Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 4

Capítulo 2: La Héroe Ayuda al Rey Demonio, A Reformar El Negocio.

Parte 1

 

 

Hataraku Maou-Sama Volumen 4 Capítulo 2 Parte 1 Novela Ligera

 




 

«¡Wow! ¡Qué vagón tan lindo! »

Chiho dejó escapar una exclamación en la estación del terminal de la línea JR Matsumoto- Estación Choshi.

El grupo había salido de Sasazuka y transbordado trenes (a los cuales no estaban acostumbrados) en Shinjuku, Kinshicho y en la estación de Chiba. Luego abordaron el tren que iba sobre la línea Matsumoto a Chiba. Todo el viaje duró un poco más de tres horas.

La plataforma del ferrocarril de Choshi que funciona con electricidad se encontraba en una tranquila esquina de la línea JR de Choshi. El tren que entró en la estación tenía una apariencia que Maou, Ashiya y Urushihara nunca habían visto antes.




Para los demonios que han residido en Japón por poco menos que 2 años, un metro es un sistema de transporte hecho de carros de acero inoxidable que se han unido y tienen 4 puertas con largos bancos.

Pero el ‘metro’ delante de ellos derribó completamente la fuerte impresión de trenes subterráneos de la ciudad que estos demonios tenían.

El tren había ignorado todas las leyes de la aerodinámica. La mitad inferior de su cuerpo largo y rectangular estaba pintado de un rojo oscuro, mientras que la mitad superior se pintó de un negro pasado moda; y su único faro redondo estaba colocado en el centro de la parte superior del tren. Sólo había un vagón pero su ruido hizo eco a medida que se movía.

En comparación, el ferrocarril de acero inoxidable se veía como algo del futuro.

Honestamente, el tren delante de ellos se veía muy viejo. Se movía lentamente en la plataforma y dejó escapar un pesado ruido metálico mientras frenaba.

«¿Es esto realmente un tren?»

Urushihara, quien no tenía nada bueno que decir, recibió una mirada condescendiente de Chiho cuando abrió la boca.

Aunque este ferrocarril, que era diferente a lo que Maou estaba acostumbrado, lo dejó en blanco por un momento, rápidamente fue consciente de la prisa y el alboroto que estaba pasando a su alrededor.

Todos los que estaban presentes le sonreía al tren pasado de moda que era inusual incluso para Maou.

Simple, nostálgico y lleno de antigüedad, valió la pena venir y así, el lugar se llenó de exclamaciones de alegría y asombro.

Cada persona sacó su cámara digital o celular y comenzó a tomar fotos del tren.

«Eh, supongo que todos ustedes no serían capaces de entender este tipo de nostalgia.»

«… Ustedes han pasado tanto tiempo en Japón y tiene el descaro de decir este tipo de cosas.»

Maou volteó la cabeza con tristeza cuando oyó las risas detrás de él.

Detrás de él, estaba Emilia cargando a Alas Ramus y Suzuno quien sostenía una sombrilla.

«Sí, este es el tren eléctrico de Choshi modelo 1001. Comenzó a operar en el año 1950. Basado en las primeras investigaciones que hice, durante ese tiempo todo Japón usaba este tipo de ferrocarril.»

Explicó Suzuno mientras miraba el folleto gratuito que se distribuía en la estación.

Maou siempre se había preguntado qué es lo que Suzuno realmente había investigado la última vez y dónde obtuvo tal información.

«Hablando de eso, ¿Dónde se supone que vamos a comprar los boletos?»

La plataforma para el tren Choshi está conectada a la plataforma de la línea JR, aún no había puerta mecánica para el traslado de trenes; sólo había un pequeño lector de tarjetas IC en el camino.

Pero para Maou y los otros que viajaron desde Shinjuku, sólo habían comprado boletos en la ventanilla JR.

«Erhm, parece como si lo necesitaras comprar con el empleado de la estación, en el tren o en la plataforma. Ese señor de allá está sosteniendo algo que se parece a un sujetador de boletos, supongo que podemos comprarle los boletos a él.»

«¡¿Es… Manual ?!»

«¿Qué tiene eso de sorpresivo? Incluso Shinjuku, Ikebukuro y Shinagawa utilizan la compra y verificación de boletos manual desde hace unas pocas décadas.»

Suzuno parecía especialmente enérgica en la presentación del Japón del pasado, en especial de la era Showa.

Cuando inició su investigación sobre el estado de esta sociedad, al parecer, por desgracia, estaba atrapada en la época en que las estaciones de terminal utilizaban la venta de boletos manual. Era una pena que el único miembro del grupo que era un japonés, Chiho, naciera en la era Heisei.

Chiho sólo tenía el nivel general de comprensión sobre la situación actual. Por supuesto, Maou y Emi estaban aún peor.

«Pero hay un lector de tarjetas IC por allí, ¿por qué utilizan un método tan inconveniente y molesto a propósito? …»

«Idiota. Ese inconveniente y molestia es el punto de la venta.»

«¿Qué?»

Dejando a un confuso Maou detrás, Emi y Alas Ramus se dirigieron hacia el empleado de la estación.

«A Inubo, un boleto para un adulto y uno para un niño… ah, quiero conservar el boleto…» De acuerdo a la explicación de la otra persona, los niños y los bebés no necesitan un boleto, sin embargo Alas Ramus miraba a la vieja bolsa del empleado de la estación con mucho

entusiasmo.

AlasRamus felizmente aceptó el boleto con el corte de «verificación» y firmemente lo sostuvo en sus manos.

«¡Gashias11!»

Con una mirada alegre Alas Ramus le sonrió al empleado de la estación.

«En cierto modo, es algo como esto. Si estuviéramos usando un dispensador automático de boletos, no verías una escena así, ¿verdad?»

«…… Si, eso es cierto.»

Tras el comentario de Suzuno, aunque Maou no podía entenderlo, estuvo de acuerdo después de ver la sonrisa en la cara Alas Ramus.

Ashiya imitó a Emi y compró un boleto también, mientras Chiho estaba ocupada tomando fotos del tren con su cámara digital. Y Urushihara, que no podía soportar el calor del verano, débilmente se desplomó sobre el banco de la estación.

«Por cierto…… Nunca pensé que todas ustedes nos seguirían todo el camino hasta aquí.»

Maou se encogió de hombros y miró a Suzuno. Suzuno quien sostenía una sombrilla sobre su cabeza, sonrió de manera práctica y respondió:

«Ya lo he dicho unas docenas de veces ya. No los seguimos. Sólo ocurrió que nuestro destino es el mismo.»

Hay un límite para tratar de ser embustero.

Esto sucedió hace unas horas cuando Maou y el grupo estaban saliendo de Sasazuka.

Chiho repentinamente apareció en la estación de Sasazuka a las ocho de la mañana, sin aliento.

Al principio, Maou pensó que estaba allí para despedirlos. Cuando vio que llevaba una bolsa grande, entonces supuso que, como ellos, tenía algún asunto por el cual tenía que viajar. Por sentido común, no importa cuánto los padres de Chiho confiaran en Maou, no había manera de que dejaran a su hija de segundo año de preparatoria ir con él a un lugar donde tuvieran que quedarse en un lugar de trabajo solo para hombres.

Por lo tanto, Maou nunca pensó que habría posibilidad de que su destino fuera Choshi.

«¿Chi-chan también esta de salida? Iremos por el mismo camino hasta Shinjuku.»

«Nop, vamos a estar viajando juntos, incluso después de eso.»

Chiho respondió alegremente al entrar en la estación con Maou por la puerta automática. Treinta segundos después, Maou supo la razón de la alegría de Chiho.

«Buenos días Chiho. ¿Qué pasa con esos tres detrás de ti?»

«Chiho-dono, hemos esperado por un rato. ¿Te has reunido con el Rey Demonio y su grupo? Qué casualidad.»

«¡Papa! ¡Chi-neechan!»

Emi, Suzuno y Alas Ramus estaban sentadas en un banco de la plataforma para el tren con dirección de Sasazuka a Shinjuku.

Maou, Ashiya y Urushihara veían fijamente y boquiabiertos por la sorpresa, quedando en silencio momentáneamente.

Ya que el trío de demonios había salido temprano en la mañana, no se despidieron de su vecina, Suzuno.

No importa lo que fuera, Emi y Suzuno probablemente planeaban esperar en la estación desde antes. Y sólo saludaron a Chiho pretendiendo encontrarse casualmente con Maou y su pandilla así como esperaban burlarse de los tres demonios.




Había  un  equipaje  con  ruedas  frente  a  las  dos.  Así  es,  estas  dos  definitivamente planeaban seguirlos todo el camino.

«No se trata sólo hasta Shinjuku, estaremos en la misma  ruta  hasta  Choshi.  No  te preocupes, definitivamente tengo el permiso de mi madre.»

Declaró Chiho con orgullo como si estuviera pronunciando la respuesta.

Los tres demonios seguían boquiabiertos. No había manera de que cualquier padre existente estaría de acuerdo con este tipo de cosas.

«¿Han malentendido algo?»

Emi, que estaba sentada en el banco, sonrió al trío confundido.

«A pesar de que el destino también es Choshi, Chiho no va con ustedes, ella viene con nosotros.»

«…..Qué en éste mundo…»

Incluso si uno quiere torcer la historia, hay un límite para hacerlo.

«Por cierto, ¿qué hay de sus trabajos? Ustedes no están planeando quedarse en Choshi durante dos semanas, ¿No es así?»

Cuando Maou preguntó eso, Emi respondió de una manera fluida:

«Ya que Bell se queda conmigo, pedí salir antes. ¿Qué quieres decir con dos semanas? Nosotras tres sólo planeamos echar un vistazo al ferrocarril. ¿Qué te hace pensar que vamos a permanecer durante tanto tiempo? ¿No me digas que eres culpable de algo?»

Dijo Emi de una manera intrigante. Aunque Maou fulminó con tristeza a Emi ——

«¡Papa, papa, tengo algo que decir!»

Al ver a una Alas Ramus emocionada, no pudo reaccionar.

«¡Vamos a ir la playa en Chiba!»

En ese momento, Maou entendió lo que estaba pasando e inclinó la cabeza débilmente. A partir de entonces, pasó aproximadamente una hora…..

Maou, Chiho y el resto partieron de la estación de Sasazuka, cambiando a la línea Matsumoto mientras tenían una buena vista del Tokyo Skytree de la estación Kinshicho entonces llegaron a la estación de terminal en Chiba. Mientras esperaban el tren hacia Choshi desde la línea Matsumoto, que tenía un Tren-Bento en la  plataforma12. Entonces toda la pandilla tomó el tren a Choshi, cuando se acercaban a la estación Asahi que estaba cerca de su destino ——

«¡Chi-nee-chan, un molino de viento! ¡Molino de viento!» Alas Ramus estaba sentada en el regazo de Chiho.

Incluyendo a Emi y a Suzuno, las señoritas ocupando el Asiento-Para-Cuatro13 olvidaron merendar. Mientras tanto, los tres demonios estaban sentados en otro Asiento-Para-Cuatro al otro lado del pasillo. Allí se encontraba un asalariado grande y fornido, por lo que se sintieron física o mentalmente muy incómodos.

A medida que se acercaban a Choshi, una instalación de gran potencia que aprovecha la energía del viento a través de molinos de viento apareció y Alas Ramus que estaba mirando el paisaje se emociono mucho.

«Alas Ramus-chan es increíble. Sabes lo que es un molino de viento»

«Je, je, lo sé.»

A medida que los molinos de viento dejaron poco a poco la vista de Alas Ramus, el anuncio de que estaban llegando a la estación de terminal Choshi sonó en todo el vagón, informando a los pasajeros que se prepararán para bajar.

En la plataforma de la estación de Choshi, Maou miró a Suzuno de una manera en la que la juzgaba y dijo:

«De cualquier manera Chi-chan originalmente tenía interés en esta vía de tren, es hora de que todas ustedes aclaren su propósito. De todos modos, apuesto a que ambas están planeando utilizar a Chiho como excusa para molestarnos.»

Por el contrario, Suzuno no le prestó atención a Maou y fue directo al grano.




«Es verdad. ¿Quién sabe qué tipo de conspiración llevaran a cabo cuando salgan de nuestra vista. No piensen que serán capaces de evadir nuestra vigilancia. Con suerte, podrán realizar algunas actividades civiles, incluso cuando estén muy lejos de Sasazuka.»

«Canalla, yo soy el Rey Demonio más amable y honesto en todo Japón14.»

«Sin embargo sigues siendo el Rey Demonio.»

Eso es cierto, no había lugar para discusión.

«En realidad estás esperando a que el Rey Demonio haga declaraciones que se alinean con mi conciencia moral, ¿has malentendido algo aquí?»

«Hmph. Ya lo he dicho una docena de veces, da la casualidad de que nuestro destino es el mismo. Muy bien, no nos pongas atención, concéntrate en tu lugar de trabajo.»

«Escúchame….»

No importa cuánto pienses en ello, Suzuno y las otras van a seguirlos hasta la casa de playa.

«Rey Demonio-sama, he comprado los boletos del tren.»

En ese momento, Ashiya regresó con los boletos. Mientras tanto, Urushihara lentamente subió al tren y una vez más se derrumbó en los asientos del vehículo. Se esperaba que la Héroe y su grupo aún estuvieran siguiéndolos, pero teniendo en cuenta que todavía tiene que trabajar, Emi, que es la mayor amenaza no debería ser capaz de quedarse por mucho tiempo.

Al vivir su vida cotidiana bajo la estrecha vigilancia de la Héroe, los demonios han estado al tanto de su horario de trabajo; por lo que todavía tendrían algún futuro como demonios.

«…..Esto… no se ve realmente como un boleto de tren.»

Ashiya le pasó a Maou una frágil pieza de papel. Tenía los nombres de las estaciones de la línea Choshi y parecía que podría ser fácilmente desgarrada con las manos desnudas. Fue entonces ———-

«Joven hombre, ¿es su primera vez tomando el tren de Choshi?»

«¿Eh?»

Maou saltó a causa de que alguien repentinamente entabló una conversación con él.

Junto a Maou se encontraba una anciana que llevaba un sombrero para el sol y muchas bolsas. Quién sabe cuando apareció.

«¿Usted  está  sorprendido  por  su  apariencia  vieja  verdad?  Los  jóvenes  no  están acostumbrados a este tipo de cosas.»

«Ah, uh, sobre eso…»

Aunque la señora le hablaba muy familiarmente a Maou, Maou la desconocía completamente, por lo que no sabía cómo responder.

«Pero, este es el color más popular. Así como este lugar recibe trenes de diversas formas y tamaños de muchos lugares diferentes, este lugar tiene muchos modelos diferentes. Y el más popular de todos es este vagón negro y rojo, que nostálgico.»

«¿Es… nostálgico?»

«Lo vemos todos los días así que estamos acostumbrados, pero es muy raro ver un tren tan antiguo en funcionamiento sabes. El modelo eléctrico 1001 ha estado funcionando desde su finalización en la década de 1950.»

Dijo la anciana con orgullo como si estuviera alabando a un miembro de su propia familia.

«A pesar de que se encontró con un buen número de aprietos, jóvenes como ustedes todavía vienen aquí, debido a su perseverancia estos trenes consiguieron ser amados por las masas. Realmente se los agradezco a todos ustedes.»

Aunque Maou y el resto no hicieron nada, por no hablar de que su edad es un par de veces más que el de la anciana, ya que la otra parte está felizmente perdida en sus recuerdos, Maou decidió no interrumpirla y apenas murmuró de alguna forma de acuerdo.




«¿Ustedes muchachos están aquí para hacer turismo? ¿Van a Inubo?»

«Ah, eso es correcto. Pero en lugar de hacer turismo…»

«Sobre Inubo, la vista de la salida del sol en el horizonte es muy hermosa. A pesar de que lo veo todos los días, todavía siento que mi corazón está siendo limpiado por la vista todo el tiempo. Ne15, una vez que llegas a viejo, comienzas a levantarte más temprano.»

«Sí…….»

Hablando de eso, Ooguro Amane parecía haber mencionado que podían dirigirse a Kimihagama desde Inubo, y que es el primer lugar en Kanto para ver el amanecer.




«Ah, cuando se habla de Inubo, se podría pensar en la nure-senbei16. Al llegar allí, prueben algunas. Son realmente deliciosas.»

A partir ahí, la anciana continuó charlando con Maou hasta que fue hora de que el tren partiera. Así también, Maou evitó las molestias de Suzuno.

Aunque Maou se sentía un poco preocupado al principio, escuchó una gran cantidad de información turística de la señora mayor con respecto a la vía férrea Choshi. Chiho y Emi también se unieron a la conversación a medio camino, incluso si eran extraños, hicieron buenas migas.

Una vez que llegó la hora de partir, el tren Choshi 1001 que llevaba al Rey Demonio y a otros humanos comenzó a moverse lentamente hacia adelante.

A pesar de que la densidad de personas en el vagón fue mayor que el de la línea Mastsumoto, Maou todavía podía ver la vista frente al conductor desde donde estaba sentado.

«¡Wow! ¡Es un túnel de madera!»

Chiho dio la bienvenida a la escena con una ovación.

«Esto… .se siente como si estuviéramos teniendo una aventura.»

«Uh-huh…..»

Ashiya y Urushihara no pudieron evitar jadear en admiración.

Bajo los rayos del sol de verano, el tranvía se movió sobre las vías verdes decoradas por las montañas y los bosques.

Las flores de verano florecían a los lados del ferrocarril de metal, a pesar de que el vagón parecía viejo, el sonido del motor en el interior del vagón produjo un sonido y un poder que lo hizo merecedor del nombre de un auto de caballos de acero.

El pequeño sendero tenía una línea de tranvía simple y postes eléctricos de madera instalados.

Para Maou, Ashiya y Urushihara que sólo sabían de los registros escritos, esta era su primera vez experimentando un «período de sentir17».

«Tiene realmente un sentimiento, nada malo en absoluto.»

La anciana era toda sonrisas y asintió con la cabeza a la opinión de Ashiya.

«¡Justo como dije!»

Más tarde, la anciana se pasó a una estación vacía llamada Nishi-ashikajima.

«Ni siquiera le preguntamos su nombre.»

Murmuró Ashiya en voz baja después de que el tren salió de Nishi-ashikajima.

«Eso está bien, eso es a lo que llamamos un encuentro casual. Para nosotros, la abuela es como un «período de sentir», a pesar de que entramos en contacto con ella, no podemos conservarlo.»

«… Qué estás diciendo. ¿El calor ha revuelto tu cerebro?»

Emi dijo algo grosero y Alas Ramus que estaba siendo llevada por ella se quedó inmóvil en el asiento del conductor. Maou respondió sin estar realmente enojado:

«Cierto. Acerca de mis ambiciones de conquistar el mundo, tengo algunas nuevas ideas.»

«Oh, es eso. ¿Finalmente has decidió renunciar y vivir el resto de tu vida en Japón?»

Era obvio que Maou estaba tratando de cambiar de tema por lo que Emi no respondió seriamente. Maou decidió guardar silencio después y Emi sentía que no había necesidad de continuar con esta línea de conversación.

Después de que el tren pasara Nishi-Ashikajima, Ashikajima y Kimigahama, Maou y el grupo finalmente llegaron a la ubicación más oriental de la región de Kanto, Inubo.

«Parece que se ha puesto un poco de esfuerzo en esta estación.»

Dijo Ashiya, quien fue el primero en llevar abajo el equipaje, mientras se limpiaba el sudor de la frente.

Las paredes exteriores de la estación Inubosaki estaban adornadas con azulejos blancos al estilo de Europa del Sur y ya que este era un lugar turístico, también había una estación de empleados de la estación presente.

Después de que Maou bajó, el tren comenzó a hacer su viaje a la estación de terminal sobre las montañas. Maou y el resto ignoraron a los turistas que estaban tomando fotos del tren y entraron en la estación. A pesar de que estaba brillante y soleado y el té coloreado de azulejos de la estación de tren parecía muy refrescante, había una atmósfera pesada flotando alrededor.

El grupo entró en la estación de tren con otros turistas y rápidamente notaron a una mujer tostando galletas de arroz en la zona comercial del lado derecho.

«Eso, eso es la nure-senbei del que la abuela de hace un momento estaba hablando ¿cierto?»

«¡Eso es! ¡El sabor del ferrocarril de Choshi!»

Cuando Maou hizo la pregunta, Chiho respondió rápidamente, nerviosa, y se precipitó al interior.

«Mama, eso, ¿qué es eso?»

Emi puso a Alas Ramus en el banco de la estación y comenzó a limpiar su sudor usando un pañuelo. Miró en dirección a donde Chiho se precipitó y respondió:

«Es Nure-senbei, senbei. ¿a Alas Ramus le gusta?»

«¡Senbei!»




Alas Ramus repentinamente dejó a Emi al mencionar «senbei» y corrió hacia la dirección de Maou y Chiho.

«Ah, hey, Alas Ramus, espera un minuto, ¡te caerás!»

«Papa, Chi-nee chan. ¡Senbei! ¡Quiero comer senbei!»

«¿Eh? Alas Ramus, ¿no es mama quien compraría senbei para ti? Oi, ¿no es un poco pronto dejarla comer senbei, no es así?»

La última pregunta de Maou estaba dirigida a Emi.

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios