Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 6

Capítulo 1: El Rey Demonio, Regresa A Su Lugar De Trabajo

Parte 4

 

 

— Realmente estas muy relajado. El escuchó a Emi murmurar.

Maou se volvió por reflejo, pero la persona que habló actuaba como si él no la hubiese escuchado, y ni siquiera miró en su dirección.




— ¿No nos bañaremos junto con papi?

Al otro lado, nadie sabía lo que pasaba con Alas=Ramus, ella ahora se encontraba sobre los hombros de Emi y miró a Maou con mucho entusiasmo.

— ¿Eh?

— ¿Ah?

A esto, Emi y Maou dejaron escapar ruidos de confusión al mismo tiempo.




— ¿Papi y Mami, se van a diferentes baños?

— ¿Eh?

— Esta pregunta que puede decirse que era muy inocente incluso para una pregunta de su categoría, provocó que todos los presentes se congelaran.

— Uh, etto, Alas=Ramus. Tú debes estar con mami y las otras chicas…

Maou, que finalmente fue uno de los que se incorporó primero, respondió con una sonrisa dura y una voz suave.

— ¡Si! ¡Y papi también!

Pero Alas=Ramus aún no se daba por vencida.

— Etto, Etto, Alas=Ramus-chan, Papi y Mami no se pueden bañar juntos, ¿okay?

Chiho intentó persuadirla en lugar de Emi, que aún se encontraba congelada en su sitio.

— ¡Pero, cuando vine, me bañé con Papi! ¡Alsiel y Lucifer también estaban! Alas=Ramus de forma obstinada se negaba a retroceder.

— Alas=Ramus, los hombres y mujeres adultas necesitan ir a baños diferentes. No les causes problemas a Mami y a Papi, ¿está bien?

Aunque Suzuno intentó persuadirla y guiarla, Alas=Ramus puso una expresión peor y murmuró:

— Bañar… con papi…

E incluso mantenía la cabeza hacia abajo y parecía como si pudiese empezar a llorar en cualquier momento.

— ¿….Habías traído a Alas=Ramus antes?

Emi, finalmente abrió su boca y le preguntó eso a Maou.

— Si, cuando Alas=Ramus aún se quedaba con nosotros… pues aquí, podíamos elegir entre agua tibia o caliente.

Antes de fusionarse con la espada sagrada de Emi, en el corto periodo de tiempo cuando Alas=Ramus vivió en la Fortaleza Demoniaca, Maou y compañía la habían traído a Sasa no Yu.

Aunque Maou era el único que la llevaba, cuando estaba ocupado en el trabajo, le pedía a Ashiya que lo hiciera en su lugar. Como ellos ocasionalmente le pedían el favor a Suzuno, Alas=Ramus debería haber tenido una impresión de la diferencia de los baños de hombres con los de mujeres.

— Alas=Ramus-chan, querías tomar un baño con Maou-san después de tanto tiempo, ¿cierto?

Chiho miró a Alas=Ramus quien presionaba sus labios, mientras sus ojos se humedecían, y Emi incluso por eso también suspiró.

— ¿Es eso?

—…….Uuu.

Alas=Ramus se frotó los ojos y asintió.

— Nee, Alas=Ramus.




— Junto… con Papi.

Maou usó incluso un tono para detener las lágrimas de la pequeña, las cuales amenazaban con derramarse.

— ¿Normalmente te bañas con Mami?

—…..Uuu.

— Con que es así, entonces hoy, intenta tolerar que no te bañaras con Mami, y te vienes a bañar con Papi.

— ¿Junto con Papi?

— …….

Con el fin de encontrarse con los ojos de Alas=Ramus, Maou se arrodilló, mientras que Emi, observaba la escena en silencio con el ceño fruncido.

— Luego de mudarte a la casa de Mami, ¿aprendiste a lavar tu cuerpo por ti misma?

— Uu…uu. Puedo lavarme yo solita.

— Ya veo, es sorprendente. ¿Y qué hay de lavarte el cabello?

— No lo sé.

La chica respondió honestamente, el cabello de Alas=Ramus era muy largo, tomaría algo de tiempo antes de aprender a lavárselo ella sola, Maou acarició la cabeza de Alas=Ramus y respondió:

— Bueno, vamos a practicarlo en secreto, y sorprendamos a Mami.

— ¡….Uu, practicar, juntos!

Luego que Alas=Ramus finalmente detuviese sus lágrimas al decir esto, ella inclinó su cabeza para mirar a Emi de manera vergonzosa.

— Es un secreto, ¿bien?

— ……

— No muestres esa expresión. Créeme, no importa que, yo también la ayudé a bañarse por un tiempo.

Esta frase fue dirigida a Emi.

— No se trata de usar algún razonamiento con un niño que llora, ¿bien? ¿No tienes algo que hacer luego? Si es así, durante el tiempo que ustedes, chicas, estén ocupadas, debería estar bien para yo ocuparme de ella, ¿no?

— ……

Emi miró los ojos de Maou y Alas=Ramus a la vez. Mientras que Chiho y Suzuno observaban la escena con preocupación desde atrás.

—….En esta área, no es como si no confiara en ti…

— ¿Ah?

Emi pareció mirar a Maou mientras hablaba, pero este no escuchó con claridad lo que ella murmuraba.

Emi miró la mano extendida de Maou hacia ella con el ceño fruncido.

— Mami, ¿no?

Y ella se encogió de hombros como si se rindiera de todo debido a esa frase.

— No me mires así, en serio…




Hacer que Alas=Ramus estuviese triste no era la intención de Emi.




—….Entonces, te la encargo.

— ¿Eh?

— ¿Eh?

— ¿Eh?

— ¿Eh?

— ¿Eh?

— ¿….Eh?

Todos además de Emi, incluido Maou quien propuso encargarse de Alas=Ramus, dejaron escapar sonidos de confusión, haciendo que la misma Emi se confundiera también debido a los cinco sonidos de confusión consecutivos.

— ¿Q-que sucede con todos…?

Incluso si ella estaba muy confundida, Emi aun le entregó a Alas=Ramus a Maou, quien estaba congelado en el sitio con sus manos extendidas.

— ¡Junto con Papi!

— …..

— ¿Papi?

— Emi, tu…

— ¿Qué?

Mientras usaba un brazo para abrazar con seguridad a Alas=Ramus, Maou inconscientemente estiró el otro brazo hacia la frente de Emi.

— ¡Oye!




— ¡Ah!

Esta vez no fue solo Emi, incluso Chiho quien veía la escena desde el otro lado no pudo evitar gritar.

— En realidad estás diciendo que me la encargas, ¿no estas siendo muy honesta?¿Acaso no tienes fiebre?

— ¡¿C-como puede ser eso posible?! ¡No me toques, ¿Okay?!

Emi sin piedad empujó la mano de Maou, y allí, fue el momento donde no fue muy diferente de lo usual.

— Su-Su-Su-Suzuno-san, ¿Vi-vi-vi-viste esto?

— L-lo vi. Claramente.




Pero Chiho y Suzuno aun de pie una junto a la otra discutían mutuamente sorprendidas desde atrás.

— Maldición Emilia… no puede planear que todo es malo, ¿bien?

— ……

Ashiya y Urushihara incluso se sorprendieron por el comportamiento de Emi.

Pero esto era de esperar, si fuese la Emi de un tiempo atrás, ella no permitiría que Maou la tocase.

Aunque hasta ahora, incluso si las dos personas que eran enemigos, vagamente iban a los baños juntos, sería algo difícil de imaginar que ellos se atacarían mutuamente relacionado a problemas de vida o muerte, sin embargo, no solo Emi había dicho ‘te la encargo’ a Maou, ella no reaccionó antes de que Maou la tocase, esto podría decirse que era una situación sin precedentes.

Maou incluso descubrió en los alrededores un sentimiento que no encajaba.

Recordó que cuando intentó ayudar a Emi a tratar sus heridas, él fue rechazado claramente.

— ¿Q-que sucede con todos…he hecho algo extraño? Esto ya no era cuestión de que algo fuese extraño.

No solo eso, Emi en realidad estaba usando la palabra ‘todos’ cuando hablaba, desde el punto de vista de Chiho, era una situación muy sorprendente.

Emi hasta los momento, incluso cuando no tuvo más opción que trabajar con Maou y los demás con el fin de encargarse de la situación, ella definitivamente no incluía a Maou, Ashiya ni Urushihara como personas que estuviesen relacionadas con ellas, lo que significaba que ella no los trataba de ‘todos incluyéndose ella misma’.

Para Emi, ‘nosotros’ se refería a Suzuno así como también a los humanos de Ente Isla y Japón, y en cuanto a Maou y los Demonios así como también los ángeles que estaban en contra de ella, solo eran categorizados como ‘ellos’ desde el otro lado.

— No es extraño del todo.

— ¿Chiho-dono?

Chiho respondió con una sonrisa irónica a Emi, quien parecía extraña sin importar como la vieran, haciendo que Suzuno se mostrara más confundida.




— Maou-san, lo siento, Yusa-san y yo tenemos que resolver algunas cosas. Durante este tiempo, necesitamos que te encargues de cuidar a Alas=Ramus-chan.

— ¿S-si… d-déjamelo a mí?

Por razones desconocidas, Maou en realidad respondía con una pregunta.

— Bueno Alas=Ramus-chan, nos vemos más tarde.

— ¡Nos vemos!

Chiho ondeó su mano a Alas=Ramus, y la pequeñas levantó su pequeño brazo en respuesta.

Maou, quien sacudió su mano con ella por reflejos, miró a las féminas, que parecían un poco extrañas, desaparecer dentro del baño femenino.

Una vez que la puerta se bloqueó, Maou y Ashiya no pudieron evitar mirarse el uno al otro.

— ¿Qué ha sido eso?

— Esto es a lo que se le llama los fantasma incluso entran en cólera, y eso incluso hace que las personas sanas puedan enfermarse.

— Ashiya, esa frase no puede ser usada de esta forma. Huh, pero además de eso posiblemente tenga fiebre, quizá eso sea correcto.

Aunque él estaba pálido, Urushihara, que parecía que finalmente recuperaba su estado normal, refutó lo que Ashiya dijo:

—….No me digas, que aún está preocupada por lo de antes. Maou murmuró en voz baja.

Ese incidente se refería a lo ocurrido a principios de agosto donde los dos ángeles hicieron uso de las ondas televisivas, en ese tiempo Emi pareció encontrar una verdad estrechamente relacionada con ella y la razón por la que se convirtió en una Héroe de la boca del Arcángel Gabriel.

El padre de Emi, quien ella creía que había muerto en la invasión del Ejercito Demoniaco, estaba aún vivo.

Para Emi, quien llamaba a Maou asesino de su padre, sus sentimientos debían estar complicados.

Aunque Maou no tenía obligaciones para preocuparse particularmente por Emi debido a eso, él sentía curiosidad si Chiho le dijo a Emi la verdad que ella sabía después de todo.

Durante ese incidente, Chiho de repente recibió un gran poder de un tercero quien no quería mostrar su rostro, así como también un mensaje que le dejaba a Maou y a Emi.
Chiho no había mencionado si ella le había dicho de ese mensaje a Emi y ella naturalmente no tomaría la iniciativa de declararlo, además Maou intencionalmente no le preguntaría.

Pero desde el cambio de horario en la actitud de Emi, quizá la razón era por ese incidente.

— Incluso así, su actitud hacia nosotros no se ha suavizado del todo.

Como Ashiya estuvo presente todo el tiempo, el más o menos sabia sobre ‘ese incidente de antes’ al que Maou se refería.

—…..Etto, si algo está realmente mal, buscaría a Chi-chan para confirmarlo luego.

Luego que Maou entregara el acuse de recibo y la tarifa de entrada de Alas=Ramus a la encargada de Sasa no Yu, quien tenía aproximadamente 80 años de edad, en el mostrador, Madame Murata Fu, él caminó hacia los vestuarios de hombres.

— Maou-kun.

— ¿Hm? Madame Fu, ¿sucede algo malo?

Madame Fu, quien normalmente no hablaba mucho, de repente inició una conversación con Maou desde atrás.

— ¿Es ella su esposa?

Madame Fu señaló en dirección al baño femenino con su mentón. Maou sacudió su cabeza con una sonrisa irónica y respondió:

— Aunque ella es la madre de esta pequeña, no es mi esposa.

—….Hm, está bien mientras la pequeña pueda sonreír con gran felicidad.

Aunque no se sabía lo que Madame Fu pensaba, luego de eso ella no hablo más y cerró sus ojos como si estuviese escuchando el programa de radio desde la parte posterior del mostrador.

Madame Fu ocasionalmente hablaba con las personas, pero todos esos temas eran más o menos ese tipo de contenidos.

Maou cargó a Alas=Ramus una vez más, y dijo con entusiasmo.

— ¡Muy bien, Alas=Ramus! ¡Vamos a bañarnos!

— ¡Oh!

— Ah~ me siento mareado, no griten tan fuerte.

— Urushihara, es mejor que no te sumerjas en agua caliente, además seria problemático volver.

El padre, la hija y el sirviente principal que parecía que no tuviesen muchas preocupaciones, entraron en el baño de hombres de manera perezosa.

— ¡Wah! ¿No me digas que somos el primer grupo de clientes?

Una vez que entraron a los vestidores, los cuales eran más grandes de lo que parecían desde afuera, Chiho aplaudió porque no había más nadie que pudiese verlas.

— Es cierto. Después de todo, no hay muchas personas que piensan en tomar un buen baño a media mañana. Esto es muy ideal para nosotras.

Suzuno la canasta de ropa apilada con movimientos practicados y rápidamente hizo espacio en el armario.

— Aunque no hay nadie en este lado, ¿será igual en el lado de los hombres?




Emi apuntó hacia el muro del frente del baño de los hombres, y preguntó de forma relajada a Suzuno.

— No debería haber problema. Aunque necesitamos decidir de acuerdo a la condición de Chiho-dono, está bien mientras actuemos de acuerdo a la situación. Después de todo…

Suzuno miró hacia Chiho con una sonrisa irónica.

— Como tiene algo que ver con Chiho-dono, no es posible seguir ocultándoselo al Rey Demonio y a los demás. Por eso, fue el hecho que primero se estableció, y dejarles confirmar cosas que siguen seria menos problemático. Tampoco es que sean idiotas, después de una buena conversación ellos serían capaces de comprender todo.

Aunque Emi estaba preguntando eso de una manera completamente seria, Suzuno parecía no preocuparse, e inmediatamente comenzó a quitarse el Kimono.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios