Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 3

Capítulo 3: El Rey Demonio y El Héroe Escuchan Un Consejo y Van a Un Parque De Diversiones.

Parte 7

 

 

Mientras Emi miró la cara de la dama, su corazón de repente empezó a correr.

La conversación que había tenido con Emerada hace tres días comenzó a pasar por su cabeza.




La forma en que hablaba como si supiera quién era Alas Ramus. ¿Podría ser esta señora…?

Emi de repente se sintió caliente, y no a causa de la temperatura del lugar, pero vio que la expresión de la dama se había vuelto repentinamente solemne.

«Ten cuidado. Por lo que sucedió hace un momento, ellos deben haberse dado cuenta de la existencia del fragmento Yesod en la frente. Los enemigos de esta niña estarán aquí pronto. Gabriel y sus subordinados angelicales ya se están moviendo.»

«¿Fragmento de… Yesod? ¿Gabriel…? Espera, ¿estás…?»

«¡Heey, Emi! ¡Los tengo!»




Emi pensó que estaba ante algo y estaba a punto de preguntarle a la señora, pero en ese preciso momento, Maou corrió hacia ella, gritando y llevando botellas y latas en sus brazos.




Y en ese momento que Emi se distrajo, «Mamá…»

«¡¡!!»

La dama de blanco había desaparecido.

Como si todo hubiera sido un sueño, la dama simplemente había desaparecido.

«Suerte que encontré una máquina expendedora tan cerca de aquí… ¿eh? ¿Alas Ramus, estás ya bien?»

«Papá, ¡Benvenido de regreso!»

«Oh, s-see. ¿Qué? ¿Todo fue en vano? Pero me alegro de que estés bien. Pero, ¿qué te paso?»

“¿Qué dishes?”

«Um… bueno, eh, oh bien. Hey Emi, que fue lo qu-gah!»

«¿¡Por qué no puedes darte cuenta del ambiente que te rodea!? ¡¡TU!!»

«¿¡Q-qué!? ¿¡Qué demonios hice!? ¿Por qué me estás golpeando todo por un…»

“¡¡¡Mami daaash medoo!!!”

«¡Oh! ¡Allí están! ¡Suzuki-san, por ahí!»

«¡Oho! Buen trabajo, ¡Chiho-chan! ¡Este debe ser el poder del amor!»

«¡P-por favor, no digas eso!»

«Sheeesh… Ashiya-san, no puedo creer que seas tan débil del estómago, enfermarse sólo por un poco de aceite de oliva. Tu salud es sorprendentemente mala. Hemos perdido mucho tiempo en la búsqueda, porque tuvimos que esperar que pudieras usar el baño.»

«M-mis disculpas…»

Debido al estómago de Ashiya que reacciono instantáneamente al aceite de oliva del restaurante italiano, Chiho y Rika habían perdido la noción de Maou, Emi y Alas Ramus.

Ellos no los vieron salir del escenario del espectáculo, así que tuvieron que caminar alrededor para buscarlos, y Chiho finalmente había encontrado Emi cargando a Alas Ramus y arrastrando a Maou a la fuerza.

Emi parecía estar caminando hacia la Gran Noria: Big Zero25.

«¿Van a la Noria? Parece que Emi les está obligando, pero…»

«Parece que sería demasiado caluroso ir en una noria en este momento, ¿no es así?»




«He oído que esa noria tiene aire acondicionado en cada góndola. Siempre y cuando tengan protector solar, es bastante cool.»

«¡Qu-que desperdicio!»

El único que se oponía a la noria totalmente equipada con aire acondicionado no era otro si no que Ashiya.

«Pero  hmm.  ¿Por  qué  Emi  estara  obligando  a  Maou-san  a  ir  a  un  cuarto  cerrado flotante…?»

«¡¡Suzuki-san!!»

«Chiho-chan, relájate. Estoy bromeando.»

Rika estaba obviamente haciéndolo todo intencionadamente, lo que hizo que todo fuera aún mucho peor.

«Bueno,  debemos  seguirlos  de  todos  modos.  No  creo  que  nada  vaya  a  suceder,  sin embargo. Ashiya-san, ¿estás bien?.»

«Sí, de alguna manera…»

El Ashiya pálido levantó la mano y murmuró.

Desde que había estado comiendo barato, por el presupuesto todo el tiempo, y porque eran mediados de verano, comer comida italiana pesada era como una sentencia de muerte para el estómago de Ashiya, que se había debilitado por el verano.

«Bueno, yo no sé por qué han venido a seguirlos hoy, pero nada parece estar sucediendo,¿no?»

Chiho y Ashiya se miraron con expresiones raras cuando escucharon las inconscientes palabras de Rika.

«¡Hola! Bienvenidos a la Gran Noria: Big… Ze… ro.»




El empleado encargado de checar los boletos en la entrada tragó saliva al ver como una pareja joven envuelta en una atmósfera peligrosa, con una niña pequeña se acercaba.

La atmosfera peligrosa podría ser descrita con más precisión como un acobardado marido por la rabia de su esposa. La niña, que parecía tener unos dos años, y parecía ser incapaz de decidir qué lado tomar.

“¡Para tres!”

La mujer pidió entradas para los tres como si estuviera lanzando un puñetazo, y el empleado violentamente asintió y los dejó pasar.

«¡Holaaa! ¡Tómense sus fotos justo aquí! ¡¡La foto puede ser comprada como recuerdo en ese stand justo de ahí!! ¡Por favor haga sus compras después del paseo! ¡Gracias!»

Había un empleado con una cámara digital grande, réflex frente a la góndola que tomaba fotos para vender como recuerdos en el parque.

«… No necesitamos uno, gracias…»

«Oh, si no lo quiere, ¡va a ser borrada de inmediato! Por favor, ¡quedese justo allí! ¡Oh, no! ¿Puede el padre favor estar en el medio con su hija? ¡Ya Está! ¡Genial! ¿Pueden mover los globos de la linda niñita?»

La sesión de fotos fue innecesariamente energetica y forzada.

«Papá, ¿que esh esho?»

Alas Ramus señaló hacia la cámara que el empleado tenía en la mano y preguntó con curiosidad.

«¿Hm? Eso se llama una cámara, y se va a tomar una foto a Alas Ramus.»

«¿Fo-toh?»

Si la palabra no existía en Isla Ente, ella no entendía lo que era incluso si ella entendía japonés.

«Um, vamos a ver. Es una pintura. Se va a pintar un cuadro mágico para ti. Mira esa cosa grande y redonda que la buena señora está sosteniendo, ¿de acuerdo?»

«¡Ooooh!»

Si ella entendió todo o no estaba claro, pero por Alas Ramus comenzó a fijarse en la lente de la cámara con toda su curiosidad, no obstante.

«Hey, ¡maaaami! ¿Puedes voltear por favoooooor?»

«…»

Emi había estado mirando hacia otro lado con una expresión irritada, pero no tenía sentido actuar inmadura con un completo desconocido, así que a regañadientes volteo la mirada como si intentara disculparse.

«¡Okaaay! ¡Voy a tomar la foto ahora! ¡¡Uno, dos, Cheeeese!! … ¡Bueno! ¡La imagen resultó genial! Si desea una copia, ¡por favor, cómprela en el camino de regreso! ¡Graciaaaaas!»

Los tres finalmente se consiguieron una góndola tras ser expuestos de una manera tan torpemente entusiasta.

“Oh, se siente bien y fresco aquí.”

Maou esperaba una sauna, pero estaba fresco por el aire acondicionado que soplaba detrás de los asientos, y había música de fondo también. Los asientos estaban duros, pero la experiencia sería mucho más agradable de lo que esperaba.

«Por favor, vean los globos. Una vuelta dura unos quince minutos, y por favor no coma ni fume en la góndola. ¡Ahora se van!», Dijo un empleado de rápidamente mientras cerraba la puerta.

«Oh, ¡ya subieron!»

Emi y los demás no se dieron cuenta, pero justo en ese momento, Chiho, Rika y Ashiya entraron en la taquilla de la noria.

«¡Van a alejarse de nosotros! ¡Dense prisa!»

Alentados por Rika, Ashiya y Chiho apresuradamente colocaron dinero en la máquina expendedora de boletos. Sin embargo.




«Um, perdón»

«¿Sí?»

Chiho oyó de repente una voz al lado de ella.

Una anciana y su nieto estaban de pie junto a Chiho, que parecían estar en perdidos, en la parte delantera de la máquina.

«Um, ¿cómo puedo usar esto?»

«Oh, sí, usted pone su dinero aquí… ya ve, se trata de un panel táctil.»

Chiho sabía que había muchas personas mayores que no entendían el concepto de un panel táctil y serían común no saben qué hacer.

El lugar donde se insertaba el dinero no estaba cerca del panel, y no había explicaciones en la pantalla, que sólo mostraba los botones con los precios. La máquina de venta de entradas no era muy amigable con los usuarios.

«La noria es gratis para los niños, así que elige este precio y la cantidad aquí…»

Chiho explicó cuidadosamente el proceso a la anciana para ayudarla en la compra de las entradas.

Y, por último, la señora y el nieto fueron capaces de conseguir sus boletos, sanos y salvos. La anciana agradeció Chiho una y otra vez mientras se dirigía a la noria.

«¡Oh! ¡Oh no!»

Desde que había estado muy atenta enseñándoles, Chiho pensó que había hecho a Rika y Ashiya espera.

«… ¿Huh?»

El punto de entrada de la góndola y la taquilla de la noria no estaban tan lejos. Como sea, Ashiya y Rika estaban en ninguna parte ser encontrado.

«¿Qué? ¿Qué?»

Aturdida, Chiho miró a las góndolas e hizo contacto visual con Rika, que tenía la cara contra la ventana con una expresión helada.

«¿Qué?»

“Bueno, entonces, explicalo a ti misma.»

En el reducido espacio de la góndola, Maou no tenía dónde esconderse de la imponente mirada de Emi.

La mirada penetrante que salía de entre los globos de Alas Ramus fue especialmente terrible.

«Pensé que era sospechoso desde el principio. ¿Por qué decidiste tráela aquí en primer lugar? ¿No eras tú quien siempre estaba tratando de evitar problemas?»

«Um, uuuuh…»

«Y esa marca de media luna en su frente, tu sabes algo al respecto, ¿no? ¡Escupe todo lo que sabes!»

“Maaaaami, ¿qué esh esa gan cosa?”

«¿Hm…? Esa es la Tokyo Skytree26.»

«Debido a esa cosa, sólo comprar una televisión no tiene sentido, ya que aún no se puede ver nada,»

«¡Deja de tratar de cambiar el tema!»




La góndola donde estaban los tres se sacudió ligeramente por el fuerte impacto. Mientras tanto, Rika y Ashiya sentados dos góndolas atrás de ellos.

«Uf…  si  sólo estuviéramos  a  una  góndola de  separación,  podríamos  ver  lo  que  está pasando…»

A pesar de que fueron capaces de subir, las góndolas no eran transparentes y no había manera que se pudiera ver el interior que estaba con dos góndolas de distancia.

«…»

Por otro lado, Rika se sentó a lado de Ashiya, y permanecía tranquila y mirando a sus pies.

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
1 Comentario
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios