Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 6

Capítulo 2: El Rey Demonio y La Héroe, Sienten Sospechas Por La Normalidad

Parte 9

 

 

— Estoy orgulloso de nunca haber sospechado de los demás.

— Ese eres tú. Pero, ese pequeño de allí no debería ser capaz de hacerlo, ¿cierto?




— No siempre trabajamos juntos.

Desde el principio, el hombre con el traje había estado usando un lenguaje cortes para hablarle a Maou hospitalariamente.

Usar una exagerada forma de hablar aunque era la primera vez que los conocía, hizo que Maou mirara al hombre vestido con traje, y dijo:

— Eres un demonio, ¿Cierto?

— Esta es mi primera vez en darle mis respetos, Maou-sama. Mi nombre es Farfarello, actualmente tengo el cargo de capitán de los Malebranches.




— Como lo esperaba.

La otra persona era un demonio fuerte que era un capitán como Ciriatto que fue él que atacó las playas de Choshi. Lógicamente, si ellos eran los capitanes de Malebranches bajo el cargo de Maracoda, Maou debería conocerlos a todos, sin embargo, no tuvo impresión de ese nombre.

— Farfarello… lo siento, nunca he escuchado ese nombre.

Vistiendo un traje, el demonio que se llamaba a sí mismo Farfarello no parecía ofendido.

— Era de esperar. Pues fui promovido a capitán luego que usted, Maou-sama, liderara personalmente el ejército a Ente Isla.

— Ya veo, entonces la Muñeca de Mayo de allí, ¿Quién eres tú?




— Por favor, no se preocupe por esa persona. Él solo es un guía de Ente Isla, no es una persona que merezca la atención del Rey Demonio…

— Estoy preguntando quién es él. ¡Y no te lo pregunto a ti, sino al mocoso!

Luego de mandar a callar a Farfarello, Maou miró al niño que vestia una armadura.

—…..Iron.

Inesperadamente, el joven honestamente respondió la pregunta de Maou a través de las aberturas de la armadura roja.

— Iron. ¿Eres humano, ángel o demonio?

—….Humano.

— ¿Por qué estas actuando junto con un demonio?

—…Ordenes.

— ¿Ah, sí?

Al final, Maou temporalmente dejó de interrogar al joven con armadura que se hacía llamar Iron.

Incluso si se preocupaba por el futuro del joven que acababa de conocer, no sería de mucha utilidad, después de todo, sin importar lo que el joven llamado Iron pensaba acerca de las ordenes, o que efectos tenia ocultos, no era algo que a Maou le interesara saber justo ahora.

— Entonces demonio disfrazado y mocoso, ¿qué negocios tienen conmigo? Te llamas Farfarello, ¿cierto? No siento ningún tipo de magia demoniaca venir de ti, ¿no me digas que te has degenerado en un humano al igual que nosotros?

— Es como lo ha dicho. Debido a mi análisis, una de las razones por las que la acción de Ciriatto por invadir este país falló, es porqué él mantuvo su forma demoniaca, la cual no se podía adaptar a este lugar. Además…

Farfarello miró los alrededores de la calle de Hatagaya.

— Escuché que le dio órdenes a Ciriatto, prohibiéndole provocar daños innecesarios a este país.

— Si, y pensé que el Clan Malebranches estaba lleno de chicos sedientos de sangre.

— Tiene razón. Aunque los demás capitanes dudaron sobre la existencia de la necesidad de hacer tal cosa, luego de darle algunos consejos a Barbariccia, todos decidieron seguir esta orden. Maou Satán-sama, parece mantener cierta convicción sobre este país, por lo que no perdonaría a las personas que destruyeran aleatoriamente este lugar.

Maou murmuró tristemente.

— ¿Es Olba?

— Correcto.

Hablando de las personas que entendían los pensamientos de Maou a través de sus acciones y regresaron a Ente Isla, solo estaban Emeralda, Alberto y Olba. Y por supuesto, en cuanto a Emeralda y Alberto, ellos definitivamente no se unirían al lado de los que traicionarían a Emi.

— Eres verdaderamente honesto.

— Se me dieron las órdenes de responder honestamente a las preguntas realizadas por el Rey Demonio.

— La honestidad es algo bueno. Entonces vayamos al tema principal. Maou entrecerró sus ojos, y miró a Farfarello.

— ¿Qué asuntos tienes conmigo?

Maou no se sintió sorprendido por la apariencia de Farfarello, aunque Kameo había aparecido en Choshi y reportado que Barbariccia había roto pacto con el Mundo Demoniaco, él había esperado que este tipo de cosas sucediera tarde o temprano.

El ardiente traje produjo varios sonidos al rozarse mutuamente, Farfarello se arrodilló en el acto y respondió:

— Cuando nos sentimos felices porque usted, Maou Satán-sama, estaba sano y salvo, los Malebranches pusieron en riesgo nuestras vidas, y con éxito establecieron una base para volver a invadir Ente Isla. Por eso, queremos pedirle Maou-sama…

— No quiero.

— Lidérenos nuevamente, y venga al Mundo Demoniaco conmigo… ¿eh?

Aunque había escuchado la interrupción de Maou, la boca de Farfarello no se detuvo y continuó hablando suavemente, solo cuando su cerebro finalmente comprendió la respuesta de Maou, él dejó escapar un sonido hueco y levantó la mirada.

— ¿Eh? ¿Qué dices? Dije que no. Lo rechazo, me niego, no lo acepto.

— E-es que mi vocabulario japonés es aun escaso… Maou Satán-sama, no me diga que quiere decir que se está retractando…

— Lo que quiero decir es. Regresa de inmediato con ese mocoso extraño.

—…………..

Parecía como mientras no recibiera ordenes, ese extraño chico no tomaría la iniciativa de hablar. El joven estaba callado, incluso si se estudiaba su expresión, sus pensamientos no podían leerse.

— ¿P-por qué? El Unificante Emperador Azure del Continente Oriental ya nos ha jurado lealtad. Además, hemos escuchado incluso que usted, Maou Satán-sama, no se ha rendido de sus deseos de conquistar el mundo. Y no solo eso, ¿no planea gobernar este país algún día?

— Es cierto.

— ¡Así que, por favor vuelva con nosotros, y diríjanos hacia el objetivo de su corazón!,¡Los Malebranches cumplirán con las aspiraciones del Rey Demonio con todas sus fuerzas!

— Ah, ¿sí?

—….Ah, no me diga, le preocupa que la Héroe de la Espada Sagrada esté cerca…

— En lugar de decir que esté cerca, es más como que ella se encuentra en estos momentos dentro del área. Aunque… no es como si esto no tuviese que ver con ella… pero no es nada de qué preocuparse.

— P-pero…

— Pero, ¿Qué? Hay un dicho en este país, incluso Buda se enojaría luego que su rostro fuese tocado tres veces. No tengo una tercera vez, me niego, lárgate ya.

— ¿P-por qué? ¡Maou Satán-sama, le pido que me dé una razón! Farfarello miró a Maou con un rostro pálido.

Maou, con rostro de piedra, mostró una expresión de ‘tú ni siquiera sabes de esto’, y dijo:

— Tu… Yo, soy el Rey Demonio Satán, ¿tengo cara de parecer una persona con pocas capacidades que se sentiría feliz convirtiéndose en un luchador de sumo por vestir la tanga de alguien más?

— ………..

Aunque su apariencia era como la de un joven de unos veinte años, Farfarello aun tragaba saliva ante la presencia perforante que Maou emitía, y entonces…

— L-lo lamento, Maou Satán-sama.

— ¿Ah?

— ¿Podría decirme… que significa ‘la tanga de alguien más’? Él realizó una pregunta fuera de tema.

— ¡Oye!

Esta reacción inesperada, hizo que Maou sintiera una ola de fatiga.

— ¡D-deberías haber aprendido japonés antes!

— Me avergüenza decir esto, pero no tuve oportunidad de aprender metáforas y proverbios…

— ¡¿Entonces por qué eres capaz de usar un lenguaje refinado?! Olvídalo, de todas formas, una tanga es un tipo de ropa íntima, y en las competencias japonesas de estilos de lucha tradicional conocidas como Sumo, es una regla que los competidores solo vistan con tangas.

— ¿Ellos ganarían mientras puedan destruir esa cosa llamada tanga?

— ¡No destruirla! ¡Si haces ese tipo de cosas, en el futuro no existirán competencias de sumo en vivo! ¡De todas formas, ellos tienen que vestir eso…vestir en términos de ropa suena extraño, de todas maneras ellos tienen que usar eso para participar en las competencias! ¡Quiere decir que son incapaz de llevar la armadura de otro para luchar!

— Ya veo. Como ellos usan el método de vestir una ropa protectora conocida como ‘tanga’ para enfrentar las batallas para expresar esto, ¿quiere decir que ellos necesitan arrebatarle el objeto al otro, conocido como ‘sumo’ en las competencias?

— Aunque suena como si no estuvieses yendo tan lejos, se siente como si tu cerebro seriamente lo malinterpreta todo… ahora bien, ¡¿Por qué tengo que hacer algo como no tener elección y explicarle algo a otra persona que ha fracasado como un comediante?!




— ¡Maou-san! ¡Lo que los Sumos visten no son tangas, sino ‘MAWASI’!

— ¿Eh? ¡Oh, ya veo, es ‘MAWASI! ¿Eh? ¿Entonces por qué dirían que es la ‘tanga’ de alguien más?

— ¿Q-quién eres?

— Parece que ellos incluso visten tangas normales, ¿no? ¡Soy la… eh… como decirlo, soy la subordinada de Maou-san!

— Tiene razón, esta chica es mi subordinada labo… ¿ehhhhhhhhh?

Justo cuando Maou explicó que era una tanga, emitió un raro sonido y la atmosfera se tensó hasta perderse…

— ¿Chi-Chi-chan? ¿P-por qué estás aquí?

Chiho, sin que Maou lo notara, había aparecido en ese lugar como si fuese algo natural de hacer.

Aunque Iron y Farfarello se tornaron cautelosos por la recién llegada, el mismo Maou se sentía perturbado.

Con el fin de cortar conexión entre Maou y Japón, Farfarello definitivamente había usado un tipo de barrera, y en el principio Maou se había asegurado que Emi y las demás – incluida Chiho – estuviesen fuera del rango de la misma.

Sin embargo Chiho había aparecido sin previo aviso.

Si Emi o Suzuno rompían la barrera, entonces todos deberían aparecer al mismo tiempo, pero increíblemente, solo Chiho podía usar algún método para atravesarla.

Chiho, que les dio a todos una sorpresa, apareció con naturalidad en el campo de batalla, y aunque su voz temblaba, ella aun le dijo al par de orígenes desconocidos frente a ella lo siguiente:

— ¡U-ustedes no pueden llevarse de nuevo a Maou-san hacia Ente Isla! ¡Pues Maou- san aún tiene cosas que hacer en Japón, wah!

— ¡Chi-Chi-chan, suficiente! ¡Retrocede!

Viendo que Chiho estaba por llevarle la contraria a ellos, Maou no pudo evitar colocarla detrás de él.

Incluso si Farfarello estaba en forma humana, como él era un Malebranches, era difícil de decir si ocultaba algo detrás de él.

En cuanto a Iron, además de su atuendo anormal, como había sido presentado como un ‘guía’ por el capitán Malebranches, él podría tener incluso una habilidad que no podría ser ignorada, y no era tampoco un chico normal.

— ¿Quiere proteger a esa humana?

Llamas negras ardieron en los ojos, haciendo que Maou sintiera peligro.

— ¿Hay algo extraño en ello? ¿No estas incluso actuando junto con ese mocoso llamado Iron?

— ¡No esperaba que pensara de esa forma! ¡Solo estoy dirigiendo a Iron! ¿Cómo podría tener una relación igualada con él?

Ante la declaración de Farfarello, Iron no reaccionaba.

— Maou Satán-sama, ¿lo que esa persona dijo es cierto?

— ¿A qué te refieres?

— Esa chica que ‘todavía tiene cosas que hacer en Japón’. ¿Maou Satán-sama, puedo saber exactamente cuales solos planes que tiene con este país llamado Japón? Cuando escuchamos que usted había recuperado gran cantidad de magia demoniaca una vez, tuvimos grandes esperanzas de que usted, Maou Satán-sama, podría incluir a este país en sus planes.




Farfarello estudió a Maou de cabeza a los pies.

— Maou Satán-sama, ¿puedo saber exactamente cuán importante es esa cosa que desea hacer, prefiere vestir esa ropa no tan gloriosa e incluso proteger a esta jovencita?

— ……

Aunque Maou de repente quiso gritar ‘Discúlpate con UNIXLO’, con todas sus fuerzas, pero la actual atmosfera no le permitía hacer tal cosa.

— Perdone mis palabras honesta, en particular, contra el Malebranches, ya hay personas que sospechan que usted ya ha perdido en su conquista del mundo. Especialmente desde que desacreditó a Ciriatto el volver al Continente Oriental, y de cómo lo desacreditó de dirigir sus poderes en este país, usted debe llevar a cabo algún plan que sobrepase nuestra imaginación… o acaso…

Farfarello desvió su mirada de Maou, y se volvió hacia Chiho, quien estaba siendo protegida por él.

— Ese Maou Satán-sama planea abandonarnos a nosotros los demonios… abandonar el Mundo Demoniaco…

En ese instante, un cambio dramático ocurrió en el aura que Maou emitía.




— ¡¿Estas bromeando?!

Maou gritó desde el fondo de su corazón, haciendo que Chiho, quien estaba oculta tras él, temblara de miedo.

— ¡Yo…yo no he olvidado mis seguidores del Mundo Demoniaco que me ven como Rey, ni si quiera por un momento!

— ¡Si es así!




— ¡No hay más nada que decir! Ya que todos me son leales, ¡¿Por qué no se quedan bajo las órdenes de Kameo y esperan mi regreso?!

— ¡…Ugh!

Ahora era el momento de Farfarello de quedar sin habla.




— Barbariccia dejó el Mundo Demoniaco porqué fue influenciado por las instigaciones de Olba, ¿no? Cuando invadí Ente Isla, debí haberle dejado la autoridad de gestión a Kameo. ¡En otras palabras, él es el Segundo Rey Demonio! ¡¿Cómo esperas que crea en la gente si ni siquiera escuchan las órdenes del Segundo Rey Demonio?!

— ¡Lo que sea! ¡Incluso si grandes grupos de oficiales y soldados del Ejército Demoniaco se dirigen a Ente Isla, no representa la solución para el débil Mundo Demoniaco! Si usted, Maou Satán-sama, realmente perece en el campo de batalla, entonces la mayor prioridad debería ser emitida a segundas o terceras oleadas de ejércitos! ¡Kameo-sama no tiene el valor para hacer tal cosa!




— ¡¿Dijiste valor?! ¡Ante el encuentro de una excepción como la Héroe, incluso los soldados de elite liderado por los Cuatro Grandes Generales Demonio solo duraron menos de tres años! ¡¿No me digas que tienes un plan para revertir esta situación?!

— ¡incluso si no lo tengo, hemos de luchar! Farfarello refutó de una manera airada.

— A causa de sus sacrificios… el Mundo Demoniaco es capaz de continuar.

— ¿Eh?

Maou no se perdió el grito de sorpresa de Chiho tras él.

Sin embargo, la prioridad era manejar a Farfarello, el único frente a él.

— ¡Esa es la razón por la que digo que eres superficial! ¿Qué sucedería si las fuerzas de batalla son enviadas a Ente Isla un poco a tiempo? ¡Si ellos continúan pereciendo así como así, el resultado solo será el progreso lento del fin del Mundo Demoniaco!

— ¡Como nos preocupa que eso llegue a ser así, el Mundo Demoniaco debe ejecutar una segunda invasión! ¡Incluso si los Malebranches traicionaron el Ejercito Demoniaco, los sentimientos inquietantes del Mundo Demoniaco no han cambiado! Aunque la persona conocida como Olba es el camarada de la Héroe que hizo la primera expedición para que el Ejercito Demoniaco fallara, él no es una persona irrazonable. ¡Incluso si algo va mal, una vez que obtengamos todo el conocimiento necesario y la información que él posea, sería fácil asesinarlo! ¡Sin importar que, por favor regrese y reclame su título como Rey!

— ¡Tu forma de pensar es básicamente errónea!

Maou refutó la opinión de Farfarello con un tono que lo sobrepasaba.

— ¡Pero dependiendo de ese método, no habría manera de salvar el mundo gobernado por sangre y violencia! ¡Todo esto es por el bien de nosotros los demonios, por ser capaces de vivir como tales! ¡Como ellos no entienden esto, así que ya sea que fuese Lucifer, Maracoda, Adramelech o Alsiel, ellos fueron incapaces de mantener su control, y al final, incluso yo fui derrotado!

— Esta vez es diferente. ¡Solo hemos ganado el control del Continente Oriental y hemos hecho que los humanos luchen contra ellos mismos, y podríamos ser capaces de traer sangre y caos en toda Ente Isla, creando un paraíso para nosotros!

— ¡Imbécil!

La voz de Maou estaba llena de poder.




— ¡Ugh!

— ¡Kya!

— ¡………………!

Farfarello cerró su boca como si hubiese sido intimidado por el aura de Maou, Chiho gritó, y fue cuando Iron, quien no se había movido hasta ahora, adoptó una posición de lucha.

Con solo el poder de su voz, Maou hizo que el capitán de los Malebranches se callara.

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios