Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 6

Capítulo 1: El Rey Demonio, Regresa A Su Lugar De Trabajo

Parte 9

 

 

Con los gritos de batalla continuos de Chiho y Suzuno, Maou era completamente incapaz de hablarle a Emi, que estaba separada por una puerta.

— ¡¡¡PAAAAAAAAPIIIIIIIIIIIIIII!!!

Hataraku Maou-Sama Volumen 6 Capítulo 1 Parte 9 Novela Ligera

 

— ¡Alas=Ramus, no te unas a eso!

Alas=Ramus extendió sus manos hacia Maou mientras emitía magia sagrada.

— ¡Oye, Emi! ¡Aunque no sé lo que ustedes están haciendo, con esto causaras muchos problemas a los demás, así que diles que se detengan de una vez!




— ¡Establecí una barrera así que los otros clientes no pueden venir, no hay problema por esa parte!

— ¡¿Cómo que no es un problema?! ¡Estás afectando el negocio en dos niveles!




— Te lo explicaré luego que todo termine, así que no necesitas estar tan preocupado.

— ¡Oye, no te vayas!

Emi no respondió la pregunta del todo y se alejó. Maou originalmente decidió salir del baño y seguirla, pero Emi pareció forzar la puerta hasta cerrarla, y sin importar cuanto intentara abrirla, esta no se movía.

— ¡¡¡BIEEEEENVEEEENIDOOOOOOOOOOOOOOOOOS!!!

— ¡¡¡ESTA BIEN, ME ALEEEEGRAAAAAAAAAAA TAMBIEEEEEEEEEEEN!!!

— ¡Tratan este lugar como una posada! ¡¿Qué están haciendo?! ¡Emi! ¡Oye! ¡Abre la puerta! ¡Abre la puerta de una vez!

Esta extraña escena del Rey Demonio encerrado dentro de un baño a manos de la Héroe, probablemente solo tomó menos de 5 minutos.

Mientras esas dos personas intercambiaban palabras, ninguna de las dos quería deshacerse…

— ¡¡WAAAHHHHHHHHHHHHH….!! ¿AAHH?




Maou escuchó el grito de Chiho en medio de los dos gritos intencionales, y de repente se puso nervioso.

— ¡Está bien incluso si alguien llama a la policía! ¡Ashiya, préstame tu hombro!,¡Quiero ir hacia el baño de mujeres desde aquí!

— ¡Ca-cálmese por favor! ¡Si accidentalmente pasa algo cuando se encuentre en el baño de mujeres, Maou-sama, no tendrá lugar en la sociedad!

— ¡Bueno Urushihara, deberías estar bien, vamos!

— ¡Protesto contra los dichos y métodos de tratar la presencia de otras personas en la sociedad como basura!

—….Sobre eso, ya he abierto por este lado.

A medida que los tres grandes demonios continuaban en un conflicto sin sentido sobre saltar el muro y entrar al baño femenino, Emi interrumpió con un tono frustrado.
Luego que las tres personas se sorprendieran por un momento, descubrieron que los gritos parejos entre Chiho y Suzuno ya habían terminado, Alas=Ramus, cargada por Urushihara incluso se tranquilizó con normalidad.

— ¿Q-qué sucedió?




Ashiya, quien finalmente se levantó, miró el muro que separaba el baño de hombres y mujeres.

— ¿Lo notaron? Huh, es una pequeña cantidad de poder después de todo, no se puede evitar.

— ¿Ah?

— ¿Hm? ¿Extraño? Emilia está allí, Alas=Ramus aquí, entonces son Bell y…… ¿EEHHH?

Urushihara fue el primero en comprender la situación.

Él frunció el ceño con una expresión pétrea, miró a Emi, cuya espalda enfrentaba el baño de hombres.

— ¿En que están pensando? No hagan tales cosas en situaciones reales. ¿No me digan que quieren dispersar la fuerza de batalla de la línea delantera con el fin de proteger las habilidades de batalla inútiles y cavar su propia tumba? ¿Se creen tener la libertad para tal cosa?

Aunque Urushihara mostró un tono estricto muy raro, Emi, por supuesto, no se sometería a tal reclamo proveniente de otros.

— ¡¿Cómo es posible?! ¡Ella incluso sabe muy bien esto!

Como Emi incluso esperaba que la situación no continuara así, mostró una expresión grandemente perturbada en frustración.

— Pero solo en ese caso, ella parece desear tener la habilidad para entrar en ‘contacto’ contigo o conmigo en situaciones de emergencia.

— ¿Contactar…no me digas?

Maou, que finalmente comenzó a reconstruir la situación, inclinó su cabeza para mirar la pared que separaba los baños.

— Esa chica sabe cómo actuar dentro de su propio poder, y sabe claramente que es lo que puede y no puede hacer. Creemos en ella. Pero la razón más importante…
Emi miró al silencioso Maou.

— Debe ser porque ella no quiere darte problemas innecesarios cuando se encuentra en situaciones de emergencia. Después de todo, sea que tenga o no recuerdos sobre nosotros, ya ella es una de las personas involucradas.

Maou parecía no escuchar nada de lo que Emi le decía, y apenas solo podía secar su cuerpo y vestirse, y salir corriendo la distancia restante hasta el mostrador, Ashiya y Urushihara incluso lo siguieron de cerca.

Luego las tres personas se encontraron con Suzuno, quien sostenía un abanico que el lugar de baño le había proporcionado…

— Luego les explicaré las razones. Pero Chiho-dono definitivamente hizo esto con una actitud frívola, solo espero que puedan comprenderlo.

— Ma….Maou…san…

Mientras tanto Chiho, estaba acostada en un banco mientras reponía la falta de aire, con una expresión roja en su rostro que era imposible ocultar incluso después de salir del baño.

Maou estaba completamente perdido pues no comprendía lo que pasaba, Urushihara, que estaba a su lado, apuntó la mano de Chiho y dijo:

— No importa cuál sea la situación, no voy a preocuparme, ¿Okay?

La dirección a la que Urushihara apuntaba con una expresión de disgusto en su rostro, era la mano izquierda de Chiho, que descansaba en la mesa.

— Sasaki-san, no me digas…

Ashiya pareció haber visto algo increíble y no podía decir nada al momento. Esa mano, ahora estaba albergando magia sagrada de color dorado. Y esa magia sagrada estaba danzando alrededor vigorosamente como una llama, haciendo obvio ante los demás que Chiho no podía controlarlo del todo.

Pero ese no era el poder irreal que Chiho mostró en la Tokyo Tower antes, sino la luz de magia sagrada que Chiho emitía con su propio poder.

— E-es p-porque yo… no quiero arrastrar a nadie más, y no quiero ser la carga de todos…

Aunque ella aún estaba sin aliento, Chiho intentó lo mejor para sonreír y mirar a Maou.

— Con el fin de ser capaz de poder escapar en cualquier momento… y dejar que tú y los demás me salven en cualquier momento… Suzuno-san, lo logré. La próxima vez… quiero… realizarlo de forma oficial.

Sin embargo, ese era el límite.

Los ojos de Chiho se cerraron, y ella entró en sus sueños así como así.

—…..Seriamente.

Al ver a Chiho, que aun mostraba un rostro dormido pero satisfecho aunque estuviese exhausta, Maou se rascó la cabeza como si se estuviese rindiendo.

— ¿No te estás preocupando mucho por nosotros? Somos monstruos de un mundo diferente, ¿lo sabias? Deberías dejarnos todo a nosotros. Después de todo, somos los responsable de haberte involucrado.

— Conociendo a Chiho, ella es incapaz de hacer tal cosa. No está siendo impulsada por sus emociones, solo quiere aprender los hechizos para ‘escapar’ o ‘ser capaz de rescatarse con éxito’, seriamente, debería existir un límite para hacer que otras personas te amen.

Emi primero le dijo eso a Maou con una sonrisa irónica…

— Entre las vidas que pisoteaste en Ente Isla, debieron haber chicos como Chiho- chan también.

Luego ella agregó esa frase, la cual él solo podía oír.




— …………

Maou, quien no pudo evitar mirar a su alrededor, solo vio a Emi caminar hacia Chiho, mostrando una expresión desinteresada como si esa frase hubiese desaparecido en el aire, y la ayudó a limpiarle el sudor que había aparecido en su frente.

Él nunca pensó que Emi, quien mostraba una actitud armoniosa, de repente pudiese lanzar una espina tan fuerte que nunca antes había dicho.

—….Sinceramente, no las entiendo del todo.

Maou murmuró esas palabras, las cuales no fueron oídas por nadie

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios