Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 7

Capítulo 1: El Rey Demonio Decide Ser Un Comerciante Honesto.

Parte 5

 

 

— Urushihara-san, lamento lo de antes. Aunque fui salvada gracias a ti, dije muchas cosas.

—….no hice mucho… en realidad él que ayudó más fue Maou…




De forma extraña, Urushihara, quien se disculpaba directamente, miró a un lado, avergonzado.

— Pero, si no fuese por tu poder, Maou-san no podría haber sido capaz de llegar.

En realidad, quería pagar una parte del costo del dispositivo junto a Yusa-san.

— ¿Eh? ¿E-es en serio?

Debido a las palabras de Chiho, que eran muy inesperadas, Maou y Urushihara miraron a Emi, y esta aguantó esas miradas con algo de disgusto.

— Ese avaro de Alsiel no me dijo nada. Incluso si digo que pagaría algo de ello, él no lo aceptaría honestamente, por eso…

A diferencia de antes, Emi miró completamente a Urushihara.

— Debido al resultado, es cierto que fui salvada por ti, pero al principio Lucifer no colocó ese transmisor en mi bolsa con ese propósito. Por lo que, esta parte del favor está aclarada.

Trátalo como aclarado con el castigo de Lucifer de temprano. Por otro lado, yo también fui responsable por arrastrar a Chiho-chan a esto, por lo que daré lo mejor para recuperar tus perdidas también… Chiho-chan también vino a ayudar con el fin de pagar una deuda de gratitud. Debería ser mejor si se observa de esa forma.

Se sentía como si un poco de excusas estuviesen siendo descubiertas, pero Emi y Chiho se convirtieron en las fuentes de apoyo de Urushihara y Maou.

Actualmente, eso era suficiente.

— Ya hemos obtenido una gran cantidad de cosas ventajosas. Ahora,

¿exactamente donde tenemos que llevarlas? ¿A la estación de policía?

Maou cambió el tema, mostrando que ya sabía lo que ambas significaban.

En respuesta a la pregunta de Maou, Emi y Chiho sacudieron sus cabezas simultáneamente.

— Debido al contrato, no es un acto ilegal. Incluso si la policía viene, mientras el negocio no sea más maligno que ahora, no seremos capaz de resolverlo antes de que regrese Alsiel.

— Entonces, ¿Qué debe hacerse?




— Ir aquí.

Chiho regresó al computador, buscó una página web en particular, y la apuntó. El nombre de una organización que no era conocida por Maou estaba escrito allí.

— ¿Centro Integral de Vida del Consumidor Metropolitano de Tokio?

***

 

 

El Centro Integral de Vida del Consumidor Metropolitano de Tokio en Iidabashi, Shinjuku, es una institución administrativa independiente, parecida a las Centros Principales de Tokio, los cuales abren incluso los sábados.

Cuando Maou fue a hablar sobre el incidente con respecto a la compañía de Vida Lujosa o no sé qué, una persona responsable y calificada en consultas de la vida del consumidor llegó inmediatamente, dando todo tipo de explicaciones.

El hombre con agradable apariencia de asesor, se presentó como Tamura, dijo que había muchos casos de quejas acerca de la compañía de Vida Lujosa o no sé qué, pero Maou y los demás eran los primero que llevaban información bastante clara.

— Bueno, investigaremos inmediatamente esta compañía. No hay necesidad de seguirse preocupando.

Siguiendo esas humildes palabras, el asesor conocido como Tamura descolgó el teléfono frente a Maou, y llamó a unas cuantas personas. Luego…

— Eso fue peligroso, ellos casi se escapan.

— ¿Eh?

— Para el contenido del contrato suyo, está bien siempre y cuando el contrato se cancele mediante el Plazo de Negociación, pero, para estar seguros, los asesores establecidos en Shibuya se dirigieron a la escena con sus compañeros de orden público. Luego comprendiendo que actualmente estaban empacando la agencia, preparándose para escapar. Incluso un camión de mudanzas había llegado.

— Empa, empacando la agencia…

Aunque era un término sorpresivo, Tamura dijo eso con indiferencia.

— Esta es una táctica común. Solo toman los archivos de computador y otros registros, entregan las mesas y estantes a la industria recicladora para prepararse y escapar. Limpiar un nivel en un edificio mixto con residencia, montar y desmontar la agencia puede ser completado en medio día. Además de su caso, ellos debieron hacer muchos más.

Aunque fue puesto de esa forma, aún era difícil para Maou imaginarlo.

En los ojos de Maou, la decoración de la compañía de Vida Lujosa o no sé qué ya parecía como si fuese una agencia destacada.

Puede estimarse que para los japoneses, quienes no poseen nada de magia, montar y desmontar una agencia requería mucha mano de obra, pero era difícil de creer que una compañía que llevaba a cabo este tipo de ventas solo incluyera ese tipo de humanos.

— Para comerciantes deshonestos, solo sus métodos son un poco despreciables, ellos no tienen un grupo violento detrás de ellos. Incluso si lo hacen, una organización con un nivel básico sería abandonada. Su contrato Maou-san… o para ser más precisos, el de Urushihara-san parece estar incluido. Aunque fue pagado via tarjeta ATM, porque se trata de un comerciante deshonesto, el pago no fue procesado y solo está escrito en los registros. Parece que no fue pasado al banco, por lo que en primer lugar no fue deducido, eso es grandioso.

Si Emi y Chiho eran diosas, en ese instante, el Tamura frente a Maou era como un salvador que había descendido en Japón.

— Sin embargo, ellos dijeron cosas extrañas, como, ellos querían escapar, pero las puertas y ventanas de la compañía no podían abrirse, cuando los asesores se dirigieron a la escena, el personal de la compañía de mudanzas estaba a punto de romper las ventanas.

— ¿La puerta no podía abrirse?

Pensándolo bien, cuando Maou dejó ese edificio, Suzuno había entrado. Parecía como un plan de acción que fue discutido con Emi, quizá era para prevenirles escapar, un hechizo de sellado, o algo similar fue invocado.

Esta compañía probablemente recibirá un castigo administrativo de ser forzados a detener sus operaciones… bueno, si no usamos las medidas apropiadas para forzarlos a cerrarlas o no los castigamos, ellos probablemente harán cosas malas en cualquier otro lugar…

La mirada de Tamura se tornó seria mientras miraba a Maou.

— Aunque las perdidas suyas fueron recuperadas esta vez y la verdad de las maldades de la compañía fueron expuestas, de los casos de fraude permitidos de forma reciente, las personas que toman acciones cuando la víctima es descuidada pueden aparecer en cualquier momento. Hasta ahora, entre las personas que denunciaron este tipo de compañía, la mayoría de ella eran ancianas, Maou-san, usted aun es joven. Podría no ser tan sencillo la próxima vez, así que por favor tenga más cuidado en el futuro.

Solo esta vez, Maou, cuya edad actual era superior a los 300 años, no se sintió molesto con el término «joven».

Para Maou, quien solo interactuaba con gente de Ente Isla con magia sagrada como Emi y Suzuno, Chiho así como también su supervisora laboral, Kisaki, la gente que tenía caracteres respetables, , él estaba sorprendido que Japón tuviese humanos que estuviesen llenos con intenciones tan malvadas y decepción.

Como un Rey Demonio, aun había muchas cosas qué el desconocía.

— Lo recordaré. Muchísimas gracias.

Maou bajó su cabeza para mostrar su agradecimiento.

— También…

Él dijo eso que lo había estado preocupando desde que llegó al centro de atención.

— Este, ¿hay alguna necesidad de pagar una cuota administrativa o de investigación?

Tamura sacudió su cabeza con una sonrisa.

— En caso de necesitar se referido a un abogado o aplicador de leyes, el referido necesitaría aceptar algunas cuotas, pero esta vez fue resuelto por las acciones de terceros, por lo que no hay necesidad de pagar nada. Es porque estos lugares se manejan con impuestos. Si aún tiene otras preguntas, no hay necesidad de preocuparse, usted puede venir y preguntar sin ningún problema.

Aunque Maou siempre estaba sombrío cuando tenía que llenar archivos de impuestos individuales, esta era la primera vez que él pensaba desde el fondo de su corazón que los impuestos eran grandiosos.

***

 

 

— En el futuro, quiero invitar a ese asesor Tamura al Ejercito Demoniaco.

— ¿Estás loco?

Estaban a mitad de la limpieza de la Fortaleza Demoniaca. Emi respondió con desagrado las palabras de Maou.

Luego que Maou regresara a casa, Kuryuu, quien fue llevado por el asesor de Shibuya, inmediatamente retiró los colchones, el extintor de fuego y el purificador de agua.

Antes de entrar a la casa, y contactar al asesor Tamura de temprano, él fue elogiado.

— Está bien. Fuiste cuidadoso cuando lo confirmaste de antemano. Por favor no olvides esa vigilancia.




Kuryuu, quien había sido bastante hostil en su conversación esa tarde, parecía una persona totalmente distinta frente al asesor, muy considerado, lo que daba una sensación de miedo.

Los documentos fueron también preparados con la confirmación de Maou y los demás, ellos incluso protestaron que los periódicos fueron comprados bajo promoción forzada y una persona conocida como el Jefe de Operaciones también llegó a disculparse, finalmente, la amenaza sin precedentes a la Fortaleza Demoniaca y el peligro de que Maou y Urushihara fuesen asesinados por Ashiya desapareció.

— ¡Nos hemos salvado! ¡Emi, Chi-chan, Suzuno, gracias! ¡Oye, Urushihara!

— ¡Ahh, si, ehh, estamos salvados… auch!

— ¡Inclínate apropiadamente, estúpido!

Maou presionó la cabeza de Urushihara, quien quería hacerlo involuntariamente.

— No hay necesidad de ir tan lejos… pero, es grandioso haber podido ayudar. Chiho estaba un poco sonrojada, pero aun así asintió con una sonrisa.

— Huh, no se puede hacer nada con las frutas, por lo que trátenlo como una cuota de la lección.

— Ahh, en serio.

Como las frutas solo costaban unos par de miles de yenes, Maou decidió conservarlas como una cuota de lección para ser más precavido.

— ¿Quiere alguna?

— No es necesario, no se ven tan deliciosas.

— Y-yo también paso.

Maou quería ofrecerles a las dos personas, peor estas se negaron con crueldad.

— Ya lo dije. El precio no se iguala a la calidad. Si no quieren ser regañados, cómanlo antes que Alsiel regrese.

No había elección, Maou solo podía escuchar la sugerencia de Suzuno, peló una pera sin marca y la masticó.

— Aun así, ¿por qué tengo que comer tal cosa?

Tal como lo dijo Suzuno, la boca de Maou, llena con una pera con poca humedad, murmuró eso.

— ¿Qué pasa…? Aunque eres el líder de los demonios… ¿aun te sorprende que los humanos hagan cosas malas?

— Los demonios no harán cosas siniestras. En primer lugar, el concepto de promoción no es común, las cosas malas hechas por demonios son mucho más fáciles de entender, es una línea recta. Este tipo de…




El rostro de Kuryuu surgió en la mente de Maou.

— La gente que puede sonreír de forma tan calmada luego de robarle el dinero a la gente, al igual que matar a alguien con un cuchillo suave, no existe.

— Los humanos no son personas amables. Luego de convertirme en inquisidora, incluso si lo odio, también entiendo que esto es así.

Dijo Suzuno.

— Incluso así, desde nuestro punto de vista, necesitamos tratar toda vida de forma igualada. Si esa persona conocida como Kuryuu fuese asesinada por los demonios que invaden Ente Isla… Kuryuu también se hubiese convertido en una víctima que debería ser salvada. Algo intolerable.

Ella murmuró, luego como si comprendiese algo, repentinamente levantó su cabeza:




— ¡P-pero, no estoy admitiendo que ustedes entiendan la razón y la justicia! ¡No me malentiendan!

— Lo tengo.

Maou sonrió irónicamente.

— Aunque todos solían ser bebes al principio… ¿qué salió mal? Chiho dijo deprimentemente.

—…este, no lo sé. Pero, hay muchas personas que no hacen lo malo. Si existen compañías más malignas que las personas de esa compañía, también hay personas como Tamura-san y la gente a cargo de Shibuya quienes observan a las personas en el mundo oscuro. Que misterioso, el mundo humano. El mundo demoniaco es mucho más simple.

— Si, en eso estoy de acuerdo.

Urushihara ahora asentía solemnemente debido a las palabras de Maou.

Para la cena de esa noche, en nombre de la celebración del anuncio de la crisis, ellos tuvieron en cuenta la idea de Suzuno de comprar chuleta de cerdo la cual era de gran calidad de la tienda de carnes cercana.

El domingo en la mañana, Maou había comenzado a trabajar en la mañana, le pidió a Urushihara que cerrara la puerta apropiadamente, y le ordenó estrictamente que fingiera que no estaba en casa, y que estaba bien si era descarado en ello.

A Chiho, quien también había ido a trabajar, él le agradeció nuevamente, y a las seis de la tarde, él salió del trabajo junto a Chiho, quien una vez más preparó la comida que hizo por su cuenta, y regresaron a la Fortaleza Demoniaca.

— ¡Oh! ¡¡Ashiya, has vuelto!!

— ¡Ashiya-san, bienvenido de nuevo! Ashiya habia regresado a casa.

— ¡¿Sa-Sasaki-san?!

Como no esperaba que Chiho estuviese presente, Ashiya estaba un poco deprimido, pero Suzuno le palmeó el hombro.

— El hecho de que saliste a trabajar por los 40.000 yenes ya fue expuesto. Así que ríndete.

— Ashiya-san, lo siento. Con el fin de generar nuevamente el dinero con el que me salvaron…

— Ah, no, dije esto…

— Está bien. Ya lo he escuchado todo de Maou-san. Por lo que, al menos permíteme expresar mi gratitud, tanto a ti, como a Urushihara-san.

La caja de bento que Chiho llevó parecía contener tres anguilas rostizadas.

Chiho no pudo haberlas pescarlas en el rio, por lo que era obvio que las compró.

Y también era obvio que no eran económicas.

— ¡Al menos déjenme hacer estas!

Chiho dijo obstinadamente, negándose a retroceder.

Los tres demonios no pudieron resistir la tentación de las anguilas que eran difíciles de conseguir.

— Oh, sí, Ashiya-san, ¿Qué tipo de trabajo tuviste al final?

Debido a la pregunta de Chiho, Ashiya mostró una expresión preocupada.

—….es lamentable…

De forma triste y desanimada, Ashiya comenzó a confesar.

— En cierto centro de enseñanza…

— ¿C-centro de enseñanza?

Debido a ese término inesperado, Maou, Urushihara, y Suzuno quedaron un poco sorprendidos.

— Me mudé con ellos.

— ¿En serió hiciste eso, Ashiya-san?

— Si, como un profesor…

— ¡¿Profesor?!

Esta vez, todos quedaron sorprendidos.

— Incluso así, no es como enseñar frente a una pizarra. Solo alguien especializado en comprensión y fónica…

— Ah, ahh, ese tipo…

Maou asintió al comprenderlo.

No estaba claro como era para Emi, pero en los primeros días cuando llegaron a Japón, Maou y Ashiya usaron magia para adaptarse al idioma japonés.

Ellos pensaban que su conocimiento en el lenguaje los ayudaría a obtener trabajos como un empleado de tiempo completo, y hubo un periodo donde ellos estudiaron bastante, pero Ashiya ya había llevado ese estándar a un nivel donde podía usarlo para la educación.

— Como un General Demonio, aún tengo que usar mi propio poder para nutrir a nuestros enemigos los humanos, era difícil de tolerar… una solución que no se podía evitar…

— Bueno, bueno, ¿se vuelve así luego de darle un término distinto, eh? Suzuno estaba un poco confundida.

— Oye, Ashiya.

— Si…

— ¿Eso no era bueno?

— ¿Eh…?

Ashiya levantó su cabeza debido a las palabras inesperadas de Maou.

— Siento que mientras estás enseñando, esos chicos definitivamente no se irían a la dirección equivocada. Si existe una oportunidad para este tipo de trabajo, iré contigo.

— ¿Eh? Hah… vaya, eso probablemente no sucederá con frecuencia…

Ashiya estuvo conmocionado por un momento y le susurró a Urushihara, quien estuvo a su lado.

— Lucifer. ¿Le sucedió algo Maō-sama?

— ¿Eh? ¿No es tan caprichoso como siempre?

Claro, Urushihara no lo entretuvo. Él no levantó la vista, y comió la anguila con su cabeza agachada.

Aunque él era el culpable de la conmoción esta vez, y este era el Urushihara de siempre que no entendía algunas cosas, incluso así, él de repente levantó su rostro, el cual tenía arroz pegado a él, y miró a Ashiya.

— Ah, pero.

— ¿Hmmm?

— Ashiya, siempre estas luchando con enemigos muy capacitados.

— ¿Eh?

Ashiya estaba confundido porque no entendía eso. Viendo la situación, Maou dijo:

— Es cierto, Chi-chan. ¡Tal como siempre, vamos a dar lo mejor de nosotros para ventas decentes y apropiadas!

— ¡Si!

Chiho asintió enérgicamente hacia Maou con una sonrisa.

— Aunque eres el Rey Demonio, ¿Por qué actúas de forma tan honorable…?

Como siempre, nadie escuchó los murmullos de Suzuno, y estos desaparecieron en el aire, la cena con demonios, la persona de la iglesia y la humana continuaron de forma estable.

***

 

 

El domingo, Emi, regresando del trabajo a su condominio en Eifuku, miró el reloj mientras pensaba que ya era el momento de que Alsiel regresara a la Fortaleza Demoniaca.

Ahora que ella lo pensaba bien, dentro de la gente en el Villa Rosa, que ella solo saber el número del Rey Demonio era algo muy problemático.

Si Suzuno estaba preparada para quedarse aquí por un largo periodo de tiempo, mientras ella pensase en persuadirla en comprar un teléfono mientras forzadamente recordaba que había olvidado su actitud de luchar contra el Rey Demonio en los últimos días.

— ¿Eh?

El teléfono del condominio sonó.

— ¿Hola?

Ella con indiferencia tomó el teléfono y el teléfono interno con un video mostraba el salón del condominio.

Un hombre extranjero con una sonrisa firme estaba allí.

Y este parecía estar sosteniendo un libro forrado de cuero en su mano. Y tal como lo predijo, el hombre en el video soltó un respiro.

— ¿Crees en Dios?

— ¡¡Suficiente!!




Emi gritó y apagó el receptor del teléfono interno.

Realmente, la Fortaleza Demoniaca se encontró con un comercio por coacción, y calmadamente conduciendo persuasión religiosa con la Héroe, quien poseía la espada sagrada, este país era impredecible.

— Me bañaré.

Con el fin de deshacerse de la fatiga del trabajo y la ansiedad en su corazón, Emi airadamente se dirigió al cuarto de baño.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios