Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 4

Capítulo 3: El Rey Demonio, Se Da Cuenta De La Inmensidad De Choshi y El Mundo.

Parte 3

 

 

Asi como lo preocupaba a Chiho, Emi comprendió que ella no tenía estrategias concretas contra la amenaza desconocida de Gabriel y el Cielo.

“Sin embargo, si se trata de mi yo actual y Alas Ramus, estoy confiada de que no perderé sin importar cuantas veces vengan.”




“Eso solo es limitando una batalla de uno a uno. El incidente de la noche anterior podria tener algo que ver con esto, no estoy muy seguro acerca de las extrañas estrategias esté empleando la otra parte para atacar nuestro punto débil…”

Urushihara asumió que Emi y Suzuno sintieron el ataque demoniaco de la noche anterior.

“El incidente de anoche, ¿Qué se supone que significa?” Emi preguntó desconcertada.

“¿Eh…? ¿No lo notaste?”

“¿No es por esa razón que te lo pregunto?”




La magia demoniaca que Kameo emitió la noche anterior era poderosa, y aunque él no usó ninguna técnica fuerte, Urushihara tuvo que usar magia sagrada.

Aunque no era conocido el lugar donde Emi y las demás habían pasado la noche, al estar en Choshi deberían haberlo sentido.

“Oye, Emi, lamento la interrupción.”

Urushihara no tuvo oportunidad de explicarse mejor, ya que Maou, quien había estado hablando con Chiho, llamó a Emi.

Los dos levantaron sus cabezas, y vieron a Maou y a Chiho, quienes hace un momento estuvieron hablando de una manera relajada, y se acercaron con expresiones serias.

“Acabo de escuchar de Chi-chan justo ahora, que todas ustedes estuvieron en Inubo anoche, ¿cierto? ¿Realmente no pasó nada cuando la niebla apareció?”

“No pasó nada… no estoy muy segura de lo que estas preguntando, ¿Qué sucede?” Maou miró a Urushihara, y habló con un tono silencioso.

“Estoy preguntando si llegaron a sentir alguna magia sagrada o demoniaca ayer.”

“¿Eh?”

Maou discretamente monitoreó a Amane, que estaba lavando los platos mientras hablaba con Emi.

“Ven conmigo hasta la habitación trasera… ¡Amane-san! ¡Voy hacia atrás!”

“Entendido~.”

Amane respondió sin volverse.

Como el trabajo aun no habia terminado, las tres personas dejaron a Urushihara a cargo de la parte de afuera, asintieron mutuamente y se movieron hacia la habitación de hospedaje en la parte posterior de la tienda.

Por supuesto, recordaron despertar al inconsciente Ashiya en el trayecto.

Después que el grupo dejara la tienda, encontraron a Suzuno de pie a un lado de la misma, intentando reparar la ‘Escultura de Arena, La Torre Azul Celeste’, la cual estaba rota en algunos lugares debido al viento tras haberse secado.

Vistiendo un traje de baño y haciendo su trabajo, naturalmente atraía a la multitud. Y la misma Suzuno, actuando como una artesana profesional, no se preocupaba por las miradas que la rodeaban, pues estaba concentrada en su trabajo.

Aunque esta escena parecía realmente hermosa, considerando su posición, ¿realmente estaba bien para ella ser tan evidente? Maou guio a las dos personas hasta la habitación trasera mientras pensaba que Suzuno se podría sentir incomoda si la gente le tomaba fotos, el podría también ayudar a levantar una valla.

“Ah, parece que se despertó.”

Una vez que Emi entró en la habitación, levantó su cabeza como si entendiera algo y se sentó en el tatami.

Emi naturalmente asumió la posición de cargar a un niño, entonces rayos de luz surgieron de su cuerpo, y como si adaptara su posición, asumió la forma de Alas Ramus.

“Que conveniente, todas las madres del mundo deberían tener envidia de esto.”

“Si a ellas no les importa que alguien llore de noche en sus mentes cuando ya están dormidas, entonces lo consideraría publicar las técnicas secretas de cuidados de niños fusionados conmigo en un blog… Alas Ramus, ¿estás despierta?”

“Ummm… uh…”

Luego que Alas Ramus apareciera en los brazos de Emi, ella se movió entre ellos, y movió sus manos en el aire. Y en sus manos, ella cuidadosamente la cajita de fuegos artificiales que Chiho le había dado ayer.




Emi movió su mano libre hacia las manos que la pequeña sacudía y ésta usó sus pequeñas manos para agarrar los dedos de Emi, lentamente abrió sus ojos.

“Buenos días, Alas Ramus, ¿Tus pañales están mojados?”

“Día… eh, no mojados.”

Alas Ramus se frotó los ojos, y murmuró respondiéndole a Emi.

“Como Alas Ramus se despertó, mi ayuda acaba aquí.”

Emi dijo mientras cargaba a Alas Ramus, y Maou asintió sin objeciones.

“Si, muchas gracias por tu ayuda. Oh, está afuera, esto es lo que quería mostrarte.”

Maou apuntó hacia una caja de cartón en la esquina de la habitación. Un enorme objeto estaba colocado detrás de la caja y estaba envuelto en un paño negro desgastado y sucio.

Chiho y Emi espiaron el interior de la caja.




“¡Ah, es tan hermoso!”

Chiho no pudo evitar decir con suavidad.

“¡El pajarito se movió!”

Comparado con Emi, Alas Ramus extendió su mano, parecía estar ansiosa por tocarlo.

“No puedes, Alas Ramus, no lo toques. Esta ave parece muy débil…”

“Piii… Piii… ¿Satán-sama? ¿Ya terminó, su trabajo…Piii?”

““¿?””

“¡Un pajarito Piii, Piii!”

Emi y Chiho retrocedieron involuntariamente ya que el ave de repente habló.  Alas Ramus parecía muy emocionada. En cuanto a la jaula de pájaros de fuegos artificiales que había sido lanzada un poco lejos, parecía muy deplorable.




“Oye, Alas Ramus, esto es algo que Chi-nee-san te dio, deberías atesorarlo.”

Maou miró a las tres reacciones distintas con una expresión contenta en su rostro, y tomó la jaula de pájaros de juguete, y la colocó en las manos de Alas Ramus.

“Piii… Hmmm… Siento la presencia de humanos. Satán-sama…Piii, ¿esas son personas?”

Su apariencia era la de un ave, y sus Piii era muy hermosos, pero cuando habló con ese tono pesado, dio un misterioso y extraño sentimiento.

“¿….Es un Miná del Himalaya47 o algo asi?”

“Parece… muy bonito, pero a la vez no…”

Chiho y Emi se volvieron hacia Maou para preguntarle la razón de esa situación. Pero la respuesta de Maou, les provocó a ambas una enorme sorpresa.

“Este chico es un demonio del Mundo Demoniaco. Anoche cuando la niebla apareció, el de repente cayó del cielo.”

El Ministro Demoniaco Kameo. Emi nunca había escuchado el nombre de ese demonio o su posición.

Básicamente, ella nunca pensó que escucharía algo como ‘asuntos infernales’ de la boca de los demonios.

Aparentemente, esa pequeña ave negra llamada Kameo, había estado al lado de Maou como su estratega desde sus primeros días de su reinado como Rey Demonio. En ese tiempo, no había algo tan poderoso o temido como el Ejercito Demoniaco, y Ashiya y Urushihara no sabían que alguien como Maou existía. Era una época antigua donde el Mundo Demoniaco era gobernado por el caos.




Satán, quien planeaba unificar el Mundo Demoniaco en ese momento, solo tenía una pequeña tropa de guerreros a la que llamar ejército seria embarazoso, pero aun asi le pidió a Kameo que fuese su estratega.

Aunque él era una poderosa existencia desde el punto de vista de los humanos impotentes, Kameo no era considerado un individuo de alta posición entre los demonios.

Aun asi, en el Mundo Demoniaco donde el poder y la crueldad lo es todo, Kameo lideró una pequeña tribu… con algunos cuyos poderes era mucho más débiles que los humanos… y sobrevivió.

Satán, quien reconoció esto, buscó a Kameo con el fin de aprender todas las técnicas necesarias para sobrevivir.

Originalmente a Kameo no le importaba el joven Satán que provenía de una tribu débil, pero luego de testificar la profunda visión de Satán, él terminó uniéndosele.

Por supuesto, la experiencia y conocimiento que Satán tenía, venia del ángel que él conoció cuando era muy joven.

“Sin Kameo, definitivamente hubiese sido incapaz de construir la organización conocida como el Ejercito Demoniaco.”

Maou creía esto.

Para Emi, y la gente de Ente Isla, esta existencia era suficiente para ellos ver a Kameo como alguien que debía morir de una vez, pero de todas formas, dentro del Mundo Demoniaco, Kameo es uno de los pocos demonios calificado para persuadir y negociar.

Kameo era bien versado en lenguajes y costumbres de todas las tribus en el Mundo Demoniaco, e incluso podía escuchar los sonidos de la naturaleza.

Para él usar con naturalidad el japonés poco después de caer en Kimigahama, podría deberse a esa habilidad.

En ese momento, Satán escuchó la advertencia de Kameo, además de evitar enemigos fuertes, él incluso salvó a otras tribus de ser exterminadas, y ganó compañeros uno por uno con sus habilidades de negocio.

Y la más grande oportunidad favorable para Satán y Kameo, era haber conocido a Alsiel. En ese tiempo, la tribu de Alsiel era una fuerza poderosa en las tierras, y al igual que  Satán y Kameo, él era un líder que planeaba expandir su influencia con algo más destacado que el ‘poder’, en otras palabras ‘la sabiduría’.

Durante ese momento, la tropa de Satán había crecido en cierta forma y estaba comenzado a hacerse más conocida, pero al mismo tiempo, por tantas tribus reunidas en el mismo lugar, las preocupaciones como conflictos internos comenzaron a surgir.

Pero luego que Alsiel se les uniera, Satán le permitió expandir su influencia a través de los asuntos militares y asignó a Kameo como mediador de los conflictos entre las tropas, logrando aumentar el poder del grupo. Cuando comenzaron a notarlo, su grupo había crecido hasta  ser  una  gran  organización  donde  muchos  demonios  de  varias  partes  del  Mundo Demoniaco querían unirse.




“Entre las reformaciones que Kameo estableció para la organización, la única que me sorprendió fue la Licencia para Wyvern.”

“¿Licencia, para Wyvern?”

“¿Qué es un Wyvern?”




Emi y Chiho estaban confundidas por razones distintas.

Los Wyverns son un tipo de bestias para montar usadas por el Ejercito Demoniaco para atacar. La mejor analogía debería ser que es un lagarto enorme que puede volar en el cielo, pero para montar esa cosa, ¿Quién se atrevería a acercarse, o como podían solicitar la licencia?

“No hay muchos Wyverns. Con el fin de luchar de forma más eficiente, los demonios son buenos controlando los dragones que necesitan, y tienen una medalla que se les confiere, a través de este método, ellos reciben el derecho de luchar.”

Con eso, ser capaz de controlar a los Wyverns se convirtió en un símbolo de estado dentro de las tropas de Satán, aumentando notablemente la motivación y liderazgo de las mismas.

“……..”

Emi nunca esperó que los demonios del Mundo Demoniaco pudieran poseer una sociedad con niveles altos, y se sintió muy sorprendida por eso.

Al final, Satán unificó el Mundo Demoniaco y se convirtió en Rey Demonio, cuando atacó Ente Isla con el fin de conquistarla, él nombró a Kameo su representante para liderar a todos los habitantes que permanecían en el Mundo Demoniaco.

Y Maou no le preguntó a Kameo, el por qué él y los demás soldados demoniacos habían caído en Kimigahama de Chiba.

Por supuesto, desde el punto de vista de Emi, esas palabras eran difíciles de creer.

“¿Anoche,  cuando  la  niebla  apareció,  otros tres demonios como Kameo realmente vinieron a Kimigahama?”

“¡Pajarito, abrazo!”

Parecía que Alas Ramus realmente quería tocar al ave real que era muy diferente de los diseños de papel de los fuegos artificiales, pero Emi aún mantenía una expresión estricta, y detuvo hábilmente a Alas Ramus.

“Aunque, el Demonio de Ojo Tatuado y Bestia Demoniaca son tipos que dependen más de la fuerza física, considerando la distancia entre Kimigahama e Inubo, no es posible que no los sintiéramos…”

“Tienes  razón.  Al  principio,  pensé  que  ustedes  vendrían  volando  inmediatamente.

Entonces, ustedes no fueron las que los hirieron, ¿cierto?”

“Si fuese hecho por mi mano, les hubiese dado un golpe fatal allí mismo.”

“En otras palabras… alguien además de ti – Maou-san – y de Yusa-san, fue quien derrotó a esos demonios del mundo alterno.”

Maou asintió, concordando con la conclusión de Chiho.

“Estoy planeando ir más tarde al faro a investigar los alrededores.”

“¿Eh?”

Chiho miró a Emi como si buscara confirmar algo, y Emi asintió en respuesta.

“Ese lugar puede ser visitado mientras la tasa de entrada se pague. Las escaleras dirigen hacia el piso más alto, que también puede escalarse. La caja de señales para la sirena de niebla que sonó ayer también estaba allá. Pero no hay realmente nada que capte nuestra atención.”

“El símbolo de la torre en el autoadhesivo que está en las escaleras y reza ‘¿cuantos pasos quedan para llegar a la cima?’ es realmente lindo.”

La cosa especial que Emi mencionó, probablemente no era una cosa única, pero aun asi calentaba los corazones de todos los turistas.

“Esos tipos aparecieron luego que se formó la niebla, y tras ser arrastrado por ella, al brillar la luz sobre ellos, desaparecieron. Decir que ese faro con caja de alarma de niebla no tiene nada que ver con todo esto, es difícil de creer.”

“Sin embargo, esto es Japón. No es como Ente Isla donde hay gente protegiendo el faro de noche, y ese faro fue construido hace poco, ¿no? ¿Cómo puede tener cosas como hechizos o magia…?”

Justo cuando Emi dio su contra argumento… “¡¿Ppppiiiiiiiíííííííí?!”

“¡Pajarito!”

Kameo de repente gritó.

Parecía como si Alas Ramus, quien quería tocar a Kameo, (o siendo más precisos, al pajarito), aprovechó la oportunidad cuando los adultos estaban discutiendo sobre cosas serias para escaparse de las manos de Emi, agarrar la cola de Kameo y tirar de ella.

“¡Eh, Alas Ramus-chan, no puedes hacer eso!”

“¿Pajarito, no?”

“¡Deja-déjame ir, horrible humano! ¡Piii!”

Aunque Kameo estaba gritando mientras era agarrado por Alas Ramus, su estado de aleteo como un ave zumbante mientras ‘piaba’ y hacia mucho ruido, hacía difícil de creer que él era un Ministro Demoniaco, un Oficial Civil altamente posicionado en el Mundo Demoniaco.

“¡Oye, oye, Alas Ramus, no puedes! ¿No ves que el pajarito está gritando de dolor?”

“¡Duele, duele, está a punto de arrancarme la cola! ¡Piii!”

Como padres, no deseaban que su pequeña niña usara la violencia con animales o cosas… “¿No esta esa cosa llorando o gritando de dolor?”

Ellos  usarían  esta  frase  para  aplacar  a  la  pequeña,  pero  esta  es  probablemente  la primera ave en el mundo que realmente está gritando y dice que le duele.

“¡Arghqwaaaak!”

Alas Ramus, que hizo que  Emi se  enojara, dejó ir a Kameo  contra su voluntad. Sin embargo, como Kameo estaba aleteando vigorosamente desde antes, luego de quedar libre, corrió a toda velocidad hasta la esquina de la habitación de una sola vez.

Siguiendo el camino, Kameo golpeó un objeto con forma de bastón envuelto en un paño negro que estaba detrás de la caja de cartón, y quedó atrapado debajo de él.

“Oye, oye, Kameo, ¿Estas bien?”

Cuando el gran objeto cayó, una voz de barítono se escuchó.

“Ugh, Piii…. huff, no es nada grave…”

Esta vez fue Maou que se congeló de miedo.

“¡S-se está expandiendo!”

Más preciso, Kameo que quedó atrapado bajo el paño negro, se expandió como algas sumergidas en agua hasta el tamaño de un pollo.

“Ko-ko, ¡Pollo!”

Al ver esto, los ojos de Alas Ramus brillaron.

Como Emi se congeló de la sorpresa, Alas Ramus aprovechó la abertura para escaparse, usando toda su fuerza para agarrar al pollo Kameo.




“¡Eh, oye, Alas Ramus!”

“¡Ugh, no caeré en el mismo truco dos veces, Piii!”

Pero Kameo no sería superado. Él empujó la cosa lanzándolo lejos, usó sus cortas patas para agarrarse del tatami, y escapar de Alas Ramus quien se acercaba corriendo energéticamente.

“Ko-ko, ¡Pollo!”

“Solo eres una niña humana, ¿crees que puedes capturarme, Piii?”

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios