Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 5

Capítulo 3: El Rey Demonio Y La Héroe, Se Concentran Primero En Manejar Lo Que Está Delante De Ellos

Parte 8

 

 

— La luz de la magia sagrada… ¿esa es la razón de nuestra preocupación? ¿No me digas que es Emi?

Maou expresó sus pensamientos, los cuales eran razonables para un Rey Demonio.




— Maou-sama, si la persona le escucha decir eso, seria asesinado. Además… Ashiya advirtió en un tono extraño y apuntó al cielo como la gente a su alrededor.

— La razón de nuestra preocupación debería ser lo que está detrás de esa cosa. Incluso si Ashiya no se explicaba correctamente, Maou lo entendía muy bien.

El cinturón de luz dorada detrás de la estrella fugaz, parecía estar acercándose al tiempo que parecía apuntar a toda la Tokyo Tower.

El cinturón de luz que acercaba su ubicación desde todas las direcciones con la torre como su centro, se transformó en un enorme halo en el cielo.

Esto parecía como un fenómeno natural sin importar como se pensara en ello, pero incluso si esto era Japón, la gente no tenía la habilidad para provocar este tipo de fenómenos.

— Woah, Woah, ¿es algún tipo de presentación?

— ¿Es la Aurora Boreal?

— ¡¿Cómo puede la Aurora Boreal aparecer en Tokio?! Debe tratarse de fuegos artificiales, ¿no?

Maou se centró en protegerse contra el caos causado por la multitud o la aparición de un enemigo, sin embargo, quizá debido a que lo que apareció se veía hermoso, incluso si era un fenómeno que parecía totalmente antinatural, ninguna persona sentía que la situación era grave.

— ¡Oh, cielos! ¡¿No me digas que es el malvado de Gabriel otra vez?!

— ¿Eh?

En este periodo de tiempo, Maou descubrió a alguien junto a él en la multitud, que estaba diciendo esas extrañas palabras mientras miraba el cielo, y francamente observó sus alrededores.

Entonces Maou descubrió a un hombre con un cabello afro y que estaba usando unos lentes de sol, actualmente estaba a una corta distancia de él.

— ¿Eh? Tú…

— ¿Oh? ¡Oh, cielos! ¡Que coincidencia, el chico de la tienda de Udon!

Aunque Maou estaba sorprendido por como la otra persona estaba hablando fluidamente japonés, cuando recobró sus sentidos, Ashiya ya se encontraba entre los dos con el fin de proteger a Maou.

El hombre empujó sus gafas de sol, y miró a Ashiya y a Maou. Pero, por razones desconocidas, el aún tenía un palillo de dientes en su boca.

—….. Maou-sama, por favor mírele los ojos.

Debido al tono serio de Ashiya, Maou miró en dirección a los ojos del hombre que había empujado sus lentes de sol para mirar, se encontró con el color de sus ojos…

— ¿Ojos… purpura?

— Hm, ¿Hay algo extraño en mis ojos?

El hombre movió el palillo de dientes en su boca, intencionalmente se quitó los lentes y abrió sus ojos para que los dos chicos lo vieran.

— ¡El restaurante Udon no es tan malo! ¡Y los palillos tampoco, esta vez me esforzaré en usarlos!




— T-tú… No me digas…

Ya sea debido a la ira, o porque el misterioso halo se acercaba al lugar, Maou se sacudió con preocupación.

Luego de observar cuidadosamente la parte frontal, Maou descubrió que el cabello afro del hombre no era netamente negro, había un resplandeciente mechón purpura, como si hubiese sido teñido.

— ¿Asi que tú eres Raguel?

— ¿Oh? No recuerdo haberte dicho mi nombre…

El hombre de cabello afro reaccionó al nombre Raguel, y sus ojos se abrieron debido a que se sintió verdaderamente sorprendido.

— ¿Asi que realmente estabas comiendo en la planta baaaaaja?

En ese instante, el halo que se acercaba tocó la antena en la torre, y el brillo alrededor de la misma llovió en el suelo.

— ¿Oh?

— ¿Hm?

— ¡¿Oh cielos?!

Maou, Ashiya y el hombre sospechoso de ser Raguel exclamaron al mismo tiempo.

Una vez que los restos del halo que explotó alcanzaron el fondo de la Tokyo Tower donde Maou y la multitud estaba, instantáneamente corrió hacia los dos jóvenes en la escena.

La lluvia de luz atacó a Maou y Ashiya directamente y el hombre de cabello afro cubrió su rostro por el impacto que la acompañaba.

Una vez que los dos jóvenes fueron bañados en la luz, algo extraño fue sentido en el interior de sus cuerpos, sus cabellos explotaron como si quisieran competir con el hombre de cabello afro, sin embargo los dos chicos no tuvieron tiempo de mirarse mutuamente por la sorpresa…

La transformación ocurrió inmediatamente.

Lo que lógicamente debería haber sido un remolino de luz dorada, al golpear los cuerpos de los dos jóvenes, en realidad estaba dando un brillo negro.

— ¡Ooooooooohhhhhhhhhhh!

Un grito absorbió toda la luz dorada, y el brillo negro el cual explotó y cubrió todo en oscuridad, también cubrían las luces calientes de la Tokyo Tower.




Las colgantes luces decorativas que parecía que brillaban, bajo la torre roja que actuaba como vigilante de la era de la creación de la humanidad, estaba brillando en una oscuridad infinita.

— ¡Estuviste siempre en la planta baja, entonces lo dices claramente desde el principio! ¡En realidad hiciste que gastara mucho dinero por naaaaadaaaa!

Aunque la voz demoniaca que se escuchaba desde la oscuridad era lo suficientemente tenebrosa para hacer que la sangre se congelara, las palabras contenían un odio mezquino que no coincidía con el peso de esa voz.

Temporalmente, el mundo entero fue cubierto por una luz verde que surgió de la oscuridad.

La luz verde cubría el área alrededor de la Tokyo Tower, deteniendo los movimientos de todos los que estaban allí en ese momento.

Esta era la misma barrera Demoniaca que había aparecido en Sasazuka antes, aunque las personas dentro de la luz eran objetos, en realidad estaban dentro de la tienda, por lo que evitarían ser arrastrados al daño causado dentro de la barrera.

Desde la distancia, la barrera que se alzaba como la Aurora Boreal, parecía que iba a lanzar una luz verde a la Tokyo Tower.

Todo esto fue causado por un demonio, y ese demonio ahora estaba mostrando una expresión llena con un enorme odio, lo suficiente como para hacer que un humano se desmayase con solo mirar, en dirección al hombre de cabello afro.

— ¡Voy a verter cola en tu nariz!

Luego de absorber la magia Demoniaca imbuida en el halo dorado, el Rey Demonio Satan, y el General Demonio Alsiel descendieron de la Tokyo Tower en un instante.

— ¡¿Qué está pasando?!




El hombre de cabello afro lanzó sus gafas de sol, y se encontró directamente con la mirada de los demás.

— Gab-san. ¿Conoces a esos chicos que están en Japón?

Pero la persona que habló también, no era ninguno de los dos grandes demonios que aparecieron de repente.

— ¡!




La camiseta UnixLo que estaba estirada hasta el límite, comenzó a dividirse porque no podía soportar el movimiento del Rey Demonio Satan con cuernos.

— No creo que pueda involucrarlos, aunque no te lo dije, lo siento. Luego esa persona apareció en ese lugar.

Calmadamente flotando en la barrera demoniaca del Rey Demonio Satan, como si naturalmente no fuese afectado por la magia demoniaca, estaba el arcángel que había planeado llevarse a la hija del Rey Demonio y la Héroe…

Él era quien se había convertido en una estrella fugaz para seguir el cinturón de luz y llegar hasta la Tokyo Tower, Gabriel.

—….. Mamá.

— ………

—…… Mamá.

Emi estaba abrazando sus rodillas e inclinada en la esquina del área de observación de la Tokyo Skytree.

Incluso si Alas=Ramus estaba sacudiendo y llamando a Emi con todas sus fuerzas, ella no reaccionaba.

Su padre aún vivía.

Recordaba la despedida de hace cinco años. Emi siempre deshacía la imagen de la silueta de su padre de pie frente a ella, borrosa por las lágrimas, dentro de su corazón, y convertía la tristeza y la ira por su muerte en poder para continuar luchando.

Comparado con las dudas sobre su padre, la existencia anormal de los ángeles solo podría considerarse un tema pequeño. Después de todo, ella nunca había tratado a Lucifer ni a Sariel como tal existencia, esto solo le confirmaba a Emi que ellos eran una fuerza poderosa la cual los convertía en sus enemigos.

Comparando este tipo de cosas, su padre aún vivía.

Aun así este era un hecho lleno de felicidad, y una esperanza que ella siempre había deseado.

Pero las piernas de Emi se contrajeron y no se movían.

La probabilidad de que Gabriel le mintiera debía ser baja. Porque incluso si él engañara a Emi diciéndole que Nord estaba vivo, no traería ninguna ventaja.
Una de las ‘Amenazas del Cielo’ que Gabriel mencionó, podría ser el hecho que Laila y Nord habían dado a luz a la pequeña Emilia, lo que traería el peligro de que la santidad del Cielo y los ángeles decreciera.

La razón de que el Cielo y los ángeles sean objetos de fe y adoración para las masas, es porque ellos son existencias anormales las cuales superaron enormemente a la imaginación humana, si las personas sabían que ellos solo eran humanos con cultura diferente, su novedad disminuiría drásticamente hasta lo más bajo.

Incluso si la escala es diferente, los humanos de Ente Isla podrían usar milagros que no eran diferentes al de los ángeles.

Por lo que si él quiera mentir, Gabriel debió haber dicho que Nord ya estaba muerto y se había ido del mundo.

De esta forma, no hubiese tenido problemas en distorsionar la imagen del ‘padre de la Héroe Emilia’.

Incluso si otros revelasen que Nord era solo un simple granjero, ellos explicarían diciendo que regresó al Cielo o fue promovido a un ángel.

Otra razón más simple es, que todos odiarían a la persona que asesine a sus padres. La relación entre Emi y Maou no podría considerarse realmente buena, si ella sabía acerca de la muerte de su padre otra vez, definitivamente el odio hacia el ‘Rey Demonio Satan’ incrementaría, y esto provocaría que las dos partes que obstaculizan el Cielo se asesinaran mutuamente.

Pero Gabriel había dicho eso. Su padre Nord aún vivía.

Solo esto era suficiente para que Emi fuese incapaz de ver frente a ella. Levantó su cabeza ligeramente, y notó que Alas=Ramus estaba mirándola con una expresión solloza.

— ¿Mamá? ¿Estás bien? ¿Te duele el estómago?

—….. No, estoy bien, aunque estoy….

Emi sonrió cansadamente, y enterró su rostro en sus rodillas una vez más.

— Solo estoy pensando que debería hacer ahora…

— ¿Qué quieres hacer?




Aunque cuando Emi avanzó al campo de batalla la primera vez como un caballero de la iglesia, ella era consciente de querer aniquilar al Ejercito del Rey Demonio, su razón principal de tomar venganza era su padre, esa razón y nada más.

Incluso después de venir a Japón, Emi y el Rey Demonio frecuentemente habían tenido oportunidades de interactuar debido a varias razones, pero desde el principio hasta el final, ella lo veía como alguien que algún día derrotaría.

Sin embargo…

— Solo el hecho de saber que Papá vive, hace que ese hombre se convierta en un enemigo sin importancia…

El padre de Emi es granjero, aunque es muy fuerte, él aún no es un guerrero con entrenamiento de batalla. Emi, quien había luchado contra el Ejercito Demoniaco conocía claramente el poder y la crueldad de los demonios, asi que después de ver lo que quedaba de su pueblo destruido, inmediatamente concluyó que Nord no había sido capturado sino que había muerto. Ella no podía pensar en ello de otra forma.

Asi que cada vez ella pensaba que debía dejar que el Rey Demonio probase el sufrimiento y dolor su padre aparecía, ese momento siempre surgía en su mente.
Aun si su padre vivía, el odia que Emi albergaba hacia el Rey Demonio no desaparecería.

Incluso si su padre estaba vivo, él podría estar enfermo o herido, y esto sería incapaz de borrar el dolor y odio causado por la destrucción total de la pacifica vida de los demás.
Antes de convertirse en Héroe, como humano de Ente Isla, la destrucción y tragedia esparcida por el Ejercito Demoniaco era difícil de perdonar.

Sin embargo, una pieza importante que impulsó a Emi la lucha contra el Rey Demonio de repente era removida por alguien, y el hecho de que causaba que su manera de pensar cambiara era innegable.

En cuanto a la pieza restante, cuál sería el tipo que debería mover, ahora era una respuesta que ella no podía encontrar.




El producto local que Gabriel había dejado… la lata vacía de ‘ligeramente molido’ rodó más allá de donde estaba Emi.

Luego de decirle a Emi que Nord podría estar en Japón, Gabriel le solicitó un pago. En otras palabras, la situación actual de Chiho.

Emi fue sacudida. Aunque ella no quería decirle a nadie ningún tipo de información de su importante amiga Chiho, innegablemente, una tentación maligna se ocultaba en su corazón, lo que hizo que ella le dijera a la otra persona todo sobre la situación de la joven, y asi estar un paso más cerca de su padre.

Sin embargo, el tiempo no le dio a Emi ninguna oportunidad de dudar.

Un enorme enemigo pasó debajo de Emi, uno que se debatía entre su conciencia y deseo.

— ¡Oh, cielos, esto es malo!

Gabriel dejó de mostrar su sonrisa pícara y se tomó el café que tenía en sus manos de un solo trago.

— Nuestra conversación termina aquí. Sin importar que, hay un problema más importante, asi que dejemos el tema hasta aquí. Con respecto a la información que te di, solo trátalo como un complemento gratuito. La próxima vez que nos veamos, me dices algo.

— E-espera…

— Aunque esto podría causarte algo de confusión.

Gabriel dijo eso mientras mostraba una expresión seria la cual no coordinaba con su estilo.

Ella no sabía cómo lo había hecho, pero vio que Gabriel atravesó directamente el muro y la ventana, y cuando lo notó, él ya se encontraba fuera del área de observación.

— No todos en el Cielo piensan que pueden hacer lo que quieran usando el trabajo como excusa. Todos no quieren morir. Sin importar que, también somos conscientes de somos ángeles amados.

Luego de decir eso, Gabriel voló fuera del área de observación y se fue a perseguir esa enorme y misteriosa energía.

Esa energía y Gabriel se dirigían al sur. Quizá algo pasaba en la Tokyo Tower, donde Maou estaba. Sin embargo, aun asi, Emi no se movía en lo absoluto.

El oponente con el cual debía luchar, la razón para luchar y lo que debía proteger, se había convertido en un gran problema.

—…Oye, Alas=Ramus.

— ¿Uhh?

— Para mí, el trabajo de un Héroe es muy pesado. Al principio yo era la hija de una familia de granjeros que podían verse en cualquier lugar. Si hubiese recibido una educación de elite desde muy joven, podría haber sido capaz de acabar con el Rey Demonio directamente sin preocuparme por los pequeños detalles, y tendría un fuerte sentido del deber.

— ¿A mamá, no le gusta, ser un Héroe?

Alas=Ramus probablemente era incapaz de entender unas palabras que eran muy complicadas, pero de forma extraña, aun asi, la pequeña pudo sentir lo que Emi trataba de expresar y repitió las palabras de forma simple.

— En el pasado, fue algo asi. Pero si no me hubiese convertido en Héroe, no hubiese sido capaz de conocerte, y eso ahora no me gusta mucho.

— Je, je.

— Oye, Alas=Ramus.

— ¿Qué te gustaría hacer cuando seas grande?

Esta pregunta hizo que Alas=Ramus parpadeara sorprendida. Justo cuando Emi pensó que la pequeña había sido incapaz de entender ese tipo de pregunta…

— ¡Quiero ser, Riakusuma!

Los ojos de Alas=Ramus de repente brillaron, y levantó ambas manos para declarar eso.

Como ella no esperaba que la pequeña mencionara una ocupación específica, dicha respuesta fue muy inesperada, luego de un momento de silencio, una sonrisa cálida apareció en su rostro.

— ¿Quieres ser Rilakkuma?

— ¡Si! ¡Y, y!

Alas=Ramus quien parecía querer continuar hablando, estiró su cuerpo hacia Emi.

— ¡Curry!

— ¿Eh?

Emi se sintió un poco confundida. Era porque hasta ahora, ella no había dejado que Alas=Ramus comiera curry.

En la Fortaleza Demoniaca, Ashiya debió haber prestado atención especial en no dejar que Alas=Ramus no comiera nada que tuviese sabor fuerte. Por lo que la pequeña no debería tener ningún concepto acerca de gustarle o no comer curry…

— ¡Es porque a mamá le gusta Rilakkuma y el curry también! ¡A mi también me gusta mucho mamá! ¡Asi que cuando crezca, quiero ser Rilakkuma y curry!

Hataraku Maou-Sama Volumen 5 Capítulo 3 Parte 8 Novela Ligera

 

—…..Ya veo.

Alas=Ramus dijo una vez más que al crecer, quería ser lo que a Emi más le gustaba. Con el fin de ocultar las lágrimas que estaban a punto de fluir, ella acercó a  Alas=Ramus hacia ella y la abrazó con fuerza.

— ¿Quieres comer curry?

— Una vez que Chiho-nee-san se recupere, vayamos juntas a comer.

— ¡Un!




— ¡Ugwah!

Alas=Ramus con energía levantó sus manos entre los brazos de Emi, y la golpeó directamente en la nariz.

—…. Esto solo sucedió para ayudarme a levantar mis ánimos.

Emi, que sollozó por las razones anteriores, finalmente se puso de pie.

Esta no es la primera vez que la conclusión se retrasa. Ahora tengo que actuar para proteger algo importante. Pase lo que pase después… ya pensaré en ello más adelante.

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios