Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 8

Capítulo 1: La Héroe Temporalmente Dice Adiós

Parte 5

 

 

Maou, Chiho y Suzuno, luego de ver la escena de Alas=Ramus inclinarse sobre el hombro de Emi y saludar con todas sus fuerzas, ellos inconscientemente se calmaron.

— Ugh, pero el centro realmente vende copias de papel, ¿sabías?

— ¿A quién le importa lo que…? Está bien, de todas maneras apúrate y llevemos rápido a Chiho-dono a su casa. Chiho-dono, es tu turno, ¿bien?

— Ah, s-sí. No hay problema… pero…

— ¿Hm?

Con el sonido del tren moviéndose que comenzaba a escucharse cerca de ellos, Chiho miró al tren que debería llevar a Alas=Ramus y a Emi, y dijo suavemente.

— Yusa-san, parece estar más alegre últimamente.




— ¿…por qué debes mirarme y decirme esto?

Maou, que sintió que la mirada de Chiho se cambiaba del tren hacia él, no pudo evitar encogerse un poco.

— ¿No sabes el motivo?

— No.

—….bien, bien, es mejor que hablemos mientras caminamos. Suzuno suspiró y le exigió a ambos que se movieran.

— Yusa-san definitivamente se ha vuelto más alegre, o debería decir que más energética…

— Ella normalmente es lo bastante ruidosa para empezar, ¿no?

— ¡No, Maou-san! No es así, debería ser más…incluso yo tampoco se la forma como debería decirlo.

— Ella se dijo así mismo antes…

Suzuno se volvió hacia la estación Sasazuka y dijo:

— Después de todo, comparando el manejo de la situación de manera pasiva y ataques activos, existe una diferencia en el estado mental.

— La sensación que recientemente le da a otros, no era tan indecisa como antes…

Incluso así, Maou incluso sintió que ese par de días, Emi ya había recuperado su escena como la primera vez cuando llegó a Japón, exhibiendo una pro-actividad donde hasta cierto límite, ella se detenía a considerar la situación a su alrededor.

— Pero, creo que definitivamente no es así.

— ¿Hm?

— Chi-chan, ¿A qué te refieres?

— Seriamente… ¿aún no lo saben? De alguna manera, esto está relacionado mayormente contigo – Maou-san – y contigo – Suzuno-san.

Chiho miró los rostros de Maou y Suzuno respectivamente, realmente sorprendida. Pero Maou y Suzuno solo pudieron mirarse mutuamente, sorprendidos.

Después de todo, además de vivir en el mismo departamento, Maou y Suzuno no tenían nada en común.

Además del hecho de que tenía algo que ver con Emi, y además de que ellos tres vivían en Japón, no parecían encontrar otras cosas en común…

— ¡Como estoy frustrada por no haber alcanzado ese nivel, aun no quiero decírselos!

— ¿Q-qué está pasando?

— ¿Quién sabe?

Las dos personas, que estaban considerando ser criticados por Chiho en algún sentido, fruncieron el ceño mientras miraban a la chica, que parecía más que feliz y se acercaron a ella.

— Chiho-dono, me rindo. ¿De qué va todo esto?

Cuando vieron la casa de Chiho, Suzuno tomó decisión propia para hablar, levantó ambas manos y le dijo a Chiho.

Chiho primero desvió su mirada, y respondió honestamente con una expresión más que insatisfecha en su rostro.

— ¡Aun no sé si Yusa-san en sí está consciente de si misma!

Luego de iniciar con su declaración, Chiho continuó y volvió su cuerpo para enfrentar a las dos personas.

— ‘La Héroe que vino a luchar con el Rey Demonio’ en realidad ha decidido regresar a su ciudad natal, ¿sabían? ¿No significa que eso que ahora confía plenamente en ustedes, Suzuno-san y Maou-san?

— ¡¡¡!!!

Maou y Suzuno tomaron una bocanada de aire al mismo tiempo.

— Creo que es porque Yusa-san cree que incluso sin su seguimiento, Maou-san definitivamente no haría nada malo en Japón, e incluso si algo sucediese, Suzuno- san sin dudarlo pensaría en alguna forma para resolverlo, lo cual es el motivo por el que ella dijo que quería regresar a su ciudad natal, ¿sí? Uh… aunque el tipo de confianza podría ser un poco distinto…

Las palabras de Chiho hicieron que las dos personas que escuchaban quedaran aturdidos.

— Hasta que esté bien. ¡Gracias por acompañarme a casa! ¡Suzuno-san, cuento contigo para acompañar a Yusa-san hasta que parta!

Luego que Chiho sonrió y se despidió, ella se volvió y entró en su casa.

Tras estar de pie con desanimo en el sitio y mirarse el uno al otro, Maou y Suzuno se encogieron de hombros de una forma incomoda y desviaron sus miradas lejos cada uno.

— Como un Rey Demonio, esto realmente es algo de lo que sentirse arrepentido.

—….Bueno vamos a tratarlo así… es hora de volver, si regresamos tarde por nuestra conversación, Alsiel va a empezar a sermonear.

Luego de eso, Maou y Suzuno caminaron a través del área residencial nocturna para ir a su casa si pronunciar palabra alguna, y dividieron caminos en el pasillo compartido del apartamento sin decir nada.

— ¡Bienvenido de nuevo, Maō-sama! ¡Oh cielos, una vez más pienso que Emilia no está cerca desde el principio, me siento mejor! ¡¿Por qué no vamos a la tienda yakiniku para celebrar?!

Una vez Maou llegó a casa, descubrió a un Ashiya emocionado dando una extraña sugerencia para comer fuera de casa.

Durante el tiempo que la Héroe se iba, un General Demonio en realidad quería comer yakiniku, se sentía que eso había alcanzado una etapa que estaba más allá de la ayuda.

— ¿Maō-sama?

— Ah, Maou, te envié un mensaje para que me hicieras el favor de comprar pudin en la tienda de conveniencia cuando regresaras, ¿lo viste?

—….Ugh, no lo noté.

Maou sacó su teléfono móvil del bolsillo, y descubrió que había recibido un mensaje hace más de diez minutos.




— ¡Eh~ es raro para Ashiya acordar algo! Urushihara protestó tristemente.

— Seriamente.

— ¿Maō-sama?

— ¿Maou? ¿Qué pasa?

Ashiya y Urushihara miraron hacia su Maestro en el porche en confusión, pero Maou, que levantó la mirada por un momento, tenía una rara expresión de ira en su rostro.

— ¡Cuando la Héroe no esté cerca, en realidad solo piensan en yakiniku y pudin, ya que ustedes son así, es la razón por la que Emi pone su confianza en nosotros!

¡Muestren algo de conciencia y orgullo de un General Demooniooooooooooo!

Los gritos de ira de Maou y los gritos caóticos de Ashiya y Urushihara fueron escuchados en la habitación junto a ellos, Suzuno cubrió sus ojos con un rostro pétreo y espero que la conmoción provocada por el perturbado Maou se calmara.

— El Rey Demonio no tiene el derecho de estar regañando a otros es primer lugar…

Como un superior que reprendía a sus subordinados del pudin y yakiniku, el Rey Demonio junto a la puerta parecía estar profundamente afectado por las cosas japonesas. Suzuno escuchó la conversación naturalmente humana que venía de la siguiente habitación mientras se sentía irritada y recordaba la pregunta y respuesta con Emi hace un par de días.

— Ya que los ángeles son humanos, entonces…

Luego el único en la siguiente habitación que estaba de mal humor, profundamente de confianza para la Héroe y la estudiante de secundaria, y que planeaba obtener una licencia de conducir siguiendo las leyes y reglamentos de tráfico, el Rey Demonio – los demonios, ¿Qué eran ellos?

Maou, y Ashiya, la apariencia de demonios similar a los humanos era incluso menor comparada con los ángeles.

A diferencia de los ángeles que usaban magia sagrada para hacer crecer sus alas, las apariencias de los demonios eran muy variadas, no solo tenían partes de cuerpo que los humanos no tenían tales como, cuernos, colas, alas e incluso unas grandes dimensiones de su cuerpo que desafiaban el sentido común, ellos incluso tenían apariencias como la del Ministro Demoniaco Kameo que apareció en Choshi, una especia de ave con apariencia humana.

Sin embargo, el Rey Demonio Satán, el General Demonio Alsiel y el Capitán Malebranches Farfarello, tenían apariencias con formas completamente humanas en frente de Suzuno y los demás.

— ¿No hay manera de investigar… el significado detrás del motivo por el que tienen esa apariencia?

Pensando en este punto, Suzuno, que planeaba tomar su teléfono, eventualmente sacudió su cabeza y relajó su mano.

No era como si no confiara en Emi, solo que con esta situación deprimente de Ente Isla, era difícil para Emi buscar pistas por si sola.

Si muchas cosas eran manejadas a la vez, sería fácil hacer que la debilidad sea mostrada, no solo provocaría efectos desconocidos, incluso podría involucrar a Japón y a Chiho.

Emi dijo que ella quería buscar rastros dejados por su madre.

Entonces esta vez, sería mejor centrarse solo en ese asunto, por ahora.

Ya que es un misterio que puede involucrar al mundo entero, no tendría sentido sentirse ansioso.




La prioridad justo ahora…

— ¡Ah~ que ruidoso! ¡Esto es acoso vecinal! ¡¿No podrían todos calmarse de una buena vez?!

Deber calmar la conmoción de la habitación de al lado que ella no podía seguir soportando.

Suzuno, mediante un regaño airado, detuvo al infeliz Maou y los asustados Ashiya y Urushihara.

Era extraño. Aunque Suzuno le prometió a Emi que se encargaría de algún asunto luego y vigilaría la Fortaleza Demoniaca…

— ¡No estés reprendiendo cosas sin sentido, termina tus estudios y duérmete! ¡Aun tienes que trabajar mañana, ¿no?!

Pero esta acción similar a una madre ayudando a su hijo a terminar una discusión, no debía estar incluido dentro de esto.

Suzuno ya había comenzado a preocuparse sobre cómo debería pasar todos estos días hasta que Emi regresara.

Luego de dejar a las tres personas calmadas, Suzuno que regresó a su habitación y cerró la puerta principal tras ella, suspiró profundamente.




— Pero incluso así… esto también es considerado una manera pacífica… Aunque eso no era lo correcto, tampoco se sentía mal.

Esta debía ser la frase que pudiese describir la situación de esas personas en su mayoría.

***

 

 

Lunes, el inicio de la semana.

Chiho rechazó la invitación de sus amigos y luego de terminar rápidamente su almuerzo, e ir hacia el antiguo edificio escolar al que los estudiantes y profesores normalmente no iban – cerca de lo que era conocido como ‘la habitación que no puede ser abierta’, miró con gran concentración cierta cosa en sus manos.

Era una pequeña piedra purpura, un simple anillo con un fragmento de ‘Yesod’ imbuido en él.

Como una estudiante de secundaria moralmente honrada, Chiho era por supuesto incapaz de llevar tal accesorio en la escuela.

Incluso si ella nunca había escuchado una explicación concreta, Chiho también sabía que un ‘portal’ es un hechizo especial, y una forma de moverse en distancias extremadamente largas.
Por supuesto con Emi, incluida Suzuno, Emeralda, Alberto, Urushihara, Ashiya y Maou, todos vinieron aquí a través de ese ‘portal’.

Chiho tuvo la sensación, de que cuando Emi y Alas=Ramus cruzaran el ‘portal’, quizá el fragmento de ‘Yesod’ podría reaccionar.




Chiho se mantuvo alerta por si alguien pasaba mientras miraba el anillo…




—….Ah.

El fragmento de repente mostró un brillo tenue, y emitió una luz fuerza como el flash de una cámara y regresó a ser una joya normal.

Mientras ella pasó por los entrenamientos de hechizos, Chiho pudo sentir incluso un enorme poder en el instante que el anillo emitía su luz, sin embargo incluso así, ella no sintió que su cuerpo hubiese experimentado algún cambio especial.




Justo en eso el teléfono que había colocado a su lado, recibió un mensaje.

— Emilia y Emeralda-dono se han ido de viaje juntas.

Este mensaje era un simple reporte de Suzuno, que las había visto partir.

Emi, la amiga importante de Chiho, se olvidaba de Japón, incluso ella no se encontraba en ningún rincón de esta tierra.

Para Chiho, que no vio a Emi pasar a través del ‘portal’ para teletransportarse con sus propios ojos, este hecho le daba una sensación extraña.

Eso era como que Emi (Emilia Justina) de repente se convertía en un tipo de existencia apática, provocando conflicto con ella.

Pero Emi había dicho que ella no haría nada peligroso, y que Emeralda estaba con ella también.

Ya que la otra parte era Emi, incluso sin la preocupación de Chiho, ella debería ser capaz de salir del peligro con facilidad.

Chiho, sosteniendo su móvil y cerrando sus ojos como si estuviese orando, marcó el número de Emi en su mente.




La mano de Chiho, el anillo y el teléfono, emitieron un débil brillo.

— Espero que el Ente Isla al que Yusa-san regresa sea capaz de ser un poco más pacífico.

¿Esta oración sería capaz de atravesar el ‘portal’ y ser transmitido a través del tiempo, espacio e incluso los mundos? Chiho, que aún era una hechicera inexperimentada, no lo sabía.

Sin embargo…

Dos semanas después, pasado el 12 de septiembre, Emi aun no regresaba.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios