algo en el kotatsu, respondió sin siquiera mirar:

— Es la habitación de Bell.

— ¿Eh?

Urushihara, miró hacia atrás, y respondió de forma confusa.

El olor que llegaba, era un olor de tipo de mezcla de hierbas siendo preparadas y hervidas, dulce y perforante para la cavidad nasal, y era muy desagradable.

— Ella parece que está quemando algún tipo de incienso. Probablemente un hechizo amplificador o algo así.

— ¿…Que es lo que está haciendo exactamente?

— No lo sé. Cuando vi humo rosa venir de las rendijas de la puerta, incluso me sorprendí. De todas formas, ella parece querer darle un intento a cada método.

— Si se escapa por la ventana, ¿los vecinos no llamarían a la policía pensando que ha ocurrido un incendio?




Urushihara miró hacia la habitación de Suzuno con una expresión de piedra.

— Huh, probablemente ella está intentando seguir el rastro de Emilia, ¿bien?

— Si.

Ashiya le respondió a Urushihara de una forma vaga, escribiendo rápidamente en

la mesa con una expresión seria en su rostro.

Desde el día que supusieron que Emi y Chiho llevarían a cabo su fiesta de cumpleaños, Ashiya escribía cosas como esas cada vez que tenía tiempo.

Urushihara pensó que Ashiya estaba escribiendo algo como un libro de gastos domésticos, pero como ese documento incrementaba frecuentemente a cinco piezas de hojas A4 al día…

— ¿Quieres usar el computador?

Incluso Urushihara mostró un raro momento de preocupación por Ashiya…

— No se usar computadores. Él rechazó la propuesta.

Aunque Urushihara, quien se sintió infeliz por eso, no se preocupó más por ese caso, desde que Ashiya comenzó a hacer esas cosas, de forma propia, el debería estar haciendo las cosas que puede basándose en una cierta forma de pensar.

Al menos podría confirmarse que Ashiya no debería estar incluyendo los gastos domésticos por este año, después de todo apenas estaban en otoño.

En ese momento…

— ¡Uwah!

— ¿Hm?

El apartamento se sacudió ligeramente.

Un sonido que pudo ser clasificado como una explosión se escuchó venir de la habitación de Suzuno, haciendo que Urushihara y Ashiya gritaran al mismo tiempo.




Y en ese preciso instante…

— ¡Ughh, cof, cof!

Desde la ventana abierta, ambos pudieron oír el sonido de Suzuno abriendo la ventana y tosiendo desde la puerta de al lado.

Urushihara y Ashiya se levantaron luego de mirarse el uno al otro, miraron fuera de la ventana mientras evitaban la ropa que estaba colgada mientras el clima era bueno, para investigar la habitación de al lado.

— Uwah, ¿Qué pasa con todo ese humo? ¿Qué estás haciendo?

Como si ella evitara el humo blanco salir de la habitación, Suzuno sacó su rostro por la ventana abierta, tosiendo mientras lagrimas descendían de su rostro.

— Lu-Lucifer… lo siento, cof, un problema ocurrió mientras activaba el hechizo… ¡cof, cof!

Frente al rechazo pertinente de Urushihara…

— N-no es como si haya ido a lugares como mercados antiguos a comprar cosas que puedan convertirse en amplificadores, esas cosas aún siguen siendo ligeramente diferente en términos de conceptos de hechizos, ¡cof!

Suzuno dio una vaga excusa mientras tosía continuamente.

Urushihara sacudió su cabeza exasperadamente, y Ashiya, apoyado sobre la cabeza de Urushihara, incluso protestó:

— Bell, ¿Qué estás haciendo? Esto puede provocar problemas a los vecinos. ¿Qué pasa si la ropa recién lavada termina impregnada con un olor extraño?

Los sentido sensibles de Ashiya detectaron que el humo que provenía de la habitación de Suzuno estaba llegando a la Fortaleza Demoniaca, la cual estaba a favor del viento, y rápidamente recogió la ropa que estaba tendida fuera de la habitación para prevenir que la que estaba recién lavara quedara impregnada con el olor.

— Uh, realmente lo siento… huff…

Suzuno se apoyó contra el marco de la ventana de forma cansada y respiró profundamente.

— Si tuviese los implementos apropiados, este hechizo no debería ser difícil… aunque orgullosamente ayudé a Chiho-dono con el entrenamiento, en realidad, quien carece de entrenamiento soy yo, que pena…

Aunque no era tan exagerada como Chiho, durante esas dos semanas, Suzuno se estaba deprimiendo muy fácilmente.

— Parece que no ha habido un buen progreso.

— Algo de que arrepentirse…

Luego que el misterioso humo se disipara, Suzuno suspiró profundamente.

— Oye, aunque no sé lo que estás haciendo, recuerda ventilar el aire antes de usar los implementos de cocina. No quiero ver que ocurra un incendio.

Luego que Ashiya, que abrió la otra ventana con el fin de mover la ropa ya lavada, le dijo eso a Suzuno. Ella, apoyada al marco de la ventana como un futón colgado para que se seque, apáticamente sacudió su mano y respondió:

— Si solo hubiesen otras personas que pudiesen ser de confianza en Ente Isla además de Emeralda-dono y Alberto-dono…

— Si tales personas realmente existieses, entonces no tendrías que hacer tanto esfuerzo aquí en primer lugar, ¿no?

Quizá porque la misma Suzuno entendía esto, ella no refutó el fallo sin piedad de Ashiya.

— Nada se puede hacer, intentaré otros métodos luego… necesito limpiar la habitación primero.

Aunque no se sabía lo que Suzuno estaba haciendo en su habitación, luego del proceso de quemado de incienso, la producción de humo y la explosión, era obvio que su habitación era un desastre, y podrían no estar tan limpia comparado con la última vez que estuvieron dentro.

— ¿Alguien además de Emeralda, eh?

Luego de escuchar la queja de Suzuno, Urushihara comenzó a pensar en ello por un momento.

— Oye, Bell.

— ¿Qué sucede?

Aunque él fue uno de lo que le gritó a ella, Urushihara aun dudó por un momento antes de entregar una pequeña tarjeta de contacto como si la hubiese hecho en su mente.

Aunque no se sabía dónde Urushihara, que normalmente era un propio holgazán en la Fortaleza de los Demonios, obtuvo tal cosa, pero mientras el miraba la tarjeta que estaba cubierta con polvo y marcas de suciedad debido a los pobres métodos de conservación, dijo:

— Aunque para ser precisos… esto podría considerarse algo no creíble, pero además de Emeralda y Alberto… aún hay otra persona que podría comprender la situación…

Mientras Urushihara explicada con dudas.

— ¡Hey!

Cierta persona gritó desde la calle frente a la ventana donde las tres personas miraban.

— ¿Hm?

— ¡Ah!

— ¿Quién es ese…?

Esa persona que miraba desde la carretera junto al apartamento, estaba saludando ligeramente en su dirección de una forma alegre y ansiosa.

Pero Ashiya y Suzuno, sintieron nervios que se escondían bajo esa sonrisa.

— Ashiya-san, Suzuno, hola. Y… aunque nos estamos conociendo por primera vez, tú debes ser Urushihara-san, ¿cierto?

— Etto, ¿Quién es ella?

Urushihara preguntó porque la chica que él no conocía había dicho de repente su nombre, pero fue ignorado por las otras dos personas.

— Suzuki-san…

— Rika-dono, ¿Por qué…?

Frente a Suzuki Rika, que los miraba desde la calle, Ashiya y Suzuno no pudieron ocultar su sorpresa.

— Por favor, ten algo de té.

— Ah, discúlpenme…

Rika respetuosamente aceptó el té servido por Ashiya.

Aunque Rika miró alrededor interesada cuando entró por primera vez a la Fortaleza Demoniaca, no había mucho que ver en la habitación en primer lugar.

Asi que después de eso, ella miró el techo sobre el kotatsu, tranquilamente esperó que Ashiya y los demás se sentaran.

— Rika-dono, gracias por la ayuda de antes.

Luego de cambiarse a un nuevo kimono, Suzuno también llegó a la Fortaleza Demoniaca, y le agradeció a Rika la sugerencia que ella les había cuando fueron a comprar el televisor.

— Pero en realidad fuiste capaz de encontrar este apartamento. Ashiya, sentándose en el tatami, remarcó.

— Ah… porque cuando fuimos a comprar los televisores, intercambié números de teléfonos y direcciones de correo con Suzuno…

— ¿Conmigo?

Suzuno, quien fue nombrada, se apuntó ella misma sorprendida.

— Suzuno, además del nombre, número de teléfono, y dirección de correo, incluso llenaste muchas cosas en la información personal de tu teléfono celular, ¿no? Aunque el modelo es distinto, normalmente cuando intercambiamos información con otras personas usando infrarrojo, esa información incluso es enviada a la otra parte, ¿sabías?




— Ah, ya veo.

Suzuno respondió al comprenderlo.

Cuando ella intercambió números con Rika, Suzuno recordó que ella usó la comunicación infrarroja para enviarle la información personal a Rika.

— No escribí nada que no pueda ser visto por otros de todas formas, si es de ayuda para ti, eso es lo mejor, Rika-dono.

Suzuno sonrió de forma optimista y dijo…

— Si, aunque escribiste ‘Inquisidora de algo’ en tu campo ocupacional, así que realmente eso no lo entendí.

Pero esa sonrisa se congeló luego que Rika dijera eso.

—…Jaja… ¿así que realmente escribí cosas como esas?

— Si.

Incluso si Rika no parecía particularmente estar sospechando, y no planeaba continuar hablando de dicho tema, Suzuno aun desvió rígidamente su mirada y descubrió que Urushihara se estaba riendo de su error a través de su mirada.

— Uuu~~

En lo que Suzuno inclinó su cabeza y maldijo su propio descuido, Rika habló con urgencia:

— Es verdad, aunque me disculpo por venir a visitarlos de repente sin haberlos contactado, realmente no sé qué hacer…

La normalmente alegre Rika, mostró una expresión sombría cuando dijo eso.

Viendo esa expresión, Ashiya eventualmente supuso lo que Rika estaba a punto de decir:

— Ashiya-san, Suzuno-san, ¿ustedes… han escuchado algo de Emi?

La predicción de Ashiya fue exacta.

Aunque Emi había dicho que ella se iría porque tenía cosas que hacer en Ente Isla, ella debió haber tomado solo una semana a partir del día en que se iba.

Aun así, Emi ya había estado ausente por dos semanas enteras, y sin razón alguna.

— Ella no responde mis llamadas o mensajes, y aunque me hice la idea de ir a su casa, no la encontré, en cuanto al trabajo… ella ha estado ausente sin trabajar por un tiempo.

— Entonces Yusa tien… ¿aún está todo bien por su astuto trabajo?

Incluso Ashiya, que solo la conocía por un corto periodo de tiempo, pudo decir que Rika se estaba forzando para mantenerse energética, por lo que luego de dudarlo por un momento, él le hizo esa pregunta de la forma más discreta posible.




— Hasta ahora está bien… después de todo, hasta ahora, olvidando la ausencia sin razón, ella no tiene records de retraso, y el gerente tiene buena reacción sobre su actitud y habilidad laboral, así que además de enojarse, el director y el gerente, los superiores, están más preocupados por su situación actual.

— Ya veo…

— Pero, ¿Emi no está viviendo sola, y sus padres son extranjeros también?

— S-sí…

Sin saber qué tipo de contexto Emi le había provisto a otras personas, Ashiya que estaba preguntando por una aprobación, momentáneamente se tornó nervioso.

— Además de sus colegas, Emi no parece tener muchos amigos, así que todos estaban preocupados por si ella estaba enferma o se había encontrado con un accidente serio, las personas podrían no saberlo…

— Uh…

Ashiya aprovechó la oportunidad al momento que Rika estaba mirando hacia abajo, para ver a Suzuno y Urushihara.

Por supuesto, perder comunicación hasta ese extremo, alguien podría terminar pensando esas malas situaciones. Luego de confirmar esa opinión optimista que no podría resolver la situación actual, Ashiya miró a Rika una vez más.

— Asi que, hablando de las amistades de Emi que conozco, solo están Maou-san y ustedes chicos… aunque sé que visitarlos de repente puede ocasionar problemas, realmente no podía quedarme sentada y no hacer nada.




Aunque Ashiya y Urushihara no eran el tipo de demonios que no podían leer la atmosfera en ese tiempo y corregir el hecho de ser ‘amigos’, las personas presentes eran incapaces de comprender realmente las expectativas de Rika.

— Lo siento… las cosas que sabemos son las mismas que tu, Suzuki-san. Rika no parecía especialmente deprimida.

Ella debió estar mentalmente preparada para esto. No, quizá ella no poseía muchas expectativas desde el comienzo.

— ¿Ustedes conocen las razones por la que Yusa se fue?

— Hm, parece que sobre cosas de su hogar… pero parecía que ella no quería hablar sobre ello, así que incluso yo no quise preguntarle, ni siquiera sé adónde fue…

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios