Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 4

Capítulo 3: El Rey Demonio, Se Da Cuenta De La Inmensidad De Choshi y El Mundo.

Parte 7

 

 

En el pasado, Alberto le enseñó lo básico de las artes marciales a Emi, quien solo sabía usar armas para luchar.

Antes de ser conquistado por el comandante del Ejército Demoniaco de la invasión norte, Adramelech, hubo un grupo de elite en el Continente del Norte de Ente Isla bien versado en varios tipo de artes marciales, técnicas y hechizos – ‘La Legion de la Montaña Inmortal’.




Fue solo después de la desintegración del grupo que Emi se encontró con Alberto en la profundidad de las montañas, quien había estado realizando los deberes de un leñador mientras pulía sus habilidades al mismo tiempo, y Alberto, quien fue un guerrero de elite de la Legion de la Montaña Inmortal y sacerdote de las artes inmortales a la vez, era proficiente en diversas habilidades de lucha, incluyendo las de espada.

“Como el Continente del Norte suele estar acostumbrado a ser un país fragmentado multi-cultural, con el fin de evitar propagación de la discordia excesiva durante las luchas, hace tiempo, decidí usar métodos fijos de lucha.”

Emi siempre pensó que esos estilos de lucha no letal, eran adecuados para luchas entre humanos.

“¡Retrocedan!”

En ese tiempo, entre la gran tropa de Malebranches, una voz turbia se escuchó.




Y como si fuese una ilusión, las posiciones de las tropas de los demonios se detuvieron al instante.

“Humana… parece que no eres una persona ordinaria.”

Era un demonio que parecía especialmente grande en comparación con el resto de los Malebranches.

 

Parece que era el líder que estaba comandando al grupo de demonios. Aunque el otro era un demonio, usaba un parche en el ojo para cubrirse, y tenía un gran diente que llamaba más la atención que su gran tamaño.

“Gracias por tus cumplidos. Pero lo siento, no deseo usar mi magia sagrada a causa de una comunicación mental, asi que por favor usa lenguaje humano.”

“Entre los 1200 miembros de elite de los Malebranches… no ha habido alguna casualidad hasta ahora… esto es muy anormal… ¿Podrías ser…?”

Al decir eso, el líder de los Malebranches de repente levantó la mano derecha. En sus manos, el sostenia algo que parecia un collar de cristal muy barato.

Ese cristal de repente dio un débil brillo purpura, disparando un rayo en la dirección de Emi.

“¡Luz purpura… esto es!”

“¡Mamá! ¡’Yesod’! ¡Detrás de cosa brillante, ‘Yesod’!”

La voz de Alas Ramus luego de su fusión, confirmó las sospechas de Emi. En ese instante, el líder de Malebranches dejó escapar una risa maligna, como si enfatizara ‘Esto es lo que un demonio es’.

“¡Wahahahahaha! Nunca esperé que podría encontrarlo pronto. Eres la propietaria de la espada sagrada, la Héroe Emilia, ¿no?”

Instantáneamente, los ojos del líder de Malebranches comenzaron a arder con vigor, e inició el llamado de la magia demoniaca en su cuerpo.

“¡Como mi oponente posee un poder que trasciende a los cuatro Generales y a Satán- sama, entonces debo usar mi poder al máximo! ¡De esa forma ganaré, y obtendré esa espada sagrada!”

“….Parece que no podré ocultarlo más.”

Emi igualmente mostró una sonrisa sin miedo, y levantó la ‘Evolutiva Espada Sagrada, Better Half’ muy en alto.

“¡Fusiónate! ¡Mi fuerza, para eliminar a los demonios!”

Solo ese grito fue suficiente para enviar a los Malebranches a volar.

Los demonios eran incapaces de mirar directamente el brillo que Emi estaba emitiendo de su cuerpo, y retrocedieron como si fuesen abrumados por su presencia.




“Si no deseas salir herido, entonces toma a tus tropas y retírate.”

El cabello plateado, los ojos rojos, la armadura repelente del mal solidificada, no solo limitaba la regeneración completa de todas sus heridas…

“Esta es la primera vez que evoluciono a la segunda fase de la hoja de la espada sagrada desde que vine a Japón… el poder que tiene no es nada para estarse burlando.”

La espada sagrada era originalmente una delgada hoja de una mano, pero ahora, no solo la espada se había vuelto más ancha, con un mango más largo, incluso la decoración de la espada en el mango y la joya purpura – el fragmento del ‘Yesod’ – estaban brillando.

“¡Tú eres realmente la persona que está detrás de la destrucción de Ejercito Demoniaco, Héroe Emilia!”

El líder de Malebranches miró con fiereza, confrontando a Emi de una forma inspiradora de temor.

“¡Mi nombre es Ciriatto! ¡Uno de los jefes de Malebranches! ¡Al mando de Maracoda, que ya  falleció,  y  por  el  futuro  del  nuevo  Ejercito  Demoniaco,  obtendré  tu  espada  sagrada! ¡Quédense atrás todos!”

En respuesta al guerrero Ciriatto, que controlaba a sus subordinados y anunciaba su nombre, Emilia ubicó la ‘Evolutiva Espada Sagrada, Better Half’ frente de sus ojos, dando un saludo de caballero.

“¡He encontrado un poco de cosas nuevas sobre los demonios últimamente… no voy a retroceder!”

Un instante de ataque y defensa ocurrieron entre la magia demoniaca y la magia sagrada sobre el Océano Pacifico. La ‘Evolutiva Espada Sagrada, Better Half’ cortó a través de las garras negras de Ciriatto de su brazo derecho.

“¡Ugh!”

La garra derecha de Ciriatto fue cortada en dos casi sin resistencia, y cayó en el Océano Pacifico.

“¿Aun deseas luchar?”

“Argh….”

Solo un corto cruce de movimientos fue suficiente para que Ciriatto dejara escapar un rugido de arrepentimiento.

Sus ojos eran incapaces de seguir el flash de la espada de Emilia en lo absoluto.

Si un Arcángel era incapaz de hacer tal cosa, entonces un mero capitán de Malebranches definitivamente no sería capaz de hacerlo, pero como un guerrero, incluso enfrentándose a una disparatada diferencia de habilidades, Ciriatto no planeo dar marcha atrás.

Era porque, sin importar que, el debía entregar la ‘Espada Sagrada’ al nuevo Ejercito Demoniaco, unificar el Mundo Demoniaco luego de la muerte del Rey Demonio Satán e invadir Ente Isla.

“….Parece que no planeas retroceder.”

“¡Soy Capitán Malebranche Ciriatto! Si escapo del enemigo porque tengo miedo de perder, ¡¿Cómo podría ser un buen modelo para el nuevo Ejercito Demoniaco?! ¡Woooah!”

“¡Wah! ¡Espera!”

Incluso él era un enemigo, pero Emilia no podía evitar decir algo para detenerlo. Ciriatto intencionalmente uso su garra desarmada para corta toda la quebrada.

“¡No necesito un arma que esté rota y solo estará estorbando! ¡De todas formas volverá a crecer!”

“Ah, ¿Con que es asi?”

Incluso si fue solo un instante, Emilia sintió algo de arrepentimiento por admirar al enemigo.

“Incluso asi, debería doler bastante. Incluso parece una hemorragia, aunque hayas perdido un arma, eres muy bueno, ¿aun deseas pelear?”

“¡Pelearé hasta que mi cuerpo se haga polvo!” Una personalidad de guerrero tradicional.

Emilia no creía que la ambición de un guerrero era morir en el campo de batalla. Pero como Ciriatto pensaba asi, Emilia uso la misma técnica de batalla igual que antes para terminarla de una forma que el enemigo más odiaba.

“No seré obediente en seguir tus deseos y matarte, ¿sabes?” Emilia levantó la espada sagrada.

“¿Eh? Mamá, ¿está bien eso?”

Comprendiendo la situación de Emilia, Alas Ramus preguntó.

Emilia intencionalmente disminuyó la magia sagrada de la espada sagrada. Ésta, que raramente había evolucionado a su segunda fase, regresó a la primera. No solo eso, la hoja misma se había debilitado a tal nivel que apenas podía mantener su forma, con algún grado de nitidez.

“Hubiera sido mejor de manejar si nuestras condiciones fuesen iguales. Esto es para…” Emilia cerró sus ojos por un instante, y recordó la apariencia de los demonios. “¡Evádelo tomando tu vida!”

“¡Interesante!”

Ciriatto también disminuyó la madia demoniaca de su garra izquierda hasta los niveles más bajos. El mantenía la intención de no realizar ningún hechizo, y derrotar a Emilia con puras técnicas de batalla.

La Héroe de la espada sagrada confrontó al Capitán Malebranche Ciriatto, agregando más tensión al ambiente sobre el mar.

La única preocupación de Emilia era si ella podía ser capaz de derrotar a Ciriatto sin tomar su vida, y era difícil de garantizar que Malebranches escuchara obedientemente.

Si el capitán era derrotado, quizá las tropas pierdan el control también,

Si es asi, para Emilia que tenía fuerza abrumadora, eso se convertiría en una masacre unilateral.

“……….Parece que me he suavizado.”

Emilia tomó un profundo respiro para ajustar sus sentimientos, el enemigo era el capitán de los Malebranches, igualado con Maracoda, él no era alguien que podría ser subestimado. Ella se encargaría de todo sea lo sea que suceda después de eso.

Si esta batalla ocurriese en Ente Isla, probablemente sería lo suficientemente feroz como para destruir un pueblo, aunque no exista señal de fuego anunciada para iniciar la batalla, los dos se enfrentaron mutuamente con una respiración suspensa y levantando sus cabezas.

Gwaaaaaaaaaaaaaarrrrrrrrrrrrrrrrrrr…… Gwaaaaaaaaaaaaaarrrrrrrrrrrrrrrrrrr…… Gwaaaaaaaaaaaaaarrrrrrrrrrrrrrrrrrr……

El rugido perforante de un dragón antiguo controlo todo el espacio.

Si fuera solo eso, Emilia y Ciriatto podrían  haber iniciado inmediatamente su feroz batalla.

Pero el rugido del gran dragón despertó el controlador de la niebla blanca en el mar, y de repente, el área alrededor de Emilia y Ciriatto se convirtió en un mundo blanco puro.

“¿?”

Cierta existencia negra enorme estaba acercándose a ellos desde un área más profunda dentro del mundo blanco.

Solo la presencia excluida por esa cosa fue suficiente para abrir un camino dentro de la densa niebla, como una alfombra de camino de Reyes.

“Ciriatto,  tengo  una  ligera  una  ligera  impresión  de  ese  nombre.  Eres  uno  de  los subordinados de Maracoda, uno de los capitanes del Malebranches, ¿Cierto?”

Una sombra gigante apareció detrás de Emilia.

“¿Pero qué sucede? Nunca había escuchado de este Nuevo Ejercito Demoniaco, ¿quién fue la persona que reconstruyó el Ejercito Demoniaco llamándose a si mismo ‘Rey Demonio’ mientras ignoraba mi existencia?”

“¡¿P-p-pero quien….?!”

Sin embargo, antes que él pudiese incluso preguntar por la identidad de la gran sombra detrás de Emilia, Ciriatto había sido agarrado del cuello por una mano que no podía ver.

“Un mero capitán de Malebranche, actualmente es muy insolente… si no te cuidas, te destruiré la garganta.”

Una nueva sombra negra apareció junto a la gran sombra, extendiendo su mano hacia Ciriatto.

La cola de la sombra estaba dividida en dos, y un hombre, si ningún color en su rostro, emitió un grito perforante.

En el cielo, el grupo de soldados Malebranches comenzaron a retroceder debido a los dos enormes poderes, pero en eso…

“¡Aunque fue tu lado quien causó problemas primero, tu plan para escapar sin siguiera disculparte, es muy, muy ingenuo!”

Otra voz se escuchó en la escena. Los demonios cerca del ‘portal’ se volvieron para encontrar la fuente de la joven, fría y perforante voz.

La otra persona tenía apariencia de un pequeño humano.

Pero en la espalda del joven, había alas tan oscuras con el cielo nocturno, bloqueando el paso a los Malebranches.

“Seriamente… vengan temprano si piensan venir. Me hacen pensar de muchas cosas por nada.”

La ominosa energía negra respondió, dando la impresión que no consideraba que la energía de luz fuese importante.

“Haha, lo siento, raramente recupero mi forma original, por lo que estoy muy poco acostumbrado.”

La enorme sobra detrás de Emilia lentamente la tomó por un costado.

“¿Q-quienes… ugh… son ustedes…?”

Ciriatto graznó y preguntó eso con algo de dificultad, y como si le respondieran, una voz tranquila se escuchó desde lo profundo de la niebla.

“¡Silencio! ¡Guerreros de Malebranche! ¿Reconocen a quien está delante de ustedes?”

“¡Pu!”

Emilia casi ríe fuerte debido a esa presentación como discurso.

Pero Ciriatto, quien estaba luchando por el dolor, se tensó cuando escuchó la voz.

Un ave demonio de color negro descendió lentamente del cielo falso provocado por la niebla, deteniéndose frente al congelado Ciriatto.

 

“Ah, M-ministro… Kameo-sama…”

Ciriatto estaba extremadamente sorprendido cuando vió a Kameo.

“¡En realidad escuchaste las dulces palabras engañosas de un humano, y planeaste herir a tu propio Maestro!”

“M-maestro…”

Aunque sus ojos estaban llenos de agonía, Ciriatto aun miraba con dificultad hacia la sombra gigante que Kameo indicaba.

Un hombre grande y corpulento que vestía la capa superior del guerrero ave demonio, sosteniendo una espada de joyas que daba un brillo oscuro, esa persona tenía un cuerno roto, piernas como bestia y ojos que inundaban de miedo los corazones de los seres vivientes.

“Ah…. no puede ser… ¿Usted es…?”

“¡Guerreros de Malebranches! ¡Frente a ustedes está el Rey Demonio Satán! ¡Muestren algo de respeto!”

El hombre con una voz perforadora dio un comando con un tono lleno de entonación, de una forma presentadora, haciendo que Emilia riera de nuevo.

“¡Oye! ¿Están haciendo esto a propósito?”

“¿S-Satán-sama?”

“¿Es en realidad Satán-sama?”




Olas de incertidumbre corrieron sobre los 1200 miembros de elite de los Malebranches, todos estaban murmurando las palabras ‘Satán-sama’ ‘Es Satán-sama’ una y otra vez.

“La reacción de este lado fue muy bueno… seriamente, olvídenlo.”

“Tienes razón… ese cuerno es realmente…”

“¿No es ese el comandante de invasión oriental del Ejército Invasor… el Gran General Alsiel-sama?”

“¿P-por qué el Ministro está aquí… y Satán-sama, no estaba muerto?” Fue cuando los Malebranches temblaron.

“Oye, realmente me están ignorando. ¡¿Eh, nadie se ha percatado de mí?! ¡Oye!”

Lucifer que había cortado la ruta de retirada de los enemigos, reveló su temperamento, haciendo que los Malebranches de la parte posterior del grupo se volvieran apresuradamente, viéndolo un poco tarde.

“Es el General Caído-dono…”

“¿El General Caído Lucifer-dono?”

“Realmente   me   disgusta   el   nombre   de   ‘General   Caído’.   ¡Bueno,   todos   ustedes, subordinados de Maracoda, han estado llamándome asi en privado!”

Intimidados por la ira de Lucifer, un par de Malebranches huyeron dentro de sus tropas. “Alsiel, suéltalo.”

Satán dijo generosamente, y Alsiel soltó la mano que sostenía a Ciriatto sin dudarlo. La garganta de Ciriatto fue liberada, y tomó una bocanada de aire una vez más.

Como la situación frente a él había ocurrido de repente, Ciriatto solo podía examinar con lentitud su entorno.

El miró a la Héroe de la espada sagrada, Emilia, al Ministro Demoniaco Kameo, al Gran General Alsiel y al Gran General Lucifer.

Entonces…

“¡Rey Demonio Satán-sama, por favor, perdone nuestra insolencia!”




Como si fuese una sugerencia, todos los Malebranches presentes se arrodillaron en el aire al mismo tiempo.

“Capitán Malebranche, Ciriatto.”

La sombra gigante en la niebla dijo con un tono pesado.

“¡S-si!”

“No recuerdo haber autorizado a nadie más además de Kameo a liderar a los ciudadanos del Mundo Demoniaco, ¿Qué has estado haciendo mientras no estuve cerca?”

“¡E-etto…!”




Satán le preguntó al arrodillado Ciriatto con un tono inesperadamente cálido.

“Levanta tu cabeza, escucharé tus razones.”

“Reportándole al Rey Demonio-sama… ¡nosotros el Clan Malebranche con Barbariccia como líder, no caímos en las dulces palabras cubiertas de ese humano! Todo esto es por la paz del Mundo Demoniaco para prevenir que la espada sagrada caiga en las manos de aquellos que suponen una amenaza para el Mundo Demoniaco.”

“¿La paz del Mundo Demoniaco?”




Ciriatto miró a Emilia, quien sostenía la ‘Evolutiva Espada Sagrada, Better Half’ con la esquina de su ojo.

“Barbariccia-sama solo fingió creer las dulces palabras del humano, es intentó dejarme a cargo a mí y al resto de los ciudadanos del Mundo Demoniaco para obtener la espada sagrada…”

“¡Imbécil!”

“El humano que te engaño, era uno solo, Olba Meyers, el compañero de la Héroe. Si reúnes el poder de todos los capitanes en Malebranche, podrías matarlo luego de obtener la información, es fácil incluso si quieres comprar tiempo. ¡¿Por qué no hiciste eso, y por qué no buscaste la interdicción de Kameo?!”

“E-eso es porque…”

“Bien dicho, Alsiel.”

Quien hablo por Alsiel no fue cualquiera, sino ese que había reprendido a Ciriatto primero, el Rey Demonio.

“Esos chico no pueden ser estúpidos, Barbariccia probablemente decidió hacer tal cosa desde el principio. Sin embargo, Olba no es alguien que se pueda tratar con facilidad, y él no estaba trabajando solo, ¿o sí?”

“Tienes razón, me avergüenza enfrentarte.” Satán enfrentó el rostro deprimente de Ciriatto.

“Ciriatto.”

“Si…”

Emilia interrumpió y preguntó.

“¿Puedo ver la joya purpura que has traído?”

“¿Joya purpura? ¿Te refieres a esto?”

Las expresiones de Maou y los demás cambiaron súbitamente debido a la palabra joya purpura.

El collar que Ciriatto tenía estaba decorado con una joya transparente y no tan purpura, Sin embargo el resultado derivaba de la predicción original de Emilia, esa cosa no era un fragmento  de  ‘Yesod’,  y  era  solo una joya normal. Sin  embargo,  Emilia tenía una ligera impresión por ese brillo.

“Cristal de Comunicación…”

Era una herramienta que podía enviar y recibir vía comunicación mental sin importar la distancia entre ellos.

En otras palabras, era como el teléfono celular de Ente Isla.

“Esa luz purpura de ahora… ¿estaba transmitiendo algo desde el otro extremo del cristal de comunicación?”

Emilia había visto un brillo similar antes.

Con el fin de luchar contra el Rey Demonio frente a ella en el pasado, mientras lideraba a sus camaradas a atacar la Fortaleza del Rey Demonio en Isla Kentourm, la espada sagrada comenzó a reaccionar a la semilla de Alas Ramus cerca del trono del Rey Demonio por razones inexplicables, emitiendo una ‘luz guía’.

Aunque Emilia y los demás pensaron que la espada sagrada estaba guiándolos hacia la habitación del trono donde el Rey Demonio estaba, la luz en realidad era el resultado de la conexión con los fragmentos de ‘Yesod’.

“Solo sabemos que la luz nos guiará hasta la ubicación de la espada sagrada… incluso si esta joya está conectada a otro lugar, no estamos seguros a donde lleva.”

“….Incluso si tú lo juras en mi nombre, ¿estás dispuesto a garantizar que todo lo que has dicho era cierto?”

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios