Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 5

Capítulo 1: El Rey Demonio, Se Esfuerza Y Decide Comprar Un Televisor Polo

Parte 3

 

 

La actitud de Ashiya reveló por completo sus pensamientos: el no usar su presupuesto para comprar un televisor, mientras que Maou con sonrisa irónica dijo:

— Déjenme darles un ejemplo con el cual puedan entender más fácilmente: se encuentran en una situación en la que descubres que en los anuncios de supermercados, la carne picada se vende a un precio especial; y tan pronto como decides ir a comprar los ingredientes para preparar carne de hamburguesas, repentinamente te enteras que los filetes de salmón son más económicos y cambian el menú a Butter Salmon, entonces usas las ultimas docenas de yenes que te quedan para comprar soja para incrementar la nutrición y las porciones, ¿es así?




— Ehhh… si, tuve una experiencia asi hace un tiempo…

Ashiya se puso un poco molesto cuando el tema se transformó en cuestiones domésticas.

— La carne de hamburguesa se sirve con su jugo y salsa de tomate, pero si el salmón se cocina demasiado, debe comprarse mantequilla. Luego de eso, mientras se use salmón, mantequilla y soja en el menú, debes prestar más atención a la información acerca de precios especiales relacionados con ellos, ¿correcto?

— Eso es cierto.

Suzuno que frecuentemente cocinaba al igual que Ashiya, estaba de acuerdo.




— ¿Cómo debería decirlo? Si la información es obtenida de internet, entonces esas cosas no sucederían. Incluso si pensamos en carne de hamburguesa, en nuestra mente estaría presente el estilo japonés tal como puré de rábano, salsa demiglace, filete de hamburguesa y queso, filete de hamburguesa y tofu, tiendas especializadas en filetes de hamburguesas de Alemania o Hamburgo y otras cosas… pero no pensaríamos nada acerca del Butter Salmon y la soja, ¿correcto? Ahora bien, ¿Cómo debería colocarlo? ¡No hay manera de ampliar esos conocimientos!

— Ampliar los conocimientos, ¿eh?

Aunque era raro de ver, Urushihara escuchaba atentamente a Maou mientras se inclinaba hacia adelante en su posición japonesa habitual.

— Por supuesto, hay muchos métodos de ampliación, pero no pueden ser tomados en grupos. Pues con solo hablar en internet de temas que no son interesantes, las personas no les prestarían atención, por lo que no hay necesidad de que lo hagamos tampoco.

— Huh, tienes razón. Pero con respecto al televisor, ¿no te sería más fácil apagarlo cuando algo no te interesa?

Emi, que era la única habitante proveniente de ese extraño mundo y que poseía un televisor, expresó su opinión y Maou asintió en respuesta.

— Si hablamos de los programas preparados para la televisión, en ellos existen muchas cosas que no son de interés, cuando comienzan; algo llamativo puede ocurrir mientras avanza, y no puede ser simplemente visto mediante el encendido o apagado. Solo en ese momento, ¿no puede el internet permitir ver la información que la gente quiere ver? En este mundo, deben existir algunas cosas que pueden no ser necesaria en este momento, pero al final de todo en algún en el futuro pueden ser de útiles,¿no?

— Maou-sama, ¿Por qué tiene tal entendimiento de la televisión? Ashiya inocentemente preguntó.

— Ah, solo estaba recordando cuando llegué por primera vez a Japón. Hubo una vez en la que comí en el restaurante soba, el cual tenía un televisor, con el fin de hacerle frente al trabajo comunicacional, visualicé las noticia y aunque hablaban acerca de una compañía a la que yo estaba registrado, presentaba algún inconveniente, cuando llegaba el momento de las noticias que a mí me interesaban, un cliente a mi lado repentinamente cambió de canal que transmitía un extraño programa de entretenimientos; lo que me hizo enojar un poco.

— Esta pregunta puede parecer extraña en estos momentos pero, Maou-san debió ser un Rey Demonio de algún mundo, ¿cierto?

— Chiho-dono, no digas cosas que puedan hacer que otros se depriman. Asi sea un Rey Demonio, en la actualidad hablar de restaurantes soba, filetes de hamburguesa y de salmón, son cosas aleatorias…

En cierto modo, estos enemigos estaban más preocupados por el futuro del Rey Demonio que por sus planes.

— De todas maneras, siento que ese contacto accidental de información, es similar a un ‘juego’ muy bueno. Por supuesto, sé que el internet es más conveniente, pero para despertar un poco el interés, la televisión también juega un papel importante. Si el interés ya se ha formado, y se requiere más información, el internet en su momento podría ser usado apropiadamente.

— Es verdad. Incluso algunas personas afirman que la televisión ya no es necesaria, pero las encuestas y algunas claves populares, parecen estar profundamente influenciadas por la televisión.

A pesar de ser poco habitual, Maou asintió profundamente, de acuerdo con las palabras de Urushihara.




— No necesito funciones como 3D o Blu-ray. Solo que mientras exista un punto determinado en la información, el cual es importante en la sociedad humana, en un futuro, no solo puede ser bueno para entender el mundo humano, sino que quizá se pueda usar para conquistar el mundo.

— Ehhhh…

Después de escuchar los pensamientos de Maou, Ashiya gruñó y se sumió en sus propios pensamientos.

— Además que…

Maou miró a Emi esta vez.

— ¿La televisión no muestra reportes de accidentes o desastres, tales como, noticias de tormentas, o información similar?

— ¿Y qué?




— En ese caso, si algo sucede, entonces una medida de seguridad podría tomarse inmediatamente.

En ese punto, Maou uso los dedos índice y medio de sus dos manos para mostrar la forma de una hoz.

— ……….

Emi pudo comprender inmediatamente que Maou se refería a Malebranches, que era con el que ella había luchado en Choshi.

— Huh, incluso esta es una razón que fue añadida tiempo después, pero por lo menos cuando un incidente o accidente que no está conforme en las normas japonesas ocurre, podemos investigar para saber si son las interferencias de la gente del otro lado.

Aunque en este punto había algo de preocupación por los presentes, ya el grupo se había enfrentado con ángeles un par de veces en el centro de la ciudad, y recientemente, ellos habían detenido al Ejercito de Demonios en los mares de Choshi.

Y a pesar de que han intentado reducir los daños hasta ahora, ninguno podía garantizar que los incidentes que surjan a futuro puedan concluir pacíficamente.

— Desde nuestro lado solo podemos esperar pacíficamente que ocurran los incidentes, por lo que, mientras estemos en Japón, y esté entre nuestras capacidades, debemos asegurarnos que poseemos los métodos necesarios para obtener información. Eso es lo que hace la opinión de Maou razonable.

— Eso puede ser cierto… pero… Ashiya se sintió un poco preocupado.

No es que no lograse entender los pensamientos de su maestro, si fuese posible él le expresaría su agradecimiento. Pero por otro lado, el presupuesto y la existencia de métodos alternativos aun materializados en cadenas, causarían que Ashiya fuese incapaz de tomar una decisión rápida por la compra de un televisor.

— También está el problema de los derechos de licencia de MHK.

Urushihara agregó esa oración como si hubiese leído la mente de Ashiya.

— …Entonces Maou-sama, ¿Qué hay de eso?

Ashiya levantó su cabeza con una expresión de agonía en su rostro y dijo:

— Las palabras de Maou-sama no tienen sentido, pero no enfrentamos a un problema practico llamado ‘presupuesto’, ¿Por qué no hacemos un estudio de mercado primero?

— ¿Estudio de mercado?

— Primero, encontremos al agente del apartamento y confirmemos que el contrato por ver televisión seguirá sin cambiarse aun después de la modificación de la antena. Si resulta que los inquilinos debemos seguir pagando la cuota MHK, entonces el tema será olvidado.

— Bueno, en el apartamento en el que vivo, a excepción de las facturas de electricidad y gas, el resto está incluido en la renta…

— ¡Emilia, no interrumpas innecesariamente! ¡Para ser honestos, estoy en contra de la compra de un televisor!

— Ashiya-san, ¿no estas siendo muy honesto aquí?

Maou y Urushihara parecían haber sido manipulados por Ashiya que hablaba fuertemente, de tal modo que solo asintieron ligeramente con la cabeza en respuesta.

— Si solo se trata de suerte de que la cuota de MHK esté incluida en la renta al igual que el apartamento de Emilia, y que no habrá incremento; entonces iremos a las tiendas electrónicas a estudiar los precios y las funciones. He escuchado que comparado con los televisores analógicos antiguos, los precios de los televisores súper delgados que pueden soportar lo digital, son más elevados. Si el modelo más económico resulta ser muy caro, entonces este tema seria olvidado.

— Eso es algo realmente estricto…

— ¡Lo es! Se supone que deberíamos estar trabajando en la casa de playa hasta la mitad del mes, ¿saben? ¡Incluso nos han pagado una cantidad de dinero ligeramente más alta que lo que Maou-sama gana trabajando en MgRonald en medio mes, pero no quiere decir que sea una situación en la que tranquila y fácilmente podamos ir a comprar productos caros, como un televiso!

Para que Ashiya tuviese tal severidad al hablar, naturalmente significaba que había una buena razón para hacerlo.

Desde que perdió su trabajo en la casa de playa Ooguro-ya, y hasta que el MgRonald frente a la estación Hatagaya abriese, Maou se encontraba en estado de desempleo.
Incluso si los tres demonios ya habían evitado la crisis de convertirse en indigentes sin hogar, tenían que considerar la renta del mes siguiente, además preservaban la esperanza de que el trabajo realizado en Ooguro-ya se convirtiese en su trabajo de todo el mes de agosto, para asi usar los 150.000 yenes recibidos como salario y completar el sueldo que originalmente Maou recibiría en Septiembre.

A pesar que el salario de Maou correspondiente al mes de Julio fue depositado el día 25 de este mes, definitivamente no era suficiente como para darse el lujo de comprar un televisor.

— Sin embargo, lo televisores de pequeñas dimensiones son muy económicos,¿sabías? Si no tienes en mente alguna marca que desees o algún requisito especial, deberías ser capaz de comprar el modelo más barato.

— Sasaki-san…. por eso…

Incluso si Ashiya podía descaradamente reprender a Emi de manera directa, era incapaz de usar esa actitud fuerte con Chiho.

— ……..¿?

Al otro lado, estaba Emi quien miró a Chiho que de repente interrumpió con una expresión confusa en su rostro.

Aunque Emi entendía claramente la actitud de Ashiya, por el acuerdo de comprar un televisor, ella estaba sorprendida porque Chiho dijese algo justo después de lo sucedido.

— Después de escuchar lo que Emi y Chi-chan dijeron, parece que las oportunidades de ser capaces de comprar un televisor son muy altas. Oh si, Ashiya, si no hay problemas con el MHK y la renta, ¿Qué tipo de precio es aceptable para ti?

Sobre eso, Ashiya respondió sin dudarlo.

— Considerando los ingresos que los tres obtuvimos en Ooguro-ya, serian 30.000 yenes si aportamos 10.000 yenes cada uno. Incluso si no hay algún acuerdo, serian
35.1 yenes a lo sumo. No más de ahí.

— ¿Eh? ¿Qué dices? ¿Tengo que contribuir también?

Urushihara estaba totalmente sorprendido por los cálculos de Ashiya.

— Originalmente estaba planeando usar todo ese dinero para compensar todos los gastos que has acumulado, ¿sabes?

Debido a la expresión feroz de Ashiya, él inmediatamente detuvo su protesta.

— Je, je, je… ¡Ashiya, dijiste 35.000 yenes! ¿Cierto? Por otro lado, Maou mostro una sonrisa sin temor.

— Ashiya, ¿no has olvidado algo?

— ¿Q-que cosa?

Debido a la sonrisa de Maou, la cual había cruzado la frontera de lo que es tener miedo hasta ser muy extraña, el subconscientemente se volvió cauteloso.

Maou que estaba aún sonriendo, señaló el refrigerador con firmeza.

— ¿Recuerdas donde compramos el refrigerador? ¿Y dónde obtuvimos la lavadora?

— ¿El refrigerador y la lavadora?

Los dos aparatos domésticos que Maou compró gastando casi todos sus ahorros al principio de verano, se podría decir que eran los productos más costosos dentro de la Fortaleza de los Demonios.

Por supuesto, comparado con las cosas que había en la habitación de Suzuno, eran inferiores en términos de precios y funcionalidad.

— Recuerdo que era Yodogawa Bridge Home Appliances en Shinjuku Nishiguchi, el cual Maou-sama….. ¡Ahhhh!

En ese momento, Ashiya lo comprendió todo.

Maou que había tomado una billetera de resina sintética sin que nadie notase, comenzó a rasgar el velcro de la misma.

Seguidamente, como si estuviera tratando de torturar a Ashiya, quien ya se encontraba temblando de miedo, Maou tomó una tarjeta con un brillo plateado.




— Parece que ya lo comprendiste.

Maou ondeó la tarjeta en su cabeza, y movió la misma formando un arco hasta detenerla frente a Ashiya.

En la tarjeta estaba el logo de Yodogawa Bridge Home Appliances y las palabras ‘Points Card’; en la punta de figura delgada estaban impresa las brillantes palabras ‘6239 puntos’.




— Eso es… ¡los puntos! ¿Crees que he comprado cosas sin pensarlo? ¿O sin tener nada en cuenta? ¡En esa época, había un evento donde el 10% del precio de todos los productos se convertiría en puntos!

— ¿Q-que has dicho?

Como era la primera vez que Ashiya escuchaba esa sorprendente verdad, cayó de espaldas sobre la alfombra, aunque desde un principio ya estaba sentado sobre ella.




— ¡Viendo tu expresión, parece que realmente quieres preguntarme el por qué no he usado todos estos puntos hasta ahora! ¡Hmph, haz tus cálculos! Calcula que suministros pueden comprarse en una tienda electrónica mientras tomas en cuenta las necesidades de la Fortaleza de los Demonios.

Hablando de suministros que puedan ser comprados en una tienda electrónica, lo primero que llegaba a su mente eran luces y baterías.

Sin embargo, la cocina de la Fortaleza de los Demonios y las tres habitaciones tsubo, usaban lámparas fluorescentes, y excepto el baño y el balcón los cuales utilizan lámparas, no había otro dispositivo de iluminación, el refrigerador y la lavadora fueron comprados al inicio del verano, y después de eso ellos solo cambiaron la lámpara del lavabo una sola vez.

Los aparatos que funcionaban por medio de baterías que había en la Fortaleza de los Demonios, eran la lámpara de emergencia, además del viejo ordenador de Urushihara, la cámara digital y una impresora que se usaban para grabar la vida diaria de Alas=Ramus; aunque fueron comprados en tiempos diferentes, los mismos fueron obtenidos en una tienda económica de Akihabara, y eso no tenía nada que ver con los puntos de Yodogawa Bridge Home Appliances.

Incluso, los cartuchos de tinta que son de un modelo antiguo, no se pueden encontrar en grandes tiendas, y aunque lograron encontraron cartuchos de tinta de uso general luego de tanta dificultad, solo tuvieron que cambiar el rojo una vez.

Por otro lado, aunque las tiendas electrónicas venden productos de uso diario y alimentos en estos días, no hay necesidad de ir intencionalmente hasta Shinjuku a comprar ese tipo de cosas, pues muchas tiendas económicas pueden ser encontradas en Sasazuka que tengan lo mismo.

En otras palabras, desde inicios del verano, esos puntos fueron usados solo en una bombilla para el lavabo.

— ¿35.000 yenes? ¡Eh, eso es suficiente! ¡Si agregamos estos puntos, el límite máximo podría aumentar hasta 41.239 yenes! Si hay 40.000 yenes, no habría inconvenientes si deseamos comprar algo mejor que un televisor de modelo básico.

— ¡¿C-como puede ser eso cierto?!

— ¡Hahahaha! ¡Ashiya, tu inteligencia está fallando! ¡Con esto, hay un obstáculo menos para comprar un televisor! ¡No puedo esperar para encontrar al agente del apartamento ahora!

— ¡Hahahaha, Maou-sama, sea tan egoísta! ¡En este momento, no podemos garantizar que el contrato del agente del apartamento no nos afecte! ¿Ha olvidado que todo será descartado si hay señales de aumentos en la renta o nos dice que tenemos que pagar la cuota de MHK? ¡Por lo tanto, incluso si tenemos todos esos puntos, todo sería inútil! ¡No olvide que el orgullo viene antes de la caída!

— ¡Muy bien! ¡Entonces buscaré al agente del departamento inmediatamente y asi decidir el ganador tan pronto como sea posible!

— ¡No me importa! ¡Maou-sama, como esto es un consejo sincero, por lo tanto hace daño al oído; permítame, como su subordinado enseñarle este principio!

El Rey Demonio y su subordinado General Demonio ignoraron por completo al resto y se emocionaron por los puntos de los aparatos electrónicos de su propiedad.
— ….Lo siento, déjenme disculparme esta vez. Realmente esto es vergonzoso.

En respuesta a lo expresado por Urushihara, Emi y Suzuno solo pudieron asentir en respuesta.

Chiho miró a Maou y a Ashiya – quienes estaban discutiendo en su propia atmosfera – con una expresión alegre en su rostro.

— Maou-san, realmente quiere un televisor, ¿eh?

— Huh, parece haber visto una película antes… es probablemente que por eso esté muy interesado…

Los hombros de Emi cayeron de una manera desmoralizada.

— Hmmm, si luego me intereso, consideraré comprar uno más adelante.

Suzuno que tenía un nivel amplio de finanzas debido a los preparativos adecuados, aprovechó la oportunidad para decir esa frase.

Como Maou y Ashiya ya habían empezado a correr para encontrar al agente del departamento de una desvergonzada, anti-humana e incluso anti-demoniaca manera, y el equipaje había sido movido en su mayoría; Emi dejó la habitación junto a Chiho y se fueron a casa.

— Ah, pero esto realmente es grandioso.

— ¿Qué quieres decir?

En las calles, las cuales estaban llenas del calor de verano, Emi le preguntó a Chiho eso.

— A pesar de todo lo que ha pasado, todos regresaron a Sasazuka a salvo, Maou- san y los demás incluyendo a Suzuno-san regresaron a apartamento reparado sin ningún problema, lo que da una sensación de retorno a la rutina de su vida diaria.

— Normal, ¿eh? Últimamente, no me siento segura de seguir considerando esto como algo normal.

— Además, Maou-san y Suzuno san dijeron que querían comprar un televisor, eso es grandioso.

— ¿Eh? ¿Por qué?

Suzuno sin considerarlo, desde que decidieron introducir aparatos domésticos en la Fortaleza de los Demonios, ella mostró cierto nivel de libertad creada en su estilo de vida.




Desde el punto de vista de Emi, que los demonios tuviese ese nivel de libertad y ocio, significaba que ella tenía que ser más prudente.

Incluso si tuvieron que trabajar juntos para levantar un refrigerador, o discutir acerca de los puntos de la tienda electrónica, ellos seguían siendo demonios que sacudieron el mundo.

Aunque esas cosas habían sido dejadas de lado, y las finanzas de la Fortaleza de los Demonios había mejorado un poco, era probable que hubiesen cosas más importantes que comprar un televisor.

Durante los pocos días que Alas=Ramus vivió en la Fortaleza de los Demonios, debido al hecho de que Maou y el resto no tenían suficientes futones, ellos juntaron muchas toallas sobre una almohada y la dejaron dormir directamente en el tatami; cuando Emi se dio cuenta de ello, ella los golpeó a todos muy fuertes en la cabeza.

— Básicamente, después de que Ooguro-ya desapareciera, ellos deberían estar sin trabajo, ¿cierto? ¿Por qué actúan como si tuviesen mucha libertad?

— Debería ser asi. Además, MgRonald abrirá el 15… Chiho tomó su celular y confirmó el calendario.

Todavía quedaba una semana entera hasta el día que MgRonald reabriese sus puertas. Incluso si fuese difícil de imaginar, Maou y Ashiya no trabajaban, y quedarse perezosamente en casa, viendo televisión, era más fácil de imaginar si se trataba de Urushihara.

— Sin embargo, al tratarse de Maou-san, el debería tener sus consideraciones.

Por ejemplo, ¿No existe un cierto número de aperturas para un día de trabajo?

— Hm, ¿es eso?

Todo se sentía como que si Maou no tuviese un plan, Ashiya no se habría opuesto con tanta fuerza. Incluso si él tuviese una tendencia muy cuidadosa, él era una persona de mente abierta cuando se trataba de gastos razonables.

En ese punto, Emi de repente comprendió algo.

— Huh, incluso si ellos terminan en problemas por haber gastado mucho, no es algo que a mí me afecte de todos modos.

Aunque ella no tenía que preocuparse por la situación financiera de la Fortaleza de los Demonios, ¿Por qué habría de preocuparse por lo que le deparara el futuro justo ahora?
Las ventajas de un televisor ilustradas por Maou, eran importantes, pero por otro lado, la televisión no siempre difundía información útil.

Por ejemplo, hay programas en los que hablan de diversas celebridades, con los cuales Emi no podría relacionarse, asi como también eventos de comedia que ella no entendería debido a ese humor terrenal, a pesar de haber vivido en Japón por uno o dos años.

También, hay esos programas de compras, los cuales son hechos por una persona que imagina por que tales productos no pueden ser comprado cuando estaban en sus mejores momentos, y los chismes de farándula que no tenían efecto alguno en la vida cotidiana, y aunque Emi no entendía que intentaban esos programas expresarle a la sociedad, ella comprendió que, cada uno de los canales mostraba cosas similares durante el mismo periodo de tiempo.

Por supuesto, Emi pensó de esa forma por su identidad como una persona que vino de un mundo extraño, y aunque los horarios de drama que a ella le gustaban era solo programas que le permitía a la gente pasar su tiempo libre, fuese lo que fuese, si el comprar un televisor serviría de ayuda al Ejercito de los Demonios a conquistar el mundo, entonces la respuesta seria no.

Chiho observó el perfil lateral de Emi, cuyo rostro mostraba un sentimiento complicado que sentía en su interior, y asegurándose de que Emi aun no lo notaba, le dio una sonrisa irónica.

— ….Pero sin importar que, desde que Maou-san y Suzuno-san quisieron comprar un televisor, quiere decir que ellos permanecerán en Japón por ahora, ¿no?
Chiho dirigió la conversación nuevamente a su curso original.

— ¿Lo que quieres decir es?

Emi estaba confundida porque ella no entendía lo que Chiho expresaba con su frase.

— ¿No llegaron un poco de Demonios-san mientras estuvimos en Choshi?

Incluso usando Demonios-san para referirse a ellos parecía ser demasiado familiar, aun asi Emi asintió en respuesta.

— Aun me preocupa que todos regresen a Isla Ente por este incidente. Si eso no hubiese ocurrido sobre los mares de Choshi, sino en un lugar como Shinjuku, ¿no hubiese causado un gran pánico? Estaba pensando que si Maou-san o tú Emi-san dijesen: ‘No quiero causarle problemas a Japón’, entonces lo haría yo.

— No es que ese pensamiento no hubiese pasado antes por mi mente. Emi dijo suavemente.

— Un televisor no es un aparato electrónico el cual pueda ser comprado solo por ser económico, sino que se trata de algo que compras porque tienes planeado usarlo durante mucho tiempo, ¿no? Creo que desde que ellos decidieron eso, es porque todos desean quedarse en Japón por más tiempo.

Chiho dijo con una sonrisa refrescante.

— Aunque estoy muy agradecida por habernos dado una grata bienvenida, te pregunto: ¿no te da un poco de miedo?

Emi especialmente preguntó eso.

— Chiho deberías saberlo bien, ¿correcto? Independientemente si es un humano o demonio, cuando el momento de la verdad se acerca, ellos no dudaran en hacerle daño a este país. ¿No has estado ya una vez al borde de la muerte?

En ese incidente, no solo los demonios sino que también los humanos estuvieron involucrados, y uno de esos humanos era incluso uno de sus camaradas del pasado, y al llegar a ese punto, Emi sintió un profundo remordimiento.

— Hmmm, no, no siento miedo actualmente. A pesar de estar asustada al principio, Maou-san y tú, Yusa-san estuvieron siempre protegiéndome.

Sin saber si ella sentía los profundos sentimientos de Emi, Chiho inesperadamente respondió sin dudarlo.

—Aunque realmente no entiendo los problemas que surgieron en Ente Isla, pero desde que la más fuerte entre todos los humanos, La Héroe, y el más fuerte entre todos los demonios, El Rey Demonio me han estado protegiendo, el sentirme insegura sería algo bastante injusto.

— ¡Ya veo!

Las palabras de Chiho tenían un poco de sentido. Una existencia que hizo amistad con La Héroe y el Rey Demonio, que a su vez aceptó la protección de ambas partes, incluso cuando el mundo entero los está buscando, hacía que Chiho fuese la única persona que encajara con esa descripción.

— …Obviamente, no he olvidado el objetivo que tú y Suzuno-san tienes, el cual es derrotar a Maou-san, y que ustedes dos no son capaces de olvidar lo que él y el resto hicieron en Ente Isla. Por eso, aún sigo pensando en que debe existir alguna manera para que las personas que me agradan consigan felicidad en el futuro.

— ¡No la hay!

— Por favor, no te apresures en responder.

Chiho la reprochó intencionalmente. Actualmente, Chiho ya sabía que Emi respondería de esa forma, aunque desde un principio, ella expresaba esas intenciones con frecuencia.

Chiho, quien había visto el perfil de Emi, volvió su vista a la cartera que la Héroe estaba cargando.

— Incluso ahora, lo único que puedo decir es que mi deseo no tiene la autoridad para cumplirse, pero, ¿si centro mis esperanzas en Alas=Ramus, no habría ningún problema?

— …Huh, he de admitir que esto me incomoda. Emi encogió sus hombros por la frustración.

— ¿Todavía está durmiendo?

— Si, si no se despierta, sería bueno dejarla salir luego de regresar a casa en tren.

Alas=Ramus, que tomaba una siesta vespertina, estaba fusionada con Emi en ese momento.

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios