Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 3

Capítulo 3: El Rey Demonio y El Héroe Escuchan Un Consejo y Van a Un Parque De Diversiones.

Parte 3

 

 

«¡Dije que te calmes! Si ese es el caso, ¡entonces no importa si nos quedamos aquí dentro o salgamos! ¿Vamos a estar a salvo de un asaltante de Isla Ente por atrincherarse aquí en este apartamento destartalado con nuestra puerta y ventanas cerradas? ¿Eh? ¡Si simplemente nos encerramos aquí asustados de algún enemigo desconocido, vamos a morir de agotamiento por calor en este horno mucho antes de que nos ataquen!»

«¡Incluso una hormiga puede dar el golpe final y destruye la pared de este castillo!»

«¡Lo entendiste al revés! ¡Es como si estuviéramos tratando de defendernos de las balas con escudos de papel! ¿Y si nos quedamos aquí mucho tiempo, Alas Ramus se convertirá en otro ¡Urushihara!?»

“¡Ellos son muy diferentes! Alas Ramus nunca olvida traerme su plato después de que termina de comer, ¡y siempre se asegura de decir ‘gracias por la comida’!»

«¿¡Entonces estás diciendo Urushihara está por debajo de Alas Ramus!?»

«¡Es exactamente como usted dice, mi señor!»

» ‘¡¡Urushihara!!’ »




«¡Ninguno de ustedes dice algo con sentido!»

La cabeza de Suzuno empezó a doler cuando oyó todo a través de las ventanas abiertas.

“¿Qué estúpida discusión están teniendo? Puedo escuchar todo desde afuera”.

“Suzu-neecha, Benvenida!”(Bienvenida)

No prestando atención a los argumentos infantiles de los adultos, Alas Ramus estaba jugando mientras arrancando trozos de periódico en la puerta principal. Ella levantó su brazo hacia Suzuno entusiasmadamente.

“S-si, Gracias… Estoy de vuelta”.




Tal vez debido a que no está acostumbrada a ser llamada “Suzu-neecha”, Suzuno se sonrojó de nuevo.

«¡Suzu-neecha, mira! ¡sefi-ott!»

“¿Qué es esto?”

Alas Ramus tiró de la manga del yukata de Suzuno y le mostró una página a color de un viejo periódico con un anuncio de una minivan.

El anuncio trataba de promover la gran capacidad de almacenamiento de la minivan con una imagen de muchos globos de colores que salen de la camioneta y una ciudad caricaturizada en el fondo.

“¡Sefi-ott!»

Suzuno respondió sin entusiasmo, sin saber lo que estaba diciendo, y luego.

“¿Dónde está Emilia? ¿Ella se acaba de ir a casa?»

Le pregunto a Maou.

«Ahora que lo dices, creo que ella se fue justo después de que Chii-chan. ¿No te la encontraste en el camino de vuelta?»

«No, no lo hice… pero me sorprende que Alas Ramus no llorara.»

«Ella le prometió a Emi que ella sería una buena chica. Vamos a continuar con el plan el próximo domingo.»

“Mi señor por favor reconsidérelo…”

“keteh, nezah, malkoo… ¡no bina!. ¡Papi, no bina!”

“¿Hm?, ¿Qué pasa?”

Alas Ramus parecía haber tomado realmente el gusto al anuncio de la minivan, y llamó Maou mientras ella sacudía el papel una y otra vez.

Suzuno observaba a los dos, y a continuación, le susurró a Ashiya.

«… Si estás tan preocupado, ¿por qué no seguirlos?»




Sin embargo, Ashiya palideció gracias a la sugerencia de Suzuno por alguna razón desconocida.

“Todavia nos quedan boletos. Tienen los suficientes como para dejar esos.”

“Co-como sea…”

Ashiya comenzó gimiendo y de repente lanzo una mirada de preocupación.

«Mi señor tiene el boleto de cortesía, e incluso si Emilia paga el suyo, Alas Ramus es una niña, por lo que su descuento es proporcionalmente menor, incluso llega a ser a mitad de precio, un viaje completo en el tren sería… y dependiendo el tiempo, podrían tener que comer a fuera también. Si ese es el caso… »

Suzuno no tiene por qué ser una psíquica para entender por lo Ashiya estaba preocupado.

«Pon atencion, Alciel. Este parque de diversiones no cuenta con ningún sistema de cuota de admisión. Tú sólo tendrías que pagar por las atracciones a las cuales te subes. Si tu único objetivo es seguirlos, sólo es necesario que te preocupes por los gastos del pasaje.”

“Ugh… ya… veo.”

“¿Entonces por qué no vas? Yo cuidare la casa como siempre.”

Tan pronto como Ashiya comenzó a considerarlo seriamente, Urushihara le hablo en un tono ligero desde el armario. Sin embargo, el sonido de su voz hizo que Ashiya hiciera una mueca de nuevo.

«¡No! ¡No puedo! Urushihara, ¡Tú, insecto! Estás tramando hacer compras de ropa en ‘Jungle’ mientras yo estoy fuera durante demasiado tiempo, ¡no es así!»

“…”




El silencio de Urushihara parecía sugerir que Ashiya estaba en lo correcto.

“Si quieres ir, ve. Yo mantendré a Lucifer vigilado.”

“¡Hey!”

“¿…Por qué estás haciendo esto?”

Un lloriqueo de protesta llegó desde el otro lado de la puerta deslizante. Ashiya miró Suzuno sospechosamente.

Mientras tanto, Maou silenciosamente recogió los pedazos de periódico que Alas Ramus había esparcido por todas partes.

«Yo vivo aquí también. Si algunos problemas realmente llegaran a ocurrir, ¿de verdad crees que Lucifer por si solo sería de alguna utilidad?»

“…Ugh… Por qué tu…”

«Hey, hey, ¿Ashiya? ¿Por qué parece como si ella te acabará de golpear donde realmente duele?»

«De hecho, es posible que alguien relacionado con Alas Ramus realmente fuera a aparecer, pero no necesariamente puede ser alguien siniestro como Chiho-dono sugirió. Si sus verdaderos padres fueran a venir solo a recogerla, lo único que podríamos hacer sería dejar ir pacíficamente a Alas Ramus donde pertenece. Por otro lado, hay una posibilidad de que nuestros temores se conviertan en una realidad y alguien que desea hacer daño a Alas Ramus viniera. Si ese fuera el caso, lo más probable es que vinieran aquí a Villa Rosa Sasazuka, donde una puerta ya se ha abierto una vez. ¿De verdad crees que Lucifer sería capaz de tomar contramedidas apropiadas por sí mismo, si eso llegara a suceder?”

“Ugh-mgmgmg…”

«Heeey, Ashiyaaa, dile que se retracteeeeeee, vamos, dile algooooooooooooo.»

«Bueno, no es necesario para tomar una decisión hasta que llegue el día.» “Ughmgmgmgmgmgmgmgmgmg…”

Suzuno se alejó del sobrecalentamiento Ashiya y Urushihara, que gozo de todos los privilegios de Ashiya y no se hizo cargo de ni una de sus responsabilidades. Y fue con Maou.

«En tu caso, tu puedes confiar en que Emilia te protegerá.»

«Mm, sí. Además, habrá un montón de gente alrededor, por lo que dependiendo de lo que pase, yo podría conseguir mis poderes de nuevo, también.»

Maou parecía estar escuchando la conversación, incluso mientras cuidaba de Alas Ramus.

“hoh, ¡tiferez!”

Y Alas Ramus continuó a agitando el anuncio de la minivan por todos lados.

«Bueno, preocuparnos por todo en el mundo no nos ayudará hasta que algo suceda en realidad. Así que sólo voy a preocuparme por la situación más realista, que estos días pacíficos van a continuar.»

“Hm, ¿A qué te refieres con eso?”

“¿A qué piensas que me refiero?”

Maou acarició la cabeza de Alas Ramus.

Alas Ramus había estado ocupada con el anuncio de la minivan todo el tiempo, pero una vez que se dio cuenta de la mano de Maou, ella trató con todas sus fuerzas alcanzar la mano de Maou con su cabeza.

«Voy a trabajar duro, eso es todo, Una vez que se nos acabe la comida, entonces todo estará acabado.”

“Uuuugh…dame un respiro.”

Tan pronto como Emi llegó a casa, se desplomó en el suelo junto a la puerta sin siquiera quitarse sus zapatos.

Alas Ramus podría ser una pequeña bebé adorable, pero no estaba relacionada con ella de ningún modo.

“¿Qué debería hacer…?”




Gimiendo, Emi tiró su bolso por algún lado y se quitó las sandalias enganchando las correas en la puerta.

«… ¿¡Por qué estoy siendo tan débil!? Yo sólo voy a pretender ser la madre de Alas Ramus, y definitivamente el Rey Demonio no es mi es-es-esp… »

No podía soportar la idea de terminar la palabra, aunque no había nadie más a su alrededor.

“¡¡Ni en un millón de años!!”

Evadiendo la palabra más importante de su monólogo, aunque no había nadie allí para oírla, Emi terminó su frase, y luego bajó la cabeza. Luego cepillo su pelo, que se aferraba a ella por el sudor, de su cuello y la frente.

«… Tal vez debería pasar por el salón de belleza…»

Mientras Emi murmuró inconscientemente en voz baja, su celular de repente comenzó a sonar con el tema de Raging General21 más alto desde su bolso.

“Uuuh, ¿Buenoooooo? Soy yooooooo, Emeradaaa.”

«¿¡Eh!? ¿¡Emmy!? ¡¡No estoy deseando que llegue para nada!!»

“¿De-De qué estás hablandoooo tan de repeeeente?, Oh, ¿sigues trabajando?”

Emerada Etuva, compañera desde hace mucho tiempo de Emi, preguntó de nuevo por teléfono, perpleja ante la defensa fuera de contexto de Emi.

“Oh, un, no es nada, es-estoy bien, estoy bien”.

“Estaaaas segura, no suenas como si lo estuvieraaaaas”

Aunque Emerada tenía una forma de hablar muy espaciada, ella también era muy aguda y perspicaz. Ella no era el oficial de más alto rango que sirvió directamente debajo del gobernante de la nación más grande en el continente occidental sin razón alguna.

“Te hableee porque estaba preocupaaaada.”

«¡Yo-yo estoy trabajando duro! No he olvidado mi misión como héroe, ¡tampoco!» Emi no podía dejar de intentar justificarse aún más.




“…Okaaaay, me siento aliviada ahoraaaa”.

“¿Huh?”

«Mis ‘fuentes’ me dijeron que la iglesia estaba haciendo movimientos sospechosos otra veeeez, así que quería asegurarse de que tu estuvieras Bieeeeeen.»

«Fuentes» era más como una palabra clave de espía para algo. Y el movimiento sospechoso se podría referir a Suzuno y su equipo.

«Oh, no te preocupes. Una persona  de la  iglesia entró en  contacto conmigo,  pero a diferencia de Orba, esta era una persona razonable y sensata».




Emi le explica la aparición de Suzuno y el ataque de Sariel en pocas palabras.




Emerada desconfiaba de una autoridad de alto rango de la iglesia que aparece cerca de Emi de un momento a otro, pero también parecía pensar que no todos en la iglesia eran sus enemigos y parecía estar satisfecha con el resumen de la aparición de Suzuno y el incidente.

“Voy a ser honesta contigo, ¿No es eso peligroso? Ese ángel sigue por ahí ¿Cierto?”

“Eso es cierto… pero, bueno, incluso en Japón, hay gente muy poderosa, por el momento no deberíamos preocuparnos por Sariel.”

Claro, la poderosa persona a la cual se estaba refiriendo Emi era la gerente del MgRonald de la estación de Hatagaya, Kisaki.

«Sin embargo, nunca nos percatamos de por qué estaban tras la espada sagrada.»

“Hmm, ahora que lo pienso, en realidad nunca hemos pensado en el origen de la espada sagrada tampooooco. La historia de cómo se nos confió a nosotros por los cielos en la antigüedad es justo lo que dice la iglesia también. Investigare sobre eso también.”

“Gracias. Pero tú tienes responsabilidades en tu país también, así que no trabajes en exceso. ¿La restauración va bien?»

«La gente no deja de quejarse de elloooo, así que no me preguntes.»

Antes de que el ejército del Rey Demonio llegara, los cinco continentes de Isla Ente no tenían motivos para estar constantemente en paz unos con otros. Ahora que el continente central, que sirvió como centro de comercio, ya no estaba funcionando, todas las otras naciones se dedicaban a una guerra política con el fin de tomar el lugar de la antigua Isla Centrum.

“¿Pero quién lo hubiera pensado, que la ejecutora de la iglesia llamada ‘Grim Reaper Death Scythe Bell’ sería una pequeña, y linda persona? Sería lindo si ella se uniera a nosotros.” Emerada dijo suavemente, parando la conversación que estaba tomando un giro oscuro.

“Tu sobre todas las personas no deberías decir que alguien es ‘pequeña y linda’.”

«Me pongo muy confundida con el nuevo soldado recluta perdido o un pequeño niño.»   Como Suzuno, Emerada tenía una cara con rasgos como una niña, lo que le causó una buena cantidad de problemas. Su apariencia no refleja la dignidad y el deber que es requerido del Palacio Magico de la gran nación de Saint Aire en el continente occidental.

“¿Así que fue por eso por lo qué llamaste?”

“Ohh, estas en lo correcto,  esa  es  parte de  la  razón,  pero tengoooo algo que prenguuuntarte, ¿Lailah fue a verte?”

“¿Huuh?”

Emi se sorprendió por el repentino cambio de tema en la conversación.

«Hace apenas un ratoooo, ella dijo que iba al mercado justo fuera del castillo, pero ella no ha vuelto desde entooooonces. Ella dijo que no podía moverse librementeee, así que pensé que si ella fuera a ir a alguna parte, probablemente sería a donde estás.”

«Bueno, para empezar, ni siquiera sé cómo es mi madre… ¿Huuh? Espera un minuto,

¿Estás viviendo con mi madre?”

“No es como si estuviéramos viviendo juntas… um, no sé si debería decir esto, peeeero, es totalmente como si ella se estuviera aprovechando de miii.”

“Oh… ya veo.”

Emi no podía pensar en ninguna otra reacción.

“D-de todos modos, aparte de Bell y Sariel, nadie ha venido a este lado… oh.» Cuando Emi estaba a punto de terminar de hablar, levantó su voz de nuevo. «U-um, no sé si esto está relacionado, pero…”

Emi se decidió y le habló de Alas Ramus. Por supuesto, ella dejó de lado la parte donde ella y Maou eran supuestamente su madre y el su padre.

“Una pequeña niñaaa… en forma de manzaaana, ¿no es así? Nunca había escuchado de alguna persona o demonio aaasí, y aparte de Crestia Bell, no he detectado ninguna abertura grandes portales en el contineeeente occidental.»

«Ya veo… yo pensaba lo mismo.»

Isla Ente era un mundo grande, y había un sinnúmero de personas que podrían utilizar portales. Emerada podría ser una figura muy poderosa en su nación, pero ella no podía estar al tanto de todo.

«Lo siento. Pensé que podría estar relacionado, pero no te preocupes por ello. De cualquier manera, voy a tener cuidado. Pero incluso si digo eso, no hay mucho que pueda hacer realmente en mi estado actual.»

“Nooo, esta Bieeen. Ella siempre ha sido independiente, mi tipo de persona, por lo que incluso podría volver hooy. Sólo pensé que debería hacértelo saber. También me ocuparé de ella sin despertar sospechas. Eso es todo.”




“Uh-Espera, Em-…”

Una vez que Emeralda termino de decir eso, ella colgó rápidamente. A lado de Alas Ramus, Emi nunca había conocido a Lailah antes. Pero ella nisiquiera sabia como luce Lailah, no había nada que pudiera hacer, incluso si quisiera.

«… Oh bien. Ya que es mi madre, estoy segura de que no hay nada de qué preocuparse.» Llegando  rápidamente  a  esa  conclusión,  Emi  se  quitó  las  sandalias  y  entró  en  su apartamento. Ella prendió su TV y el A/C, al mismo tiempo, y mientras se sentaba en su silla.

«…Tal vez…  debería pasar por el salón de belleza,  después de todo. No quiero lucir agotada”, murmuró Emi mientras jugaba con su pelo delante.

Por coincidencia, en la Televisión estaban mostrando un comercial de «Tokyo Big Egg Town.» Se trataba de una extraña colaboración entre un espectáculo de efectos especiales de un héroe para los niños pequeños y un anime de una heroína para las niñas.

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios