Kumo Desu Ga Nani Ka?

Volumen 9

O: Ira

Parte 2

 

 

La escena cambia de nuevo.

“¡Huye!”

Mi hermano mayor Raza-Raza era uno de los mejores guerreros de la aldea.

Era un alto goblin, la evolución de un hobgoblin, así que sus estadísticas eran mucho más altas que las de un goblin normal.

Estaba muy orgulloso de mi hermano mayor.

Todos mis otros hermanos admiraban a Raza-Raza.

Pero ahora, estaba plagado de heridas y gritaba que todos corriéramos.




Así que yo obedecí, tomé de la mano a mi hermanita y hui.

Los humanos estaban atacando la aldea.

Había habido señales de advertencia de esto. Las partidas de caza habían visto humanos más frecuentemente en los últimos tiempos.

Por las armas que les hice, los cazadores mejor equipados habían expandido su rango de exploración.

Y finalmente, se expandió hasta las afueras de un poblado humano creado recientemente al pie de las Montañas Místicas.

Los humanos se alarmaron por eso, así que decidieron pasar a la ofensiva.

Como resultado de esos ataques, muchos de los guerreros goblin evolucionados, que estaban en las partidas de caza, murieron en acción.

Y ahora, los humanos estaban atacando la base goblin, nuestra aldea.

Con las mismas armas que yo creé con mis manos.

Fue horrible.

Hice esas armas para las partidas de caza.

¡Nunca debieron ser utilizadas por los humanos para atacar nuestra propia aldea!

Ellos robaron de las manos de los cazadores sus armas que minuciosamente yo había fabricado y las volvieron contra la aldea, de entre todos los lugares del mundo.

Esa realidad era increíblemente perturbadora para mí.

Y también el hecho de que yo fui demasiado débil como para detenerlos.

Crecí rápido como goblin, pero seguía siendo joven.

Como un goblin sin evolucionar y normal, mi único uso era crear armas.

Si ni siquiera los cazadores pudieron competir contra esos humanos, entonces yo no tenía ninguna posibilidad.

Así que corrí.

Fue humillante, pero la vida de mi hermana pequeña también estaba en mis manos.

Juré por mi propia vida que la protegería.

Pero entonces un hombre bloqueó nuestro camino como si se estuviera riéndome en la cara por mi resolución.

Sin dudarlo un momento, lancé un arma que hice ese día al hombre e intenté huir en una dirección distinta.

Pero el hombre esquivó mi lanzamiento con facilidad y rápidamente se lanzó hacia nosotros para interponerse en nuestro camino nuevamente.

Estaba claro solo por sus movimientos que las estadísticas del hombre eran mucho más altas que las mías.

“¿Hmm?”

No tenía más opciones.

Mientras intentaba desesperadamente encontrar una salida, el hombre me miró desconcertado.

Entonces puso su mano en un collar de piedra alrededor de su cuello y murmuró algo.

Sin embargo, era un idioma diferente al que usaban los goblins, así que no pude entender lo que estaba diciendo.

Aun así, el escalofrío que recorrió mi cuerpo como si me estuvieran aferrando hasta los huesos me dijo que me estaba haciendo algo.

El hombre entrecerró los ojos.

No sabía que estaba haciendo, pero esta era mi oportunidad.

Traté de girar sobre mis talones, pero el hombre agarró mi cabeza antes de que pudiera moverme y me inmovilizó en el suelo.

“¡¿Nnngh?! ¡¿Guh?!”

Un chillido escapó de mi boca antes de que pudiera pararlo.

No era solo el dolor de ser aplastado hacia abajo, sino la extraña sensación que se filtraba en mí desde la mano del hombre.

¡¿Qué está pasando?!

El dolor y la inquietud me asaltaron, como si una sustancia extraña fluyera por mi cuerpo.




Al mismo tiempo, sentí una sensación desconocida, como si mi mente estuviera contaminada por algo.

Rechiné mis dientes, tratando de combatirlo.

Fue lo suficiente como para controlar mi mente, pero mi cuerpo estaba empezando a negarse a obedecerme.




Luché por liberarme del agarre del hombre, pero mi fuerza se estaba agotando rápidamente.

Por el rabillo del ojo, vi a mi hermana paralizada en el lugar.

Corre, quería decir, pero mis labios no se movían.

El hombre me soltó.

Pero mi cuerpo seguía sin hacer lo que yo quería.

Traté de levantarme, pero no podía ni levantar un dedo.

Era como si mi cuerpo ni siquiera fuera mío.

En realidad, eso era exactamente lo que estaba pasando en aquel momento.

Y luego, y luego…

***

 

 

La escena cambia.

El interior de una casa, mucho más sólida que cualquiera de la aldea goblin.

Esta era la aldea humana al pie de las Montañas Místicas, la base de los hombres que habían destruido la aldea goblin.

Allí, estaba siendo obligado a crear armas.

Mi hermana ya no estaba a mi lado.

En su lugar, tenía dos títulos nuevos: Aniquilador de Aliados y Devorador de Parientes.

Había sido esclavizado por Buirimus, uno de los hombres que había atacado la aldea goblin.

Fue completamente contra mi voluntad.




Fui obligado a obedecer a cualquier cosa me pidiera.

Fue tan injusto.

¿Por qué tuvo que pasar esto?

Por mucho que lo pensara, no había respuesta.

Cuando acababa de crear un arma, Buirimus la miraba con satisfacción y se la llevaba.

La piedra que colgaba del cuello de Buirimus era una piedra de Apreciación de alto nivel.

También había una piedra de Apreciación en la aldea goblin, la cual fue con la que descubrimos que yo tenía la habilidad de Creación de Armas, pero la de Buirimus era de una calidad superior.

Mi habilidad es la razón por la que me esclavizaron en lugar de matarme.

Hubiera sido mejor si lo hubieran hecho.




Mi habilidad de creación de armas no existe para ser utilizada para gente como vosotros.

Pero cada día, era obligado a crear armas, y todas y cada una de ellas iban a parar a las manos de esos humanos.

Estaba frustrado.

Y más que eso, estaba enfadado.




Aunque el odio brotaba dentro de mí, no podía escapar del control de Buirimus, así que seguí haciendo armas.

La escena cambia de nuevo.

En las Montañas Místicas, Buirimus estaba obligándome a matar los monstruos que él había esclavizado.

Se llama leveleo intensivo.

Creación de Armas usa mi MP para fabricar armas.

Así que si subo mi nivel y evoluciono, obtendré más MP, lo que significa que puedo hacer más armas de mejor calidad.

Mientras repetía este proceso, enseguida me convertí en hobgoblin.

Esta evolución tiene un significado importante para los goblins.

Los goblins normales tienen una esperanza de vida increíblemente corta, a menudo menos de diez años.

Pero si un goblin evoluciona en un hobgoblin, adquieren una esperanza de vida similar a la de los humanos.

Así que los goblins siempre se unían a las partidas de caza para poder derrotar monstruos, aumentar sus niveles, y evolucionar a hobgoblins.

En cierto modo, es también un rito de paso a la edad adulta.

Al superar este desafío, un goblin puede ser visto como adulto por primera vez.

Por supuesto, muchos goblins pierden sus vidas en el proceso.




Así que la caza no es solo un medio de conseguir comida, sino una especie de ritual sagrado.

Y sin embargo, me vi obligado a convertirme en hobgoblin sin ningún tipo sin ningún tipo de ceremonia o emoción.

Siempre había aspirado a algún día unirme a las partidas de caza y luchar contra monstruos junto a mis compañeros cazadores.

Pero eso nunca pasó.

Fue una evolución desprovista de ningún sentido de realización.

En lugar de que mi hermana estuviera ahí celebrando mi evolución, fue Buirimus quien miraba y asentía con una mirada de triunfo.

Y a su lado estaba mi hermano Raza-Raza, la luz desapareció por completo de sus ojos.

No era el único que Buirimus había esclavizado.

Raza-Raza fue otra de sus víctimas.

El control de Buirimus sobre Raza-Raza fue mucho más allá de lo que fue conmigo; la resistencia que tenía al principio se desvaneció enseguida, y ahora seguía a Buirimus como un títere sin voluntad propia.

Aquel que fue una vez el mejor guerrero del pueblo, mi hermano mayor, admirado por todos.

¿Qué dirían los demás si le vieran ahora?

¿Lo encontrarían patético?

¿O se lamentarían y llorarían por él?

¿Se enfurecerían con Buirimus por haberle hecho de esta manera?




Todo lo que puedo hacer es preguntármelo.

Porque todos los demás de la aldea ya no están.

EL pensamiento de que puede que algún día acabe del mismo modo que Raza-Raza me llena de miedo.

Pero el sentimiento que más ocupa mi corazón es mi odio hacia Buirimus y los demás humanos.

Incluso aunque pueda controlar mi cuerpo, nunca permitiré que tenga mi mente.

4.7 19 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
12 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios