Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 3

Capítulo 3: El Rey Demonio y El Héroe Escuchan Un Consejo y Van a Un Parque De Diversiones.

Parte 8

 

 

Chiho parecía haber sido detenida por algo, y Rika estaba ahora estaba sola con Ashiya.

«Suzuki-san, ¿Pasa algo?»




«¡Hyah! ¿¡Huh!?»

Rika había sido tan enérgica hasta hace unos momentos, pero que ahora estaba cerrada como una almeja. Incluso alguien que no fuese Ashiya habría sido capaz de notar un cambio tan drástico.

26 La Skytree de Tokio, antes conocida como Nueva Torre de Tokio, es una  torre de radiodifusión, restaurante y mirador construida en Sumida, Tokio, Japón. Es la estructura artificial más alta en Japón desde 2010.

«Um, eh, eh, yo estaba, me sentía mal por que dejamos a Chiho-chan atrás…»

«Ya veo. Estábamos en un apuro…»




Ashiya concordó con la anormalmente nerviosa respuesta de Rika sin más preguntas, suspiró y se recostó en la silla.

“¡¡…!!”

La góndolas de la noria no eran grandes, como sea si el alto Ashiya se lanzaba al asiento, no habría como evitar el contacto de las rodillas o los pies.




La confianza de Rika hasta ahora había sido por que no estaba sola si no había otra persona, Chiho.

Si hubiera alguien más allí, el contacto físico o estar en un espacio cerrado no sería una molestia en absoluto, pero al estar en una góndola con un hombre no era una situación en la había estado antes.

Por otra parte, el hombre era Ashiya.

Cuando se habían conocido hace unas semanas en una conmoción en la habían participado Emi y Suzuno, ella había pensado que no era más que una persona un tanto excéntrica, pero al pasar las últimas horas juntos la impresión que habia causado se volvía mas real.

«¿Estás bien? Tu cara esta roja. ¿Has estado en el sol por mucho tiempo?»

«¡Dem-demasiado cerca!»

«¿Perdón?»

«Uh-uh-um, ¡nada, no es nada! Mi protector solar probablemente no funcionaba bien, debe ser eso. ¡Sí!»

Moviéndose hacia atrás tanto como era posible, Rika agitaba ambas manos rápidamente.

Ashiya no sospecho nada en absoluto, y comenzó a mirar el paisaje.

El personal había dicho una vuelta tomaba aproximadamente quince minutos, pero Rika estaba tan avergonzada, que ella no estaba segura de sí sería capaz de poder estar ahí hasta entonces.

Mientras tanto, Chiho estaba sentada en un banco cerca del punto de entrada de las góndolas, tomando una botella de «¡Hey! ¡Tea!» Que había comprado en una máquina expendedora

«Así que, ¿¡vas a hablar o no!? ¿¡Estás eligiendo morir aquí!?”

«¡No hay suficientes opciones! ¡Y no deberías lanzar palabras que una niña no debería aprender!»

Dos góndolas adelante de ellos, el interrogatorio continuó.

«Ya te dije, ¿¡por qué importa!? ¡No es que como si no hubiera hecho nada malo, pero estoy bien simplemente con ser el padre de Alas Ramus!»

«¡Incluso si está bien para ti, para mí no lo está! ¿¡No viste a la dama blanca que estaba de pie frente a mí!? ¡Algo va a suceder de nuevo! ¡Ella dijo algo sobre soldados angelicales! Si no quieres hacerme tu enemiga, ¡escupe todo lo que sabes!»

«¿¡Mirar qué!? Y dices que si hablo, ¿¡tú estarás de mi lado!?»

«¡No de tu lado! ¡Del lado de esta niña!»




Emi volteo a ver a Alas Ramus. La niña estuvo mirando por la ventana todo el tiempo.

Mientras los dos miraban la espalda de Alas Ramus, la góndola casi había llegado a la cima de la rotación.

«… Alguien me lo dio hace mucho tiempo.»

Maou parecía haberse dado por vencido, y dio un suspiro mientras cara de disgusto.

«Olvídate de cuando era el Rey Demonio, esto era cuando yo apenas era un mocoso que parecía un duende con un poco de pelo.»

Viendo que Maou estaba listo para hablar, Emi se sentó y comenzó a escuchar.

«Antes de que nacieras, el mundo de los demonios era un lugar lamentable. Si los demonios de razas diferentes se topaban entre sí, empezaban a luchar hasta la muerte… era esa clase de mundo. Mi clan era tan débil que podríamos haber sido arrastrados por una fuerte brisa, y nos gobernaba un demonio que no podía usar ningún hechizo y tenía los músculos en el lugar donde iba su cerebro. Mi primer y último recuerdo que me dejaron mis padres era verlos muertos en el suelo.»

Comenzó a contar la historia de su vida de repente. Esto era mucho peor para la crianza de Alas Ramus, pero Emi dejó a Maou continuar hablando sin interrupción.

«Habíamos perdido una batalla contra otro clan y mi clan fue masacrado, me tiraron como basura a un lado a la espera de morir. Pero hubo alguien que salvo a un pequeño y sucio mocoso demonio por un capricho.»

Maou miró a la distancia, y dijo con nostalgia.

“Papi, ¿quesh esho?”

«¿Hmm? ¡Oh! Alas Ramus! ¡Me impresiona que vieras eso! Eso se llama un dirigible.»

“¿Didigibe?”

Alas Ramus se quedó mirando el dirigible en el cielo con la boca abierta.

“¿Dónde me quede?”

«Dijiste que te rescato un ángel cuando estabas a punto de morir…»

«Oh, está bien. Bueno, yo era un duende nivel idiota, así que traté de luchar incluso cuando estaba herido. Cuando lo pienso ahora, debió haber sido un ángel realmente de alto rango. Ni siquiera podía poner un dedo en él. Pero no era como si estuviera tratando de matarme, sin embargo. Ya que soy un demonio, Yo me iba curando con el tiempo, pero, de todos modos sigo viniendo para ver cómo estaba, y me estuvo contando historias que no me interesaban. Escuché porque no me podía mover de todos modos. Pero debido a eso, he aprendido un montón de cosas que nunca había oído antes.»

Emi estaba extremadamente sorprendida.

Desde que fue llamado Rey Demonio Satan, ella siempre había asumido que había nacido en una familia demonio con linaje de alto rango (suponiendo linajes familiares demonio realmente existía) y que su reinado había sido pavimentado para él.

«Bueno, mis heridas eran bastante graves, por lo que tomó un tiempo antes de que me pudiera mover de nuevo. Pero finalmente paso por mi cabeza que el ángel no estaba tratando de matarme. Ya que me decía cosas que yo no sabía, también aprendí todo tipo de cosas. Pero a medida que seguía escuchando, comencé a entender lo extraño que era para un ángel el salvar a un demonio. Así que un día, le pregunté por qué me había salvado.»

“¿…Y?”

«… No te atrevas a reír. Si lo haces, yo no voy terminar la historia.»

Por alguna razón, Maou rompió el contacto visual como si estuviera avergonzado.

«…dijo que era porque yo estaba llorando.»




«¿Huh?»

«Dijo que era la primera vez que había visto a un demonio de llorar, así que no me podía dejar solo.»

Emi no podía imaginar por qué razón un demonio lloraría, pero se dio cuenta de que ella no sabía casi nada sobre cómo vivían los demonios y funcionamiento.

«¿Entonces por qué estabas llorando?»

Maou frunció el ceño ante la pregunta de Emi, pero al ver que ella no lo estaba ridiculizando, respondió honestamente con una expresión amarga.

«Bueno, un montón de razones. Había dicho lo mismo que antes, pero no es porque yo estuviera triste por mi familia o alguien que me importaba murió. Para decirlo sin rodeos, creo que era por la forma tan fácil y sin sentido en la que me iba a morir, y lo frustrante que era.»

Tal vez porque Maou estaba hablando de sus recuerdos amargos del pasado, rompió el contacto visual con Emi.

«De todos modos, incluso después de eso, venía a hablar conmigo y yo  escuchaba muchas historias. Ahí también fue cuando supe por primera vez sobre el mundo humano.»

“¡¡!!”

Maou dijo sin pestañear, pero para Emi, fue una revelación importante.

¿La razón por la que el rey demonio había invadido Isla Ente podría ser un ángel?

Por supuesto, no había ninguna prueba de que la historia que Maou estaba contando era verdad. Sin embargo, si lo fuera, el universo podría voltearse de cabeza.

«Y ella… es decir, el cristal que se originó, fue dejado por ese ángel en el día en que desapareció. Era un hermoso cristal violeta con forma de media luna.»

«¡Palaaa, yo queroo veer!»

Alas Ramus protestó cuando ella fue repentinamente cargada por Maou.

No había nada en la frente, ¿pero tenía una marca en forma de media luna que ha sido la manifestación de ese cristal?

«‘Si quieres aprender más sobre el mundo, planta esta semilla y cuídala. Haz tu mejor esfuerzo, Gran Rey Demonio Satan.'»

“¿Qué?”

«… Eso era una nota que dejó atrás. ‘Escribir’ fue una de las habilidades más valiosas que obtuve de eso; un método de comunicación que no era gritarse ni violencia. Voy a ser breve y saltar a la parte gloriosa donde crecí y pasé 200 años cambiando el mundo de carnicería en una legítima sociedad demonio, pero sin el conocimiento que recibí entonces, nada de eso habría sido posible. Es por eso que plante la semilla de media luna. Pensé que sería beneficioso para mí de alguna manera, a pesar de que no tenía idea de lo que era. Bueno, me dijeron  que  lo  plantara,  pero  estaba  bastante  sorprendido  cuando  una  planta  realmente comenzó a crecer del cristal.»

Maou parecía estar mirando en el pasado no muy lejano. El castillo del Rey Demonio que fue construido en la ciudad de comercio del continente central, Isla Centrum, una vez que se puso de pie, fue el símbolo de la revolución del mundo de los demonios.

Que en un mundo distinto del mundo de los demonios, el Rey Demonio Satan plantó el cristal violeta en forma de media luna con la esperanza de que brotara, en una maceta que daba hacia el cielo detrás de la sala del trono del Rey Demonio, donde a nadie más se le permitió entrar.

«No me convertí en el Rey de los Demonios por haber nacido en ella. El nombre Satan era tan común que si un Cerberus caminó por ahí, con el tiempo se convierten en un solo. El nombre de Satan vino del Rey Demonio legendario que existía incluso antes que las leyendas celestes, aunque no sé cómo una leyenda como él se las arregló para sobrevivir en un mundo de mierda como el de los demonios. No sé por qué ella me llamó el ‘Gran Rey Demonio’, pero se puede decir que todo comenzó a partir de ese entonces, y con esta cosa.»

Maou acarició la cabeza de Alas Ramus, pero ella quería mirar afuera, por lo que ella se escapó de la mano y se pegó a las ventanas de la góndola de nuevo.

«Bueno, eso es más o menos la razón. Supongo que en cierto modo, porque planté ese cristal violeta que con el tiempo se convirtió en Alas Ramus, realmente soy como un padre para ella.»

«Entonces, ese ángel es realmente Alas Ramus…»

«Lógicamente, supongo que se podría decir eso. Pero cuando obtuve de ese ángel, era sólo un cristal violeta. No sé si tenía una conciencia o algo.»




Mientras Emi escuchaba a Maou, una combinación de emociones y un sentimiento premonitorio en su pecho la hizo estallar en un sudor frío. Ella pregunto.

“¿Quién era ese ángel?”

Lailah, que había desaparecido de donde estaba Emerada. La dama de blanco que conocía la identidad de Alas Ramus. El ángel que dio el cristal que con el tiempo se convirtió en Alas Ramus al joven demonio que con el tiempo se convertiría en el Rey de los Demonios. Y Alas Ramus, que nació a partir de ese cristal y pensó que era su «mamá».

¿Podría ser?

Una tormenta de emociones anticipadas y de mal agüero se formaron en el corazón de Emi.

Como si Maou había sentido la tormenta en el corazón de Emi, se detuvo un segundo y dijo:

«Nadie que conozcas».

La tormenta dentro de su corazón se dispersó antes de que pudiera acumular toda su fuerza.

«… no estás tratando de ocultármelo, ¿verdad?»

“No, no lo estoy, pero no fue un famoso ángel que se pueden encontrar en la Biblia tampoco. Pero de todos modos, ¿cómo Alas Ramus regreso a la normalidad? Tu sabes algo,

¿no?»

No importa cómo ella lo mirara, Maou estaba ocultando algo. Pero como Emi no ganaba nada por aprender más sobre su pasado, ella respondió sinceramente.

«Una dama vestida de blanco la sanó, simplemente colocando su mano en ella.»

«¿…Qué demonios? ¿Ella era parte de algún tipo de religión?»

Maou parecía no haber visto a la dama. Emi comenzó a entrar salir de quicio.

«¡No, no lo era! ¿¡De verdad no la viste cuando volviste!? Después de que su anillo comenzó brillar, Alas Ramus había vuelto a la normalidad, ¡como si estuviera despertando de un sueño!»

«¡Ya te dije, yo no la vi! ¿Y cómo era el anillo?»

«Era un anillo liso. Creo que había una joya violeta en él, aunque…»

«… Así que no era normal en absoluto.»

La cabeza de Maou comenzó lastimarlo debido a los lapsos mentales ocasionales de Emi.

«¿Qué más llevaba?»

«Yo no tuve el tiempo suficiente para mirar por que algún idiota que no supo leer la atmosfera y corrió de regreso gritando.»

«Hey.»

«Y entonces ella dijo algo sobre Gabriel y sus ángeles soldados subordinados, ¿y Yesod? Un fragmento de lo que wa-ow!»

Maou no pudo evitar lanzarle un golpe masivo a Emi en su sombrero.

«¿¡Qu-qué crees que estás haciendo!? ¡Voy a cortarte completo!»

Emi respondió con violencia, pero Maou no se quedó callado tampoco.

«¿¡Eres realmente un ex caballero de la iglesia!? ¡Los niños en estos días! ¡Estudia un poco sobre el mundo de vez en cuando!»

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios