Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 7

Capítulo 2: El Rey Demonio Lleva Un Gatito Callejero A Casa

Parte 4

 

 

— Bien, vamos a realizar unos chequeos, por favor espere un momento.

Maou entregó la caja que contenía a Ginshari a la enfermera en el mostrador, y se sentó en el banco de la clínica con una mirada frágil en su rostro.




Aunque Maou nunca le había prestado atención a los hospitales de animales, una vez vio el mapa que Urushihara hizo impreso, descubrió que habían unos cuantos cerca de la Fortaleza Demoniaca.

Luego de marcar el número de uno de ellos y explicar la condición de Ginshari, como la otra parte dijo que ellos podrían diagnosticarlo de inmediato, Maou cuidadosamente colocó la caja con Ginshari sobre Dullahan II, y rápidamente se dirigió a la Veterinaria Aurora.

Desde el mostrador, se podían ver muchos animales en la clínica.

Además de los perros, gatos y aves que se ven comúnmente, incluso los camaleones poco comunes también estaban presente.

Como el área de espera usaba decoración de moda con colores profundos, esto no parecía clínica alguna.




Los cajones que proveían material de lectura a los clientes, naturalmente estaban llenos de puras revistas.

Aunque Maou tomó una revista de gatos y la hojeó un poco, no pudo procesar su contenido.

Aunque ocasionalmente intentó espiar el salón de consultas, el interior del mismo no podía ver desde la sala de espera.

Las vallas publicitarias, además de pedirle a los dueños que vacunaran a sus perros contra la rabia, y promocionaba medicinas nuevas, incluso tenia anuncios de nuevos productos para mascotas, un área especializada con la que Maou nunca había interactuado.

Entre esa información, una foto de un perro llamó la atención de Maou.

— ¿Encontró a un gran adoptante?

Era una notificación de que un cachorro nacido en la casa de un trabajador del hospital había encontrado a alguien que lo adoptara.

La foto que solo tenía una gran perra atendiendo unos cuantos cachorros, y en ella incluso los nombres de cada uno de los cachorros y las palabras: «¡Encuentra un hogar!».

Justo cuando Maou estaba viendo tentativamente ese anuncio…

— Maou-san, por favor entre.

Un hombre con gafas asomó su cabeza desde el consultorio e invitó a Maou a entrar.

Maou levantó la vista de repente, y corrió hacia el consultorio como si quisiera interrumpir.

— ¡Ginshari! ¡Uh, ¿eh?!

En la plataforma donde se colocaban a los pacientes, Ginshari estaba comiendo enérgicamente, y a grandes bocados, algo que parecía comida de mascotas.

— ¿Eh…?

— Huh, como ve, está muy vivo.

Aunque había entrado al consultorio hacia menos de 20 minutos, Ginshari ya estaba de pie firmemente por su cuenta en frente de un tazón de alimentos.

El hombre que llevaba una platina de nombres: «Veterinario: Yoshimura», le pidió a Maou que se sentara.




— Por favor, siéntese. Aunque parece que por ahora está bien, traerlo aquí fue la decisión correcta.

— ¿A-ah sí?

El veterinario Yoshimura le pidió a Maou mientras miraba el registro medico:

— Aunque es un poco cruel, con respecto a este gato, bueno…

— Se llama Ginshari.

—…si, ¿puedo saber si Ginshari, está siendo cuidado por usted, Maou-san?

— ¿Eh?

— ¿Se lo entregó alguien, o es un gato abandonado el que usted llevó a casa? Maou respondió conmocionado antes esa suposición tan cierta.

— ¿C-como lo sabe?

Yoshimura no respondió la pregunta de Maou inmediatamente, pero habló mientras miraba el registro medico:

— Juzgando por la explicación de su llamada telefónica, parece que lo ha alimentado con leche para gatitos… ¿le dio algo más? ¿Tal como comida para gatitos como la que come ahora…?

— No… porque aun parece joven.

— Esta es la razón por la que se siente incómodo esta vez. En realidad, Ginshari ha alcanzado la etapa donde ya debería dejar los productos lácteos. Convirtiéndolo en edad, ya parecen haber pasado más de 60 días desde su nacimiento. Normalmente, el dueño debería saber cómo cuidar un gatito, pero usted, Maou-san, parece no saber mucho de ello, por eso deduje que podría haber sido recogido de la calle…

Para los entusiastas o profesionales, esto parecía ser algo que naturalmente se supiese.

Yoshimura continuó:

— Si solo toma leche, entonces no debería tener suficientes nutrientes. Para ponerlo más simple, si solo se le da líquido, es obvio que tenga diarrea, pues su estómago está muy vacío.

— Y-ya veo…

Maou, confundido, siguió mirando a Ginshari comer el alimento de mascotas con grandes bocados.

— Como el brillo plateado es raro, y por sus ojos verdes, Ginshari podría ser de una raza conocida como Gato Ruso Azul. Ese tipo de gato es muy precavido antes de familiarizarse con humanos. Normalmente, antes de esta edad, este tipo de gato estaría con sus padres, probablemente como fue abandonado de repente, tuvo mucho estrés acumulado por un ambiente desconocido.

— ¿Los gatos… también se estresan?

Aunque Maou estaba muy inseguro de la situación, Yoshimura dijo con seriedad.

— No subestime el estrés, ¿bien? Incluso los humanos pueden sufrir perforación gástrica por el estrés. Especialmente cuando los animales están jóvenes, sus cuerpos son débiles, y los problemas suelen aparecer de inmediato.

Luego de eso, Ginshari, quien parecía satisfecho, finalmente dejó el tazón y comenzó a lamerse el cuerpo.

— Solo por mencionarlo, esa bola de pelo que escupió, es su pelaje que se acumula luego de ser tragado por limpiarse su cuerpo, tal como ahora.

— ¿B-bola de pelos?

— Si. Los gatos pueden tragar más, podrían escupir hasta dos o tres veces en una semana. Para los gatos, eso es algo muy normal.

—……..

Maou lamentablemente comprendió esa falta severa de conocimiento con respecto al mundo gatuno.

Como Ginshari, quien había terminado de limpiarse el pelaje luego de mucho esfuerzo, comenzó a caminar por la plataforma de tratamientos, Yoshimura lo colocó de nuevo en la caja que Maou había traído, con movimientos prácticos.

Pero Ginshari, quien se animó bastante luego de comer hasta llenarse, comenzó a saltar por todos lados y sacudir la caja, Yoshimura continuó sujetado el borde de la caja y no la soltaba.

—….en realidad es un chico muy enérgico, ¿eh? Maou dijo letárgicamente:

— Originalmente pensé que Ginshari se había recuperado un poco luego de ir a casa, pero nunca lo había visto saltar con tanta energía.

— ¿Estaba débil en ese entonces?




Bajo la pregunta de Yoshimura, Maou explicó vagamente los eventos de llevar a casa a Ginshari.

— Estuve actuando irresponsablemente, ¿no?

— ¿A qué se refiere?

Yoshimura expresó su confusión ante las palabras de Maou.

— Uh, porque no tengo un ambiente agradable para cuidar mascotas, aun así lo llevé a casa… por eso hice que sucedieran estas cosas, ya lo he llevado a casa, ya lo dejé pasar hambre, ¿no significa eso que hice lo contrario?

Una vez una persona era llevada a su casa, él debería proteger su vida apropiadamente, esta era la promesa que Maou se hizo cuando reunió las tropas en el Mundo Demoniaco.

Sin embrago, él perdió su magia demoniaca y se volvió humano, ¿no podría siquiera cuidar de un gatito callejero apropiadamente?

Maou, quien tuvo un sentido de impotencia luego de una brecha de más de cien años, Yoshimura habló directamente:

— No es para nada irresponsable.

Yoshimura dijo mientras miraba a Ginshari, el cual mordía la toalla y se enrollaba por todos lados, sacudiendo continuamente la caja.

— Huh, aunque la casera del apartamento en el que te quedas podría no estar feliz… no solo investigaste tu forma de alimentarlo, incluso lo ayudaste encontrándole un dueño, y una vez que descubriste algo malo, inmediatamente lo trajiste por tratamiento. Si no lo hubieses llevado a casa, este pequeño podría morir en las calles antes de recibir el nombre Ginshari y traerlo a nuestro hospital. Maou- san, no tienes nada de qué sentirte culpable. Si algo debe ser dicho, el propietario anterior que abandonó a Ginshari en primer lugar es la persona más irresponsable.

Aunque era un poco patético, la respuesta absoluta Yoshimura le dio a Maou el sentido de ser salvado.

Un Rey Demonio que ahora estaba siendo fortalecido por un veterinario humano, realmente no podía ser ayudado ahora.

—…pero, al final, no he encontrado a una persona apropiada que cuide de él… Con las cosas como estaban, Maou ya no podía abandonar a Ginshari.




Pero incluso si las conexiones extensas de Maou ya se habían usado, él no podía ayudar a Ginshari a encontrar un nuevo dueño.

Yoshimura dijo después de meditar un momento:

— Maou-san, has visto la valla publicitaria en la sala de espera, ¿no?

— ¿Eh? ¿Te refieres a ayudar a vacunar a los perros? ¡…ah!

Maou recordó que en la valla que estaba en la sala de espera, además de las varias notificaciones, estaba la información de un cachorro que había encontrado dueño en algún sitio.

— Aunque encontrar alguien de inmediato no está garantizado, ¿quieres intentar encontrar un dueño en nuestra sala de espera? Los gatos como Ginshari con buenas condiciones de salud y pelaje plateado muy hermoso son poco comunes. Creo que entre los clientes que vienen a nuestro hospital, debería haber alguien que quiera adoptarlo. Como Ginshari no puede permanecer en nuestro hospital, aún tengo que pedirte de que continúes cuidando de él por un tiempo, pero prometo que una vez que un nuevo dueño prospectivo aparezca, definitivamente presentaré a alguien en quien puedas confiar.

— ¡Miau!

Antes que Maou pudiese asentir a la gran sugerencia de Yoshimura, Ginshari ya había respondido enérgicamente.

— Entonces, ya no es considerado un pequeñín.

Como Ginshari continuaba causando problemas dentro de la caja, Maou hizo un poco de esfuerzo para llevarlo a la Fortaleza Demoniaca.

Luego que Ashiya escuchara los resultados de diagnóstico de boca de Maou, él dijo con sentimiento.

— Los gatos parecen volverse adultos luego de un año. En el camino de vuelta, se mantuvo travieso dentro de la caja.

Ginshari, quien no podía ser enviado de vuelta a la caja después de llegar a casa, se la pasó caminando de aquí para allá sobre el tatami, muy alegre.

— Y luego…

Luego de ver las cosas que Maou compró de vuelta junto a Ginshari, él mostró una expresión compleja.

— Parece que al menos requerimos esas cosas.

Bajo la sugerencia de la Clínica Veterinaria Aurora, además de implementos azucarados para agregarle a la leche y un plato para colocar la comida solidad, una arena para gatos para que así el gatito fuera al baño, y una guía para el cuidado de gatitos también estaba junto a la caja que contenía a Ginshari.

— En realidad no costó tanto como parece, incluyendo la cuota de consulta, solo se gastaron 7.000 yenes.

Al escuchar la cantidad de 7.000 yenes, la expresión de Ashiya se congeló al instante.

— ¡Miau! ¡Miau!

En ese momento, Ginshari, quien habia recuperado toda su energía, se acerdó a la piernas de Ashiya y pasó entre sus piernas en forma de 8 con pasos firmes, y justo cuando Ashiya se encontró con los ojos húmedos y claros de Ginshari como si ocasionalmente dejara de mirar al propietario…

— Huh, esto, esto no se puede evitar. Dijo con compasión.

— Pu-shu… miau.

— Huff, Huff, si, ah, bueno, ¿Cuánto alimento necesito colocar para una comida…?

Ashiya sintió la comezón de la piel de Ginshari como si penetrara sus pantalones y graznó extrañamente.

Lentamente se agachó para evitar pisar a Ginshari por accidente.

Sin embargo, Ginshari obedientemente siguió a Ashiya, sin deseos de dejarlo.




Maou, quien sonrió inconscientemente cuando vio esa escena, comenzó a buscar en la bolsa de compras como si de repente recordara algo.

— También, una máscara de alta calidad que compré en el hipermercado.




Urushihara, usa esto y toléralo por un tiempo.

— ¡De ninguna maneraaaa!

— ¡Miau! ¡Miau! ¡Miau!

Un trágico grito del ángel caído se escuchó desde el armario, como si estuviese regañando a Urushihara, Ginshari dejó el lado de Ashiya y maulló frente al armario.

Viendo que Ginshari iba a usar sus garras para clavarlas en la puerta corrediza, Maou rápidamente lo levantó.

— En serio, muy ruidoso…

Suzuno frunció el ceño en la habitación vecina, pero por la diversión de su voz, ella parecía haberse aliviado en privado de que Ginshari estuviese bien.

Después de eso, otro periodo de tiempo pasó.

Ginshari ya había recuperado la vitalidad que un gatito debería tener, e incluso se acostumbró a los miembros de la Fortaleza Demoniaca, e hizo mucho daño a los demonios que planeaban conquistar el mundo.

Pero después de todo, ellos eran el Rey Demonio, y uno de los Cuatro Reyes, conocido como Chisho.

Ellos ya no cometían errores en la cantidad de alimento de Ginshari, y podían detenerlo fácilmente de golpear cualquier instalación porque jugaba demasiado por allí.

Especialmente la habilidad de tomar nota exacta de cuando el gatito quería ir al baño y colocarle la caja de arena, eso estaba a un nivel profesional.

Con el fin de que Ginshari fuese capaz de vivir cómodamente en la caja de cartón, los demonios periódicamente cambiaban las toallas rasgadas en el interior, y ahora, incluso la emergencia de comprar leche de gato ya casi estaba terminada.

Como a Ginshari realmente le gustaba la vara de juguete para gatos que Maou le compró en la tienda de 100 yenes, ahora incluso si Maou no estaba moviéndolo, el gato también podía morder esa varita por su cuenta y divertirse.

—…al verlo así, ¿estará realmente bien cuando otro adoptante aparezca luego?

— No lo sé, ni me lo preguntes.




— Es muy hermoso.

— ¡Ah-chú!

Al ver a los dos demonios jugar con el gatito plateado, Emi, Suzuno y Chiho dijeron sus propios pensamientos, en cuanto a Urushihara, él solo estornudó, como siempre.

Por esa razón, cuando ya iban a cumplirse dos semanas desde que el Rey Demonio llevó a Ginshari a casa…

— ¡…ugh!

El celular de Maou recibió una llamada telefónica de la Clínica Veterinaria Aurora.

Como ya lentamente se había convertido en una rutina fija de usar la hora del anochecer para jugar con el gato, Maou tuvo la sensación de haber recibido un bote de agua fría.

— Maou-san, es Yoshimura. Tengo a alguien aquí que quiere adoptar a Ginshari…

— ¿Ah, sí…?

— ¿Miau? ¡Miau! ¡Miau!

Descubriendo que Maou no estaba concentrándose en jugar con él, Ginshari comenzó a subir el cuerpo de Maou, tratando de captar su atención.

Maou dejó que Ginshari usara sus garras para clavarla en su propia piel y en las mangas de su camisa, y siguió hablando con Yoshimura.

Y Ashiya también tenía una expresión de sumo cuidado, observando a Maou y Ginshari de esa forma.

En cuanto a Urushihara, él estaba conteniendo la respiración en el armario, estornudando suavemente.

—……

Luego que Maou terminara de hablar, él no olvidó el propósito original, y bajó a Ginshari de sus hombros y comenzó a retarlo a subirse en su cabeza, y dijo directamente.

— Ellos encontraron a alguien que lo adopte.

— ¿….ah, sí…?

— La otra parte parece ser alguien de confianza. Y sus experiencias en cuidados de gatos son muy comprensivas, se dice que los gatos que esas personas cuidan viven mucho más de la vida promedio.

—….un buen candidato, ¿eh?

—…si.

Aunque era un tema del cual estar alegre, el tono de Maou y Ashiya era sombrío.

— Ambos se sienten sombríos. Urushihara dijo eso desde el armario.

— El doctor Yoshimura preparó todo para que nos reunamos mañana con la otra persona. Claro, él dijo que estaba bien si lo rechazábamos…

—….no creo que lo hagamos. Después de todo, este gato no debería quedarse aquí.

Como Maou y los demás eran incapaces de cuidar de Ginshari hasta el final dentro de la Fortaleza Demoniaca, ellos comenzaron a buscar a alguien para adoptarlo.

Como una persona ideal apareció, ellos no tenían razón alguna para negarse.

Maou tomó a Ginshari, quien finalmente subió a la cabeza del Rey Demonio, lo movió cerca de su rostro, y dijo:

— Es grandioso, Ginshari. Finalmente alguien está dispuesto a adoptarte.




Ginshari miró la inexplicable expresión de su dueño temporal, y maulló inocentemente:

— ¡Miau…uh!

—…cielos, no vomites una bola de pelos en un tiempo como este.

Ginshari vomitó una bola de pelos frente a Maou y comenzó a enrollarse mientras sacudía sus extremidades, una atmosfera que carecía de tristeza.

— Ah, muy bien, Emi y Chi-chan también cuidaron mucho de él, por lo que se lo haremos saber. Así, desde mañana en adelante, esa persona no tendrá que preocuparse porque Ginshari sea comido por nosotros.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios