Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 3

Capítulo 3: El Rey Demonio y El Héroe Escuchan Un Consejo y Van a Un Parque De Diversiones.

Parte 1

 

 

Hataraku Maou-Sama Volumen 3 Capítulo 3 Parte 1 Novela Ligera

 




 

“Emi, ¿Te ha ocurrido algo malo?”

“¿Huh?”

“Has estado con el ceño fruncido tooooodo el tiempo desde la mañana.”

Emi puso su mano en su frente al momento que su compañera, Rika Suzuki, lo señalo.




“¿Te volviste a pelear con Maou-san y sus amigos de nuevo?”

La pregunta tomo a Emi totalmente descuidada mientras se clavaba en su pecho.

“¿¡Por qué pasaría eso!?”

“Porque últimamente cuanto te preocupas por algo, ellos tienen que ver.”

“¡No-no! ¡No es verdad!”

“¿En serio? No te recuerdo preocupándote por algo en particular antes de que empezaras a hablar con Maou-san.”

Impensable.

Como el héroe cuya última misión era erradicar el Rey Demonio, Emi ha mantenido siempre su vigilancia y voluntad de lucha.

“¡Nunca he vivido relajada, una vida sin preocupaciones!” pensó Emi.

“Ahora que lo pienso, siempre que comía contigo, siempre estabas tan feliz que hacías que me olvidara de mis preocupaciones. Y siempre que salíamos juntas, Parecía que en realidad tú lo estabas disfrutando. Sólo has empezado a hacer esa expresión seria últimamente.”

“Ugh…”

Las mentiras que Emi se dijo a sí misma en su corazón se vinieron abajo en un instante. Había, en realidad un momento en que varias cocinas y culturas de Japón le habían llenado con nuevas maravillas y cambiaron sus prioridades. En particular, todo el mundo de la cocina de Isla Ente combinado ni siquiera podía sostener una vela frente a las combinaciones y la calidad de la cocina japonesa.

“Oh, ahora que lo pienso, tu dijiste una vez que no pudiste dormir en la noche porque el Aire acondicionado no funcionaba y estaba muy caliente el ambiente.”

“…”

La cabeza de Emi bajo hasta su escritorio.

Ella ha estado en Japón por poco menos de un año. Cuestionándose de cómo solo ha vivido una vida sin preocupaciones, Emi se revolcaba por su odio a ella misma.

“Oh, y también te quejaste de que tenías demasiados turnos y no podrías acordar un horario con el inspector de gas de tu departamento.”

“Rika…Tu ganas. Por favor para de destrozarme.”




“¿Hm? ¿En serio? Oh, una llamada.”




Una  señal  apareció  en  el  cubículo  de  Rika,  manteniéndola  ocupada  por  un  tiempo mientras Emi gemía.

“Así que, ¿Qué es? ¿Por qué están peleando esta vez?”

Rika  termino  su  llamada  telefónica,  levantando  el  micrófono  de  sus  auriculares,  y dejándolos en la pared de su cubículo.

“¿Por qué actúas como si te estuvieras divirtiendo?”

Le respondió Emi con los ojos llenos de resentimiento, pero Rika no era de las que se intimidaban por algo así.

“Escucharte siempre cura mi aburrimiento.”

Hablar tan abiertamente como así era uno de los lados positivos de Rika, pero a la vez también era uno de sus lados negativos.

“Además, no puedo dejar a una amiga luchar con sus problemas sola, ¿cierto?”

“Tu tan honesta respuesta justo antes de eso y tu tono de ahora no ayudan mucho.” Emi hizo una sonrisa forzada.




“En este momento de problemas no es como si lo pudiera pasar por alto.”

“Anda, Anda.”

“Hay una pequeña niña.”

Rika puso su codo en el escritorio y su cara en su mano, asintió con la cabeza, y le preguntó con toda naturalidad.

“¿Una niña tuya y Maou-san?”

«Eso es lo que la niña está diciendo… ¿¡¡eh!!?»

Emi no comprendió la situación en la que Rika había metido, e instintivamente trató de negarlo con todas sus fuerzas, pero al hacer eso ella cavó su propia tumba.

Sin embargo, ni siquiera Rika había estado esperando esa respuesta. Ella dejo caer su cabeza de su mano, y miro a Emi con los ojos completamente abiertos.

“Espera, ¿Qué?, ¿En serio?”

“¡N-no! No es lo que piensas, um, uh, bueno, si es nuestra, pero no es lo que piensas.”

“¿De que estás hablando? Hey, vamos, cálmate.”




Emi suspiro pesadamente, Después de que la persona que la estaba molestando en primer lugar le dijera que se debía relajar.

«… ¿Vas a escucharme en serio?»

«Estaba siendo seria desde el principio.»

Descaradamente  respondió  Rika.  Emi  le  lanzo  una  ligera  mirada,  pero  se  calmó  y empezó a hablar.

«… Hay una niña pequeña en casa de Maou. Él… esta cuidado a la niña por otra persona.»

“¿Algún pariente de Maou-san?”

“No se los detalles.”

Emi le dio una respuesta vaga después de decidir que no quería involucrar demasiado.

“¿Recuerdas a la chica del Yukata?, conocí a la niña cuando la estaba visitando.”

“Huh, ella realmente tiene un raro apellido… verdad, Kamazuki-san, ¿No es así? Suzuno Kamazuki-san.”

«Sip. Termino hablando con él porque vive al lado. Así que por eso tengo que verlo aunque yo no quiero. Y después…»

Emi también puso su codo en el escritorio y su cara en su mano, y dejó escapar un suspiro.

“Esa niña piensa que soy su madre, y no sé qué hacer.”

“¿Huh?”

Rika balanceo su cabeza hacia adelante con una expresión de sorpresa.

«Una pequeña niña que nunca había visto antes empezó a llamarme ‘mami’.»

«¿Quieres decir que está unida a ti hasta el punto que eres como una madre para ella?»

«No, ella está en un punto en el que me está confundiendo totalmente con su madre.»

Emi negó con la cabeza y miró a Rika, que había estado bromeando pero ahora parecía completamente seria.

«Eso… realmente es un problema. No sólo está unida a ti, si no que completamente re- confunde con su madre…» murmuró Rika, frunciendo el ceño y cruzando los brazos. Ella se echó hacia atrás en su silla.

«Esto podría sonar un poco morboso, ¿pero podría haber perdido a su madre justo después de su nacer?»

“¿Huh?”

Los ojos de Emi se abrieron al haber escuchado algo mucho más grave de lo que esperaba oír.

“No-…”

Emi estaba a punto de responder: «De ninguna manera», pero se contuvo.

Ella tampoco tenía recuerdos de su madre, y hasta hace poco, ni siquiera tenía idea de que su madre aún estaba viva.




Emi recordó que cuando era joven, a menudo confundía a diferentes mujeres en su pueblo con su madre.

Para empezar, no tenían confirmación de que Alas Ramus tuviera una «familia antes». Pero entonces, ¿Podría decirse que cuando Alas Ramus dijo:

«mamá, ¿me estas dejando otra vez?” Se refiriera a que ella se separó de su madre por alguna razón desconocida?

“¿Pensaste en algo?”

“…Hmm, En realidad no lo entiendo, pero…”

“Mm, Bueno, Esto es algo que se tiene que hacer con Maou y sus amigos, ¿no es así? No creo que tengas algo porque preocuparte.”

Posiblemente, porque Emi empezó a concentrarse mucho en sus pensamientos, Rika trató de alivianar el ambiente, hablando con voz alegre.

“Creo que lo estoy sobre-pensando, y además, nosotros, los de afuera no podemos hacer mucho al respecto de todos modos. Si no planeas ver esto hasta el final, entonces no hay necesidad de que te entrometas en sus asuntos.», dijo Rika mientras palmeaba el hombro de Emi. La campana que marca el final del turno sonó, y Emi levantó la cabeza.

«… Pero bueno realmente yo ya dije que pasaría de regreso.»

“¡Hey! ¡Así que si estas involucrada después de todo Emi!” Rika intervino una vez más.

«Fu-Fue por el calor del momento…»

“Si te estás obsesionando con Maou y sus amigos, deberías dejarlo ya” Como siempre, Rika sabía que decir exactamente para golpear a Emi en sus puntos débiles.

«N-no, eso no es lo que está pasando… pero… pero no es sólo eso…»

Incluso con Suzuno al lado, y dejando de lado la verdadera identidad de Alas Ramus, un bebé estando en el castillo Rey Demonio no era algo realmente cómodo para Emi.

Además…

«Yo no estoy actuando por lástima ni nada, pero quería que el tiempo que pasara la niña aquí este tan feliz como sea posible…»

Rika miró a la nerviosa Emi mientras está de pie, se quitó el auricular y sonrió con un poco de desacuerdo mientras se encogía de hombros.

«Eres tan amable, Emi. Incluso a expensas de ti».  Emi contesto, “Porque soy un Héroe”, en su corazón.

«De cualquier manera, no vamos a saber lo que era bueno o malo para los niños hasta que crecen, así que ¿por qué no tratas de hacer lo que crees que es mejor? Suponiendo Maou- san y los demás estén de acuerdo con eso».

Sin embargo Rika hizo una expresión acomplejada como si añadiera un gran «pero» al final de la frase.

«Emi, nunca has hecho nada como cuidar de la mascota de otra persona por un tiempo,¿verdad?»

“¿Qué es a lo que te refieres?”

«Incluso si alimentas uno o dos días crearan lazos. No te apegues demasiado a ella y te deprimas cuando sus verdaderos padres vengan por ella, ¿de acuerdo?»

“… Lo tendré en mente.”

«¡Hm! ¡Muy bien! Entonces vamos a salir de aquí, ¡Tu amada hija te está esperando!»




«¡¡Rika!!»

Emi ahuyentó las bromas de Rika, y también se quitó sus auriculares.

“Sus verdaderos padres, heh…” Pensaba Emi mientras puso sus auriculares en su lugar asignado y se levantó.

“Hey, Hey, Emi si estas tratando de crear recuerdos divertidos, ¿Qué tal esto?” Una vez Emi entró al cuarto de Lockers, Rika, que ya había cambiado, la llamó con su bolso en la mano. Como Emi se acercó a Rika, ella se entregó un pequeño trozo de papel.

«Yo no sabía esto hasta ahora, pero Docodemo está financiando esto, así que hay un descuento de empleado.»

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios