Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 6

Capítulo 3: El Rey Demonio y La Héroe, Avanzan Hacia Nuevos Sueños

Parte 10

 

 

— Mg ron Ald Ballista… Obispo de Arco del Rey. ¿Esa chica es arquera?

— ¿P-por qué todo llegó a ser así?




Aunque solo era una certificación por tener ciertos conocimientos de los productos de MgRonald, el por qué lo malinterpretó todo de una forma muy extraña, era algo que Emi desconocía.

— ¿Pero, soy un Gran General, eh…?

Ignorando sus alrededores, Chiho que originalmente ocultaba su dolor, ahora estaba extrañamente feliz llevando a cabo la activación y mostraba una sonrisa como si estuviese soñando.

— ¡Oye! ¡¿Chiho-dono, por qué se está sintiendo tan feliz ahora?!

Aunque Suzuno no pudo evitar refutar, ella en realidad sabia la razón mucho mejor de lo que Emi sabia.

— Mgr on Ald… Obispo al Servicio del Rey… en realidad, ¿en que está pensando ese tipo?

Satán escuchó el murmuro de Suzuno con satisfacción, luego arrogantemente le dijo a Farfarello.

— Un día, el nuevo Ejercito Demoniaco que lidero conquistará el Mundo Demoniaco y el Mundo una vez más. ¡Esas personas no son nuestros enemigos, recuérdalo!

— ¡Entendido!

— ¡Olvídalo! ¡Somos tus enemigos!

El grito trágico de Emi no fue escuchado por Farfarello.

— Entonces…

Luego de confirmar que Farfarello estaba convencido, Maou asintió una vez más y dijo:

— Déjame devolverte eso.

Maou tomó el orbe de magia demoniaca en el suelo, lo sostuvo con las uñas y le inyecto su voluntad.

— ¡Hah!

Siguiendo el grito que Satán dejó escapar, su cuerpo instantáneamente fue cubierto por llamas negras.

— ¿Ma-Maou Satán-sama?

Farfarello entró en pánico por la situación, pero en ese momento…

—….Tómalo.

Con un parpadeo, el Rey Demonio Satán quien tenía gran poder, contextura y aura, regresó a su forma de joven humano, y la camiseta que vestía, no solo el collar, sino toda la camiseta estaba destruida.

— Esto probablemente reestableció un poco. Ya sea que quieras comerlo o distribuirlo cuando regreses, es tuyo.

Luego que Maou Sadao dijera esto, él le entregó el orbe demoniaco a Farfarello.

Aunque el orbe de magia demoniaca parecía una esfera de metal normal, la magia demoniaca contenida en ella era la magia demoniaca producida por Satán mediante la magia sagrada.




— P-pero Maou Satán-sama…

Satán cambió a la forma en la que solo podía mantener un poco de magia demoniaca. Aunque Farfarello no pensaba que era buena idea renunciar a la magia demoniaca cuando consideraba conquistar el mundo luego…

— Lo has visto también, ¿no? Mientras yo quiera, puedo volver a cambiar las veces que quiera, además…

Maou sonrió irónicamente, y se volvió a la enojada Emi y Suzuno con un rostro pálido.




— Esas chicas realmente asustan, creo que sería mejor relevarlas por los momentos. Farfarello miró al grupo femenino detrás de Maou, y solo pudieron quedar sin hablar.

— ¡¡¡REY~DEMONIO~!!!

Luego de eso, esas terroríficas personas se acercaron a Maou con tonos y auras que se asemejaban a un Rey Demonio más que el mismísimo Rey Demonio Satán.

— ¡Rey Demonio! ¡Corrige esto! ¡Cinco no pueden considerarse Cuatro Grandes Reyes!

— ¿Eso importa? A quien le importa si son Cuatro Reyes u Ocho Príncipes, no es mucha la diferencia.

— ¿Planeas agregar más miembros? ¡¿Qué Ocho Príncipes?! Además, esto no se trata de números…

— La nueva cultura traída por los nuevos Cuatro Reyes y Maou Satán-sama… esta vez la moral de los ciudadanos del Mundo Demoniaco probablemente incremente con grandeza.

¡¿No dije que no sería así?!

Los llantos trágicos de Emi y Suzuno, la fuerte compresión de Farfarello, Chiho, quien se había vuelto algo brillante por la activación de magia sagrada y la voz apaciguadora de Satán, cruzaron los cielos de Shinjuku.

— ¡Impresionante, muy impresionante!

Viendo la situación de Maou y el resto que estaban confundidos de muchas maneras, solo Iron aplaudía en reverencia, sintiéndose feliz. Luego…

— ¿…que están haciendo todos ustedes? Si no lo necesitan, voy a deshacer la barrera.

Sariel, quien había venido a dar un vistazo por que no hubo batalla, dejó caer sus hombros con cansancio luego de ver la discusión que carecía de tensión por las personas del mundo exterior.

— ¡Tal como lo dije! ¡Puedo decirlo todas las veces que queras! ¡Con el fin de evitar el incremento de enemigos, sería más fácil hacerles creer que todos ustedes son camaradas!

El grito de Maou Sadao resonó por todo Shinjuku bajo la puesta de sol.




Luego de esperar que Maou volviera a su estado humano, Emi y Suzuno, quienes estaban enojadas por ser Grandes Generales sin habérselo pedido, lo hicieron sentarse en posición Seiza en el tejado del edificio Metropolitano para el sol y lo reprendieron continuamente.

Las cosas que Maou le había dicho a Farfarello, provocaron un gran impacto en los corazones de todos, fue hasta tal punto que incluso el regaño para Chiho por decidirse por cuenta propia ir a pedirle información a Farfarello fue dejada a un lado en la mente de todos.

Y uno de los puntos que especialmente hizo que Emi se enojara era que incluso Chiho se había vuelto Gran General.

Si Farfarello, quien regresó usando el ‘portal’ de Iron, le reportaba a Barbariccia sobre esto, en ese momento, Chiho superaría el ser una persona relacionada, y se convertiría en una existencia completamente cercana a Ente Isla.

Además de la posibilidad de que una facción que vio a Chiho como una ‘enemiga’ apareciera, el grupo no alcanzó su meta original, por eso en el camino a casa, Emi se mantuvo discutiendo con Maou infelizmente.

Y la refutación que le dio Maou fue solo el grito de hace un momento.

— Mientras ella se vuelva un Gran General, las personas normales no se atreverían a ponerle sus manos encima, ¿no? Después de todo, la Alianza de Caballeros

Humanos no pueden ir en contra de Barbariccia, quien no es un Gran General,
¿cierto?

— ¡Ese no es el problema! ¡Con esto Chiho-chan podría incluso ser vista como una enemiga por la gente de Ente Isla! ¡¿Y si otros demonios ignoran que se ha convertido en Gran General, no sería Chiho-chan un objetivo de celos y seria atacada?!

— ¡Las personas debajo de mí no son tan siniestras!

— ¡¿Si existen demonios alegres y brillantes, entonces que cosas vendrían?!

— ¡¿Dónde están tus ojos?! ¿Estás diciendo que mi personalidad es siniestra? ¡Los humanos claramente no creen en lo que decimos, si ellos solo eligen las partes ventajosas para ellos y ven a Chi-chan como una mala persona, entonces eso sí sería llamado siniestro!

— ¡Si no eres siniestro, entonces solo eres una cabeza de musculo que no piensa en nada! ¡No importa como lo justifiques, el hecho de que hayas puesto en peligro a Chiho-chan antes no ha cambiado! ¡Eres un demonio idiota!

— ¡¿Qué dijiste?!

— ¡¿Qué?! ¡¿Quieres pelear?!

— ¡En realidad…es muy ruidoso!

Durante la caminata del Edificio Metropolitano hasta la Estación Keiō New Line, Maou y Emi se reclamaban el uno al otro sin parar, y Suzuno, quien no podía aguantarlo gritó fuertemente:

— ¡El incidente ya pasó, no vale nada discutir! ¡Nosotros, quienes somos incapaces de hacer que Farfarello e Iron se quedaran aquí y resolver el asunto, hemos perdido!

— ¡Suzu-nee-chan, no te enojes!

Alas=Ramus, que estaba siendo cargada por Suzuno, le tocó la cabeza a Suzuno, y esta de forma inmadura retiró su mano.




Antes que Iron y Farfarello regresaran juntos, Alas=Ramus ignoró la voluntad de Emi de nuevo y saltó fuera de Emi.




—….Iron.

— Alas=Ramus… tiempo sin verte.

— Si.

Dada su conversación, Iron es una existencia cercana a Alas=Ramus después de todo.

— Iron, ¿todos aún están bien?

— Lo siento, no lo sé. Pero estoy bien.

— Si.

Con solo saber esto, la expresión de Alas=Ramus se volvió alegre.

— La próxima vez, juguemos de nuevo, ¿sí?

— Si.

El corto encuentro de los chicos nacidos del Sephira llegó a su fin así como así.

Hasta que Iron abriera el portal y dejara Japón junto con Farfarello, Alas=Ramus se mantuvo mirándolos fijamente.

Después de eso, Emi comenzó a discutir con Maou, por eso el cuidado de Alas=Ramus quedó en manos de Suzuno.

— Básicamente dejamos ir a Iron a casa sin preguntarle de su historia… parece que mientras esté relacionado con Chiho-dono, todos ustedes se olvidan de pensar.

— ¿….Suzuno-san, me llamaste?

Chiho estaba caminando junto a Suzuno con ligeros pasos, tiempo antes ella se encontró en un estado como si soñara.

— No la he llamado, Chiho-dono, pero déjeme decirle esto, no se olvide que voy a regañarla una vez que lleguemos a casa.

—…..está bien…

— ¡¿….Seriamente, por qué todo llegó a ser así?!




Chiho había estado actuando despreocupada desde que dejó el Edificio Metropolitano, no se sabía si ella incluso había escuchado las palabras de Suzuno.

— ¡Suzu-nee-chan, no te enojes!

— ¡Alas=Ramus, esa no es la forma de decirlo! Al menos debería calmarme y ver la situación lógicamente, o de lo contrario esas personas no pensará en nada…

Suzuno se quejó de Alas=Ramus con una expresión seria en su rostro.

— Calma, ¿ver la situación lógicamente?

—…..Correcto, no es útil incluso si te digo sobre esto.

Incluso si ella no entendía las palabras de Suzuno, Alas=Ramus aun hacia un esfuerzo para repetirla, pero ella aun no sabría las cosas que ella no conoce después de todo. Y no solo eso…

— ¡Oh, cielos, eso importa! Después de todo, conseguí reconciliarme con mi diosa esta vez. Todo es paz.

— ¡¿No puede alguien traer algún balance a mi corazón….?!

— Ahmm, Suzu-nee-chan, no asustes a la gente.

Aunque estaba de pie en el suelo, Sariel, quien caminaba en el aire, e hizo una conclusión la cual se volvió el golpe final, esto finalmente rompió el límite de la paciencia de Suzuno, haciendo que ella corriera de manera exagerada mientras cargaba a Alas=Ramus.

— Ella realmente es dura, ¿eh?

— ¡¿De quién crees que es la culpa?!

Mirando la espalda de Suzuno mientras corría llorando, Maou dijo esto de una manera auto-absorbida.

— Pero, aunque no debería decir esto, ¿Por qué le diste la magia demoniaca a Farfarello?

— ¿Qué? Si me quedo con la magia demoniaca que puede regresarme a la forma de Rey Demonio cuando quisiese, ¿me dejarías en paz?

— ¡Por eso fue que dije que no debía decir eso!

La respuesta casual de Maou hizo que Emi volviera a discutir con él.

—….Huh, si yo estuviese en tu posición, si yo, que me restauré como el Rey Demonio, de repente comienzo a conquistar Japón con Farfarello, entonces tendrías una razón para matarme, quizá sería más de la que te gustaría.

— ¡¿C-como puedo mirar al frente cuando ese tipo de cosas sucedan?!

— ¿Ese tipo de cosas se refiere a mi comienzo de conquistar Japón? ¿O encontrar una razón para matarme?

— ¿….Estás determinado a aprovecharte de mis errores de lenguaje y hacerme enojar?

— Esto es lo que recibes por estar regañándome sin parar y unilateralmente.

Maou intencionalmente sonrió de forma exagerada, mostrando sus dientes. En cuanto a Emi, ella rechinó sus dientes y desvió la mirada.

— Huh, siendo serios, esto debió ser por Chi-chan.

Las dos personas miraron a Chiho, quien estaba detrás de ellos y parecía estar caminando en el aire.

— Después de ese tipo de declaración tan simple, no soy tan estúpido como para dejar algunos factores que podían llevar a una discusión contigo. Ah, aun está esto, déjame darte tu pago antes que lo olvide.

Antes que Emi pudiese digerir en su cerebro lo que Maou había dicho, Mao abrió el arrugado billete de 1000 yenes en frente de ella, disipando el humor de Emi.

— ¿Qué? ¿No lo quieres?

— ¡No!

— ¿Qué?

Emi rechazó el billete de 1000 yenes sin dudarlo, haciendo que Maou casi la respetara.




— Si acepto tu dinero, entonces mi relación contigo se volvería como si estuviésemos negociando. Esta vez, solo te ayudé para salvar a Chiho. No lo malinterpretes.

— N-no lo pensé mucho… si, si tú realmente no lo quieres, entonces lo conservaré,¿bien? ¿Te parece bien?

Con una falta de coraje tal que hacía difícil imaginar que él había estado describiendo el futuro del Mundo Demoniaco con valentía, él conservó el billete de 1000 yenes.

— Oh, sí, las cosas que escuchamos de la Transmisión Mental de Chiho-chan hace un momento, debemos mantenerlas en secreto de ella.

— ¿Ah? ¿Por qué?

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios