Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 4

Capítulo 2: La Héroe Ayuda al Rey Demonio, A Reformar El Negocio.

Parte 2

 

 

«Son galletas de arroz saladas especialmente hechas para niños pequeños. Ella sabe cómo morderlos por sí misma, este tipo de nivel no es ningún problema en absoluto.»

«Me pregunto si ¿Alas Ramus-chan es capaz de comer Nure-senbei? Ah, pero esto podría arruinar su apetito. ¿Qué te parece compartir la mitad con onee-chan?»




Chiho se agachó y le preguntó. Alas Ramus levantó ambas manos y comenzó a aplaudir:

«¡Compartir la mitad18!»

Ella energéticamente expresó su deseo de comer.

«Realmente no podemos hacer nada por ti. Ah, no te molestes, Chi-Chan, Emi pagará por ella»

«¿No se supone que debes decir «yo pagaré por el»?»




Emi le frunció el ceño a Maou que era tan tacaño que tenía que usar el dinero de «Mama» para hacer a Alas Ramus feliz. Sin embargo Ashiya miró la escena con una expresión sombría en el rostro.

«…..¡Rey Demonio-sama! Por favor, informe a la otra parte que estamos aquí.» Ashiya aconsejó a Maou y al resto que están completamente en modo turismo. «Ah, es cierto. Lo siento lo siento.»

Maou respondió torpemente, sacó su teléfono y se dirigió hacia el gran espacio fuera de la estación de tren.

Emi se paró frente al mostrador del cajero en la tienda y observó a Maou salir de la estación desde el rabillo del ojo—

«Entonces, Chiho, ¿podemos hablar un poco?»

Entonces dijo el nombre de Chiho suavemente y la arrastró hasta la esquina de la estación de tren.

«Realmente me sorprendiste ayer. Nunca pensé que tu madre estaría de acuerdo con esto.»

«…Lo siento, por llamarte de la nada.»

La madre de Chiho inesperadamente accedió fácilmente a una petición que sólo pudo ser descrita como extraña, al permitirle ver el ferrocarril de Choshi. A pesar de que Chiho pidió discutir las condiciones con sus compañeras, Emi y Suzuno, Emi estaba muy sorprendida de que la otra parte sería tan generosa al dejar ir a Chiho a Choshi.

«Para nosotras, esto nos permite ver al Rey Demonio, así como cuidar de ti. También…..» Emi sonrió y volteó hacia Suzuno.

«Chiho-dono, tu honorable madre nos quiere para transmitirte un mensaje.»

«¿Eh?»

Suzuno sacó una nota de su equipaje.

«Siempre y cuando decidas quedarte en este hotel como sugiere tu honorable madre, una de nosotras debe ponerse en contacto con ella en determinados momentos, luego se te permitirá quedarte aquí por tres días y dos noches.»

«¿Eh? ¿Eh? ¿Eh?»

Una vez que Chiho oyó esto, casi deja caer la mitad del nure-senbei que iba a compartir con Alas Ramus.

«De esta manera, puedes relajarte y ver si están trabajando bien ¿no?»

«Por, Por qué…»

Inicialmente, Chiho estaba determinada a contentarse con sólo un viaje de un día y esa era su intención. Básicamente, ¿por qué su madre le pidió a Emi y Suzuno pasar el mensaje?




«Ya que estaremos viajando con Chiho-dono, entonces debemos dejar que su honorable madre tenga una manera de ponerse en contacto con nosotras ¿cierto? Después de informarleuna manera de ponerse en contacto con nosotras, ella nos llamó por teléfono bajo su propio acuerdo.»

(Ya que Chiho dijo eso, creo que ella debe tener algunas bases. Chiho generalmente confía en Yusa-San y Suzuno-san mucho, y las trata como personas muy importantes Tal vez es mi propia terquedad, pero en orden de eliminar la inseguridad de Chiho, les pido a ambas que la ayuden….)

Desde el punto de vista de Emi, que se sentía muy culpable por siempre arrastrar a Chiho en los asuntos relacionados con Ente Isla, decidió estar de acuerdo con la solicitud de Riho. Posteriormente, las dos incluso argumentaron durante un tiempo quién pagaría  la cuenta por la estancia de 3 personas en el hotel.

Por supuesto Chiho es incapaz de decirle a su madre sobre la situación de Ente Isla. Pero incluso si es sólo algo como «debe tener algunas bases», Riho decidido creer en ella por completo.

Emi se había reunido con Riho antes y no sentía que estuviera siendo terca. En cambio, lo que Riho había dicho simplemente reforzó el hecho de que esta relación madre-hija era una muy sana.

Emi apenas se había enterado de la existencia de su madre y sabía que la otra parte no era un ser humano que se desvanecería repentinamente. Esto le hizo sentir un poco de envidia sobre la relación entre Chiho y su madre.




«Eh, en pocas palabras, tu honorable madre tiene completa fe en ti y para ayudar a comprar algunos productos locales de Choshi y cocinar estofado para tu honorable padre que ha quedado fuera de esta discusión de buena manera. No te preocupes, iremos contigo a conseguirlos.»

«….Mamá…. Fui realmente derrotada por ella.»

Chiho bajó la cabeza, con los ojos llenos de lágrimas.

«Entonces, ¿cuál es la razón por la que Chiho-dono está trabajando tan duro?  ¿No debería ser sólo porque está preocupada de que Lucifer haga que los despidan a todos? Si es así, tendrás que tomar tu decisión una vez que termines de ver el video.»

Después de sollozar, Chiho puso a Alas Ramus en el suelo.

«…..Recién Ayer, he oído de Sariel-san. Gabriel-san no ha renunciado a llevarse a Alas Ramus-Chan»

Las expresiones de Emi y de Suzuno cambiaron cuando de repente escucharon el nombre de Gabriel.

«Ya se trate de Maou-san, Yusa-san o Alas Ramus-chan, todos ustedes se encontraron con algunas situaciones de peligro, pero a medida que no lucharon solos, al final,  todos ustedes consiguieron apenas recuperarse ¿cierto? Por supuesto, no estoy pidiendo que perdonen lo que Maou-san hizo en Ente Isla. Pero si ambos encuentras otra situación de peligro, creo que sería más seguro si están todos juntos, sin embargo… Yusa-san parece estar muy feliz de ver que Maou-san va a un viaje lejano.»

«Ah…»

Emi asintió sin pensar.

Los dos habían luchado lado a lado las pocas veces anteriores sobre la base de que ese era el único método que tenían. A pesar de que Emi  hacía un desastre un par de veces debido a Maou, Ashiya o por la presencia de Urushihara, pero esto no significa que Emi esté entusiasta de pedirles ayuda.

Como Maou y grupo sólo van a casa de la familiar de su misteriosa casera, Shiba Miki, Emi no creía que hubiera alguna necesidad especial para seguirlos. Pero para Chiho que no conocía a la casera, sintió que la actitud de Emi era extraña.

«Ya se trate de Maou-san o Yusa-san, o Suzuno-san, Ashiya-san incluso Urushihara-san. Todo el mundo se quedó en Sasazuka… a mi lado, debido a una serie de pequeñas coincidencias. Así que, mientras uno de estos factores se desequilibre y todo el mundo desaparezca, me sentiré muy asustada. Aunque, esto está probablemente más allá de mis capacidades, siempre y cuando trate un poco más duro, tal vez pueda mantener este equilibrio….»

Chiho miró hacia Ashiya y Urushihara que estaban sentados en un banco de la estación a cierta distancia, sosteniendo algo así como una caja con nieve y continuó diciendo:

«Tal vez un día, ustedes tendrán que volver a Ente Isla a arreglar las cosas de una vez por todas… Pero con esto como meta, justo cuando se requiera, espero que todos ustedes pueden trabajar juntos.»

En cuanto a Chiho, definitivamente no vino aquí sólo por su amor a Maou.

«No estoy segura de cuánta información tiene Maou-san sobre la situación, pero Sariel- san dijo que ‘conoce la ubicación de ambos, Yusa-san y la espada sagrada’ Esto significa que la persona que está detrás de Yusa-san ya tiene una idea de a dónde va a ir. Si Gabriel-san toma acción cuando Maou-san esté en Choshi…..»

A pesar de que Emi derribó a Gabriel en una batalla de uno contra uno, nadie puede asegurar que la va a desafiar solo la próxima vez.

Lo que Chijo dijo y todas las cosas que ha visto son ciertas.

Aún si son la Héroe y el Rey Demonio, pero si son Emi o Maou, no serán capaces de resolver los problemas que tengan en Japón con su propio poder.

Por el contrario, ya que estaban demasiado confiados en su propia fuerza, cuando no estaban al tanto de que en realidad, arrastraron a Chiho y a Rika, para empezar, y a otros ciudadanos japoneses a problemas en demasiadas veces.

«…..Chiho-dono, eres una mujer muy inteligente.» Dijo Suzuno suavemente en admiración.

«No importa en qué tipo de situación se convierta, la meta final de Emilia es arreglar las cosas con el Rey Demonio de una vez por todas. Y sin importar qué lado desaparezca en Japón, este objetivo puede llegar a ser inalcanzable19. Para este importante objetivo, no perder de vista sobre quién es el verdadero enemigo en este momento… Chiho-dono, ¿es esto lo que quieres decir?»

Chiho asintió levemente.

La última vez, Suzuno también erró al juzgar quién era el verdadero enemigo y se situó en la posición de tener que eliminar a los individuos pacíficos que se encontraban en el camino. Ella estaba profundamente disgustada por los métodos de eliminación y sufría mentalmente, todo el tiempo gritando a sí misma «quién realmente es el verdadero enemigo aquí.»

Ahora el enemigo que Suzno y Emilia tienen que derrotar es el Rey Demonio, pero al mismo tiempo, no es el Rey Demonio.

Era alguien que se esconde en el mundo de los humanos con el pretexto del siervo de la justicia.

No sólo la otra parte posee mayor poder que la Héroe o el Rey Demonio, también tiene seguidores que no extenderán sus manos para ayudar al mundo humano en tiempos de crisis.

«Espero que todos puedan llevarse armoniosamente, se trata de una solicitud obstinada personal  de  alguien  que  no  entiende  a  Ente  Isla…  Pero,  no  a  Alas  Ramus-chan  que  esta alrededor, la Alas Ramus-chan que todo el mundo realmente, realmente ama con todo su corazón, realmente no quiero que pase nada que la haga sentir triste.»

La inocente respuesta de Alas Ramus hizo sonreír un poco a Chijo.




«Chiho.»

«Sí… ¡Uwah!»

Emi abrazó a Chiho suavemente.

«No es de  extrañar que tu madre confíe tanto en ti. Naciste en un país pacífico, cómo desarrollaste tal determinación tan fuerte.»

Como si hiciera que Chiho estuviera menos preocupada, Emi palmeó ligeramente su espalda.




«Está bien. Vamos a ir de acuerdo a lo que quieres. Después de todo, también yo atesoro a esta niña mucho.»

Después de soltar a Chiho, Emi puso su mano sobre la cabeza de Alas Ramus que estaba a la de derecha de su pierna.

«Pero hay un punto que espero que no se malinterprete. No tengo ninguna intención de llevarme armoniosamente bien con el Rey Demonio o estar con él o estar cerca de él.»

Emi señaló enérgicamente a Maou que estaba sudando mientras que hacía una llamada de teléfono afuera.

«Te lo prometo, si realmente llega una situación en la que absolu—–tamente no pueda manejarlo por mí misma, y estoy muy segura de que no puedo llegar a cualquier plan, no hablemos de pedirle a ese bastardo ayuda, voy a hacer completo uso de él. Y después de hacer uso de él, me desharé de él como la basura en un día de reciclaje.»

Emi hizo éste anuncio dramáticamente y esto hizo que Chiho bajara la cabeza mientras sonreía ampliamente. Chiho dijo:

«Lo siento y gracias.»

«De  todos  modos,  mientras  estemos  en  Inubo  durante  tres  días  y  dos  noches  para observar la situación, puede ser que también nos relajemos un poco.»

«Eso es cierto. Ya que nos tomamos la molestia de venir aquí, si seguimos observando la dolorosa vida diaria de los demonios, sería demasiado aburrido.»

Suzuno sonrió amargamente y esto rompió la nerviosa tensión que estaba presente.




En ese momento, Maou acababa de regresar de   fuera de la estación y soltó un gran suspiro debido a la gran diferencia de temperatura entre el interior y el exterior de la estación.

Maou que no tenía ni idea de la profunda discusión entre las chicas——– «¡AH! ¡Qué buenas cosas están comiendo!»

Una vez que vio a Ashiya y a Urushihara comer helado, en voz alta los acusó.

«Helado de nure-senbei. Está muy delicioso.»

«Estábamos terriblemente curiosos sobre el sabor así que no pudimos resistir… Rey Demonio-sama, ¿quiere un poco?»

Así como uno pensaría por qué estos dos demonios no se dieron cuenta del intercambio entre Emi y el resto, parece que pensaban que eran incapaces de soportar el calor y se centraron en comer helado.

«¡Por supuesto!»

Maou tomó unas monedas y se precipitó a la tienda. Emi vio la situación y-

«Una vez que pienso que realmente tengo que pedir prestada la fuerza de un demonio que pierde ante la tentación de Nure-senbei para protegerme, mis sentimientos se vuelven muy complicados.»

Emi frunció el ceño, insatisfecha.

«Pero he oído que el sabor del helado de nure-senbei es muy bueno ¿sí? Parece que es el producto más popular en el verano.»

«Chiho-dono, ese no es el punto principal aquí.»

Cuando Maou terminó de comprar el helado y estaba disfrutando de la extraordinaria textura-

«….Me pregunto qué tipo de persona es la otra parte, ella se llama Ooguro-san ¿cierto?» Algo que Urushihara dijo causó que Maou y Ashiya se tensaran al mismo tiempo.

«Bastardo.  Estaba  tratando  realmente  duro  en  no  pensar  en  ello.  Deja  de  escupir tonterías.»

«¡Ya que es realmente aterrador! ¡Esa persona es la sobrina de la persona en ‘esa foto’!»

«Guh, pero a juzgar por la voz por el teléfono, ¿sonaba como una joven mujer?»

«No importa a qué tipo de desarrollo nos enfrentemos luego, no tenemos ninguna manera de escapar ahora. Sólo tenemos que hacer todo lo posible y dejar todo a la suerte.»

«Ni siquiera hemos visto nuestro lugar de trabajo, qué tipo de esfuerzo quieres poner en…..»

En ese momento, sonó el teléfono de Maou.

Los tres no pudieron evitar mirarse el uno al otro. Maou esperó un momento antes de contestar el teléfono.

«Hola.»

«Ah, ¿Maou-san? Estoy delante de la estación, es una furgoneta blanca.» Los grupos finalmente iban a conocerse.

Con el fin de prepararse para cualquier situación que pudieran encontrarse más tarde, los tres grandes demonios tomaron una respiración profunda y se mentalizaron antes de dirigirse a la parte delantera de la estación Inubo, la Plaza Sun-Lit20.

Chiho y las otras dos también los siguieron al frente de la estación de tren, la Plaza de Azulejos21.

Había una furgoneta que iba mucho más allá de sus buenos tiempos con color y ahora estaba vuelta  de un  color crema, se veía  muy vieja  y se  parecía a  las  largas camionetas utilizadas para negocios.

Cuando el grupo decidió acercarse, la persona en el asiento del conductor pareció darse cuenta de ellos. Se desabrochó el cinturón de seguridad y salió del asiento del conductor.

Después de que esa persona apareció bajo la luz del sol, Maou, Ashiya, Urushihara e incluso Emi se sobresaltaron.

«¿Maou-san?»

«Ah, bueno, sí. Uh, ¿usted es Ooguro-san?»

«Eso es correcto, gracias por viajar hasta aquí. ¡Bienvenido a Inubo!» En pocas palabras, la otra persona era una hermosa mujer.

Hataraku Maou-Sama Volumen 4 Capítulo 2 Parte 2 Novela Ligera

 

Ella parecía estar en sus últimos veintes.

Su pelo estaba recogido en una descuidada cola de caballo y vestía una camisa negra con un viejo delantal verde. La mitad inferior de su atuendo consistía en un par de jeans rasgados y sandalias. Aunque su atuendo era muy informal, se podría decir que tenía un cuerpo similar al de Kisaki.

En su cara con un ligero maquillaje había un par de cejas afiladas y ojos que complementaban su saludable piel morena; esto incluso dio la impresión de un guerrero experimentado.

¿Esta señorita es realmente la sobrina de la casera?

Aparte del hecho de que ambas son vertebradas femeninas, no hay punto en común con Shiba Miki.

«Creo que sientes que realmente no nos parecemos entre sí ¿no?»

Probablemente porque se quedo en blanco por demasiado tiempo, Ooguro Amane le sonrió a Maou para ver si tenía razón. Maou volvió a la realidad——

«Uh…»

Por un momento, no estaba seguro de si debía agitar o asentir con la cabeza.

Maou estaba preocupado sobre si era apropiado decir que una señorita en la flor de la vida como ella se parece «a esa casera».

«¡Ajaja! Lo siento lo siento. Desde el punto de vista de Maou-san, una u otra respuesta debe ser difícil.»

«S, sí…»

«En realidad Miki-obaachan se parece a mí sin maquillaje. En su foto cuando era más joven se ve exactamente como yo. »

Si lo que esta señorita dijo era un hecho, entonces el paso del tiempo es verdaderamente una cosa muy cruel.

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios