Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 6

Capítulo 3: El Rey Demonio y La Héroe, Avanzan Hacia Nuevos Sueños

Parte 9

 

 

— Aunque Chi-chan parece estar planeando protegerte, el hecho de que la has secuestrado es indiscutible, ¿no?

Maou le dijo fríamente al gran Malebranches.

— ¿Qué piensas hacer?

— Lo lamento mucho… no importa que, deseo escuchar de otros lo que usted, Maou Satán-sama planea hacer en este país…

Aunque en realidad había escuchado la ambición terrorífica de una humana, Chiho y Farfarello no sabían que Maou y los demás habían escuchado todo con claridad.

— ¿Entonces Chi-chan? ¿Por qué dices que también es tu culpa?

— E-es porque quería saber el motivo por el que has de conquistar Ente Isla… se siente como si yo te lo preguntara a ti o a Ashiya-san, no querrían decirme…

— Huh… ¿ah sí?

En la Transmisión Mental que las tres personas escucharon, esta parte no aparecía.

Asi que probablemente haya pasado luego que Maou y los demás colgaran debido a la vergüenza.

Maou se rascó la cabeza, y miró a Chiho y a Farfarello directamente.

— Ustedes.

Diciendo esto, Maou usó su pulgar para apuntar su propio pecho.

— ¡Cosas como esta, pregúntenselas a la persona misma! ¡Estoy justo aquí! ¡No correré ni me ocultaré!

— Está bien… lo siento.

Chiho se disculpó de forma deprimida.

— Chi-chan… huh, aunque tengo muchas cosas que decirte… de todas formas…

Maou sintió un poco de inquietud pues recordó la Transmisión Mental de hace un momento, luego caminó hacia Chiho, y usó su puño para ligeramente ‘golpeara’ la cabeza de Chiho.

— ¡Ow!

— ¡La conferencia, la dejaré de primero!

— Ughh… está bien.

Chiho tocó el lugar donde fue ’golpeada’, y caminó hacia Emi y Suzuno.

Luego que Maou mirara los alrededores y confirmara que Emi y Suzuno también la ‘golpearon’, se volvió una vez más hacia Farfarello.

— Asi que, de lo que escuchaste de Chi-chan, ¿Qué sientes acerca de mí?

—….Honestamente, es difícil juzgarlo. Aunque escuché palabras inesperadas, aun no creo que este país tenga esa cosa que pueda apoyar de forma eficiente el gobierno de usted, Maou Satán-sama.

— No se trata de eso. Satán está estudiando manufactura, ¿sabías?

— Por la forma que lo dices, es como si mis apuntes fuesen sido copiado descuidadamente.

Maou le dio una sonrisa irónica a la forma infantil de hablar de Iron, y luego, por razones desconocidas, puso su mano en su bolsillo y sacó su billetera.

— Déjame decirte algo. Este país… este mundo está lleno de cosas que podrían resolver la crisis del Mundo Demoniaco. Y estas cosas no requieren de sangre, o vidas como intercambio. Esto… esto…

Maou sacó una pieza de papel de la billetera que compró en la tienda todo a 100 yenes.

Luego lentamente comenzó a desdoblar la pieza de papel.

—…Ir a comprar una billetera sin tener necesidad de doblar notas. Ya eres un adulto, que patético.

Emi, quien había sido salvada por el papel arrugado usado por el Rey Demonio murmuró infelizmente.

— ¿Sabes lo que es esto? Déjame decirte algo primero, los humanos en Ente Isla incluso poseen cosas como estas.

En los ojos de Farfarello, eso solo era un trozo de papel con la cabeza de un humano e imágenes complicadas en ella.

— Esto es…

— Una vez que tengamos esto, existiría la necesidad de discutirlo con otros.

Tras decir eso, Maou lanzó el orbe negro que había sido desplazado a su axila mientras sacaba su billetera, la esfera de magia demoniaca concentrada, y la lanzó.

— ¿Quiere decir que, esta pieza de papel posee la habilidad de sobrepasar la magia demoniaca?

— No la ‘posee’, sino ‘todos pueden poseerla’.

Maou levantó alto en el aire, el billete de 1000 yenes con el retrato del talentoso Hideyo Noguchi impreso en él.

— Nuestra voluntad, puede cambiar la situación de este mundo. Esto puede cambiar la comodidad del Mundo Demoniaco, el cual ha estado perdiendo magia demoniaca debido a la paz… ¡el dinero! Mientras podamos cambiar nuestras visiones, podremos cambiar el mundo y las manifestaciones. Esto es lo que he aprendido en este mundo.

— ¿Dinero, eh…? Sé que esto se refiere a las personas o placas de metal humanas usadas cuando se hacen negocios. Pero enfrentado al poder, esta cosa es inútil.

— ¡Es algo inútil ahora! ¡Pero, voy a comenzar a construirlo luego! ¡De esta forma, un mundo en el que incluso la Héroe que planea asesinarme, estaría dispuesta ayudarme a construirlo! ¡La energía negativa podría crearse incluso sin asesinar a nadie!

— Oye, ¿Podrías evitar hacerlo sonar como que estaría dispuesta a ayudarte porque fui tentada por dinero?

Incluso si ella no podía vociferar su protesta, Emi aun caminaba detrás de Maou y ubicaba una mano en su hombro.

— Como existe una recompensa, existe la disposición para actuar, aunque este es el principio básico de la sociedad, se siente difícil de aceptar.

Diciendo esto, Suzuno incluso colocó su mano en el otro hombro de Maou.

Justo cuando Chiho comenzaba a sospechar lo que estaba por pasar…

— Chi-chan.

Maou llamó a Chiho con su espalda enfrentándola.

— Canta, Emi y Suzuno no tienen la energía suficiente para protegerte, activa tu magia sagrada apropiadamente y protégete.

Con esta frase, Chiho lo comprendió todo.

Chiho limpió sus lágrimas en la esquina de sus ojos debido al regaño, y ajustó su respiración para calmarse.

— Es mejor que hagas valer esos 1000 yenes.

— Aunque no es tanto como mi pago por hora, no se puede evitar, te ayudaré.

— Comenzamos. Aunque es un poco diferente de lo que planee, pero no mueran.

Mientras hablaba, Emi y Suzuno comenzaron a inyectar grandes cantidades de magia sagrada en su cuerpo a partir de sus hombros.

— ¡¿Qué están haciendo?!

Farfarello entró en shock debido a eso.

Las dos humanas ahora se encontraban vertiendo magia sagrada en el cuerpo de Satán sin temores. Con esto, ¿el Rey Demonio que se había debilitado hasta ser un humano, se purificaría?

— ¡No te muevas!

Incluso si el mostraba una expresión de dolor, Maou detuvo a Farfarello.

— ¿Eh? ¿Eh? ¿Eh? No, no necesitas temer… solo observa, definitivamente te sorprenderás mucho.

— ¿E-está bien?

Aunque Maou miró confiadamente, en realidad, Maou no le había dicho a Emi o Suzuno la razón para hacer eso.

Maou solo le prometió que definitivamente lo haría, y le pidió que inyectaran tanta magia sagrada como pudieran dentro de su cuerpo en frente de Farfarello.

Como ellas pensaron que este método no heriría a Chiho, las dos aceptaron a regañadientes, pero sin importar que, parecía que estuviesen hiriendo a Maou.

— ¡Gahhhhh!

Tras un corto tiempo, Maou, cuyo cuerpo contenía la magia sagrada inyectada…




—……Ugh.

— ¿e-espera?

— ¿O-oye?

Sus ojos se voltearon, y se desmayó.

Aunque Emi, Suzuno y Farfarello no sabían lo que Maou quería hacer…

— ¡Una nueva mañana ha llegado! ¡Una mañana de esperanza! Chiho de repente comenzó a cantar.

Cuando cantó el tema radial, Chiho comenzó a activar la magia sagrada en su cuerpo. El desorientado Maou estaba arrodillado en el suelo sin energía.

Emi frenéticamente lo ayudó por un lado.

— Abran sus corazones de felicidad.

Inmediatamente después de eso, los cambios comenzaron a ocurrir de repente.

— ¡Mira al cielo!

Como si hubiese recibido un puñetazo, el cuerpo de Maou se torció en forma de ‘<’.

— ¡Yah!

— ¡Uwah!




Emi y Suzuno, quienes habían sostenido a Maou para que no cayera, fueron lanzadas hacia atrás.

Un brillo negro de repente fue emitido del cuerpo de Maou.

— Con el sonido del radio, abre tu pecho saludable.

La luz se hizo más grande, y comenzó a cubrir el cuerpo de Maou Sadao en negro.

— E-esto es… ¿no me digas?

Aunque Farfarello usaba sus manos para cubrir sus ojos y bloquear el brillo negro que se emitía, él no estaba dispuesto a mirar a otro lado.

— ¡Abraza al suave y calmado viendo, listos, uno! Lo que apareció primero fue los pies como bestia.

— ¡Dos!

Luego el cuerpo enorme.

— ¡Tres!

El cuerno derecho cortado por la Héroe y el cuerno izquierdo intacto.

— ¡Oh cielos~, tan cercano, momentáneamente perdí la conciencia!

Pero este murmuro, arruinó la atmosfera que había estado cubriendo a sus testigos.

— ¿C-como es posible?

La persona que estaba más sorprendida era Emi.

Después de todo, quien pensaría que inyectar magia sagrada a un demonio, provocaría el nacimiento del Rey Demonio.

Suzuno incluso se sentó en el suelo por el desarrollo inesperado y solo pudo mirar fijamente el rostro del Rey Demonio Satán.




— Ustedes no deben tener miedo… Chi-chan, deberías saberlo de antemano, ¿no?

— M-más o menos…

Parecía como si la activación de magia que fue aprendida, fuese aun difícil de resistirse a la magia demoniaca de Satán teniendo un cuerpo de carne y sangre.

Incluso así, Chiho aún le sonreía con fuerza a Satán, e inmediatamente pudo discernir los pensamientos de éste.

Antes de la conmoción en la Tokyo Tower, Chiho había producido magia demoniaca en respuesta al exceso de absorción de magia sagrada, provocando síntomas de enseñamiento por magia demoniaca.

Por lo que así, este fenómeno se produjo en el ‘Humano Maou Sadao’.

La respuesta estaba en el Rey Demonio frente a ellos que vestía una camiseta UNIXLO rasgada hasta su límite y unos jeans Denim.

— Que apretado.




Solo una persona parecía disfrutar el cambio de situación – Iron mostró una pequeña sonrisa mientras veía el rostro de Satán.

— M-Maou Satán-sama…

Farfarello inconscientemente se arrodilló.

Farfarello, quien solo se había convertido en capitán luego de la dispersión del Ejército Demoniaco, no se había encontrado directamente con Satán antes. Sin embargo, una vez que el Rey Demonio apareció frente al joven demonio de esa forma, Farfarello comenzó a culparse por su actual creencia de la estúpida sospecha contra el Rey Demonio, y estaba completamente arrepentido.

El Rey Demonio Satán estaba vivo. Y ahora estaba ocultando una fuerza poderosa que excedía la de Farfarello, preparándose para gobernar el mundo.

Y él incluso había hecho camaradas a sus enemigos.

— Asi que, ¿aun sigues insatisfecho con esto?

La voz desde lo alto, hizo que Farfarello rindiera hasta su alma, y se arrodilló por completo.

— Todo esto es por mi pensamiento superficial. Es una gran ofensa sospechar de los pensamientos de usted, Maou Satán-sama, estoy dispuesto a aceptar cualquier castigo.

El silencio se apoderó sobre la escena.

— Aun así, Farfarello ya estaba mentalmente preparado para morir algún día. Nadie dijo nada sobre castigarte.

El Rey Demonio Satán dijo con calma.

— ¿No lo dije desde el principio? Tengo mis consideraciones, no hagas cosas estúpidas, y regresa de una buena vez. Dile a Barbariccia y a los demás que se transfieran del Continente Oriental. Asi como lo has dicho, he obtenido un nuevo poder en este nuevo mundo, y me preparo para la conquista mundial, dejarles saber esto es suficiente.

—….No me merezco esto…




— Nuevamente, incluso si dije esto, Barbariccia probablemente no lo aceptará. Cuando regreses, recuerda decirles que encontré el ‘verdadero’ Ejercito Demoniaco y a los cuatro Grandes Generales Demonios, déjame presentártelos.

— ¿Eh?

— ¿Ah?

— ¿Eh?

Satán de repente mencionó las existencias que Chiho, Emi y Suzuno no habían escuchado antes.

— Recuerdas a Alsiel y Lucifer, ¿cierto? Además de ellos, se encuentra la Héroe Emilia. Ella es una experta en batallas, y podría ser incluso más fuerte que yo.

— ¡Oye!

— Esta es la Inquisidora Crestia Bell. Del departamento Misionario de Relaciones Exteriores de la Iglesia, una oficial estudiosa que sabe todo sobre los eventos de Ente Isla.

— ¡¿Q-qué?!

— Ellas, antiguas enemigas, han unido fuerzas conmigo, además, tengo una secretaria que es la clava para yo conquistar los corazones humanos, la Barista de MgRonald Sasaki Chiho. Esas personas, son los cuatro Grandes Generales del nuevo Ejercito Demoniaco que he creado.

— ¡¡¡CINCO PERSONAS!!!

Emi y Suzuno no pudieron evitar gritar simultáneamente.

— ¡Error, no es así! ¿P-por qué tengo que ser un Gran General? ¡Detén esta estupidez!

— ¡Estaba pensando que estabas planeando decir! ¡Esto es una difamación!

¡Correcto, retráctate, realiza Seppuku, discúlpate!

Luego de refutar con todas sus fuerzas, Emi y Suzuno protestaron con todas fuerzas a Maou.




— ¡¿Básicamente, que es un Barista de MgRonald?! ¡¿Cómo se te ocurre poner a Chiho-chan en más peligro…?!

— ¿Ha dicho Mgron Ald Ballista…?

— ¿Eh?

— ¿Eh?

La Héroe, la Inquisidora y la Barista de MgRonald, incluso Satán hicieron un sonido como si fuesen nombres de rangos iguales, Farfarello inesperadamente lo aceptó, y no solo eso…

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios