Kumo Desu Ga Nani Ka?

Volumen 9

O: Ira

Parte 4

 

 

“¡¿Eh?!”

Me despierto sobresaltado.




¿Es normal en un sueño golpearse contra el suelo sin despertarse, darse cuenta de que debe ser un sueño y solo entonces despertarse realmente?

Me encuentro fatal.

Todo mi cuerpo está empapado en sudor.

Pero no me senté bruscamente cuando desperté.

O mejor dicho, no pude, en realidad.




“¿Eh? ¿Qué está pasando?”

Mi cuerpo no se movía, incluso aunque pusiera todo mi esfuerzo en sentarme.

Confundido, miro a mi alrededor, intentando descubrir qué está pasando.

Afortunadamente, al menos puedo mover mi cabeza, así que puedo observar lo que me rodea.

Parece que estoy acostado en una cama.

Estoy cubierto por una manta, así que no puedo decir en qué estado se encuentra mi cuerpo. Pero sin duda me siento como si algo me estuviera reteniendo.

A continuación, miro alrededor de la habitación.

Es una habitación grande, mucho más impresionante que la casa derrumbada de la aldea de los goblins o incluso que de la del pueblo de Buirimus.

¿Es un palacio real o algo así?

Mi confusión solo se profundiza cuando trato de imaginarme por qué debería estar acostado en una habitación como esta.

Entonces cruzo la mirada con una niña pequeña sentada cerca de mi cama.

Sus ojos de apariencia casi artificial parecen atravesarme.

Por alguna razón, me recuerda a la niña de seis brazos.

Espera un minuto.

¿Niña de seis brazos?

No, esto debe haber sido un sueño, ¿verdad?

No podría existir una niña de seis brazos en realidad.

Estoy teniendo problemas para descifrar qué partes de esos recuerdos son un sueño y qué partes son reales.

Mientras lo pienso, me doy cuenta de que no tengo ni idea de cómo terminé en esta elegante habitación. Mis últimos recuerdos son confusos, como los momentos entre los sueños y la realidad, y no me sirven para nada.

¿Qué pasó y por qué, y cómo acabé aquí?

“Ehhh… ¿buenos días?”

En mi confusión, las únicas palabras que puedo decir suenan estúpidas incluso para mí.

¿Pero qué otra cosa se supone que debo decir?

En respuesta, la niña pequeña asiente en silencio.

Luego, toma una campana que está junto a la cama y la toca rítmicamente.

¿Se supone que está llamando a un mayordomo o algo?

He visto esta clase de cosas en películas extranjeras en mi anterior vida, pero nunca había visto realmente usar una en la realidad.

Aun así, el sonido que esta niña está produciendo con esta campana es tan inestable que solo escucharlo ya es un poco estresante.

En cierto modo, es casi impresionante que pueda demostrar su falta de oído musical tan claramente simplemente tocando una campana.




Tal vez esto mismo ya sea un talento por sí solo.

Aunque no es que quiera seguir escuchándolo.

“¡Riel! ¡Deja de hacer ese perturbador sonido antes de que nos vuelva a todos completamente locos!”

La puerta se abre sin ni siquiera picar antes.

Ahí está la niña de los dos brazos.

… EN serio, ¿por qué sigo pensando en ella de ese modo?

Bueno, da igual. Lo que es más importante, supongo que eso significa que la niña que aparecía en lo que yo creía que era un sueño ahora ha aparecido en la realidad.

Entonces ¿esto significa que no fue un sueño?

“¿Oh? Así que estás despierto.”

La niña tiene otras dos niñas pequeñas detrás de ella.

Reconozco a una de ellas como la niña de los seis brazos.

Aunque por lo que yo sé, ahora solo tiene dos brazos.

“Mi querida Sophia, no es muy educado irrumpir en la habitación de un caballero sin llamar. ¿Qué pensará la sociedad de ti como dama si haces tales cosas? Vamos a tener que redoblar tus lecciones de modales.”

Otra maldita chica…

Comenzando a irritarme un poco, miro a la recién llegada.




Inmediatamente, un escalofrío indescriptible me recorre de arriba abajo.

“¡¿Eh?! ¡¿Pero qué—?!”

Parece una chica bastante normal.

Un poco más mayor que las demás, quizás, pero todavía debe estar en la adolescencia.

Pero por alguna razón, esa chica tiene la presencia de un absoluto monstruo.

Solo mirarla hace que se me acelere el pulso.

“Oh-ho-ho. ¡Eres prometedor si puedes decir lo fuerte que soy sin Apreciación, chico!”

La sonrisa despreocupada de la chica de algún modo parece la de un depredador feroz.

Cada uno de mis instintos le están diciendo a mi cuerpo que corra, pero parece que estoy atado en este momento, así que no puedo escapar.

“¡Hmph!”

“¡¿Guh?!”
De repente, me arrojan al suelo.

“¡Hay que tener descaro para ignorarme!”

Mientras arrastran la manta conmigo, la culpable que me tiró al suelo se pone de pie altivamente encima de mí.

A juzgar por la conversación que estaban teniendo antes, esta niña debe ser Sophia.

Es bastante desagradable comparada con las otras niñas, que están paradas en silencio.

“Oh, Sophia…”

“Bueno, él me ignoró, ¿de acuerdo, Señora Ariel? ¡A mí! ¿Cree que le dejaría salirse con la suya solo mirándola todo el tiempo sin siquiera mirarme? Por supuesto que no. ¡Nunca!”

“… Bueno, supongo que Envidia ya te está afectando un poco. Uff. ¿Puedes calmarte un segundo? Estoy tratando de tener una conversación.”

La chica a la que Sophia llamó Señorita Ariel la mira con indiferencia.

En respuesta, Sophia se retuerce y se calla obedientemente. Esta Ariel debe ser la persona más fuerte por aquí.

“Bueno, hablemos. ¿Puedes hablar?”




No es que pueda negarlo ahora.

La presión que ejerce sobre mí hace difícil que mis labios se muevan, así que asiento en silencio.

“¿Oh sí? Me alegro de oírlo. Supongo que hemos superado el primer obstáculo, entonces. Enhorabuena por recuperar el control de tus sentidos, por cierto. Y ya que pareces entender el lenguaje humano, diría que también hemos superado el segundo obstáculo.”

La Señorita Ariel sonríe alegremente.

No acabo de seguir todo lo que está diciendo, pero no parece que sea nada malo para mí.

“Bueno, probablemente sea difícil tener una conversación de esta manera, así que simplemente… Ah, Blanca no está aquí, así que no podemos liberarte.”

Ariel se acerca a mí en el suelo y toca el hilo que me ata. Parece extremadamente delgado, pero ha sido envuelto en muchas capas, así que soy como una oruga en un capullo.

No es de extrañar que no pueda moverme.

“Sep, nada que hacer. Control del Hilo no funciona en esto. No creo que pueda arrancarlo, y quemarlo sería muy peligroso, así que eso también está descartado. Estoy segura de que Blanca podrá deshacerlo en cuanto vuelva. Pero se ha ido a algún sitio y aún no ha vuelto, ¿no?”

“Así es. Simplemente desapareció sin decir una palabra, a pesar de que le dije que me hiciera saber a donde iba en momentos como esos. ¡Cómo osa dejarme atrás!”

La voz de Sophia tiene un tono histérico.

“Uh-huh. Bueno. Tendremos que hacer algo al respecto pronto, ¿no? Merazophis, ¿podrías tomar la mano de Sophia por ahora o algo así?

“Por supuesto, señora.”

Un hombre avanza en silencio, sorprendiéndome inmensamente.

¡¿Cuánto tiempo lleva en la habitación?! Ni siquiera noté que estaba aqui.

Tal vez en parte es porque las demás personas aquí tienen una presencia muy intensa, pero aun así, es de locos que no pudiera ni intuir que estaba aqui.

“Su mano, si lo desea, joven señorita.”

El hombre llamado Merazophis extiende su mano, y Sophia la toma obedientemente.

No solo eso, ella envuelve con ambas manos la suya e incluso se la acerca aún más para frotar su mejilla contra ella.

Kumo Desu ga Nani ka Volumen 9 O1 Parte 4 Novela Ligera

 

Me recuerda un poco a un gato frotándose con su dueño, pero me guardaré eso para mí, ya que no sé que pasaría si lo digo en voz alta.

“Lo siento, pero desafortunadamente, no parece que podamos desatarte por ahora. Espero que no te importe si hablamos así por el momento.”

Mientras habla, la Señorita Ariel me levanta del suelo y me vuelve a poner en la cama. Incluso me cubre con las sábanas.

“Muchas gracias.”

Por alguna razón, cuando le agradezco, sus ojos se abren con sorpresa.

“Em, ¿qué pasa?”

“Oh, eh, nada. Solo que no esperaba que fueras tan educado, eso es todo.” Aclarando su garganta con un adorable y pequeño “ejem”, Ariel continua. “De todos modos, empecemos con las presentaciones. Soy Ariel. La tortolita que está ahí es Sophia, y el tipo al que se aferra es Merazophis. Desde la derecha, estas niñas son Sael, Riel y Fiel. También están Blanca y Ael, pero no están aquí en este momento, así que espero que tengas la oportunidad de conocerlas más adelante. De hecho, necesitamos que Blanca te desate, así que estaremos en problemas si no la conoces.”

Son tantas presentaciones a la vez que me preocupa si podré recordarlas todas, pero con una alineación así de increíble, estoy bastante seguro de que se me quedará grabado.

Excepto quizás, Sael, Riel y Fiel, cuyos nombres son confusamente similares. Son hermanas, ¿quizás? Indudablemente se parecen, en el sentido de que todas parecen muñecas.

“Mi nombre es Ira.”

Cuando la gente se te presenta, es de buena educación decir tu nombre en contestación.

Mi nombre ahora es Ira.

Ya no tengo derecho a llamarme Kyouya Sasajima o Razu-Razu.

“Vale. Ahora, déjame ir al grano. ¿Cuánto recuerdas?”

“¿Cuánto…?”

No puedo encontrar una respuesta de inmediato.

Como me he estado dando cuenta desde que me desperté, mis recuerdos adquieren una calidad irreal como si fueran un sueño en algunos momentos.

No sé cuánto de esto es real y cuánto es mi imaginación.

Por otra parte, dado que Sophia y las otras niñas que pensaba que eran un sueño están aquí justo frente a mí ahora, tal vez todo eso fue real.

No lo sé.

“No estoy seguro.”

Cuando respondo con honestidad, Sophia me mira amenazadoramente.

“¡Sophia! ¡Cálmate, niña!”

Antes de que Sophia pueda decir nada, Ariel la regaña, así que rápidamente deja de mirarme y se aferra malhumorada a Merazophis.

Siento que sigamos siendo interrumpidos tan groseramente. Así que sí, estoy segura de que de que ya eres consciente de ello, pero has estado haciendo una masacre porque perdiste la cordura gracias a la habilidad de Ira. Te puedo decir lo que observamos de tus acciones en aquel momento, así que intenta averiguar qué partes recuerdas.”

Ariel continúa contándome el historial de mis acciones hasta ahora.

Causé un alboroto en un lugar llamado “el imperio”, donde se referían a mí como “ogro único”.

Fui perseguido por el ejército imperial, me encontré con una tropa de elfos y los aniquilé a todos.

Todavía recuerdo eso.

Aunque esta es la primera vez que escucho que las tropas que pensé que estaban esperando para emboscarme después de que huyera del viejo caballero y el mago no estaban relacionados y que además eran elfos.

Después de eso, luché contra Sophia y los demás en las Montañas Místicas.

Luego, tras varios giros, luché contra Sophia de nuevo, esta vez con una persona llamada Blanca, quien actualmente no está aquí.

Esta vez me derrotaron por completo, desactivaron mi habilidad Ira para devolverme la razón, y ahora estoy aquí… aparentemente.

Todo es un poco confuso, pero sí que lo recuerdo.

“Hm. Así que no lo has olvidado todo.”

“En ese caso, ¡deberías dejarme que te golpee una vez! ¡No te he perdonado lo que nos hiciste, ¿sabes?!”

Sophia se pega a Merazophis mientras me grita.

Supongo que si todo eso es cierto, les ataqué de repente a ella y a sus amigos sin ninguna provocación.

Y además de eso, ellos casi mueren por ello.

No tendría derecho a quejarme si ella me matara, así que un solo golpe no importa.

“¡Calma, Sophia!”

“Está bien, Señorita Ariel”, digo dócilmente. “Me lo merezco por todo lo que he hecho.”

Pero Ariel sigue sin aceptar nada de eso. “Ya, no. Si ella te pegara, probablemente morirías.”

… Supongo que si lo que dijo la Señorita Ariel realmente pasó, entonces Sophia se estaba defendiendo contra mí mientras tenía Ira activada.

El aumento de estadísticas de Ira probablemente fue la única razón por la que pude luchar contra ella entonces, así que ahora que está desactivada, supongo que podría morir realmente si recibiera un golpe directo de Sophia.

De hecho, si Ariel está siendo tan seria con el tema, seguramente lo haría.

“Así que eso es un no a golpearle, Sophia. Merazophis, anda, dale un abrazo.”

Sophia comienza a protestar hasta esa última parte de la declaración de Ariel, lo que hace que su rostro se ilumine.

Por otro lado, ahora es Merazophis quien parece querer protestar. Pero en su lugar, se da por vencido y se inclina para abrazar silenciosamente a Sophia.

… Parece que estos tipos tienen una relación bastante complicada.

“Eh, a otra cosa, ¿por dónde íbamos? ¡Ah, sí! Estábamos diciendo que recuerdas al menos un poco. ¿Significa eso que recuerdas cómo es Blanca?”

Al escuchar eso, finalmente lo recuerdo.

La chica que estaba con Sophia durante la pelea.

Pero… Espera, ¿qué? Espera un segundo.

Si esos recuerdos son correctos, ¿significa eso que fue real?

“¿Wakaba?” pregunto vacilante.

“¡Ding-ding-ding! ¡Tenemos un ganador!”

La confirmación de la Señorita Ariel me sorprende de muchas maneras.

Es tan impactante que ni siquiera sé de qué estoy más sorprendido.

“Entonces, si el testimonio de Blanca es correcto, ¿significa que tú eres Kyouya Sasajima?”




Asiento tontamente. En este punto, estoy tan sorprendido que se ha vuelto una especie de entumecimiento calmado.

“Genial. Entonces probablemente sabrás que tus antiguos compañeros de clase han sido reencarnados en este mundo. Aunque no he visto realmente a todos ellos con mis propios ojos, así que supongo que técnicamente es solo un rumor.”

A pesar de la aclaración, Ariel parece estar segura de que esa información es verdadera. Por lo que debe haber venido de una fuente bastante confiable.

“Y la pequeña Sophia es—“

“¡Señorita Ariel!”

“¿Qué? Lo descubrirá tarde o temprano, así que es mejor terminar de una vez, ¿verdad? Sophia es una reencarnación cuyo nombre en tu mundo era Shouko Negishi.”

A pesar de las protestas de Sophia, Ariel revela su secreto.

Shouko Negishi.

Por supuesto que me acuerdo de ella.

Pero esta persona parece bastante diferente de la vieja Negishi.

“¡Waaah!”

Sophia se aferra más a Merazophis, mirándome con resentimiento.

No estoy seguro de por qué me está mirando a mí cuando fue la Señorita Ariel quien reveló su identidad, no yo.

“Pero por favor, ni te molestes en preguntarme sobre las otras reencarnaciones a parte de Sophia y Blanca. No sé nada. Oh, aunque hay una cosa sobre los elfos que mencionamos antes. Parecen realmente interesados en las reencarnaciones. Incluso han ido tras Sophia algunas veces. Por lo que deben tener más información sobre las otras reencarnaciones, pero no puedo decir que te recomiende mezclarte con ellos.”

“Oh, Ya veo.” Estaba deseando que podría saber sobre Shun o Kanata, pero supongo que no será tan fácil. “Em, ¿puedo hacer una pregunta?”

“¿Mm? ¿Qué pasa?”

“¿Sabes por qué estamos en este mundo?”




Parece como una pregunta abstracta y filosófica, pero afortunadamente la Señorita Ariel parece entender a qué me refiero.

“Supongo que podrías decir que fue por el capricho de un dios.”

Estamos vivos.

Nunca va a haber una razón clara para eso.

Al menos, esa es la sensación que me dio lo que me estaba diciendo.

5 19 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
15 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios