Kumo Desu Ga Nani Ka?

Volumen 9

Capítulo 4: Llegada al Paraíso

Parte 2

 

 

Pero además de esas horribles lecciones diarias de etiqueta que me dejan dolorida hasta los huesos, hay otras dos cosas que me han estado volviendo loca.

Una es que no estoy llegando a ningún lado con mis esfuerzos de restaurar mi poder.




La otra… Bueno, supongo que es una persona, no una cosa.

“Ey.”

“Vete.”

Es nuestro viejo amigo Rufián, quien recibe una fría recepción de Vampy siempre que llega.

Sí, así es.




Por alguna razón, este estúpido pirómano que pensé que jamás volvería a ver ha estado apareciendo por aquí en todo maldito momento.
Eh, ¿Sr. Mayordomo Principal?

¿No dijiste que no permitirías que este tipo se me acercara de nuevo?

Pero enfadarme con el mayordomo principal sería estar perdiendo el tiempo.

Este maldito rufián es más astuto de lo que parece, porque se ha esforzado en aparecer sólo cuando el mayordomo principal no está cerca.

Como el mayordomo principal sirve al dueño de la casa, Balto, tiene que ir al castillo del Señor Demonio de vez en cuando.

Entre ser el asistente de Balto y dirigir este lugar, el mayordomo principal está extremadamente ocupado.

El Rufián se aprovecha de esto para volver al ataque cuando estamos desprotegidos.

El resto del personal no parece poder detenerlo, ya que es el hermano pequeño del dueño de la casa y todo eso, así que las doncellas acaban trayéndole con miradas de disculpa en sus rostros.

Ves, ¡esa es exactamente la razón por la que no puedes dar ninguna autoridad a los niños problemáticos!

“Supéralo. Los mocosos se deben meter en sus propios malditos asuntos.”

“Entonces tal vez tú también deberías ocuparte de tus asuntos. Ya que tienes claramente la mente de una mocosa.”

Kumo Desu ga Nani ka Volumen 9 Capítulo 4 Parte 2 Novela Ligera

 




Una fría brisa sopla por la habitación de la nada.

Y no me refiero a metafóricamente. Realmente hay mucho viento soplando en la habitación.

El poder mágico que se filtra de Vampy y el Rufián, que tienen atributos de Hielo y Fuego respectivamente, chocan entre sí por la drástica diferencia de temperatura.

Como hace tanto frío, eso significa que el poder de Vampy probablemente esté superando al del Rufián. Guay.

Por cierto, aquí hace un frío que pela, ¿podrías cortar el rollo?

¿Por qué mi querida hora del té se ha convertido en un campo de batalla?

No lo entiendo. Simplemente no lo entiendo…

Bueno, si no entiendes algo, más vale que lo dejes estar, ¿verdad?

Con eso en mente, sorbo mi té, que se ha enfriado un poco gracias al aire congelado.

Riel y Fiel se están metiendo un atracón de pastelillos de té, ignorando por completo al Rufián.

Se supone que estas chicas son mis guardaespaldas, pero el Rufián irrumpe con tanta frecuencia que ya ni le prestan atención.

Muchas gracias, chicas.

Y tú, Rufián. ¿Cómo se siente uno cuando una niñita como Vampy te fulmina con la mirada?

Ella realmente parece odiarle a muerte.

Pero desde una perspectiva neutral, la visión de este tipo duro y esta niña desafiándose con la mirada el uno al otro es bastante surrealista.

Oh-oh. ¿Ahora se están maldiciendo el uno al otro?

Dejaré el contenido de sus insultos a tu imaginación.

Aunque, francamente, es solo porque están siendo tan inmaduros por lo que no vale la pena contarte los detalles.

Supongo que dicen que las disputas solo se producen entre personas del mismo nivel…

“Sael.” Al calentarse, Vampy suelta el nombre de Sael.

Sael, que había estado sentada completamente parada con su taza en la mano, se levanta inmediatamente.

Vale, ¡stop! ¡Se acabó el tiempo!

Ordeno a Sael que vuelva a sentarse con un gesto de la mano.

Obedientemente, vuelve a sentarse.

Uf.

Escucha, Vampy. No me importa lo alterada que estés; no puedes utilizar a Sael para esto.

Ella no entiende las bromas, ¿vale?

Si le dices que ataque, lo matará en el acto.

Independientemente de las órdenes locas que le puedas dar en el calor del momento, Sael actuará en consecuencia sin importarle nada.

Esta es una advertencia de “Manipular con precaución”, ¿vale? ¡Tienes que ser súper cuidadoso cuando le das órdenes a Sael!

… Y no, no estoy pensando en secreto que no estaría tan mal que ella matara al Rufián, ya que él es súper molesto.

No hay ninguna parte de mí que piense que debería culpar a Vampy por completo si sucediera algo así.

Nop. Ni siquiera un poquito.

“En serio, ¡¿para qué se supone que has venido?! ¡Vete ya!”

“¡Cállate, maldita sea! No estoy aquí para hablar contigo, eso seguro! ¡Además, esta es mi maldita casa!”

Ahhh, qué paz.

Al apartar la vista de Vampy y el Rufián, le doy un bocado a un pastel.

“Y, ¡tú! ¡Deja de ignorarme, maldita sea!”

¡Eh! ¡¿Ahora se dirige a mí?!

No quiero lidiar con eso, así que simplemente miraré a la nada y fingiré que no lo escucho.




“¡Pffff! Ella ni siquiera te quiere mirar a la cara, ¿no lo ves? Qué triste.”

“¡Urgh!”

Vampy sonríe triunfalmente, lo cual hace que el Rufián se enfurezca todavía más.

¿Por qué Vampy se siente triunfante por esto?

Más importante aún, ¿no puede el Rufián simplemente irse ya?

En serio, es como un dolor de muelas.

“¡Solo vine hoy para dejar esta basura! ¡Nos vemos!”

El Rufián prácticamente golpea con un tipo de botella sobre la mesa, luego se aleja pisando con fuerza.

Supongo que finalmente captó el hecho de que no lo quiero aquí.

Si lo sabe, desearía que dejara de meterse con Vampy cada vez que viene.

O más importante, simplemente que no viniera aquí.

A diferencia de mi irritación privada, Vampy lo mira irse y resopla fuertemente.

Honestamente, también desearía que dejaras de buscar pelea con él.

Hace frío, literalmente.

“¿Qué es eso de todos modos? ¿Hmm? ¿Licor?”

La atención de Vampy cambia rápidamente de Hooligan a la botella que dejó sobre la mesa. Lo levanta y lo mira con sospecha.

“No parece estar envenenado. Solo es licor normal.”

Debe haberlo investigado con Apreciación.

Pero ¿por qué licor?

Venga, Rufián, amigo. ¿Qué tipo de regalo es este para una dama?

Oh, ¿tal vez sea porque mi amigo el Señor Demonio esté empinando codo todo el tiempo en el castillo del Señor Demonio?

Bueno, no sé si eso es cierto. Pero ¿por qué otro motivo elegiría licor como regalo?

No lo haría… ¿verdad?

Un alcohólico puede que sea feliz con un regalo como este, pero soy una chica sana y saludable.

Estoy sana, ¿vale? Solo tengo una constitución un poco débil.

Bueno, supongo que esto probablemente solo signifique que el Rufián se está quedando sin ideas.

Al principio, trajo ramos de flores.

Aunque Vampy las congelaba con su hielo y las aplastaba en el suelo al instante.

Trajo un montón de diferentes regalos después de eso, pero parece que toda su investigación le llevó a concluir que la comida y la bebida eran nuestros favoritos.

Quiero decir, no se equivoca.

Aunque sigo pensando que el licor es un movimiento extraño.

“… Quizás solo un poco.”

Por alguna razón, Vampy quita la tapa de la botella y huele su contenido.

“¡Uuf!”

Eso solo es suficiente como para hacerla tambalearse.

Ah, es verdad. Vampy no puede soportar el licor.

Durante nuestros viajes, el Señor Demonio compró alcohol en barriles, y lo bebía con regularidad.

A veces nos uníamos a ella, pero Vampy no tenía permitido beber, ya que es un bebé y todo eso.

Aunque seguía robando algunos sorbitos en ocasiones cuando el Señor Demonio estaba distraído.

Pero siempre que conseguía beber, se desmayaba inmediatamente.

Supongo que ser extremadamente débil al alcohol debe estar en sus genes.

Según Mera, la madre de Vampy también se quedaba dormida cada vez que tomaba la más mínima cantidad de alcohol, así que debe haberle transmitido eso a su hija.

A juzgar por la reacción actual de Vampy, ni siquiera puede olerlo sin que le pase nada.

Vaya debilucha.

Evidentemente, al darse cuenta de que no podía bebérselo, Vampy pone cara de insatisfacción mientras lo vuelve a dejar en la mesa.

…Hmmmmmm.

Ahora que lo pienso, creo que yo no he bebido alcohol desde mi deificación,

Cuando era una aracne, solía beber con el Señor Demonio de vez en cuando, pero después de que toda esa de mi deificación sucediera, ella me prohibió beber debido a mi débil estado.

Creo que dijo algo así como, “Ya claro, no, no creo que Blanca deba beber nunca más.”

Y sí, supongo que no se equivocaba.

La única razón por la que podía lidiar tan bien con el licor siendo aracne era por todas las estadísticas y las habilidades de resistencia y eso.

Sin todo eso, mi cuerpo está súper débil y desprotegido.

Así que tiene sentido que no debería beber en un estado como este.




Para ser honesta, ¡estoy segura de que si bebo ahora me encontraré terriblemente mal!

¡Pero espera!




¡¿No significa eso que debería estar a la altura del desafío?!

Si vivo mi vida con miedo para siempre, ¡¿cómo voy a seguir adelante?!

¡Ahora es el momento de dar el primer paso!

En otras palabras, lo que estoy diciendo es que quiero beber alcohol otra vez.

Está en la naturaleza humana es querer probar algo cuando se te dice que no puedes. Aunque sea una araña, no un humano.

Mis recuerdos sobre la bebida son un poco imprecisos por alguna razón, pero recuerdo estar muy feliz cuando lo hacía.

Y como el Señor Demonio no está por aquí para vigilarme, es la oportunidad perfecta para recuperar esa felicidad enterrada en lo más profundo de mis recuerdos del pasado, ¿verdad?

Así que vamos a ello—¡intentémoslo!

Como he acabado mi taza de té, pongo un poco de licor en su lugar.

“¿Vas a bebértelo? Tómatelo con calma, ¿de acuerdo?”

Vampy me mira con reproche.

¡Esos ojitos de cachorrito no me pararán, pequeña!

Afortunadamente, parece que Riel y Fiel tampoco van a intentarlo.

De hecho, están sosteniendo sus tazas como si estuvieran esperando por su turno.

Muy bien entonces. Vosotras seréis cómplices.

Sííííí…. Venid al lado oscuro. Je-je-je.

Vierto un poco de licor en las copas de Riel y Fiel.

A Sael también, aunque no sé si realmente se lo va a beber.

El líquido de nuestras copas parece vino tinto.

El aroma es sin duda bastante fuerte.

Oh sí. Casi podrías emborracharte solo con el olor.

Si vas a darle alcohol a una mujer, ¿no deberías al menos elegir algo más bebible?

Este estúpido Rufián no lo pilla.

Bueno, da igual. ¡Hasta el fondo!

Brindamos nuestras copas, y luego nos lo bebemos.

¡Uf! ¡Esto es fuerte!

El sabor y el contenido de alcohol son increíblemente intensos!

Soy solo yo, ¿o estas cosas están destinadas a gente más refinada y entendida?

Mi garganta se siente un poco rara, y mi cabeza da vueltas, y… ¿Eh?

¿Hmmmm? ¿Por qué Vampy se mueve de un lado al otro como un metrónomo?

¿Eh?

Vale ESTO es raro.

¿Cuándo ha aprendido Vampy a hacer que el mundo entero se tambaleara así?

Ni siquiera sabía que existiera una habilidad así.

¡Para causar un desastre natural como este, debe ser una especie de magia de tierra súper avanzada o algo!

“¡Paaaaaraaaa! ¡Deja de menearlo! ¡Vas a romper el mundo!”

“¿Eh? ¿De qué estás hablando?”

“¡Waaaaaah! ¡Páraaloooooo!”

“¡¿Qué quieres decir?! ¿O-oye, estás bien?”

¡Obviamente no! ¡Por eso te estoy diciendo que pares!

¡Supongo que no tengo más opción que pararte yo misma!

¡Hiyah!

“¡¿…?! ¡No sé qué está pasando, pero esto parece peligroso! ¡Sael!”

Por alguna razón, Sale viene volando hacia mí.

Debo admitirlo, es impresionante que se pueda mover tan libremente en este lugar tan inestable.

¡Pero no! ¡No dejaré que un enfrentamiento como ese me detenga!

¡Repulsión, actívate!

“¡¿Eh?!”

El poder de mi Ojo Maligno repelente lanza volando a Sael cuando trata de saltar hacia mí.

Al mismo tiempo, estiro mis manos hacia Riel y Fiel, que han estado tratando de acercarse sigilosamente hacia mí por ambos lados.

¡Comeos, mi Cañón de Olas Negras!

Olas de oscuridad salen de mis manos, golpeando a Riel y Fiel contra las paredes.

¡Mua-ja-ja!

¡Estáis a años luz de derrotarme!

Ahora que las tres arañas marioneta están incapacitadas, las ato con hilo y las cuelgo bocabajo del techo.

Mientras estoy en ello, vamos a subir a Vampy también, ¡ya que esto es culpa suya desde el principio!

“¡¿Pero qué—?!”

Vampy cuelga bocabajo en el aire, con su falda dada la vuelta.

Está tratando de mantenerla en su lugar, pero puedo ver totalmente sus adorables braguitas.

“¡Bájame! ¡Bájame!”

¡Mua-ja-ja!

Kumo Desu ga Nani ka Volumen 9 Capítulo 4 Parte 2 Novela Ligera

 

Ni te molestes en tratar de congelar mi hilo con tu magia.

Mi Ojo Maligno Antimagia arruinará tus poderes antes de que puedas hacer un simple hechizo.

Pero ¿por qué el mundo no ha dejado de tambalearse todavía?

¡No me puedo creer que ella usara tan normal un hechizo tan poderoso que no para ni siquiera cuando el que lo invoca está incapacitado!

“¡Quédate ahí un rato y piensa en lo que has hecho!” le grito.

“¡¿Qué quieres decir?! ¡¿Por qué me haces esto?!

Los gritos de desesperación de Vampy son música para mis oídos.

Algo en su expresión llorosa pone una sonrisa en mi cara.

Quiero hacerla llorar un poco más.

Así que tejo algo de hilo en forma de una pequeña pluma.

“¿Eh? ¡Espera! ¡¿Qué estás haciendo con eso?! ¡Para! ¡Noooo!”

Yyyyy sube hacia la nariz.

“¡Eeeh! ¡A-a-achíí! ¡Achíí! Buaah…”

Vale, ahora es el momento de hacer cosquillas.

Cuchi cuchi cú.

“¡Aaayyyyyy! ¡Noooo!”

¡Ja-ja-ja-ja-jaaaa!

***

 

 

… Uuf.

Auch. Uuurgh…

Uuh, vaya, cómo me duele la cabeza.

Agua.

Hago un hilo para acercar la jarra de agua a mi mano.

Ah, no tengo taza.

Oh bueno.

Vierto algo de agua de la jarra, luego manipulo el aire para llevarla a mi boca.

Ufff. Muuuucho mejor.

… ¿Eh?

¿Hmm? ¿Hmm? ¡¿HMMMM?!

¡¿Disculpa?! ¡¿Qué acabo de hacer?!

¿Tiré de la jarra con el hilo y moví el agua por el aire?

Intento hacerlo otra vez pero me doy cuenta de que no queda más agua en la jarra.

Pero eso no es importante ahora mismo.

Doy la vuelta a mi mano.

Miro fijamente a la palma, y puedo ver lo que he tratado ver todo este tiempo pero que no pude hasta ahora: el movimiento de la energía.

Lo manipulo y formo una runa.

Como de las que solía usar para hacer mis habilidades mágicas.

Una vez que está completamente formada, la runa invoca una bola de oscuridad, justo como me la imaginé.

Una masa flotante de energía, del tamaño aproximado de una pelota de tenis.

Cierro mi mano y cruzo los dedos.

Una pequeña explosión ocurre dentro de mi puño.

Pero cuando abro mi mano otra vez, no hay ni una pequeña cicatriz.

Porque mejoré mi poder defensivo y me protegí de ello.

“He vuelto.”

Sin pensarlo, murmuro en voz alta.

Finalmente he vuelto.

No sé qué lo causó exactamente, ¡pero al fin puedo usar mis poderes de nuevo!

No creo que pueda hacer cosas tan libremente como cuando estaba en la cima de mi poder, pero sigue siendo mucho mejor que no ser capaz de hacer nada en absoluto.

¡Aaaaaah! ¡Lo conseguí!

¡He vuelto! ¡He vueeeltoooo!

Puedo sentirla. ¡Puedo sentir la energía fluyendo en mi interior!

Y puedo verla. Puedo usar mis Ojos Malignos otra vez, ¿Y puedo ver lo que no podía… ver… antes?

Mientras estoy mirando para todos lados, me doy cuenta de que hay cuerpos inconscientes a mi alrededor.

Vampy está colgando bocabajo con una expresión muy poco femenina, y Sael, Riel y Fiel están colgando del techo también.

¿Eh? ¿Qué diablos estáis haciendo ahí arriba?

4.9 85 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
57 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios