Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 5

Capítulo 3: El Rey Demonio Y La Héroe, Se Concentran Primero En Manejar Lo Que Está Delante De Ellos

Parte 5

 

 

— ¡!

— ¡Mamá! ¡Allí no!




Persiguiendo la magia sagrada, Emi giró la espada sagrada detrás de ella…

— Has adivinado mal.

Un dedo estaba apuntando la parte posterior de la cabeza de Emi.

— ¡BANG! Yo gano.

— …….




La hoja de la espada sagrada dispersó la magia sagrada que Gabriel emitió, y éste con la nariz moqueando, estaba de cabeza, y con su mano posicionada en forma de una pistola, señalaba con su dedo la parte posterior de la cabeza de Emi.

— Aunque enfrentarme a una pelea de espada es desventajoso para mí, existe más de una forma para luchas.

Las señales de incrementar el poder sagrado podían sentirse desde la dirección de la parte posterior de la cabeza de Emi.

— ¿….Intentas asesinarme, y luego llevarte a Alas=Ramus? El fuerte viento, dispersó la voz de Emi.

— No haré nada de eso. Como aun es desconocida la forma como ustedes dos se fusionaron, si la pequeña muere poco después que lo hagas, ¿no sería algo malo?
La magia sagrada de Gabriel fue debilitándose, y el aura asesina que provenía detrás de Emi desapareció también.

— Vamos a ignorar esto primero… con respecto a la chica que perdió la conciencia,¿podrías darme más detalles acerca de ello?

— ¿Eh?

— La razón por la que estoy aquí, es solo para prevenir las ondas de prueba emitidas por esta torra que interfieren con las que la Tokyo Tower emite, lo cual provocaría que la precisión del sonar disminuya, honestamente, no sé cómo Raguel logra emitir el sonar, y más aún, nunca había escuchado que sus métodos haría que las personas de este mundo perdieran la conciencia.

Emi cuidadosamente giró su cabeza, mirando al invertido de Gabriel quien tenía por completo una expresión descuidada.

— Estas hablando de esa chica, ¿cierto? ¿Esa llamada Sasaki Chiho, la preciosa chica que se siente atraída por el Rey Demonio? Recuerdo que trabaja en la misma tienda que él, ¿no? Sariel me habló de ella hace tiempo.

— ¿Por qué estas preguntando por eso? No me digas que quieres secuestrar a Chiho para usarla como un sujeto de pruebas como lo hizo Sariel, ¿eh?

— Oye… ¿Ese tipo planeó hacer tal cosa antes?

Gabriel inhaló de una manera hueca, con vigor sacudió su cabeza mientras mantenía ambas manos levantadas.

— No tengo intenciones tan viles. Solo quiero que me digas que síntomas tiene.

— ¿…Por qué quieres saber eso?

Enfrentándose a la pregunta de Emi, Gabriel se frotó la cara mientras respondía de forma vergonzosa.

— ¡Oh, cielos! Aunque no soy tan directo como Sariel, quizá lo al final queremos saber es lo mismo. Oye, ¿no están los humanos de la tierra buscando también la fuente de la evolución o los genes?

El tono de Gabriel hizo que Emi sintiera escalofríos, por lo ocultó su felicidad y murmuró mientras miraba a la otra persona.

— ¿Crees que te voy a obedecer y a decir las cosas, solo porque acabas de decir eso?

— No, no es eso. Aunque sin tener en cuenta eso, con lo que tenemos, el Cielo, te lo ha hecho antes, no pienso que me obedezcas y me lo digas. Por eso, ¿te gustaría hacer un trato conmigo?

— ¿Un trato?

Una fuerte ráfaga de viento sopló el largo cabello de Emi.

— Revelare directamente algunas piezas de información primero, luego del contenido, podrás decidir si quieres decirme todo acerca de la situación de Sasaki Chiho.

—…. No hay evidencia alguna que pruebe que lo que me dices sea cierto. No haré nada como traicionar a alguno de mis amigos por creer algo que el enemigo me ha proporcionado.

— ¿No lo dije antes? Podrás decidir por tu propia cuenta si quieres decírmelo. Pero, creo que definitivamente lo harás

Con algo de dificultad, Gabriel finalmente posicionó su cuerpo en la dirección correcta, y aterrizó en la azotea del área de observación con un ligero aleteo de sus alas.

— Si te digo que tu padre Nord Justina sigue vivo, ¿Qué harías?

— ¿Qué…?

La frase inesperada de Gabriel hizo que Emi mostrara una expresión de duda. Gabriel, que parecía disfrutar su reacción, dejó escapar una ligera risa.

— ¿Quieres saberlo ahora?

—…….Si.

Emi ni siquiera tuvo tiempo de reaccionar cuando Gabriel comenzó a actuar de forma extraña.

— Ah, l-l-lo s-siento, por favor mantente alejada u-un p-poco de…. ¡Ah-chooo! Ella aún se preguntaba porque la expresión de Gabriel se había retorcido tanto,
pero nunca esperó que fuese capaz de mantenerla y dar un gran estornudo en dirección a su rostro.

—………..

Con la ayuda del viento, Emi, quien sentía que un spray condenado volaba hacia su cara…

— ¡Hmph!




— ¡Whoaah!

Ella sin piedad usó el mango de la espada sagrada para golpear la cabeza de Gabriel.

— M-mis ojos, e-están viendo estrellitas.

— Si puedes hablar rápido, entonces podría escucharte con algo de ironía. Sin embargo, si Alas=Ramus decide que estas mintiendo, te decapitaré de inmediato.

— Entonces… ¡¿Por qué me tratas de la misma forma que un Demonio?! Emi murmuró ante los sollozos ojos de Gabriel.

— Nunca mostraría piedad hacia el enemigo. Más aún si es uno de Alas=Ramus. Escuchando esto, el arcángel solo pudo levantar ambas manos rindiéndose.
Cinco minutos después, las dos personas aparecieron dentro de la recientemente terminada área de observación.

Como no había ningún tipo de ventilación, el área todavía estaba muy caliente.

Sábanas de plástico cubrían diversas áreas dentro de la instalación, y parecía que todavía estaba en construcción.

— Aunque ya está caliente, ¿quieres tomar algo?

En frente de Emi, Gabriel había tomado una lata de café del interior de sus ropas.

— ¡Mamá, no lo tomes, es muy peligroso!

Alas=Ramus, que estaba completamente hostil contra Gabriel, se había materializado y estaba de pie junto a Emi.

Incluso si Alas=Ramus no decía nada, no había nadie que quisiera beber el café que Gabriel había sacado de su ropa.

— No está envenenado, ¿Okay?

Aunque Gabriel trataba de explicarlo, esto no tenía nada que ver si el café estaba envenenado o no.

— No quiero tocar ninguna comida ni bebida de nadie que no sea de este mundo. Olvida la bebida, solo apresúrate y dime lo que quiero saber, luego regresa al Cielo.




— Que estricta… o más bien, que misteriosa~~ ya sea Ente Isla o esta Tierra, ambas tienen la leyenda que ‘una vez que comes algo de otro mundo, no serias capaz de regresar a su mundo actual’~~

Gabriel, que no parecía sentirse infeliz por eso, abrió la lata de café que tenía escrito en letras grandes ‘ligeramente molido’, y se lo bebió de un sorbo.

— Ahhh, que caliente…

Gabriel estaba actuando a su propio ritmo. Aunque ella sabía que era su estrategia, Emi golpeó el suelo con su pie con impaciencia y dijo:

— No tengo intención de tomar té y charlar contigo. Si tienes algo que quieres pedirme, entonces apresúrate y háblame sobre mi padre.

— ¿Estás dispuesta a escucharlo?

— Si me da la impresión que mientes, sin duda te acabaré.

— Si engañas a mamá, definitivamente no te lo perdonare.

Gabriel, que fue llamado mentiroso por madre e hija, respondió de una forma algo deprimida:

—….Huh, de todas maneras luego que escuches lo que tengo que decir, ambas deben decidir cómo quieren actuar. Además de Nord Justina, tengo muchas cosas más que quiero decirte.

Gabriel sostuvo la lata de café con ambas manos y comenzó a hablar en partes.

— El Cielo en estos momentos está en una situación que puede dividirlo en dos. Este tipo de cosas… aunque no es que no haya pasado antes, es algo que solo ocurre una vez en la luna azul. Solo con esta parte… tus padres y tu nacimiento, tienen un significado importante.

—…. Deja de dar rodeos y dime las cosas de una buena vez. Hasta ahora, lo único que sé es que el tipo llamado Raguel está persiguiendo a mi madre después de cierto incidente… persigue a Laila… pero, ¿Qué tipo de rencor tiene el Cielo contra mi familia y contra mí?

— Aunque es algo diferente a un rencor, ustedes chicos hicieron algo muy problemático.

Gabriel mostró una sonrisa que no revelaba sus verdaderas intenciones.

— Solo es eso, Laila y Nord son los puntos principales, para ponerlo un poco más extremo, ya seas tú, el Rey Demonio Satan o los fragmentos de ‘Yesod’… probablemente incluyendo a Lucifer, a la Inquisidora que viste un kimono, el confidente de Satan y la tal Sasaki Chiho, no podrían estar más involucrados en esto. Peor aún, en los casos más extremos, puede incluso arrastrar a todos los humanos de esta Tierra.

— Repito, ¿no te dije que dejaras de darle vueltas al asunto? Emi se precipitó hacia Gabriel de una manera impaciente.

— Cielos, realmente estas apurada~ aunque lo que estoy a punto de decirte va a disminuir tu visión del mundo desde sus inicios.

Gabriel miró la lata de café luego de decir eso con un tono algo irritante.

— Déjame aclarar esas creencias erróneas, nosotros los ángeles, no somos de este mundo.

— ¿Eh?

— Solo hay un principio detrás de las acciones tomadas por los angeles. Ese es ‘desviar la amenaza de los Cielos con todo lo que tenemos’. En otras palabras, todos piensan que no importar cuantos humanos sean asesinados en Ente Isla mientras el Cielo no se vea en peligro.
Con algunas dudas, Gabriel dijo las palabras que podrían causar que los creyentes de la Iglesia de Ente Isla enloquecieran si lo escuchaban.
— Después de eso, luego que perseguiste al Ejercito Demoniaco fuera de Ente Isla arrastrándolos hasta esta Tierra, la existencia de la Héroe Emilia fue considerada una ‘amenaza del Cielo’.

— Eso muy cruel… ¿Cuál es la razón para eso?

— Ya lo dije antes, esperó que pienses acerca del tipo de existencia que eres.

Esas fueron las palabras que Gabriel dijo antes de dar por terminada la batalla en torno a Alas=Ramus.

— ¿Q-que tipo de existencia soy?

— Hmmm… Aunque este no es un buen ejemplo… al menos serias capaz de entenderlo cuando lo diga. ¿Crees que un niño puede nacer de la unión entre un humano y un chimpancé?

— ¡¿AHHHHH?!

Emi frunció el ceño debido a la repentina y sorprendente pregunta, luego su tono se volvió bastante trabajosa.

— Por supuesto que no se puede, ¿Okay?

— ¿Por qué?

— Pues… Etto… ¡desde un punto de vista biológico, sus especies son totalmente diferentes!

— ¿No son ambos primates y compañeros del mono? ¿Los perros y los gatos no son originalmente razas mezcladas?

— Eso es solo porque en términos de especies, los genes entres los dos no tienen diferencias extremas, ¿correcto? ¡Aunque existen algunos debates sobre la estructura de los humanos y los chimpancés, el entendimiento de que hay solo un leve porcentaje de diferencia es solo una da las explicaciones más convincentes!

— Realmente no sé nada sobre genes, pero realmente te has informado muy bien de esto.

— ¡Es porque vi ese tipo de programas de ciencia en la televisión hace un largo tiempo!

— La Héroe puede ver ‘programas de televisión’, ¡Que interesante!

Luego de esas bromas, Gabriel continuó mirando a Emi y hablando con la misma actitud frívola.

— En otras palabras, como los humanos y los chimpancés tienen una especie de brecha, son incapaces de tener un niño.

— ¡Correcto! ¡¿Y que hay con eso?!

— ¿El por qué los humanos y los ángeles son capaces de tener un hijo? El tiempo pareció detenerse.

Esta frase debió ser usada para describir el momento.

— ¿…Qué…. dijiste…?

— Eres una niña nacida del ángel Laila y el humano Nord Justina. Si sospechas de esta teoría, estaré muy preocupado por el hecho que puedo garantizar que es cierta. Por esta razón eres considerada una ‘amenaza para el Cielo’.

— E-eso es…

— Tu explicación no estuvo tan mal. Pues no hay diferencia entre las especies, al mismo tiempo, eso es algo cierto.

Gabriel abrió sus brazos exageradamente.

El residuo de café dentro de la lata de metal se esparció, haciendo que su túnica blanca se manchara.

— Los humanos en realidad son ángeles desde el punto de vista biológico, o los ángeles son humanos desde el mismo punto, ¿Cuál es el lado que crees sea el correcto?

— ¿C-cual lado… e-es el…? ¿Los ángeles son humanos?

Aleteando frente a ella, una devastadora cantidad de magia sagrada, el cabello plateado y los ojos rojos, ignorando las manchas de café a lo largo de su ropa, esa persona no parecía un humano sin importar como lo viera.

Sin embargo…

— Desde el principio, ustedes fueron los únicos que decidieron por su cuenta que los ángeles y el Cielo eran existencias no convencionales, ¿no? Claro, como un ángel, no puedo negar ese tipo de existencia. Sin embargo, eso no se refiere a nosotros específicamente…

Gabriel apuntó a la pequeña existencia que estaba junto a Emi y que aún lo miraba.

— Se refería a ella.

— ¡Ugh!

La pequeña, identificada como una existencia no convencional por un arcángel del Cielo, parecía estar de pie frente a Emi como si tratara de proteger a su madre, usando su mirada y su voz para amenazar a Gabriel.

Emi, que no podía mantener el ritmo del momento, sintió que sus piernas temblaban.

Pero Gabriel continuó hablando, sin preocupación.

— Huh, lo que dije hace un momento solo fue el prólogo, las cosas que son realmente importantes están por venir. Esto es algo que tiene que ver solo con los ángeles que actúan por el bien de la ‘Amenaza del Cielo’, y justo ahora, el Cielo está por dividirse en dos debido a esa definición de ‘amenaza’, por eso Raguel solo actúa con el fin de estandarizar dicha definición. Después de todo, esto es algo que tiene que ver en la forma que él juzgará todo de acuerdo a la situación.

Ante el rostro pálido de Emi, Gabriel habló con lo que parecía ser un grado de felicidad.

— No solo tu madre, tu padre debería venir a la tierra también. Dependiendo de los resultados del juicio de Raguel, quizá el cielo actué contra tu padre.

Las luces de la habitación 305 de la Hospital Afiliado a la Universidad de Saikai habían sido apagadas.

En este lugar, las luces de las lámparas fluorescentes del pasillo y la pequeña luz iluminando la ubicación del cuarto de la enfermera estaban brillando tenuemente.

En ese cuarto oscuro, un pequeño resplandor apareció de repente. Era un brillo purpura el cual tenía una misteriosa cantidad de calor.

En esa habitación donde el único sonido era la respiración de los pacientes del hospital…

—…. Mamá… ¿No te dije un par de veces que no agregaras guisantes al Shūmai…?

Chiho produjo un sonido que tenía revueltos en su mente debido al sueño y se levantó de la cama.

— Ah, l-lo siento mama, me quedé dormida, por eso el arroz… ¿Eh?

En eso, luego que la sangre comenzara a circular por su cuerpo, Chiho recordó las instrucciones que su madre le había dado antes de perder la conciencia, y tiró de la manta que tenía encima.

— ¿Q-que es este lugar?

Chiho miró el techo, las paredes y ventanas las cuales no conocía y parpadeó por la sorpresa.

— ¿Eh? ¿El hospital?

En ese momento, como Chiho sintió que alguien estaba junto a su oído diciéndole donde estaba ahora, volvió su cabeza…

— ¿Eh…?

Descubrió su propio teléfono. Como la pantalla frontal no mostraba la hora, parecía haberse quedado sin batería.

Luego que Chiho, llena de sospechas, pensara en ello por un momento, recordó que ella una vez había pasado por el mismo fenómeno y cuidadosamente miró a su alrededor.

— ¿Alberto-san? O será, ¿Emeralda-san…?

Hubo un sonido junto a ella, pero no había nadie a su alrededor. Aunque ella no esperaba que nadie respondiera, Chiho intentó preguntarle a cierta persona quien no estaba presente en la escena.

— Ah…




En ese momento, el móvil que debería haberse quedado sin batería, ahora comenzaba a brillar debido a una llamada entrante con un color que Chiho no habia visto antes.
Nerviosa, Chiho levantó el teléfono, lo abrió para mirar, pero la pantalla estaba en blanco.

— ¿H-hola?

Chiho se llevó el móvil hacia la oreja, dudosa, respondió con una voz suave, junto a la voz femenina que ella nunca escuchó venir del otro lado de la línea.

Y la primera frase que la voz dijo, fue algo que sobrepasó las expectativas de Chiho.

— No seas quisquillosa, ¿ok?… ¡p-pero, colocar guisantes al Shūmai, es en realidad un acto de un demonio! ¡Aunque me gustan los demonios, con respecto al Shūmai, prefiero camarones y tocino!

Ella no esperaba que la otra persona criticara que hablase dormida. Chiho decidió que, a menos que fuera comida que alguien le ofreciera por bondad o que todas las comidas además de los guisantes fueran exterminados, ella no comería guisantes nunca más.

Aunque ningún intento malicioso podía ser detectado del tono de la otra persona, debido a que alguien la había escuchado sus quejas juveniles sobre sus quisquillosos hábitos, ella se sonrojó furiosamente en la oscuridad.

Luego, la otra personas sostuvo una conversación unilateral por un momento, de repente le urgió a Chiho que mirara su mano izquierda.

— ¿Mano izquierda? Ah, este anillo, ¿podría ser este un famoso fragmento de ‘Yesod’?

Chiho miró el anillo el cual llevaba en su mano aunque no sabía que era, y preguntó.




— Un poco de cosas han pasado últimamente, justo ahora esta pequeña cosa no me va a asustar.

Chiho sonrió irónicamente. Con respecto a la otra persona en el otro extremo de la línea, parecía estar sorprendida por la valentía de Chiho.




— Satan… te refieres a Maou-san, ¿cierto? ¿Eh…? ¿En algún lugar de Tokio?

Hmmm…

Luego de eso, las dos personas conversaron por un momento, y la ansiedad de Chiho se disipó lentamente.

— Entiendo. Estoy dispuesta a ayudar… ¿Etto? No tengo miedo, ¿sí? Aunque si estoy un poco nerviosa…

Chiho sonrió.




— Aunque hay demonio, ángeles y personas de Ente Isla a mi alrededor, no importa que, las relaciones con todos son muy buenas… ¿eh? Sí, no estoy preocupada. Porque incluso si ellos me mienten, la gente de ese mundo externo no obtendría ninguna ventaja. Comparado con eso, sería mejor ser como esa persona llamada Olba, tomándome prisionera directamente seria simple y eficaz.

El brillo del anillo en la mano de Chiho parpadeó mientras sonreía.

— ¿Con que arma soy buena? Etto… parece que no hay nada que parezca un arma…

Como si quisiera levantar su motivación, Chiho miró sus puños cerrados.

— Yo práctico Arquería, si es un arco, entonces tendría algo de confianza.

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
1 Comentario
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios