Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 6

Capítulo 3: El Rey Demonio y La Héroe, Avanzan Hacia Nuevos Sueños

Parte 4

 

 

— No sé lo que están planeando, pero hagan lo mejor. Me regreso.

Sariel, quien había estado observando el desarrollo de la situación hasta ahora, se levantó y dijo:




— Aunque las cosas parecen haberse vuelto problemáticas, mientras mi diosa no esté en peligro, entonces no tiene nada que ver conmigo. No planeo dificultarle las cosas a ustedes, hagan lo mejor que puedan.

Como Maou y los demás no esperaban nada de Sariel desde un principio, nadie planeó detenerlo.

— ¡Disculpa!

Sin embargo, alguien detuvo a Sariel, quien estaba colocándose sus zapatos en la entrada.

— ¿Hm?




— Etto… Sariel-san, por favor. ¿Podría ayudarnos? Esa persona era Chiho.

— Espera, espera, ¿Chiho-chan?

— ¿….Estás hablando en serio?

Enfrentando la solicitud inesperada de Chiho, no solo la expresión de Emi cambió drásticamente, incluso Sariel se volvió hacia Chiho por la sorpresa.

— ¿Por qué habría de ayudarlos? Originalmente somos enemigos, y este incidente no tiene nada que ver conmigo.

— Pero la luz de los ojos de usted detuvieron los movimientos de Iron, ¿Verdad, Sariel-san?

— ¿Y qué? Ya que el Sephira contiene magia sagrada, la ‘Cruel Luz del Caído’ es efectiva contra ellos, pero incluso si tengo esa habilidad, no estoy obligado a ayudarlos, ¿bien?

— Lo sé. No planeo pedirle que pelee, sino que solo me ayude durante el periodo en el que aprendo los hechizos.

— Chiho-chan, ¿Qué dices? Déjanos a mí y a Bell ese tipo de cosas…

— Aunque las situaciones pueden ocurrir a corto plazo, dependiendo de las acciones de los demonios, podría tomar más tiempo. Como no sabemos cuánto podría tomar para que todo este incidente llegue a su fin, no puedo dejarle todo a Yusa-san siempre.

Emi se sorprendió porque Chiho de repente se centró en la vida cotidiana.

— ¿Qué estás diciendo? Ahora no es el momento de decir tales cosas.

— Ahora es el momento de decir eso y ma. Incluso si podemos superar este obstáculo de forma exitosa, si eres es incapaz de obtener un salario el próximo mes, o eres dimitida porque abusó de su descanso, entonces todo sería injusto para ti, Yusa-san.

— Chiho-dono, está pensando demasiado. Con mis ahorros, no habría mucho problema si una o dos personas más viven conmigo, e incluso si Emilia es expulsada, con su habilidad, ella defectivamente sería capaz de encontrar otro empleo…




— Si los amigos de su próximo lugar de trabajo también la arrastran a una conmoción de Ente Isla, entonces eso realmente se saldría de control, ¿bien?

— ¡!

Suzuno recordó lo que Maou le dijo a ella cuando estuvieron comprando el televisor, y quedó en silencio debido a eso.

Ampliar las relaciones humanas más de lo necesario no era un buen movimiento para Emi y los demás en estos momentos. Ahora, las relaciones de Maou y Emi están reunidas en el mismo lugar, y las relaciones estables se mantienen en un área relativamente pequeña.

Si ellos expandían sus rangos de actividades y dejaban huellas, quizá el ‘enemigo’ sería capaz de aprovechar la oportunidad y separarlos.

— P-pero aun así…

Emi miró a Sariel con infelicidad. Aunque ello solo lo recordaba ahora, Emi había sido tratada rudamente por Sariel, provocándole un gran golpe en su orgullo.

Solo con esto, Emi no quería considerar la opción de dejar que Chiho aprendiera con Sariel.

Por supuesto, Chiho, que estuvo allí en ese tiempo, podía entender muy bien que tan desconfiada se sentía Emi de Sariel.

— Como Sariel-san incluso tiene un trabajo, no puedo siempre pedirte que cuides de mí. Pero mientras seas capaz de ayudar a llenar los espacios vacíos de Yusa-san y Suzuno-san…

Debido a esto, Chiho decidió aprovechar una preciosa arma secreta.

— Aunque no puedo garantizar que pueda hacerse inmediatamente. Pero si Sariel- san está dispuesto a ayudarnos, podría encontrar una oportunidad para que Kisaki- san y tú se reconcilien.

— ¡Oye, eso debería cobrarse! ¡Comencemos, Bell! ¡Apresúrate y dirígete al lado opuesto y detente allí!

— ¡Bien!

— Huh…

Por eso, las cosas tomaron este rumbo.

Aunque sin considerar la reconciliación, ya fuese Sariel y Kisaki quienes incluso en términos amistosos comenzaron con las discusiones, sin embargo en ese momento, Sariel emita toda la potencia de su magia sagrada tan brillante como el sol que incluso Ashiya, quien era capaz de hablarle como un general inteligente una vez, casi desmaya instantáneamente.




— ¿Después de eso, has estado entrenando en este gimnasio sofocante desde la mañana?

Emi, quien había llegado allí luego del trabajo y vio la situación del entrenamiento, le dijo esto a Maou con una mirada de irritación en su rostro, sin embargo ya que el método de entrenamiento era razonable no podía reclamar.

— Si no les hubiese pedido que descansaran un poco como ahora, Chi-chan hubiese seguido trabajando duro.

— Pero… desde aquí, pareciera que hay una oportunidad de realizar exitosamente el hechizo, ¿no?

— Sariel ya dijo que no podemos elogiarla, además Chi-chan podría solo intentar investigar los hechizos por su cuenta.

— Ese es el juicio correcto. Huh, aunque no siento que las cosas sean tan simples.

— ¡Chi-nee-chan es sorprendente!

Alas=Ramus probablemente entendía por instinto, por lo que miraba fijamente el entrenamiento de Chiho sin apartar la vista.

— ¿Entonces?

— ¿Hm?

— ¿….tienes alguna idea de cómo hacer que se reconcilien?

—…quien sabe.

De alguna manera, esto podía ser un problema más inquietante comparado con Farfarello e Iron.

Aunque ellos solo tienen que hacer que Kisaki se reconcilie con Sariel, la relación original entre esas dos personas es solo que Sariel, con una pasión unilateral hacia Kisaki, no ocultaba sus motivaciones y corría hacia MgRonald en cada comida y gastaba mucho dinero con tal de ver a Kisaki.

— Pero Kisaki-san no olvida el trato de Sariel como si fuese un cliente.

Maou pensó que la definición de hacer que los dos se reconcilien, se refería a hacer que Sariel fuese capaz de entrar y salir libremente de MgRonald.

Si es solo ese detalle de reconciliación, entonces sería posible hacer que sucediera, pero no era seguro de que Sariel lo dejara así como así.

Incluso si él seriamente está siendo considerado un entrenador superficial, si Chiho es incapaz de proveerle ‘la reconciliación’ que Sariel imagina, entonces nadie sabrá lo que sería capaz de hacer.

— Y en tiempos como este, Rika no parece muy confiable.

— ¿Por qué de repente mencionas a Suzuki Rika?

— Aunque no es el punto de tomar piezas, como referencia, quiero pedirle consejos de cómo hacer que un chico y una chica se reconcilien. Realmente a ella le gusta este tipo de cosas de cotilleos. Pero como ves, es debido a ese tipo.

Emi usó su mirada para apuntar hacia la espalda de Ashiya mientras veía el entrenamiento de Chiho.

Incluso si ella no conocía las verdaderas identidades tanto de Emi como de los demás, la compañera de Emi Suzuki Rika aun interactuaba con Maou, Ashiya, Chiho y Suzuno, y justo ahora, ella estaba en un apasionante amor no correspondido por Ashiya.

— Ella parece haber ‘sido incapaz de entenderse’, así que es mejor mantenernos alejados de temas femeninos como amores no correspondidos, por ahora.

La otra colega de Emi, Shimizu Maki, una vez que tuvo la oportunidad, ella intentó identificar la razón que hacía que Rika ‘no se entendiera’, y Rika en repetidas veces cambiaba el tema, esto ya se había convertido en una ocurrencia diaria en el lugar de trabajo de Emi.

— ¿….crees que esto está bien?

— ¿A qué te refieres?

— ¿Eh?

Maou incluso usó su mirada para apuntar a la espalda de Ashiya, y Emi se encogió de hombros, luego respondió:

— Escuché de Bell. Tú pareces haber expresado tu opinión de una forma muy exagerada sobre la relación que hemos construido.

Emi levantó la mirada y miró fijamente a Maou.

— No fue algo exagerado. Pero pude haber mencionado que era arrogante para ambas de ustedes querer separar a Ashiya y a Suzuki Rika aunque dejen sus propios asuntos a un lado.

— Ya esto es demasiado exagerado. Aunque tú no conoces como nos sentimos.

— Pues nunca elegí una forma de vivir la cual esté considerada para con la Héroe. Maou se encogió de hombros como si estuviese evitando la mirada intensa de Emi.

Luego que Emi levantara la mirada y observara a Maou, ella de repente desvió su línea de visión.

—….Yo también.

— ¿Eh?

Emi apoyó su quijada en sus rodillas, y habló suavemente mientras veía a Chiho exhausta por el entrenamiento de Sariel.

— Yo también me ‘he convertido en alguien que es incapaz de entenderse’, por eso no tengo derecho a interferir en los sentimientos de otros.

—……….

La Emi de hoy parecía especialmente honesta, haciendo que Maou no supiese cómo reaccionar.

—….Ser incapaz de entenderte, ¿eh?

Por eso el solo pudo intentar pasar vagamente por las palabras repetidas de Emi, y miró hacia la situación de Chiho y los demás para redirigir su atención.

— Hm~ como ella es capaz de activarlo hasta este punto, entonces lógicamente debería cerrarlo…

En ese momento, Sariel, que parecía estar pensando en algo, le gritó a Suzuno.

— ¡Prueba con otro método! ¡Bell, esta vez, serás quien transmita! ¡Si ella puede agarrar la sensación de recepción, ella podría usarlo para devolverlo!

— Entendido.

Una vez Chiho vio a Suzuno levantar su mano desde el otro extremo del gimnasio, ella intentó centrarse en su conciencia.

— Incluso así, lo que debería enviar.

Suzuno, quien recibió esa instrucción, pensó por un momento.




— ¿Usar la sensación para devolverlo, eh…? Si es así, comparado con la simpleza de escuchar la voz, una conversación propia sería bueno.

Suzuno se habló a sí misma, y fue su turno de llamar al teléfono de Chiho esta vez.

— Además de tener el contenido que Chiho-dono pueda entender, se necesitaría crear sentimientos que sean concretos y suficientes para transmitirle, y esos sentimientos necesitan ser fuertes, lo suficiente para ser capaz de pasar a través del camino de vuelta en este lado cuando los devuelva…

Con el fin de Suzuno ser capaz de recibir el mensaje que Chiho envié, sería mejor escoger preguntar que puedan abrir su estado mental.

—….Ah.

— ¡¿Qué pasa?! ¡Llama de una vez, Bell! ¡La canción de radio está por terminar!

El contenido que Suzuno había decidido que era tan preocupante que ella no fue capaz de responderle a Sariel de inmediato.

— Ah…ah…hm.

Suzuno movió el teléfono hacia su oído, aunque no había necesidad de hacerlo, ella no podía cambiar su comportamiento de aclarar su garganta antes de realizar una pregunta preocupante.

Suzuno centró su atención en Chiho y su teléfono dentro de su rango de visión, y llevó a cabo la Transmisión Mental con la cual ella no estaba tan segura de lo nerviosa que estaba. De igual forma, era una suerte que Maou y los demás no estaban en el mismo lado del edificio que Suzuno.

— Chiho-dono, ¿quieres entrar a una boda con el Rey Demonio…no, quieres casarte con el Rey Demonio…?

La timidez hizo que Suzuno evadiera directamente la forma de decirlo, pero en realidad hizo que el significado fuese más directo, y luego que el mensaje fuese enviado provocó un efecto obvio.

— ¡¡Wahhhhhhhhhhhh!!

— ¡Gyargh!

En ese instante, un fuerte sentimiento sacudió el cerebro de Suzuno a través de las ondas del teléfono móvil, tal como el aullido de un lobo.

Los sentimientos cubiertos dentro de las ondas eléctricas y el volumen de la explosión produjeron un impacto suficiente para causar una conmoción cerebral, haciendo que Suzuno tuviese un ‘apagón’ momentáneo y soltara el teléfono.

— ¿Oye, Bell?

Emi notó algo extraño con la situación de Suzuno y no pudo evitar levantarse para acercarse por la preocupación.

En cuanto a Chiho, ella estaba sonrojándose con furia por razones desconocidas, y sus mejillas se inflaron como un balón, pero ella solo pareció quedarse con poco aliento y con la respiración acelerada.

— O-oye, Emi, ¿Suzuno está bien?

La reacción de Suzuno fue tan anormal que incluso Maou estaba preocupado.

Ellos solo la vieron inclinarse en el piso, con su cabeza entre sus manos, y golpeando el piso del gimnasio con fuerza, e incluso ocasionalmente batía su cuerpo y su teléfono móvil, y graznó mientras sostenía su cabeza con una mano.

— ¡L-lo entiendo, si, si, si, si, si, si, es, es, es mí, mi, mi error! ¡P-p-por favor cálmate un poco…!

— ¿Chi-chan?

— Ah, ehhhhhh….

Habiendo solo descubierto el profundo dolor de Suzuno, esta vez fue Chiho que dejó caer su teléfono, y cayendo al suelo.

Maou frenéticamente corrió hacia ella, tomó a Chiho y la llamó con fuerza.

— O-oye, Chi-chan, ¿estás bien…?

Una vez que se encontró con la mirada de Maou, los ojos ya abiertos de Chiho se abrieron hasta su límite.

—…Ma, Ma, Ma, Ma, Mao, Mao, Mao, Ma, Ma, Ma, Ma, Maooouuuu, Ma, Ma, Ma, Ma, Ma, Ma, Maou-ah, Ma, Ma-a-san.

Chiho, que había entrado en pánico total, repetidamente decía la silaba ‘Ma’.

— ¡¡¡Ugaaaaahhhhhhh!!!

En cuanto a Suzuno, era como si ella con éxito fuese alcanzada por esos ‘Ma’, y rodó con dolor en el piso de forma sincronizada con la voz de Chiho.

— ¿Q-qué está pasando? ¿Qué está sucediendo exactamente?

— ¡Bell! ¡Bell, aguanta!

Luego de un rato, Suzuno y Chiho aún eran incapaces de recuperar su compostura.

— ¡Huh…bien!

En ese momento, Sariel apareció a un lado de Maou y presionó su mano contra la frente de Chiho…

— Ma, Ma, Ma, Ma, Ma, Ma… fu…

Siguiendo eso, Chiho cayó en los brazos de Maou como si perdiera la conciencia.

En ese instante, Suzuno, siendo apoyada por Emi, pareció haber sido liberada y se levantó luego de exhalar profundamente.

— Parece como si Bell hubiese sido golpeada por la puerta de un cardiaco anormal. Sariel estudió el rostro de Chiho con sorpresa.
Chiho, quien ellos pensaron que había perdido la conciencia, inmediatamente abrió sus ojos ligeramente. Aunque su expresión parecía estar un poco aturdida, una vez que vio el rostro de Maou, ella desvió su mirada a otro lado y observó a Suzuno con rabia desde un ángulo que los demás no pudiesen ver.




— Parece que ella ha superado el mayor obstáculo. Ahora, Bell debería ser capaz de recibir apropiadamente la Transmisión Mental de Chiho Sasaki, ¿no?




— ¡¡!!

Con esta frase, Chiho se sorprendió aún más que nadie.

Hataraku Maou-Sama Volumen 6 Capítulo 3 Parte 4 Novela Ligera

 

Como si verificara esa oración…

— Eso fue realmente fuerte. Suzuno la llenó con cansancio.

Después de las 7 de la noche, cuando la hora de apertura del gimnasio había pasado, el entrenamiento se dio por terminado.

Incluso así, sin saber cuándo Farfarello e Iron atacarían, el grupo definitivamente esperaba mantener la actividad grupal tanto como fuese posible, por lo que fueron a casa en el orden de las personas que vivían más cercas del Centro Deportivo.

— ¿Estas bien, Chi-chan?

— ¡Estoy bien!

Aunque fuese coincidencia, Chiho aun consiguió lanzar un hechizo al primer intento y se cansó debido a eso, pero por razones desconocidas, ella extrañamente mantenía algo de distancia de Maou desde que salieron del Centro Deportivo, ella había estado oculta tras de Emi.

Al principio, Suzuno estaba inestable de sus pis, pero ahora, ella podía caminar por su cuenta.

— Entonces, entrenaremos mañana a la misma hora, ¿está bien así?

Sariel, estando frente a su apartamento, confirmó el plan de mañana con Chiho.

— Ah, está bien, pero debo trabajar mañana en la noche, por lo que no puedo practicar mucho.

— ¿Entonces el Rey Demonio y los otros?

— Hm… yo comienzo a trabajar de tarde, por lo que dejaré que Ashiya y Urushihara vengan.

— Incluso quiero pedirle a Bell… ¿está bien?

Como Emi también tiene un trabajo, antes de salir, ella podía pedirle a Suzuno algo de ayuda.

Aunque Suzuno aún estaba un poco aturdida por el ataque directo a su cerebro por los gritos descontrolados de Chiho, ella aun así asintió para indicar que no había problema con ello.

— Bueno, entonces reservaré la hora de 1 pm a 4 pm, nadie tiene problemas…

Justo cuando el sol y las estrellas comenzaban a brillar en el cielo, Sariel, quien inocentemente se había convertido en el líder, por razones desconocidas, se congeló en el acto.

— ¿Hm? Oye, Sariel, ¿Qué pasa…?

Maou siguió la mirada de Sariel sin pensarlo mucho…

— ¿……Eh?

— ¿….Ah?

Chiho y Emi, quienes se volvieron al mismo tiempo que Maou, tomaron una bocanada de aire pues habían visto a cierta persona de pie allí.

— ¡Oh cielos, son ustedes! ¿Por qué están todos reunidos aquí?

Esa persona vestía un traje y cargaba una cartera llena completamente de archivos y planillas de trabajo. Como ella estaba usando tacones, se veía mucho más alta que Maou.
Con su hermosa cabellera negra como el cielo nocturno que se balanceaba con el viento, la gerente del MgRonald sucursal Hatagaya, Kisaki Mayumi se detuvo con una expresión de sorpresa en su rostro.
— ¿P-por qué estás aquí, Kisaki-san…?

Maou y Chiho no pudieron ocultar que tan nerviosos estaban ya que no esperaban encontrarse con Kisaki allí.

Por otro lado, Emi y Suzuno se miraron la una a la otra mientras confirmaban que ver a Kisaki allí antes no era una coincidencia.

— Hay un par de personas que nunca había visto antes, ¿son amigos tuyos? Kisaki vió los rostros de Urushihara y Ashiya, y le preguntó a Maou eso.

Como Urushihara raramente salía de casa, y Ashiya solo había ido un par de veces a MgRonald cuando Maou había comenzado su trabajo, no era extraño para Kisaki no recordarlos, pero una vez vio el rostro de la persona que estaba entre Ashiya y Urushihara, la expresión originalmente cordial instantáneamente se tornó peligrosa.

— ¿Qué diablos haces aquí…? Mitsuki Sarue.




— A, ah… ugh, etto…

— E-e-etto, es p-porque, etto…

Chiho y Maou titubearon ahí mismo pues no podían pensar en una buena excusa.

— No me digas que estas causándole problemas a los clientes de MgRonald o empleados de mi tienda…

Kisaki miró a Emi, Suzuno y Chiho, y al mismo tiempo, dio un paso entre Maou y los demás e interrogó a Sariel. Maou y Chiho no pudieron pensar en ninguna manera de detenerla.
Después de todo, los dos habían presenciado la escena cuando Kisaki corrió a Sariel de MgRonald.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios