Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 3

Capítulo 1: El Rey Demonio Y El Héroe Sin Quererlo Se Convierten En Padres

Parte 5

 

 

El siguiente cambio que ocurrió en ese momento.

En el instante en que Emi guardó la espada, las manos que estaban agitando arriba y abajo de repente cayeron inertes, como si hubieran perdido toda fuerza.




Al ver algo como una marioneta al que repentinamente le cortaron sus  cuerdas, Emi  se encogió y dejó escapar un grito corto.

«¡Ew! ¿¡Qu-qué fue eso de ahora!?»

El cambio fue algo similar a una manzana pelándose. La piel amarilla se deshizo como un cinturón.

Parecía que la piel exterior era una cáscara endurecida para proteger todo lo que había dentro, y por debajo de ella era un espacio vacío.

Todos, excepto Chiho, observaban a la manzana protectora entonces…

«… ¡Apshoo!»

Hataraku Maou-Sama Volumen 3 Capítulo 1 Parte 5 Novela Ligera

 

… Se convirtió en una niña, y dejó escapar un estornudo inocente que resonó en Villa Rosa Sasazuka.

«…»

«…»

«…»

«…»

«…»

Todo el mundo se quedó sin palabras mientras miraban el peculiar giro inesperado de acontecimientos.

Ni siquiera podían mirarse el uno al otro, ya que sus ojos estaban pegados al bebé que había salido de una manzana.

«… ¡Apshoo!»

Como respondiendo al segunda estornudo, la cascara empezó a flotar en el aire de nuevo y poco a poco comenzó a cambiar su forma, llegando a ser un vestido de una sola pieza de color amarillo, ya que ese había sido su color original.

«¿Eh?»

En el breve instante en el que se formó el vestido, una marca apareció en la frente de la niña, pero sólo Maou la notó. Era una marca de color púrpura, con forma de luna creciente.

«Ooh».

Sin embargo, desapareció en un instante.

Durante un rato, la niña le dio unas palmaditas en la frente, donde la marca había estado. Entonces ella miró una de sus manos, que había detenido la espada sagrada asesina, miró a su alrededor, frunció el ceño ligeramente, y se frotó los ojos con cansancio.

Después espaciando brevemente, se puso de lado en el suelo.

«… Spuuu…»

Y se quedó dormida.

El gobernante del mundo de los demonios, el rey demonio. El héroe que tenía la sangre de un ángel corriendo por sus venas. El gran demonio general. Un miembro del clero de la Iglesia del Divino Credo. Y un ángel caído.

Ninguna de estas personas nacidas en un increíble mundo alternativo podría reaccionar a lo que acababa de ocurrir justo en frente de ellos.

«¡¡He-eh!!»

Sorprendentemente, el primero en regresar a sus sentidos vuelta fue Maou.

«Que-que-que-que es eso…»

Sin  embargo,  no  había  salido  por  completo  de  su  confusión,  y  no  podía  hablar coherentemente.

«¿¡Cómo-cómo debería saberlo!?»

Lo mismo podría decirse de Emi.

«¡Ma-Maou!»

La voz alarmada vino de Urushihara, que tenía el punto de vista más elevado.

Suzuno y Ashiya se sacudieron y miraron a Urushihara como si su voz hubiera sido un trueno.

Urushihara estaba mirando por la carretera que corría hacia la estación Sasazuka.

«¡No es bueno! ¡Hay gente que viene!»

Esa declaración inmediatamente los puso todo de vuelta a la realidad.

En otras palabras, independientemente de quién fuera la niña de manzana o si la luz de la puerta había sido vista, no podían permitirse el lujo de atraer más atención.

«¡He-oye, Emi!»

«¿¡Q-qué!?»

«¿Es-está niña? ¿Es siquiera una niña? ¡De todos modos, llévala al piso de arriba!»

«¿¡Q-qué yo!?»

«¡E-ella es una niña, así que una chica como tú debería llevarla! ¡Nunca he cargado un bebé humano antes!»

«¡Nunca lo he hecho bien! Bueno, he cogido un bebé antes, pero nunca he tenido un bebé durmiendo como este.»

«¡Uf! ¡Los dos son patéticos! ¡Rey Demonio! ¡Héroe!» La que tomó acción fue Suzuno.

Haciendo caso omiso del resto del grupo sorprendido, que estaban viendo a la niña de la manzana durmiendo pacíficamente como si fuera un objeto paranormal, Suzuno la levantó suavemente sin despertarla, como si lo hubiera hecho en innumerables ocasiones.

«Oh, impresionante.»

«¡En el clero aprendemos cómo manejar los bebés para las ceremonias de bautismo!

¡Alciel! ¡Voy a llevarla a su Castillo del Rey Demonio! ¡Saca el futón! ¡El futón!»

«¡No-no me des órdenes, Crestia! -O owowow…»

Incluso mientras discutía le devolvió la mirada, Ashiya subió su cuerpo dolorido y se dirigió directamente hacia las escaleras.

Suzuno lo siguió, se quitó las sandalias tradicionales, y subió las escaleras con mucho polvo en sus blancos calcetines tradicionales.

«¡Hey, Emi! ¡Tú también vienes! Suzuno, ¿¡por qué te quitaste tu calzado!? ¡Llévelos contigo!»

«¡Es para que no se resbale! ¡Espera, Bell! ¡Aquí! ¡La bolsa de papel!»

Emi recogió las pertenencias de Suzuno que se habían caído cuando la puerta se abrió, y siguió a los otros arriba, apenas pasando a través de la puerta.

«¿Espera, Chii-chan? ¿Dónde está Chii-chan? No he visto… ¿eh?»




Maou finalmente se dio cuenta de que Chiho no estaba en medio del evento sobrenatural.

La sensación ominosa de que Chiho podría haber sido afectada por el torrente de luz de la puerta porque no tenía resistencia contra los poderes demoníacos o santos corría por la cabeza de Maou.

Sin  embargo,  al  mirar  más  de  cerca,  con  las  mejillas  sonrosadas  y  una  sonrisa  de felicidad flotaban en su cara, con una expresión como si estuviera viendo un buen sueño.

«¿He-heey, Chii-chan?»

«… stuvo…»

«¿Eh?»

No podía entender que decía, así que se acercó.

«… Sostuvo, Maou-san me sostuvo. Ehehe, sostuvo…»

Ella susurró con una sonrisa de felicidad en su rostro y tapó su boca con la mano.

«… Uuuuuh…»

Maou dejó escapar un pequeño gemido mientras fruncía el ceño un poco, y luego,

«¡Hoi!»

«¡Kyah!»

Dejó escapar un grito corto y golpeó sus manos justo en frente de la cara de Chiho. El sonido trajo a Chiho de nuevo a sus sentidos, y miró rápidamente a su alrededor. «¿Hay alguien en casa? ¡Chii-chan! »




«¡Hyah! ¡Ma-Maou-san! ¡Uh-yo-yo-yo!»

«¡Está bien, lo siento, pero ahora no es el momento! ¡Tenemos que volver al Castillo del Rey Demonio!»

«¿Eh? ¡Que-que-que! ¡Ma-Maou-san, mano, mi mano!»

Al no dar a Chiho tiempo suficiente para recuperarse completamente de su confusión, Maou tiró de ella de la mano.

Cuando todo estaba dicho y hecho, y estaban todos de vuelta dentro del Catillo del Rey Demonio, todo el mundo estaba acabado por completo por una razón u otra.

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios