Kumo Desu Ga Nani Ka?

Volumen 10

Capítulo 1: Fijémonos un Objetivo

Parte 2

 

 

Justo cuando por fin puedo ordenar mis pensamientos, la puerta se abre violentamente.

Solo hay un imbécil por aquí que irrumpiría en una habitación sin llamar así.

“Disculpadme.”

No te disculpamos. Por favor, vete.”

Tal y como pensaba, era el mismo Sr. Fracasado.

Y Vampy inmediatamente empezó a buscar pelea con él.

¿Por qué estos dos se llevan tan mal?




Creo que Vampy le puede odiar incluso más de lo que odia al Sr. Oni.

Bueno, quiero decir. Yo también odio al Sr. Fracasado, pero aun así.

“¿Cuántas veces tengo que decírtelo? ¡No tengo nada que hablar contigo, mocosa! ¡Además, esta en mi maldita casa! ¡¿O tampoco te acuerdas de eso, cerebro de mosquito?!

“¿Tengo yo la culpa cuando siempre tengo que lidiar con un idiota cuyo cerebro es todavía más pequeño que el de un mosquito? Al menos tengo que intentar bajarme a tu nivel, o ni siquiera entenderías lo que estoy diciendo. Como si pudieras entender un diálogo civilizado.”

“…”

“…”

Esta es la parte en la que una niña pequeña y un hombre adulto se meten en una competición deslumbrante.

VAYA, PUES SÍ QUE SE ESTÁ TRANQUILO POR AQUÍ.

“Em, ¿no deberíamos detenerlos?” El Sr. Oni se inclina y me susurra.

“¡Ey! ¡¿Quién diablos es ese?!”

El movimiento del Sr. Oni capta la atención de Fracasado, y nos mira a nosotros ahora.




“¡¿Qué demonios está pasando aquí?! ¡Nadie me dijo que este tipo iba a estar aquí! Esta es mi casa, maldita sea. ¡¿Por qué hay un idiota al que ni siquiera conozco aquí sentado como si fuera el dueño del lugar?! ¡Más vale que me lo digas rápido o te juro que te echaré yo mismo!”

“Erm…”

Fracasado se acerca al Sr. Oni, que parece desconcertado.

Tiene sentido. El Sr. Oni no habla demonio.

No tienen ni idea de lo que Fracasado está diciendo.

“Él tiene permiso para estar aquí, te informo. Por la Señorita Ariel y por tu hermano mayor también, me imagino.”

“¿Eh?”

Fracasado frunce el ceño cuando Vampy menciona el nombre del Señor Demonio.

Sin embargo, es cierto. El Señor Demonio se encontró con el Sr. Oni justo después de que éste recuperara su cordura, y estoy segura de que el mayordomo principal ya ha informado al señor de la casa, el hermano mayor de Fracasado, Balto.

Como el Señor Demonio le dio permiso para quedarse aquí, Balto no es que pueda ir en contra de sus deseos.

Y siendo ese el caso, el hermano pequeño y fracasado de Balto tampoco tiene poder para echarlo.

“¡Tch! ¿Por qué nadie me cuenta cosas como esta? ¡Maldita sea!”

Fracasado golpea la mesa con enfado.

No lo suficientemente como para romperá, afortunadamente, pero derrama un poco del líquido de una de nuestras tazas de té.

Disculpa. Ese era mi té.

¿Es que este tío existe sólo para hacer mi vida desgraciada o qué?




“Escucha, tú. Si tienes permiso, no intentaré echarte. Pero creo que al menos tengo derecho a saber qué estás haciendo aquí. Así que venga. ¿Quién eres tú y qué estas haciendo en mi maldita casa?”

Fracasado lo acosa a preguntas, pero por supuesto, el Sr. Oni no puede entender ni una sola palabra que está diciendo.

Nos mira a Vampy ya a mí con importancia en busca de ayuda.

A Fracasado no parece gustarle eso. Agarra al Sr. Oni de los cuernos, literalmente.

“¿Qué pasa con estos estúpido accesorios? ¿Crees que te hacen parecer guay? Bien, adivina qué ¡sólo pareces estúpido!”

Eh, eso no son accesorios, amigo.

… Además, ¿eres tú el indicado para hablar?




“¿Hmm? Si embargo no parece más ridículo que tú.”

Ahí va Vampy, diciendo las cosas que debería guardarse, como siempre.

Debe haber sido una respuesta instintiva. Una vez que se da cuenta de que lo ha dicho, se lleva una mano a la boca.

Las arañas marioneta están todas paralizadas, y las doncellas que están mirando desde el pasillo sueltan un respingo.

Mira, hay algunas cosas en este mundo que se supone que no debes señalar, no importa lo mucho que te mueras por hacerlo.

Como cuando tu jefe está usando obviamente un peluquín.

E igualmente alto en esa lista está el horrible sentido de la moda de Fracasado.

Ni siquiera Vampy, quien es prácticamente su némesis, nunca había ido tan lejos.

Hasta ahora.

Pero ahora que lo ha dicho, ¡no hay vuelta atrás!

Debemos afrontar los hechos.

¡Fracasado siempre se ve completamente ridículo!

No sé cómo explicarlo, pero ninguna de las prendas que lleva se ve bien en conjunto y mucho menos en él.

Podrías decir que su moda es “excéntrica”—si intentaras ser amable—pero la verdad es que sus elecciones de atuendo suelen ser tan bizarras que siempre acaba pareciendo muy estúpido.

Entiendo que estés tratando de llevar una apariencia única, pero simplemente eso no te queda bien, cariño.

“Hmph. ¡Una mocosa como tu no entiende lo guay que es este estilo!”

… Y sin embargo, Fracasado parece triunfante tras el comentario de Vampy.

Lo siento. Nunca sé qué clase de caras poner en momentos como este.

En plan, ¿puedo sonreír?

No, estoy bastante segura de que sería un mal movimiento.

Todos los demás parecen sentirse del mismo modo: Todos tienen expresiones extrañas.

Las arañas marioneta han cambiado de su expresión habitual a una súper seria.

¡No tenéis por qué salir de vuestro estilo para cambiar vuestras caras ahora!

¡No podría decir si con esa expresión intentáis ser consideradas o simplemente ser unas pequeñas idiotas zalameras!

“… Si tú lo dices. De todas formas, él no entiende la lengua demonio, así que no vas a sacarle nada de este modo.” Vampy probablemente sintió que seguir adelante con el tema sería inútil, por lo que cambió de tema a la fuerza de nuevo al Sr. Oni. “Y debería decir que esos cuernos tampoco son accesorios. Es un monstruo humanoide conocido como oni.”

“¡¿Un qué?!”

Ante la palabra monstruo, la mano de Fracasado vuela hacia la empuñadura de la espada que cuelga de su cintura.

“¿Estabas escuchando siquiera? La Srta. Ariel, el Señor Demonio, personalmente aprueba que se quede aquí. Por lo que entiendes que pasaría si le pones una mano encima, ¿sí?”

“Urgh…”, gimió Fracasado.

Sigue mirando al Sr. Oni por unos pocos segundos, luego aparta su mano del arma de mala gana.

Pero está claro por su expresión sombría que sigue con la guardia alta.

“En ese caso, realmente tengo qué saber qué está pasando aquí. Odio decirlo, mocosa, pero necesito que me traduzcas.”

Se deja caer en un asiento vacío ladrándole una orden a Vampy.

Al menos—fue la decisión correcta no molestarse en preguntarme, por lo menos.

Pero decírselo de ese modo a Vampy fue un GRAN error.

“¿Oh? Pero entiende bien el humano. ¿Por qué no le preguntas tú mismo?”

¿Ves? Vampy ya está sonriendo mientras lanza su contraataque.

Hay dos lenguas principales en este mundo: el humano y el demonio.

A pesar de lo grande que es el mundo, si dominas estas dos lenguas, te puedes comunicar con casi cualquiera.

Claro que hay dialectos locales y expresiones y cosas como esas, pero es algo así como el dialecto Kansai en japonés. Mientras domines el lenguaje básico, puedes más o menos intuir lo demás.

Pero Fracasado le está pidiendo que traduzca.

Exigiéndoselo, nada menos.

Si lo piensas bien, eso solo puede significar una cosa.

“Adelante, entonces. ¿Por qué no le preguntas lo que quieras saber? ¿Su nombre? ¿De dónde es? ¿Cómo acabó aquí? Quieres saberlo, ¿no es así? Venga, pregúntale. En la lengua humana.”

Vampy sonríe alegremente, la malvada expresión de un matón.

Su vena sádica se está viendo en su cara.

Ella es más demonio que ningún demonio de por aquí.

Bueno, supongo que ella técnicamente es un vampiro.

“¡Grrrrgh…!”

Fracasado se pone rojo brillante y rechina los dientes.

Normalmente se iría furioso si le humillaban de esa manera, pero hoy está siendo extrañamente persistente…

Fracasado me mira a mí y luego al Sr. Oni.

¿Hmmmmm? ¿Qué pasa?

“Yo… no hablo humano. Tradúceme.”

Temblando de vergüenza, Fracasado se las arregla para escupir unas palabras con los dientes apretados.

Ya, me lo imaginaba.

De lo contrario, no seguiría negándose a hablar después de todas esas burlas.

“¿Oh? Oh cielos, ¿en serio? ¡Madre mía, pero eres de la familia noble de un duque demonio! ¡¿Quién hubiera pensado que ni siquiera sabías hablar humano?! Lo siento, lo siento taaaanto. ¡Jamás de los jamases hubiera imaginado tal cosa!”

¡Vampy retuerce el cuchillo!

¡Es súper efectivo en el corazón de Fracasado!

Eso debe doler.

“¡Traduce y ya, maldita sea!”

No querrás decir por favorcito, con una guinda encima?”

¡Vampy no se rinde!

Esto es algo brutal.




“¡Por fa… favorcito! ¡Con… Con una guinda encima!”

Recórcholis.

Nunca había visto a nadie ponerse rojo como una langosta de pura rabia y vergüenza.

¿Estará bien?

¿No se ha ido toda su sangre a la cabeza a estas alturas?

“Bueno, supongo que si realmente insistes.”

Evidentemente satisfecha, o tal vez adivinando que Fracasado petará si sigue presionándole, Vampy sonríe tan brillantemente como el sol y finalmente acepta a traducir para él.

Sin embargo, en este punto, el Sr. Oni está prácticamente acurrucado en una bola, como si quisiera hundirse en el suelo.

No puede entender su conversación, porque están hablando en demonio, pero debe haber descubierto por el ambiente que de algún modo, él es responsable.

El Sr. Oni podría haber recibido el daño más grave en esta pelea.

¡Maldición, amigo, eso es fuerte!”

Por alguna razón, Fracasado está ahora llorando con lágrimas varoniles mientras le da palmaditas en el hombro al Sr. Oni.

Una vez que Vampy accedió a hacer de intérprete, su conversación fue bastante fluida.

Se tomó su papel sorprendentemente en serio, actuando como intermediaria sin agregar ni un solo comentario sarcástico.

Tal vez se hartó de meterse con Fracasado por hoy.

Hay algunas partes de la historia que deben omitirse: cómo fuimos a parar al Sr. Oni a solicitud del administrador Güli-güli, el valle al otro lado de las Montañas Místicas y cosas como esas. Pero por lo demás, la explicación que obtuvo Fracasado es bastante precisa.

Lo único inventado es que el Sr. Oni viajó a través de las Montañas Místicas por su cuenta y lo acogimos una vez que encontró la salida y se desmayó por agotamiento.

Se nos ocurrió esa tapadera juntos con anticipación, así que no hay problema.

Entonces, una vez que entiende la historia del Sr. Oni, esa es la reacción de Fracasado.

“Entonces, supongo que no tuviste otra opción. Tendrás que irte tarde o temprano, pero por ahora eres bienvenido aquí todo el tiempo que necesites.”

Fracasado hace un sonido fuerte y asqueroso, ¡sonándose exageradamente la nariz!

Vampy se ve asqueada.

Incluso las arañas marioneta parecen un poco alteradas, pero obviamente el que está más incómodo aquí es el Sr. Oni, quién está experimentando todo eso de cerca.

Eh. Esto es algo inesperado.

No conozco a Fracasado desde hace mucho tiempo, así que no es como si tuviera una comprensión perfecta de su personalidad, pero siempre lo tuve como un imbécil pomposo que no daba para mucho más.

Ahora que está reaccionando como el antihéroe de un manga de delincuentes—un perfecto idiota pero con un corazón de oro—no sé qué pensar.

En plan, ¿quién iba a saber que era ese tipo de personaje?

Me pareció más un matón de poca monta.

Pero supongo que en realidad es un tipo bastante importante en el mundo demonio, por lo que de primeras no es insignificante realmente. De hecho, probablemente tenga sus propios subordinados.

No sé si esos subordinados realmente lo respetarán, pero la mayoría del personal aquí parece tenerle aprecio, al menos.

Sí, ya me has oído. Además del mayordomo principal, el personal de la mansión suele estar muy dispuesto a ayudar a Fracasado.

Por una parte, nos sigue visitando cada maldito día, incluso aunque el mayordomo principal ordenara al personal que lo mantuviera alejado.

Si Fracasado estuviera obligando al personal a obedecerlo, estos probablemente se lo hubieran reportado a su jefe.

Pero el mayordomo principal no ha dicho ni pío, por lo que no están quejándose de él o el mayordomo principal también está metido en eso.

De cualquier modo, indudablemente hay alguien ayudándole desde las sombras.

Lo que significa que Fracasado podría ser sorprendentemente amable con sus subordinados.

Tampoco es que me importe.

Ya. Es demasiado tarde como para que Fracasado mejore su reputación para mí.

“Si no tienes adónde ir, puedo contratarte, ¿sabes? Debes ser bastante fuerte si cruzaste las Montañas Místicas tú solo. ¿Qué te parece? ¿Quieres unirte a mi ejército?”

Vaya, sí que ha cambiado de opinión rápido después de escuchar la triste historia del Sr. Oni.

El Sr, Oni parece incómodo, pero una vez que Vampy le traduce, responde pidiendo algo de tiempo para pensar en ello.

Sí, ese no es el tipo de cosa que puedas decidir en un instante.




Sin mencionar, que si va a trabajar para un demonio, probablemente debería aprender su idioma.

Tendría que empezar por ahí.

“Bueno, tan solo hazme saber si necesitas cualquier cosa.”

Con eso, Fracasado se despide alegremente.

Se está haciendo ver como un hermano mayor.

Yo, eh… no sé cómo sentirme al respecto.

“¿Qué diablos fue eso?”

Parece que Vampy se siente igual.

En cualquier caso, eso significa que Fracasado aprueba que el Sr. Oni esté aquí ahora, así que por lo menos podrá permanecer en la mansión sin problemas.

“¿Adónde iré después de aquí…?”

Después de que Fracasado se marchara, el Sr. Oni murmura para sus adentros, perdido en sus pensamientos.

Supongo que nos soy la única planeando su próximo movimiento.

Todos los demás también deben pensar sobre su futuro.




“No tiene sentido preocuparse por el futuro, ya sabes.”

Corrección. Supongo que una persona no está pensando en eso en absoluto.

“Nunca sabes qué es lo que va a pasara a continuación. Si pierdes todo tu tiempo preocupándote por ello, nunca llegarás a ningún sitio, ¿sabes? Lo que importa es cómo vas a vivir el presente.”

Guau.

¿Vampy acaba de hacer una declaración sorprendentemente profunda?

Hmmmm. Supongo que tiene algo de razón.

Cuando vivía en el Gran laberinto de Elroe, todo en lo que pensaba era en cómo vivir (o mejor dicho sobrevivir) de un momento a otro, al fin y al cabo.

Quiero decir, no necesitaba pensar realmente en nada más.

Vivir en el presente es importante, pero de verdad creo que es mejor tener algo de idea sobre qué vas a hacer una vez te las arregles por sobrevivir.




Especialmente para Vampy.

Esta niña es la única vampira Progenitora en el mundo, y ya es increíblemente poderosa con su edad.

Pero todavía es una niña, así que supongo que tiene mucho tiempo para pensar sobre su futuro.

Aunque… el mundo podría no sobrevivir el tiempo suficiente como para que tenga oportunidad de crecer.

Al final, supongo que no importa lo minuciosamente que planifiques el futuro, sigues sin estar exento de la regla universal: Pase lo que pase, pasa.

4.9 76 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
17 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios