Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 7

Capítulo 4: ¡Trabajo! ¡Chica De Preparatoria! Unos Días Atrás

Parte 11

 

 

Sin embargo, ella no sabía por qué su humor había empeorado. Pero, pensando en ello, normalmente, esto no es imposible.

Pero, si Maou-san tenía un amante, no tenía nada que ver con ella en absoluto…

— ¡Mal, mal, mal, mal! ¡Definitivamente, no es así!

— ¡Chiho! ¿Por qué estas siendo tan ruidosa?

La voz de su madre desde abajo hizo Chiho recuperase sus sentidos, su cara sonrojada.

Así es, ella debe intentar preguntar a su madre de una manera indirecta. Después de todo, la dificultad de llamar repente es demasiado alto, y Chiho no quería que la otra parte para pensar que ella era una persona descuidada llamando y preguntando cosas sin importancia.

— No quiero… que piensen de mí de esta manera.




Después de poner el calendario de cambios hacia atrás en el notebook, Chiho apagó la luz en su habitación y bajó las escaleras para hablar de sus problemas con su madre.




Pero después que su habitación se oscureciera, el compañero imaginario del lado de Maou mantuvo ocupando un rincón de su mente.

Debe ser una persona que está trabajando duro para apoyarlo de modo que Maou pudiese concentrarse plenamente en el trabajo.

O inesperadamente, ¿Maou en realidad estaba plagado de una determinada persona a la que le gusta gastar dinero y es perezosa?

¿O era una persona diferente de la impresión usual que Maou les daba a los demás, una chica que usaba diariamente un kimono tradicional?

¿O es una persona que en realidad encaja con el trabajador Maou, una chica asalariada con una ocupación apropiada…?

— ¡E-esto no tiene nada que ver conmigo! ¡No importa, no importa!

Chiho sacudió la cabeza con fuerza, tratando de sacudirse esta imaginación extraña detallada de su mente.

— ¿Qué no importa?

Inesperadamente, las palabras que se dijeron cuando pensó para sí misma se oyeron claramente por su madre en la planta baja.

— Eh, no es nada. Por otra parte, hay algo que quiero preguntarte…

Chiho cambió el tema y se dirigió hacia la sala de estar para consultar con su madre sobre lo que realmente quería hablar.

— En realidad no importa, pero ¿no estabas preocupada por el asesoramiento de camino futuro? ¿Qué pasó con ese tema?

La madre de Chiho preguntó a su hija, quien estaba planeando sentarse en el sofá de la sala.

— ¡…ah!

Esta última dejó escapar un sonido sordo.

Chiho lo olvidó por completo, el próximo lunes se cerraba el plazo de entrega de la encuesta.

***

 




 

Tras preocuparse toda la noche, al final, Chiho solo llenó su nombre y la clase en la encuesta de caminos futuros.

Pero ella, quien fue a trabajar con esos problemas, tenía una pregunta más urgente ahora: la de si Yoshiya iria siempre a la tienda.

Después del mensaje de anoche…

— Lo vigilaré apropiadamente y no lo dejaré hacer cosas estúpidas.

Kaori envió otro mensaje, pero incluso si ignoraba eso, que sus amigos de escuela la visitaran en el trabajo la harían sentirse avergonzada.

Fue solo hasta que sus amigos dijeron que querían ir que Chiho finalmente comprendió la razón por la que Kaori le contó sobre el trabajo luego de renunciar.

Esto no era debido a ningún principio. Solo era porque tenía que recibir a sus amigos en diferentes puntos de vista, haciéndola sentir ansiosa e incómoda.

Aunque Chiho trató de discutir el asunto con su madre la noche anterior acerca de cómo manejar el hecho de la visita de sus amigos en el trabajo…




— Siempre y cuando no perturbe tu trabajo, deberías ser capaces de conversar un poco con ellos, ¿no?

Lo obtuvo esa respuesta irrelevante.

— Y tienes que ser cuidadosa de que la gerente o los superiores te vean. Y esa advertencia.

Aunque Chiho no sabía la razón, ya que Kisaki reconocía cierto aspecto de Chiho, ella definitivamente no quería que sus estadísticas disminuyeran solo por su descuido.

Como resultado…

— E-eh, mis amigos podrían venir a la tienda hoy…

Estaba en una situación donde no podía tomar su propia decisión cuando estaba insegura de algo, y lo discutió con Maou.

— ¿Amigos? ¿De la escuela?

— S-sí. Bueno, cuando mis amigos vengan…

Mientras hablaba, Chiho sintió que esa pregunta era realmente estúpida.

Al mismo tiempo que Chiho preguntó, pensaba que, de acuerdo a la situación hasta ahora, siempre y cuando pudiese leer la atmosfera y actuase de forma acorde, no tendría problemas.

Como si afirmase los pensamientos internos de Chiho, Maou sonrió afectivamente, asintió y dijo:

— En realidad no tienes que ser tan reservada. Siempre y cuando no se trate de una situación donde se esté muy ocupado o causando un gran alboroto, incluso si vas al rincón y conversas un rato, no habrá problema. Eso es lo que querías preguntar, ¿no?

— Ah, s-sí.

Hoy, por razones desconocidas, Chiho no podía mirar directamente a Maou a la cara, y tartamudeó al responder.

— Que haya personas conocidas que te vean en tu puesto de trabajo siempre te hará sentirte incomoda. Aun así, si tratas a la otra persona con respecto, como si de otro cliente se tratase, se sentiría algo irritante.

Maou sonrió torcidamente como si recordara algo. Al ver eso, Chiho también sintió un alivio.

Entonces, todos pensaban lo mismo, después de todo.

— Ahora bien, nunca había pensado que debía usar el habla formal para atender a mi propio oficial. Por eso, después de eso, todo se puso algo extraño entre nosotros por un tiempo.




Ya que incluso Maou, quien ella creía que no sería intimidado sin importar lo que pasase, también pensaba así, entonces lo que ella sentía algo que no se podía evitar.

Pensando en eso, Chiho de repente tuvo una extraña sensación.

Si lo que decía Maou era un término que Chiho nunca había escuchado antes de mezclarlo.

¿Oficial? ¿Eso significaba el nombre de alguien?

Maou, quien no detectó la pequeña confusión de Chiho, asintió y dijo:

— Con respecto a esta parte, solo puedes leer la atmosfera y reaccionar de acuerdo a ella.

— Ah, e-entiendo. Gracias, y lo siento por hacer estas preguntas sin importancia.

Ya que Chiho solo pensó que era extraño, y como también Maou la miraba directamente, ella se sintió muy extraña, por lo que bajó su cabeza y agradeció; la extraña sensación de antes desapareció fácilmente hasta que no quedaron rastros.

— Bien, bien. Al principio, así fuese de sí las botellas PET dejadas por los clientes se podían desechar, tuve que preguntarle a los demás. En lugar de eso, tu, quien está más preocupada en cómo tratar a tus amigos es más confiable cuando se trata de calmar la mente.

— ¡K-kya!

— ¿Eh?

— ¡Ah, s-sí! ¡Gracias por el cumplido!

— ¿O-oh? Parece que estas enérgica hoy, Chi-chan.

Chiho comenzó a tartamudear nuevamente, y quedó en shock porque Maou la llamó “Chi-chan”, con el fin de ocultar su vergüenza, hasta su tono de voz se incrementó.

Aunque dudaba un poco al haberla llamado así el dedica de ayer, hoy fue capaz de decirle ese “apodo” sucesivamente.

Aunque ella no quedó particularmente asombrada cuando los demás superiores la llamaban así, cuando se trataba de Maou era algo que no podía evitar.

— ¿No sabes más o menos a qué hora vendrán?

— ¿Eh? ¿Q-qué quieres decir?

— Tus amigos…

— Ah… ah, eso, no, aun no lo sé. Básicamente, ni siquiera sé si vendrán o no…

— Ya veo. Entonces es realmente difícil calmarse. Cuando la persona que conozco quiso venir aquí por primera vez, estuve extremadamente nervioso, y sin

razón alguna. Pero es fácil cometer errores en ese estado, tienes que prestar más atención, ¿bien?

Aunque al razón de la “ansiedad” de Chiho no era por sus amigos de escuela, una vez que pensó en otra razón…

— E-eh. Iré a verificar el “número 10” a las 3 en punto.

— O-oh, te lo encargo.

Chiho, quien estaba muy avergonzada, se forzó a cambiar el tema, desvió su mirada de Maou y caminó hacia el lavabo.

—…parece que no está muy bien en el trato de esos amigos. Maou miró la espalda de Chiho y dijo eso con confusión.

El “número 10” se refería al lavabo, era uno de los códigos secretos dentro de la tienda, para que así, los clientes que comiesen en el local no estuviesen pendientes del baño.

MgRonald tenía que verificar las líneas de limpieza del baño cada hora.

Chiho, quien fue al baño, luego de realizar los chequeos basados en las instrucciones dadas, escribió su “nombre” en la lista de inspección junto al lavamanos.

— ¡…wah!

Sobre el espacio de 3 en punto donde Chiho firmó… dentro del espacio de las 2 en punto, en una caligrafía masculina estaba escrita la palabra MAOU en grande.

— Maou, Chiho… ¿ah? ¡E-escribí mal! ¡N-no, no se considera mal! Chiho solo escribió su nombre en el centro del espacio.

Rápidamente canceló las palabras escritas encima y reescribió la palabra “Sasaki” en el espacio restante.

—…uu, se siente más vergonzoso así.

¿Por qué le preocupaba tanto Maou?

Aunque no sabía la razón, una vez que pensaba en él, ella perdía la calma.

Si esto seguía así, Chiho se preocuparía más y más sobre lo que debería hacer cuando Yoshiya y Kaori fueran.

Aunque no estaba particularmente cansada, Chiho, quien salió del lavabo apáticamente…

— ¡Ah, es Sasaki!

— ¡Uwaaah!

Inmediatamente se encontró con Yoshiya en su ropa casual, haciéndola gritar y saltar.

— Oh, Sasa.

Kaori apareció detrás de Yoshiya, y ambos estaban con las manos vacías.

— Como no estabas en el mostrador, pensamos qué deberíamos hacer si estabas en un lugar donde no te podíamos ver.

— ¡Y-ya veo, ah! ¡E-eh, eso…!

Chiho, quien no estaba mentalmente preparada, usó sus ojos para pedirle ayuda a Maou, quien estaba en el mostrador, sin importarle su reputación.

Maou, quien pareció notarlo por el grito de hace rato, tras mirar a Chiho y compañía, asintió y movió un poco su barbilla.

Honestamente, Chiho no sabía lo que ese código significaba.

Ella no estaba sincronizada con Maou como para poder comunicarse simplemente mediante contacto visual.

Por eso, Chiho, quien pensó que Maou sería capaz de manejar esa situación, enderezó su postura tanto como pudo, hizo una reverencia, y dijo:

— ¡Bienvenidos! ¡Si ya han decidido qué ordenar, por favor, vayan al mostrador!

— ¿…oooh?

— Oh, nada mal.

Chiho, quien no pudo evitar mirar al mostrador, descubrió que Maou ni asentía ni sacudía su cabeza, solo sonreía.

¿Estaba bien solo manejarlo así?

No, Chiho primero los llevó a ambos al mostrador manejado por Maou y ella. Luego…

— Bienvenidos, gracias por la ayuda de aquella vez.

— ¡Ah…! ¿Eres el empleado de aquella vez? Maou saludó a Kaori.

— ¿Aun me recuerdas?

— Cuando escuché que los amigos de Sasaki-san venían, tuve una vaga idea de que serías tú. Lamento haberles causado problemas antes.

— ¿Eh? ¿Qué? ¿Pasó algo antes?

Yoshiya, quien no sabía que la encuesta de Chiho había sido empapada por gaseosa, quedó en shock tras ver la interacción entre sus amigas y el empleado de MgRonald.

— Está bien, Sasaki-san.

— ¿S-sí?

— Ya que es una extraña oportunidad de que tus amigos vengan como clientes,¿por qué no tratas de recibir la orden y organizarla?

— ¿Eh? ¿Yo?

Chiho respondió con sorpresa.

Preparar la orden significaba que, luego de tornarla, colocar la comida en la bandeja para llevársela al cliente; justo ahora Chiho solo tenía permitido ayudar a los clientes a tomar sus órdenes y atender la caja registradora.

Dependiendo del número de personas en el turno, además de las horas pico, en principio, los empleados en el área de mostrador están a cargo de manejar las bebidas y comida que llegan con la orden.

Esto era diferente de limitarse a tomar pedidos y manejo de efectivo, una persona tendría que preparar la bebida, patatas fritas… o ensaladas y postres en función de la situación dentro de un tiempo limitado y pasarlo al cliente.

A pesar de que Chiho ya había aprendido el proceso de montaje de la orden una vez, ¿sería capaz de terminarla sin problemas?

En la ventanilla cuando Chiho estaba en problemas, Maou salía del contador por razones desconocidas y hablaba con Kaori.

Entonces Kaori sacó un determinado objeto de su bolso.

— Este es el recibo de antes, ese empleado dijo que puedo usar esto para cambiar por los mismos artículos.

— ¿Eh?

Esa fue la recepción libre que Chiho oyó mencionar a Kisaki cuando todavía era un cliente.

Eso significa que, en el día en que se derramó el refresco de cola, Kaori era también una de las personas que se ‘involucrados en el problema entre los clientes’, por lo que incluso si en la tienda se menciona algún tipo de compensación, eso no era nada extraño.

— Ah, entonces otra vez tengo un vale.

— ¡Ah, bien!

Yoshiya probablemente no había decidido qué ordenar, ella sólo lo vio tomar su teléfono móvil con la función para leer los monederos electrónicos y mostrar la imagen del comprobante.

— Esfuérzate

Después de decir esto, retrocedió hasta que estuvo un paso por detrás de Chiho y vio sobre ella.

Después de Chiho cerró los ojos por un corto tiempo para concentrarse, y tomó una respiración profunda.

Puesto que ella estaba siendo probado, entonces ella tendría que responder de alguna manera.




—…que el cliente tenga eso, ¿solo necesitas lo que está escrito en el comprobante?

— Sí, eso estaría bien.

— Entiendo. Entonces no es necesario pagar por eso.

Chiho seleccionó el set de postre y gaseosa anotado en el comprobante de Kaori y presionó el botón opciones especiales. Mientras manipulaba eso, Chiho también registro el número de comprobante, confirmando que este ya era parte de los servicios gratuitos. Y luego de establecer el precio a gratis, finalizó la orden.

— En cuanto a este comprobante, ¿quieres cambiar las patatas por Nuggets? Yoshiya usó su factura para ordenar un set.




Chiho presionó el botón de lector de celulares.

— Por favor, coloca tu celular frente a la máquina. El sensor frente al celular soltó un brillo azul.

—…para este cliente, como la factura solo puede usarse para productos promocionales, además de la cantidad, otros cambios no pueden hacerse, espero puedas comprender.

— Está bien. Mi bebida es cola.

— Bien.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios