Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 4

Capítulo 1: El Rey Demonio, Se Le Acabo Su Ingenio Porque Perdió Un Lugar Para Vivir.

Parte 2

 

 

«Yoh, estoy de vuelta.»

«Pe-perdón.»




Ya que Maou salió de casa temprano por la mañana a trabajar, regresó a casa a las 7pm. A pesar de que el cielo no se había vuelto oscuro, las luces brillaban desde las casas que pasaban en el camino de vuelta debido a los preparativos de la cena.

«¡Papá!»

Después de regresar al Castillo del Rey Demonio en el apartamento de sesenta años ‘Villa Rosa Sasazuka’, la que saludó a Maou y Chiho fue la sonrisa angelical de Alas Ramus, que suficiente para sanar la mente y el cuerpo cansado de Maou, resultado de su error en el trabajo.

«¡Es Chi-neechan!»

Alas Ramus, quien corrió hacia Maou desde el otro lado de la mesa baja, ingeniosamente se volteo cambiando de dirección a mitad de camino para dirigirse a Chiho.

«¡Alas Ramus-chan! ¡Hola!»

Chiho con gracia recogió a Alas Ramus, que había estado corriendo a toda velocidad. En cuanto a Maou, que mantenía la postura cuando se disponía a coger Alas Ramus, inclinó la cabeza con desaliento. Al ver esta situación, la ‘Mama’ de Alas de Ramus y el enemigo principal del castillo del rey demonio, Emi, que parecía como si acabara de salir del trabajo, dijo con una sonrisa irónica,

«¡Alas Ramus ha tomado una buena decisión.»

«Eres ruidosa, cállate, es deprimente. Hey, Alas Ramus, también estoy aquí.»

«¡Chi-neechan!»

Alas Ramus no lo reconoció.

«Bienvenido de nuevo, Rey Demonio-sama. Por favor, use esta toalla húmeda.»

Ashiya, que trató a servir al rey demonio como su deber, con consideración sacó una toalla húmeda que había sido calentada en el microondas. Maou se limpió el sudor que resultó de ir a casa a pie y apretó sus ojos para ahuyentar el cansancio.

«¡Ah…… qué cómodo!»

«Sasaki-san, bienvenida. Por favor tome asiento.»

El considerado Ashiya también le dio una toalla húmeda a Chiho, y dejó que Chiho, que llevaba a Alas Ramus se sentara en una esquina de la mesa baja.

«Lo siento por molestar repente a todo el mundo de esta manera.» Chiho hizo contacto visual con Ashiya y Emi en señal de saludo.

«A pesar de que no deberías decir eso, pero está bien. Alas Ramus es feliz así.»

«Si se trata de Chiho-dono, le doy la bienvenida en cualquier momento. Sin embargo…» A popa sonando voz femenina venía de la dirección opuesta de Ashiya.

La persona colocó los palillos y el tazón de Chiho sobre la mesa, mientras que miraba a Maou mucho más alto y Ashiya con una mirada de disgusto en su rostro.

«Sobre la acción de sacar la toalla húmeda como si fuera la cosa más natural del mundo, ya no tengo nada más que decir. Sin embargo, por favor, no te limpies la cara y el cuello mientras estas gimiendo, piensa en tu dignidad como el Rey Demonio.»

Llevaba un delantal y un pañuelo triangular, la mujer que le dio una advertencia a Maou, Kamazuki Suzuno. Ella era la inquisidora de la Iglesia de Ente Isla que vivía al lado del castillo del rey demonio. Al mismo tiempo, también sin duda era el enemigo de Maou.

«Dadas las actuales circunstancias, no es de mucha utilidad, incluso si actúo digno delante de todos ustedes.»

Maou, quien le respondió a Suzuno de forma inmotivada, pasó la toalla húmeda de nuevo a Ashiya. Suzuno suspiró y volvió a la cocina, revolviendo la olla de sopa de miso.

«Si dices eso, Alas Ramus te imitara, ¿sabes?»

Suzuno apenas había terminado cuando…

«Ah, no puedes, Alas Ramus-chan, voy a utilizarlo para limpiarme las manos.»

Se escuchó la voz frenética de Chiho. Tras una inspección más cercana, Alas Ramus en realidad le quitó la toalla húmeda que Ashiya le pasó a Chiho y comenzó a limpiarse a sí misma, imitando los movimientos de Maou.




Hataraku Maou-Sama Volumen 4 Capítulo 1 Parte 2 Novela Ligera

 

«¡Ah ~~ que cómodo!»




«¡Alas Ramus! ¡No imites el comportamiento de ese viejo hombre! Y eso le pertenece a Chiho onee-san, está bien.»

Emi tomó la toalla lejos de la alegre imitadora Alas Ramus.

«Ven, Alas Ramus-chan, déjame ayudarte a limpiar tus manos.»

Chiho tomó la toalla de Emi y suavemente ayudó a Alas Ramus, que estaba sentada en su regazo, a limpiar sus manos.

«Hmph.»

Suzuno mostró una sonrisa burlona que parecía decir ‘te lo dije’. En cuanto al infeliz Maou mirando, él torpemente volvió hacia Ashiya para hacerle una pregunta totalmente sin relación, tratando de evitar el tema.

«Ah, eso, ¿qué pasó con Urushihara?»

«Él todavía debe estar en la computadora. Ya que Bell no le permite utilizarla en esta habitación, debe estar en el castillo del rey demonio.»

El rostro de Ashiya se puso tieso por una razón diferente de Maou.

«Claro. Si ese idiota se queda solo, probablemente se sentaría frente a la computadora todo el día. No se preocupa por las pequeñas cosas como las facturas de electricidad, esa persona es realmente un dolor de cabeza.»

Suzuno se quejaba tristemente mientras llevaba los platos.

Así es, a pesar de que había regresa a Villa Rosa Sasazuka, Maou no estaba en la habitación 201, el Castillo del Rey Demonio.

Estaba en la habitación 202 al lado, que era la habitación de Kamazuki Suzuno.

Durante la batalla con Gabriel, un agujero tan grande que era increíble que nadie llamara a la policía, apareció en el Castillo del Rey Demonio.

Incluso si el Rey Demonio y el resto compraron unas cuantas hojas lonas utilizadas para cubrir las bicicletas del hipermercado, y bloquearon el agujero usando cosas que habían reunido como una solución de emergencia, no lo pueden dejar así para siempre.

En su extremo de sus ingenios, el grupo fue a encontrar el contratista de la casa que no pudo ayudar con la instalación del aire acondicionado, pero la otra parte simplemente respondió, diciendo que trataría de ponerse en contacto con la dueña de Shiba, y hasta hoy, todavía existe ese agujero.

A pesar de que los tubos de cables, gas y agua eléctricos no parecen estar dañados, este sigue siendo un antiguo edificio de 60 años de edad.

Tal vez el impacto que causó el agujero se ha convertido en peligros ocultos en lugares que no pueden ser vistos, y era difícil saber si una acción específica causaría un segundo desastre.

Como sería aún más difícil de limpiar si se produjera otro accidente, Maou y los grandes demonios del mundo exterior, perturbaban a la inquisidora de al lado durante las comidas y cuando necesitaban grandes cantidades de electricidad.

Desde este ángulo, Urushihara, que continúa utilizando la computadora, es el factor más inquietante para el Rey Demonio y Suzuno.

En un golpe de suerte, ya que el agujero apareció en el castillo del rey demonio, no había llovido.

Sin embargo, esto no podía durar para siempre. Mientras pensaba en confirmar con la casera la situación, se sentó junto a Chiho.

«¡Papá!»

Alas Ramus, que estaba sentada en el regazo de Chiho, hizo todo lo posible para estirar sus pequeñas manos hacia Maou.

Sólo con ver esa sonrisa fue suficiente para ahuyentar el cansancio y los problemas que Maou acumuló en todo el día.

«Está bien, entonces, puedes ir con papá… ¿está bien?»

Chiho se dio cuenta de que Maou ya había llegado al límite de su paciencia, y dejó que Alas Ramus se sentara en el regazo de su «papá». Por supuesto que no olvido consultar con Emi primero, y Emi acepto a regañadientes.

Básicamente, Emi también tiene un corazón blando hacia Alas Ramus.

Una vez que Alas Ramus se sentó en el regazo de Maou, agarró los palillos delante de ella con ambas manos y comenzó a golpear al azar en la mesa con ellos.

«Hey, Alas Ramus, no hagas eso. Debe ser más amable.»

«Usu~»

Cuando Alas Ramus fue advertida por Maou y Emi, aunque se resistiera, todavía escuchaba obediente.

La joven infeliz puso los palillos de nuevo en su posición original, aun así, las posiciones de los palillos se invirtieron, Maou sonrió y le dio unas palmaditas en la cabeza.

«Genial, buena chica. Antes de que Suzu-nee-san traiga el arroz, espera obedientemente, ¿de acuerdo?»

«¡Sí!»

«…… No sé por qué, pero cuando dijiste ‘Suzu-nee-san’, se me puso la piel de gallina.»

Suzuno, estaba vestida con un delantal mientras servía arroz a todo el mundo, detuvo sus movimientos y dicho esto con el ceño fruncido en un volumen lo suficientemente alto para que Maou escuchara.

«Sí, sí, sí, lo siento por eso.»

«¡Chi chi chi!»

Alas Ramus imitó el tono de la voz de Maou porque pensaba que era interesante. Ante esto, Emi y Suzuno miraron a Maou una vez más.

Maou, que llegaba a ser muy honesto cuando se trataba de asuntos relacionados con Alas Ramus, tranquilamente reordenó los palillos de nuevo a su posición correcta mientras pensaba en sus planes futuros.

A pesar de que él necesitaba discutir acerca de las finanzas del hogares con Ashiya, si decidiera ir a las sucursales que Kisaki le mencionó, o pensara en otras soluciones, Emi sabría sobre esto, tarde o temprano, sin embargo Maou pensó que no había necesidad de revelar intencionalmente su punto débil a la otra parte.

Si lo hacía ahora, era posible que a Emi le encantara decirle a Alas Ramus, ‘papá perdió su trabajo’ o algo similar. Si Alas Ramus empezará a verlo como una persona desempleada, entonces Maou no sería capaz de vivir.

«Hey, Alsiel. Dile a Lucifer que venga, si no sería muy problemático si comenzara a quejarse después. Dile que si no viene de inmediato, no va a conseguir nada de la cena.»

Cuando ella estaba casi terminando con los preparativos de la cena, Suzuno dijo eso mientras se quitaba el delantal.

«…… Muy bien.»

A pesar de que el demonio Alsiel y la humana Suzuno básicamente tenían una relación hostil, ya que los dos han empezado a cocinar juntos con más frecuencia, o cuando se trata de las tareas del hogar y los asuntos relativos a Urushihara, parecen ser capaces de entenderse entre sí.

Ashiya le respondió Suzuno con un tono inexpresivo, y después de quitarse el delantal y doblarla maravillosamente, abandonó temporalmente la habitación.

«Incluso tienes que hacer la cena para ese tipo de persona, debe ser difícil para ti.»

«El Rey Demonio está pagando por él de todos modos. Además, en comparación con la cocción de una parte de una persona por cada comida, puedo ahorrar mucho en tiendas de comestibles y también es más fácil pensar qué cocinar.»

Suzuno respondió mientras se quitaba el pañuelo. Para tal respuesta, dijo Emi con cara seria,

«Si continúa diciendo cosas como esa, serás arrastrada lentamente de su lado, tienes que tener más cuidado……»

«¿?»

Aunque Suzuno no entendía, ella optó por no continuar con el tema y se sentó junto a Emi, frente Maou, con la espalda recta.

«Papa. ¿Está listo todavía? ¿Esta lista la cena?»

«Sí, buena chica, ¿puedes esperar un poco más? Vamos a empezar la cena, cuando todo el mundo esté aquí.»

«¡Lucifer, date prisa!»

Parece que Alas Ramus sabía muy bien quién era el culpable.

Emi trató mejor de no prestarle atención a Maou, y le pidió Suzuno, que mantuviera un ojo en Alas Ramus,

«Por otra parte, todavía tienen un buen número de muebles grandes aquí, ¿cómo vas a lidiar con ellos?»

«Ah, ya que la situación es especial en esta ocasión, el agente del apartamento me ayudó con la introducción a un lugar de almacenamiento, sin cargo extra. Decidí mandar todo mañana.»

«¿Qué hay de las cosas dentro de la nevera?»

«Hoy terminé con todo lo que había.»

«Oh, eso explica por qué la cena de hoy es tan abundante. No has comprado la nevera hace mucho tiempo, ¿y ya decidido deshacerte de la nevera?»

Después de la conversación de las dos personas, Maou echó otro vistazo a la mesa.

Sobre la mesa, había un gran plato de vegetales verdes fritos con cebolla, tomate, queso de soja y sopa de miso con algas. Además de eso, también había karaage2, empanadas de carne fritas, mai siew3, tempura4 y ensalada.

Para Suzuno, que puso gran énfasis en el aspecto exterior de los platos, un menú que se parecía que toda la nevera fue limpiada era una ocurrencia rara.

Incluso con la ayuda de una persona adicional, Chiho, todavía podría ser difícil para terminar tal cantidad.

Emi y Suzuno fruncieron el ceño por la pregunta de Maou.

«¿De qué estás hablando?»

«Hablando como si no te concerniera. De hecho, ¿están bien? ¿Has puesto todos sus muebles en orden?»

«¿Eh? ¿Qué quieres decir?» Maou pregunto confundido.

Emi y Suzuno miraron con recelo. Inmediatamente después, Maou sintió algo frío en la espalda.

«¡Wah! ¡Frío!»

No era una ilusión. Alas Ramus, que había dejado el regazo de Maou sin que él se diera cuenta, sostenía una botella de hielo frío de agua mineral y la presionaba contra la espalda de Maou.

«Alas Ramus-chan, te vas a mojar, ¿puedes darme esa la botella?»

«¡Nu uh, no!»

Chiho  comenzó suavemente la batalla con Alas  Ramus,  que  estaba  decidida  a  no entregarle la botella, Suzuno continuó hablando,

«A  partir de mañana, todos ustedes y yo tendremos  que  dejar  el  apartamento temporalmente.»

«¡Hey, Alas Ramus, escucha a Chi-nee-san!  Dejar el apartamento eh………………………………………… ¿qu-qué es lo que acabas de decir?»

Maou instantáneamente se puso alerta, e inmediatamente perdió todo el color en su rostro, y miró hacia Suzuno con un rostro pálido.

«¿Dejar este apartamento?»

«…… Oye, Rey Demonio, no me digas……»

Suzuno lentamente sacó un sobre de aspecto familiar de la parte delantera de su kimono.

Era un sobre con una costura de oro de lujo, que se sentía como seda al tacto.

«¡Después de ir a ver al agente apartamento, esta carta llegó! Es una notificación de la casera.»

«¿Ah?»

Maou estaba tan sorprendido que sentía que su mandíbula se cayó al suelo. Alas Ramus casi dejó caer la botella que sostenía a causa de su voz.

«¡Papá, no me asushtes! ¡En serio!»

Sin embargo, ni siquiera la voz de Alas Ramus pudo alcanzar a Maou ahora.

Maou parecía haber arrebatado la carta de manos de Suzuno, y en caso de que hubiera otra foto, poco a poco sacó el contenido.

Conociendo a la casera, era raro tener sólo una notificación en un pedazo de papel impreso. Estaba densamente repleta de palabras y parecía un contrato.

«Para los inquilinos de Villa Rosa.»

A partir de la fecha, era una notificación de hace dos semanas, empezaba con esa frase, y Maou continuó leyendo…

«Por favor, que esto no sea real……»

Esta vez, Maou realmente sintió que el mundo daba vueltas y se desmayó.

«¿Ma-Maou-san?»

«¡Hey, te golpeaste la cabeza de esta manera, eso es peligroso!»

«¿Papa?»

«¿Qué fue ese sonido de ahora…… Re-rey Demonio-sama?»

«Tengo hambre. Ah, también vino Sasaki Chiho. ¡Wah! La propagación de hoy es realmente suntuosa.»

Ashiya, que había regresado, vio que su amo se había desmayado y se precipitó frenéticamente. En cuanto a Urushihara, actuaba a su propio ritmo todo el tiempo.

«Alsiel, papá se quedó dormido después de ver esto.» Alas Ramus le pasó el papel que cogió a Ashiya.

«Gracias, Alas Ramus. ¿Hm? Está dirigido a Bell, es una notificación de la casera……»

Emi y Suzuno ni siquiera tuvieron tiempo de detenerlo…

«………… Fu.»

Ashiya, quien le dio una ojeada al contenido, se desplomó como si hubiera dejado de respirar.




«¿Hm? ¿Qué hay de malo con Maou y Ashiya?»

Emi, Chiho y Suzuno miraron a Urushihara con miradas frías, que no ayuda en absoluto y era tarde, y rellenaba su boca con karaage sin siquiera decir ‘gracias por la comida’.

Suzuno tomó el documento de manos de Ashiya y lo abrió delante de Urushihara.

«Lee esto cuidadosamente, malagradecido.»

«Uh…… qu-qué pasa…… ¿Eh? ¿Para todos los inquilinos?» Urushihara leyó la carta mientras masticaba su comida.

«En cuanto a la indemnización por los residentes para la reubicación temporal con el fin de facilitar la renovación del complejo de apartamentos…… ¿los residentes tienen que reubicarse temporalmente? ¿Qué se supone que significa esto?»

Esta vez, incluso Urushihara se llevó un susto, y dejó sus palillos, sin dejar de leer el documento.

En pocas palabras, la solicitud que Maou planteó al agente apartamento hace dos semanas había llegado a la casera.

Ya que el agujero en la habitación 201 era demasiado grande, si el agujero simplemente era remendado, no significa que iba a remediar los temores acerca de la integridad estructural del edificio.

También era en parte debido a las tuberías de gas y agua de envejecidas, así como el sistema eléctrico, lo que hizo que la gente se preocupara si se produjera algún fallo, así que decidió que todo el edificio se sometiera a una profunda renovación.

«…… Eh, pero, no oí nada acerca de esto……»

«Ya me lo imaginaba. Si Maou y Ashiya terminaron así, sería extraño si lo supieras.»

«Bell se quedará en mi casa hasta que se haga la renovación, ¿Ustedes tienen algún plan?»

En respuesta a la pregunta de Suzuno y Emi, Urushihara sólo podía mover la cabeza sin poder hacer nada, y miró fijamente a Emi.

«Incluso si tuviera en una gran casa lo suficientemente grande como para albergar a tres generaciones, ¿crees que fácilmente los invitaría a todos ustedes a quedarse?»




«Es verdad……»

Parece que incluso Urushihara no tenía planes para impulsar su petición.

Alas Ramus, que no entienda lo que los adultos estaban hablando, Urushihara ignorado, dio un suspiro, y temblorosamente caminó hacia los dos hombres tendidos en el suelo.

«¿Qué pasa con papá y Alsiel?»

«Uh, eso, deben haberse quedado dormidos. Alas Ramus-chan, ve a despertarlos.»

Chiho, siendo la única de los presentes que sabía sobre la situación de Maou en el trabajo y trataba la situación como si fuera su propio problema, fue sacudida cuando supo que Maou también podría perder su lugar para vivir.

«Está bien, papá, Alsiel, levántate, es hora de comer.»

Después de haber sido sacudidos por la pequeña mano de Alas Ramus, Maou y Alsiel despertaron con miradas vacías en sus rostros, como si acabaran de despertar de un sueño vívido.

«…… Se sentía como si estuviera soñando despierto.»

«…… Yo también. No…… más bien de una pesadilla.»

El rey demonio y el general demonio, que nunca escaparon de la realidad incluso después de perder ante el héroe en la batalla final, en realidad decidieron huir en este momento.

«Ah, es cierto, Ashiya.»

«Si, ¿qué sucede?»

Maou, con la vista nublada, dijo aturdido,

«Parece que voy a perder mi trabajo a partir de mañana, ¿qué crees que debo hacer?»

«» «» «……………………» «» «»

«¿peder tabajo?»

Alas Ramus, aprendiendo a hablar, repitió lo que dijo Maou con un silencio sofocante.

«¡Fu……!»

Ashiya dejó escapar otro suspiro que sonó como un globo de aire con fugándose y perdió el conocimiento al mismo tiempo.

«¡Wah! ¡Ashiya-san! ¡El color de la cara de Ashiya-san!»

«¡Oi, este color de cara es serio! ¡Bell! ¡Agua! ¡Trae agua, rápidamente!»




«¡Mamá, agua mineral!»

«¡Bien, Alas Ramus! ¡Dame eso!»

«Uh, ¿es eso un analéptico? No, antes de eso, ¿no debes realizar un masaje cardíaco primero?»

«…… ¿Qué hay de malo en Ashiya?»

Sólo Maou no se dio cuenta de lo poderoso que fue el efecto de la bomba que había arrojado.

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios