Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 6

Capítulo 3: El Rey Demonio y La Héroe, Avanzan Hacia Nuevos Sueños

Parte 2

 

 

— Pero…

Incluso si Suzuno estaba bastante sorprendida que Chiho pudiese pensar en usar los cantos para practicar por su cuenta, ella aun fruncía el ceño, sintiéndose un poco preocupada.

— ¿Por qué…es esa una canción de la radio?

— Ah, ¿Suzuno-san conoce esta canción también?

Chiho, que había terminado de cantar, miró hacia Suzuno sorprendida.

— MHK estaba al aire cuando desperté. Parece que hay un especial de verano.

— A mí me gusta un poco esa canción. Energiza a las personas sin pensarlo mucho, y siento que la radio encaja muy bien con este entrenamiento.

— ¿Ah sí? Nunca la escuché apropiadamente.

— ¿Una nueva mañana, eh…?




Escuchando a Maou decir eso aunque él estaba alejado, Emi miró su perfil lateral.

— ¿La canción termina allí?

— Hay un segundo verso, ¿sabías? Déjame pensarlo…

Luego que Chiho lo pensara por un momento, ella comenzó a cantar fuertemente una vez más.

Casualmente, como Chiho llevaba dos horas de entrenamiento vocal, su voz hizo eco de forma hermosa en todo el gimnasio.

Bajo la nueva mañana, un campo verde brilla. Estira tus extremidades de forma refrescante, pisa el suelo con fuerza. Sigue la radio, en esta tierra, estira tus extremidades saludable, de forma constante, uno, dos, tres.

La voz alegre de Chiho al cantó el segundo verso de la canción de radio.

— Ya veo, no está mal.

— ¡Está bien! ¡Aunque todos mis amigos dicen que es anticuada o sienten pena de cantarla…!

Chiho parecía muy feliz por ser elogiada por Maou.

Viendo su expresión, los corazones de Emi, Suzuno, Maou y Ashiya se sintieron pesados.

Chiho estaba enteramente feliz porque había obtenido un nuevo poder.

No querían que Chiho se involucrara en asuntos problemáticos de Ente Isla, ese era el único entendimiento común entre Maou y Emi, sin embargo, esta regla no escrita ahora se enfrentaba con un reto.

Además de eso, para ellos, dejar que Sariel ayudara con los entrenamientos de Chiho no era algo que suponía que sucediera.

Sin embargo, ya que las cosas se habían tornado de esa forma, era incluso el camino que Maou y Emi habían elegido, los sentimientos de gratitud y arrepentimiento hacia Chiho que quería ser su fuerza, continuaba en conflictos dentro de sus corazones, provocando muchas dudas en su interior.

La noche en la que se encontraron con Iron y Farfarello, incluso Sariel se unió a la discusión en la Fortaleza Demoniaca.

Incluso si era Ashiya, él consiguió un shock por la inesperada visita nocturna, pero bajo las ordenes de Maou, él aun así preparó te para todos con una expresión seria.

Aunque preparó té helado para Maou y Chiho, él le sirvió al resto de la gente, incluyendo a Urushihara, té caliente, esta acción sobrepasaba el nivel de irritación, incluso la estética de un General podía sentirse.

— Ah, que sabroso.

Incluso si Chiho se sentía feliz por tomar té helado preservado, una atmosfera caliente debido al calor y la densidad de personas aún persistía. Después de todo, en esa habitación de seis tatamis, además de los dos demonios, un arcángel y un ángel caído, estaba la Héroe, la Inquisidora y una estudiante de secundaria.

Debido a eso, no sería extraño que incluso esas personas decidieran hablar sobre la historia del universo allí.

De hecho, el alto Ashiya solo podía estar en la cocina, y era incapaz de sentarse en el tatami.

En parte para resolver la situación, Maou explicó los eventos que ocurrieron en frente de la estación Hatagaya a Ashiya y Urushihara de forma simple.

Y la cosa más sorprendente entre todo eso, es que después de todo, ese joven conocido como Iron, en realidad era una existencia nacida de un ‘Sephira’ diferente de Alas=Ramus.

Y Iron, quien es así, no solo trabajaba junto con el demonio Farfarello, incluso se le ordenó por otra persona ser cómo un subordinado, para confundir a todos.

Hasta ahora, además del ‘Yesod’, no había otro ‘Sephira’ que tuviese algo que ver con los asuntos que rodeaban a Ente Isla.

Para forzar más la conexión, la gerente de la casa playera Ooguro-ya, Amane Ooguro, había mencionado ‘el entendimiento’, sin embargo, incluso si Amane era una persona misteriosa, ella no era una persona que actuaría de forma cubierta alrededor de Maou y los demás.

Por eso, algunos de los presentes sugirieron que quizá, Alas=Ramus podría haberse equivocado.

— Pero no es posible que Alas=Ramus se equivoque con algo tan importante. Ella incluso dejó que la espada sagrada desapareciera por su propia voluntad, ¿saben?

Por un lado, ya era muy tarde, Emi dijo eso mientras abrazaba a Alas=Ramus, quien había entrado en la tierra de los sueños.

— La espada sagrada incluso puede romper a Durandal, no importa que tan delgado sea el corte, esa espada no puede detenerse estando desarmado, ese tipo de existencia es inútil.




— Es cierto. Aunque no es fácil de creer, si Iron es el Sephira ‘Geburah’, entonces muchos problemas de la batalla de antes podrían explicarse… ow, ow, ow…

Suzuno se presionó en el codo, torcido de cuando fue lanzada por Iron, y comenzó a explicar.

— El número correspondiente al ‘Geburah’ es ‘5’, joya ‘Rubí’, mineral ‘Hierro’, color rojo, su planeta es la estrella del rey de las llamas de guerra. Responsable del poder de dios, el ángel Kamael. Además, aunque su cabello es prácticamente negro, el mismo color que el mineral del que está a cargo, una pequeña hebra de cabello roja esta mezclada en él, las características son similares a las del cabello de Alas=Ramus.

Alas=Ramus, nacida del ‘Yesod’, a cargo del plateado y purpura, también tiene el cabello plateado con una hebra purpura incluida.

— Como hay un precedente de Alas=Ramus, no sería extraño que otro ‘Sephira’ tuviese también personalidades humanas. Así, Iron podría considerarse la primera aparición de otra muestra. El problema es…

— ¿Qué en realidad está obedeciendo las ordenes de un demonios?

— ¡Correcto!

Suzuno, quien usó su lenguaje decente hacia Sariel, asintió con una mirada digna en su rostro, luego se volvió un poco pálida como si hubiese descubierto algo importante.

— ¡E-e-espera un momento…! ¿Sariel-sama sabe sobre Alas=Ramus…?

— ¡¡¡¡!!!

Aunque todos temporalmente olvidado que él se había unido con tanta naturalidad, básicamente, Sariel era un enemigo de la Espada Sagrada de Emi.

Aunque Sariel recibió un shock adicional antes cuando vio a Kisaki cargar a una niña pequeña, lógicamente, en ese tiempo, él no sabía que la pequeña era Alas=Ramus, quien había nacido del ‘Yesod’ Sephira.

Maou y Emi miraron con fiereza el rostro de Sariel, pero solo inflaron sus mejillas y murmuraron.

— Ya lo sé. Antes, Gabriel había venido a la tienda para reclamarme por el fallo de recuperar la espada sagrada de Emilia. Escuché que esa pequeña que yo malinterpreté que era la hija de mi diosa ya se había fundido con la espada sagrada de Emilia, ¿es así?

Ya fuese Suzuno, quien había aceptado la confesión de Sariel o algún otro presente, nadie le había dicho a él algo acerca de Alas=Ramus.




— Honestamente, mientras ella no sea la hija de mi diosa, entonces más nada sería diferente. Estoy bien mientras tenga a mi diosa… ¡caliente! ¿Q-que pasa con este te? Aunque sea la temporada, ¡¿En que estaba pensando la persona que lo preparó?!

Sariel vagamente dijo cosas que no parecía que uno de los miembros de los vigilantes del Cielo sobre la espada sagrada de Emi pudiese decir, y tomó el té que Ashiya sirvió sin pensarlo, luego se sorprendió por la temperatura del té.

— Además de Kisaki-san, no te interesa nadie más.

Viendo a Sariel que ni siquiera sentía el calor de la taza en sus manos, y su apariencia tan refrescante que hacía que las personas pensaran que era miserable, Chiho no pudo evitar dar su opinión.

Aunque no era conocido que tan solemne era Sariel, quizá juzgaba que debido a la necesidad de hablar sobre Iron, ellos no podían ocultar lo referente a Alas=Ramus de Sariel, por eso Maou, Emi y Suzuno bajaron su guardia y se sentaron de nuevo.

En orden de reafirmar la situación, Suzuno comenzó a hablar.

— Asumiendo que Iron y Alas=Ramus son del mismo tipo de existencia, entonces Iron debería ser nacido del Sephira ‘Geburah’ o un fragmento. Pero…

—…..Al menos cuando vine desde el Cielo, no escuché que nada extraño sucediera con ‘Geburah’.

Sariel, mirando hacia abajo, continuó con lo que Suzuno quería decir.

Aunque Alas=Ramus es un caso especiar creado de la división de los fragmento de ‘Yesod’, no se podía concluir apresuradamente que Iron se encontrara en una situación similar.

— Sin embargo, si el Cielo en realidad tomó parte en eso, entonces las cosas serían muchos más simples.

Maou dijo indiferentemente.

— Es cierto, hablando acerca de esos ángeles.

Chiho inconscientemente miró a Urushihara y Sariel uno tras otro…

— ¿Qué?

— ¿Qué pasa?

— Ah, eh, etto, no es nada, lo siento.

Luego ella frenéticamente cambió su mirada hacia otro lado.

— Yo puedo entender lo que Sasaki-san quiere explicar. Como hasta ahora, esas personas que se autodenominan ángeles no son definitivamente buenos.

Aunque él estaba enfrentando los rostros de Urushihara y Sariel directamente, Ashiya sin piedad lo juzgó así.

— Huh, creo que no importa cómo nos quejemos, no debería haber mucho poder persuasivo.

— ¡Oye, Lucifer!

— Mantén la calma. De todas formas, aunque no conozco muy bien el actual Cielo, con respecto a ese ángel Kamael, encuentro difícil de creer que tenga algo que ver con este incidente.

— ¿Qué se supone que significa eso?

Antes de responder la pregunta de Emi, Urushihara primero miró a Suzuno.

— Kamael…se refiere a la ‘justicia absoluta de Dios’, ¿cierto?

— Correcto.

Urushihara asintió y Sariel no negó nada.

— El ángel guardián del ‘Geburah’ es Kamael. Ese chico no es como Gabriel o Raguel, él es una persona conservadora y decente. Tal como él representa la justicia absoluta, mientras el incidente no involucre la Amenaza del Cielo, olvida como usar el ‘Geburah’, incluso el hecho de que pudiese actuar es incierto. Aunque por el contrario, mientras él actúe, repercusiones incomparables ocurrirían, pero él mismo lo sabría.

— Yo también apruebo la opinión de Lucifer. Básicamente, los ángeles guardianes, no dejan el Cielo con facilidad.

— ¿Entonces porque ese joven Iron, trabaja junto a Farfarello?

La pregunta de Ashiya, representaba las interrogantes de todos los presentes. Ya fuese el ángel caído o el arcángel, ellos solo podían quedar en silencio mientras enfrentaban esta pregunta. En resumen, eso significaba que tampoco lo sabían.

— Etto, Ashiya-san.

— ¿Ocurre algo?

Una vez que Chiho habló, Ashiya volvió su cabeza mostrando una expresión seria y respondió, de una forma diferente a como trató a Urushihara y los demás.

— O sea, aunque no parezca que la pregunta deba hacerse ahora… ¿no deseas regresar al Mundo Demoniaco o a Ente Isla?

Dada la situación actual, la pregunta de Chiho pudo haber pisado en un increíble campo minado.

En realidad, Emi y Suzuno se sorprendieron por la pregunta repentina de Chiho, pero ella misma tenía cierta creencia…

Ashiya no pensó que encontrarse con los Malebranches en Ente Isla era algo bueno.




— Honestamente hablando, por supuesto me gustaría regresar. Pero…

Ashiya mostró una expresión sería muy diferente a la usual, cruzó sus brazos con rabia y dijo:

— No solo esos chicos van en contra de las ordenes de Maou-sama, provocando caos a todos los ciudadanos del Mundo Demoniaco, ellos incluso ignoran todo, salen para arrebatar todas las fundaciones que establecí en el Continente Oriental, solo pensar que he sido conocido como el Ejercito Demoniaco junto con esas moscas sucias me hace sentir infeliz. Aunque esto no podría ser algo que deba decirte, Sasaki-san, pero incluso si el hecho de que fueron instigados por los humanos fue ignorado, Maou-sama y yo aún nos sentimos inquietos por esto. Sobre todo por…

Ashiya quitó el bloque de magia demoniaca que Farfarello le pasó a Maou del refrigerador, y miró el objeto un poco desanimado. Considerando que estaban aún en verano, lo envolvió de antemano para refrigerarlo.

— Magia demoniaca maliciosa como esta, incluso si me lo preguntas, no desearía usarla.

— Y-ya veo.

Aunque la razón era un poco diferente de lo que ella esperaba, Ashiya, al igual que Maou, no estaban alegres por las acciones de los Malebranches.

Con esto, podía confirmarse que Ashiya y Maou no responderían a la invitación de Farfarello.

—….esto me hizo sudar frio.

— Si, en realidad.

Emi y Suzuno se miraron la una a la otra y suspiraron, luego ellas se volvieron y miraron a las tazas de té frente a ellas.

—…..Hmph.

¡Ah, Oye! ¡Ya he bebido de eso…!

Aunque Suzuno, de buena manera, había tomado el humeante té caliente, Emi, tras usar su pañuelo para limpiar el sudor de su frente, tomó el té frio de Maou que estaba a su lado y se lo tomó.

— Si consigo una insolación, Alas=Ramus podría estar en peligro también, ¿sabías?

Luego de drenar el té que había en la taza de un solo trago, Emi empujó la taza de vuelta hacia Maou.

— Ugh, eso no es lo que quise decir.

— ¡Ashiya-san!

— ¿S-sí?

Chiho, quien estaba sentada al otro lado de Maou, mostró una sonrisa rígida hacia Ashiya que estaba de pie en la cocina, y por razones desconocidas, este ajustó su postura.

— Por favor sírvele también una taza de té frio a Yusa-san, gracias.

— E-entiendo.

Esta vez fue el turno de Ashiya y Maou de comenzar a sudar frio.

— ¿Q-que sucede?

Viendo la conversación entre las tres personas, Emi, la culpable de este incidente inclinó su cabeza en confusión y preguntó:

— Creo que además de Emilia, todos los presentes deberían saber la razón.

Urushihara respondió en lo que parecía una forma muy seca, haciendo que Emi frunciera el ceño más aún.




En este periodo de tiempo, por razones desconocidas, Ashiya se mantuvo alerta de la situación de Chiho mientras preparaba nuevas tazas de té para Emi y Maou y mantenía la taza que Emi se había bebido.

— ¿E-exactamente que esta sucediendo?

— ¡Es mejor que no lo sepas!

Aunque Chiho aún mantenía su rostro alegre, Emi sintió que detrás de esa sonrisa de Chiho, ella veía un aura inmensurable.

— D-de todas maneras, como sabemos que ustedes no planean responder a la invitación de Barbariccia, entonces algo bueno ha salido de esto.

— Es cierto.

Aunque Emi, quien no comprendía la situación, intentó llevar el tema de vuelta a su rumbo, sintió que el tono de Chiho se había vuelto más severo que antes.

De igual manera, con respecto al tema de Chiho, Emi lo dijo correctamente, pero incluso si Maou y los demás no tenían esa intención, además de que Farfarello estuviese dispuesto a rendirse, había otro problema.

—….Huh, sin embargo, eso pudo haber sido muy impulsivo en ese momento.

A medida que sentía que Chiho se volvía más tenebrosa si ellos continuaban, Maou tomó un sorbo del té frio de su nueva taza, y continuó desde las palabras de Emi.

— Inconscientemente ahora protejo a Chi-chan. Mientras que Farfarello no sea un idiota, el debería saber que Chi-chan tiene algo que ver con nosotros. Y que ella es diferente de Emi y Suzuno…

— En otras palabras, él ya podría haber descubierto que no tengo habilidades para pelear, ¿no?

— Él podría capturarte como una rehén, yo haría eso si fuera él.

Luego que Chiho comprendiera la frase de Maou, Sariel dijo eso directamente sin ninguna relación con su propio pasado, haciendo que todos los presentes, además de Urushihara, se tensaran.




Sariel indiferentemente recibió miradas acusadoras de todos.

— Pero es efectivo, ¿no? En realidad, actué porque pensé que sería así.

Sariel había secuestrado a la impotente Chiho antes con el fin de obtener la espada sagrada Emi. Aunque era detestable, que viniese de su boca, era algo persuasivo.

— Pero pensándolo cuidadosamente, ¿Chiho-chan por qué fuiste capaz de entrar en la barrera de Farfarello sin hacer nada?

Emi le preguntó a Chiho, y ella solo pudo sacudir su cabeza en respuesta.

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios