Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 4

Capítulo 3: El Rey Demonio, Se Da Cuenta De La Inmensidad De Choshi y El Mundo.

Parte 2

 

 

Emi comenzó a entregar las Oletimina C con una sonrisa de modelo de negocios.

En realidad, las actitudes de los clientes masculinos se suavizaron debido al traje de baño que Emi vestía, y aun debajo del sol caliente, ningún cliente rechazaba una bebida helada gratuita.




SI ella mostrase esa sonrisa con más frecuencia, podría verse más hermosa.

Francamente, comparado con el traje de baño que las tres chicas vestían, el hecho de haber aparecido repentinamente para salvar la tienda de una crisis era lo que más sorprendía a Maou y lo alegraba.

“¡Regreso en breve!”

Maou, quien se aseguró que la situación se había calmado, inmediatamente se dirigió hacia el patio con el fin de encontrar las notas de órdenes tomadas.

En el armario dentro de la habitación donde vivían los tres demonios, había algunas cajas que parecían que fueron colocadas allí hace mucho tiempo. Maou abrió la puerta del cuarto, e igualo su respiración con la frescura del aire acondicionado.




Maou ya sabía la ubicación de las cajas. Después de todo, mientras estaba en pánico, el había tomado una caja vacía para usarla.

“……..Kameo, ¿Estas vivo?”

En la esquina de la habitación, alejada de la luz directa del sol y la potencia del aire acondicionado, había una caja especialmente grande. Maou, que espió dentro de la caja dijo eso:

“Sa-Satán-sama…. Piii.”

Dentro de la caja, había una pequeña ave de color negro que se movía letárgicamente.

“Fuu… ahh, lo siento, me alegra que estés vivo. Vendré a encontrarme contigo más tarde.”

Quizá es debido a las diversas razones, pero comparado con Maou y Ashiya que se vuelven humanos al perder su magia, Kameo se había convertido en un pequeño pajarillo por motivos inexplicables.

Su tono y su voz era aún profunda como el guerrero ave mágico de la noche anterior, pero como un ave, un ‘Piii’ ahora surgía al inicio y final de cada oración. Era difícil entender lo que sucedia.

“Lo siento-Piii… por hacer que te preocupes-Piii.”

“Está bien, está bien, de todas formas no puedo ayudarte mucho ahora, ¿estás seguro que no necesitas comer?”

“Me disculpo por dejar que me vea en este patético estado-Piii… es porque mi magia no fue totalmente disipada-Piii… Piii.”

“Je,je… En-entiendo, bueno, te veo luego.”

“Si-Piii.”

Con el fin de permitirle al demonio conocido como Kameo descansar bien, Maou rellenó la caja con unas cuantas capas de toallas. Además, había un pequeño tazón con agua dentro y el aire acondicionado estaba ajustado a una temperatura que no fuese muy fría ni  muy caliente.

Aunque un ave normal podría no ser capaz de sobrevivir bajo esas circunstancias, la verdadera identidad de esta ave la cual estaba cerca de la muerte, era la de un gran demonio que incluso Ashiya al dirigirse a él usaría honoríficos.

El Ministro Demoniaco Kameo.

Si los Generales Demonio Ashiya y Lucifer eran considerados soldados, entonces la existencia de Kameo era equivalente a un oficial civil.

No todos los demonios estaban unidos al Ejercito Demoniaco y ni participado en la batalla para la invasión de Ente Isla. De hecho, la mayoría de ellos se hospedaban en el mundo demoniaco.

La organización que Maou creó podía ser vista como la primera nación en el Mundo Demoniaco, cuando Satán atacó Ente Isla, aquel que gobernó a los habitantes de la nación en su nombre, era el Ministro Demoniaco Kameo.

Kameo, como representante de Maou, que inclusive tenía una autoridad equivalente a la del Rey Demonio en el Mundo Demoniaco, ¿Qué razones tenia para aparecer cubierto de heridas en Japón? Como la persona misma estaba exhausta, ellos aún no sabían la verdad.

Maou y el resto solo descubrieron que Kameo se había despertado y estaba llamando con un ‘Piii, Piii, Piii’ al día siguiente. En ese momento, Urushihara se había despertado por segunda vez desde que se había ido a dormir, y los tres estaban preparando todo para la apertura de la tienda. Por tal razón, eran incapaces de escuchar una explicación detallada.

Sin embargo, del Kameo que había perdido su verdadera forma, ellos solo pudieron confirmar una cosa. Él, el ‘Demonio de Ojo Tatuado’ y Demonio Bestia, no había venido en busca del Rey Demonio Satán o del General Demonio Alsiel.

Asi que, ¿Cuál podría ser su propósito?, ¿Por qué aparecieron en Choshi?, ¿Por qué retuvieron sus formas demoniacas? Eran muchas preguntas que aun necesitaban ser respondidas.

Lo más lamentable era, que Maou no se daba el lujo de investigar esos detalles.




Como Chiho y los demás, quienes creían en Maou y se encontraban batallando alla afuera, estaban esperando su regreso.

“¡Hay un sitio de trabajo al que debo regresar!”

Cuando Maou regresó a la tienda en miseria, las dos máquinas raspadoras de hielo alquiladas rápidamente habían sido entregadas.

Fue en menos de 20 minutos desde que Emi había realizado la llamada. Maou no estaba seguro,  porque  no  estaba  familiarizado  con  las  áreas  que  los  rodeaban,  pero  la  tienda inesperadamente podría estar cerca. Con rapidez agradeció la gran eficiencia de las Industrias de Hielo del Sur de Choshi.

“¡Urushihara! ¡Me encargaré del hielo, concéntrate en organizar la cola y vender las bebidas!”

Aunque Urushihara expresó su descontento a Emi, su decisión no era errónea. Considerando los efectos visuales, definitivamente era más deseable para el atractivo el ver a Emi estar a cargo del asunto cerca de la parte frontal de la tienda, sin embargo, como ella era considerada algo semejante a una carta del triunfo lanzada, al hacerlo, no ayudaría en el desarrollo de Urushihara.

Maou ignorando la expresión de protesta de Urushihara, luego de entregarle a Chiho y Amane un libro de órdenes tomadas a cada una, el regresó a su puesto de trabajo, ayudando con las ordenes y los pagos.

Asi como Maou había iniciado el proceso de acumular las órdenes de los clientes, Suzuno ya había terminado de hacer los tallarines con sal marina y estaba preparando frente al gran contenedor el reabastecimiento del curry que estaba a punto de acabarse.

Si mantenían esas asignaciones, podrían ser capaces de soportar hasta la hora del almuerzo.

Gracias a Chiho y las demás, Maou era capaz de recuperarse de sus fallos hoy. Mañana, necesitarían aprender de esto y pensar una manera de cubrir lo que ellos carecían sin tener que prestar su poder.

En conclusión, cuando aún puedes recuperarte de tus errores, deberías tomar las oportunidades para experimentar el fallo un par de veces más, al final será beneficioso. Durante el primer día de trabajo de Maou, éste finalmente entendió lo que significaban las palabras de Kisaki.

Tres de la tarde.

Todas las órdenes habían sido procesadas, y el grupo finalmente había tomado un descanso.

Los asientos para comer ya estaban desocupados, y solo quedaban algunos tallarines en la esquina de la bandeja de metal, Maou tomó una silla y se sentó cansadamente.

“Ahhhhh, ¡Estoy tan cansado….!” Maou no podía dejar de quejarse.

“Maou-san, Amane-san, aquí.”

Chiho le pasó a ambos una botella de Oletimina C.

“Ah, ¡Gracias!”

Luego que Maou abriera la botella, se tomó todo de un trago.

“Tan…. fría.”

Maou sufrió un leve dolor de cabeza por tomarse una bebida acida fría de un solo trago, pero al mismo tiempo, se sintió satisfecho.

“Pero,  muchísimas  gracias,  Chi-chan.  Si  no  hubieses  venido,  estaríamos  perdidos. Siempre necesitamos tu ayuda haciendo que te preocupes, realmente lo siento.”

Chiho, que estaba sentada a un lado de Maou, asintió reconociéndolo.

“Es fabuloso poder ayudarlos.”

“A partir de mañana, es posible que las personas vengas por ti, Chiho. El traje de baño que usas está muy bonito.”

“¿….Eh?”

Como fue muy natural al transmitir completamente sus disculpas, Chiho solo comenzó sonrojarse poco después.

“E-e-e-eh, gr-gr-gr-graci-ci-cias… Etto…”




Chiho, que de repente era incapaz de mirar a Maou, movió su pierna derecha e izquierda, mientras miraba la Oletimina C en sus manos.

“¿E-es-está li-li-lindo?”

“Si, es porque te queda bien. Este traje de baño… ¿no lo habías empacado?”

Chiho sacudió su cabeza, y miró en dirección a Amane, quien estaba lavando la sartén usada para freír los tallarines.

Maou, quien seguía su ejemplo y miraba en la misma dirección, se dio cuenta que Amane les había enseñado a ambos los pulgares hacia arriba. Él no sabía lo que ella estaba pensando. En otras palabras, esto quería decir que Amane era la que le había dado el traje de baño, pero, ¿cuándo había hablado con Chiho?

“Al principio, yo quería rechazarlo… pero el traje de baño tenía un aspecto muy lindo, por eso, Etto, Yo, quise…”

Chiho, que intentaba decir ‘yo quería usarlo para que Maou-san lo viera’, inclinó su cabeza sin decir nada más mientras se ruborizaba furiosamente porque sentía que la frase era muy descortés.

“Es verdad. Como estas en la playa, sientes ganas de nadar.” Maou naturalmente explicó lo que Chiho no podía decir.

“¡Ti-ti-tienes ra-ra-razon! ¡Jajajajajaajaj!”

Chiho concordó con Maou, pero aún estaba ruborizada.

“Huh…”

Y no pudo evitar suspirar.

“En realidad, parece ser un producto de la tienda…”

“¿Eh? ¿Verdad?”

Maou se volvió hacia Amane, y ésta volvió su cabeza hacia otro lado mientras mantenía sus pulgares arriba.

Además de la comida y bebida, de cierta forma, Ooguro-ya incluso vendía otros productos como protectores solares, flotadores de plástico, tubos de flotación, balones playeros, y otras cosas más.

De esos productos, el traje de baño no podía denominarse un producto difícil de vender.




Aunque tiene un precio elevado, normalmente no se dificultaban sus ventas.

Aunque los productos se establecieran a precios de turistas y apuntaran a los clientes que olvidaban empacar ese tipo de cosas, lógicamente, los clientes que venían a playas de verano a bañarse sin llevar un traje de baño en sus maletas, eran aquellos que no planeaban nadar o broncearse.

Las personas que compraban esos trajes de baño eran personas despreocupadas que realmente querían bañarse en el mar, siendo perezosos para regresarse a la ciudad decidían comprar uno, dispuestos a gastar dinero. Esa es la razón por la que era un producto que se vendía fácil.

Aun asi, era muy difícil imaginar a cualquier propietario de tienda vender sus productos tan fácilmente, pero considerando que Chiho y los demás vendrían a ayudar y disfrutar el verano al mismo tiempo, no había razón para aplicar la culpa en Amane.

Después de todo, justo como Maou lo había expresado honestamente, el traje de baño que Chiho usaba estaba muy bien.

“Huh, si fuese usado por Chiho, ese traje de baño cumpliría sus deseos, realmente te ves muy bien con él.”

“Ah, Etto… eh, Gr-gracias…”

“Oye, oye, Maou-kun, he estado escuchándolo desde hace rato, ¿no están siendo muy subjetivos?”

El rostro de Chiho se tornó tan rojo que parecía que iba a quemarse, y fue entonces que Amane interrumpió.

“Chiho-chan no es la única diosa que nos ayudó, ¿cierto?”

Mientras hablaba, siguiendo la mirada de Amane, Emi y Suzuno miraron con indiferencia.

“Ah… Etto, Etto… ¿Cómo debería decirlo?”

Amane tenía razón. Incluyendo las preparaciones de ayer, si no fuera por la ayuda de Emi y Suzuno, Maou no hubiese sido capaz de superar las dificultades de hoy. Como resultado, Maou permaneció sentado, colocando las manos en sus piernas, y agradeciendo a ambas chicas con el rostro inclinado.

“Gracias, a las dos por haber sido de gran ayuda.”

Emi y Suzuno, no esperaban que Maou les agradeciera de esa forma tan honesta, por lo que se miraron mutuamente sorprendidas.

“….. Al igual que ayer, solo quiero pagar la deuda con ustedes. No hay necesidad de agradecerme.”

“Es como Emi-san lo dijo. Desde nuestro punto de vista, solo los hemos ayudado porque pensamos que sería problemático si todos pierden su trabajo, no esperamos recompensas o agradecimientos.”

Aunque Maou les había agradecido honestamente, las reacciones de ambas aun eran extrañas. Como todo esto estaba dentro de los cálculos de Maou, él no tenía intenciones de seguir agradeciéndoles, pero inesperadamente, Amane no se rindió:

“Oye, oye, ¿eso es todo? No puede ser asi, ¿no? Pon más esfuerzo.”

“¿Eh? ¿Poner más esfuerzo para qué?”

“Asi no es como dices las cosas, Maou-kun. Chiho-chan se ve muy hermosa con el traje de baño, pero aún hay dos jovencitas que mostraron su hermosa piel como perlas también. Si no elogias un poco a tu esposa, serás sospechoso de tener un problema. Pude haberle dado a Chiho-chan su traje de baño, pero ellas dos  prepararon los propios, mientras las elogies apropiadamente, podrás mejorar las relaciones.”

Aunque no era un error de Amane, considerando la relación entre Maou y los demás, no había nadie más que pudiese estar de acuerdo con las cosas sin sentido que ella estaba diciendo.

“¿Eh…?”

Maou mostró una expresión verdaderamente incomoda y miró hacia donde estaban Emi y Suzuno con una atmosfera extraña.

Nuevamente, ¿Por qué las dos se volvieron de espaldas hacia él como si lo hubiesen planeado juntas? Maou sentía sospechas, entonces fue cuando hablo con honestidad.

“Bueno, aunque estoy muy agradecido por la ayuda de ambas, pero en lugar de decir que no hay nada para elogiarlas, es más como que no hay sentido alguno para hacerlo con ambas, ustedes dos se prepararon para venir y disfrutar entusiasmadamente, realmente estoy sorprendido por eso.”

Para las féminas, el traje de baño era algo que requería gran determinación para ser usado. Al mismo tiempo a ellas no les gusta que alguien las elogie por la manera que les queda el traje de baño. Por supuesto, Maou entendía este conocimiento común, y tuvo que admitir que Emi y Suzuno se veían muy hermosas con sus trajes de baño.

Pero considerando la relación entre ellas y Maou, si a Emi y Suzuno les preguntaran si ellas deseaban ser elogiadas por Maou, la respuesta definitivamente seria denegada sin importar cuales fueran las circunstancias.

Aun asi, de alguna forma, la conclusión que Maou tomó luego de comprender la esencia de la situación hizo que las espaldas de Emi y Suzuno temblaran, y emitieron una extraña aura negra reflejando sus emociones actuales.




“¿….Hay algo extraño con sus ojos?”

El comentario de Maou, el cual podría ser decreto como severo, aturdió a Amane.

“¡Rey Demonio…. Maou-sama! ¡Por favor, espere un momento!”  Inesperadamente, Ashiya fue uno de los que reprendió a Maou en ese momento.

“¡Está siendo muy honesto! ¡Incluso si tiene que rebajarse, debería elogiarlas!”

“¿Eh? Pero, si las elogio…”

“Esto no es un juego de quien elogia a quien. ¡Los organismos conocidos como féminas no se sentirían mal incluso sin son elogiadas por parásitos terrestres, grillos o patinadores acuáticos! Pero actualmente dice que no hay mucho que elogiar. ¡Incluso si no espera que Yusa reaccione tan honestamente como lo hizo Sasaki-san, ella tendría sus sentimientos complicados!”

“Tú, realmente lo que has dicho es demasiado. Las palabras de ahora fueron realmente crueles, parásitos terrestres o grillos, cosas como esa…”

“Además, aunque no fue nuestra elección, Kamazuki se ha preocupado por nosotros cada día. Solo trátelo como algo socialmente apropiado, si las elogia como es debido, ellas podrían disminuir la cantidad de daños que pueda causarnos, ¡argh!”

Ashiya, que mantenía una charla con Maou con todas sus fuerzas, de repente cayó sobre la arena.

Maou y Chiho, quienes no podrían agarrarlo, retrocedieron al unísono. Había una sartén usada para freír los tallarines en la parte posterior de la cabeza de Ashiya, y un bloque de hielo anormalmente grande cayó en sus pies.

“¡Nosotras no deseamos ser elogiadas por ninguno de ustedes, ni un poco!”

“Eso, eso, eso, eso, eso es verdad. Ya nosotras sabemos que no hay nada en nuestros cuerpos que pueda ser elogiado.”

Emi y Suzuno, con sus miradas aún más frías que las de un demonio, entablaron una guerra con Maou al entrar en contacto con sus ojos.

Quizá por ser una acción inconsciente, las dos abrazaron sus pechos con lágrimas en las esquinas de sus ojos.

Desde el punto de vista de Maou, incluso si no tenía intención especial para elogiarlas, ellas no tenían que tomárselo personal, pero si decía tales cosas en esta situación, sería como agregar nitrógeno líquido en hielo.

“Maou-kun, Ashiya-kun, realmente estoy decepcionada de ustedes.”

Amane, que dio su opinión, agregó combustible al fuego y actuó como si no supiese nada, luego entró rápidamente a la tienda.

“Aha…Hahahaha, Etto, Suzuno-san, la sartén, Etto, sartén…”

La victima más inocente en este punto no era nadie más que Chiho.

“Chiho-dono.”

“S-si…”

Suzuno, aceptando la sartén que Chiho había tomado de la cabeza de Ashiya y lavándola de nuevo, dijo mientras miraba el pecho de Chiho con lo que parecía un ligero odio.

“Aunque un poco tarde para decir esto, sería un poco mejor si lo reconsideran.” Claro, Chiho no tenía nada que decir.

“¿Habría sido mejor elogiarlas?”

Aislado de las llamas de la guerra, Urushihara, que aún estaba en la estación de bebidas cuyo trabajo había terminado hace tiempo, le preguntó a Emi con una intención 100% pura de maldad mientras ella limpiaba con rabia los residuos de hielo atorados dentro de la máquina de raspados.

“¿Deseas morir?”

De la respuesta de Emi, claramente se notaba la intención de utilizar el picador de hielo en su mano para apuñalarlo.

“Con que es asi, entiendo.”

Urushihara dedujo que todo lo que Ashiya dijo era preciso, pero decidió quedarse quieto con el fin de evitar de poner en riesgo su vida.

A propósito, Urushihara abrió la bebida reservada para la venta sin aprobación alguna y entró completamente en modo de descanso.

“….. Oye, si tienes tiempo, entonces ven aquí a ayudarme a limpiar la máquina de raspado. Si el hielo se deja ahí, entonces esto se oxidará cuando se seque. Además, ¿Por qué soy la única que está limpiándolo? ¡Te cortaré!”

Urushihara dejó el deber del que estaba encargado a Emi, perezosamente de lado, y continuando con la atmosfera de antes, Emi expresó sus quejas.

Urushihara volvió su cabeza hacia ella, y viendo a Emi, quien sostenía la picadora de hielo y limpiaba los residuos entre los espacios pequeño, dijo:

“Oh, si, Yusa, aprovechando esta oportunidad, hay algo que quiero confirmar contigo.”

“¿Qué es? De repente te has puesto serio. Si intentas elogiarme, te cortaré.”

“Olvídate de eso. Tú sabes…”




Urushihara exageradamente tomó un trago de esa bebida acida.

“Fwah… sobre Olba, ¿Qué piensas de él?”

Como los alrededores estaban muy ruidosos y brillantes, la atmosfera entre ellos no podría ser llamada tensión llena de silencio.

“De repente cambias el tema, eso es tan bajo… ¿Por qué estas preguntando por eso?”

“No hay razón especial. Pero no puedes ser optimista al pensar que ese tipo tranquilamente se rindió luego de ser arrastrado por la policía japonesa, ¿cierto?”

“Es verdad… pero incluso no sé dónde se encuentra Olba ahora, e incluso si lo supiese, no hay nada que pueda hacerle.”

“¿Y si te digo que se dónde está?”

Con el sonido de las olas, la playa y la multitud de personas reunidas en la casa playera, los alrededores estaban realmente ruidosos.

“¿Qué… dijiste?”

“Olba se encuentra acusado en una casa de detención que está bajo la jurisdicción de Shibuya. Aunque no puedo determinar la ubicación exacta, los fiscales están planeando acusarlo de romper la Ley que Controla la Posesión de Armas de Fuegos y Espadas y destrucción de propiedad, por supuesto eso es un asunto temporal hasta que encuentren evidencias de todos los robos en serie cometidos.”

“¿Por qué, por qué, por qué sabes esas cosas?”

“No me infiltrado en ninguna web del gobierno. Mientras uno sea determinado suficiente, cualquiera puede obtener la información.  Es solo que el procedimiento es un poco problemático. Especialmente desde que Olba es tratado como extranjero y arrestado, los grupos de derechos humanos son muy incomodos cuando se trata de la forma de manejar una acusación por sospecha. Hay una gran cantidad de acusaciones recientes después de todo.”

Parece como si Urushihara inesperadamente hubiese ganado algo de  conocimiento sobre la sociedad japonesa usando sus métodos, asi fue como Emi sentía un poco de respeto…

“Hackee la base de datos del grupo de derechos humanos.” Ese respecto de inmediato fue retirado.

“…. Huh, aun no estoy clara sobre esos métodos, pero la ley debió haber dictado el número de días permitidos para la detención, ¿cierto?”

“Wow, en realidad sabes ese tipo de cosas.”

“Puede que parezca que es asi, pero con el fin de ser capaz de hablar con los demás en el lugar de trabajo, veo con frecuencia dramas televisivos. Además cuando uno de los personajes deja el programa durante la sexta semana de ‘Aitaka’, sufrí una conmoción fuerte.”

La Héroe de repente cambio el tema a un periodo de dramas de televisión. Aunque ambos eran enemigos, Urushihara se preocupaba porque ella pudiese comenzar a ver algún día, animes a altas horas de la noche.

“Eso no es algo del que debes vanagloriarte, ¿sabes? Ah, 120. Gracias por el apoyo.”

Urushihara, suspiró mientras le pasaba la botella de cola al cliente. Ambos, él y Emi no se dieron cuenta que esa acción había sido muy practicada.

“…. En realidad, hay muchos casos donde una persona permanece en una casa de detección tras ser acusado debido a la falta de espacio en los centros penitenciarios. Los crímenes de los que están acusando a Olba no son graves, por lo que está esperando allí hasta que el centro de detención tenga espacio. Pero ese no es el problema.”

Urushihara continuó hablando, mostrando una rara expresión de seriedad.

“Tras perderlos contra ustedes en Ente Isla, surgieron dos razones por las que concordé con la sugerencia de ese tipo. La primera, era simplemente porque él dijo que salvaría mi vida. Después de todo, después de perder contra todos ustedes, no tuve lugar a donde ir, y tampoco tenía una buena relación con Maracoda, además, todos ustedes no me dejarían por fuera.”

“…. Hasta ahora, me arrepiento de no haberte dado el golpe de gracia en ese entonces.”

“Oye, harás que Alas Ramus aprenda palabras extrañas como esta… eh, tienes razón, hablando de ella, ¿Dónde está ahora?”

“Le dije a Amane-san que se encontraba durmiendo en la habitación detrás de la tienda. Pero en realidad, ella está aquí.”

Tras decir eso, Emi apuntó a su frente.

“¿No llora cuando tiene miedo o se siente sola?”

Para Urushihara, esa era una pregunta inesperadamente normal.

“Ella se despertó temprano en la mañana para ver el amanecer. Además, ella jugó en el agua por un buen rato antes de venir aquí, por lo que está tomando una siesta… asi que, ¿Cuál es la otra razón?”

“Veamos… lo que Olba mencionó antes. Como Olba estaba decidido a ayudarme a negociar con el Cielo.”

Urushihara, Emi y el resto, habían tenido enemigos en el pasado y luchado con fiereza frente a la estación Sasazuka. En ese tiempo, ambos no pensaron que, en el futuro estarían llevando juntos un negocio en una ruidosa playa de Chiba.

“El Ejercito Demoniaco se retiró en ese tiempo. No tuve lugar para pertenecer al mundo humano. Por esa razón, mi única esperanza era regresar al Cielo. Ese tipo dijo antes, que el tenia los materiales para negociar con el Cielo, entonces…”

“¿Negociar con el Cielo?”

“Yo era uno de los factores de la negociación. Al final, si uno era capaz de provocar la clasificación legendaria del ángel caído para voltear la página, podría ser visto como una gran victoria digna, suficiente para elevar a alguien al estado de Santo o incluso un ángel, ¿cierto?”

En otras palabras, esa era una manera muy diferente de poner las cosas. Siguiendo esta lógica, siendo capaz de tratar a un ángel inútil, incluso más inútil que un ángel caído, como un obrero y darle órdenes, Maou era bastante talentoso y digo como para ser promovido a ángel.

“Y el otro as en su manga, eres tú, Emilia.”

“¿Yo?”

El que el problema inesperadamente cambiara hacia ella, fue algo que sorprendió tanto a Emi haciendo que detuviera lo que estaba haciendo.

“Por supuesto, es justo como Maou lo dijo antes, quizá ese tipo simplemente pensó que te encontrabas en el día. Sin embargo, ese era realmente el caso, el no tenía razones para quedarse en Ente Isla y capturar a Emeralda y Alberto. ¿No es Emeralda una figura importante en un gran imperio? El debería saber que si el no hacia eso, otros conflictos surgirían en el futuro.”

“Eso, tiene sentido.”

En realidad, Emeralda lo mencionó a través del teléfono luego de regresar, las relaciones entre el sagrado St. Aire Empire y la Iglesia gradualmente comenzaban a cortarse. Luego que las acciones de Olba fueran expuestas, las acciones injustas secretas de la Iglesia emergieron a la superficie, haciendo que la imparcialidad de las naciones del Continente Occidental entraran bajo sospechas, poniendo a dicho continente en desventaja ante la competición con los demás para ganar autoridad sobre los esfuerzos por restaurar el Continente Central.

“Quiero confirmar una cosa. ¿El material fuente para tu espada sagrada y armadura que repele el mal, la ‘Evolutiva Espada Sagrada, Better Half’, quien era la persona  que originalmente estaba a cargo de obtenerlo?”

Al ser preguntada de esto por Urushihara, Emi sintió que su rostro involuntariamente palidecía.

“Las relaciones externas, el Departamento Misionario en el que Olba se encontraba. Todo lo relacionado al uso de instrumentos sagrados era manipulado por el Departamento Misionario… como los instrumentos sagrados eran las cosas más importantes en la construcción de diversas áreas de eclesiásticas y la Iglesia.”

“Como lo sospeché… ese tipo debería saber que la ‘Evolutiva Espada Sagrada, Better Half’ es un fragmento de ‘Yesod’. O quizá sea que no puedo ver que otros materiales tiene y que puedan ser usados para negociar con el Cielo.”

La razón por la que Emi se abrazaba y temblaba definitivamente no era por lo frio del hielo.

“Con el fin de luchar con nosotros – el Ejercito Demoniaco –, la Héroe debe tener la espada sagrada y la Armadura Repelente del Mal. Pero Olba es diferente de Sariel y Gabriel, él ya sabía desde un principio que si te dejaba fusionarte con la ‘Evolutiva Espada Sagrada, Better Half’, ya no sería tan fácil separarla de ti. Ese tipo no piensa que obedientemente entregaras la ‘Evolutiva Espada Sagrada, Better Half’ una vez que todo haya terminado, y si te deja liderar las acciones políticas luego de la restauración, no solo debilitaría el poder de la Iglesia, el podría ser incapaz de recuperar el fragmento de ‘Yesod’…”

“¿…..Al final, por que Olba quiere contactar tanto con el Cielo?”

“No estoy muy seguro de ello. Pero no creo que Olba, con tantas negociaciones, solo permanezca obedientemente como un prisionero japonés. Aunque desde un principio no me importo, desde que tuve que salir esta vez, me he estado preocupando seriamente pensando tantas cosas.”

“……Lucifer…….”

“Si ese tipo provoca problemas esta vez, entonces no seré capaz de comprar el nuevo Juego Monster Hunter que solicité junto con la GPS46.”

“…………………………”

No había salvación para esta persona, en varios aspectos, realmente no había salvación.

“Ya habías dicho eso.”

“Huh, ¿Qué?”




“Básicamente la espada sagrada se supone que sea tu problema, deberías pensar con más cuidado en ello.”

“Eres ruidoso. ¿No es la razón por la que siempre estoy haciéndoles favores a ustedes como ahora?”

“¿Eso en donde se relaciona? Aunque tú y Maou piensen que el problema está resuelto, no pienso que Gabriel se rinda tan fácilmente. Ese tipo es notorio para los rodeos y es muy persistente.”

“Eso… lo sé.”

Emi miró a Maou y a Chiho con el rabillo de su ojo y dijo eso, su tono revelaba sentimientos complicados.

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios