Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 8

Capítulo 1: La Héroe Temporalmente Dice Adiós

Parte 2

 

 

Incluso si las discusiones nunca terminaban, las vidas del Rey Demonio y la Héroe en Japón podrían denominarse pacíficas, y fue hasta casi al final del verano, que una sombra obvia le hizo compañía.

Luego que Maou perdiera ante Emi, el clan Malebranches, con Barbariccia como su líder, construyó un nuevo Ejercito Demoniaco con el fin de conquistar Ente Isla.




Como una de las personas más poderosas de la Iglesia de Ente Isla, Olba Meyer llevó a Maou hasta el borde como uno de los compañeros de Emi, pero ahora, no solo se había convertido en un enemigo de Emi, él incluso planeaba enterrarla junto a Maou.

Con su información como base, uno de los capitanes de los Malebranches, Farfarello, vino a Japón con el fin de establecer a Maou y a Ashiya como líderes del nuevo Ejercito Demoniaco.

Aunque Emi y Suzuno estaban preocupadas porque Maou regresara al Ejercito Demoniaco, contra sus expectativas, Maou y Ashiya no aceptaron la propuesta de Farfarello.

Con esto, lógicamente Farfarello debió ser devuelto hacia el Mundo Demoniaco, al igual que Ciriatto quien atacó Choshi antes, o permitírsele ser asesinado por Emi antes de que provocara daños a Japón.

Pero otro jovencito acompañaba a Farfarello hasta Japón, haciendo que la situación se tornara más complicada.




De acuerdo a los textos sagrados de Ente Isla, el mundo fue construido sobre los orbes creados por el Árbol de la Vida, y ese pequeño llamado Iron, era la existencia nacida de uno de los Sephira, ‘Geburah’.

Iron y la personificación del Sephira ‘Yesod’, la pequeña Alas=Ramus, quien ahora se encontraba fusionada con la espada sagrada de Emi, eran el mismo tipo de existencia, y el poder que este ocultaba dependía de la situación, y era incluso suficiente para derrotar a la Héroe, al Rey Demonio y al Arcángel.

En cuanto al motivo por el que él estaba siendo comandado por un capitán Malebranches, todavía seguía siendo un misterio.

No sería un problema si estuviese solo el capitán Malebranches, pero si ellos no se encargaban cuidadosamente del chico nacido del Sephira, no solo el Malebranche, sino que incluso ellos perturbarían el Cielo y atraerían enemigos innecesarios.

Sin embargo, desafortunadamente, esas dos personas que no pudieron ser perturbadas tan fácilmente ahora comprendían que Chiho era en realidad una persona importante para Maou y Emi.

Si eso seguía así, sería difícil garantizar que el lado de los Malebranches, quienes no habían obtenido la compañía de Ashiya y Maou, no capturara a Chiho para convertirla en un rehén.

Emi y Suzuno, debido al fuerte deseo de la propia Chiho, con el fin de que ésta pudiese comunicarse con Emi o Maou en caso de peligro, le enseñaron el hechizo de telepatía, ‘Transmisión Mental’.

En parte, como Maou y los demás obtuvieron la ayuda de Sariel usando un simple cebo, Chiho finalmente aprendió los hechizos con éxito. Sin embargo, Maou juzgó que solo garantizar la seguridad inmediata de Chiho no sería suficiente para resolver la situación.

Por eso, él intencionalmente pidió prestado el poder de Emi y Suzuno, y recuperó su forma de ‘Rey Demonio Satán’ delante de Farfarello. A través de la denominación de Chiho, Emi y Suzuno, esas tres personas como los Nuevos Generales Demonios, él anunció que ellos jugarían roles importantes en la conquista del mundo, y finalmente de una manera pacífica, Maou fue capaz de persuadir con éxito a Farfarello y a Iron para que regresaran.

Pero Emi y Suzuno, oficialmente vistas como ‘Generales Demonio’ por el lado de los Malebranches, estuvieron enojadas seriamente por esto. Incluso si garantizaba que los Malebranches no hirieran a Chiho en pocas palabras, la situación en Ente Isla podría incluso cambiar lentamente con el tiempo, y en ese momento el significado representado por el nombre de ‘La General Demonio reconocida por el Rey Demonio Satán, Sasaki Chiho’ podría volverse aún más fuerte, pero basado en los resultados, esto significaba que la situación que giraba en torno a Maou y Emi aún no había sido resuelta.

Las fuerzas Malebranches que deseaban que Maou regresara al Ejercito Demoniaco, un nuevo chico del Sephira y un secreto del Cielo.

Incluso si ellos sintieron que ese mundo exterior estaba ahora envuelto en una atmosfera tensa, hoy, para el Rey Demonio y el grupo que vivía en Japón, significaba trabajo para las tres comidas de mañana.

Esto es algo que pasó cuando la situación del mundo comenzó a volverse blanco ardiente aunque el verano ya había terminado, es decir en septiembre.

***

 

 

Incluso si el tiempo del ocaso se hizo mas temprano, el cielo después de las 7 de la noche era un poco brillante, y el calor que se sentía en la via de la línea Keio en la estación Sasazuka no se había disipado.

Emi cargaba a Alas=Ramus, quien se durmió rápido después de comer, caminando de lado a lado con Suzuno mientras que Chiho y Maou las seguían.

Cuando fue el día para Emi y Alas=Ramus estar a la cabeza de la Fortaleza Demoniaca, Chiho activamente cenó junto a Maou y los demás.

Chiho ya lo había declarado una vez frente a todos:

— Si no me encuentro cerca, Maou-san y Yusa-san definitivamente terminarán luchando.

Debido al incidente con Farfarello, Chiho se había vuelo más proactiva en querer mantener buenas relaciones entre Maou y los demás, hasta tal punto que Maou y Emi se sentía un poco abrumados.

Aunque en sí Chiho era ignorante, esas tres personas por accidente escucharon los sentimientos que Chiho les ocultaba, y por eso era difícil resistirse a esa determinación honesta.

Incluso si ellos dejaban ese problema a un lado, no solo las visitas de Chiho harían que los platos en la hora de la cena de la Fortaleza Demoniaca se harían más extravagantes, sino que incluso haría que Alas=Ramus se sintiera más feliz, lo que sería beneficioso, por lo que correspondientemente, sobre la hora, Maou y Suzuno naturalmente acompañaban a Chiho de vuelta a casa.

— Asi que Emilia, ¿a que te refieres con regresar a tu antiguo hogar? Suzuno preguntó de camino a casa.

Y una vez que trajo de vuelta el tema que vagamente había terminado en la hora de la cena…

— ¡Cierto, cierto! ¡Asi como ella lo dijo, Yusa-san! ¿Qué está pasando?

Chiho, que originalmente estaba hablando del trabajo con Maou, inmediatamente entró en el la conversación desde la parte posterior.

— Oh…




Las damas caminaron en línea horizontal en lo que era definitivamente era un callejón delgado en un área residencial, y Maou, un paso detrás e incapaz de unirse a la conversación, solo pudo seguir detrás de las tres personas en una forma decepcionada.

Ante las miradas de Chiho y Suzuno, llenas de curiosidad y sospechas, Emi suspiró ligeramente y dijo:

— Ya estoy cansada de esperar.

— ¿Qué quieres decir?




—…..Desde que me reuní con el Rey Demonio en Japón, comencé a ser arrastrada a problemas extraños, y aunque los obstáculos fueron superados exitosamente cada vez, al final de todo, ¿Cuál era mi propósito original?

— ¿Tu…propósito?

Luego de ver que Chiho realmente estaba confundida, Emi respondió depresivamente:

— Chiho-chan, aun soy la Héroe que carga con la esperanza de los humanos. Por lo que originalmente vine a Japón para…

— Curry……uu.

— Puh……. O siento.

La conversación soñolienta de la profundamente dormida Alas=Ramus, la cual sonó como si intencionalmente estuviese programada, hizo que Maou riera, pero cuando notó la mirada perforante de Emi al volverse, con un raro movimiento, él se disculpó honestamente.

—….derrotar al Rey Demonio que planeaba conquistar Ente Isla… eso era lo que se suponía.

Mientras hablaba, Emi apuntó a Maou, quien irguió su espalda debido a su mirada.

— Aunque puedo entenderlo, comparado con eso, ¿Qué tiene esto que ver con que quieras volver a tu antiguo hogar?

Suzuno continuó provocando a Emi a explicar, pero viendo al Rey Demonio como ‘eso’, ignoraba lo que parecía no estar correcto también.

— Correcto.

Como Maou no reaccionó, Emi, quien había perdido interés, se volvió nuevamente hacia el frente y dijo mientras miraba hacia la pequeña que dormía alegremente en sus brazos.

— Aunque la existencia de Alas=Ramus ha influenciado algo, durante el periodo en el que fui incapaz de encargarme del Rey Demonio, esos ángeles, demonios y lo que no lo eran, ¿no dejaron de venir a causar problemas?

— Si, tienes razón.

— ¿No es más preciso decir que además de nosotros tres, no hay otros humanos…?

Chiho naturalmente hizo una pregunta que fue ignorada en el acto.

— De todas maneras, esos extranjeros que obviamente no tenían relación con nosotros antes de venir a Japón, simplemente están actuando descuidadamente, y no puedo soportarlo más.

Con el fin de hacer que no nos causen más problemas, creo que sería mejor regresar un tiempo a Ente Isla.

— ¿Asi que quieres regresar y encargarte de todas esas malas personas?

Incluso si la explicación de Emi era muy simple, los pensamientos de Chiho fueron muy directos también.

— ¿Cómo lo pondría…? Se siente como que no mucho tiempo después que Bell viniese, un poco de personas que apuntaban a les Espada Sagrada de repente aparecieran, ¿cierto?

— Bueno, Sariel-sama fue muy persistente con respecto a tu Espada Sagrada desde un principio.




— Pero basándose en los resultados, ¿no es porque la Espada Sagrada tiene algo que ver con Alas=Ramus?

El propósito de los Arcángeles Sariel y Gabriel exteriormente era obtener la Espada Sagrada de Emi.

Fue solo hasta que Alas=Ramus apareció, y que revelaran que la ‘Espada Sagrada, Better Half’ era un arma con el fragmento del Sephira en su núcleo, hizo que Maou y los demás conocieran que el verdadero propósito del Cielo era recolectar dicho fragmento de la ‘Espada Sagrada, Better Half’ y a Alas=Ramus.

— Estaría bien si solo fuese el Cielo, pero el demonio Ciriatto que apareció en Choshi incluso estableció su vista en el fragmento del ‘Yesod’. No solo eso, el ejercito de Malebranches ocultos en el Continente Oriental, incluso parecen tener un fragmento del ‘Yesod’, y además, Iron quien apareció antes estaba también a un lado de un demonio aunque terminó siendo un niño nacido del Sephira.

— La explicación más simple es que hay en realidad una conexión entre los demonios y el Cielo…

Aunque la explicación de Suzuno debería poseer una manera más simple de interpretarlo…

— ¿P-por qué todas me miran de repente?

Las tres personas que caminaban al frente de repente se volvieron al mismo tiempo, provocándole un shock a Maou que originalmente estaba tan aburrido que comenzaba a desesperarse.




— Pero si es así, entonces la razón por la que él está aquí aún no se ha explicado,¿cierto?

— Es cierto. Básicamente, el Rey Demonio ni siquiera sabe que el fragmento de ‘Yesod’ que poseía se había convertido en Alas=Ramus, y el ejército de Malebranches solo comenzó a moverse luego que el Rey Demonio muriese, sin importar como lo pienses, el Cielo no tiene razones para ayudarlos.

— ¡No sé de lo que están hablando, pero casualmente no lo vean como una persona muerta! ¡Hoy día también lo vivo bien!

El reporte de Maou sobre la supervivencia del Rey Demonio fue ignorado por completo.

— Eso es lo que también estaba pensando. Aunque no tenemos idea sobre Iron… sobre el ‘Geburah’ ya que tenemos muy pocas evidencias, ya tenemos un número de pruebas del ‘Yesod’ con nosotros. Pensándolo con cuidado, ¿por qué Sariel y Gabriel querían reunir los ‘fragmentos’ del Yesod?

— ¿Eh?

Chiho, que no podía entender el significado detrás de la pregunta, quedó confundida.

— ¡….Déjame recordarlo, casi hemos llegado a la estación!

La voz de Maou se escuchó desde atrás, pero fue ignorada por las tres personas.

— Pensándolo cuidadosamente, ¿por qué es solo con los ‘fragmentos’ del ‘Yesod’? La respuesta es simple. Pues ya que ellos ahora se encuentran reuniendo los fragmentos, significa que ‘la personas que rompió el Sephira en pedazos y los distribuyó’ si existe.

— Seriamente causándole problemas a otros.

Maou, que descubrió que nadie lo escuchaba, luego de concordar con Emi, tomó una lata vacía que había sido lanzada al suelo, pensó tirarla en el cajón de reciclaje de latas vacías a un lado de la maquina dispensadora, pero como la caja estaba llena, solo pudo colocarla cuidadosamente encima de la misma y regresó al camino.

— Ah… ya veo.

— ¿Eh?

Suzuno asintió comprendiendo todo un paso antes que las demás.

Viendo que Chiho aun parecía no captarlo, Emi usó su otra mano la cual no cargaba a Alas=Ramus para la mano de Chiho y hacer que notara uno de sus dedos.

— ¡Ah….!

Un anillo con una pequeña joya purpura imbuida en él estaba colocado en ese dedo.

— Aunque no se sabe si en realidad fue ‘rota’, al menos se puede confirmar que alguien está ‘distribuyendo’ los fragmentos. Después de todo, tenemos un ejemplo solido de ello frente a nosotros.

El anillo en la mano de Chiho tenía el mismo fragmento de ‘Yesod’ que el que había en la empuñadura de la Espada Sagrada de Emi y en la frente de Alas=Ramus. En la conmoción en la que Chiho tuvo la oportunidad de obtener el anillo, además de este, Chiho incluso obtuvo una porción de recuerdos.

Eran unos recuerdos de un mundo muy lejano que Chiho no conocía y al mismo tiempo, era la memoria de hace mucho tiempo.

Cierto joven demonio herido, y un hombre de pie en un campo de trigo.

— ¿La madre…de Yusa-san?

— Correcto.




Emi asintió con una mirada irritante en su rostro y soltó la mano de Chiho.

— De todas maneras, mientras siga los rastros de mi madre dejados en Ente Isla desde antes de yo nacer o durante mi infancia cuando no sabía nada, quizá pueda descubrir algo. Incluso así, en realidad no tengo bases, solo tengo la sensación que sería bueno si puedo ser capaz de encontrar pistas.

Lo que a Emi le provocaba más pesar, era que incluso por un corto tiempo, cuando sus antiguos compañeros de viaje Emeralda y Alberto vinieron a Japón para ayudarla cuando fue interceptada por Urushihara y Olba, ella debió haber regresado a Ente Isla con ellos por un tiempo.

Laila la madre de Emi, parecía haber estado en el lugar de Emeralda por un tiempo.




Pero en ese momento, Emi no tenía camaradas en los que pudiese confiar en Japón, y Maou no era el tipo de existencia donde ella podría desviar su atención. Incluso si Maou no hacia cosas malas, si el aprovechaba la oportunidad para mudarse cuando la Héroe regresaba a Ente Isla, Emi tendría que buscarlos nuevamente desde el principio.

Para Emi, quien vivía sola en la sociedad japonesa por aproximadamente un año, ella en realidad no deseaba perder al Rey Demonio que había encontrado tras mucha dificultad.

Sin embargo, ella incluso era incapaz de pedirle a Emeralda o Alberto que la ayudaran a vigilar a Maou.

Después de todo, a diferencia de Emi, quien venía de una familia granjera de una aldea normal, luego que la humanidad recuperara la paz, Emeralda y Alberto tuvieron grandes responsabilidades.

Honestamente, el estatus de esas dos personas era originalmente diferente de Emi.

Luego que el Ejercito Demoniaco retrocediera, la estructura de poder de la Iglesia de Ente Isla y los reinos regresaron a su estado original, y naturalmente no había manera de que grandes talentos se quedaran en un mundo extranjero.

Además, la habilidad de Emi cuando se enseriaba, cuando derrotó al Ejercito Demoniaco en Ente Isla, su nivel general de batalla ya había crecido hasta tal punto donde Emeralda, Alberto e incluso Olba necesitaban trabajar juntos con el fin de eventualmente intentar estar a la par con ella.




Desde que ella intentó asesinar a Urushihara durante la batalla en lo alto de la capital, la única persona en Japón que podía competir con tres demonios al mismo tiempo y ganar, era la Héroe Emilia.

Si solo la importancia de Chiho ante los ojos de Maou y los demás, fuese incrementado antes.

O si Suzuno hubiese llegado antes.

Cuando Emi estaba planeando regresar a su hogar en la aldea, tales pensamientos si sentido hubiesen atravesado antes su cabeza.

Pero la verdadera relación entre Chiho y Maou y compañía solo fue construida en un intervalo dentro de este medio año, y básicamente, si los despreciables actos de Urushihara y Olba no hubiesen ocurrido, Suzuno no hubiese venido.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios